El reclamo de diferencias salariales fundadas en la aplicación del Convenio Colectivo nº 420/05 es procedente en tanto el empleador no asistió a la audiencia confesional y el pliego respectivo contenía respuestas relativas a dicho reclamo

Partes: Morán Gustavo H. c/ Aceites Vegetales La Pampa S.R.L. s/ diferencias salariales

Tribunal: Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de General Pico

Sala/Juzgado: B

Fecha: 13-sep-2017

Cita: MJ-JU-M-107468-AR | MJJ107468 | MJJ107468

El reclamo de diferencias salariales fundadas en la aplicación del Convenio Colectivo nº 420/05 es procedente en tanto el empleador no asistió a la audiencia confesional y el pliego respectivo contenía respuestas relativas a dicho reclamo.

Sumario:

1.-Es procedente el reclamo por diferencias salariales fundado en la aplicación del CCT 420/05 , ya que el empleador reconoció la legitimidad del reclamo en tanto se verificó su confesión ficta ante su falta de concurrencia a la audiencia confesional a la que fue citado, siendo que el pliego adjuntado refiere expresamente al CCT 420/05 a la existencia de diferencias salariales, a lo cual se agrega que de acuerdo a lo dispuesto por el art. 398 C.Pr.C.C. (de aplicación supletoria) el juez al sentenciar podrá tener por ciertos los hechos articulados por la parte contraria en el escrito constitutivo y sobre los cuales versare el interrogatorio .

2.-Si bien es cierto que los ingresos que deben abonarse efectivamente al trabajador son netos de descuentos, también lo es que en la planilla de cálculo realizada por el perito se utilizaron los importes brutos tanto para computar lo que debió haber percibido como lo que efectivamente percibió (es decir que en este último caso tampoco se tomaron los descuentos) por lo tanto los posibles descuentos para la Seguridad Social deben calcularse sobre las diferencias.

Fallo:

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los trece días del mes de septiembre del año dos mil diecisiete, se reúne en ACUERDO la SALA B de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados “MORAN, Gustavo H. C/ ACEITES VEGETALES LA PAMPA SRL S/ DIFERENCIAS SALARIALES” (expte. Nº 6039/17 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo Laboral N° 1 de esta Circunscripción.

El Dr. Roberto M. IBAÑEZ, sorteado para emitir el primer voto, dijo:-

ANTECEDENTES: A fs. 25/29 se presenta, por medio de apoderados, el Sr. Gustavo Horacio MORAN demandando a “ACEITES VEGETALES LA PAMPA S.R.L.” reclamando la suma de $ 25.139,90 o lo que en más o en menos resulte de la prueba, correspondiendo, el importe reclamado, a diferencias salariales de enero a agosto de 2.014, sumas no remunerativas y categoría, con más intereses y costas.

El actor dice que comenzó a trabajar para la demandada el 22/03/13 y lo hizo hasta el mes de septiembre de 2.014 cuando fue despedido. Asimismo expresa que percibió la liquidación final por despido.

El trabajador manifiesta que en la época de su despido el gremio que lo representa inició actuaciones administrativas a los fines de lograr la regularización del pago de diferencias de salarios, premios no remunerativos y categoría por desempeño conforme la escala salarial del Convenio Colectivo nº 420/05. Señala que en el marco del trámite administrativo la demandada reconoció la existencia de una mala liquidación de haberes y rectificó la situación en el pago de la liquidación final, asimismo se comprometió a evaluar las diferencias salariales anteriores (correspondiente a los meses de enero a agosto de 2.014) sin embargo nunca regularizó el pago de las mismas por lo tanto debió acudir a la vía judicial a los efectos del reclamo.

A fs.35 se notifica a la demandada y a fs. 39, transcurrido el plazo legal, se le da por perdido el derecho dejado de usar y se continúa el proceso sin su participación.

Luego de producida la prueba y cuando se clausura el período probatorio, se presenta “ACEITES VEGETALES LA PAMPA S.R.L.” y constituye domicilio legal.-

Una vez agregados los alegatos de las partes, la Jueza de Primera Instancia dicta Sentencia haciendo lugar a la demanda entablada por MORAN.

La Sentenciante expresó que la falta de contestación de demanda crea una presunción de verdad de los hechos lícitos y verosímiles invocados en la demandada, limitándose dicha presunción a aquellos hechos que resulten evidentes y claros.

Asimismo señala que en las actuaciones administrativas el gerente de la demandada dice que la empresa, en el mes de octubre de 2.014, se encontraba evaluando las eventuales diferencias salariales adeudadas al personal por el período 01/14 a 08/14. También hace referencia a la documental agregada al expediente -que no fuera desconocida por la accionada oportunamente- de donde surge la existencia de diferencias salariales, indicando que el tardío desconocimiento -realizado al alegar- contradice lo afirmado por el gerente en el marco de las actuaciones administrativas. Por otra parte dice que, más allá de que el actor no impulsó prueba para sostener la documental, lo actuado por el gerente de la empresa ante la Delegación de Relaciones Laborales revela la aceptación del reclamo de diferencias salariales y teniendo en cuenta lo expuesto hace lugar a la demanda por el monto dictaminado por el perito contador a fs. 167/169.

RECURSO: La demandada apela la Sentencia y a fs. 191/192 expresa sus agravios.

1º Agravio: En primer lugar dice que la parte actora no indicó cuál sería el acuerdo colectivo del que resultarían las supuestas diferencias salariales que invoca lo que viola el derecho de defensa de la demandada y viola lo dispuesto por el art.8 LCT que obliga a individualizar la Convención Colectiva cuya aplicación se pretende.

El agravio no puede prosperar de ninguna manera.

Al momento de demandar, la parte actora expresamente funda su derecho en el Convenio Colectivo de Trabajo Nº 420/05 (fs. 27) con lo cual, a mi entender, cumple con la individualización que propugna el plenario Nº 102 de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo citado por la demandada y con el requisito del art. 23 de la NJF 986 al indicar, entre otras, la norma en la que funda su reclamo.

La individualización es clara y no admite dudas al respecto.

está demás señalar que la demandada no puede -seriamente- argumentar que ha visto violado su derecho de defensa desde que ha sido perfectamente anoticiada, desde el inicio del conflicto, del reclamo de diferencias salariales fundadas en la aplicación del C.C.T. 420/05.

Por lo expuesto corresponde rechazar el agravio.

2º Agravio: Indica que la interpretación realizada por la Sentenciante, en relación al desconocimiento realizado al momento de alegar, choca con la letra del art. 34 de la NJF 986 que no lo obliga a negar documentación que no emane de la demandada, lo que, unido al hecho de la falta de individualización del CCT aplicable no puede perjudicarla.

Este agravio se vincula íntimamente con el primero y correrá su misma suerte.

La Jueza, criteriosamente a mi entender, refiere la empresa, en el ámbito administrativo, a través de su conducta reconoció la legitimidad del reclamo de diferencias salariales por la aplicación del C.C.T. 420/05, convenio que -como indiqué en el tratamiento del agravio anterior- fue correctamente individualizado, y en este marco, el desconocimiento de la documental carece de la importancia que pretende asignarle el recurrente.

Además creo que es pertinente agregar que, en el caso, se verifica la confesión ficta por parte de la demandada -por no haber concurrido a la audiencia confesional a la que había sido citada- y de acuerdo a lo dispuesto por el art. 398 C.Pr.C.C.(de aplicación supletoria) “el juez al sentenciar podrá tener por ciertos los hechos articulados por la parte contraria en el escrito constitutivo y sobre los cuales versare el interrogatorio”. El pliego adjuntado a fs. 148 se refiere expresamente al CCT 420/05 y a la existencia de diferencias salariales.

Por todo lo expuesto considero que el agravio no puede prosperar.

3º Agravio: Dice que la demanda no contiene un detalle del reclamo por lo tanto no cumple con lo dispuesto por el art. 23 inc. c NJF 986 conteniendo un monto global sin discriminación de rubros.

Al momento de demandar, la parte actora expresó que se presentaba a peticionar por las diferencias salariales, sumas no remunerativas y categoría por desempeño (fs. 25 vta.) de los meses de enero de 2.014 a agosto de 2.014 incluidos, lo cual, a mi criterio, cubre el requisito de discriminación de los rubros reclamados, sin que sea necesario detallar el importe correspondiente, bastando con estimar el monto ya que la cifra definitiva depende, en el caso, de la prueba que se producirá a lo largo de las actuaciones judiciales.

la demanda existe una petición concreta de la actora, que se le abonen las diferencias salariales y sumas no remunerativas adeudadas por el período 01/14 al 08/14 que estima en $ 25.139,90 dejando a salvo la posibilidad de que el importe cambie en virtud de las pruebas que se produzcan.

Por lo expuesto, el agravio debe rechazarse.

4º Agravio: La demandada se agravia por el monto acogido en la Sentencia y dice que el perito incluyó una gratificación extraordinaria de $ 8.200,00 que no surge de la supuesta escala salarial agregada a fs. 8/13, también dice que el perito omitió descontar $ 893,00 y que tomó en cuenta los montos brutos de salario sin descontar los importes que se deben ingresar a los organismos de la seguridad social.En primer lugar es menester señalar que la suma de $ 8.200,00 que el perito incluye en su dictamen surge del acuerdo salarial realizado en el expediente 1.599.258/13 del MTEySS suscripto con fecha 30/01/14 en el cual la representación gremial y empresaria, en el marco de la negociación de la renovación del CCT 420/05 pactan “el pago de una suma no remunerativa de $ 8.200 en concepto de gratificación extraordinaria, por única vez que se pagará en dos cuotas de $ 4.100 (pesos cuatro mil cien) cada una. La primera de ellas podrá abonarse hasta el 10/02/14, y la segunda conjuntamente con la liquidación de los salarios del mes de febrero de 2014”. De conformidad a lo indicado en este punto, considero que el importe de $ 8.200,00 ha sido correctamente incorporado al cálculo efectuado por el experto.

Con relación al importe de $ 893,00 que debía retener la patronal, de acuerdo a la cláusula NOVENA del acuerdo salarial de abril de 2.014 pactado en el marco del expediente Nº 1.599.258/13 del MTEySS, es correcta la observación realizada por la demandada. El importe en cuestión no se observa reflejado en la planilla de cálculo realizado por el perito en autos. Los $ 893,00 debían ser retenidos de los ingresos de MORAN a más tardar el 14/05/14 y debieron ser depositados a nombre de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmontadores de Algodón y Afines de la República Argentina, por lo tanto no pueden ser abonados -a través de una resolución judicial- directamente al trabajador sino que deben ser depositados como lo indica el acuerdo.

Por último, la apelante se queja porque las diferencias se calcularon en base a los ingresos brutos, sin descontar los importes de la seguridad social.Si bien es cierto que los ingresos que deben abonarse efectivamente al trabajador son netos de descuentos, también lo es que en la planilla de cálculo realizada por el perito se utilizaron los importes brutos tanto para computar lo que debió haber percibido como lo que efectivamente percibió (es decir que en este último caso tampoco se tomaron los descuentos) por lo tanto los posibles descuentos para la Seguridad Social deben calcularse sobre las diferencias. Por otra parte corresponde señalar que dentro de los cálculos realizados por el perito aparecen $ 15.400,00 correspondientes a sumas no remunerativas (sobre las cuales no se realizan descuentos) que no fueron abonadas por la patronal (de acuerdo a los recibos de sueldo agregados al expediente), y el importe adeudado ($ 29.905,15) fue actualizado con intereses al 01/10/04 ($ 3.889,39), por lo tanto los descuentos deben realizarse únicamente sobre $ 10.615,76 (importes brutos – sumas no remunerativas – intereses) lo que da un monto neto adeudado de $ 8.280,29, que debe sumarse a los intereses y a las sumas no remunerativas.

En definitiva, el importe de la condena debe ser reducido a Pesos VEINTISÉIS MIL SEISCIENTOS SETENTA Y SEIS CON SESENTA Y OCHO CENTAVOS ($ 26.676,68) con más los intereses fijados en Primera Instancia.

COSTAS: Teniendo en cuenta el resultado del recurso y el escaso éxito obtenido -desde que se pidió la revocación total de la Sentencia- las costas de Alzada serán impuestas en un 89% a la recurrente y en un 11% a la actora.

El Dr. Rodolfo F. RODRÍGUEZ, sorteado para emitir el segundo voto, dijo:

Por sus fundamentos, adhiero al voto del colega preopinante.

En consecuencia, la SALA B de esta CÁMARA DE APELACIONES: –

RESUELVE: I) Hacer lugar parcialmente al recurso interpuesto por la demandada a fs.187, y en consecuencia, reducir el monto de condena a la suma de Pesos VEINTISÉIS MIL SEISCIENTOS SETENTA Y SEIS CON SESENTA Y OCHO CENTAVOS ($ 26.676,68) con más los intereses fijados en Primera Instancia.

II) Imponer las costas de alzada en un 89% a la recurrente y en un 11% a la actora.

III) Regular los honorarios de alzada para la Dra. Liliana Mónica MÁRQUEZ, en el 30 % de los fijados a las abogadas del actor en el falllo apelado y al Dr. Pablo RODRÍGUEZ SALTO, en el 30 % de los que se le regularon en primera instancia; debiéndose adicionar el IVA en caso de corresponder.

Protocolícese, notifíquese y oportunamente devuélvase al juzgado de origen.

Dr. Rodolfo F. RODRÍGUEZ

Juez de Cámara

Dr. Roberto M. IBAÑEZ

Presidente de Cámara

Dra. Sonia Edith FONTANILLO

Secretaria de Cámara Civil

CONCUERDA con el Acuerdo protocolizado en el Protocolo de Sentencias de esta CÁMARA DE APELACIONES al folio 1070/1073. CONSTE.-

Dra. Sonia Edith FONTANILLO

Secretaria de Cámara Civil