fbpx

#Fallos Justa causa: Es válido el despido por pérdida de confianza del trabajador que se apropiaba del dinero correspondiente a cobros que él mismo anulaba

Partes: M. M. M. c/ Club Gimnasia y Esgrima Asoc. Civil s/ despido

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo

Sala / Juzgado / Circunscripción / Nominación: III

Fecha: 18 de octubre de 2022

Colección: Fallos

Cita: MJ-JU-M-138929-AR|MJJ138929|MJJ138929

Se justifica el despido por pérdida de confianza del trabajador que se apropiaba del dinero correspondiente a cobros que él mismo anulaba.

Sumario:
1.-Es procedente concluir que el club empleador estuvo asistido de derecho al rescindir el contrato de trabajo, fundado en pérdida de confianza, pues los testimonios aportados más el informe del perito contador, resultan convincentes para acreditar la responsabilidad del actor en un faltante de dinero y de la captura de mensajes de whatsapps que fueran reconocidos expresamente por una testigo, resulta que el actor reconoció haber anulado tickets o dejado sin ingresar los correspondientes a cuotas sociales abonadas por los socios, apropiándose del dinero de la tesorería, siendo el hecho de tal magnitud y proporcionalidad que se traduce en un incumplimiento que contradice al principio de buena fe (art. 63 , LCT), el cual dispone que las partes deben ajustar su conducta a lo que es propio de un buen empleador y un buen trabajador.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

2.-La invocada injuria de ‘pérdida de confianza’, es una medida adoptada como consecuencia de un incumplimiento de los deberes del trabajador o la inobservancia de obligaciones contractuales que hayan causado algún perjuicio a la empresa, dicha decisión rescisoria debe encontrar fundamento en hechos objetivos de magnitud que justifiquen el quiebre del vínculo de trabajo.

Fallo:
En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a , reunidos en la Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oir las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

La Doctora Diana Cañal dijo:

I.- El Sr. Juez de grado anterior, hizo lugar parcialmente a la demanda y condenó al CLUB GIMNASIA Y ESGRIMA ASOCIACION CIVIL a pagar rubros salariales y la multa del art. 45 de la ley 25345 (fs. 129/134).

Contra tal pronunciamiento, se alza la parte actora a tenor del memorial obrante a fs. 135/138vta., con réplica de la contraria a fs. 152/154.

II.- La parte actora se considera agraviada, porque el Sr. Juez de grado anterior concluyó que la empleadora obró conforme a derecho, cuando rescindió el vínculo laboral fundado en la pérdida de confianza, todo ello conforme los hechos acreditados en la causa.

La parte recurrente cuestiona la valoración probatoria que el sentenciante de primera instancia otorgó a los whatsapps y a los testimonios aportados por los testigos W., M. y D., ya que sostiene que los mismos fueron contradictorios y que tomaron conocimiento de los presuntos hechos a través de comentarios.

Llega firme a esta alzada, que el actor prestó tareas de «cajero titular» en la sede de San Martín del Club de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, y que la rescisión del vínculo por decisión de la empleadora tuvo lugar el 16 de noviembre de 2015.

En efecto, el distracto se produjo en los siguientes términos «En mi carácter de apoderado legal del Club Gimnasia y Esgrima Asociación Civil (.) se le formulan las siguientes consideraciones: 1) Como fue de su expreso conocimiento, fue realizada una auditoría en área de Tesorería del Club, en su sede San Martín, donde Ud. se ha desempeñado como cajero, verificándose faltantes de dinero efectivo por Ud.manejado y por un total de $60.735,50 (.). 2) Se trata de 60 operaciones por Ud. intervenidas entre el 04/07/2015 a las 14:57 hs. hasta el 25/09/2015 a las 18:51 hs., registradas en el sistema Control Plus donde se comprobaron maniobras consistentes en falsa anulación de recibos por sumas realmente percibidas, según fue verificando con los socios que efectuaron los pagos: (Subtotal $48.990), faltante del Operativo Nº 219 (Subtotal $6.745,50) y faltante de cambio permanente de caja (Subtotal $5.000). 3) Si bien reconoció Ud por varias vías documentadas en reiteradas oportunidades y ante distintos funcionarios del Club su absoluta responsabilidad en los hechos, aduciendo ser víctima de supuesta adicción al juego en el Casino; la pérdida de confianza que ha generado su proceder impide la prosecución del vínculo y obliga a sancionarlo con el despido causado. 4).Consecuentemente se lo intima formalmente a la restitución en la sede Central del Club (.) y en el término de 48 horas de recibida la presente, de la suma ilegítimamente apropiada de $60.735,50 (.)» (CD Nro. 635147100, fs. 20/21 y fs. 32).

