La realización de controles bromatológicos en la empresa codemandada no determina la responsabilidad solidaria del art. 30 LCT

Partes: Barboza Ariel Cecilio c/ Central de Restaurantes S.R.L. y otro/a s/ despido

Tribunal: Tribunal de Trabajo de Bahía Blanca

Sala/Juzgado: 2

Fecha: 25-abr-2018

Cita: MJ-JU-M-112617-AR | MJJ112617 | MJJ112617

Rechazo de la responsabilidad solidaria pues que el actor realizara controles bromatológicos en la empresa codemandada no alcanza a cumplir con el requisito del art. 30 LCT.

Sumario:

1.-Corresponde acoger los rubros indemnizatorios reclamados, pues el actor se consideró en situación de despido cuando después de haber intimado para que se le asignen tareas, la demandada alegó el despido por la finalización del contrato eventual, máxime siendo que la modalidad no ha sido probada ni expresada de modo fehaciente.

2.-Siendo que la comunicación del despido indirecto llegó a conocimiento de la demandada con anterioridad a lo alegado respecto de la finalización del contrato eventual, y toda vez que no se acredita el cumplimiento de los requisitos del art. 69 de la Ley 24.013, que exige el contrato por escrito, objeto de las tareas eventuales a realizar, y en su caso el nombre del trabajador reemplazado, aspectos en los que el art. 90 de la LCT admite como excepción al principio general del contrato por tiempo indeterminado, se juzga que ha quedado configurada la injuria laboral que justificó la ruptura del vínculo.

3.-Constituye injuria laboral que justifica la ruptura del vínculo el rechazo de la negativa de tareas por parte de la empresa argumentando que simplemente había concluido el contrato de trabajo eventual, cuando dicha modalidad no ha sido acreditada.

4.-Debe desestimarse la responsabilidad de la codemandada en los términos del art. 30 LCT, pues la sola circunstancia de haber efectuado controles bromatológicos en la empresa alimenticia en la que laboraba el actor no abastece el requisito normativo, y atribuible en todo caso a la mayor prevención sanitaria.

5.-La solidaridad regulada en el art. 30 LCT queda sujeta a que se compruebe la contratación de trabajos o servicios correspondientes a la actividad normal y específica del establecimiento, con tal que se encuentren integradas permanentemente, y con lo que se obtiene el logro de los fines del principal, mediando cesión total o parcial de establecimiento o explotación, entiendo incumplida la carga procesal que le competía.

6.-Debe rechazarse íntegramente la demanda contra la empresa codemandada pues la existencia de una relación contractual entre dichas partes no satisface por sí sola el requisito fáctico que torna operativa la solidaridad contemplada en el art. 30 de la LCT pues la actividad subyacente en la presente causa, no se vincula con la normal y específica de la accionada, ni es insustituible, pues de no ser realizadas por el contratista deberían ser asumidas por el comitente y mucho menos indispensable.

Fallo:

En la ciudad de Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires, a los veinte días del mes de marzo de dos mil dieciocho, se reunieron en la Sala de Acuerdos del Tribunal del Trabajo Número Dos, las señoras Juezas Doctoras Elvira Germano, Fernanda Beatriz Zuázaga y María Gabriela Lombardi -integrante- para dictar veredicto en los autos caratulados: “BARBOZA ARIEL CECILIO C/ CENTRAL DE RESTAURANTES S.R.L. y otro/a S/DESPIDO”, y practicado el correspondiente sorteo, resultó que en la votación se debía observar el orden siguiente: Dres. Germano, Zuázaga y Lombardi

El Tribunal resolvió plantear y votar las siguientes:

CUESTIONES

PRIMERA: Reconocida la relación laboral, ¿Cuáles fueron sus circunstancias?.

SEGUNDA: ¿Cómo y cuándo culminó la relación entre las partes?.

TERCERA: ¿Que relación medió respecto de la empresa Profertil S.A. y la empleadora?.

CUARTA: ¿Se abonaron las prestaciones reclamadas en demanda?.-

QUINTA: ¿Qué veredicto corresponde dictar?.

VOTACION

A LA PRIMERA CUESTION LA DOCTORA GERMANO, dijo:

Atento los términos de demanda y contestación, ha quedado reconocido que el accionante Ariel Cecilio Barboza, se desempeñó a órdenes de la Empresa Central de Restaurantes S.R.L. y mientras que el actor afirma que lo fue desde el día 13 de enero de 2014, la accionada afirma en el responde que fue el día 15 del mismo mes año, pues sostiene que en esa fecha se firmó contrato de trabajo eventual que rigió el vínculo entre las partes -según su postura- y esa fecha es la que marca el inicio de la prestación de servicios, sin embargo habiéndose ordenado la realización de pericia contable sobre los libro laborales de la empleadora, la que tramitó por rogatoria ante el Juzgado Nacional del Trabajo, se dictaminó que en los mismos no se registraron observaciones de forma y que se hallaban debidamente rubricados conforme la identificación que da cuenta el cuerpo de la pericia a la que me remito, la relación laboral fue registrada el día 13 de enero de 2014 (ver fs.256 y siguientes) tal lo afirmado en demanda.-

Ha quedado reconocido que se desempeñó para el establecimiento de la accionada, que se dedica a servicios de comedores, fábricas y colegios, actividad genéricamente denominada de alimentación institucional, en el marco del Convenio Colectivo Nro. 401/05, cumpliendo funciones en el objetivo que cubría el servicio en la planta de Profertil S.A. en la localidad de Bahía Blanca, Planta Industrial.- Sus labores consistían en la preparación de alimentos, desayuno o cena, según el turno o franja horaria, en el comedor de planta para la empresa citada y personal de contratistas, cumpliendo una jornada rotativa de lunes a sábados, con un franco semanal, dos semanas al inicio de 7.00 a 15.00 hs. y luego de 15.00 a 23.00 hs. sobre lo que no hay controversia y en lo que fueron contestes todos los testigos que identifico más adelante; Conforme recibos anejados y pericia contable inobservada, la remuneración percibida se integraba con el pago de salario básico, acuerdos salariales de convenio liquidados con carácter remuneratorio (Anexo “A” de fs. 274) y acuerdos de convenio con carácter no remuneratorio, adicional del art. 45 de Convenio por presentismo, adicional por horas nocturnas, feriados trabajados y horas extras al 50%.

En cuanto a la naturaleza de la vinculación, alegada la existencia de un contrato eventual, la accionada ha suscripto un convenio con el reclamante que luce a fs. 26/27 en el que confusamente expresa la necesidad e intención de la empresa incorporar a los empleados afectados a los servicios y objeto de la contratación efectuada para servicios en planta, debido a la toma de vacaciones por parte del personal de Profertil SA, convenio que fundamenta en las disposiciones del art. 99 y 100 de la Ley de Contrato de Trabajo.- Interrogados en la audiencia de vista de causa, los testigos, aportaron las siguientes circunstancias:Sandra Elizabeth Bustos Bizet, quien laborara a órdenes de la accionada desde mayo de 2014, dio cuenta del desempeño del actor como ayudante de cocina, siendo que la misma se desempeñaba como cocinera para el servicio de comedor de los trabajadores de Profertil y sus contratistas, manifestó que en los meses de enero se tomaba con motivo de las licencias anuales de los trabajadores, pero que en el caso de Barboza, por lo menos en lo que a la testigo le consta a la fecha de su prestación de servicios no había ayudante de cocina; Facundo Nicolás De Lucca, dijo ser remisero y que ha llevado en ocasiones al actor a la planta no resultando su testimonio muy claro en cuanto a que lo hacía a órdenes de la remisera, pero que bien pudo haberlo llamado en forma particular, cuando se rompía la combi que los llevaba, sólo concurrió en una ocasión que se lo requirió para llevar unos papeles que desconoce y que se le negó el ingreso a la planta; Ernesto Darío Rodriguez, trabajó también desde 2012 hasta fines del 2014 en el mismo objetivo, y, al igual que Bizet afirmó que no había ayudante de cocina, que Rios era Jefe de cocina, y el cocinero Gustavo García, confirmando que Bizet era cocinera coincidió en la prestación de tareas cuando el actor trabajó en el turno de mañana, si bien señaló también que en el mes de enero efectivamente faltaba personal; Centrándome en los testimonios aportados los que me resultan veraces y concordantes (Art.44 inciso “d” de la ley 11.653), éstos abonaron las tareas de carácter permanente dentro del sector cocina al que fue designado Barboza, según la rotación horaria de tareas que era habitual.- Sentado ello, el argumento de defensa esgrimido por la empresa empleadora, no se acredita el cumplimiento de los requisitos del art 69 de la ley 24.013, que exige el contrato por escrito, objeto de las tareas eventuales a realizar, y en su caso el nombre del trabajador reemplazado, aspectos en los que ha de estarse también a que el art 90 de la ley de contrato de trabajo admite como excepción al principio general del contrato por tiempo indeterminado siempre que se haya expresado por escrito el tiempo de duración y las modalidades de las tareas o de la actividad razonablemente apreciadas así lo justifiquen, por lo que ni los requisitos de forma ni de fondo conducen a la existencia de eventualidad en la conformación del vínculo, por ello ha de tenerse por acreditado que entre las partes medió una contratación de carácter permanente (Art. 90 de la Ley de Contrato de Trabajo, concordantes y normas citadas precedentemente).

