fbpx

No obstante que la relación feneció por despido indirecto se hace lugar al monto de condena la indemnización especial del art. 178 L.C.T.

Partes: L. M. A. L. c/ Atento Argentina S.A. s/ despido

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo   Sala/Juzgado: IX

Fecha: 31-may-2012

Cita: MJ-JU-M-73062-AR | MJJ73062 | MJJ73062

Procede la indemnización especial del art. 178 LCT., pues los incumplimientos en los que incurrió la empleadora llevaron a la actora a disolver la relación laboral y, según se infiere de la normativa, la disolución fue consecuencia de su anterior estado de embarazo; concluir en sentido contrario autorizaría a que la empleadora adoptara actitudes que tornaran intolerable la relación laboral para la trabajadora.

Sumario:

1.-Corresponde hacer lugar a la indemnización especial reclamada con fundamento en el art. 178 LCT., no obstante que la relación feneció porque la demandante se colocó en situación de despido indirecto, ya que concluir en sentido contrario como el expuesto en el decisorio de origen, autorizaría a que la empleadora adoptara actitudes que tornaran intolerable la relación laboral para la trabajadora para obtener por vía indirecta, lo que la ley le impide hacer directamente y así liberarse de la responsabilidad indemnizatoria correspondiente.

 

2.-Corresponde confirmar el progreso de las diferencias salariales pues la trabajadora se encontraba erróneamente categorizada toda vez que se encuentra reconocido que entre las tareas que realizaba se encontraban las de vender productos, servicios y equipos, ya que vendía equipos y líneas de teléfonos celulares y luego ventas telefónicas de nuevos equipos celulares, labores que realizó hasta el momento del distracto, tales tareas encuadran en la categoría de Vendedora B y no en la de administrativo A aludida por la demandada.

 

3.-Corresponde confirmar la procedencia del despido indirecto decidido por la trabajadora (art. 242 y 246 de la LCT.) pues se encuentra acreditada la incorrecta categorización de la trabajadora y el consecuente progreso de las diferencias salariales derivadas de dicha circunstancia, sumado a los incumplimientos de la demandada en torno a los rubros salariales variables bono desempeño e incentivos y la falta de depósito de los aportes correspondientes a Seguros La Estrella.

 

4.-Corresponde tener por acreditado que la actora participó en la gestión de ventas de equipos de celulares, productos, servicios y planes, que llamaba para ofrecer productos o recibía llamadas como sector de venta de equipos o por cambio de plan y tenía para efectuar la venta y cerrar la operación mediante el pago de alguna de las alternativas que se ofrecían, pues surge del análisis de las declaraciones testimoniales evaluados en forma íntegra y en sana crítica (conf. arts. 386 y 456 del CPCCN).

 

5.-Corresponde confirmar la indemnización prevista en el último párrafo del art. 80 de la LCT. (texto incorporado mediante el art. 45 de la ley 25345) y la condena a entregar la documentación prevista en dicho artículo ya que resulta determinante en contra de la pretensión recursiva que la demandada no dio cumplimiento con lo requerido en tiempo oportuno ya que sólo acompañó certificados al contestar la demanda y tales certificados son insuficientes debido a que no se ajustan a la realidad del vínculo habido entre las partes.

 

6.-Corresponde confirmar que una parte de los créditos reclamados se encuentra prescripta teniendo en cuenta lo establecido en el art. 256 de la LCT. y la suspensión del plazo de prescripción dispuesta por el art. 3986 del CCiv. (un año), sin que modifique la solución la supuesta inaplicabilidad del Plenario de esta Cámara Martínez , en virtud del cual el reclamo ante el SECLO suspende el curso de la prescripción por el término de seis meses, ya que no se aplicó esa doctrina plenaria sino que se suspendió el curso de la prescripción por un año.

 

7.-Debe prosperar la indemnización prevista en el art. 178 de la LCT. (conf. art. 182 misma ley) pues el despido indirecto se produjo dentro del plazo contemplado en el art. 178 de la LCT., -ya que entre el cese y el alumbramiento transcurrieron menos de cuatro meses y medio-, pues la norma consagra la presunción juris tantum acerca de que el despido obedece a causa de embarazo, si no se prueban otras causas por parte del empleador, situación que no configura en la especie.

 

Ver Fallo Completo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: