Los dueños de los automóviles de una remisería son empleadores y responsables solidarios por la falta de registración de un conductor

Partes: D’Agostino Ramón Alberto c/ Dall ‘Oro Ángel Salvador y otros s/ despido

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo

Sala/Juzgado: VIII

Fecha: 11-jul-2012

Cita: MJ-JU-M-75167-AR | MJJ75167 | MJJ75167

Los dueños de los automóviles afectados al transporte de pasajeros resultan ser empleadores en los términos del art. 26 LCT y por lo tanto responsables en forma solidaria por la ausencia de registración de la relación laboral del actor, puesto que se beneficiaban con la infraestructura de la remisería que les aportaba la recepción de solicitudes de servicio y la coordinación de tareas.

Sumario:

1.-Corresponde concluir que los dueños de los automóviles afectados al transporte de pasajeros, se beneficiaban con la infraestructura de la remisería en tanto ésta les aporta la recepción de las solicitudes de servicio, la coordinación de las tareas y que podían ellos solos o por intermedio de la agencia requerir al actor sus servicios, subsumiéndose así su naturaleza en el marco de lo establecido en el art. 26  de la LCT., en consecuencia todos los codemandados conformaron un empleador y por lo tanto, deberán responder solidariamente en los términos referidos.

2.-Corresponde confirmar la naturaleza laboral de la vinculación que unió al actor con la demandada puesto que accionante se integró al giro del negocio del codemandado conformado por clientela, publicidad y organización de viajes, contando para ello con un local habilitado, y se desempeñó como conductor de vehículos que no eran de su propiedad, en forma dependiente, y la clandestinidad de toda la vinculación configuró una injuria de entidad suficiente para decidir que la decisión rupturista del actor, fue ajustada a derecho.

3.-Sin perjuicio de que la parte actora produjo la declaración de un único testigo, -si bien obliga a efectuar una ponderación de mayor rigor-, de su lectura y análisis, es posible concluir que sus dichos son idóneos y convictivos para tener por cierto que el accionante se desempeñó como chofer en la agencia del señor codemandado; máxime habiendo éste reconocido la explotación de una agencia de remises, con un espacio físico, con trabajadores que reciben telefónicamente solicitudes de servicio de remis, clientela que se organiza y destina a propietarios de automóviles para la realización de tales viajes.

4.-Toda vez que la agencia de remis requirió o aceptó los ofrecimientos de automóviles de propiedad de los sujetos codemandado para la consecución de su objetivo y que el actor se integró como medio personal a esta empresa ajena, -la agencia-, cumpliendo un horario de trabajo determinado, recibiendo órdenes de quienes organizaban los viajes, y todas las partes obtuvieron beneficios a cambio de sus prestaciones, todas las personas físicas codemandadas se beneficiaron con el trabajo del actor y resultan responsables solidariamente.

Fallo:

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 11 días del mes de JULIO de 2012, se reúnen en acuerdo los jueces de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y, de acuerdo con el resultado del sorteo realizado, proceden a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR VICTOR A. PESINO DIJO:

I.- La sentencia de primera instancia que hizo lugar a la demanda incoada viene apelada por ambas partes a tenor de los memoriales de fs. 351/352 vta por el codemandado Dall’Oro, y 355/357 por la parte actora. También se quejan los codemandados Valdivia Maldonado y Díaz, por la distribución de costas, y el perito contador por la regulación de sus honorarios, que estima reducida.

Adelanto opinión en el sentido que el recurso (fs. 351/352 vta) del codemandado Dall’Oro no obtendrá favorable recepción. El quejoso fundamentalmente desconoce y controvierte la naturaleza de la vinculación que lo unió al actor, y se agravia por la conclusión a la que arribara la ” a quo” , en cuanto tuvo por acreditado que la misma fue de carácter laboral. Coincido con la opinión de la “a quo” en cuanto tuvo por acreditada la misma, con base en la prueba testimonial e informativa. Si bien la parte actora produjo la declaración de un único testigo, lo que obliga a efectuar una ponderación de mayor rigor, de su lectura y análisis, es posible concluir que los dichos de Carmona ( fs. 172/173) son idóneos y convictivos para tener por cierto que el accionante se desempeñó como chofer de lunes a viernes en el horario de 16 a 6 hs. en la agencia Travel, del señor Dall’Oro. Este mismo, en su contestación de demanda ( fs.76/84 vta.) y en su escrito de apelación, reconoce explotar una agencia de remises -“Travel”-, sin flota de automóviles propia, con un espacio físico, con trabajadores que reciben telefónicamente solicitudes de servicio de remis, clientela que se organiza y destina a propietarios de automóviles para la realización de tales viajes.

A mi entender, las manifestaciones del quejoso no alcanzan entidad para modificar el temperamento de grado. Llega firme a esta instancia que el actor condujo automóviles de propiedad de los codemandados bajo la coordinación de la agencia Travel, que impartía las órdenes y que también obtenía un porcentaje en la recaudación de los viajes (20% según contestación de demanda fs.76/84). Así el accionante se integró al giro del negocio del codemandado Dall’Oro conformado por clientela, publicidad, organización de viajes, contando para ello con un local habilitado, y se desempeñó como conductor de vehículos que no eran de su propiedad (ni de la de Dall’Oro), en forma dependiente, y la clandestinidad de toda la vinculación configuró una injuria de entidad suficiente para decidir que la decisión rupturista del actor, fue ajustada a derecho.

II.- Ahora bien, el quejoso Dall’Oro imputa tanto en el escrito de contestación de demanda (fs. 76/84 vta.) como en el recurso de apelación, que eran los codemandados Valdivia Maldonado y Díaz Jorge (eximidos de la condena), los titulares de dominio de los automóviles que describiera el accionante en la demanda ( fs.22/31vta.), afirmación que fue corroborada por el informe de fs. 193/199 de la Dirección Nacional de Registros Nacionales de la Propiedad Automotor y de Créditos Prendarios: automóvil Renault Dominio TCL 990; Renault Dominio BWU 972; Renault Dominio AUS 269 , todos de titularidad de VALDIVIA MALDONADO Ana María; y Renault Dominio BMP 258 de titularidad de Díaz Jorge Alfredo, a quienes se les proporcionaba clientela y ellos disponían de sus automóviles para la realización de los destinos . A fs. 163, la empresa Metropolitana Servicios S.R.L.- que se dedica a brindar asesoramiento a personas sobre sus vehículos, como ser servicio prepago del automovilista, auxilio mecánico, reparación de rodados, provisión de repuestos, etc,- informó qué compañías de seguro aseguraban a los autos referidos precedentemente y que el actor en el escrito de inicio señala conducir (fs.22/32)

En el contexto expuesto, si la agencia Travel no contaba con automóviles para la realización de viajes, y afirma que los mismos eran encomendados a quienes si los poseían, corrobora la versión del actor en el escrito de demanda. Es que, en una agencia de remises, la organización empresaria mínima requerida para lograr su objeto -consistente en la prestación del servicio de transporte de personas-, debe contar con elementos básicos que la integren. Por un lado la organización de la misma se forma por la clientela, por el espacio físico donde se presta atención telefónica a los clientes y se diagrama la organización de los viajes, los conductores que cumplan los viajes y por los vehículos que transportarán a las personas. No podría concebirse la existencia de una “empresa” de remises sin esos rodados. En el caso la agencia de remis Travel requirió o aceptó los ofrecimientos de automóviles de propiedad de los sujetos citados en el párrafo precedente para la consecución de su objetivo. El actor se integró como medio personal a esta empresa ajena -la agencia-, cumpliendo un horario de trabajo determinado, recibiendo órdenes de quienes organizaban los viajes, y todas las partes obtuvieron beneficios a cambio de sus prestaciones ( en ese sentido, Carmona ( fs. 172/173) que afirmó que estos recaudaban el dinero de la agencia diariamente).

Entonces no sólo el codemandado Dall’Oro fue quien se benefició con el trabajo del actor; como dije anteriormente y tal como surge de la prueba obrante en la causa, no hubiera sido posible la realización del objeto empresarial sin los rodados. Los titulares de ellos, codemandados a fs.103/107 se encargaron de negar y desconocer las pretensiones invocadas por el actor, pero no dieron una versión clara y circunstanciada acerca de los hechos expuestos en el inicio. En lo que aquí interesa, tengo para mí que los codemandados Valdivia Maldonado y Diaz también se beneficiaron con las labores del actor. El testigo Bianco a fs. 209 dijo que “…las órdenes de trabajo al dicente le son impartidas por el encargado de turno por radio…que hay gente que tiene tres o cuatro autos y toma choferes, pero no directamente de la agencia,…el dicente labora …con su propio auto y bajo su propia cuenta, pero que puede ocurrir que “yo pueda tener un conocido y darle trabajo, pero independientemente de la agencia, el que me hago cargo soy yo, la agencia lo que va a hacer es lo mismo que hace conmigo, pasar los viajes por radio y que el chofer los realice…” Ello corrobora la versión no sólo del codemandado Dall’Oro sino del propio actor que reclamó esta vinculación en la demanda contra los nombrados codemandados. De este plexo probatorio es posible concluir que los dueños de los automóviles afectados al transporte de pasajeros, se beneficiaban con la infraestructura de la remisería en tanto ésta les aporta la recepción de las solicitudes de servicio, la coordinación de las tareas y que podían ellos sólos o por intermedio de la agencia requerir al actor sus servicios, subsumiéndose así su naturaleza en el marco de lo establecido en el artículo 26 de la L.C.T.

IV.- En consecuencia tendré por acreditado que todos los codemandados conformaron un empleador y por lo tanto, los señores Díaz y Valdivia Maldonado, deberán responder solidariamente en los términos referidos.

V.- A tenor de lo dispuesto en el artículo 279 del C.P.C.C.N.el tratamiento de los recursos sobre distribución de costas y regulación de honorarios deviene inoficioso.

VI.- Por lo expuesto, propicio en este voto se confirme la sentencia apelada en cuanto a la acción dirigida contra ANGEL SALVADOR DALL’ORO y se la revoque en cuanto rechazó la dirigida contra ANA MARIA VALDIVIA MALDONADO y JORGE ALFREDO DIAZ a quienes se los condena en forma solidaria; se deje sin efecto lo resuelto en materia de costas y honorarios; se impongan las costas del proceso a las demandadas vencidas y se regulen los honorarios de las representaciones letradas de la parte actora, del codemandado ANGEL SALVADOR DALL’ORO, de los codemandados ANA MARIA VALDIVIA MALDONADO y JORGE ALFREDO DIAZ, y del perito contador en el 18%, 16%, 16%, y 8% respectivamente, del monto de condena más intereses.

EL DOCTOR LUIS A. CATARDO DIJO:

Que, por compartir sus fundamentos, adhiere al voto que antecede. Por ello, el TRIBUNAL RESUELVE:

1) Confirmar la sentencia apelada en cuanto a la acción dirigida contra ANGEL SALVADOR DALL’ORO y revocar en cuanto rechazó la dirigida contra ANA MARIA VALDIVIA MALDONADO y JORGE ALFREDO DIAZ; a quienes se los condena en forma solidaria;

2) Dejar sin efecto lo resuelto en materia de costas y honorarios;

3) Imponer las costas del proceso a las codemandadas vencidas;

4) Regular los honorarios de las representaciones letradas de la parte actora, del codemandado ANGEL SALVADOR DALL’ORO, de los codemandados ANA MARIA VALDIVIA MALDONADO y JORGE ALFREDO DIAZ, y del perito contador, en el 18%, 16%, 16%, y 8% respectivamente, del monto de condena más intereses.

Regístrese, notifíquese y, oportunamente, devuélvanse.-

VICTOR A. PESINO

JUEZ DE CAMARA

LUIS A. CATARDO

JUEZ DE CAMARA

Ante mí:

ALICIA MESERI

SECRETARIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s