Las señoras Juezas, Doctoras Zuázaga y Lombardi, adhieren al voto precedente.

A LA SEGUNDA CUESTION LA DOCTORA GERMANO dijo:.

Comienzo el análisis de la cuestión planteada, teniendo por acreditado el intercambio cursado entre las partes, íntegramente reconocido y tenido por auténtico en parte en el auto de apertura a prueba y luego con el informe que remitiera el Correo oficial de la República Argentina a fs.243 y 218,y que se inicia con el emplazamiento que envía el actor a Central de Restaurantes SRL, de fecha 11 de julio de 2014, en el que denuncia se le negó el otorgamiento de tareas, intimando a que en el término de 48 horas bajo apercibimiento de continuar con tal actitud ésta constituiría injuria laboral suficiente para considerarse despedido sin justa causa.- Con fecha 16 de julio de 2014, la empleadora rechaza por improcedente los términos de la misiva, dado que afirma había despedido al trabajador mediante CD de fecha 4 de julio de 2014 la que habría sido enviada al domicilio consignado en el legajo, razón por la cual le transcribe y ratifica que en virtud de haber finalizado la eventualidad que motivó su contratación, prescinden de sus servicios a partir del día 4 de julio de 2014.- No ha traído prueba la accionada que corrobore el envío y recepción de la misiva previa a que alude.

Continuando con las comunicaciones cursadas entre las partes, el actor, el día 21 de julio de 2014, rechaza el tenor del despido por no tratarse el caso de una contratación eventual sino habitual y continuada, considerándose despedido incausadamente, reclamando el pago de las acreencias laborales emergentes de los arts.232, 233 y 245 de la Ley de Contrato de Trabajo, y la liquidación final, rectificando asimismo la registración con carácter eventual de la contratación.-Las comunicaciones posteriores se reducen a sostener y ratificar las posturas señaladas.

Concluyo pues, que conforme el intercambio cursado entre las partes, se consideró en situación de despido respecto de Central de Restaurantes cuando después de haber intimado se le asignen tareas, ésta alega el despido dispuesto ante la finalización de la eventualidad que motivara el contrato, no probado, y expresado de modo fehaciente, siendo ésta comunicación recepticia la que antes llegó a conocimiento de la contraria, dado que en respuesta, el trabajador considera la configuración de injuria laboral dado la naturaleza permanente del vínculo y se considera despedido por injuria laboral, operando en tal caso la primera de las causales invocadas para la extinción del vínculo, la que se produjo entonces el día 16 de julio de 2014.- De este modo, y atento las conclusiones a que se arribara en la cuestión primera de veredicto, el distracto dispuesto por el empleador resulta injustificado.

De los recibos auténticos y pericia contable, surge que la mejor remuneración normal y habitual devengada por Barboza, alcanza la suma de $ 9.062,30 en concepto de salario básico y adicionales, incrementos de convenio liquidados como remuneratorios, horas nocturnas y horas extras (conforme detalle de fs. 256 y siguientes), con más la incidencia del sueldo anual complementario que como salario diferido integra tal concepto, registrando el dependiente a la fecha del distracto más de tres meses de labor a los fines del art. 245 de la Ley de Contrato de Trabajo.-

ASI LO VOTO.

Las señoras Juezas, Doctoras Zuázaga y Lombardi adhieren al voto precedente.

A LA TERCERA CUESTION LA DOCTORA GERMANO, dijo:

En autos se han diligenc iado sendas rogatorias tendientes verificar los puntos propuestos por las partes, la primera ya citada y la otra que obra y a fs.333, sobre documentación contable y perteneciente a Profertil S.A., surgiendo idénticos aportes en cuanto a que: 1) Central de Restaurantes SRL, ofertó a Profertil SA servicios de alimentación en su planta industrial en Zona Cangrejales de Puerto Ing. White en diciembre de 2011, bajo el modo denominado carta oferta, para la elaboración de comidas en forma exclusiva para el personal del comitente y aquellos contratistas permanentes que allí desempeñen sus tareas; 2) Ambas partes acordaron condiciones de rescisión y plazo de la contratación y cláusulas relativas a las responsabilidades; 3) adjunto I cuadro de precios, adjunto II inventario de propiedades de la contratista; 4) se establecen condiciones generales y particulares de contratación y de confidencialidad; 5) También incluye la autorización y comunicación a la contratista sobre la empresa de transportes que será proveedora para el traslado de materia prima desde la cocina al comedor de la planta 6) Al punto d) (fs. 275, la contadora designada ha respondido que Central de Restaurantes SRL no es una sociedad controlada o vinculada por Profertil S.A. y que de acuerdo al estatuto que se exhibe la sociedad tiene por objeto: la realización por cuenta propia o de terceros de la prestación de toda clase de servicios de comida, bebidas, comedores, y refrigerios a establecimientos fabriles, educativos, colonias de vacaciones, guarderías, explotación de bares, restaurantes, comercios en general y establecimientos fabriles; compra venta, permuta, locación, importación, exportación, consignación etc. de productos alimenticios; consultoría de las actividades indicadas y concesiones y representaciones.

A fs. 189, cumpliendo la co-accionada Profertil la intimación que le cursara la parte actora en los términos de art. 386 del código de Procedimientos en lo Civil y Comercial Pcia. Bs.As., acompaña reporte de fichadas del personal de Central de Restaurantes SRL, en las que se observa las que corresponden al reclamante y algunas de las apersonas que surgieron de las declaraciones testimoniales; Bustos Bizet, fue muy clara al afirmar que el personal lucía uniforme que describió como delantal azul y chaqueta blanca con el logo de Central de Restaurantes SRL y que no recibían instrucciones de Profertil, y sólo realizaba ésta control, Bromatológico; Rodriguez también que recibía instrucciones de Rios, Jefe de cocina, describió un uniforme también, que recibían una tarjeta plástica para ingresar de ARMAC (sigla con la que se denomina a la empresa).

En este contexto, y siendo que es traído a estos autos “Profertil S.A.” por la responsabilidad solidaria respecto de las acreencias del actor, ha de establecerse primeramente que quién pretende la condena solidaria sobre la base de los presupuestos del art. 30 de la Ley de Contrato de Trabajo, debe invocar y demostrar en forma fehaciente la configuración de los presupuestos que tornan operativa la norma (SCBA L 68.742, 76.392 y 87.336 entre otros).- También reiteradamente ha resuelto el Superior Tribunal de la Provincia, que la solidaridad regulada legalmente queda sujeta a que se compruebe la contratación de trabajos o servicios correspondientes a la actividad normal y específica del establecimiento, con tal que se encuentren integradas permanentemente, y con lo que se obtiene el logro de los fines del principal, mediando cesión total o parcial de establecimiento o explotación, entiendo incumplida la carga procesal que le competía. ASI LO VOTO.

Las señoras Juezas, Doctoras Zuázaga y Lombardi, adhieren al voto precedente.

A LA CUARTA CUESTION LA DOCTORA GERMANO, dijo:

Del intercambio epistolar surge que el accionante dió cumplimiento a los recaudos del Decreto 146/01 (ley 25.345, art. 45 – Art. 80 LCT) con la intimación de fecha 24 de septiembre de 2014.- Con la resolución de fs. 60 y su traslado se cumplió el recaudo de la norma del art. 53 ter de la ley.11.653.- La Administración Federal de Ingresos Públicos ha informado que se efectuaron las transferencias respectivas a los Organismos de la Seguridad Social (Art. 132 bis de la Ley de Contrato de Trabajo).

Sin observaciones a la misma en tal aspecto, se ha dictaminado en base a las constancias del libro del Art. 52 de la Ley de Contrato de Trabajo, que se abonó a Barboza la liquidación final, depositada en su cuenta sueldo del Banco Francés Cta. Nro. 0803590847, comprendiendo el pago de los siguientes rubros, además de los salariales, sueldo anual complementario $ 7,12, vacaciones no gozadas $ 2.410,13 y sueldo anual complementario sobre las mismas, por $ 200,84 (detalle de fs. 277).- De conformidad con las probanzas de autos y la fecha del despido a tenor de las conclusiones de las cuestiones primera y segunda de veredicto, debió abonársele por dichos conceptos setecientos cuarenta y tres y cuatro mil seiscientos ochenta y cuatro con cuarenta centavos, registrándose diferencias a favor del actor arts. 121 y 150 de la Ley de Contrato de Trabajo y 260 del mismo ordenamiento).

Con las salvedades expuestas, no hay prueba sobre la satisfacción de las pretensiones de demanda (Art. 375 del Código Procesal Civil y Comercial de la Pcia. de Buenos Aires).- En consecuencia VOTO POR LA NEGATIVA.

Las señoras Juezas, Doctoras Zuázaga y Lombardi, adhieren al voto precedente.

A LA QUINTA CUESTION EL TRIBUNAL dictó el siguiente:

VEREDICTO

Tiénense por probadas las conclusiones a que se ha llegado al votar en las cuestiones anteriores.Con lo que finalizó el Acuerdo, que firman los señores Jueces del Tribunal, por ante mí, de lo que doy fe.-

ELVIRA GERMANO

-JUEZ-

FERNANDA BEATRIZ ZUAZAGA

-JUEZ-

MARIA GABRIELA LOMBARDI

-JUEZ-

SILVANA GONZALEZ PARDO

SECRETARIA

la ciudad de Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires, a los

días del mes de abril de dos mil dieciocho, se reunieron en la Sala de Acuerdos del Tribunal del Trabajo Número Dos, los señores Jueces, doctores Fernanda Beatriz Zuázaga, Elvira Germano y María Gabriela Lombardi -integrante- para dictar sentencia en los autos caratulados: “BARBOZA ARIEL CECILIO C/ CENTRAL DE RESTAURANTES S.R.L. y otro/a S/DESPIDO” conforme al orden de votación seguido en el veredicto.

El Tribunal resolvió plantear y votar las siguientes:

CUESTIONES

PRIMERA: ¿Es procedente la demanda entablada?.

SEGUNDA: ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?.

VOTACION

A LA PRIMERA CUESTION LA DOCTORA GERMANO, dijo:

A fs.40 se presenta Ariel Cecilio Barboza patrocinado por el doctor Máximo Alberto Levi interponiendo formal demanda contra Central de Restaurantes S.R.L. y Profertil S.A. reclamando diversas acreencias laborales que explicita en la liquidación de fs.54vta./55 del escrito de inicio. Ofrece prueba y solicita que se haga lugar a la demanda, con costas.

A fs.83 contesta demanda la doctora Marcela Koch en nombre y representación de Central de Restaurantes S.R.L. Niega los dichos expuestos en demanda, impugna liquidación, funda en derecho, ofrece prueba, hace reserva del caso federal y solicita el rechazo de la demanda, con costas.

A fs.120 se presenta el doctor Ariel Diego Blazquez en nombre y representación de Profertil S.A. Niega todos y cada uno de los hechos expuestos en demanda. Impugna liquidación, funda en derecho, ofrece prueba, hace reserva del caso federal y solicita el rechazo de la demanda, con costas.

A fs.146 el doctor Máximo Alberto Levi solicita la apertura a prueba del juicio, a lo que el Tribunal hace lugar a fs.147/148vta.

A fs.413 se integra el Tribunal por haber cesado en sus funciones como Juez el doctor Hugo Victor Caimani, con la doctora María Gabriela Lombardi.

Finalmente, agregada la prueba que obra en autos, se realizó la audiencia de vista de causa, de cuyo resultado informa el acta de fs. 414, dictándose a continuación el correspondiente veredicto.

Atento los términos de la litis, conclusiones de veredicto y encuadre legal, corresponde dictar el siguiente pronunciamiento:

Quedó acreditado que el actor, Ariel Cecilio Barboza ingresó a laborar a órdenes de Central de Restaurantes SRL, empresa dedicada a servicios gastronómicos institucionales, el día 13 de enero de 2014,cumpliendo tareas de ayudante de cocina durante una jornada habitual de 15 a 23.00 hs, en el marco del Convenio Colectivo 401/05 (cuestión segunda de veredicto – Art. 375 del CPCC).

Han de tratarse seguidamente los aspectos vinculados con la extinción del vínculo.- La postura sostenida en demanda por el actor, fue centralmente que ingresó firmando un contrato de trabajo eventual que ante el incumplimiento de los requisitos de los arts. 27, 31, 68 y 72 de la ley 24.013, y las tareas a las que fue designado que excluye la eventualidad prevista en la norma, encubría un contrato por tiempo indeterminado, y que, tal como se vió en la cuestión primera de veredicto así quedó probado, estas circunstancias harían caer el andamiaje de la norma, y el despido dispuesto con dicho fundamento resulta injustificado, en consecuencia corresponde admitir la demanda en torno al reclamo por indemnización por despido y preaviso omitido, así como la integración del mes de despido (Arts. 232, 233 y 245 y arts.99 y 100 de la Ley de Contrato de Trabajo)- A tal fin habrá de tenerse en cuenta la mejor remuneración mensual normal y habitual determinada en la cuestión segunda de veredicto y la antigüedad registrada por el dependiente en la misma cuestión, y dado que la misma alcanza la mayor de las remuneraciones sin incidencia del carácter no remuneratorio de adicionales de Convenio, resulta inoficioso el tratamiento de la inconstitucionalidad planteada por el accionante (Art. 245 de la Ley de Contrato de Trabajo).

