Es culpable de homicidio culposo, quien condujo alcoholizado, en exceso de velocidad y con un número de pasajeros mayor al permitido

Partes: G. F. D. s/ homicidio culposo

Tribunal: Cámara de Apelaciones en lo Penal de Rosario   Sala/Juzgado: II

Fecha: 9-abr-2012

Cita: MJ-JU-M-72974-AR | MJJ72974 | MJJ72974

Quien conduce alcoholizado en exceso de la velocidad permitida para esa zona y con un número de pasajeros mayor al permitido, debe responder penalmente por el delito de homicidio que se le reprocha.

Sumario:

1.-Corresponde revocar la sentencia absolutoria del encartado por el delito de homicidio culposo si con su obrar consistente en conducir alcoholizado, a exceso de velocidad y superando el número de pasajeros permitido para llevar en su vehículo, el que es socialmente reprobado, creo un riesgo no permitido y tuvo relación de determinación en el luctuoso resultado.

Fallo:

En la ciudad de Rosario, a los 09 días del mes de Abril de 2012, se reúnen en Acuerdo y en Audiencia Pública los señores Jueces de la Sala Segunda de la Excelentísima Cámara de Apelación en lo Penal, Dres. Juvencio Liberal Mestres, Adolfo Benjamín José Prunotto y Ramón Teodoro Ríos, a fin de dictar sentencia definitiva en la causa que se sigue a F. D. G., argentino, nacido en Casilda (Santa Fe), el 14 de febrero de 1985, hijo de Juan Carlos y Norma Ramos, soltero, instruido, domiciliado en calle San Juan n°1241 de Arequito (Santa Fe), prio. N° 91.779 IG de la UR IV, por la presunta comisión del delito de Homicidio culposo. Causa n° 1901/08 proveniente del Juzgado en lo Penal de instrucción y Correccional de Villa Constitución y expte. N° 1968/11 del registro de la Mesa de Entradas Unica de esta Cámara.-

 

Estudiados los autos se resolvió plantear las siguientes cuestiones:

 

1°) ES JUSTA LA SENTENCIA APELADA?

 

2°) QUE PRONUNCIAMIENTO CORRESPONDE DICTAR?

 

Luego de un intercambio de opiniones acerca de los temas propuestos, efectuado el sorteo de ley, resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: Dres. Prunotto, Mestres, Ríos.

 

A LA PRIMERA CUESTIÓN EL SR. JUEZ DE CÁMARA DR. PRUNOTTO, DIJO: Viene apelada por el Ministerio Público Fiscal, la sentencia por la que se absuelve de culpa y cargo a F. D. G., de la defectuosa imputación atribuida -Homicidio culposo, art. 84 del Código Penal Argentino-, por insuficiencia de pruebas demostrativas de la tipicidad de su conducta (arts. 5 , 402 , 297 y concordantes del CPP)

 

A fjs. 208/209 expresa agravios la Sra. Fiscal de Cámaras, respecto a que el encartado conducía a una excesiva velocidad, alcoholizado y con su auto cargado, por encima de los parámetros exigidos, por tanto fue G.quien creó un riesgo más allá de lo permitido por lo que solicita se revoque el fallo impugnado y se lo condene a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional y siete años de inhabilitación especial, con costas.

 

A su turno, la defensa del encartado, solicita se confirme el decisorio impugnado

 

Asiste razón a la señora Fiscal de Cámaras, en cuanto a la responsabilidad de G. en el luctuoso evento; asimismo también asiste razón en cuanto al tema de la imputación en la indagatoria.

 

Primeramente trataremos este último; no entendemos porque el magistrado violando el principio del iura novit curia, trata en su sentencia una cuestión no planteada por las partes, se aparta del thema decidendum y coloca en desventaja a una de ellas, a la sazón el fiscal, que no puede argumentare sobre algo que no planteó la defensa.

 

Inclusive profundizando la cuestión la defensa, no sólo no lo alegó en primera instancia, sino que tampoco lo hizo en segunda instancia; lo que claramente demuestra que no vio afectado el derecho de defensa, ni el debido proceso constitucional.

 

Aclarado ese punto podemos entrar a considerar la conducta de G., en el doble homicidio.

 

La violación al deber de cuidado y el correspondiente nexo de evitación, se dan en autos, por los siguientes motivos.

 

1) Permitió subir al vehículo que conducía a 8 – ocho- personas, cuando el máximo legal y lógico es 5 -cinco-; circunstancia que no puede ignorar, por ser conductor habilitado y por que por medio de un simple razonamiento, cantidad de asientos y cinturones de seguridad puede fácilmente deducirse.

 

La ley 24.449, dispone en su ARTICULO 40 . – REQUISITOS PARA CIRCULAR. Para poder circular con automotor es indispensable:.g) Que el número de ocupantes guarde relación con la capacidad para la que fue construido y no estorben al conductor. En autos a fjs.75 se encuentra acreditado además del exceso de personas, que adelante venían dos chicas una sentada arriba de la otra.

 

Alegar como lo hace la defensa la supuesta culpa de la víctima, constituye un absurdo jurídico, ya que dicha atribución excluyente de responsabilidad, opera cuando el imputado no tiene un deber de ingerencia; el número de personas que accede a un rodado es puesto por la ley en cabeza del conductor del mismo.

 

La culpa de la víctima puede alegarse cuando funciona como una causa externa, no manejable por el imputado del injusto; lo que no ocurre en autos.

 

2) Condujo alcoholizado habiéndose detectado 1,07 gramos de alcohol en sangre ver fjs. 43; muy superior al máximo establecido por algunas municipalidades para conducir en el radio urbano y de una magnitud inadmisible para conducir en una ruta, lo que no puede ignorar, ya que la propia defensa, sostiene a fjs. 211 vta. que es una persona que maneja asiduamente, además de conductor habilitado.

 

El carnet obrante en fotocopias a fjs. 56, es Clase B y lo habilita a conducir además de automóviles rodados de mayor porte, por lo que le es exigible por ello, una mayor diligencia y prudencia en su conducta.

 

Establecen claramente la Ley 24.788, “LEY NACIONAL DE LUCHA CONTRA EL ALCOHOLISMO”, en su ARTICULO 17 .-Sustitúyese el texto del inciso a) del artículo 48 , de la Ley 24.449 por el siguiente:

 

“Inciso a): Queda prohibido conducir con impedimentos físicos o psíquicos, sin la licencia especial correspondiente, habiendo consumido estupefacientes o medicamentos que disminuyan la aptitud para conducir. Conducir cualquier tipo de vehículos con una alcoholemia superior a 500 miligramos por litro de sangre. Para quienes conduzcan motocicletas o ciclomotores queda prohibido hacerlo con una alcoholemia superior a 200 miligramos por litro de sangre. Para vehículos destinados al transporte de pasajeros de menores y de carga, queda prohibido hace cualquiera sea la concentración por litro de sangre.La autoridad competente realizará el respectivo control mediante el método adecuado aprobado a tal fin por el organismo sanitario.” y la Ley nacional de Tránsito, N° 24.449 ; en su ARTICULO 48. – PROHIBICIONES. Está prohibido en la vía pública:

 

a) Queda prohibido conducir con impedimentos físicos o psíquicos, sin la licencia especial correspondiente, habiendo consumido estupefacientes o medicamentos que disminuyan la aptitud para conducir. Conducir cualquier tipo de vehículos con una alcoholemia superior a 500 miligramos por litro de sangre. Para quienes conduzcan motocicletas o ciclomotores queda prohibido hacerlo con una alcoholemia superior a 200 miligramos por litro de sangre. Para vehículos destinados al transporte de pasajeros de menores y de carga, queda prohibido hace cualquiera sea la concentración por litro de sangre. La autoridad competente realizará el respectivo control mediante el método adecuado aprobado a tal fin por el organismo sanitario. (Inciso sustituido por art. 17 de la Ley N° 24.788 B.O. 03/04/1997).

 

Tampoco puede ignorar las campañas nacionales, tanto oficiales, como de diversas ONG, para concientizar a los conductores que no beban cuando han de conducir; máxime cuando deben hacerlo en rutas donde ponen en peligro sus vidas y las de terceros.

 

3) Conducía el rodado a una velocidad excesiva; según informe técnico pericial, a más de 150 kilómetros por hora, ver fjs. 89/92.

 

La ley 24.449, dispone en su ARTICULO 51 . – VELOCIDAD MAXIMA. Los límites máximos de velocidad son: .b) En zona rural: 1. Para motocicletas, automóviles y camionetas: 110 km/h;, por lo que conducía alcoholizado

 

a 43 kilómetros por encima de la velocidad permitida.

 

4) Aún subsistiría su responsabilidad por todos esos motivos ut supra reseñados, suponiendo que otro rodado hubiera invadido su carril, hecho que por otra parte no se encuentra acreditado en autos.

 

Lo antes argumentado surge entre otras, de la valoración de las siguientes pruebas; acta de procedimiento, croquis demostrativo, vistas fotográficas, resultados de las autopsias, testimoniales de fjs.43, 59, 61, informe del laboratorio biológico de fjs. 63, declaración informativa de fjs. 65, informe técnico de fjs. 89/92; e informe médico forense fjs. 137.

 

Todo ello permite concluir el desprecio de G., por las normas que regulan la circulación de los rodados, actividad esta peligrosa, pero socialmente aceptada, dentro de lo que se ha dado en denominar el riesgo permitido.

 

En autos claramente G. ha excedido con creces el riesgo permitido y socialmente aceptado.

 

Las conductas precedentemente detalladas permiten concluir en un profundo desprecio a las normas de seguridad y legales que rigen el tránsito automotor, por parte de Castillo.

 

El imputado en las condiciones detalladas y comprobadas, permiten concluir que no estaba en condiciones de dirigir un rodado.

 

La conducta de G., de conducir alcoholizado, a exceso de velocidad y superando el numero de pasajeros permitido, es socialmente reprobada, y crea un riesgo no permitido, que ostensiblemene tuvo relación de determinación en el luctuoso resultado.

 

Voto pues, por la negativa

 

A LA MISMA CUESTION LOS SRES. JUECES DE CAMARA DRES. MESTRES Y RIOS DIJERON: Coincidimos totalmente con el voto del vocal preopinante al que adherimos en todas sus partes.-

 

A LA SEGUNDA CUESTION LOS SRES. JUECES DE CAMARA DRES. PRUNOTTO,MESTRES Y RIOS, DIJERON: Atento al tratamiento dispensado a la primera cuestión y resultado de la votación precedente corresponde revocar la absolución dictada en autos y remitir a otro tribunal para que dicte nueva sentencia.

 

Por lo expuesto, la Sala Segunda de la Excelentísima Cámara de Apelación en lo Penal;

 

FALLA: Revocando la absolución dictada en autos y remitiendo a otro tribunal para que dicte nueva sentencia.

 

Insértese, sáquese copia, notifíquese y hágase saber.

 

PRUNOTTO

 

MESTRES

 

RIOS

 

por ante mi: di Marco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s