Responsabilidad de los directores de la sociedad anónima por violar las leyes laborales y de seguridad social.

Partes: Lencina Leonardo Sergio c/ Todo Gusto S.A. y otros s/ despido

 Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo

 Sala/Juzgado: VI

 Fecha: 22-jun-2012

 Cita: MJ-JU-M-74585-AR | MJJ74585 | MJJ74585

 Las personas físicas codemandadas resultan responsables (art. 59 y 274 LSC.) en su carácter de directores de la sociedad anónima pues han violado las leyes laborales de orden público y las normas de seguridad social, sin que haya necesidad de apartar la persona jurídica cuya invalidez, inexistencia o irregularidad no ha sido demostrada (art. 54 de la LSC.).

Sumario:

1.-Corresponde hacer extensiva la condena dispuesta a las personas físicas codemandadas (conf. arts. 59  y 274  de la LSC.) toda vez que no se advierte que las invocaciones del escrito de inicio, referidas a las imputaciones de responsabilidad pretendida a título personal de los integrantes del órgano de administración de las sociedades demandadas, sean insuficientes para aplicar en el caso los efectos del art. 71  de la L.O. sino que por el contrario, son hechos lícitos, posibles y verosímiles sobre los que debe generase una presunción de veracidad ante la falta de contestación de demanda (del voto del Dr. Juan Carlos Fernández Madrid al que adhiere la Dra. Graciela L. Craig – mayoría).

2.-Toda vez que los codemandados, en su carácter de directores de la sociedad anónima condenada, han violado las leyes laborales de orden público y las normas de seguridad social provocando perjuicios los trabajadores y a la comunidad en general, -por no registrar en forma debida la relación laboral e incumpliendo con las obligaciones que la ley le impone como agente de retención-, se justifica la extensión de responsabilidad solidaria conforme lo establece el art. 59 y 274 de la LSC. en virtud de que dichas disposiciones normativas los hacen solidaria e ilimitadamente responsables por los daños que causen con sus acciones u omisiones dolosas o culposas, sin que haya necesidad de apartar la persona jurídica cuya invalidez, inexistencia o irregularidad no ha sido demostrada en los términos previstos por el art. 54  de la LSC. (del voto del Dr. Juan Carlos Fernández Madrid al que adhiere la Dra. Graciela L. Craig – mayoría).

3.-Corresponde confirmar el rechazo de la condena a las personas físicas codemandadas puesto que no surge de los elementos de la causa que efectivamente los codemandados hubieran ejercido un cargo en los órganos de dirección y administración de la demandada (del voto del Dr. Luis A. Raffaghelli – disidencia).

4.-Aun cuando el socio contra quien se pretenda extender la condena revista el carácter de accionista de la sociedad empleadora, si no surge de los elementos de la causa que efectivamente hubiere ejercido un cargo en el órgano de gobierno de aquélla y tampoco se acreditare su intervención personal en los pagos al margen de la registración y falta de aportes previsionales; no se podrá afirmar que dicho socio, en su carácter de accionista, haya constituido la sociedad empleadora con fines extrasocietarios o como un mero recurso para violar la ley, el orden público o frustrar los derechos de terceros (del voto del Dr. Luis A. Raffaghelli – disidencia).

Fallo:

Buenos Aires, 22 de JUNIO de 2012

VISTO Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires reunidos los integrantes de la Sala VI a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicando el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

EL DOCTOR LUIS A. RAFFAGHELLI DIJO:

La parte actora apela la sentencia de primera instancia (fs. 99/103) que hizo lugar a la demandada contra Todo Gusto S.A. según el memorial de fs. 104/105.

Se agravia por cuanto la sentencia de grado rechazó la demanda contra Manuel Rodriguez Do Campo y contra Enrique Pedro Minervini quienes se encuentran incursos en la situación prevista por el art. 71 , de la ley 18.345.

Sostiene la recurrente que corresponde extender la condena en forma solidaria a los integrantes de la persona jurídica demandada por ser autores de la administración social y por haber utilizado a la sociedad en forma fraudulenta a fin de eludir sus responsabilidades laborales, fundando ello en los arts. 54 , 274  y 279  de la Ley de Sociedades.

Estimo que la queja no puede tener favorable recepción.Al respecto, advierto que no surge de los elementos de la causa que efectivamente los codemandados hubieran ejercido un cargo en los órganos de dirección y administración de la demandada Todo Gusto S.A.

Agrego que aún cuando el socio contra quien se pretenda extender la condena revista el carácter de accionista de la sociedad empleadora, si no surge de los elementos de la causa que efectivamente hubiere ejercido un cargo en el órgano de gobierno de aquélla y tampoco se acreditare su intervención personal en los pagos al margen de la registración y falta de aportes previsionales; no se podrá afirmar que dicho socio, en su carácter de accionista, haya constituido la sociedad empleadora con fines extrasocietarios o como un mero recurso para violar la ley, el orden público o frustrar los derechos de terceros.

En tales condiciones, propongo confirmar lo decidido en la sentencia de grado.

Propongo imponer las costas de alzada en el orden causado (art. 68, 2° párrafo , CPCCN) atento a que el actor pudo considerarse asistido de un mejor derecho a litigar. A ese efecto, estimo los honorarios correspondientes a la letrada de la parte actora en el 25% de lo que le corresponde percibir por su actuación en la etapa anterior (art. 14 , Ley 21.839 y normas concordantes)

EL DOCTOR JUAN CARLOS FERNANDEZ MADRID DIJO:

Disiento de la solución propuesta por el Dr. Luis A. Raffaghelli.

Me explico, en el caso, el actor cuestiona la desestimación de la acción incoada contra las personas físicas codemandadas MANUEL RODRIGUEZ DO CAMPO y ENRIQUE PEDRO MINERVINI en los términos de los art. 54, 59  y 274 de la ley 19.550. Queja que, en mi opinión, tendrá favorable recepción.

Para así decidir conviene memorar que, atento la forma en la que se trabó la litis y la situación de rebeldía de la sociedad coaccionada (art. 71 de la L.O., ver fs.48), y que no ha producido prueba alguna que desvirtúe su desfavorable situación procesal, la Sra. Jueza de grado tuvo por reconocidos los hechos afirmados en el escrito de inicio. Consecuentemente, tuvo para sí “…la existencia del vínculo habido, fecha de ingreso, salario e incumplimientos de registro denunciados, categoría y horarios denunciado e intercambios habidos…” y condenó a “TODO GUSTO S.A.” por las obligaciones emergentes de la relación laboral. También, ante el silencio guardado por la empleadora a los respectivos reclamos del actor, consideró suficientes las injurias invocadas para concluir el vínculo en términos del art. 242  de la L.C.T. y admitió los respectivos reclamos indemnizatorios. Asimismo, prosperaron los salarios adeudados, horas extras e indemnizaciones de los arts. 1 y 2  de la ley 25.323. Sin embargo, considero insuficientes las imputaciones efectuadas por los accionantes para extender la responsabilidad a MANUEL RODRIGUEZ DO CAMPO y ENRIQUE PEDRO MINERVINI y rechazó la acción en este aspecto.

No concuerdo con la magistrada “a quo” en éste último aspecto. Me explico.

El accionante denuncia en la demanda que MANUEL RODRIGUEZ DO CAMPO y ENRIQUE PEDRO MINERVINI fueron integrantes del órgano de dirección de la persona jurídica demandada a la fecha de conclusión de la relación laboral, imputa al primero el cargo de presidente y al segundo el de director (ver fs. 1 “in fine” y 9 vta.). Fundan la condena solidaria requerida de las personas físicas demandadas en los términos los arts. 54, 59 y 274 de la ley 19.550.

En esta inteligencia, no se advierte que las invocaciones del escrito de inicio, referidas a las imputaciones de responsabilidad pretendida a título personal de los integrantes del órgano de administración de las sociedades demandadas, sean insuficientes para aplicar en el caso los efectos del art. 71 de la L.O. sino que por el contrario son hechos lícitos, posibles y verosímiles sobre los que debe generase una presunción de veracidad ante la falta de contestación de demanda; y así lo resuelvo.Sobre la cuestión, considero que los codemandados, en su carácter de directores de la sociedad anónima condenada, han violado las leyes laborales de orden público y las normas de seguridad social provocando perjuicios los trabajadores y a la comunidad en general, al no registrar en forma debida la relación laboral no cumpliendo con las obligaciones que la ley le impone como agente de retención, lo que justifica la extensión de responsabilidad solidaria conforme lo establece el art. 59 y 274 de la L.S.C. en virtud de que dichas disposiciones normativas los hacen solidaria e ilimitadamente responsables por los daños que causen con sus acciones u omisiones dolosas o culposas y no hay necesidad de apartar la persona jurídica cuya invalidez inexistencia o irregularidad no ha sido demostrada en los términos previstos por el art. 54 de la L.S.C.

En este orden de ideas, en atención a la orfandad probatoria de las personas físicas codemandadas MANUEL RODRIGUEZ DO CAMPO y ENRIQUE PEDRO MINERVINI, cabe tener por no enervada la presunción prevista por el art. 71 de la L.O., debiendo concluirse que resultan solidariamente responsables con la sociedad condenada en primera instancia en términos de los arts. art. 59 y 274 de la L.S.C.

Por tanto, de prosperar mi voto, propongo modificar la sentencia de primera instancia en el sentido de hacer extensiva la condena allí dispuesta a MANUEL RODRIGUEZ DO CAMPO y ENRIQUE PEDRO MINERVINI (conf. arts. 59 y 274 de la L.C.T.).

De conformidad con lo dispuesto en el art. 279 , C.P.C.C.N., corresponde dejar sin efecto lo resuelto por la jueza de grado en materia de costas y honorarios y pronunciarse originariamente.

Conforme los términos en que fue trabado y resuelto el litigio, corresponde imponer las costas de ambas instancias a cargo de todas las codemandadas que han resultado vencidas -TODO GUSTO S.A., MANUEL RODRIGUEZ DO CAMPO y ENRIQUE PEDRO MINERVINI- que han resultado vencidas (conf. art.68  del C.P.C.C.N.).

Sugiero mantener la regulación de honorarios allí establecida a favor de la representación letrada de la parte actora (conf. art. 38  L.O.; ley 21.839 /24,432 ).

Asimismo, corresponde regular los honorarios de la representación letrada interviniente en ésta alzada en el 25% de lo que en definitiva les corresponda por su labor en origen (cfr. Art. 14 , ley 21.839).

LA DOCTORA GRACIELA L. CRAIG DIJO:

Que adhiero al voto del Dr. Juan Carlos Fernández Madrid.

Por lo que resulta del acuerdo que antecede (art. 125  de la ley 18.345) el Tribunal RESUELVE: I. Modificar la sentencia de primera instancia en el sentido de extender solidariamente la condena allí dispuesta a las codemandadas MANUEL RODRIGUEZ DO CAMPO y ENRIQUE PEDRO MINERVINI. II. Imponer las costas de ambas instancias a cargo de las codemandadas vencidas. III. Mantener la regulación de honorarios dispuesta. IV. Confirmar en lo demás el fallo de grado. V. Regular los honorarios de la representación letrada interviniente en ésta alzada en el 25% de lo que en definitiva les corresponda por su labor en origen.

Regístrese, notifíquese y vuelvan.

LUIS A. RAFFAGHELLI

JUEZ DE CAMARA

JUAN CARLOS FERNANDEZ MADRID

JUEZ DE CAMARA

GRACIELA L.CRAIG

JUEZ DE CAMARA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s