fbpx

Es desproporcionado el despido directo del chofer que estacionó en una avenida restringida al tránsito de ómnibus de larga distancia mientras su compañero compraba en una panadería.

BusPartes: Bustos Carlos Norberto c/ Gonzalez Tarabelli S.R.L. y otro s/ ordinario, despido

Tribunal: Cámara del Trabajo de Córdoba

Sala/Juzgado: X

Fecha: 21-feb-2013

Cita: MJ-JU-M-78023-AR | MJJ78023 | MJJ78023

Resultó desproporcionado el despido directo del chofer que estacionó en una avenida restringida al tránsito de ómnibus de larga distancia, mientras su compañero de viaje compraba en una panadería.

Sumario:

1.-No se ajustó a derecho el despido decidido por la empleadora, pues se trata de una infracción menor -estacionamiento en una avenida restringida al tránsito de ómnibus de larga distancia, mientras su compañero de viaje compraba en una panadería- que no trajo aparejada ninguna consecuencia a la empresa, ya que no se le labró ninguna multa a la unidad, no surge ningún accidente relatado ni ningún incidente con otros conductores de vehículos ni se constata que hubiera habido alguna queja de pasajeros; tampoco se ha demostrado que el chofer hubiera estado hablando por celular mientras conducía ya que en el momento que lo hacía el vehículo se encontraba estacionado.

2.-Relacionado con la situación de los pasajeros supuestamente dejados en Santiago del Estero y Termas de Río Hondo no se ha cumplimentado con lo dispuesto por el art. 32 del CCT 460/73, y la supuesta investigación previa al distracto fue claramente parcializada y direccionada, ya que no se le requirió descargo al otro chofer en ninguno de los dos viajes donde se habrían generado los supuestos incidentes.

3.-La condena debe ser impuesta en forma conjunta y solidaria a ambas empresas, ya que surge claro que conformaban un grupo económico, tanto es así que la cesión del contrato de trabajo del personal está instrumentada sin presencia gremial ni intervención de la autoridad de aplicación laboral, ni existe homologación alguna al respecto, lo que denota que fue un trámite interno de empresas vinculadas entre sí.

Fallo:

En la ciudad de Córdoba, a veintiún días del mes de febrero del año dos mil trece, siendo día y hora designado a los fines de la lectura de la sentencia, en estos autos caratulados «BUSTOS CARLOS NORBERTO C/ GONZALEZ TARABELLI SRL y OTRO – ORDINARIO DESPIDO» EXPTE. 207556/37, se constituye en audiencia oral y pública el Tribunal Unipersonal de la Sala Décima del Trabajo integrado por el Dr. Carlos A. Toselli y de los que resulta que a fs. 1/24 el Sr. Bustos Carlos Norberto entabla demanda laboral en contra de GONZALEZ TARABELLI SRL y VIA BARILOCHE SRL (conforme aclaración de fs. 27), persiguiendo el cobro de montos y rubros que expresa en planilla adjunta (fs. 7/24), con más intereses y costas; y la obligación de entregar la certificación de servicios y cese en debida forma, según artículo 80 de la LCT. Dice que ingresó a trabajar con fecha 12 de agosto de 2005 bajo relación de dependencia económica y jurídica de la demandada «Vía Bariloche SRL» conduciendo vehículos de la línea «Vía TAC» laborando a partir de entonces sin solución de continuidad en la misma tarea de conductor de colectivos de larga distancia hasta que se produjo su despido en el mes de abril de dos mil nueve. Que en los vehículos de la línea Vía Tac realizaba el trayecto Córdoba – Jujuy, Córdoba – Bariloche, Córdoba – Esquel, Córdoba – Trelew y Río Gallegos, Córdoba – Caleta Olivia y durante la primera época no le entregaban copias de los recibos de sueldo y estaba en negro. Que recién a partir de abril de 2007 comenzaron a entregarle recibos, figurando como empleador «Vía Bariloche SRL», y a partir de enero de 2008 en los recibos comenzó a figurar como empleador «González Tarabelli SRL».

Que siempre prestó servicios en el transporte denominado Vía Tac realizando los mismos viajes y desde la terminal de ómnibus de la ciudad de Córdoba.Que jamás fue notificado de transferencia alguna. Señala que su trabajo consistía en la conducción de ómnibus que llevaban a cabo el transporte de pasajeros entre los destinos indicados, prestando servicios durante 24 días por cada mes que incluían sábados y domingos y gozando de seis francos mensuales; cada vuelta completa llevaba tres a cuatro días dependiendo del destino. Seguidamente refiere los horarios de salida y llegada según cada destino a los que me remito, destacando que en todos los casos debe agregarse una hora antes y una hora después, que es el tiempo necesario para presentarse a prestar servicios y realizar los aprontes para el viaje tales como obtener las hojas de ruta, buscar el colectivo entre otras actividades.

A continuación reseña brevemente el contenido de los anexos I y II, y un detalle de viáticos que fueron pagados en forma insuficiente, todos integrantes de demanda a los que me remito. Refiere que la remuneración básica que le correspondía percibir mensualmente era de $2.961,88 y a partir del año 2009 de $3.361,88, que teniendo en cuenta el incremento de $400 acordado entre la UTA y FATAP el 06-04-09. Que por hora extra al 50% le corresponde $ 23,14 y al 100% le corresponde $ 30,85. De allí que su mejor remuneración normal y habitual puede considerarse la de enero de 2009 que importa la suma de $ 4.604 lo que sumado al básico hace un total de $ 7.965,74. Dice que el empleador le remuneraba en forma incorrecta e insuficiente ya que no le pagaba las horas extras en forma, le abonaba en menos sus remuneraciones, no le pagaba los viáticos como correspondía, que sólo excepcionalmente le pagaron horas nocturnas trabajadas. Indica que la demandada comenzó con actos de hostigamiento reclamándole que renuncie a su trabajo con motivo de la disminución de frecuencias de la empresa en sus servicios derivada de la crisis internacional y que fue elegido debido a sus reclamaciones salariales.De allí que intimó a la empresa mediante telegrama para que en 48 hs. aclare su situación laboral, bajo apercibimiento de considerarse despedido por injuria y por exclusiva culpa patronal, asimismo, intimó por la correcta registración y por la diferencia de haberes y horas extras, todo bajo apercibimiento de considerarse injuriado. Que remitió copia de dicha misiva a la AFIP. Expresa que la empresa no le respondió, pero que con fecha 1 de abril de 2009 le envió misiva a un viejo domicilio en Santa Rosa de Calamuchita (que recibió casualmente según relata) en la que le manifiestan: que habiendo realizado las averiguaciones sobre los hechos del 25-03-09 y 26-03-09, en los que conduciendo la unidad 9814 dejó dos pasajeros en Santiago del Estero y en Termas de Río Hondo, respectivamente, que asimismo el día 28-03-09 fue visto obstaculizando el tránsito y hablando por teléfono, en la ciudad de Trelew en la unidad 9802, y que al ser advertido por personal jerárquico le contestó de mala manera. Que teniendo en cuenta su impertinente actuar y los descargos por Usted realizados, le comunican que ante esos hechos se sienten injuriados y que han perdido la confianza, por lo que lo despiden con causa y por su exclusiva culpa.

Que remitió misiva de respuesta expresando: que reitera como su domicilio el de calle 1º de Mayo nº 250 de la ciudad de Alta Gracia desde hace más de un año y cuatro meses, como oportunamente le informara, que no se cumplió con los requisitos de explicitar lugar, hora, circunstancias, etc., de los supuestos hechos alegados para el despido, que rechaza y niega dichos hechos, asimismo, intimó a que en el plazo de 48 horas procedan a pagarle las indemnizaciones por antigüedad, preaviso, liquidación final, así como todos los demás rubros emergentes del despido, diferencias de haberes, horas extras, todo bajo los apercibimientos de la ley 25.323 y leyes laborales pertinentes.Reiterando los dichos de su anterior misiva (a lo que me remito). Dado ello la parte demandada le respondió rechazando todos sus reclamos y más aún amenazándolo con iniciar acciones legales en su contra si los seguía molestando. Señala que más allá de las disposiciones del art. 243 LCT, el CCT exige en su art. 27 que toda medida disciplinaria debe ser notificada al interesado con especificación precisa y clara de su motivo, por lo que solicita se califique el despido de arbitrario e incausado.

Reclama, entonces, la indemnización por antigüedad, por omisión de preaviso, así como también las indemnizaciones especiales previstas en los arts. 1 y 2 de la ley 25.323, indemnización del art. 80 de la LCT, en la entrega de las certificaciones de servicios y afectación de haberes, las diferencias por viáticos adeudados y diferencias por horas extras. Finalmente solicita que se declare la inoponibilidad de la personalidad jurídica de la sociedad y por tanto que se haga extensiva la condena a los socios y gerentes de la sociedad (ver aclaración de demanda de fs. 27), con fundamento en lo prescripto por la última parte del art. 54 de la ley 19.550 modificada por la 22.903 en tanto resulta indudable que la actuación de la sociedad constituye un recurso para violar la ley, el orden público laboral, frustrando derecho de terceros. A fs. 58 obra el acta de audiencia de conciliación, surgiendo de ella que al no avenirse las partes, la actora se ratificó de su demanda, solicitando que se haga lugar a la misma con intereses y costas. Las demandadas, en tanto, contestan la demanda solicitando su rechazo con costas.

A fs. 47/57 obra el memorial de la empresa González Tarabelli SRL en donde solicita el rechazo de la demanda con costas en base a las consideraciones de hecho y derecho que expone.Seguidamente niega puntualmente cada uno de los hechos alegados por el actor en su demanda, cumpliendo acabadamente con la carga impuesta por el art. 192 del CPC, razón por la cual omito su reproducción para evitar repeticiones innecesarias. Expresa a continuación que el actor nada aporta sobre los verdaderos motivos de su desvinculación (que su parte expresó en forma clara en la misiva oportunamente cursada). Que sólo se limita a reclamar ciertos rubros sin arrimar argumento alguno. Señala que el actor tergiversa los hechos, de allí que, sostiene, no se ha dado cumplimiento a la carga procesal impuesta por el art. 46 de la ley de rito, en tanto debe formularse una exposición clara de los hechos. Que el actor nada dice en relación a quién es la persona o representante de la empresa que lo hostigaba y le solicitaba que presente la denuncia, tampoco individualiza el telegrama en que solicita que se aclare su situación laboral, no habiendo individualizado, tampoco, quién le impidió el ingreso a trabajar.

A continuación relata los hechos sosteniendo que el actor fue despedido como resultado de una prudente y justificada decisión, debido a graves faltas en las que incurrió en el ejercicio de sus funciones de conductor. Explica que la empresa se dedica a prestar servicios de transporte automotor de pasajeros de larga distancia, que el actor comenzó a trabajar con fecha 01-01-2008 con reconocimiento de antigüedad anterior como dependiente de la empresa VIA BARILOCHE S.A. desde el 01-04-2007. Destaca que el accionante se desempeñaba para la Cooperativa de Trabajo TAC como surge de la solicitud de empleo completada de puño y letra con fecha 30-03-2007. Señala que al actor se le comunicó formalmente que sería transferido o cedido su contrato de trabajo a partir del 01-01-2008, comunicación que fue firmada por el actor sin formular reserva alguna, y sin que haya manifestado irregularidades contractuales.Sostiene que es correcta la categoría laboral referida por el accionante, no obstante, resulta incorrecto que no se le pague conforme convenio o que no se le abonaran horas extras. Pone de resalto que en la misiva del actor de fecha 14-04-2009 (N° 75062598) no especifica las diferencias salariales, ni las horas extras cuyo pago reclama, ni los viáticos. Refiere que el Sr. Bustos no ha tenido un desempeño satisfactorio, que ha sido merecedor de distintas sanciones de apercibimiento y llamado de atención por distintos incumplimientos. Relata que ha quedado comprobado que el actor dejó a pie a dos pasajeros de la unidad 9814 los días 25 y 26 de marzo de 2009 en Santiago del Estero y Río Hondo, respectivamente.

Además, con fecha 28-03-2009 en la unidad 9802 se lo encontró obstaculizando el tránsito en la ciudad de Trelew (Av. Irigoyen y Martín Fierro), siendo sorprendido por personal jerárquico, Sr. Gustavo Locev, hablando por teléfono celular. Que dichos hechos motivaron su despido con justa causa. Que el actor ha tenido posibilidad de realizar los respectivos descargos en el sumario interno que se realizara. Que las tareas de chofer deben realizarse con responsabilidad atento los valores (vida e integridad física) que se encuentran en juego. Manifiesta que el despido fue comunicado al domicilio que figuraba en su declaración jurada en el legajo de personal, por lo que resulta válido. Seguidamente procede a impugnar los montos y rubros reclamados por el actor a lo que me remito, aclarando que oportunamente acompañará los originales de certificado de trabajo y certificado de remuneraciones y servicios. Se opone al planteo de inoponibilidad de la persona jurídica, ya que no se dan en el presente los supuestos normativos para que el actor solicite el corrimiento del velo societal.

Que no ha existido fraude ni la empresa se ha dedicado a fines ajenos al objeto social, además el actor no demandó a los socios ni a los administradores de la empresa, ni siquiera los ha identificado.Solicita, finalmente, que se aplique la normativa establecida en la ley 24.432 en lo que refiere a las costas, formula planteo de pluspetición inexcusable y la aplicación de la ley 24.283. Plantea reserva del caso federal. En el memorial de la codemandada VIA BARILOCHE, obrante a fs. 39/46, primeramente aclara que la empresa ha cambiado su tipo societario de S.R.L. a S.A. Solicita el rechazo de la demanda con costas en base a las consideraciones de hecho y derecho que expone. Seguidamente niega puntualmente cada uno de los hechos alegados por el actor en su demanda, cumpliendo acabadamente con la carga impuesta por el art. 192 del CPC, razón por la cual omito su reproducción para evitar repeticiones innecesarias. Contesta demanda expresando que la empresa se dedica al servicio de transporte de automotor de pasajeros. Reconoce que el 01-01-2008 el contrato del actor fue cedido a la firma González Tarabelli SRL, no obstante niega la fecha que indica el actor y ratifica la que surge de los recibos de sueldos. Reitera (y adhiere) lo manifestado por la firma González Tarabelli SRL en relación a que el actor conocía la transferencia de su contrato; de que no ha existido irregularidad registral; respecto de que anteriormente se desempeñó para la Cooperativa TAC, todo a lo que me remito para evitar innecesarias repeticiones. Manifiesta desconocer todo lo acontecido en relación al actor y la codemandada, en especial lo relativo a las causas que invoca la empresa para despedir al actor. Relata que la transferencia del contrato se formalizó legalmente.

En relación al tiempo transcurrido sin que el actor realice reclamo alguno cita jurisprudencia. Indica que la norma laboral limita la responsabilidad resultante de la relación cedida a las deudas existentes y no a las que surjan con posterioridad, más habida cuenta que no ha existido fraude. Seguidamente procede a impugnar los montos y rubros reclamados por el actor.Se opone al planteo de inoponibilidad de la persona jurídica, ya que no se dan en el presente los supuestos normativos para que el actor solicite el corrimiento del velo societal. Que no ha existido fraude ni la empresa se ha dedicado a fines ajenos al objeto social. Solicita, finalmente, que se aplique la normativa establecida en la ley 24.432 en lo que refiere a las costas, formula planteo de pluspetición inexcusable y la aplicación de la ley 24.283. Plantea reserva del caso federal. Abierta a prueba la causa, la parte actora la ofrece a fs. 43/46 y la parte demandada a fs. 47/49. Diligenciadas las que procesalmente corresponden por ante el Juzgado de Conciliación y elevados los autos a esta instancia, tiene lugar la audiencia de vista de la causa conforme constancias de fs. 315, 327 y 345 quedando así los mismos en estado de dictar resolución.-

El Tribunal se planteó la siguiente y UNICA CUESTION A RESOLVER: ¿RESULTAN PROCEDENTES LOS RUBROS Y MONTOS RECLAMADOS POR LA PARTE ACTORA EN SU DEMANDA CONFORME PLANILLA DE AUTOS ?.-

A LA UNICA CUESTION PLANTEADA EL DR. CARLOS A. TOSELLI ,DIJO: Conforme se transcribiera en la relación de causa estamos en presencia de un despido directo patronal que es resistido por el accionante sosteniendo su injustificación, razón por lo cual reclama las indemnizaciones legales y las sanciones agravadas en función de denunciar incorrecta registración y falta de pago de las aludidas indemnizaciones (arts. 1 y 2 de la ley 25.323). También sostiene que se le adeudan horas extras durante el período de prescripción y pide la entrega de la certificación de servicios y remuneraciones y la multa del art. 80 de la LCT.Denuncia la existencia de un grupo empresario entre las dos empresas demandadas y plantea también la demanda contra los socios gerentes de ambas empresas requiriendo la desestimación de la personalidad jurídica de las mismas y el corrimiento del velo societario para hacerles extensiva la condena que peticiona.- Con respecto a este aspecto señalo que en realidad nunca se trabó la litis en forma personal contra los socios gerentes de ambas empresas que no fueron identificados ni obviamente citados para su comparendo y defensa procesal, por lo que al respecto debe tenerse como no interpuesta la demanda en ese sentido y así se trabó la litis, exclusivamente contra ambas empresas como personas jurídicas, como surge de la audiencia de conciliación cuya copia obra glosada a fs. 58, ya que de lo contrario hubiera correspondido que se les diera por contestada la demanda, lo que no aconteció conforme las constancias referidas.-

También señalo que la intervención de Vía Bariloche S.A. (conforme su actual denominación societaria, debidamente acreditada en la causa) lo es como integrante del denunciado grupo económico, pero también por las deudas reclamadas de fecha anterior a la denunciada transferencia del contrato de trabajo en los términos de los arts. 225 a 228 de la LCT.- Hechas estas salvedades necesarias procederé al análisis puntual de la causal de despido instrumentada por la demandada González Tarabelli S.R.L.- En ese sentido y a tenor de lo prescripto por el art. 243 de la LCT señalo que el texto rescisorio de fecha 1 de abril de 2.009 dice: «Habiendo realizado las averiguaciones pertinentes sobre los hechos ocurridos el 25-3-2009 y el 26-3-2009 donde Ud.cumpliendo servicios en la unidad 9814 dejó a pie a dos pasajeros, el día 25 en la ciudad de Santiago del Estero y el 26 en la ciudad de Río Hondo y los hechos ocurridos el día 28-3-09 en la ciudad de Trelew donde Usted a cargo de la unidad 9802 fue vista dicha unidad obstaculizando el tránsito en la intersección de la Avenida Irigoyen y Martín Fierro de dicha ciudad y luego que estaba hablando por celular mientras conducía y al ser observado al respecto por personal jerárquico le contestó de mala manera. Teniendo en cuenta su impertinente actuar y los descargos por Usted al respecto realizados, le comunicamos que ante estos hechos nos sentimos injuriados y que hemos perdido absolutamente la confianza, por tal motivo, lo despedimos con causa y por su exclusiva culpa. Liquidación final y certificados de ley a su disposición en legal forma».-

Como los hechos imputados al accionante exigen la corroboración de situaciones fácticas en primer lugar transcribiré lo acontecido durante la audiencia de la vista de la causa. En la misma se recepcionó la absolución de posiciones del ACTOR quien contestó negativamente a la totalidad de las posiciones formuladas, incluidas las que se refieren a la conducción de las unidades involucradas en el texto rescisorio. Por su parte al absolver posiciones el presidente de las demandadas, Sr. Eduardo de la Fuente negó que Vía Bariloche S.A. sea continuadora de VIA TAC, aclarando que este último es un nombre de fantasía. Reconoció como cierto que Vía Tac realizaba el trayecto Cba.- Jujuy, Cba. Bariloche, Cba. – Esquel, Cba.- Trelew y Río Gallegos, Cba. – Caleta Olivia. Negó que los colectivos y choferes hayan pasado de Vía Tac a Vía Bariloche SRL, aclarando que los colectivos nunca fueron de Vía Tac. Admitió como cierto que Vía Tac, Vía Bariloche y González Tarabelli SRL, comparten las mismas boleterías en las terminales de ómnibus, aclarando que eso se da en algunas ciudades del sur.Admitió que el viaje en el colectivo de Cba. a Bariloche insume 22 hs; que a Esquel dura 26 hs, dijo no tener presente cuántas horas dura el viaje a Caleta Olivia, reconoció que es cierto que a Trelew dura 21 hs y a Jujuy dura 14 hs. Señaló que es cierto que algunos destinos si tiene postas y que se realizaban viajes sábados y domingos. También admitió como cierto que los choferes antes del horario de partida estaba obligado a realizar tareas tales como: presentarse, tomar la hoja de ruta, buscar el ómnibus en el depósito, llevarlo a la terminal, etc., aclarando que también las tareas posteriores. Dijo no saber si el salario básico que le correspondía percibir a un chofer de larga distancia a partir del año 2009 era de $ 3.361,88 y desconocer si el actor remitió una carta documento con el siguiente contenido «Siendo que se me ha impedido mi ingreso a trabajar, y se me ha amenazado con sanciones incitándome a renunciar para evitar males mayores, es que ahora y por este medio intimo a Uds a que en el plazo de 48 horas aclaren mi situación laboral bajo apercibimiento de considerarme despedido por injuria a mis intereses y exclusiva cu lpa patronal y cesen con la actitud persecutoria y de hostigamiento laboral.

Por otra parte y siendo que no se ha registrado mi verdadera antigüedad ni fecha de ingreso y que tampoco se me han satisfecho en forma completa las horas extras que he trabajado es que por medio de la presente intimo a Uds: I) A registrar debidamente y en el plazo de ley mi relación laboral reiterando que mi verdadera fecha de ingreso ocurrió el 15.9.2005 categoría chofer de larga distancia, y con una retribución básica según recibo para el mes febrero de 2009 de $2.314.00, todo bajo los apercibimientos previstos por la ley 24.013; II) A pagarme las diferencias de haberes y diferencias por horas extras. Todo bajo apercibimiento de considerarme injuriado.Envío copia a la AFIP conforme exigencias legales.» Afirmó no saber si el actor había comunicado el cambio de domicilio a la calle 1° de mayo 250 de la ciudad de Alta Gracia, reconoció que es cierto que el actor intimó a la empresa a la correcta registración de su relación laboral. Igualmente reconoció que es cierto que el actor remitió telegrama con fecha 5.05.09 con el siguiente contenido «Siendo que a pesar de mis requerimientos hasta el presente no he obtenido la entrega del certificado de trabajo con la constancia de los sueldos que realmente me correspondía percibir así como del pago de los aportes y contribuciones a los organismos de seguridad social, es que por este medio le intimo a que en el plazo de dos días hábiles haga entrega de la misma y me extienda una constancia documentada que acrediten el ingreso de los fondos al SUSS y del certificado de trabajo todo en las condiciones de ley y bajo los apercibimientos previstos en la LCT. Fijo domicilio en la calle Paraguay nº 90 de la ciudad de Alta Gracia». Negó en cambio que no se le hayan entregado al actor las certificaciones de servicio y afectación de haberes, aclarando que se los mandó a Córdoba para que los retirara. Reconoció como cierto que se le pagaban viáticos al actor. Negó que el domicilio de González Tarabelli SRL fuera en calle Perón 250 de la ciudad de Córdoba, aclarando que es el Pellegrini 743, PB of. 3, Buenos Aires, negando igualmente que ese fuera el domicilio de Vía Bariloche S.R.L.- Reconoció que tenían comunicación con cada uno de los choferes durante el viaje, señalando que dicha comunicación era por handy y no por celular.

Acto seguido se recibieron las declaraciones testimoniales y así el testigo Pedro Gustavo Locev dijo: no es empleado de las firmas demandadas. Él trabaja para Transportadora Patagónica S.A. desde el año 2002. Conoce al actor aproximadamente desde el año 2009 más o menos, tal vez 2008.El actor era conductor de larga distancia. La firma patagónica hace mantenimiento de las unidades que pasan por su ciudad, Trelew, mantenimiento mecánico, carga de combustible y limpieza de la unidad. Refiere que casualmente el testigo salió de la empresa en sentido oeste, por la misma calle de la empresa, hacia el sudoeste, y en una avenida donde está prohibido el tránsito de vehículos de larga distancia y vio una unidad de González Tarabelli detenida en doble fila. La vio de atrás y cuando sobrepasa el vehículo, estaciona el suyo, se baja, se acerca y ve al conductor Bustos al volante. Lo sorprende el lugar donde estaba y que esté con pasajeros a bordo, al acercarse lo ve hablando con teléfono celular. Le pide que apague el celular que quería decirle algo, le contesto «qué pasa?». Le indica que no puede parar ahí, a lo que le contesta que el auxiliar fue a comprar algo a la panadería. Entonces el testigo le dice que por favor corra la unidad porque estaba prohibido estacionar ahí. No logró que quite la unidad y el actor esperó a la persona que estaba comprando algo. El testigo no es jefe del actor. La calle es Hipólito Irigoyen esq. Martín Fierro. Esto ocurrió a la tarde aproximadamente a las 17 hs. Después de este hecho llamó al responsable de la empresa para comunicarle lo que había pasado. No conoce que haya habido un accidente, choque ni multa en ese momento y en esa esquina. La empresa patagónica hace el mantenimiento desde el año 2007 o 2008 aproximadamente. No le hace mantenimiento a VIA Bariloche. Algunos de los coches que atienden puede tener logo de VIA TAC. También le prestan servicios a otras empresas como Mar y Valle SRL. En un momento (año 2007 un poquito antes que González Tarabelli) le brindaron servicio a Vía Bariloche.

Antes ese mismo servicio lo prestaban la Cooperativa TAC o Andesmar, pero nada tiene que ver con ellos, ese servicio no lo prestan.El hecho del colectivo mal estacionado fue en marzo de dos mil nueve aproximadamente, recuerda que fue un sábado a la tarde.- Por su parte el testigo Jorge Alberto Redondas dijo: ser empleado en la empresa Vía Cargo. Es jefe de personal en la empresa. Recuerda que desvincularon al actor por un incidente que protagonizó en la ciudad de Trelew. Se enteró por información que le provee el responsable de la base Córdoba, Sr. Eduardo De La Fuente. La decisión del despido la toma el apoderado de la empresa González Tarabelli. Cree que el actor había cometido un par de hechos negativos, había dejado pasajeros, bajó un pasajero que pidió ir al baño y lo dejó. No recuerda si hay denuncia del pasajero. Reconoce firma y sello en la documental que se le exhibe y manifiesta que el actor presentó descargo, que se lo hicieron llegar a él. El testigo solicita al chofer el pedido de descargo, que debe hacerse dentro de los 5 días hábiles para contestar cada hecho que se le imputa. Al actor se le imputó el hecho de Trelew. El testigo conoce los hechos de Trelew por lo que le informó Eduardo de la Fuente, quien también le informó lo ocurrido en Santiago del Estero (dejar pasajeros). Tiene un pedido de descargo el actor por cada situación (Trelew y Santiago del Estero dos hechos). La empresa considera que hay causa de despido porque todo conductor habilitado hace un curso de siete semanas donde se lo informa respecto de la importancia de los pasajeros, por ello si es un conductor profesional, debe respetar pautas éticas de su profesión. Dejar un pasajero sin servicio se considera un motivo grave, una falta grave. De ahí que debe sancionarse. En relación al hecho de Trelew se reunió toda la información posible como para poder generar una solicitud. El testigo ingresó a trabajar a Vía Bariloche en agosto 2008. Antes trabajó en grupo Plaza, luego en Flecha Bus. No recuerda otras faltas del actor.Los conductores están encuadrados en convenio de la actividad, y la empresa lo cumple. El dicente es idóneo en oficina de personal, conceptualmente sumario y solicitud de descargo son dos cosas distintas. No se hizo sumario atribuible a la distancia. No hizo ninguna otra diligencia. La cita el gerente de la base Córdoba al encargado del tráfico. En los ómnibus viajan dos personas y un auxiliar a bordo, esa es la dotación en el coche de Trelew. Dijo que el descargo se pide a ambos choferes y entiende que Bustos estaba a cargo de la unidad. A él la base Córdoba le hizo saber que en el momento del hecho el vehículo estaba a cargo de Bustos. No recuerda si a la otra persona se le tomó declaración. Gustavo Locev es el responsable de la base de Trelew de una de las razones sociales que pertenecían al grupo. Reconoce la firma en la transferencia de fecha 01.01.2008. El testigo Salvador Sergio D’Adamo dijo: ser jefe de personal de González Tarabelli desde octubre de 2010. Sabe que Bustos fue despedido. El testigo liquidaba sueldos en esa época, trabajaba con el apoderado de la empresa. Se redactó el texto de la carta documento y el apoderado la firmó. Hubo un intercambio con personal de Trelew por una infracción de tránsito y por problemas de pasajeros en Santiago del Estero. Tuvo a la vista el descargo de Bustos y el texto lo redactó un letrado. Vio ambos descargos. Se liquidaba horas extras y se pagaban viáticos. Cuando se procedió al despido el testigo elaboró la liquidación final.

Las horas extras las informa el sector de tráfico de Córdoba, que era quien diagramaba el servicio. Con relación a los horarios señaló que se hacen relevos de conductores a determinada cantidad de horas. La jornada laboral no puede superar las 12 hs. No sabe cuánto dura el viaje ya que no es su área. El testigo Hugo Alberto Trujillo dijo: trabajó para la demandada desde el 2005 al 2011. Tiene juicio.Bustos no es testigo. Bustos ya estaba cuando él entró. La firma era Vía Bariloche y el vehículo decía Vía Tac. Ingresó en Buenos Aires y en Córdoba trabajó en negro para Vía Tac. Empresa madre fue Vía Bariloche. Fue despedido con causa. Ese es el juicio que tiene. No recuerda porqué dejó de trabajar Bustos. Dijo que en el trayecto Córdoba Trelew llegaban 18 hs y salían a las 11 hs. del día siguiente. A Caleta Olivia llegaban a las 12 hs y salían tipo 6 hs. Son 28 hs. de viaje a Caleta. Superaba a lo autorizado por jornada. Se pagaba por vuelta. Había un fijo por la vuelta y era menos a lo que es el convenio. Le daban un monto fijo como para gastos. Los trayectos eran Córdoba-Jujuy, Caleta Olivia-Córdoba, Córdoba-Esquel, Córdoba-Trelew. Expresó que el viaje Córdoba-Bariloche ida y vuelta son 42 hs de manejo, más 15 hs de estadía en Bariloche. A Esquel son 56 hs. la vuelta de manejo y estadía llegaba a las 12 hs. A Caleta eran 56 hs. más una hora de toma y deja. La estadía eran 5 o 6 hs. A Trelew eran 42 hs. más 2 hs. de toma y deja. La estadía era de 14/15 hs. A Jujuy eran 26 horas más 2 de toma y deja. En ocasiones las estadía superan las 12 hs. Los viajes también se realizaban en sábados y domingos. No había diagrama de francos. El testigo trabajaba los 30 días al mes al igual que Bustos. Se paga 1 hora antes de tomar servicio y dejar servicio para revisar el coche, cargar suministros. Dijo que los viáticos no figuraban en el recibo. Señaló que los pasaron a todos a González Tarabelli en enero de 2008 y se respetó antigüedad que tenía. Testigo empezó 30.12.2005, que lo pasan a la base Có rdoba.El ya lo conocía a Bustos por encontrarse en Bariloche. Dijo que por la vuelta a Jujuy le daban $ 550 y a Esquel $ 690, a valores de enero 20011. Todos los choferes cobraban lo mismo y les daban el dinero del Banco Galicia en calle Sucre. A Trelew eran 42 hs. más 2 horas de toma y deja. Han compartido muchos viajes juntos con el actor pero no puede precisar cantidad desde 2006 hasta 2009. No tenía compañero fijo.

No había diagrama de trabajo. La gente de tráfico le comunicaba el próximo destino y el horario de salida. No recuerda los rubros que integran su reclamo. Había servicios con auxiliar a bordo. No hay parada en Santiago del Estero. Dijo que luego de una parada se cuentan los pasajeros aunque aclara que nunca firmó un contrato que lo obligaba a contar a los pasajeros.

El testigo Irineo Esteban Alvarez dijo ser Chofer. Trabajó desde 2006 hasta el 2009. No tiene juicio. Fue despedido y le invocaron causa. Chofer perteneciente a Vía Bariloche. Los ómnibus decían Vía Tac. Bustos ya estaba cuando él entró. Hacía el trayecto Córdoba-Río Gallegos. Hacían posta en Trelew y ahí cambiaban de chofer. Salían a las 20 hs. y llegaban a las 16 hs. del día siguiente y hacían posta. Al día siguiente tomaba el coche que seguía a Río Gallegos. Hacían horas extras. Se pagaba por vueltas. Cree que era $ 400 o $ 450 hasta Río Gallegos. Era menos de lo que correspondía. Viáticos les daban la mitad, es decir $ 320. Le hacían firmar un recibo por viáticos pero no figuraba en el recibo de sueldo. A todos les pagaban por igual. Siempre trabajó en forma ininterrumpida primero para Vía Bariloche y luego para González Tarabelli. A Esquel son 21/22 hs. de viaje. A Bariloche 17 hs.- Caleta Olivia él no hizo. A Jujuy eran 14 hs. En Bariloche, Esquel y Jujuy se quedaba hasta el otro día.El testigo hacía 4 vueltas por mes es decir trabajaba 24 días. Testigo estuvo en blanco desde el principio y le reconocieron su antigüedad original al traspasarlo. No tiene choque. No tuvo sanciones. Horas nocturnas se pagaban la mitad del valor de la hora. Si le falta un pasajero se cuenta y se espera o va a la boletería a pedir instrucciones. El «toma y deja» es el tiempo que debe presentarse antes para tomar el servicio y cuando deja la unidad. A veces toma él el coche y otras no. Lo deja en el taller de la empresa al vehículo.

Estas son en síntesis y en lo esencial las declaraciones testimoniales rendidas en la causa.- Destaco que las impugnaciones efectuadas tanto por la parte actora como por la demandada a los testimonios rendidos en la vista de la causa carecen de la relevancia que pretenden atribuirle en la medida que no se ha demostrado falsedad en los dichos de los testigos cuestionados sobre aspectos que aparecen corroborados con los restantes elementos probatorios, tal como se señalará infra.-

Con relación a la causa invocada por la demandada entiendo que la misma no ha sido debidamente acreditada. En efecto no existe ninguna constancia del supuesto pasajero que se bajó en la ciudad de Santiago del Estero y que habría sido dejado en dicho lugar y con relación a la pasajera Delia Ramírez a la que se alude en el material adjunto al pedido de descargo, vinculado con el hecho de la ciudad de Termas de Río Hondo, en el mismo descargo acompañado por la demandada y reconocido por el Sr. Jefe de Personal Jorge Alberto Redondas, y más allá de la valoración que cabe hacer a dicho descargo, en función de no estar reconocida la firma por parte del actor como suscriptor del mismo, aún obviando tal dato, no menor, el Sr.Bustos afirma que estaba en horario de descanso, enterándose del hecho recién en la ciudad de Santiago del Estero, es decir si el actor no era el chofer que conducía la unidad, ninguna responsabilidad tiene sobre dicho tema, sin que surja que se le hayan pedido explicaciones al restante chofer, que según el descargo del actor era quien conducía la unidad en el ingreso a la ciudad de Termas de Río Hondo.- A más de ello respecto de ese hecho no se ha traído a declarar a la pasajera en cuestión, ni se ha acompañado el boleto de canje, ni se ha aportado ningún otro elemento.

Respecto del pasajero de la ciudad de Santiago del Estero, los testigos han declarado que en dicha ciudad no había paradas, razón por la cual si se bajó algún pasajero fue por su propia voluntad y riesgo, máxime si no existe ninguna constancia que haya avisado a los choferes de tal hecho y reitero tampoco surge que se hubiera identificado al mismo. Con respecto al hecho de la ciudad de Trelew, más allá que el actor en la confesional negó haber estado conduciendo esa unidad, considero que con la declaración del testigo Pedro Locev puede considerarse acreditado ese aspecto, pero de manera alguna el mismo reúne la entidad suficiente como para habilitar un despido con causa. Adviértase que se trata de una infracción menor – estacionamiento en una avenida restringida al tránsito de ómnibus de larga distancia, mientras su compañero de viaje compraba en una panadería- que no trajo aparejada ninguna consecuencia a la empresa, ya que no se le labró ninguna multa a la unidad, no surge ningún accidente relatado ni ningún incidente con otros conductores de vehículos ni se constata que hubiera habido alguna queja de pasajeros. Tampoco se ha demostrado que el chofer hubiera estado hablando por celular mientras conducía ya que en el momento que lo hacía el vehículo se encontraba estacionado.Por último sobre el particular no surge que le haya contestado de mala manera a Locev, quien por otra parte declaró que no era personal jerárquico de González Tarabelli S.R.L., razón por lo cual ninguna orden podía darle al accionante.- Por lo demás relacionado con la situación de los pasajeros supuestamente dejados en Santiago del Estero y Termas de Río Hondo no se ha cumplimentado con lo dispuesto por el art. 32 del CCT 460/73. Y la supuesta investigación previa al distracto fue claramente parcializada y direccionada ya que no se le requirió descargo al otro chofer en ninguno de los dos viajes donde se habrían generado los supuestos incidentes. En atención a todos estos hechos determino que el despido instrumentado por la patronal carece de causa y así lo señalo mandando a pagar la indemnización por antigüedad, omisión de preaviso e integración del mes de despido. Para ello se torna necesario determinar cuál era la antigüedad del accionante y cuál es la remuneración que debe ser computada a esos fines.- Respecto del primer tema conforme las declaraciones de los testigos a los que le he dado valor y ante la ausencia de exhibición de libros de la demandada Vía Bariloche S.R.L. (actual Vía Bariloche S.A.) por el período anterior a abril de 2.007 y por la falta de exhibición de dicha documentación también ante la perito contadora ya que se le exhibió únicamente el período Setiembre de 2.007 a Diciembre de 2.007, aplico la presunción del art. 55 de la LCT y consecuentemente sostengo que la fecha de ingreso que debe ser considerada es la denunciada en demanda es decir 12 de agosto de 2.005.Señalo que es irrelevante para esta conclusión el hecho de que la demandada haya realizado el alta temprana del actor en AFIP con la fecha que figura en los recibos de haberes o que Vía Bariloche haya acompañado una solicitud de ocupación laboral supuestamente atribuida al actor por cuanto la misma que daría cuenta que trabajó para la Cooperativa TAC carece de firma del actor.- En cuanto a la remuneración, la parte actora acompaña una serie de planillas de horas extras en función de los viajes que realizaba en forma mensual. Las demandadas no han acompañado ante la perito contable ni el diagrama de horarios y descansos ni la planilla de horas extras, que es obligatoria de llevar de conformidad con lo prescripto por el art. 6 inc. c)(tref:LEG780.6) de la ley 11.544.

En atención a ello otorgo valor a la planilla de horas extras acompañada en demanda, aunque en cuanto a su cuantía deberán tenerse en cuenta los pagos efectuados por ese concepto y detallados en el Anexo A de la pericia contable, los que deberán descontarse mes a mes del detalle de diferencias que se admiten en esta sentencia. En cuanto a los viáticos no existen constancias de su reintegro, ya que conforme al CCT 460/73 corresponde se efectúe por el importe fijado en el art. 18 párrafo final en concepto de reintegro de gastos los importes fijados en concepto de almuerzo y/o cena, hospedaje, te y/o merienda, que si bien no tienen carácter remunerativo, ello no implica que no deban ser abonados. Ahora bien los testigos choferes han señalado que la empresa abonaba una suma inferior en concepto de viáticos a la que correspondía, correspondiente al 50% del monto que correspondía y no tengo ningún elemento documental probatorio para justificar adoptar otro monto, ya que la empresa no ha acompañado la documentación que suscribían los choferes, y que quedaba en su poder, cuando liquidaba los viáticos.En consecuencia de ello, deberá procederse a la reducción de la planilla de autos a la mitad de lo reclamado acorde insisto con las declaraciones de los choferes de la empresa.-

A esta altura del análisis no puedo dejar de señalar mi sorpresa por la falta de transparencia contable de las demandadas, ya que se impone señalar por un mero análisis lógico con las distancias que se recorren en cada uno de los viajes, que normalmente se cumplen horas extraordinarias y que generan derecho a viáticos. Esta actitud de las demandadas ante un conflicto como el que estoy analizando las deja expuestas por carecer de elementos documentales de respaldo, máxime cuando de conformidad con el art. 39 de la ley 7987 la ausencia de cumplimiento de las referidas obligaciones legales y convencionales genera la inversión de la carga de la prueba, sin que las accionadas hayan acompañado elemento probatorio alguno al respecto. En consecuencia y retornando al aspecto que me he planteado con relación al sueldo a considerar par a la indemnización del art. 245 de la LCT, corroborado el sueldo de abril de 2.009 con la pericia contable y determinado el mes de la mayor cantidad de horas extras realizadas con la planilla de horas suplementarias admitidas se manda a pagar el monto reclamado en concepto de indemnización por antigüedad, a tenor de lo dispuesto por el art. 245 de la LCT.-

Para ello tomo en consideración y es de aplicación el precedente del TSJ en los autos «Faner José c/ Matricería Austral S.A. – Demanda – Recurso de Casación» (Sentencia 132 de fecha 26 de octubre de 2.001), donde se especificó: «A partir de entonces son tres los parámetros a considerar para establecer la base indemnizatoria:mejor remuneración, siempre que sea ‘normal y habitual’. Ello implica que a la ley le interesa la persistencia de conceptos en la retribución mensualmente considerada descartando lo que sea anormal (fuera de la norma o regla fijada de antemano) y lo que carece de continuidad (porque no es habitual). En el subexamen ha quedado fijado -con la documental reservada y la pericial contable- que el accionante realizó horas extras durante el último año, lo cual no fue cuestionado por la demandada, por lo que su abono constituía un rubro normal y reiterado de su retribución mensual. Y no obsta a la habitualidad necesaria que en el mes de Setiembre de 1.994 no se realizaran. De tal modo puede concluirse que la percepción de horas extras en tanto constituía un rubro constante en el salario del trabajador debe integrar la base para el cálculo de la indemnización prevista por el art. 245 L.C.T.».

Con relación a la indemnización por omisión de preaviso y a la integración del mes de despido, en el mismo precedente ya referido se señaló en lo pertinente que: «En cuanto a la indemnización por omisión de preaviso, el art. 232 del R.C.T. establece que quien fue privado del aviso previo debe recibir un monto similar al que devengaría si hubiese continuado trabajando. Coherente con la obligación de anticipar la decisión de disolver el contrato laboral, se impone al empleador reticente que satisfaga el salario que debió abonar durante ese período en que la relación debió desarrollarse de modo normal. La ley impone una tarifa pautada en función de un evento que no ocurrirá, pero no propone ningún método de cálculo. Una situación análoga se presenta en el caso del pago del haber vacacional que debe satisfacerse al inicio del período y que debe ser por lo menos igual a lo que se hubiese percibido de prestar servicios; pero en este caso la ley señala la forma de calcularlo.Se trata de llegar con la mayor aproximación posible, a la remuneración que el trabajador habría percibido si se hubiese desempeñado normalmente. Por ello es que no resulta conveniente establecer una regla fija. En el caso estimo que corresponde aplicar analógicamente el criterio del art. 155 inc. c) L.C.T. para el supuesto de retribuciones variables que propone utilizar un promedio calculado en relación a la cantidad de horas extras laboradas en el año anterior al distracto. De ese modo se obtendrá la cantidad de horas extras que supuestamente habría efectuado el actor el mes en que debió otorgarse el preaviso».-

Aplicando ese criterio deberá determinarse el promedio mensual de horas extras del año anterior a la decisión empresarial de prescindir de Bustos y adicionarlas al básico y suplementos salariales del mes de abril de 2.009 y mandar a pagar dicha cuantía en concepto de indemnización por omisión de preaviso y un monto similar por integración del mes de despido, ya que al haber sido despedido el día 1 de abril de 2.009, corresponde el abono de la totalidad de haberes de dicho mes.- También el actor reclama la indemnización del art. 1 de la ley 25.323. Ya he especificado que su registración era defectuosa en lo que hace a la fecha de ingreso, al momento en que se materializa la decisión empresarial de despedirlo. En función de ello mando a abonar por este concepto un monto equivalente a la indemnización del art. 245 de la LCT, debiendo readecuarse la planilla formulada a fs. 24 por cuanto la misma no se ajusta al dispositivo legal.-

Relacionada con la indemnización del art. 2 de dicho plexo legal la norma exige que el trabajador intime debidamente al pago de las indemnizaciones derivadas de la extinción incausada del vínculo, que la demandada no las abone y que ello determine la iniciación de la presente acción judicial. Obra a fs.261 el telegrama ley 23.789 dirigido por el actor a la firma González Tarabelli SRL, de fecha 14 de abril de 2.009, que en su parte pertinente señala: «por tal razón es que los intimo a Uds. a que en el plazo de 48 horas procedan a pagarme las indemnizaciones por antigüedad, preaviso, liquidación final, como todos los rubros emergentes del despido… todo bajo los apercibimientos de la ley 25.323». Cumplida así la exigencia legal, no abonado dichos conceptos y litigándose los mismos conforme da cuenta la presente causa, es que mando a pagar por ese concepto el 50% del monto que resulte en concepto de indemnización por antigüedad, omisión de preaviso e integración del mes de despido, debiendo para ello recalcularse la liquidación de autos para ajustarse al dispositivo legal. También la parte actora reclama la indemnización del art. 80 de la LCT y para ello en la demanda señala que con fecha 5-5-2009 intimó a la demandada a su entrega a tenor de lo prescripto por el decreto 146/2001.-

Tal comunicación postal no ha sido agregada a la causa (ver ofrecimiento de prueba de la parte actora) razón por lo cual estando ausente un requisito de procedencia se desestima la demanda por ese concepto, no pudiendo alterarse la causa petendi, como se insinúa en los alegatos, por afectar el principio de congruencia.- Con relación a la entrega de certificaciones de servicios y remuneraciones y certificado de trabajo acompañado por las demandadas y reservados en Secretaría los mismos deberán ser reformulados, a fin de ajustarse a lo dispuesto en esta sentencia en lo que hace a categoría, ingreso, egreso y remuneración devengada.A tal fin deberán acompañar dichas constancias dentro del término de treinta días corridos de que quede firme la presente sentencia, bajo apercibimiento para el caso de no hacerlo de una sanción equivalente a un día de salario del trabajador, por cada día de atraso en su entrega, a partir de su vencimiento y con el límite temporal de 90 días y a favor del accionante.-

Con relación a la condena sostengo que la misma debe ser impuesta en forma conjunta y solidaria a ambas empresas ya que surge claro que conformaban un grupo económico, tanto es así que la cesión del contrato de trabajo del personal está instrumentada sin presencia gremial ni intervención de la autoridad de aplicación laboral, ni existe homologación alguna al respecto, lo que denota que fue un trámite interno de empresas vinculadas entre sí. Por lo demás el despido del actor es instrumentado por actuaciones tramitadas por el Sr. Redondas, jefe de personal de Vía Cargo, una tercera empresa del grupo e incluso el mismo telegrama rescisorio invoca una falta de respeto -no acreditada- al Sr. Pedro Locev, que pertenece a otra de las empresas del grupo, es decir a Transportadora Patagónica S.A., tal cual lo declarara el propio testigo.- En cuanto a los fundamentos de la condena solidaria en los términos del art. 31 de la LCT entiendo que con el accionar que he señalado respecto de las horas extras y de la ausencia de pago de los viáticos de conformidad a lo que manda el CCT de aplicación se ha conformado la conducta fraudulenta a la que alude la norma legal.- Las costas serán a cargo de las demandadas condenadas en forma conjunta y solidaria sobre la base de los rubros y montos que prosperan (art.28 ley 7987).-

A los fines de determinar la base regulatoria y el monto de condena las sumas que deberán ser calculadas conforme las pautas dadas se incrementarán con un interés consistente en la tasa pasiva promedio nominal mensual que resulta de la encuesta que realiza el Banco Central de la República Argentina, incrementada en un dos por ciento mensual (2%), desde que son debidas y hasta su efectivo pago todo conforme lo dispuesto por la ley 23.928 y sus decretos reglamentarios 529/91 (art. 8) y 941/91 (art. 10 ), los que se mantienen vigentes luego de la sanción de la ley 25.561 y los fundamentos dados por esta Sala en los autos: «Allende Emiliano H. c/ Transporte Automotores 20 de Junio S.R.L. Demanda» (sentencia de fecha 11 de noviembre de 1991) y confirmado por el Tribunal Superior de Justicia en autos: «Juárez Guillermo c/ Cor Acero S.A. y otro – Demanda – Recurso de Casación» (Sentencia del T.S.J. N° 93 de fecha 15 de octubre de 1992) y «FARIAS C/ MUNICIPALIDAD DE CORDOBA – DEMANDA – Sentencia de fecha 2 de noviembre de 1994» a los que me remito brevitatis causae y que deberán ser considerados como parte integrante de esta Sentencia, y a los fines de mantener incólume su contenido habida cuenta de la situación financiera que se vive en la actualidad y que evidencia un incremento en los índices inflacionarios proyectados a partir del año 2.006, lo que lleva en definitiva a adoptar los intereses establecidos en el caso «HERNANDEZ JUAN CARLOS C/ MATRICERIA AUSTRAL S.A. – DEMANDA – REC. DE CASACION» (Sentencia del T.S.J.39 de fecha 25-6-2.002), pretendiendo con ello esta Sala que integro ajustarse a la nueva realidad económica con el objeto de evitar que el deudor obtenga un enriquecimiento indebido por no cumplir en tiempo con su obligación y que el acreedor resulte perjudicado con la morosidad del primero, teniendo además presente que las tasas bancarias son sólo tasas de referencia.-

Por lo demás la fijación de la tasa de interés no causa estado y si las circunstancias varían de modo notable, podrán ser modificadas, aún en etapas posteriores al dictado de la Sentencia, tal cual se ha expr esado en otros antecedentes, sin que ello afecte el derecho de defensa de las partes, ni la cosa juzgada.- Las sumas definitivas de condena y de la base regulatoria deberán ser determinadas en la etapa previa de ejecución de la sentencia conforme arts. 812 y siguientes del C. de P.C. y art. 84 de la ley 7987 y abonarse por su obligada al pago dentro del término de diez días desde la notificación del auto regulatorio, conforme liquidación a practicarse de acuerdo a las pautas dadas y bajo apercibimiento de ejecución.- Los honorarios serán regulados conforme a lo previsto en los arts. 27 , 36 , 39 , 49 , 97 y 125 de la ley 9459.-

He valorado la totalidad de la prueba rendida en la causa y si alguna no transcribo es por no considerarla dirimente a los fines del decisorio.- Así voto.-

Por todo ello y disposiciones legales citadas, el Tribunal RESUELVE:

I) Rechazar parcialmente la demanda en cuanto el accionante Sr. CARLOS NORBERTO BUSTOS, pretendía que las empresas demandadas VIA BARILOCHE S.A. Y GONZALEZ TARABELLI S.R.L., le abonaran la sanción del art. 80 de la LCT.-

II) Hacer lugar parcialmente a la demanda y en consecuencia condenar a las empresas demandadas VIA BARILOCHE S.A.Y GONZALEZ TARABELLI S.R.L., en forma conjunta y solidaria en los términos del art. 31 de la LCT, a abonarle al actor Sr. CARLOS NORBERTO BUSTOS, los siguientes rubros: a) Diferencia de Horas extras no abonadas desde el mes de abril de 2.007 a marzo de 2.009 inclusive conforme el detalle de las planillas obrantes a fs. 7 a 14 (Anexo I de demanda) debiendo descontarse de la cuantía de fs. 23 el importe que surge abonado por dichos conceptos conforme pericia contable agregada a la causa (Anexo A, fs. 159); b) Viáticos no abonados por el mismo período de conformidad al detalle del Anexo II (fs. 15/22) computándose como adeudado el 50% del monto que resulte conforme dichas planillas. c) Integración de los haberes del mes de Abril de 2.009 como mes de despido; d) Indemnización por omisión de preaviso; e) Indemnización por antigüedad; f) Indemnización del art. 2 de la ley 25.323, g) Indemnización del art. 1 de la ley 25.323.- Todo conforme arts. 9 , 31 , 52 , 55 , 80 , 103 , 138 , 140 , 225 , 228 , 231, 232, 233 , 242 , 245 y concordantes de la L.C.T., arts. 1 y 2 de la ley 25.323 y art. 39 de la ley 7987.-

III) Hacer lugar a la demanda y en consecuencia condenar a las empresas demandadas VIA BARILOCHE S.A. Y GONZALEZ TARABELLI S.R.L., en forma conjunta y solidaria en los términos del art. 31 de la LCT, a entregarle al actor Sr. CARLOS NORBERTO BUSTOS el Certificado de Servicios y de Remuneraciones, de Cese de Servicios y de Afectación de Haberes y el Certificado de Trabajo prescriptos en el art.80 de la LCT, debiendo confeccionarlos en legal forma y entregárselos al trabajador, conforme fechas de ingreso, egreso, categoría y remuneración reconocidos en este voto, depositándolo en la sede del Tribunal dentro del término de treinta días corridos de que quede firme la sentencia de autos bajo apercibimiento de astreintes consistentes en un día de salario del trabajador por cada día de atraso en su entrega y en beneficio del mismo con el límite temporal de 90 días de sanción.-

IV) Costas a cargo de las empresas condenadas en forma conjunta y solidaria (art. 28 ley 7987).- La condena deberá ser cumplida por las accionadas dentro del término de diez días de que quede firme el auto determinativo de montos que deberá practicarse conforme las pautas dadas, bajo apercibimiento de ejecución forzosa.-

V) Diferir la regulación de honorarios de los Dres. Marcelo A. Bossi, Gonzalo H. Perelló, Elisa Garzón, Santiago Vera Barros y perito contador para cuando exista base económica firme, líquida y actualizada para ello y deberá ser practicada de conformidad a lo previsto en los arts. 27, 36, 39, 49, 97 y 125 de la ley 9459.-

VI) Remítase copia de la presente Sentencia a la Administración Federal de Ingresos Públicos a los fines prescriptos por los arts. 17 de la ley 24.013 y 44 de la ley 25.345.-

VII) Oportunamente cumpliméntese la ley 8404 y la tasa de justicia.-

VIII) Protocolícese y hágase saber.-

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: