fbpx

Intimar al empleador a registrar la relación, evidencia una actitud contraria a la que caracteriza el abandono de trabajo

shutterstock_77275621Partes: Lefort Lorena Gisella c/ Mariano Rojas, Cadena Provincial de Radiodifusores Sociedad de Hecho, Silvia Alicia Muñoz, Asosiacion Correntina de Propietarios de Emisoras de Frecuencia y Francisco Daniel Gomez y/o q.r.r. s/ indemnización

Tribunal: Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Corrientes

Fecha: 5-jun-2013

Cita: MJ-JU-M-81107-AR | MJJ81107 | MJJ81107

El abandono de trabajo se caracteriza por la existencia de un comportamiento o actitud del dependiente que revele claramente su decisión de no reintegrarse al trabajo, y la intimación cursada por aquél para que se lo registre adecuadamente evidencia lo contrario.

Sumario:

1.-La trabajadora, sin estar anoticiada de la primera misiva enviada por la patronal, intimó su correcta registración laboral, colocando en mora a su empleadora antes de disponerse el despido, por lo que resultó injustificada la disolución por abandono del trabajo, pues faltó el elemento subjetivo (silencio de la subordinada frente a la intimación patronal), que conjuntamente al objetivo (no concurrencia al trabajo) configura la figura de la causal invocada.

Fallo:

En la ciudad de Corrientes, a los cinco días del mes de junio de dos mil trece, estando reunidos los señores Ministros del Superior Tribunal de Justicia, Doctores Fernando Augusto Niz, Juan Carlos Codello y Guillermo Horacio Semhan, con la Presidencia del Dr. Carlos Rubín, asistidos de la Secretaria Jurisdiccional Dra. Marisa Spagnolo, tomaron en consideración el Expediente Nº EXP – 4097/7, caratulado:

«LEFORT LORENA GISELLA C/ MARIANO ROJAS, CADENA PROVINCIAL DE RADIODIFUSORES SOCIEDAD DE HECHO, SILVIA ALICIA MUÑOZ, ASOSIACION CORRENTINA DE PROPIETARIOS DE EMISORAS DE FRECUENCIA Y FRANCISCO DANIEL GOMEZ Y/O Q.R. Carta Documento.R. S/ INDEMNIZACION». Habiéndose establecido el siguiente orden de votación: Doctores Fernando Augusto Niz, Guillermo Horacio Semhan y Juan Carlos Codello.

EL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA SE PLANTEA LA SIGUIENTE:

C U E S T I O N

¿QUÉ PRONUNCIAMIENTO CORRESPONDE DICTAR EN AUTOS?

A LA CUESTION PLANTEADA EL SEÑOR MINISTRO

DOCTOR FERNANDO AUGUSTO NIZ, dice:

I.- Contra la sentencia pronunciada por la Excma. Cámara de Apelaciones Laboral de esta ciudad (fs.652/656 y vta.), que en lo aquí concierne, rechazó el recurso de apelación interpuesto por la demandada, en su mérito confirmó el fallo de primera instancia que consideró injustificado el despido dispuesto por la causal de abandono de trabajo, los demandados recurren con patrocinio letrado en los términos del art. 102 y c.c.de la ley 3540 (fs.658/662).

II.- El medio impugnativo en análisis satisface los recaudos formales previstos en la ley 3540, corresponde su análisis sustancial.

III.- Del examen minucioso que el tribunal «a-quo» realizó de las misivas intercambiadas por las partes, concluyó que la disolución del vínculo quedó materializada por el despido dispuesto por la demandada invocando abandono de trabajo (art.244, L.C.T.).

En ese cometido, apreció las fechas de envío y recepción de los telegramas, desprendiéndose que la demandada remitió una segunda Carta Documento.(28/12/2006) extinguiendo la relación laboral, cuando la actora aún no había recepcionado la primera mediante la cual se la intimaba a presentarse a su lugar de trabajo, bajo apercibimiento de abandono (CD Nro.771198739 de fecha 22/12/2006 que fuera recibida por la actora el 03 /01/2.007).

Por su lado la trabajadora, sin estar anoticiada de la primera misiva enviada por la patronal, intimó su correcta registración laboral el día 29 de diciembre de 2.006 (TCL N°68812389), colocando en mora a su empleadora antes de disponerse el despido. De allí la conclusión del juzgador de considerar injustificada la disolución pues faltó el elemento subjetivo (silencio de la subordinada frente a la intimación patronal), que conjuntamente al objetivo (no concurrencia al trabajo) configura la figura del abandono de trabajo.

En adelante, desestimó el pedido de «plus petición inexcusable» no siendo la mera desproporción entre el monto reclamado y lo condenado suficientes para que torne procedente la imposición de costas solidarias al actor y sus letrados, se requiere algo más, el allanamiento oportuno e idóneo del demandado hasta el límite finalmente reconocido en la sentencia, condición incumplida.

IV.- Disconformes, los recurrentes imputan a la sentencia haber incurrido en una errónea interpretación de los hechos y por lo tanto de la ley.Realizan una serie de apreciaciones de las cuales concluyen que medió abandono de trabajo, habiendo la trabajadora, una vez operado el despido, intentado justificar su retención de tareas frente a supuestos incumplimientos de la patronal.

Refieren a concretas estrategias realizadas por la actora (como la negativa a recibir las misivas, ocultarse del personal del correo etc., fs. 659 vta.), surgiendo sin embargo su conocimiento de la existencia de la intimación a presentarse a trabajar, deber incumplido, ausentándose injustificadamente 24 días a su trabajo (desde el 4 de diciembre de 2.006 al 28 inclusive).

Citan en adelante precedentes de este Superior Tribunal que avalarían su postura.

