fbpx

#Fallos Límite a las reincorporaciones: Aún en vigencia del DNU 329/2020, no proceden las reinstalaciones de los trabajadores pues no es posible dar ocupación efectiva donde no hay desarrollo de actividad

Partes: Beccar Varela Milagro y otros c/ LAN Argentina S.A. s/ medida cautelar

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo

Sala/Juzgado: III

Fecha: 4-nov-2021

Cita: MJ-JU-M-135438-AR | MJJ135438 | MJJ135438

Aún en vigencia del DNU 329/2020, no proceden las reinstalaciones de los trabajadores pues no es posible dar ocupación efectiva donde no hay desarrollo de actividad.

Sumario:

1.-Corresponde revocar el fallo apelado en cuanto declaró la nulidad de los despidos en vigencia del DNU 329/2020 estableciendo la reinstalación de los trabajadores a sus puestos de trabajo, pues más allá de que es evidente que no podría darse ocupación efectiva allí donde no hay desarrollo de actividad económica alguna, lo cierto es que la obligación de pagar salarios sin contraprestación de tareas que emana de las decisiones del poder ejecutivo nacional, podría no resultar admisible frente a una concreta imposibilidad de hacerlo por el cese definitivo de la actividad de la empresa, y tal es así que en los propios considerandos del dec. 961/2020 , replicando los términos de su similar 528/2020 , se justificó la decisión de mantener la duplicación de las indemnizaciones por despido en el hecho que existen supuestos, entre otros, en los que ‘se torna difícil acceder a la reinstalación, ya sea por la clandestinidad laboral o por el cese de actividades’, circunstancia esta última que es precisamente la que acontece en el caso.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

2.-En lo que refiere al embargo preventivo ordenado, las propias defensas vertidas en el memorial que se analiza, relativas a la crisis por la que atraviesa la empresa demandada y su cese de actividades, lejos de favorecer su postura conducen a propiciar la confirmatoria de lo decidido en la instancia anterior en este punto, al no hallar mérito para apartarme de ello.

Fallo:

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a _, reunidos en la Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar los recursos deducidos contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación.

El Dr. Alejandro Hugo Perugini, dijo:

Contra la resolución dictada en la anterior instancia de fecha 11/8/2021, que al adherir en su totalidad al dictamen emitido por el Sr. Fiscal, admitió la medida cautelar solicitada, y a consecuencia de ello, declaró la nulidad de los despidos de los demandantes ordenando a Lan Argentina SA a reinstalarlos en sus respectivos puestos de trabajo, y decretó el embargo preventivo solicitado, se alza la demandada en los términos que vierte en el memorial obrante a fs. 1080/1103 (conf. foliatura digital), el cual fue replicado por los actores a fs.(ver fs.1105/1114).

En cuanto al agravio vertido en relación con la reinstalación ordenada en el pronunciamiento anterior, cabe destacar, como principio de análisis, que las disposiciones en función de las cuales se ha adoptado la referida decisión, esto es, el decreto 329/20 y sus sucesivas prórrogas (decretos 487/20, 624/20 y 761/20), se sostienen en el claro y razonable propósito no solo de preservar las fuentes de trabajo frente a las graves circunstancias ocasionadas por la pandemia asociada al virus COVID19, al aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido a partir del decreto 297/20 en el contexto de la Emergencia Pública dispuesta por la ley 27.541, sino también de que, en el marco de la vigencia de dichos vínculos, los trabajadores cuenten con los recursos económicos necesarios para su subsistencia.

Sin embargo, la carga que ello supone respecto del empleador cuyas actividades no se hallaban exceptuadas de las medidas prohibitivas de la actividad, cuya justificación cabe encontrar en una suerte de delegación de responsabilidades sociales por parte del Estado frente a la gravedad de la crisis, encuentra sus límites, no solo en el propio texto de las previsiones que condenan a la nulidad los despidos y suspensiones por causas económicas, de allí la expresa referencia a la posibilidad de pactar prestaciones no remunerativas en los términos del art.223 bis de la LCT, sino, fundamentalmente, desde el plano de la realidad y por la contundencia de los propios hechos, pues más allá de que es evidente que no podría darse ocupación efectiva allí donde no hay desarrollo de actividad económica alguna, lo cierto es que la obligación de pagar salarios sin contraprestación de tareas que emana de las decisiones del poder ejecutivo, podría no resultar admisible frente a una concreta imposibilidad de hacerlo por el cese definitivo de la actividad de la empresa, y tal es así que en los propios considerandos del decreto 961/2020, replicando los términos de su similar 528/2020, se justificó la decisión de mantener la duplicación de las indemnizaciones por despido en el hecho que existen supuestos, entre otros, en los que «.se torna difícil acceder a la reinstalación, ya sea por la clandestinidad laboral o por el cese de actividades», circunstancia esta última que es precisamente la que acontece en el presente caso, tal como así resulta de las constancias probatorias arrimadas a la causa de las cuales se desprende que Lan Argentina SA ha cesado sus actividades en Argentina.

No se soslaya lo manifestado por la parte actora al contestar los agravios acerca de que la recurrente omitió decir que la sociedad controlante del grupo, Latam Airlines Group S.A. o LATAM, continúa operando en la República Argentina tal como lo constatara en el Aeropuerto de Ezeiza donde, según afirma, continúa operando con los vuelos internacionales, y que estaría solicitando operar desde el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery como así también que posee empleados actualmente en nómina de Lan Argentina S.A. y que otros fueron cedidos a Lan Airlines S.A.para atender los vuelos que salen y llegan desde Argentina.

Sin embargo, las circunstancias apuntadas respecto de la operatoria de la referida sociedad (Latam Airlines Group SA), a quien no se ha sindicado como empleadora de los aquí demandantes, ni tampoco ha sido demandada en estas actuaciones, requieren de un mayor ámbito de debate y prueba que excede el escueto marco de la presente medida cautelar.

En tales condiciones, sugiero la revocatoria del fallo apelado en cuanto declaró la nulidad de los despidos y la reinstalación de los trabajadores a sus puestos de trabajo.

En cambio, en lo que refiere al embargo preventivo ordenado en la resolución cuestionada, las propias defensas vertidas en el memorial que se analiza, relativas a la crisis por la que atraviesa la empresa demandada y su cese de actividades, lejos de favorecer su postura me conducen a propiciar la confirmatoria de lo decidido en la instancia anterior en este punto, al no hallar mérito para apartarme de ello.

Por consiguiente, y sin dejar de reiterar que las medidas cautelares son de carácter provisional y condicionadas a la continuidad de las circunstancias que las determinaron, he de propiciar la revocatoria del decisorio apelado en cuanto ordena la reinstalación de los actores a sus puestos de trabajo y la confirmación de lo decidido en tanto admite el embargo preventivo solicitado.

Atento a las particulares aristas que presenta el caso y lo aquí resuelto, sugiero imponer las costas en el orden causado.

Por lo expuesto, voto por: 1. Revocar el decisorio apelado en cuanto ordena la reinstalación de los actores a sus puestos de trabajo y confirmar el embargo preventivo allí ordenado. 2. Imponer las costas en el orden causado.

La Dra. Diana Regina Cañal, dijo:

Sin perjuicio de ratificar mi opinión expresada en ocasión de votar en los precedentes «CNT N° 12380/2021/CA1, in re «SARABIA, EZEQUIEL ALBERTO C/ WEYNO S.RL.L Y OTRO s/MEDIDA CAUTELAR»; «CNT N°6694/2021/CA1, in re «LEGUIZAMON, ANGELICA VIVIANA C/ LIMPIOLUX S.A.s/MEDIDA CAUTELAR» y CNT N° 5518/2021/CA1 autos «ALI, AYELEN /CHAI TEA SA s/DESPIDO¸ entre varios otros del registro de esta Sala, destaco que son las circunstancias fácticas que se verifican en el sub lite, las que me llevan a acompañar el voto precedente.

En efecto, nótese que la publicación presentada por la parte actora en relación con el portal de empleos Linkedin (incorporado digitalmente en Sistema con fecha 25 de junio de 2021), y que habría llevado a propiciar la admisión de la medida pretendida en el inicio, con fundamento en lo normado por el artículo 204 CPCCN (ver dictamen de la Fiscalía Nº 5 y resolución apelada dictada en origen), no se vincula con actividad alguna desarrollada por la aquí demandada, sino por el alegado grupo económico que ésta integraría.

Desde este orden de ideas, sin perjuicio de lo que pudiera decirse en una eventual acción de fondo, y sin olvido del carácter provisorio de las medidas en tanto éstas no causan estado, coincido con la propuesta articulada en el voto precedente.

Por lo que resulta del acuerdo que antecede, el Tribunal RESUELVE: 1. Revocar el decisorio apelado en cuanto ordena la reinstalación de los actores a sus puestos de trabajo y confirmar el embargo preventivo allí ordenado. 2. Imponer las costas en el orden causado.

Notifíquese y regístrese en los términos del art.1ro de la ley 26.856 y la Acordada 15/2013 de la CSJN.

Dra. Diana R. Cañal

Juez de Cámara

Dr. Alejandro H. Perugini

Juez de Cámara

Ante mí

Zulma B. Adad

Prosecretaria Letrada

A %d blogueros les gusta esto: