El decreto sobre doble indemnización en materia laboral

Autor: Ibarra Pérez, Oscar

Fecha: 17-dic-2019

Cita: MJ-DOC-15161-AR | MJD15161

Sumario:

I. Decreto 34/2019. II. Causales de despido comprendidas. III. Rubros comprendidos. IV. Ámbito temporal de aplicación. V. Conclusiones.

Doctrina:

Por Oscar Ibarra Pérez (*)

I. DECRETO 34/2019 .

Contexto

Con el cambio de gobierno, una de las primeras medidas del Presidente de la Nación es dictar el presente decreto en carácter de necesidad y urgencia, es decir, haciendo uso de las facultades que le otorga la Constitución Nacional en su artículo 99, incisos 1 y 3 , con la finalidad de proteger el empleo asalariado.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

El decreto se fundamenta en los reconocidos principios de «principios de solidaridad» y principio «protectorio» del derecho del trabajo. En otras palabras, en el contexto de crisis la medida recurre a la parte más fuerte de la relación laboral, el empleador, quien cuenta con mayores y mejores medios para sortear la misma, protegiendo así a la parte más débil que es el trabajador (art. 14 bis. LCT).

La doble indemnización

Luego de declarar la emergencia en materia ocupacional por el término de 180 días en su artículo primero, procede a consagrar y precisar lo referente a la doble indemnización, observemos:

ARTÍCULO 2º.- «En caso de despido sin justa causa durante la vigencia del presente decreto, la trabajadora o el trabajador afectado tendrá derecho a percibir el doble de la indemnización correspondiente de conformidad a la legislación».

A continuación se disponen precisiones respecto a los rubros alcanzados y el ámbito de aplicación temporal así como la vigencia de dicho decreto:

ARTÍCULO 3°.- «La duplicación prevista en el artículo precedente comprende todos los rubros indemnizatorios originados con motivo de la extinción incausada del contrato de trabajo.»

ARTÍCULO 4°.- «El presente decreto no será aplicable a las contrataciones celebradas con posterioridad a su entrada en vigencia.»

ARTÍCULO 5°.- «El presente decreto entrará en vigencia el día de su publicación en el Boletín Oficial».

Rápidamente observamos algunas precisiones:-que se aplica a despidos sin justa causa

-que la medida es de carácter transitorio (180 días)

-es aplicable a todos los rubros de carácter indemnizatorio

-comenzará a regir desde su publicación en el Boletín Oficial.

-no se aplica a nuevas contrataciones posteriores a su dictado.

Analizaremos todos y cada uno de esos puntos para brindar precisiones y respuestas sobre su aplicación en cada caso.

II. CAUSALES DE DESPIDO COMPRENDIDAS

El despido indirecto

El decreto dispone textualmente que la medida está reservada a despidos sin causa. Es decir, los despidos previstos en el art. 245 LCT.

Sin perjuicio de la literalidad de la norma, y como consecuencia lógica es dable señalar que también es de aplicación en todos los casos donde el empleador no logre acreditar una justa causa de despido.

En el caso de «despido indirecto» en principio no estarían comprendidos pero recordemos que como vimos en el repaso, el antecedente directo que es la Ley 25.561 que tuvo vigencia durante el año 2002 al 2008 -norma que también disponía su aplicación exclusiva para despidos sin causa art. 245- recibió un tratamiento jurisprudencial dispar en las distintas salas e instancias de modo tal que en el ámbito de la justicia nacional del trabajo, debió llamarse a un plenario, concretamente el Plenario 310.

La crítica a la aplicación restringida (es decir, solo despidos sin causa emanados por el empleador) señalaba que posibilitaría a los empleadores la vulneración de la disposición legal en análisis mediante la generación de situaciones que hicieran insostenible para los trabajadores la prosecución de la relación laboral y, en consecuencia, no les quedase más remedio que considerarse despedidos.Es decir, le resultaría más beneficioso al empleador conflictuar la desvinculación persiguiendo ya sea la renuncia del trabajador o bien el despido indirecto (mediante incumplimientos de entidad como los salariales) que optar por despedir al trabajador sin justa causa sufriendo la penalidad respectiva.

Por ello, el plenario mencionado y diversas instancias a lo largo y ancho del país entendieron que la duplicación de indemnización era extensiva al despido indirecto por lo que habrá que aguardar qué recepción judicial merece esta nueva medida que reedita la duplicación indemnizatoria.

III. RUBROS COMPRENDIDOS

El decreto detalla expresamente que la medida es aplicable a todos los rubros indemnizatorios, así se extrae del artículo tercero que dispone:

ARTÍCULO 3°.- «La duplicación prevista en el artículo precedente comprende todos los rubros indemnizatorios originados con motivo de la extinción incausada del contrato de trabajo.»

Son rubros indemnizatorios:

-Indemnización sustitutiva del preaviso art. 232 LCT

-Integración del mes de despido art. 233 LCT

-Indemnización por antigüedad art. 245 LCT

Cabe la misma aclaración que lo referido en el apartado anterior, en principio la duplicación se aplica bajo la literalidad del decreto a estos rubros, resta esperar la interpretación judicial que hacen los distintos tribunales y juzgados de esta normativa.

IV. ÁMBITO TEMPORAL DE APLICACIÓN

Hay que mencionar en primer término que la norma posee carácter transitorio, es decir, el mismo decreto estipula que su duración no superará los 180 días.

Con respecto a su entrada en vigencia hay que señalar que el decreto 34/2019 se publicó en el Boletín Oficial el día 13 de Diciembre de 2019, por lo que, la norma tendría vigor desde esta fecha y por el término de 180 días.

En cuanto a las desvinculaciones alcanzadas, el decreto limita la aplicación de las medidas disponiendo que (.) «El presente decreto no será aplicable a las contrataciones celebradas con posterioridad a su entrada en vigencia. (Art.4).-

Se advierte que la intención del legislador es consolidar los puestos o el nivel de ocupación existente a la fecha pero, en caso de que un empleador aumente su planta, la medida no alcanzará a esos nuevos trabajadores.

Es decir, se desalienta el despido pero se alienta la nueva contratación de trabajadores que no será penalizada en caso de ser despedidos sin causa, con la señalada doble indemnización.

V. CONCLUSIONES

Se puede señalar que la duplicación o agravamiento de la indemnización no es un fenómeno novedoso en nuestro derecho del trabajo, ya que se encuentra previsto por ejemplo, en casos de despido por embarazo o matrimonio. También se disponen incrementos indemnizatorios en normas como la Ley Nº 25.323 y 24.013 en casos de que la liquidación no se abone en tiempo y forma o bien, ante despidos de trabajadores que han intimado previamente su correcta registración. Asimismo, mediante la Ley 23.592 contra la discriminación, se han aplicado indemnizaciones agravadas o extra tarifarias en el orden de trece salarios.

Por ello, no hay que temer ya que no se trata de una novedad, incluso nuestra historia reciente durante la crisis del año 2001 nos muestra que la implementación de medidas de este tenor no impidió la recuperación tanto en lo económico como en la creación de empleo. Sin embargo, resta aguardar la recepción judicial que merezca esta norma en casos no previstos -como el del despido indirecto- por sus disposiciones.

———-

(*) Abogado, UBA. Maestrando en Derecho del Trabajo y Relaciones Internacionales. Auxiliar Docente UNAJ. Autor de publicaciones sobre temas de su especialidad.