V.- Del minucioso análisis de las críticas expuestas y confrontadas con la motivación que tuvo la Cámara para estimar injustificada la disolución del vínculo en los términos del art. 244 de la L.C.T., me conduce a considerarlas improcedentes a la luz de lo dispuesto en el art. 103 de la ley 3.540, no habiendo tampoco el tribunal incurrido en la causal de arbitrariedad que le fuera endilgada.

VI.- No demuestran los codemandados que a la hora de apreciar la Excma. Cámara la prueba producida en el proceso consistente en los intercambios epistolares previos a la ruptura del vínculo, incurriera en una ponderación absurda.

Antes bien, frente a los despachos telegráficos tenidos a la vista, arribó a un correcto pronunciamiento, no verificando la ocurrencia del elemento subjetivo (intención de no reintegrarse al trabajo) necesario para probar la figura de abandono.

Analizó las fechas de envío y recepción de las misivas y concluyó acerca dos situaciones importantes: la primera, que al momento de despachar los codemandados la Carta Documento Nro.771200070 disponiendo el despido por abandono de trabajo (28 de diciembre de 2.006, recibida por la actora el día 10 de enero de 2.007), la dependiente no había recibido aún la intimación a presentarse a trabajar (notificada el 3 de enero de 2.007).

La segunda y trascendente cuestión, tuvo que ver con la voluntad de Lorena Gisella Lefort expresada al momento de despachar la intimación de fecha 29 de diciembre de 2.006 a su correcta registración, bajo apercibimiento de considerarse injuriada y despedida (T.C.L. N° 68812389 remitida el 29/12/2.006 y recibida al día siguiente, el 30/12/2006).

Esa expresión -sin duda- evidenció una intención distinta a la exigida por la ley para que opere la figura legal en discusión. De allí que la sentencia impugnada resulte irreprochable.

VII.- Recuérdese que el abandono de trabajo se caracteriza por la existencia de un comportamiento o actitud del dependiente que revele claramente su decisión de no reintegrarse al trabajo, en autos, la intimación cursada para que se la registre adecuadamente evidenció lo contrario.

El «animus» o intención es determinante en esta tipología extintiva y como tiene resuelto este Superior Tribunal, si no concurren conjuntamente el elemento objetivo (intimación o emplazamiento previo y no concurrencia al trabajo) y subjetivo (intención del trabajador en no reincorporarse) la causal invocada no queda configurada.

Ello se infiere de la interpretación armónica del art. 244 de la L.C.T., con los arts. 58, 63 y 241 del mismo Cuerpo normativo y con los principios generales que sustentan el despido justificado (S.T.J., CTES, Fuero Laboral: Sentencia Nº 24/06, Expte N°25.978 «Alegre c/ Balbi s/Ind.»; Ver también: Expte Nro: 27.420 en autos: «Longhi, Carina E. c/ Casino Río Uruguay S.A. y/o q. r. r.s/Laboral»; también Sentencia Laboral N° 49/2.010).

Además de la concurrencia de los elementos objetivo y subjetivo, para que el abandono de trabajo quede configurado debe acreditarse que existió una retención injustificada de tareas (S.T.J, Ctes, Sentencia Laboral N° 49/2010).

Al no concurrir en el caso los elementos que hacen viable la aplicación de la figura legal en debate y al no probar los recurrentes a través de su impugnación un caso de violación a la ley o interpretación absurda de la prueba, su desestimación se impone, confirmándose la sentencia recurrida.

VIII.- Finalmente, los antecedentes jurisprudenciales citados por el quejoso no obligan a este tribunal adoptar semejantes decisiones en el presente caso, de aristas diferentes a la hora de ponderar el contenido de los telegramas intercambiados por las partes que definieron el debate. Por todo ello, corresponderá desestimarse el recurso de inaplicabilidad de ley en tratamiento, con costas y pérdida del depósito de ley.

Lo expuesto me releva de un mayor tratamiento del caso, por lo cual y de compartir mis pares el voto que propicio propongo rechazar el recurso de inaplicabilidad de ley interpuesto para en su mérito confirmar la sentencia recurrida, con costas a cargo de la parte recurrente vencida y pérdida del depósito de ley. Regular los honorarios profesionales de los Dres. Carlos Silvero Fernández y María Eugenia Benítez, en conjunto, como patrocinantes, y Monotributistas frente al I.V.A. en un 30% de la cantidad que deba fijarse para los honorarios de primera instancia (art. 14, ley 5822).

A LA CUESTION PLANTEADA EL SEÑOR MINISTRO DOCTOR GUILLERMO HORACIO SEMHAN, dice:

Que adhiere al voto del Sr. Ministro Dr. Fernando Augusto Niz, por compartir sus fundamentos.

A LA CUESTION PLANTEADA EL SEÑOR MINISTRO DOCTOR JUAN CARLOS CODELLO, dice:

Que adhiere al voto del Sr. Ministro Dr. Fernando Augusto Niz, por compartir sus fundamentos.

En mérito del precedente Acuerdo el Superior Tribunal de Justicia dicta la siguiente:

SENTENCIA Nº 30

1°) Rechazar el recurso de inaplicabilidad de ley interpuesto para en su mérito confirmar la sentencia recurrida, con costas a cargo de la parte recurrente vencida y pérdida del depósito de ley.

2°) Regular los honorarios profesionales de los Dres. Carlos Silvero Fernández y María Eugenia Benítez, en conjunto, como patrocinantes, y Monotributistas frente al I.V.A. en un 30% de la cantidad que deba fijarse para los honorarios de primera instancia (art. 14, ley 5822).

3°) Insértese y notifíquese.

Fernando Niz

Guillermo Semhan

Juan Carlos Codello

Carlos Rubin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: