Régimen especial del personal de casas particulares y su inclusión en el régimen de las leyes 24.557 y 26.773

puerta-entrada-edificio-comercial-paneles-vidrio-52158-1960795Autor: Alcolumbre, María G.

Fecha: 4-dic-2014

Cita: MJ-DOC-6988-AR | MJD6988

Sumario:

I. Cambio de paradigma para el personal del servicio doméstico. II. Contenidos del nuevo paradigma. III. Efectos de los incumplimientos del empleador de casas particulares en el régimen de cobertura de riesgos del trabajo. IV. Situación de disparidad del trabajador de casas particulares que padece incapacidad laboral temporaria frente a los demás trabajadores. V. Conclusión.

Doctrina:

Por María G. Alcolumbre (*)

RESUMEN

La ley 26.844 ha producido un cambio de paradigma en el concepto de relación de empleo de este colectivo, brindándole al trabajador una cobertura casi idéntica a la de aquéllos amparados por la LCT . Sin embargo, se impone un forzoso cambio de mentalidad en los empleadores, pues sobre ellos pesa un cúmulo de responsabilidades que los coloca a la par del empleador de la LCT no sólo ante las obligaciones laborales derivadas del contrato, sino también ante ciertas contingencias propias del sistema de la seguridad social.

I. CAMBIO DE PARADIGMA PARA EL PERSONAL DEL SERVICIO DOMÉSTICO

El 21 de abril de 2013 entró en vigencia la ley 26.844 (1) que establece el nuevo Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares, norma que entró a regir todas las relaciones laborales alcanzadas por el régimen (cfr. art. 3 del C.C.), derogando expresamente el decreto-ley 326/56 y sus modificatorias, así como el decreto 7979/56 y modificatorias y el decreto 14.785/57 que hasta dicha fecha rigieran las relaciones laborales del personal del servicio doméstico.

La ley 26.844 viene a sustituir el texto del anterior estatuto profesional, consagrando un cambio de paradigma en el régimen especial que el legislador había previsto para el personal que se desempeñara a las órdenes de personas físicas en el ámbito de las casas particulares.

Este régimen especial, otrora excluido expresamente de la Ley de Contrato de Trabajo y de escaso carácter tuitivo para el trabajador, ha pasado a integrarlos al universo de empleados amparados por la norma general, pues la ley 26.844 introdujo una modificación al art. 2° del R.C.T. admitiendo la aplicación supletoria del último en la medida que resulte compatible y no se oponga a la naturaleza y modalidades propias del régimen específico.El cambio de paradigma se vislumbra en distintos planos, pero fundamentalmente entronca un cambio sustancial en el concepto de la relación de empleo, brindándole a este trabajador una cobertura casi idéntica a la de aquéllos amparados por la LCT .

La ampliación de dicha cobertura tiene como contracara el incremento de las responsabilidades del empleador o dador de trabajo ya que el nuevo estatuto busca a todas luces la erradicación de la informalidad que tanto caracteriza a esta actividad.

Se impone evidentemente un forzoso cambio de mentalidad del dador de trabajo o empleador, sobre quien pesa un cúmulo de responsabilidades otrora inexistentes y que lo colocan en la materia a la par del empresario empleador de la LCT no sólo ante las obligaciones laborales derivadas del contrato sino también ante ciertas contingencias propias del sistema de la seguridad social.

La norma ha producido como efecto inmediato dentro del primer año de su vigencia, una merma en la tasa de empleo no registrado de trabajo doméstico así como un incremento en la cantidad de trabajadores registrados del sector.

Según cuál sea la fuente consultada, la variación puede verse reflejada de las siguientes maneras:

grafico 1

En el presente gráfico se expresa la evolución de la tasa de empleo no registrado comparando la información del cuarto trimestre del 2012 y el mismo período del 2013, elaborada por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social con datos obtenidos de la EPH-INDEC (Encuesta Permanente de Hogares del INDEC)

grafico 2
Mientras que en este gráfico se refleja el crecimiento de la cantidad de trabajadoras registradas en el sector sobre la base de datos suministrados por el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) (AFIP)l

A su vez, informa el MTEYSS (sobre la base de datos proporcionada por la EPH-INDEC) que la reducción de la informalidad se verifica entre las trabajadoras ocupadas en mayor cantidad de horas, sobre todo en la franja que presta servicios por más de veinte (20) horas semanales, asícomo entre las que trabajan sin retiro, como lo expresa en los siguientes gráficos:

grafica 3

El cambio normativo introducido por la ley 26.844 fue el primer paso dado para combatir la informalidad y fomentar la inclusión de un colectivo antes excluido, pero no el único ya que en el mismo año de su sanción se dictó la Resolución General AFIP 3492 modificatoria del Anexo de la Res. Gral. AFIP 2927, por la cual se faculta a la AFIP a determinar de oficio los aportes y contribuciones con destino al Sistema Único de Seguridad Social que adeude una persona física de altos ingresos.

Vale decir que el PEN con esta segunda acción completó a modo de tenaza un plan que persigue disminuir la informalidad combatiendo a los empleadores de casas particulares que permanezcan sin inscribirse en el sistema simplificado que previó la ley 26.844.

La individualización de los empleadores que se hallan en dichas condiciones no resulta sencilla, por dicha razón la AFIP ha resuelto atacar en primer lugar la franja de empleadores de altos ingresos que optan por sumergirse en la informalidad; y sobre la base de ciertos indicios habilitar la determinación de oficio de los aportes y contribuciones adeudados al sistema previsional.

La posesión de ciertos bienes como aeronaves de uso particular, automóviles de alta gama, embarcaciones deportivas o de recreación, propiedades entre otros que haga al contribuyente tributar el impuesto a los bienes personales; y la percepción de un nivel de ingresos de $ 500.000.- anuales, le otorgan a la AFIP indicios suficientes para proceder a efectuar una verificación de oficio de la deuda previsional de aquella persona física de altos ingresos.

De reunirse ambas condiciones la norma habilita a presumir que dicha persona física tiene un (1) trabajador desarrollando tareas bajo relación dependiente en los términos del estatuto del personal de casas particulares, y consecuentemente podrá la AFIP intimar al contribuyente bajo apercibimiento de verificar de oficio la deuda.

El procedimiento contempla la producción deprueba en contrario por parte del contribuyente intimado, a quien de no impugnar la intimación ni producir prueba idónea, se le liquidarán los montos adeudados en concepto de aportes y contribuciones, además de hallarse la vía expedita para la imposición de la sanción de multas previstas por el art. 15 de la ley 17.250 y el art. sin número siguiente al 40 agregado a la ley 11.683 para el caso de ocupación de empleados sin debida registración ni declaración (sanciones todas ellas cuya graduación se encuentra en Res. Gral. AFIP 1586 ).

Como puede apreciarse, en el horizonte cercano los empleadores de altos ingresos deberán sin lugar a dudas regularizar las registraciones del personal de casas particulares, so riesgo de ser pasibles de multas muy gravosas.

Finalmente, en el curso del presente año se ha dictado el decreto 467/2014 reglamentario de la ley 26.844, el cual ha desplegado en mi opinión una tercera acción complementaria de las anteriores con el fin de perseguir la disminución de la informalidad de esta actividad; norma que al reglamentar la obligación del empleador de contratar con una A.RT. la cobertura de riesgos del trabajo fuerza a los primeros a abonar la cuota con destino a la aseguradora conjuntamente con los aportes y contribuciones obligatorios establecidos por el art. 21 de la ley 25.239 sin admitirse pagos parciales de los importes que correspondan ingresar (ver Res. Gral. AFIP 3693 ).

De ese modo en mi opinión, se fuerza al empleador o dador de trabajo de este colectivo a asumir los riesgos dobles que importaría la falta de pago tanto de los aportes y contribuciones cuanto de la alícuota de la ART, pues a la omisión del pago de los primeros que habilitaría la imposición de sanciones (cfr. art.15 de la ley 17.250 ) se le sumaría el riesgo de quedar sin cobertura de ART por rescisión por falta de pago (art. 8° de Res. MTEYSS N° 2224/2014 ).

Ello sin mencionar la obligación que nace en cabeza del empleador de controlar a través de la página de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo su ventanilla electrónica, medio de notificación fehaciente obligatorio impuesto por las citadas normas.

II. CONTENIDOS DEL NUEVO PARADIGMA

1. SE PRODUCE UN CAMBIO EN EL ÁMBITO DE APLICACIÓN PERSONAL DEL ESTATUTO:

El nuevo régimen ha dejado atrás los parámetros de días y horas de trabajo que empleara el dec-ley 326/56 para el encuadramiento del personal dentro de su ámbito personal.

La ley 26.844 rige en el territorio de todo el país y se aplica a las relaciones laborales que se entablen entre empleados y dadores de trabajo, por:

• el servicio que presten en las casas particulares o en el ámbito de la vida familiar,

• para un empleador que no obtenga beneficio económico ni lucre con dicha actividad,

• y cualquiera fuere la cantidad de horas diarias o jornadas afectadas a la prestación del servicio.

Se aplica el estatuto a toda prestación de servicios o ejecución de tareas de limpieza, de mantenimiento u otras actividades típicas del hogar desempeñadas por hombres o mujeres, quedando incluidas dentro del régimen aquellas tareas que importen mantenimiento en tanto y en cuanto representen la realización de una tarea típica del hogar y que se ejecute normalmente y con habitualidad (tal como lo define el decreto reglamentario en el art.2° ). Ello importa la inclusión dentro de este régimen de aquellas personas que presten servicios como mucamas, niñeras, cocineras, jardineros, caseros, amas de llaves, damas de compañía, mayordomos, institutrices, nurses y gobernantas, entre otras.

Se entienden también comprendidos en tales tareas:

a) a quienes asistan personalmente y brinden acompañamiento a los miembros de la familia o a quienes convivan en el mismo do micilio con el empleador: Como puede apreciarse la norma deja de lado el nexo de consanguinidad y hace hincapié en la circunstancia de que el cuidado se imparta a alguna persona que cohabite el “domus” con el titular de la morada, sin necesidad de que éste sea un familiar.

La cuestión no es menor, pues en la práctica suelen verificarse demandas fundadas en el estatuto especial que nos ocupa, pero incoadas contra personas que no habitaban el hogar de la persona sujeto de cuidado -si bien en muchos casos resultan haber participado de la contratación y son quienes les abonan el sueldo-, circunstancia que puede poner en riesgo el reclamo ante la oposición de una eventual excepción de falta de legitimación pasiva. Cabe preguntarse en tales supuestos si ese pretenso deudor no habría de responder, no ya en los términos de la ley 26.844, sino en los de la LCT por la referida contratación.

b) a quienes se dediquen al cuidado no terapéutico de personas enfermas o con discapacidad: La ley 26.844 ha venido a zanjar una larga discusión en torno a la aplicación del estatuto especial a este tipo de tareas, habiendo quedado claramente delimitado el universo de tareas que quedan incluidas en el mismo siempre que no exijan de título habilitante en cabeza de quien ejerce el cuidado del enfermo.Por su parte se encuentran expresamente excluidos del régimen especial:

a) las personas contratadas por personas jurídicas para ejecutar tareas de limpieza y mantenimiento o actividades típicas del hogar;

b) las personas emparentadas con el dueño de casa;

c) quienes ejerzan el cuidado terapéutico y asistan personas de la casa para lo cual se exija contar con título habilitante (vgr. enfermeras, asistentes geriátricos; asistentes de enfermería);

d) quienes fueren contratados exclusivamente para conducir vehículos de la familia sin fines de lucro (este personal se encuentra regido en tales casos por otro estatuto especial cual es el contemplado por la ley 12.867 y el que se complementa con las normas de la LCT );

e) quienes convivan en el alojamiento con el personal de casas particulares y no presten servicios de igual naturaleza para el mismo empleador;

f) quienes además de realizar tareas domésticas en el hogar deban prestar servicios en actividades o empresas de su empleador. En estos casos se presume la existencia de una sola relación laboral ajena al régimen de este estatuto especial;

g) quienes fueren contratados por consorcios de propietarios conforme ley 13.512 , por clubes de campo, barrios privados u otros sistemas de condominio, para la realización de tareas de limpieza o mantenimiento en las respectivas unidades funcionales. En tales casos habría de analizarse si la tarea desplegada por el empleado no encuadra dentro de la LCT. (2)

2. SE PRODUCE UN CAMBIO EN LAS FUENTES DEL DERECHO APLICABLES:

Desde el momento en que la ley 26.844 pasa a sustituir el texto del art. 2° de la LCT por la nueva letra del inc.b) -cuyo texto es incorporado por el art 72 de la ley 26.844- disponiendo su compatibilización con las normas del régimen especial, el RCT pasa a ser fuente de derecho del personal incluido en este estatuto.

Consecuentemente, podemos afirmar que quien invoque la existencia de un vínculo regido por la ley 26.844, a diferencia de lo que ocurriera bajo el anterior régimen (3), podrá invocar las presunciones que emergen de los arts. 23 , 55 y 57 de la LCT (así en materia de presunción de la existencia del vínculo laboral, o en torno a las circunstancias de la relación que debían constar registradas, cuanto respecto de los efectos que cabe reconocer al silencio frente a las interpelaciones cursadas).

En tanto que en el ámbito de la Prov. de Bs. As. el interesado podrá además exigir la inversión de la carga probatoria en los casos en que prestare el juramento al que hace alusión el art. 39 de la ley 11.653 en ocasión de incoar demanda y para los supuestos en los que el empleador se negare a exhibir las constancias de registro que el nuevo estatuto prevé (ver sistema de registro simplificado previsto por el art. 17 de la ley 26.844 y Res. AFIP 3491 ).

Por otro lado el nuevo estatuto reconoce como fuentes de derecho aplicables a estas relaciones laborales a los principios del derecho de la justicia social, a los principios generales del derecho del trabajo, a la buena fe y equidad a los fines de la interpretación y aplicación del régimen especial que nos ocupa (art. 4°).

3.SE PRODUCE UN CAMBIO AL ADMITIR EL NUEVO RÉGIMEN LA APLICACIÓN DE LAS MODALIDADES DE CONTRATACIÓN DE LA LCT

La norma prevé que el contrato de trabajo se presumirá celebrado por tiempo indeterminado, pero habilita la aplicación al régimen especial de las modalidades de contratación reguladas en la Ley de Contrato de Trabajo y sus modificatorias, lo cual nos lleva a colegir que el trabajador de este régimen podrá pactar tanto una contratación de plazo indeterminado, cuanto contratos de trabajo a tiempo parcial, eventual, de temporada o a plazo fijo y con las implicancias que a cada modalidad le resultan intrínsecas.

Si bien ninguna problemática pareciera aflorar en este estadio del análisis, debe aclararse que la norma expresa que la celebración del contrato estará regida por la libertad de formas cualquiera fuere su modalidad, estableciendo pese a ello la reglamentación aprobada por el Decreto 467/2014 (4) una serie de exigencias que nos permite colegir que habrá casos en los que será requisito pactar por escrito términos y condiciones de la relación, a saber:

a) cuando se haya pactado expresamente el tiempo de la duración del contrato (art. 93 LCT );

b) cuando la modalidad de las tareas o de la actividad razonablemente apreciadas así lo justifiquen (art. 96 y 99 LCT y art. 1° de la Reglamentación del Régimen Especial aprobada por Dec. 467/14 ). En los casos de contratos de trabajo eventuales o de temporada su instrumentación por escrito es exigida por la reglamentación así como la especificación de las razones objetivas que justifiquen la modalidad elegida por el empleador.

En los casos en que la contratación tenga por objeto sustituir transitoriamente a trabajadores que gozaren de licencias legales o convencionales o que tuvieran derecho a la reserva del puesto, deberá indicarse en el contrato el nombre de la persona reemplazada.

c) cuando se pacte un contrato a tiempo parcial (art.92 ter);

d) cuando se contrate personas menores de 18 (dieciocho) años (cfr. art. 10 de la Reglamentación del Régimen Especial aprobada por Dec. 467/14 ).

En los supuestos en los que el/la trabajador/a tenga entre 16 y 17 años de edad, es obligatorio celebrar contrato por escrito y registrarlo ante la autoridad administrativa del trabajo competente acompañando copia del respectivo contrato. Es imprescindible en tales casos que los padres, responsables o tutores del menor presenten ante dicha autoridad la autorización de trabajo para su visado.

Si el menor viviera independientemente de los padres, responsables o tutores deberá presentar una declaración jurada ante la misma autoridad administrativa del trabajo indicando como mínimo nombre y apellido, CUIL o CUIT del empleador, días y horarios y lugar de trabajo y el tipo de tarea a desarrollar.

Paralelamente y antes de iniciarse la relación laboral, el empleador deberá exigir la presentación por parte del menor del certificado que acredite su aptitud física para las tareas a desempeñar; certificado que deberá presentar ante la autoridad administrativa dentro de los diez días de recibido.

El incumplimiento de la obligación de presentar el certificado ante la autoridad administrativa importará considerar deficientemente registrado el contrato, lo cual habilitará al trabajador oportunamente a reclamar el agravamiento por ausencia o deficiente registración en los casos que prospere la indemnización por antigüedad o despido (arts. 48 y 50 ley 26.844).

La norma impone en cabeza del empleador asimismo en estos casos, la obligación de exigirle al menor de edad la constancia de finalización de los estudios que por ley se consideran obligatorios -certificado de terminalidad educativa- el cual deberá ser presentado ante la autoridad administrativa dentro de los diez días de recepcionado y bajo idéntica sanción que el anterior, esto es, de considerar deficientemente registrado el contrato de trabajo (cfr. art. 12 del Dec. 467/2014 ).

e) en los casos de la contratación a tiempo parcial que regula el art.92 ter de la LCT.

Si bien la LCT no impone la obligación de que se celebre por escrito este tipo de contratación, guardando silencio en el particular la ley 26.844, es recomendable en mi opinión que el empleador celebre por escrito los términos de esta modalidad contractual, dejando en claro que las partes pactan la prestación de servicios por un determinado número de horas inferiores a las dos terceras partes (2/3) de la jornada habitual de la actividad.

Cabe tener en cuenta en el particular que si bien la LCT habilita en estos casos el ingreso proporcional de las cotizaciones a la seguridad social y las demás que se recaudan con ésta, la normativa reglamentaria vigente para el ingreso de aportes y/o contribuciones y cuotas con destino al Sistema de Riesgos del Trabajo del personal comprendido en el estatuto especial que nos ocupa (5) no ha habilitado hasta el día de hoy el ingreso de importes inferiores a los fijados por Res. 3653 AFIP en concepto de aportes y contribuciones obligatorios, perdiendo así atractivo en mi opinión el empleo de esta modalidad dentro del marco del estatuto especial que nos ocupa.

4. SE PRODUCE UN CAMBIO EN EL RÉGIMEN ESPECIAL AL INTRODUCIRSE UN PERÍODO DE PRUEBA EN LA CONTRATACIÓ N

El nuevo régimen concibe al contrato regulado por la ley como celebrado a prueba durante los primeros treinta (30) días de su vigencia cuando se tratare de personal sin retiro; y durante los primeros quince (15) días de trabajo en tanto no supere los tres (3) meses para el personal con retiro.

La figura no puede ser empleada más de una vez con el mismo trabajador y cualquiera de las partes podrá extinguir la relación durante ese lapso sin expresión de causa y sin generarse derecho a la indemnización con motivo de la extinción.El trabajador recibirá cobertura por enfermedades y accidentes no vinculados al trabajo durante dicho período, salvo el supuesto de rescisión por incapacidad permanente y definitiva que motive el cese en cuyo caso se aplicarán las normas del art. 212 y conc. LCT.

Según lo determina el decreto reglamentario el empleador perderá el derecho a valerse del período de prueba cuando no registrare la relación laboral (se refiere al sistema de registro simplificado previsto por el art. 17 de la ley 26.844).

5. SE PRODUCE UN CAMBIO EN EL NUEVO RÉGIMEN AL IMPONERSE UN SISTEMA DE REGISTRACIÓN SIMPLIFICADO

El P.E.N. a través del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y la AFIP, están autorizados por la ley 26.844 a elaborar y organizar un sistema de registro simplificado de las relaciones de trabajo de casas particulares, el cual se halla regulado por la Res. Gral. AFIP 3491 .

La misma dispone en primer lugar que el dador de trabajo deberá darse de alta como empleador del régimen especial; debiendo ingresar en el registro con relación a los empleados/as que incorporen o desafecten los datos que se detallan seguidamente, así como aquellos que requerirá el sistema de acuerdo con lo que contemplen las normas que dicten los organismos de la seguridad social intervinientes en el Programa de Simplificación y Unificación Registral.

a) Con relación al empleador:

1. Apellido y nombres. 2. Domicilio fiscal. 3. Clave Única de Identificación Tributaria (C.U.I.T.). o Código Único de Identificación Laboral (C.U.I.L.), según corresponda.

b) Con relación a cada empleado o empleada de casas particulares:

1. Apellido y nombres. 2. Clave Única de Identificación Tributaria (C.U.I.T.) o Código Único de Identificación Laboral (C.U.I.L.), según corresponda. 3. Fecha de nacimiento. 4. Domicilio real y código postal. 5. Clave Bancaria Uniforme (CBU), en caso de poseerla.Asimismo, el sistema prevé la incorporación con carácter optativo de “Número telefónico” y “Dirección de correo electrónico”.

c) Con relación a la prestación:

1. Fecha de registración. La del efectivo ingreso. De tratarse de las relaciones vigentes al 31 de mayo de 2013, deberá consignarse la fecha en que se realice la inscripción en el registro.

2. Monto de la remuneración pactada.

3. Cantidad de horas trabajadas semanalmente.

4. Domicilio en el que se realiza la prestación del servicio y código postal.

5. Obra social del Sistema Nacional del Seguro de Salud y del Régimen Nacional de Obras Sociales.

6. Puesto desempeñado.

7. Modalidad de liquidación.

8. En su caso, fecha de cese de la prestación.

Los datos que se suministren serán validados con la información disponible en las bases de datos de la Administración Federal. Cuando alguno de los datos no responda a los criterios de validación adoptados, no se permitirá su ingreso al Sistema, informándose el motivo que impide su incorporación.

La modificación de datos informados o, en su caso, la anulación de la comunicación de alta en el registro, deberá efectuarse de acuerdo con lo dispuesto por los arts. 7° a 9° de la Resolución General Nº 2.988 y su modificatoria, excepto cuando se trate de las modificaciones a los datos previstos en los puntos 2. y 4. que anteceden, las que deberán registrarse dentro de los DOS (2) días corridos posteriores a aquel en que se produzcan los hechos que las originan.

Para efectuar las comunicaciones de altas, bajas y/o modificaciones de datos podrá optarse por la modalidad prevista en el inciso b) del Artículo 10 de la Resolución General Nº 2.988 y su modificatoria.

Asimismo, con relación a las fechas de inicio o cese de la relación laboral, será de aplicación lo establecido por el art. 24 de dicha resolución general .

3.Plazos para efectuar las comunicaciones

Las comunicaciones de alta del empleador y del empleado o empleada, en el registro, deberá efectuarse hasta el día inmediato anterior, inclusive, al de comienzo efectivo de las tareas por parte del personal contratado.

La comunicación de baja del empleado o de la empleada deberá realizarse dentro del plazo de CINCO (5) días corridos, contados a partir de la fecha, inclusive, en que se produjo la extinción de la relación laboral, por cualquier causa.

La comunicación de baja del empleador deberá realizarse dentro del plazo de CINCO (5) días corridos, contados a partir de la fecha, inclusive, en que el sujeto pierda dicha condición.

4. Acuse de Recibo

Una vez formalizada la comunicación, el sistema emitirá un comprobante que acreditará el cumplimiento de la obligación de información, resultando de aplicación lo establecido en el art. 21 de la Resolución General Nº 2.988 y su modificatoria .

5. Libreta de trabajo / tarjeta de identificación personal.

La ley 26.844 ha previsto en su art. 16 (el cual se encuentra aún sin reglamentar) que todos los empleados de este régimen especial deberán contar con un documento registral que facilite la fiscalización del sistema y un acceso pleno a los derechos consagrados por la norma.

6.EL NUEVO RÉGIMEN BRINDA COBERTURA AL TRABAJADOR FRENTE A ENFERMEDADES INCULPABLES

El régimen especial da cobertura a estos trabajadores frente al caso de enfermedades o accidentes inculpables, sin que se afecte el derecho de los mismos a percibir su remuneración y sin distinguir según se trate de modalidad con retiro o sin retiro:

• Durante un período de 3 (tres) meses al año si la antigüedad fuera menor a 5 (cinco años)

• Durante un período de 6 (seis) meses al año, si la antigüedad al servicio fuere mayor.

Pone en cabeza del empleador o dador de trabajo la obligación de abonarle la remuneración a lo largo de tales períodos, respetándole aquélla que le hubiera correspondido percibir de haber estado en actividad, más los aumentos que durante el período de interrupción pudieran ser otorgados.

7. EL NUEVO ESTATUTO PREVÉ UNA LICENCIA PAGA POR MATERNIDAD PARA LA TRABAJADORA DE CASAS PARTICULARES

Gozará según el nuevo régimen de una asignación por maternidad que le confieran los sistemas de la seguridad social, que le garantizarán la percepción de una suma igual a la retribución que corresponde al período de licencia legal.

Esta asignación por maternidad inexplicablemente aún no ha sido reglamentada, careciendo de cobertura la trabajadora que atraviesa por esta contingencia y quedando desprotegida en un período de máxima vulnerabilidad.

Del riesgo que corre la empleada no se encuentra ajeno el empleador, pues si bien la norma no pone en su cabeza la obligación de abonar la asignación, se han registrado pronunciamientos judiciales que lo obligan a cubrir la contingencia al igual que responde en los casos de licencia por enfermedad inculpable. (6)

Hasta ahora sólo se ha previsto que la trabajadora de este régimen que perciba más de $ 100 y menos de $ 4000,01 tenga derecho a reclamar el goce de:

1 – una asignación por embarazo para protección social (ley 24.714 modif.Por ley 26.844) la cual se percibe desde la 12° semana de gestación y hasta el nacimiento o interrupción del embarazo (Decreto 446/11 ); y

2 – una asignación universal por hijo (Decreto 1602/09 )

8. EL RÉGIMEN ESPECIAL ASIMILA LAS INDEMNIZACIONES AL R.C.T.

Ante la ruptura del contrato, la indemnización por antigüedad pasa a liquidarse sobre la base remuneratoria equivalente a un mes de sueldo o fracción mayor a tres meses laborados, tomando la MRMNH y no pudiendo en ningún caso la indemnización ser inferior al equivalente a un mes de sueldo.

Devengará asimismo en caso de corresponder, indemnización por preaviso omitido equivalente a diez (10) días cuando la antigüedad en el servicio fuere inferior a un (1) año; y de treinta (30) días cuando fuere superior; así como el rubro integración del mes de despido.

No se aplican las leyes 24.013 , 25.323 ni 25.345 cuyas previsiones han sido expresamente declaradas inaplicables. En su lugar se aplica la duplicación indemnizatoria en caso de omisión de registración o de indebida registración, que contempla el art. 73 del estatuto.

9. EL NUEVO ESTATUTO INCORPORA A LOS TRABAJADORES DE CASAS PARTICULARES AL RÉGIMEN DE LAS LEYES 24.557 Y 26.773

El legislador ha reconocido finalmente la obligación de dar cobertura a este universo de trabajadores ante contingencias ocurridas en ocasión o con motivo del trabajo o en el trayecto entre el domicilio del trabajador y el lugar de trabajo.

La normativa aplicable son los arts. 74 de la ley 26.844, el dec. 467/14 que reglamentó el referido art. 74, la Resolución de Superintendencia de Riesgos del Trabajo N° 2224, la Resolución conjunta N° 2265 de la SRT y la Superintendencia de Seguros de la Nación, las Res. Grales. AFIP N° 2055 y 3491 y la Res. Gral. AFIP N° 3693.El régimen especial dispone que el empleador deberá tomar cobertura con una ART, de las 22 disponibles en el mercado que él libremente elija, mientras la elegida se halle autorizada a operar en la jurisdicción que corresponda al domicilio de aquél.

La obligatoriedad del régimen opera desde el primer día de noviembre de 2015, siendo requisito que el empleador haya cumplido con la registración del sistema simplificado al que hace alusión el art. 17 del estatuto; que haya suscripto un contrato de afiliación con una ART y que haya abonado al 10/11/14 la alícuota que se destina al pago de la cobertura del sistema de Riesgos del Trabajo, conjuntamente con los aportes y contribuciones obligatorios correspondientes al mes de octubre de 2014.

La cuota que se destina al pago de la cobertura tiene carácter de pago anticipado, se debe declarar en el mes en que se brindan las prestaciones e ingresar su pago a cargo del empleador el día 10 (diez) inclusive de cada mes o subsiguiente hábil.

Su pago se materializa a través del formulario F.102/RT juntamente con los aportes y contribuciones obligatorios devengados en el mes anterior por el régimen especial de Seguridad Social para Empleados del Servicio Doméstico.

Sin embargo si el trabajador ha sido contratado el décimo día del mes, o con posterioridad, el empleador deberá ingresar el pago correspondiente a la alícuota de ART hasta cinco días después de suscripto el contrato de afiliación; circunstancia que no debe confundirse con la fecha en que se debe registrar el alta del trabajador en el registro simplificado, que siempre es hasta el día anterior al inicio de la relación.En tales casos el importe de la alícuota correspondiente al inicio de la relación deberá ingresarse por medio del volante o formulario F.575/RT.

Mientras que en caso de extinción, el ingreso de los importes de alícuota de ART y aportes y contribuciones obligatorios deberán efectuarse mediante el formulario 1350, sin omitir dar la baja en el registro simplificado de Personal de Casas Particulares.

III. EFECTOS DE LOS INCUMPLIMIENTOS DEL EMPLEADOR DE CASAS PARTICULARES EN EL RÉGIMEN DE COBERTURA DE RIESGOS DEL TRABAJO

De todos los cambios impuestos por el nuevo régimen estatutario las concernientes a los efectos del incumplimiento de las obligaciones previstas en el sistema de cobertura de riesgos del trabajo le exigen al empleador que esté alerta y organizado tal como un empleador de los incluidos en la LCT ya que la indebida registración, la omisión de contratación de una ART, o el no pago de alícuotas trae aparejadas sanciones muy onerosas y gravosas.

Así:

• El empleador que se hubiere inscripto en el Régimen Simplificado de Personal de Casas Particulares, pero hubiere omitido contratar una ART, y aun así pague la alícuota correspondiente al sistema de cobertura de ley de riesgos: será asignado de oficio por la SRT a una ART.En tales casos el empleador deberá considerar que la fecha a partir de la cual comenzará a regir la cobertura será desde la cero (0) hora del día siguiente a la fecha en que la SRT le hubiera puesta a disposición de la ART dicho empleador y no desde la fecha en que hubiere ingresado el pago de la alícuota.

• El empleador que no se hubiere inscripto en el régimen simplificado ni contrate con ART ni ingrese el pago de los aportes, contribuciones y alícuotas a su cargo, deberá responder en los términos de la ley 24.557 y 26.773 en forma personal con su patrimonio.

• El empleador que hubiere cumplido con todos los recaudos de registración y contratación, pero a lo largo del contrato no abonare el importe de las alícuotas con destino a la ART: podrá enfrentar la rescisión del contrato por falta de pago, si debidamente intimado a través de la ventanilla electrónica, no cumpliere con el pago dentro de los quince (15) días. En tales supuestos la ART responderá frente a las contingencias brindando prestaciones en especie pero no estará obligada a brindar las prestaciones dinerarias. Los gastos en los que incurriere la ART por tal concepto le serán reclamados al empleador moroso. (7)

Por otro lado, el empleador es pasible de ser sancionado con pena de prisión de seis meses a cuatro años en caso de omisión de pago o de declarar el pago de alícuotas tal como prevé el art. 32 de la ley 24.557 , tipo penal que se configurará una vez vencido el término de quince días que la ley 24.557 indica para la intimación de pago en el domicilio legal (ver régimen de ventanilla electrónica establecido por Resoluciones N° 633/08 y 365/09 (ref: LEG2007)).

IV.SITUACIÓN DE DISPARIDAD DEL TRABAJADOR DE CASAS PARTICULARES QUE PADECE INCAPACIDAD LABORAL TEMPORARIA FRENTE A LOS DEMÁS TRABAJADORES

El Decreto 467/14 reglamentario de la ley 26.844 dispone en la reglamentación del art. 74 que para establecer la prestación dineraria mensual en concepto de incapacidad laboral temporaria, como así también para establecer el Ingreso base Mensual a los fines de lo normado por el art. 12 de la ley 24.557 , deberá considerarse la remuneración mensual mínima fijada por el Ministerio de Trabajo o por los mecanismos previstos por el estatuto para la fijación de salarios (la Comisión Nacional de Trabajadores de Casas Particulares).

Esta disposición normativa se contrapone con lo normado por la ley 24.557 modificada por Decreto 1694/09, ya que la última dispuso la aplicación de un módulo de ajuste conforme lo normado por el art. 208 de la LCT para el supuesto en los que corresponde liquidar la prestación por incapacidad laboral temporaria, la cual nunca podría ser inferior a lo devengado por el trabajador de haber seguido laborando.

Como puede apreciarse el trabajador de casas particulares que se halle incapacitado temporariamente percibirá la remuneración mínima fijada por el Ministerio de Trabajo a través de las escalas remuneratorias o bien en el futuro por la citada Comisión, en lugar de la remuneración convenida devengada.

V.CONCLUSIÓN

Los avances enunciados en la registración de los trabajadores de casas particulares vienen resultando exitosos e imponen como contrapartida la necesidad de exhortar a aquellos empleadores que han tomado la decisión de incorporarse al régimen simplificado de registración, a que se conduzcan de manera prolija y ordenada en la liquidación de haberes, en el pago de aportes y contribuciones obligatorios al sistema previsional así como de las alícuotas a las ART, manteniéndose debidamente informados de las comunicaciones que se le pudieren cursar a través de la ventanilla electrónica por la propia ART o por la SRT.

El cúmulo de tareas administrativas que trae aparejada la labor registral de este colectivo impone una concientización por parte del empleador acerca de las obligaciones que sobre él pesan, las cuales debieran ser difundidas con gran amplitud para conocimiento de todo el público en general.

En tanto que deberá proseguirse la tarea iniciada en busca de la disminución de la tasa de empleo no registrado a través de la concientización de la población, dado que aún es enorme el universo de empleados contenidos en el estatuto que no alcanzan la inclusión en el sistema.

———-

(1) B.O. 12/4/13 .

(2) Ver SCBA, L.103.072 del 10/11/10 in re “Fernández José c/ Club de Campo La Martona s/ despido”.

(3) Ver respecto de la inaplicabilidad del art. 23 LCT doctrina de la SCBA, L 82254 del 14/11/07 “Monzalbo c/ Lim s/ despido”; y respecto de la inaplicabilidad el art. 39 de la ley 11.653 doctrina legal de la SCBA, L. 99540 del 21/12/11 in re “Olivera c/ Constantini s/ despido”

(4) B.O. 16/4/14 – ver reglamentación al art. 1° de la ley 26.884

(5) Ver Resolución General AFIP 3693, Título I, Capítulo C art. 4° que dispone que no se admitirán pagos parciales de los importes que correspondan ingresar.(6) Ver pronunciamiento del ST Entre Ríos, S III del 27/12/10 en autos “Acebedo c/ Domínguez” en el que se condenó al empleador por el no pago de la remuneración durante el período de licencia por maternidad de la trabajadora a quien se le aplicaba el antiguo régimen de servicio doméstico.

(7) Acerca de la inconstitucionalidad del Decreto 334/96 arts. 15 ap. 1° y 18 ap. 2° y 3°, ver sentencia del Tribunal de Trabajo N° 4 de Morón en autos “Valdes, Omar A. c/ Estanterías Beca S.A. y otros s/ despido y accidente” publicada en TYSS Enero-Febrero 2011 pág. 70 con comentario del Dr. Ricardo Foglia (la sentencia se halla recurrida ante la SCBA)

(*) Abogada, UBA. Magistrada del Tribunal de Trabajo Nº 4 de Morón, de la Prov. de Bs. As. desde el año 2000. Magíster en Economía y Administración de Empresas, ESEADE -Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas-. Cuenta con Diploma de Formación Continúa de la Universidad de Sevilla en Estrategias en Derecho del Trabajo Comparado otorgado por el Centro de Formación Permanente. Subdirectora de la Diplomatura en Derecho Laboral y Práctica Procesal Comparada (Nación y Prov. Bs. As.) que se dicta en la Universidad de San Isidro. Docente de la Maestría en Derecho del Trabajo y Relaciones Laborales Internacionales, de la Universidad de Tres de Febrero, en las Sedes Borges, CPACF y Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social; y en la Universidad de Morón, en el Posgrado Experto en Función Judicial. Autora de artículos de doctrina y coautora de las obras jurídicas “Estudios sobre un nuevo paradigma en derecho del trabajo” de Editorial El Derecho y “Regímenes Laborales Especiales” de Editorial La Ley. Coordinadora de la Revista Argentina de Derecho Laboral y de la Seguridad Social de IJ Editores.

N. de R.: Adaptación de la Ponencia presentada en el 6° Congreso de Derecho Laboral y Relaciones del Trabajo organizado por la S.A.D.L., A.R.T.R.A. y U.N.TRE.F. celebrado en Mar del Plata, Noviembre de 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s