No hay indemnización si hubo aborto: La indemnización por despido agravada no procede si el embarazo de la trabajadora se interrumpió por un aborto espontáneo

Partes: P. P .A. c/ Donn S.A. s/ despido

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo

Sala/Juzgado: X

Fecha: 22-mar-2019

Cita: MJ-JU-M-119419-AR | MJJ119419 | MJJ119419

La indemnización por despido agravada no procede si el embarazo de la trabajadora se interrumpió por un aborto espontáneo.

Sumario:

1.-Es improcedente la indemnización contemplada en el art. 182 de la Ley de Contrato de Trabajo si el embarazo de la trabajadora se interrumpió por un aborto espontáneo, por lo cual también cesaron las razones tenidas en cuenta por el legislador para evitar que por su mayor labilidad laboral la empleada sea despedida, por lo que cesó también la protección especial por despido del art. 178 de la Ley citada.

2.-Teniendo en cuenta que la actora cumplió con lo dispuesto en el dec. 146/01 , y que la demandada no hizo entrega de los certificados de trabajo durante el plazo establecido en la Ley, los cuales acompañó a la causa cuando la multa ya era operativa, corresponde su condena, aún cuando la demandada afirma que los mismos estuvieron a disposición de la trabajadora, ya que a fin de cumplir con su obligación, bien pudo haberlos consignado judicialmente, lo que no hizo.

Fallo:

Buenos Aires, 22/03/2019

El Dr. GREGORIO CORACH dijo:

I.- Vienen estos autos a la alzada con motivo de los agravios que contra el pronunciamiento de fs. 267/275 interpone la demandada conforme su expresión de agravios de fs. 278/281, cuya réplica de su contraria consta a fs. 283/286.

II.- Critica la accionada el fallo de grado en tanto hizo lugar a la indemnización especial prevista en el art. 178 L.C.T. y la condenó a abonar la multa prevista en el art 80 de la L.C.T.

En lo que hace a la procedencia de la indemnización agravada con fundamento en el art. 182 de la L.C.T., adelantaré mi postura favorable a la recurrente. En el caso de autos no se discute que la actora con fecha 18 de junio de 2014 sufrió la pérdida de un embarazo cuando cursaba las 17 semanas de gestación (v. fs. 6, pto. 4).

El artículo 178 de la L.C.T. establece que “se presume, salvo prueba en contrario, que el despido de la mujer trabajadora obedece a razones de maternidad o embarazo cuando fuese dispuesto dentro del plazo de siete y medio meses anteriores o posteriores a la fecha del parto”.

Si bien se ha expresado doctrinariamente que la ley no distingue entre parto con vida o sin vida, entiendo que no es este el caso de la actora pues lo acontecido a la Sra. P. P. de ninguna manera puede asimilarse al parto sin vida. Por lo tanto, entiendo que si en el caso de autos lamentablemente el embarazo de la actora se interrumpió por un aborto espontáneo, también cesaron las razones tenidas en cuenta por el legislador para evitar que por su mayor labilidad laboral la empleada sea despedida, por lo que cesó también la protección especial por despido del art. 178 L.C.T.Asimismo, opino que si con motivo de la interrupción de la gestación de la trabajadora sufre las consecuencias de un debilitamiento físico o psíquico resultan aplicables al caso las previsiones de los arts. 208 y ss. L.C.T. (En igual sentido, esta Sala X in re: “Garbarino Olga Mabel c/ Clínica Adventista Belgrano de la Asociación Argentina de los Adventistas del 7mo. día s/ despido, Expte. Nº 36.648/2007 (25.550), JNT Nº 51).

En consecuencia, entiendo que al no estar la actora dentro del supuesto de protección al que se refieren las normas aludidas, la pretensión de percibir la indemnización contemplada en el art. 182 L.C.T. debe ser desestimada y consecuentemente, corresponde descontar del monto de condena la suma de $ 139.767,42 diferida por tal concepto.

III.- En lo que hace a la procedencia de la multa prevista en el art. 80 de la L.C.T. se limita la recurrente a sostener que no corresponde toda vez que los certificados fueron confeccionados en tiempo y forma y acompañados en autos con la contestación de demanda a fs. 51/54 pero no se hace cargo de los fundamentos que llevaron a la señora juez de grado a decidir en sentido contrario. En efecto, teniendo en cuenta que la actora cumplió con lo dispuesto en el decreto 146/01, y que la demandada no hizo entrega de los certificados de trabajo durante el plazo establecido en la ley, los cuales acompañó a la causa cuando la multa ya era operativa, corresponde su condena. Ello aún cuando la demandada afirma que los mismos estuvieron a disposición de la trabajadora, ya que a fin de cumplir con su obligación, bien pudo haberlos consignado judicialmente, lo que no hizo.Sin perjuicio de lo expuesto, lo cierto es que los instrumentos en cuestión no fueron consignados de acuerdo a la real remuneración que debió devengar la actora, por lo que no puede tenerse por cumplida la obligación legal.

IV.- Sin perjuicio de la modificación que propongo, corresponde mantener la imposición de las costas (art. 68 CPCCN) y la regulación de honorarios impuesta en la instancia anterior (cfr. art. 38 L.O., cctes. ley arancelaria y art. 12 dcto-ley 16.638/57).

V. En orden a ello y en función del resultado obtenido, estimo que las costas de esta alzada lo sean en el orden causado atento la solución parcialmente favorable arribada (art. 68 CPCCN).

Por último, con arreglo a lo establecido en el art. 38 de la L.O. y cctes. de la ley arancelaria, habida cuenta del mérito y extensión de la labor desarrollada en esta instancia por la representación y patrocinio letrado de las partes actora y demandada, propongo que se regulen sus honorarios en el (%) para cada uno de ellos de la suma que le corresponda percibir por la totalidad de lo actuado en la instancia anterior.

VI.- En definitiva, y por las razones expuestas, de prosperar mi voto sugiero:

1) Modificar el fallo de grado y reducir el monto de condena a $162.570 (PESOS CIENTO SESENTA Y DOS MIL QUINIENTOS SETENTA) con más los accesorios fijados en el pronunciamiento de grado. 2) Mantener la imposición de costas y regulación de honorarios de la primera instancia. 3) Costas de alzada en el orden causado. 4) Regular los honorarios de la representación y patrocinio letrado de las partes actora y demandada, en el (%) para cada uno de ellos de la suma que le corresponda percibir por la totalidad de lo actuado en la instancia anterior.

El Dr. DANIEL E. STORTINI dijo:

Por compartir los fundamentos del voto precedente, adhiero al mismo.

El Dr. MARIO S. FERA no vota ( art 125 LO) Por lo que resulta del acuerdo que antecede, el Tribunal RESUELVE:

1) Modificar el fallo de grado y reducir el monto de condena a $162.570 (PESOS CIENTO SESENTA Y DOS MIL QUINIENTOS SETENTA) con más los accesorios fijados en el pronunciamiento de grado. 2) Mantener la imposición de costas y regulación de honorarios de la primera instancia. 3) Costas de alzada en el orden causado. 4) Regular los honorarios de la representación y patrocinio letrado de las partes actora y demandada, en el (%) para cada uno de ellos de la suma que le corresponda percibir por la totalidad de lo actuado en la instancia anterior. 5) Cópiese, regístrese, notifíquese y oportunamente, cúmplase con lo dispuesto en el art. 1 de la ley 26.856 y con la Acordada de la CSJN Nº 15/2013 y devuélvase.-

ANTE MI:

C.N.S.