Candiloro Roberto y otros c/ E.N..E.L. Empresa Nacional de Telecomunicaciones s/ diferencias de salarios

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo

Sala/Juzgado: III

Fecha: 9-sep-2002

Cita: MJ-JU-M-7792-AR | MJJ7792 | MJJ7792

Sumario:

1.-Corresponde hacer lugar a la demanda por despido instaurada, aceptando como base de cálculo de la indemnización correspondiente los rubros vacaciones y licencias por accidentes o enfermedades inculpables, los conceptos por horas extras y los premios productividad, asistencia y puntualidad, a pesar de su calidad de rubros variables.

2.-Debe tenerse en cuenta que, el art. 155 inc. a)  de la L.C.T. dispone que, a fin de determinar la remuneración que debe percibir durante el período de vacaciones el trabajador remunerado con sueldo mensual debe dividirse por 25 el importe de aquel sueldo, criterio que corresponde aplicar para determinar el salario diario del empleado. Del inciso d) surge, a su vez, que se entenderá integrando la remuneración del trabajador todo lo que este perciba por trabajos ordinarios o extraordinarios, bonificaciones por antigüedad y otras remuneraciones accesorias .

3.-Debe incluirse en la base de cálculo de la indemnización por despido, lo percibido en concepto de horas extraordinarias. Como consecuencia de su carácter variable, debe tomarse en cuenta el promedio de las remuneraciones percibidas en valores constantes.

4.-Debe aplicarse lo normado por el art. 208 de la L.C.T., para liquidar los salarios correspondientes a enfermedades y accidentes inculpables correspondiendo computar, al determinar la base de cálculo, las remuneraciones variables que percibía el trabajador, para lo cual se calculará el promedio de lo recibido por tal concepto en el último semestre.

Fallo

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a 9.9.02, reunidos en la Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

El doctor Eiras dijo:

Contra la sentencia de la instancia anterior se alzan las partes actora y demandada, a tenor de los respectivos memoriales de fs. 1153/1158 y fs. 1165/1166, que recibieran réplica de la contraria a fs. 1169/1171 vta. y fs. 1173/1174 vta. La accionada también apela los honorarios de la representación letrada de ambas partes, por considerarlos altos.

La parte actora se queja porque el Sr. Juez rechazó parcialmente la demanda. Afirma que las horas extras no le fueron abonadas correctamente porque la accionada no incluía en la base de cálculo los rubros variables normales y habituales que componían la remuneración de los reclamantes. A su entender, también resulta procedente el reclamo por las diferencias salariales derivadas del pago tardío de las horas extraordinarias.

La parte demandada se agravia porque el Sentenciante incluyó en la base de cálculo de los rubros vacaciones y licencias por accidentes o enfermedades inculpables, los conceptos por horas extras y los premios productividad, asistencia y puntualidad. Sostiene que estos últimos son rubros variables y que por tal motivo, no corresponde incorporarlos. Argumenta que la ropa de trabajo fue entregada y que por lo tanto, no es viable un resarcimiento en dinero.También se queja porque el Juzgador lo condenó a pagar intereses hasta el momento de la efectiva cancelación, ya que a su criterio, conforme la naturaleza de la demandada, deviene aplicable la ley 23.982  de Bonos de Consolidación de la Deuda Pública y el pago debe efectuarse por el procedimiento que dicha ley establece, sin devengar intereses con posterioridad al 31.3.91, ya que dichos bonos poseen en sí mismos su propio interés. Finalmente, cuestiona la forma en que fueron impuestas las costas del pleito, pues entiende que éstas deben distribuirse proporcionalmente entre ambas partes.

Por razones de orden metodológico, trataré en primer lugar la apelación de la parte demandada.

El art. 155 inc. a) de la L.C.T.  dispone que a fin de determinar la remuneración que debe percibir durante el período de vacaciones el trabajador remunerado con sueldo mensual debe dividirse por 25 el importe de aquel sueldo, criterio que corresponde aplicar para determinar el salario diario del empleado. Del inciso d) surge, a su vez, que se “entenderá integrando la remuneración del trabajador todo lo que este perciba por trabajos ordinarios o extraordinarios, bonificaciones por antigüedad y otras remuneraciones accesorias”.

Por lo tanto, cabe incluir en la base de cálculo lo percibido en concepto de horas extraordinarias. Como consecuencia de su carácter variable, debe tomarse en cuenta el promedio de las remuneraciones percibidas en valores constantes (en sentido análogo, S.D. N. 71.069 del 20.3.96, en autos “Penso, Carlos Alberto y otros c/ E.N.T.E.L. s/ diferencias de salarios”, del registro de esta Sala).

En consecuencia, propicio confirmar le fallo apelado en este punto.

Del mismo modo, en virtud de lo normado por el art.208 de la L.C.T., para liquidar los salarios correspondientes a enfermedades y accidentes inculpables corresponde computar, al determinar la base de cálculo, las remuneraciones variables que percibía el trabajador, para lo cual se calculará el promedio de lo recibido por tal concepto en el último semestre.

Esta cuestión de la inclusión de diferentes conceptos en la liquidación de salarios de enfermedad y accidentes inculpables guarda similitud con el precedente resuelto por este Tribunal en autos “Pasarello y otro c/ Segba” (S.D. N. 44.653 del 23.8.83), cuya doctrina fuera desde entonces sostenida por esta Sala.

Allí se sostuvo que las propias normas de la Ley de Contrato de Trabajo contemplan expresamente la liquidación de las formas variables de salarios y otras remuneraciones accesorias para el cálculo de los salarios por accidentes y enfermedades inculpables (art. 208). En este contexto, no puede invocarse una norma convencional que recorte el concepto de remuneración legal sin colocar a la propia convención fuera del marco legal (art 6 to. de la ley 14.250).

En consecuencia, propicio confirmar la sentencia de grado también en este aspecto.

Respecto del rubro ropa de trabajo tampoco asiste razón al apelante, pues del peritaje contable surge que al actor no le fue abonada la suma correspondiente por dicho concepto (fs. 151, punto 26).

Al respecto cabe tener en cuenta que la provisión de ropa de trabajo, aparte de constituir a veces una manifestación de poder de dirección en lo relativo a la indumentaria uniforme, se inscribe entre los medios preventivos en cuanto evita el desgaste de las vestimentas del trabajador. En esta medida constituye el cumplimiento del art. 76 de la L.C.T., cuyo ámbito se ve ampliado por el convenio colectivo o por el contrato individual. El incumplimiento de la obligación trae aparejado el resarcimiento del perjuicio que la omisión hubiese producido (aun presuntivamente), aunque el valor de dicha indumentaria no forme parte del salario (en igual sentido, sentencia N.83.159 del 28.12.01, en autos “Sacaba, Luis c/ García, Enrique s/ despido”, del registro de esta Sala), por ello, propicio confirmar el fallo apelado también en este aspecto.

En relación a la apelación de la accionante, en cuanto a los rubros tenidos en cuenta como base para el cálculo de las horas extraordinarias, no le asiste razón, pues no surge claramente de la demanda cuáles ítems fueron los que dejaron de incluirse, limitándose la parte actora a realizar allí una manifestación en general de que no se incluyeron todos los rubros que a su entender correspondían incluirse. Por lo que en razón de lo expuesto, debe confirmarse el fallo apelado en este sentido.

La cuestión traída a debate en relación con el pago tardío de horas extras ya ha sido resuelta por esta Sala en los autos “Monti c/ Segba s/ cobro de pesos” (sentencia N. 53.743 del 30 de diciembre de 1986), donde se sostuvo que el empleador no tiene la obligación de pagar la retribución al vencimiento del mes calendario, como lo hizo, ya que la ley le acuerda un plazo de cuatro días para hacer efectivo el cumplimiento de aquella obligación, vencido el cual incurre en mora. Por consiguiente, entre el momento en que el crédito se hizo exigible y el momento del pago no medió un fin de mes, por lo que la actualización monetaria no resulta procedente.

Ahora bien, toda vez que la empleadora incurrió en mora y privó al trabajador del uso de un capital que retuvo sin derecho, considero equitativa la fijación de un interés que repare el perjuicio que experimentara el accionante por aquel motivo (art. 622 del Código Civil) .

Para tal efecto, debe aplicarse la tasa que utiliza el Banco de la Nación para las operaciones de préstamos personales. La suma así obtenida deberá actualizarse de acuerdo con lo normado por el art. 276 de la L.C.T.hasta el 31 de marzo de 1991, cálculo que, dada su complejidad, será practicado por el perito contador en la etapa procesal prevista en el art. 132 de la L.O.

Tal como lo ha resuelto esta Cámara en su Resolución 20/91, las sentencias que pongan fin al proceso de conocimiento, en cualquiera de las instancias, declararán el derecho de las partes, y en su caso, dispondrán la condena con inclusión de plazo, modo de pago e intereses posteriores al 1.4.91, todo ello sin perjuicio de la posibilidad del recurrente de plantear en la etapa ejecutiva el derecho que estime tener en torno a la aplicación de la ley 23.982 (en sentido análogo, sentencia N. 74.528 del 21.8.97, en autos “Hereñú, Narciso Osvaldo c/ Armada Argentina s/ Accidente – Ley 9688”, del registro de esta Sala).

La suma resultante no llevará a su vez intereses, salvo mora posterior a la oportunidad del mencionado art. 132. En tal caso, a partir de entonces se aplicará la tasa indicada en la Resolución de la C.N.A.T. del 9.6.94, Acta N. 2.155, 12% anual hasta el 31.1.2001 y a partir del 1.1.2002 la que establece la Resolución de la C.N.A.T. del 7.5.2002, Acta N. 2.357, tasa activa fijada por el Banco de la Nación Argentina para el otorgamiento de préstamos, todo ello con respecto al monto por el que prospera la acción en esta Alzada, por el pago tardío de horas extras, pues con relación al resto de los rubros acogidos en la instancia previa, la cuantía de la tasa de interés fijada por el Sentenciante llega firme a esta Alzada.

Por ello, ha de modificarse parcialmente en este punto, el fallo apelado.

Ante el nuevo resultado del litigio y en virtud de lo normado por el art.279 del C.P.C.C.N. , corresponde dejar sin efecto la imposición de costas y las regulaciones de honorarios practicadas en la instancia anterior y proceder a su determinación en forma originaria, por lo que resulta abstracto el análisis de las restantes apelaciones al respecto.

Propongo diferir el tratamiento de la imposición de costas y las regulaciones de honorarios dispuesta en la instancia anterior y diferir su tratamiento -incluso las relativas a la Alzada- para cuando medie liquidación definitiva.

Por ello, propicio: I.- Modificar parcialmente la sentencia apelada, respecto del pago tardío de horas extras y sus intereses, de acuerdo con lo establecido precedentemente, cálculo que será practicado por el perito contador en la etapa del art. 132 L.O., y confirmarla en los restantes puntos. II.- Dejar sin efecto la imposición de costas y las regulaciones de honorarios dispuesta en la instancia anterior y diferir su tratamiento -incluso en lo relati vo a la Alzada- para cuando medie liquidación definitiva.

El doctor Guibourg dijo:

Que adhiere al voto que antecede por compartir sus fundamentos.

Por ello, el Tribunal RESUELVE:

I.- Modificar parcialmente la sentencia de primera instancia, respecto del pago tardío de las horas extras y sus intereses, de acuerdo con lo establecido precedentemente, cálculo que será practicado por el perito contador en la etapa del art. 132 L.O. y confirmarla en los restantes puntos. II.- Dejar sin efecto la imposición de costas y las regulaciones de honorarios dispuesta en la instancia anterior y diferir su tratamiento -incluso en lo relativo a la Alzada- para cuando medie liquidación definitiva.

Regístrese, notifíquese y oportunamente devuélvase.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s