Habiéndose configurado el presupuesto de admisión también respecto del art. 2do de la ley 25323, debe condenarse también a la penalidad establecida en la misma (ley 25.323, artículo 2do).

No se configuraron en autos defic iencias registrales (arts. 8, 9 y 10 de la ley 24.013, que justifiquen la aplicación en la especie del artículo 1ro de la Ley 25.323 (Art. 726 del Código Civil y Comercial de La Nación).

También se peticiona en demanda la sanción conminatoria del art. 132 bis de la Ley de Contrato de Trabajo (t.o. art. 43 de la ley 25.345) la que también debe ser desestimada, por falta de requisitos para su procedencia.- A tenor del informe de la Administración Federal de Ingresos Públicos, no se probó que se verificara la retención de aportes del trabajador destinados a los organismos de la Seguridad Social, por lo que se rechaza la petición (Art. 132 bis LCT, y art. 726 del Código Civil y Comercial de La Nación).

En cuanto a la multa del art. 80, ha dado cumplimiento el actor a los requisitos del decreto reglamentario del art.45 de la ley 25345, decreto 146/01, intimando a la finalización del vínculo, y reiterando el emplazamiento vencido el plazo de treinta días.- Sin embargo, no habiendo cumplido la empleadora codemandada, en tiempo y forma la obligación impuesta en el art.80 de la LCT, no obstante haberlo puesto a disposición, se la condena a entregar a ésta la certificación de servicios y remuneraciones y constancias de los aportes y contribuciones al sistema de seguridad social y sindical, en los términos y alcances que dispone la citada norma legal, teniendo en cuenta las constancias de veredicto y sentencia, la Resolución General n° 2316 de la AFIP -art.1°- (BO: 27/9/07) y Resolución n° 601 de la Anses de fecha 28 de julio de 2008, que reglan el sistema informático de emisión de certificación de servicios y remuneraciones y de la constancia de aportes al sistema de seguridad social, y asimismo, la prevención de consignar en el certificado de trabajo la aptitud adquirida por la trabajadora al momento del distracto, recaudo introducido por la ley 24.576., bajo apercibimiento que de así no hacerlo, deberá abonarle por cada día de atraso la suma de pesos sesenta (art. 801 del Código Civil y Comercial de La Nación).

Habiéndose traído a Profertil S.A. pretendiendo la responsabilidad solidaria con arreglo al art.30 de la Ley de Contrato de Trabajo respecto de las acreencias del dependiente, ha de señalarse, en base a los hechos probados en la cuestión tercera de veredicto, que conforme lo señalara la Corte Suprema de Justicia de Buenos Aires, toda actividad desarrollada dentro del ámbito físico de una empresa coadyuva de algún modo a la consecución de sus fines, pero hay labores que lo hacen de manera indirecta o tangencial, y no generan tal responsabilidad.- La actividad subyacente en la presente causa, no se vincula con la normal y específica de la accionada, ni es insustituible, pues de no ser realizadas por el contratista deberían ser asumidas por el comitente y mucho menos indispensable.- La sola circunstancia de haber efectuado controles bromatológicos no abastece el requisito normativo, y atribuible en todo caso a la mayor prevención sanitaria.- La existencia de una relación contractual entre las empresas co-demandadas no satisface por sí sola el requisito fáctico que torna operativa la solidaridad contemplada en el art 30 de la Ley de Contrato de Trabajo (SCBA L. 118.276).- Por ello debe rechazarse íntegramente la demanda contra Profertil S.A. (Art. 726 del Código Civil y Comercial de La Nación).

Finalmente, en cuanto a la pretensión del actor, con fundamento en el artículo 275 de la Ley de Contrato de Trabajo, la misma no ha de prosperar, pues la misma está prevista para los supuestos de conducta temeraria y maliciosa; del modo en que queda resuelta la litis y teniendo en cuenta que ambas demandadas ejercieron de un modo regular su derecho de defensa nada autoriza a calificar su conducta del modo indicado, razón por la cual se rechaza la demanda en torno a esta pretensión (Art. 275 de la Ley de Contrato de Trabajo y Art.499 del Código Civil).

Siendo que de acuerdo con el Fallo de la SCBA sentado en la causa “Abraham Héctor Osvaldo c/ Todoli Hnos.” , Nro.108.164, a la que me remito por economía y a la que por ética debo adherir como juez de grado, dejando a salvo mi opinión contraria, resulta inconstitucional la aplicación de la tasa activa a los créditos subyacentes establecidos en el art. 48 de la 11653 t.o. por ley 14399, que con dicho fundamento asi cabe declarar; corresponde entonces aplicar al capital liquidado como adeudado a los accionantes la tasa de interes que paga el Banco de la Provincia de Buenos Aires en sus depósitos a treinta días.

Atento lo dispuesto precedentemente, y dado lo resuelto por el Tribunal en la causa 23.342, ante la existencia de una oferta de tasas pasivas diferentes para los depositantes, y que en la cuestión que nos ocupa persigue la intangibilidad de la remuneración y de los créditos laborales, que por efecto de la mora deben alcanzar su efecto compensatorio real en la tasa a aplicar, teniendo en cuanta la expresa prohibición por las disposiciones de la ley 23.928, ante la oferta diferencial, la tasa que corresponde aplicar es la que resulta más beneficiosa al trabajador, con acatamiento de la doctrina de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires en la causa citada ut-supra, criterio ratificado en la causa “Zocaro Tomas Alberto c/ Provincia ART S.A. y otros s/daños y perjuicios” (SCBA L.124102). Por ello propicio aplicar a los períodos en reclamo la tasa emergente de sistema “Banca Internet Provincia”, por lo fundamentos expuestos en la causa citada.

Practico liquidación siguiendo la regla del art. 44 inc. e) 2do. párrafo de la ley 11653:

Indemnización por Antiguedad.$ 9.062,30

Ind.sust.preaviso c/ sac.$ 9.062,30

Integración.$ 4.182,60

s.a.c. proporcional. $ 735,88

Dif.vacaciones no gozadas.$ 2.074,27

Sanción art.2do.ley 25.323.$ 11.153,60

Multa del art.80 L.C.T.t.o.$ 25.095,60

Total.$ 61.366,55

Intereses.$ 48.920,78

Gran total.$ 110.287,33 .

ASI LO VOTO.

Los señores Jueces, Doctores Zuázaga y Lombardi, adhieren al voto precedente.

A LA SEGUNDA CUESTION LA DOCTORA GERMANO, dijo:

Atento el resultado obtenido al votar en la cuestión anterior, considero que corresponde: I) Rechazar la demanda entablada por ARIEL CECILIO BARBOZA contra PROFERTIL S.A. , con costas a cargo de la parte actora con el beneficio que le acuerda el art.22 de la ley 11.653. II) Hacer lugar a la demanda entablada, en la extensión que se ha dejado señalada y condenar a CENTRAL DE RESTAURANTES S.R.L. a abonar al actor ARIEL CECILIO BARBOZA dentro de los diez días de notificada la presente, la suma de $ 61.366,55 en concepto de capital, con más la de $ 48.920,78 por intereses bancarios; sin perjuicio de los intereses que devenguen dichas obligaciones, hasta el momento del efectivo pago, en caso de incumplimiento, de acuerdo a la tasa que pague el Banco de la Provincia de Buenos Aires, en sus depósitos a treinta días, vigente en los distintos períodos de aplicación y la tasa “Banca Internet Provincia” (arts. 8 y 10 de la ley 23.928; 768 C.Civil); y conforme Acuerdo de la S.C.J. en los autos “Abraham Héctor Osvaldo c/Todoli Hnos.” causa Nro. 108.164, causa Nro.23.342 de trámite ante éste Tribunal del Trabajo nro.2 y “Zocaro Tomas Alberto c/ Provincia ART S.A. y otros s/daños y perjuicios” (SCBA L.124102). Asimismo cabe condenar a la demandada Central de Restaurantes SRL a entregar en autos al actor, el certificado previsto por el art. 80 de la L.C.T.t.o., con las constancias allí consignadas, bajo apercibimiento que de así no hacerlo dentro del mismo plazo, deberá abonarle por cada día de atraso la suma de pesos sesenta (art.804 C.Civil). Las costas del juicio a cargo de la parte actora por los rubros rechazados, con el beneficio que le acuerda el art. 22 de la ley 11653; y a cargo de la demandada por los que prospera la presente (art. 19 ley citada). ASI LO VOTO.

Los señores Jueces, Doctores Zuázaga y Lombardi, adhieren al voto precedente.

Con lo que finalizó el Acuerdo, que firman los señores Jueces del Tribunal, por ante mí, de lo que doy fe.-

ELVIRA GERMANO

-JUEZ-

FERNANDA BEATRIZ ZUAZAGA

-JUEZ-

MARIA GABRIELA LOMBARDI

-JUEZ-

Nro. 28.170.-

SENTENCIA

Bahía Blanca, de Abril de 2018.-

AUTOS Y VISTOS: CONSIDERANDO que en el Acuerdo que antecede ha quedado establecido:

Que se ajusta a derecho la demanda entablada, en la extensión que se ha dejado señalada.

POR ELLO y demás fundamentos expuestos en el Acuerdo que antecede, el Tribunal RESUELVE: I) Rechazar la demanda entablada por ARIEL CECILIO BARBOZA contra PROFERTIL S.A., con costas a cargo de la parte actora con el beneficio que le acuerda el art.22 de la ley 11.653.- II) Hacer lugar a la demanda entablada, en la extensión que se ha dejado señalada, y condenar a CENTRAL DE RESTAURANTES S.R.L. a abonar a ARIEL CECILIO BARBOZA dentro de los diez días de notificada la presente la suma de pesos SESENTA Y UN MIL TRESCIENTOS SESENTA Y SEIS con CINCUENTA Y CINCO centavos por capital, con más la de pesos CUARENTA Y OCHO MIL NOVECIENTOS VEINTE con SETENTA Y OCHO centavos en concepto de intereses bancarios; sin perjuicio de los intereses que devenguen dichas obligaciones, hasta el momento del efectivo pago, en caso de incumplimiento, de acuerdo a la tasa que pague el Banco de la Provincia de Buenos Aires, en sus depósitos a treinta días, vigente en los distintos períodos de aplicación y la tasa “Banca Internet Provincia” (arts. 8 y 10 de la ley 23.928; 768 C.Civil); y conforme Acuerdo de la S.C.J. en los autos “Abraham Héctor Osvaldo c/Todoli Hnos.” causa Nro.108.164, causa Nro.23.342 de trámite ante éste Tribunal del Trabajo nro.2 y “Zocaro Tomas Alberto c/ Provincia ART S.A. y otros s/daños y pe rjuicios” (SCBA L.124102). Asimismo cabe condenar a la demandada Central de Restaurantes S.R.L. a entregar en autos al actor, el certificado previsto por el art. 80 de la L.C.T.t.o., con las constancias allí consignadas, bajo apercibimiento que de así no hacerlo dentro del mismo plazo, deberá abonarle por cada día de atraso la suma de pesos sesenta (art. 804 C.Civil). Las costas del juicio a cargo de la parte actora, con el beneficio que le acuerda el art. 22 de la ley 11653 por los rubros rechazados; y a cargo de la demandada por los que prospera la presente. (arts. 245 y 132 de la L.C.T.t.o.; art.375 CPCC y art.726 CCyCN; ley 23.041 y decreto 1078/84; arts. 35 y 20 convenio 27/88; arts. 19, 22 y 44 inc. e) 2do. párrafo de la ley 11653.- Por la acción rechazada contra Profertil S.A. regúlanse los honorarios de los letrados intervinientes, doctores Máximo Alberto Levi y Ariel Diego Blazquez, -teniendo en consideración el período en que los mismos se han devengado-, en la suma de pesos DIEZ MIL DOSCIENTOS SESENTA Y SEIS y de pesos CATORCE MIL SETECIENTOS, y en la cantidad de CINCO CON TREINTA y de SIETE CON CINCUENTA JUS arancelarios -los que equivalen a la cantidad de pesos CINCO MIL CIENTO CINCUENTA Y DOS y de pesos SIETE MIL DOSCIENTOS NOVENTA. Y por la acción entablada contra Central de Restaurantes S.R.L.los doctores Máximo Alberto Levi y Marcela Koch -teniendo en consideración el período en que los mismos se han devengado-, en la suma de pesos CATORCE MIL SETECIENTOS y de pesos DIEZ MIL DOSCIENTOS SESENTA Y SEIS y en la cantidad de SIETE CON CINCUENTA y de CINCO CON TREINTA JUS arancelarios -los que equivalen a la cantidad de pesos SIETE MIL DOSCIENTOS NOVENTA y de pesos CINCO MIL CIENTO CINCUENTA Y DOS (arts. 15, 21, 28, 43, 54, 57 de la ley 8904; leyes 6716 y 10268; art. 277 de la L.C.T.t.o. según ley 24.432) , con más el adicional de ley e IVA en el caso del doctor Blazquez. (arts. 15, 16, 21, 23, 24, 25, 28, 43 y 54 de la ley 14967; leyes 6716 y 10268; art. 277 de la L.C.T.t.o. según ley 24.432). Regístrese, notifíquese y oportunamente archívese, previa vista fiscal.-

ELVIRA GERMANO

-JUEZ-

FERNANDA BEATRIZ ZUAZAGA

-JUEZ-

MARIA GABRIELA LOMBARDI

-JUEZ-