La invocada injuria de «pérdida de confianza», es una medida adoptada como consecuencia de un incumplimiento de los deberes del trabajador o la inobservancia de obligaciones contractuales que hayan causado algún perjuicio a la empresa, dicha decisión rescisoria debe encontrar fundamento en hechos objetivos de magnitud que justifiquen el quiebre del vínculo de trabajo.

La demandada funda la pérdida de confianza en atribuirle al actor en su condición de cajero, el supuesto faltante de dinero de la tesorería del Club, situación que aconteció con motivo de una auditoría que tuvo lugar durante el periodo en que M.cursaba una licencia por enfermedad (septiembre – octubre de 2015). Mientras que el accionante esgrimió en su demanda, que en la Sede de San Martín existían dos empleados de la demandada realizando en forma permanente las mismas tareas, y que además los días sábados y domingos era reemplazado por un «franquero», y que estas personas utilizaban su clave a fin de acceder a la caja de la tesorería.

En primer lugar y en relación con la defensa expuesta por el actor, el perito contador informó que en la sede del Club Gimnasia y Esgrima de San Martín, «Dentro del sector de trabajo del Sr. M., se desempeñaba en horario a contra turno la Sra. L. K.» (repuesta f- de fs. 102 vta.).

Además, el experto contable dio cuenta de que «el personal designado como «refuerzo» en el sector del Sr. M., era designado en forma esporádica por necesidad de servicio o en época de licencias y se organizaba de tal manera de cubrir la franja horaria de atención al público de 9 a 20:00 hs.» (respuesta g- de fs. 102 vta./103).

Por otra parte, especificó que «todo el personal tiene designado una «clave de acceso personal» generada por cada empleado, para el ingreso a los programas de cobranzas y pagos» (respuesta i- de fs 103).

Luego y en relación a la auditoría interna, el perito convalidó que se realizó en el «(.) área de Tesorería del Club en la Sede de Sana Marín, verificando un faltante de $60.735 (.) discriminándose de la siguiente forma: Recibos anulados $48.990,00; Operativo San Martín $6.745,50; Faltante Cambio $5.000» (respuesta k.- y punto II de pericia, fs. 103 y fs.104).

Por otra parte, los testimonios aportados por los testigos ofrecidos por la parte demandada y que son motivo de agravio de la parte actora resultaron ser D., M., y W., quienes dieron cuenta de la prestación de tareas del actor, como cajero en la sede del club demandado, y explicaron los motivos y resultados de la auditoría que tuvo lugar en la sede de San Martín.

Así, D. declaró a propuestas de la demandada y manifestó ser empleada en Tesorería Central, dirigiendo las cajas de las sedes del Club de GEBA. La testigo dio cuenta de que alguna vez visitó la caja de San Martín por control, auditoría y que «(.) en ocasiones los cajeros también vienen a Tesorería Central a retirar listados, valores y demás y ahí también lo vio al actor. El actor era cajero y personal responsable de los pagos operativos que son viáticos se le paga al personal en la Sede. Cajero implica cobrar cuotas y utilidades, y en el caso del actor también es responsable del control y pago de operativos. Sabe que el actor dejó de trabajar porque hubo una situación irregular entre septiembre y octubre de 2015, el actor no estaba en funciones porque tenía licencia médica y se enviaron refuerzos para reemplazarlo a la caja como cajero. Esos refuerzos constataron y le informaron a la Jefa de Tesorería N. M. primero que no encontraron los operativos que manejaba el Sr. M. ni los valores que acompañaban y faltaban los valores (.) falta efectivo de los operativos. Operativos son viáticos que el Club paga a sus empleados por tareas adicionales. (.) En San Martín había dos titulares el Sr. M. y la Sra. K. El trabajo lo hacían metiéndose en el sistema control plus, que era el que imperaba en ese momento, se utilizaba un usuario personal y una clave secreta, personal e intransferible. (.) Cuando ocurrió que el refuerzo lo informó a la Jefa del área de Tesorería M., del faltante para que ella se comunicara con el Sr. M.para preguntarle dónde podían estar los operativos y demás. (.) Después surgieron casos de socios del club que con recibos impreso en mano reclamaban que ese recibo no estaba ingresado en sistema situación que llevaba a que el socio no podía ingresar al club (.). Después de la auditoría le parece que el faltante ascendía a unos sesenta mil pesos. (.) Para el operativo no puede haber intervenido otra persona que no fuera el actor. Ni la Sra. K. ni ningún otro refuerzo enviado a la caja San Martín (.) era responsabilidad del Sr. M. y lo controlaba la Jefa de Tesorería vía whatsapp al teléfono del Sr. M., por eso cuando existió la irregularidad la Sra. M. le consultó sobre los faltantes, No podía ser otro porque era el personal de más confianza y de más antigüedad en la Caja San Martín (.) El control de caja era: las cajas se emitían, se detallaban, se enviaba el efectivo a la Tesorería Central, un detalle de caja se confeccionaba manuscrito, se detallaba el efectivo, las tarjetas de crédito, el posnet y lo pagado durante el día con los fondos de caja, se embolsaba y se enviaba por correo interno junto con la seguridad a Tesorería Central donde los responsables de revisar las cajas eran la testigo y la Sra. M. .» (fs. 106/108).

Otra de las testigos que declaró a propuestas de la parte demandada resultó ser la Sra. M., Jefa de Tesorería del club demandado, la deponente adujo que «Al actor lo conoce porque trabajaba en la Sede San Martín que está en Palermo dependiendo de la testigo. No recuerda cuándo empezó a trabajar el actor para el Club. (.)El actor estaba en la caja de San Martín que es una tesorería que tenían en esa sede, cobraba cuotas sociales, abonaba sueldos a los empleados, abonaba operativos (viáticos).

(.) Lo sabe porque eran las órdenes que tenía de la testigo como jefa como de los directivos, los superiores a quienes reportaban.En San Martín había otro cajero que cobraba cuotas, era una mujer, L. K. La responsabilidad de cobrar cuotas y pagar sueldos era mayormente del actor.

La confianza que le tenía la testigo al actor era muy grande, entonces se manejaba por vía celular whatsapp o mensaje y al testigo le daba las órdenes por ese medio y el actor era el encargado de separar el dinero para pagar sueldos, operativos, lo que tuviera que abonar. (.) Surgió que aparecieron socios que tenían comprobantes de cuotas abonadas y en el sistema no figuraba el registro de ese pago, estaba anulado. Esas personas aparecieron físicamente en las cajas, en las tesorerías, reclamando porque el molinete no les registraba el pago de la cuota social. Al ver que estaba el comprobante y que no estaba registrado en el sistema control plus, entonces empezaron a verificarlo, lo hizo la testigo y surgió que eran re cibos que estaban anulados, lo cual no puede pasar porque el recibo en poder del socio era que lo había abonado. Por medio de una cajera le llegó a la testigo que figuraba como pendiente, sin pagar en el sistema de cobranza, (.) El actor se enfermó y dejó de trabajar de un día para otro y ahí la testigo empezó a mandar otras personas, cajeras para cubrir el puesto del actor y ahí surgieron que eran recibos que estaban anulados, lo cual no puede pasar porque el recibo en poder del socio era que lo había abonado. (.) cuando se anula un recibo se dejaba la copia y el original abrochado en la remisión de la caja, eso daba certeza de que no se había cobrado el recibo al socio. Cuando verificaron esos casos puntuales que vinieron esos recibos estaban sólo en copia y no figuraban como anulados ese día.La testigo le empezó a mandar mensajes al actor, preguntándole por estos casos, qué había pasado y él le fue hablando por whatsapp a la testigo y le fue hablando que había tenido unos problemas personales y que había tenido que tomar dinero anulando recibos. Después también surgieron empleados que venían a cobrar operativos y no estaba el dinero. Siempre se separaba y se ponía en una bolsa separada en una caja fuerte en la Sede de San Martín y tampoco estaba. También se lo preguntó al testigo y también entró en los faltantes que tenía. Le respondió lo mismo que era por los mismos problemas que tenía y que lo iba a cubrir cuando volviera, (.) entonces la testigo hizo una auditoría y elevó un informe donde figuraban todas las anulaciones que él había efectuado y donde comprobaron que faltaba el original, estaba sólo el duplicado. El informe fue elevado a los directivos del Club: Tesorero y Directivos: presidente y secretario y ahí ellos tomaron su decisión de qué hacer que fue que no volviera a trabajar a tesorería. (.) Para operar el sistema control plus se entraba con un usuario, una clave y una vez dentro del sistema se ponía el número de socio y se marcaba concepto a cobrar: cuota, actividad, roperos (le llamaban comodidades) La clave se la daba a cada usuario, a cada empleado la gente de sistemas, de cómputos del club. (.) El faltante era en total aproximadamente todo de $60.000 (.) El usuario del actor lo utilizaba el actor solamente, lo sabe (.) Los reemplazos tenían cada uno su usuario. (.) El mantenimiento del sistema control plus lo hace la gente del sistema, nada que ver con Tesorería. El control plus es un sistema de clubes que se contrato es externo .» (fs. 109/110) .

La última testigo que declaró a instancias de la parte demandada fue la Sra. W., quien resultó ser gerente de operaciones y funcionamiento de la entidad demandada, como así también de la gerencia de RRHH.La declarante señaló que conoció «(.) al actor porque fue empleado del club en el área de tesorería de la sede San Martín, (.) El actor era cajero de la Sede San Martín. Hacía cobranza de cuotas sociales, de actividades, pagos de operativos, cierres de caja, todo lo que diariamente tenían asignados los empleados que dependían del área de Tesorería a cargo de la Sra. N. M. (.) El actor tenía una compañera en la Sede que era L. K. que ya no está más tampoco que entiende que hacía la cobranza de cuotas sociales, de eso está segura, del resto de las funciones que tenía el actor no sabe si las hacía porque eso lo asignaba la jefa del área N. M. (.) A raíz de una situación de la que tomó conocimiento la testigo justamente por estar en RRHH y a través de la Sra. M. En el momento en que llegó a la testigo se le puso en conocimiento de un faltante de dinero de alrededor de $ 60.000 que se produjo a partir de unas anulaciones de caja que había realizado el actor, anulaciones de cobros realizados por el actor y también por falta de pago de operativos que aparecían como abonados. Sabe que las anulaciones de caja las había hecho el actor por distintos motivos. El primero, porque constaban recibos con su nombre de usuario de dichas operaciones (.). Cuando dijo del nombre de usuario en las operaciones y que allí aparecía el actor es porque para poder realizar cobranzas se utilizan un software que anteriormente manejaba la empresa Control Plus, (.) Para poder ingresar al sistema se le asigna al empleado un nombre de usuario y luego el empleado define una clave personal, secreta, intransferible que sólo él conoce para poder tener acceso.Es personal, secreta e intransferible porque cuando se designa a un empleado, se le solicita a la testigo autorización para darle el usuario y una vez que lo tiene el empleado manipula su clave, cada uno de manera personal y las instrucciones son esas: que no se debe transferir (.) En el área de tesorería de la Sede de San Marín, en la época en que trabajó allí el actor, trabajaban la Sra. que indicó antes: L. K., y seguramente rotaban los francos con algún empleado de la sede Aldao que es la central .», (fs. 115/116).

Los tres testimonios expuestos anteriormente fueron impugnados por la parte actora a fs. 118/119, al considerar que los mismos son referenciales y parciales ya que dos de ellos, M. y W. son dependientes jerárquicos, y D. una empleada de la entidad demandada.

Considero que las circunstancias aludidas no los descalifica sino que en todo caso corresponderá apreciar sus manifestaciones con mayor rigurosidad, pero no los invalida.

Así concluyo, y reiteradamente he sostenido (SD Nro. 93905, del 18 de marzo de 2014, en autos «Toledo Juan Carlos c/VECO S.A.s/Despido» del registro de esta Sala), que «en la inteligencia de que si en el medio laborativo un mismo factor puede afectar a todos los trabajadores, esto de por sí no podría descalificarlos cuando unos declaren en el juicio de los otros, porque de otra forma no podrían disponer nunca de la prueba testimonial al ser precisamente ellos los únicos que conocen la situación.» «La misma reflexión aplico cuando se trata de dependientes de la empleadora, que son las únicas personas de las que esta dispone cuando desea probar circunstancias relacionadas con el medio laboral.» «En uno y en otro caso se trata de los únicos testigos disponibles necesariamente, de otro modo solo podrían declarar terceros ajenos al vínculo de trabajo y por lo tanto de muy pobre valor para las causas.» «Este criterio lo he seguido invariablemente como Juez de primera instancia, en la lógica de lo cerrado de la comunidad de trabajo, que impedían de otro modo que aún la empleadora no pudiese tampoco acompañar declaraciones de quienes son sus dependientes y/o funcionarios.» «En ambos casos, la vara es la misma: verificar con mayor estrictez a esta clase de declarantes, teniendo en cuenta la coherencia con los escritos introductorios y la de los testigos de la parte entre sí.» Justamente, acto seguido procederé a observar los testimonios propuestos por los testigos ofrecidos por la parte trabajadora a fs. 46 vta., C., A. y M., sin embargo, observo que solo aportó su testimonio éste último, porque a fs. 117, el actor desistió de los dos primeros.

Así el Sr. M. afirmó que trabajó en tareas de mantenimiento en canchas de tenis, y de utilero para el club demandado, «(.) siempre trabajó en Figueroa Alcorta 5575 de CABA, (.) Al actor lo conoce de las canchas de tenis donde él trabajaba anteriormente.

Cuando el testigo dijo que «recién los pasaron en blanco por el 2004», antes estaba con la empresa esta tercerizada y para poder ingresar a Geba tenían que renunciar para poder entrar a trabajar al club. (.) Al actor lo conoce de las canchas de tenis.Más o menos lo conoció en el 99 o quizá antes, aclara que pasaron tantos chicos, tantos problemas que hubo. El actor también hacía mantenimiento. Lo sabe porque a veces el actor estaba a la mañana y otras a la tarde, lo veía cuando venía a cubrir francos el actor o cuando entraba a la tarde también. Lo sabe porque lo veía, desempeñaba esa tarea él, la misma que el testigo. No recuerda quién le daba órdenes de trabajo al actor en ese momento. El actor no sigue trabajando actualmente. (.) El actor también trabajó en Tesorería en el Club, pagando sueldos, haciendo arqueo de cajas, parte de personal: los que tenían franco, llegaban tarde, él anotaba los días y las horas de la gente. Lo sabe el testigo porque siempre pasaba por donde estaba el actor porque el testigo tenía que ir a cobrar y a veces estaba él pagando u otra chica cuyo nombre no recuerda, una señora grande. Ella pagaba sueldos, operativos (una forma de decir las horas extras que siempre se pagaban en negro, trabajo que uno hacía fuera de horario). Cuando pasó el actor para el Club, en el 2003 ó 2004 ya empezó a desempeñar tarea de tesorería y después hizo puertas, aparte. Hacer puertas es control de puertas, se cobra estacionamiento, se controlan las credenciales de los socios. El actor estaba haciendo su trabajo enfrente de intendencia. Ahí estaba tesorería y también atención a los socios. Sabe que había otro muchacho donde estaba trabajando el actor y la otra Sra. grande que mencionó que se ocupaban ellos de pagar los operativos, pagar los recibos de sueldo. Sabe que el otro muchacho también lo hacía porque cuando no estaba el actor pagaba la otra persona, la mujer y el muchacho.No sabe porqué no está trabajando más el actor, volvió el testigo un día y se enteró que lo había echado, (.) . El dinero en tesorería lo traían al club en bolsitas transparentes para que pagaran los operativos. Aclara que hasta ahora lo siguen haciendo. Lo sabe porque lo sigue cobrando. El control de esos pagos es poniendo en planillas los horarios que trabajan las personas y de ahí creería que pagan la plata que corresponde a cada uno. Cuando el testigo cobró operativos estando en esa época trabajando el actor en el club, lo llamaban al testigo de intendencia para que pasara por tesorería a cobrar su operativo. Ahí la persona que estaba en ese momento le pagaba en efectivo, firmaba el testigo una planilla para poder cobrar donde decían las horas y el monto de plata qu e debía ser de cada uno.

(.) No sabe cómo rendían cuentas a la institución ellos tres por el dinero que pagaban. No sabe qué es control plus, aclara que quizá puede ser una tarjeta que usaban antes para fichar pero no sabe» (fs. 113/114).

Observo que los testigos tanto por el club demandado como por el actor, fueron concordantes en afirmar que M. prestó tareas de cajero en la sede de San Martín y que el mismo cobraba las cuotas sociales de los socios de la entidad demandada así como los operativos (viáticos) a los trabajadores del club. Ahora bien, en relación con el hecho que se le atribuye al actor del faltante de dinero de la caja que él atendía y que fuera resultado de la auditoría realizada en los meses de septiembre y octubre de 2015, los testigos D., M. y W.fueron concordantes en que cada uno de los trabajadores que prestaban servicios en Tesorería tenía una clave que era intransferible para operar en caja, y que el reclamo de los socios y de los trabajadores a los cuales debía abonarse los viáticos, provocó la realización de una auditoría en Tesorería la cual arrojó que las operaciones de cobros efectuadas por el actor provocaron un faltante de $60.000.

Mientras que el testigo M. aportó dichos a fin de corroborar la prestación de tareas y la modalidad de registro, pero no brindó datos respecto al hecho que se le imputó al actor como causante de la rescisión del contrato de trabajo.

Estimo, que los testimonios aportados por los testigos que declararon en autos, más el informe del perito contador tratado en el inicio de mi voto, resultan convincentes a fin de acreditar la responsabilidad del actor en el faltante de dinero de la entidad empleadora.

Luego, coincido con la decisión de primera instancia de que de la captura de los whatsapps de fs. 23/26, que fueran reconocidos expresamente por la testigo M., resulta que M. reconoció haber anulado tickets o dejado sin ingresar los mismos correspondientes a cuotas sociales abonadas por los socios, apropiándose en definitiva del dinero de la tesorería.

Por otra parte el perito contador informó que del 19 al 26 de octubre de 2015 la Jefa de Tesorería inició un sumario administrativo y de autos no resulta que se hubiera configurado una negativa del derecho de defensa.

Todo ello corrobora la responsabilidad del actor en el hecho que le atribuyó el club demandado, el cual es de tal magnitud y proporcionalidad que se traduce en un incumplimiento que contradice al principio de buena fe (art.63 de la LCT), el cual dispone que las partes deben ajustar su conducta a lo que es propio de un buen empleador y un buen trabajador.

Por lo tanto, propongo confirmar la decisión de primera instancia al disponer que el Club Gimnasia y Esgrima Asociación Civil estuvo asistido de derecho al rescindir el contrato de trabajo del actor, fundado en pérdida de confianza.

Por todo lo expuesto propongo confirmar la sentencia de grado anterior en lo principal que decide.

La parte actora apela el régimen de costas de primera instancia.

El art. 68 del CPCCN dispone que «.el juez podrá eximir total o parcialmente de esta responsabilidad al litigante vencido, siempre que encontrare mérito para ello.».

Para ello y a fin de evaluar la existencia de circunstancias que permitan eximir total o parcialmente al reclamante, advierto que la parte empleadora resultó condenada al pago de rubros salariales, así como la indemnización prevista en el art. 45 de la ley 25345, por lo tanto propongo declarar por su orden las costas de ambas instancias.

El perito contador y la representación letrada de la parte demandada apelan los honorarios regulados a su favor, por considerarlos reducidos.

En atención al monto del litigio, al mérito e importancia de las tareas realizadas por los profesionales intervinientes y lo dispuesto por los arts. 6, 7, 8, 15, 19, 37, 39 y concs. de la ley 21.839, art. 38 de la ley 18.345, arts. 3,6 y concs. del dec. ley 16638/57, ley 24.432 y demás leyes arancelarias vigentes, los honorarios regulados al perito contador y a la representación letrada de la demandada son adecuados a derecho y auspicio confirmarlos.

Propicio regular los honorarios de los profesionales firmantes de fs. 135/138vta., y fs.140/vta., por las tareas realizadas en la alzada, en (%) y (%) respectivamente, de lo que -en definitiva- les corresponda percibir por su actuación en la instancia anterior, con más el impuesto al valor agregado en caso de corresponder.

Al respecto, esta Sala ha decidido en la sentencia Nº 65.569 del 27 de septiembre de 1993 en autos «Quiroga, Rodolfo c/ Autolatina Argentina S.A. s/ accidente – ley 9688», que el impuesto al valor agregado es indirecto y por lo tanto, grava el consumo y no la ganancia, por lo que debe calcularse su porcentaje que estará a cargo de quien debe retribuir la labor profesional. En el mismo sentido se ha pronunciado la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la causa «Compañía General de Combustibles S.A. s/ recurso de apelación» (C. 181 XXIV del 16 de junio de 1993) sosteniendo «que no admitir que el importe del impuesto al valor agregado integre las costas del juicio -adicionárselo a los honorarios regulados- implicaría desnaturalizar la aplicación del referido tributo, pues la gabela incidiría directamente sobre la renta del profesional, en oposición al modo como el legislador concibió el funcionamiento del impuesto».

En definitiva y de conformidad con lo expuesto precedentemente voto por: I.- Confirmar la sentencia de primera instancia en lo principal que decide. II.- Revocar el régimen de costas de primera instancia. III.- Declarar por su orden las costas de ambas instancias. IV.- Confirmar los honorarios apelados. IV.- Regular los honorarios de los profesionales firmantes de fs. 135/138vta. y fs. 140/vta., por las tareas realizadas en la alzada, en (%) y (%) respectivamente, de lo que -en definitiva- les corresponda percibir por su actuación en la instancia anterior, con más el impuesto al valor agregado en caso de corresponder.

El Doctor Alejandro Hugo Perugini dijo:

Que adhiere al voto que antecede por compartir sus fundamentos.

Por lo tanto, el Tribunal RESUELVE: I.- Confirmar la sentencia de primera instancia en lo principal que decide. II.- Revocar el régimen de costas de primera instancia. III.- Declarar por su orden las costas de ambas instancias. IV.- Confirmar los honorarios apelados. IV.- Regular los honorarios de los profesionales firmantes de fs. 135/138vta. y fs. 140/vta., por las tareas realizadas en la alzada, en (%) y (%) respectivamente, de lo que – en definitiva- les corresponda percibir por su actuación en la instancia anterior, con más el impuesto al valor agregado en caso de corresponder.

Regístrese, notifíquese y, oportunamente, devuélvanse.

Alejandro Hugo Perugini

Juez de Cámara

Diana Regina Cañal

Juez de Cámara

Ante mí:

Christian Gabriel Aparicio

Secretario.

A %d blogueros les gusta esto: