fbpx

La indemnización agravada por gravidez, requiere el aviso previo a considerarse despedida

discriminacion-laboralPartes: Mongou Leticia Ivana c/ Fundación Educativa Arte Terapéutica Especial s/ despido

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo

Sala/Juzgado: VIII

Fecha: 5-jul-2016

Cita: MJ-JU-M-100242-AR | MJJ100242

Sumario:

1.-No corresponde admitir el resarcimiento indemnizatorio previsto en el art. 182 LCT. pues si bien la accionante relató haber notificado fehacientemente su embarazo, el relato recursivo es contradictorio con el de la demanda y con la propia documentación adjunta, a poco que se observe que la ruptura indirecta del vínculo tuvo como causa la deficiente registración de datos sobre categoría, remuneración y plus de convenio, lo que despeja dudas acerca del hipotético despido posterior con causa en su estado de gravidez.

2.-Sin perjuicio de que la protección específica de la mujer embarazada tiene por objeto contrarrestar los daños que pudiere ocasionar el despido, ello no implica presumir que el embarazo hubiera entrado en la esfera de conocimiento de la empleadora o que su actitud pueda calificarse como persecutoria con su mera invocación en el proceso.

3.-No corresponde considerar que la actora haya sido pasible de una actitud discriminatoria con fundamento en su embarazo pues no encuentra asidero fáctico ni jurídico ya que en el intercambio telegráfico inicial denuncia una patología de stress, pero el tema relativo al embarazo lo manifiesta recién después de considerarse despedida.

4.-No corresponde admitir el reclamo por la incorrecta categoría toda vez que la parte actora no acreditó haber presentado el título habilitante que la demandada le requirió; máxime siendo que la propia actora reconoce la responsabilidad que le cabría al establecimiento demandado por integrar en su plantel educativo a un docente sin título que lo acreditase.

5.-Se debe confirmar el rechazo del reclamo por la incorrecta categorización, pues el hipotético desacierto de la demandada para su contratación no puede valer como indemnidad para obtener el beneficio pretendido.

6.-Procede el reclamo de horas suplementarias toda vez que fue específicamente denunciado que debía permanecer en el establecimiento una hora más por día hasta que todos los niños fueran retirados por sus padres; máxime ante la rebeldía decretada respecto de la accionada.

7.-Se debe eximir a la demandada de la condena al pago de la indemnización incorporada por el art. 45 de la Ley 25.345, último párr., al art. 80 de la LCT. pues el requerimiento formulado al principal a los fines de obtener las constancias respectivas no se practicó con ajuste al art. 3° del dec. 146/2001, que reglamenta el art. 45 de la ley ya citada.

Fallo:

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 05 días del mes de julio de 2016, se reúnen en acuerdo los jueces de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y, de acuerdo con el resultado del sorteo realizado, proceden a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR VICTOR A. PESINO DIJO:

I.- La sentencia de primera instancia que hizo lugar parcialmente a la demanda viene apelada por ambas partes a tenor de los memoriales de fs. 21/22 vta. (actora) y fs. 29/33 (demandada), declarado este último formalmente admisible a través de la sentencia obrante a fs.34/vta. en el expediente que corre agregado por cuerda causa nª 36093/2015/1/RH1 . Para así decidir la a quo, en el marco de la situación en que se encontraba la demandada (fs.13) tuvo por ciertos los hechos denunciados en el escrito de inicio (fs.5/10) y por reconocida la prueba documental acompañada a fs. 14. En ese contexto, tuvo por cierta la fecha de ingreso, remuneración, modalidad de pago, tareas y jornadas denunciadas en inicio. Cabe señalar asimismo que llega firme el intercambio telegráfico iniciado a partir del 2.12.2014 por la señora Mongou en procura del abono de diferencias salariales, 15% de adicional por título , bajo apercibimiento de considerarse despedida, misiva que fue respondida en fecha 10.12.2014 negando los reclamos y relatando las circunstancias particulares para la atribución del adicional por título. Finalmente la denuncia del contrato de trabajo por parte de la accionante, fue el 9 de enero de 2015 luego del profuso intercambio habido entre las partes (fs.14)

II.- Por razones de orden metodológico trataré en primer lugar el recurso de la actora el que anticipo no obtendrá favorable recepción.Llega firme a esta instancia que la señora Mongou, se desempeñó en el establecimiento demandado enseñando a los niños que concurrían a la institución a dibujar y pintar de lunes a viernes de 8.30 a 16 horas siendo categorizada como administrativa de 2ª categoría en el C.C.T. 462/06.

III.- La queja liminar respecto a la categorización no resulta a mi juicio admisible. Surge del recibo acompañado (sobre fs. 14) que su cargo era 2da. Categoría Tareas Administrativas – que establece el Artículo 45 del C.C.T. 462/06 – en el título XXIII «Profesionales, profesores, instructores y auxiliares. Profesionales, profesores e instructores de educación física y extensión cultural – médicos – odontólogos – kinesiólogos – bañeros y personal auxiliar médico – y agrupa a este personal de la siguiente manera: En la categoría 2da. de supervisión: los profesionales con título y matrícula habilitante. (Por ejemplo: médicos, odontólogos, farmacéuticos, etcétera). -En la categoría 1ra. de administrativos: profesores. –

En la categoría 2da. de administrativos: instructores, bañeros, auxiliar médico, practicantes. Las tareas que relata en demanda no se ajustan a las que pretende se la encuadre, es decir de Supervisión, pues no precisa más que el horario de su jornada y las funciones a las que ya se hizo referencia realizaba, que no se condicen con las que se describen en el artículo 25 del C.C.T.462/06 (Art. 25 – Cuando un trabajador, en el desempeño de la tareas habituales que integran su puesto de trabajo, deba utilizar un idioma extranjero o se le requiera un título técnico y/o profesional expedido por instituto de enseñanza terciaria o superior no universitaria, habilitado por autoridad competente, la remuneración total que se le fije por el empleador deberá tomar en cuenta tales especialidades y no ser inferior en un quince por ciento (15%) por sobre el básico de la 2da.categoría de «administrativos».). Cabe señalar que tampoco hace alusión a su presentación del título habilitante que la demandada le requirió, tal como surge del intercambio telegráfico que se tuvo por reconocido (fs. 14 telegrama 10.12.2014, 18.12.2014 y 05.01.2015), ya que a fs. 6 la misma parte reconoce la responsabilidad que le cabría al establecimiento demandado por integrar en su plantel educativo a un docente sin título que lo acreditase. El hipotético desacierto para su contratación no puede valer como indemnidad para obtener el beneficio pretendido, lo que conduce a confirmar lo decidido en grado al respecto.

IV.- Cuestiona la quejosa la desestimación del resarcimiento indemnizatorio previsto en el artículo 182 L.C.T. a mi juicio sin razón, pues su planteo recursivo no rebate certeramente los argumentos que dieron sustento a la decisión de grado. Digo ello pues a fs. 8 de la demanda, la accionante relató haber notificado fehacientemente su embarazo que, según las piezas obrantes a fs. 14, ocurrió con fecha 26 de enero de 2015 mediante CD 63617455. Cuanto menos el relato del memorial recursivo es contradictorio con el de la demanda y con la propia documentación adjunta. Como ya lo citara precedentemente, la ruptura del vínculo acaeció el 9 de enero y tuvo como causa la deficiente registración de datos sobre categoría, remuneración y plus de convenio. Ello sella la cuestión de su hipotético despido posterior con causa en su estado de gravidez. Su pretensión de que se considere haya sido pasible de una actitud discriminatoria no encuentra asidero fáctico ni jurídico pues como lo señalara, en el intercambio telegráfico inicial, denuncia una patología de stress, y el embarazo lo hace recién después de considerarse despedida. En este marco reclama la indemnización especial del artículo 182 L.C.T.Su pretensión se liga indefectiblemente a la vinculación del artículo 178 que establece la presunción de despido por embarazo o maternidad si el mismo se dispone en el plazo allí prescripto. Señalo ello porque aún sin soslayar la protección que el ordenamiento jurídico otorga a la mujer embarazada, no menos cierto es que para la operatividad es requisito la efectivización de la notificación requerida. En este sentido es de resaltar que el escrito de demanda (fs.5/10) no contiene ningún relato al respecto (artículo 65 L.O). Si bien la contumacia procesal de la demandada conduce a tener por cierto los hechos allí relatados, la notificación que dice haber practicado se respalda con los telegramas adjuntados y analizados precedentemente, que conducen a concluir que la notificación fue realizada con posterioridad al distracto laboral. Tampoco soslayo que la protección específica de la mujer embarazada tiene por objeto contrarrestar los daños que pudiere ocasionar el despido. Ello no implica concluir que el embarazo haya entrado en la esfera de conocimiento de la empleadora o que su actitud pueda calificarse como persecutoria con su mera invocación en el proceso. De tal forma propondré la confirmación de lo decidido al respecto. V.- Atento a lo expuesto precedentemente resulta improcedente la queja sobre omisión de pago de la liquidación final.

VI.- A fs.29/33 se agravia la demandada por la condena al pago de horas extraordinarias y la multa del artículo 80 L.C.T.

VII.- La queja por trabajo en jornada suplementaria esbozada en el memorial en análisis, será desestimada. No coincido con el argumento del apelante, ya que la parte actora en su escrito de inicio (fs. 5/vta) especificó claramente su jornada diaria hasta las 16 hs y su extensión hasta las 17 hs, con motivo en esperar que los padres retiraran a sus niños de la escuela, y a fs. 8 detalló el monto de las horas extras reclamadas.No veo motivo para no tener como cierto que la actora trabajaba las extensas jornadas denunciadas, pues se trata de un hecho como cualquier otro que, en virtud de la rebeldía de la accionada, ya no necesita ser demostrado. Propiciaré la confirmación de lo decidido al respecto.

VIII.- Es procedente la pretensión del apelante de ser eximido de la condena al pago de la indemnización incorporada por el artículo 45 de la Ley 25345, último párrafo, al artículo 80 de la L.C.T. El requerimiento formulado al principal a los fines de obtener las constancias respectivas no se practicó con ajuste al artículo 3° del decreto 146/2001, que reglamenta el artículo 45 de la ley ya citada, ya que del intercambio telegráfico que se adjunta surge haber sido realizado el 28 de enero de 2015 cuando aún no había transcurrido el plazo establecido en la normativa aludida. En consecuencia propondré se detraigan del monto de condena $ 25.170.

IX.- La liquidación final será determinada en la suma de $ 7.000.- más intereses.

X.- La tasa de interés impuesta en grado (Acta CNAT 2601) se mantendrá a partir de la fecha de su última publicación al 36% anual conforme Acta CNAT 2630 de3l 27.04.2016.

XI.- La distribución de costas y regulación de honorarios obtendrá satisfacción en los términos de lo dispuesto en el artículo 279 del C.P.C.C.N.XII.- Por lo expuesto y argumentos propios de la sentencia apelada, propongo se la confirme en cuanto pronuncia condena y se fije el capital nominal en la suma de $ 7.000.-, que llevará intereses de acuerdo a lo establecido en el considerando X); se deje sin efecto lo resuelto sobre costas y honorarios; se impongan las costas de primera instancia a la demandada en un 10% y en un 90% a la actora (artículo 68 C.P.C.C.N.); se regulen los honorarios de la representación letrada de la parte actora y de la parte demandada en el 12% y 15%, respectivamente sobre el 50% del capital reclamado (artículos 6º, 7º, y 8º Ley 221839, 3ª Decreto Ley 16638/57); se impongan las costas de Alzada por el orden causado; y se regulen los honorarios de los letrados firmantes de los escritos dirigidos a esta Cámara en el 25% de los que les fueron fijados en la instancia anterior (artículos 68, 71 y 279 del C.P.C.C.N.; 6°, 7°, 14, 19 de la Ley 21.839 y artículo 20 de la Ley 21.839; 3° del Decreto-Ley 16638/57).

EL DOCTOR LUIS A. CATARDO DIJO:

Que, por compartir sus fundamentos, adhiere al voto que antecede.

Por ello, el TRIBUNAL RESUELVE:1) Confirmar la sentencia apelada y fijar el capital nominal en la suma de $ 7.000.-, que llevará intereses de acuerdo a lo esta blecido en el considerando X); 2) Dejar sin efecto lo resuelto sobre costas y honorarios; 3) Imponer las costas de primera instancia en un 90 % a la actora y 10% a la demandada; 4) Regular los honorarios de la representación letrada de la parte actora y de la parte demandada en el 12% y 15%, respectivamente del 50% del capital reclamado; 5) Imponer las costas de Alzada por el orden causado;

6) Regular los honorarios de los letrados firmantes de los escritos dirigidos a esta Cámara en el 25% de los que les fueron fijados en la instancia anterior Regístrese, notifíquese, cúmplase con lo dispuesto en el artículo 4º de la Acordada de la C.S.J.N. 15/13 del 21/5/13 y oportunamente, devuélvanse vc

VICTOR A. PESINO

JUEZ DE CAMARA

LUIS A. CATARDO

JUEZ DE CAMARA

Ante mí:

ALICIA E. MESERI

SECRETARIA

A %d blogueros les gusta esto: