fbpx

#Fallos Fue laboral: Se admite una demanda contra una ART al comprobarse que la diabetes padecida por el actor tuvo relación de causalidad con el ejercicio abusivo del ius variandi y los malos tratos proferidos por sus superiores

Partes: E. D. H. c/ Asociart ART S.A. s/ Enfermedad accidente

Tribunal: Cámara del Trabajo de Mendoza

Sala/Juzgado: I

Fecha: 14-may-2021

Cita: MJ-JU-M-133611-AR | MJJ133611 | MJJ133611

Se admite una demanda contra una ART porque se comprobó que la enfermedad padecía por el actor -diabetes- tuvo relación de causalidad con el ejercicio abusivo del ius variandi y los malos tratos proferidos por sus superiores.

Sumario:

1.-Corresponde admitir la demanda de un trabajador contra la ART, ya que es lógico que el mal trato de sus superiores, unido al permanente cambio de tareas, generara en el actor una situación que a larga tuvo como consecuencia en la patología siquiátrica; debe agregarse que, ha quedado demostrado a través de los análisis clínicos acompañados, que al accionante se le desencadenó una diabetes, que si bien tenía un predisponente hereditario, puede surgir la enfermedad cuando la persona sufre un estado de estrés o angustia severos, teniendo en cuenta que el trabajador era una persona muy joven.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

2.-Los cambios de funciones aunque en el bono de haberes se le liquidara con la misma categoría profesional, resultan denigrante para el trabajador y ello sí que constituye un ius variandi abusivo y arbitrario, en cuanto que no se ha probado la existencia de una justificación objetiva de la empresa para ello y en cuanto que crea una situación humillante para el trabajador.

3.-Es irrazonable e inconstitucional la prohibición de considerar no resarcibles a las enfermedades no incluidas en el listado vinculadas causal o concausalmente con el trabajo.

Fallo:

En la ciudad de Mendoza, a los catorce días del mes de Mayo del año dos mil veintiuno se presenta en la Sala Unipersonal de esta Excma. Primera Cámara del Trabajo, la Dra. MARIA DEL CARMEN NENCIOLINI a los fines de dictar sentencia definitiva en los autos nº de CUIJ-13-01925723-8(010401-50604) caratulados «E. D. H. C/ ASOCIART ART P/ ENFERMEDAD ACCIDENTE», de los cuales

RESULTA:

Que a fs. 278/292 comparece el actor D. H. E. por intermedio de su apoderado e interpone formal demanda ordinaria contra ASOCIART ART S.A en concepto de indemnización tarifada por una incapacidad laboral del orden del 40% de la T.O. devenida de una enfermedad profesional, por la suma de $322.467,83 y/o lo que en más o en menos resulte de la prueba a rendirse en autos, planteando la inconstitucionalidad de los arts.1, 2, 6, 8 inc.3, 15 inc.2 ap.2, 18, 19, 21, 22, 39, 49 y art. 17 inc.5 de la ley 26773 y de la ley 7198, todo ello con intereses y costas.

Relata que ingresó a trabajar para la empresa Tarjeta Nevada en Julio/98 como asesor comercial. Que desempeñó esas tareas en el establecimiento de esta ciudad durante 8 años. Que en Enero/07 fue trasladado a cumplir tareas a la provincia de San Juan, a una receptoría ubicada en Rawson. Que a mediados de 2008 pasa a cumplir tareas en el sector de «gestor de mora». Que al poco tiempo lo trasladan a la Sucursal «2» de San Juan para cumplir tareas en el sector Ventas. Que recibía muy mal trato del responsable zonal de San Juan, Sr. Oscar Molla junto con la encargada del departamento, Sra. María Verónica Zeghaib. Que lo descalificaban, le daban tareas ajenas a las funciones asignadas, sin aviso previo, lo pasaron a cajero. Que era un ius variandi abusivo. Que comienza con tratamiento siquiátrico y se le desencadenó una diabetes. Que presenta certificado de reposo laboral y la empleadora lo cita a control médico.Que se celebra una Junta Médica en la que el Dr. Rivarola diagnostica que el actor estaría simulando y que no amerita reposo laboral, mientras que el Dr. Casanovas recomendó que debía continuar con el tratamiento siquiátrico hasta que lo dispusiera su médico de cabecera . Que efectúa la denuncia ante la ART y que en la C.D. del 26-09-12 la ART la rechaza por considerarla enfermedad inculpable, aunque en dicho comunicado, le informa que fue detectada la patología de depresión.

Practica liquidación, ofrece prueba y funda en derecho.

A fs. 303/326 comparece ASOCIART ART S.A. y contesta. Consiente la competencia del Tribunal. Solicita el rechazo del reclamo indemnizatorio en cuanto que la patología del actor no tiene origen ni relación de causalidad con sus tareas. Niega que las condiciones laborales le hayan ocasionado secuelas incapacitantes. Plantea contra el progreso de la acción las defensas de FALTA DE LEGITIMACION SUSTANCIAL ACTIVA Y PASIVA y FALTA DE ACCION en cuanto que el actor no agotó el trámite administrativo. En subsidio plantea la inconstitucionalidad del art. 17 inc. 6 de la ley 26773. Solicita la integración de litis con la empleadora, TARJETAS CUYANAS S.A.

Impugna liquidación, ofrece prueba y funda en derecho.

A fs. 328/331 se agrega copia de la denuncia de la patología a la ART.

A fs. 447/453 comparece TARJETAS CUYANAS S.A. por intermedio de su apoderado y solicita el rechazo del reclamo. Reconoce el vínculo de trabajo. Rechaza la existencia del acoso laboral, que el actor nunca se manifestó en contra de los traslados y que nunca denunció el maltrato de sus superiores. Niega que el trabajo le haya causado daños a su salud. Que el certificado médico de parte, efectuado por el Dr. Paolasso que no es médico siquiatra y que vio al actor una sola vez pueda servir para acreditar su incapacidad. Rechaza las inconstitucionalidades planteadas por las razones que allí expone.

Impugna liquidación, ofrece prueba y funda en derecho.

A fs.455 el Tribunal declara la inconstitucionalidad de los arts. 21, 22, 46 y 49 disp. Adic. 3ra. de la LRT.

A fs. 461/462 se dicta el auto de admisión de prueba.

A fs. 464 acepta el cargo el perito contador, a 466 lo hace el perito médico, a fs. 472 la perito sicóloga y a fs. 475 el perito siquiatra.

A fs. 477/479 se agrega la pericia contable informando un IBM de $5359,75.

A fs. 484/490 glosa la pericia sicológica otorgando al actora una incapacidad del orden del 20% por padecer de RVAN GRADO III con manifestación depresiva.

A fs. 492 el actor observa la pericia sicológica, a fs. 494 lo hace la ART demandada y a fs. 495/5496 lo hace la empleadora.

A fs. 499/501 la perito sicóloga contesta y ratifica su informe.

A fs.518/521 glosa la pericia siquiátrica otorgando al actor una incapacidad del orden del 20% de la T.O. por padecer de RVAN GRADO III con manifestación sicosomática.

A fs. 523 el actor observa la pericia siquiátrica.

A fs. 546/560 se agregan los estudios médicos remitidos por la ART

A fs. 575/628 se agrega el legajo médico del actor remitido por el Hospital Privado del Colegio Médico de San Juan.

A fs. 630/631se agrega la pericia médica, otorgando al actor una incapacidad del orden del 18,90% por padecer el actor de estrés laboral RVAN con manifestación sicosomática Grado III y a fs. 634 el perito amplía el informe.

A fs. 636 la ART demandada observa la pericia médica, a fs. 638 lo hace Tarjeta Nevada.

A fs. 654 el perito médico contesta las observaciones.

A fs.691 se celebra la audiencia de vista de causa, se agrega la prueba instrumental y a fs. 697/699 rinde alegatos la ART demandada, a fs. 700/704 se agregan los del actor, a fs. 705/707 los de la empleadora y a fs. 709 se llaman autos para dictar sentencia.

PRIMERA CUESTION:Relación laboral.

SEGUNDA CUESTION: Existencia de daño indemnizable.

TERCERA CUESTION: Costas.

A LA PRIMERA CUESTION LA DRA. MARIA DEL C. NENCIOLINI DIJO:

El vínculo de trabajo, su extensión y categoría profesional que revistió el trabajador son extremos de la litis que deben ser probados por éste. En el caso de autos, la demandada no ha desconocido la invocación de ésta, por lo que, ello, unido a la prueba instrumental arrimada a la causa, me permiten concluir que el actor se desempeñó bajo las órdenes de Tarjetas Cuyanas S.A. en distintas categorías desde el mes de Julio/98. Todo lo cual habilita el reclamo de autos a tenor de lo dispuesto por el art. 2 de la LRT. ASI VOTO.

A LA SEGUNDA CUESTION LA DRA. MARIA DEL C. NENCIOLINI DIJO:

Reclama el actor la reparación tarifada por incapacidad laboral devenida de una enfermedad siquiátrica, a la que se opone la ART por no existir nexo causal entre la patología y el trabajo que desarrollara aquel, y además por tratarse de una enfermedad inculpable no contemplada en la T.E.I.L.

Al ser llamada a integrar la Litis la que fuera empleadora del actor, Tarjetas Cuyanas S.A. y sostiene que no está legitimada frente el reclamo del actor. Niega que hubiese sufrido acoso laboral.

Paso a detallar la prueba rendida en autos:

Instrumental: a) bonos de haberes del actor; b) certificado médico siquiátrico del Dr. Giudice aconsejando reposo laboral por 15 días del 03-04-12 por «trastorno depresivo mayor con angustia», otros aconsejando reposo por 30 días del 27-04-12, otro del 28-05-12, otro del 27-06-12, otro del 27-07-12, otro del 27-08-12; c) C.D. cursadas entre el actor y la empleadora; d) C.D.de la ART al actor del 26-09-12 informando que su patología no se encuentra en el Listado de la TEIL; e) informe de TAC de abdomen del 04-12-09; f) constancia de denuncia a la ART de fecha 20-09-12 por «síndrome de agotamiento por estrés laboral»; g) informe de análisis clínicos del actor; h) informe de TAC de abdomen del 13-01-10; i) otro certificado médico siquiátrico del Dr. Giudice indicando que subsisten los síntomas depresivos; j) C.D. de la empleadora al actor de fecha 01-12-12 comunicando que comienza el periodo de reserva de puesto; k) otros certificados médico siquiátrico del Dr. Giudice del 26-09-12, otro del 20-10-12, otro del 28-11-12 informando que el actor continúa con su patología y aconseja reposo laboral por 30 dìas, otro del 13-03-13, otro del 23-04-13, otro del 13-06-13, otro del 07-08-13; l) dictamen de la Junta Médica de la Subsecretaría de Trabajo y Empleo: el Dr. Rivarola que el actor es simulador y que puede reintegrarse a sus tareas, y el Dr. Casanoves que debe continuar con tratamiento hasta que su médico tratante le dé el alta; ll) certificado médico de parte del 18-09-12 que otorga al actor RVAN depresiva Grado IV con 40% de incapacidad laboral; m) informe siquiátrico de control de la empleadora de fecha 13-06-12 con diagnóstico de «trastorno de ansiedad moderado reactivo a la crisis de pareja»; n) informe siquiátrico de control de la empleadora de fecha 06-08-12 que informa que el actor se encuentra en condiciones de reintegrarse a sus tareas; ñ) otro examen de control siquiátrico de la empleadora que informa que se encuentra en condiciones de reintegrarse a sus tareas de fecha 10-10-12; o) C.D.de despido enviado por la empleadora al actor del 15-10-13; p) constancia de baja de la AFIP del 13-10-13; q) certificado de servicios y remuneraciones Formulario PS 6.2 del ANSES; r) constancia de ingreso de aportes y contribuciones a la seguridad social; rr) examen preocupacional del 21-07-98; s) legajo del actor de la empleadora que incluye: nota de la empleadora comunicando que prestará servicios en la Sucursal San Juan II en el sector de Atención de Comercio del 22-07-09; solicitud de traslado del actor del 15-07-09 al sector Atención Comercios; nota de Diciembre/06 de la empleadora que incorpora al actor en el equipo de Asesores Comerciales; nota del 08-01-08 de la empleadora comunicando al actor que se acepta su solicitud de traslado a partir del 14-01-08 a la Sucursal San Juan, nota de la empleadora dirigida al actor de aceptación de su solicitud de traslado a partir del 1 de Marzo 2005 en Casa Matriz de la ciudad de Mendoza, cumpliendo funciones en el sector Convenios; comunicado de la empleadora al actor que pas ará a cumplir tareas de Coordinador de fecha 12-04-04, sanción de suspensión de 1 día por haber contestado mal a su superior de fecha 07-09-99; t) legajo médico del actor del Hospital Privado del Colegio Médico de San Juan; u) constancia de baja de la AFIP del 13-10-13;

Testimonial:

GABRIELA CECILIA VELEZ, dijo que «conozco a E. de Tarjeta Nevada, fuimos compañeros, después amigos.no me impide decir la verdad, a la ART la conozco de nombre.en Tarjeta Nevada trabajé desde 1995 y en el 2008 me despidieron.creo que cuando yo ingreso E. ya estaba.él era telemarker, fue cambiando de tareas, pasó a la administración y fue luego asesor comercial.trato hostil de los superiores, muchos vivieron ese hostigamiento.cambiando de sectores, de zonas e inclusive de provincia.por ejemplo les daban una condiciones en otra provincia y después no se las daban.a E.lo iban cambiando, estuvo en Mendoza y después en San Juan.ahí en San Juan también lo cambiaban de lugar y no con el mismo puesto.los superiores por ahí bastante despectivos.estuvo un tiempo con licencia, tiene diabetes y anímicamente no se lo veía bien por los cambios de trabajo.era mal visto las relaciones de pareja entre compañeros.situaciones concretas no recuerdo ahora pero había destrato.yo estuve enferma, de hiatus.él era asesor comercial y cuanto volvió estaba en Ciudad que es la mejor zona y como castigo lo mandaron a Las Heras.»los que se enferman tienen que empezar de cero» eso se lo dijo Maurcio Heinza.»

PABLO ROJAS, dijo que: fuimos compañeros de trabajo.a la ART la conozco de nombre.yo trabaje del 2004 al 2010, 5 años y medio en San Juan fuimos compañeros más de 2 años.E. era vendedor.tuvo problemas de salud, no recuerdo mucho.el trato con los superiores, el gerente, hacia acoso laboral, cambiaban de lugar de trabajo.era denigrante.hay un gerente de la sucursal y un supervisor por área.E. por el estrés tuvo un pre-infarto y le comenzó la diabetes.en ese momento las relaciones entre compañeros estaba prohibido, excepto para el gerente.E. estuvo en pareja y entonces lo hostigaron.el gerente le decía «negro de mierda», insultaba, golpearlo, pegarle en la nuca cuando pasaba por atrás, a muchos de los compañeros.Oscar Molla era el gerente.cuando E. llega a San Juan era asesor comercial, luego lo pasaron a recepción, luego a ventas, luego cobrador.de la Sucursal 1 a la Sucursal 2 a Rawson.hacían lo que querían y más si te tenían entre-ojos.a E. lo pasearon por todos lados.se perdía dinero con los cambios.una vez en el subsuelo de la Sucursal 1 donde se hacían las reuniones, el gerente pasó por atrás de E.le dio un golpe en la cabeza y le dijo «cómo andas pelotudo, no vas a llegar a nada, te voy a echar». era en una reunión de ventas hacen más o menos 12 años atrás.era una reunión de 20 personas.todos lo vieron, además eran agravios constantes.»

JUAN ANTONIO OLIVERA, dijo que: «fuimos compañeros de trabajo en el 2008, 2009.yo trabajé hasta el 2010.estábamos en ventas.a mí me trasladaron a Rawson y ahí ya no lo vi mucho.no era común, pero a E. lo trasladaban mucho, pero no sé por qué.no era bueno el trato en especial de Moya.yo y con Lozano éramos los que más vendíamos en San Juan.el gerente nos trataba mal.a mí me decía que «no servía para una mierda» que «era una cagada» .el despido lo arma Molla.yo pedí a la encargada de ventas y dijo «no lo quiero más» yo tenía diabetes, era el primero en ventas en todo Cuyo.a E. le dio dabetes y un infarto cuando estaba en la Sucursal de Rawson.por ejemplo como haciendo un chiste decía «el trabajo que hacen es una cagada» «no se ganan el sueldo».

Pericia contable: el experto informa a los efectos del cálculo indemnizatorio un IBM de $5.369,75.

Pericia sicológica: otorga una incapacidad del orden del 20% por padecer de «Trastorno adaptativo crónico mixto, con ansiedad y estado de ánimo depresivo.Que las secuelas psicológicas son atribuibles pura y exclusivamente al accidente»; conforme el Dec.659/96 dictamina «RVAN GRADO III con manifestación depresiva». Al contestar las observaciones que se le formularon, amplía su informe, y rectifica de su dictamen la palabra «accidente», que, manifiesta, fue un error de expresión.

Pericia médica laboral: otorga un 18,90% de incapacidad por estrès laboral, RVAN con manifestaciòn sicosomática Grado III.Informa que «su pancreatitis grave, la prolongada internación en terapia intensiva con la afección síquica y el temor a la muerte que significa la permanencia de 30 días en ese ambiente, con desenlaces fatales, de pacientes en su mismo servicio durante su periodo de internación. El diagnóstico de diabetes insulino dependiente, con el antecedente de su madre fallecida por esa causa, su posterior infarto de miocardio, se consideran factores que han contribuido a desencadenar su afección síquica, además de su estrès laboral». A fs. 634 el perito médico amplía los fundamentos de su dictamen.

Pericia siquiátrica: informa que el actor «presenta un cuadro compatible con Trastorno adaptativo mixto con ansiedad y estado de ánimo depresivo». Aclara que «La característica esencial del trastorno adapativo es el desarrollo de síntomas emocionales y comportamentales en respuesta a un estresante psicosocial identificable en este caso al conflicto laboral y sus secuelas.». Dentro del Dec. 659/96 lo califica de «RVAN Grado III con manifestaciones sicosomática» otorgando una incapacidad del orden del 20% de la T.O. Al contestar las observaciones el experto ratifica su dictamen.

Existencia de mobbing o acoso laboral.

Debe pues analizarse si existe el necesario nexo causal entre la dolencia que denuncia el actor padecer y el trabajo, teniendo presente que es a cargo del actor demostrar la existencia de la relación causal o concausal entre la minusvalía que denuncia y el cumplimiento de sus tareas.

Como principio general, cualquiera sea la vía elegida, el hecho indemnizable surge siempre de la comprobación de un engarce adecuado entre el accidente o enfermedad- incapacidad o muerte-trabajo. Así lo expresa Brebbia «se está aquí ante la aplicación lisa y llana del principio de que el cargo de la prueba de los hechos constitutivos del derecho invocado, corresponde a quien lo hace valer» (La relación de causalidad en el derecho civil, pag. 117).

Dice la Dra.Zavala de Gonzalez:: «dentro de la teoría general del derecho, los hechos son el sustento de las diversas consecuencias jurídicas.son el antecedente necesario de la aportación de las pruebas. y de la sentencia»; agrega que: «es una exigencia generalizada en los códigos procesales la de indicar en la demanda los hechos en que se funda la acción y la carga del demandante de probar los hechos pertinentes si estuviesen controvertidos, es decir en este caso probar la plataforma fáctica que ponga de manifiesto una relación causal aparente entre la cosa y el daño que surge de su intervención en el suceso».

Para llegar a saber si en el caso de autos el actor ha sido víctima de un acoso laboral, se debe en primer lugar tener conceptualizado al llamado «acoso laboral o mobbing» para llegar a concluir si hubo o no violencia laboral en el caso de autos y en su caso, si le ha ocasionado al trabajador una incapacidad laboral.

En líneas generales podemos decir que el «mobbing» consiste en una agresión psicológica con una dirección específica hacia la víctima con una intencionalidad subjetiva y per-versa de generar daño o malestar psicológico, su destrucción psicológica y/o su egreso de la organización empresarial. Se trata de un proceso destructivo sutil que tiende a desacreditar o dañar al trabajador; es un atentado a la dignidad, a la salud física y psicológica del trabajador.

Amerita transcribir la definición que Heinz Leymann hace: «el mobbing o terror psicológico en el ámbito laboral consiste en la comunicación hostil y sin ética, dirigida de manera sistemática por uno o varios individuos contra otro, que es así arrastrado a una posición de indefensión y desvalimiento, y activamente mantenido en ella.Estas actividades tienen lugar de manera frecuente (como criterio estadístico, por lo menos una vez a la semana) y durante largo tiempo (por lo menos 6 meses). A causa de la elevada frecuencia y duración de la conducta hostil, este maltrato acaba por resultar en considerable miseria mental, psicosomática y social».

La protección contra esta conducta está receptada en el art. 14 bis de nuestra C.N. cuando establece para el trabajador «condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagas; retribución justa; salario mínimo vital y móvil; igual remuneración por igual tarea.protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público.». Aclarando que, cuando nuestra Carta Magna hace referencia a «condiciones dignas» alude a una situación adecuada en lo que a seguridad e higiene laborales pero, también alcanza a elementos psicofísicos, dentro de los que se denomina medio ambiente laboral y que incluye a factores de tipo organizacional.

Asimismo el art. 8 inc. b) de la ley 19.587 establece que todo empleador debe adoptar y poner en práctica las medidas adecuadas de higiene y seguridad para proteger la vida y la integridad de los trabajadores.Además de la ley 23.592 que específicamente protege a todo ciudadano contra actos discriminatorios y la ley 26.485 de protección integral a las mujeres.

En el caso que nos ocupa, haciendo una valoración armónica de las pruebas arrimadas al proceso, arribo a estas primeras conclusiones:

-Se acompaña el examen preocupacional del actor que lo califica como apto;

-El actor comienza con licencia siquiátrica a partir del mes de Abril/12;

-Hizo el trabajador la correspondiente denuncia a la ART el 20-09-12, rechazando ésta el siniestro por no estar contemplada la dolencia en el sistema de la LRT pero, admite la existencia de la dolencia siquiátrica del actor;

-A través de las declaraciones testimoniales ha quedado debidamente demostrado que había destrato (especialmente del gerente Moya) con expresiones despectivas y groseras hacia todos los empleados pero especialmente el actor era hostigado por el gerente y que fueron por un prolongado lapso de tiempo. Además de demostrar incultura, denota un aprovechamiento vil e infame de su supuesta superioridad (Me remito a los párrafos que se han subrayado en las declaraciones testimoniales).

Existe otro elemento a tener en cuenta, que habría influido para que el actor padeciera de su patología siquiátrica: es el ius variandi abusivo y arbitrario que invoca el actor,

Al respecto, caben efectuar algunas consideraciones, ya que algunos traslados o cambio de funciones fueron solicitados por el propio trabajador.

El actor se desempeñó desde su ingreso en el establecimiento de la ciudad de Mendoza. Solicita cambio de funciones para cumplir tareas administrativas en el sector Convenios el 23-02-05, llegando en Enero de 2008 a ocupar un puesto en el equipo se Asesores Comerciales.

Es el actor quien solicita el traslado a la Sucursal San Juan, según su propio relato, por estar su pareja residiendo ahí (ver manifestaciones vertidas por el actor en los exámenes de control siquiátricos laborales traídos a la causa, efectuados por el Dr. Rivarola) , la que es aceptada por la empleadora mediante nota del 08-01-08.Luego la demandada lo traslada a la Sucursal Rawson de San Juan, como surge del comunicado que le hace al trabajador con fecha 22-07-09, para cumplir tareas en el sector Atención a Comercios. El actor había solicitado en este caso, cambio de tareas pero no de lugar de trabajo. Dijo el testigo Velez quien fuera compañero de trabajo del actor en San Juan, que al actor lo trasladaron a recepción, luego a ventas, luego a cobrador.

Vuelve a la sede principal en Mendoza, a su solicitud, por ruptura con su pareja, pero la demandada lo traslada a la sucursal de Las Heras, que era lugar de «castigo» según los dichos de la testigo Velez.

A través de la revisión de los bonos de haberes acompañados como prueba, se demuestra que el actor tuvo primero la categoría de Administrativo A, luego la de Administrativo B, pasando a la categoría de Promotor y finalmente de Asesor Comercial, lo que se advierte es que ascendiendo en las categorías de labor desempeñadas. Pero, en la práctica, y ello se demuestra con los dichos de los testigos traídos a la causa, la empleadora le iba cambiando de tareas al actor que no estaban a la altura de su categoría profesional, como al decir del testigo Rojas «a E.lo pasearon por todos lados».

Pero, estos cambios de funciones aunque en el bono de haberes se le liquidara con la misma categoría profesional, resulta denigrante para el trabajador y ello sí que constituye un ius variandi abusivo y arbitrario, en cuanto que no se ha probado la existencia de una justificación objetiva de la empresa para ello y en cuanto que crea una situación humillante para el trabajador.

Es lógico que el mal trato de sus superiores, unido al permanente cambio de tareas, generara en el actor una situación que a larga tuvo como consecuencia en la patología siquiátrica.

Por otro lado, el actor hizo la denuncia ante la ART, la que reconoció la patología psiquiátrica, pero la rechazó calificando a la dolencia como inculpable.

La energía de adaptación del individuo es limitada, si la situación gravosa a la que se encuentra sometida la persona continúa o adquiere más intensidad pueden llegar a superar las capacidades de resistencia y el organismo entra en una fase de agotamiento con aparición de alteraciones psicosomáticas. Es decir, aparecen trastornos fisiológicos: respiratorios, cardiovasculares, inmunológicos, etc. y trastornos sicopatológicos: ansiedad, miedos fobias, depresión, conductas adictivas, trastornos de la personalidad, etc., que es lo que ha ocurrido con el actor.

Ya que, ha quedado demostrado a través de los análisis clínicos acompañados, que al actor se le desencadenó una diabetes, que si bien tenía un predisponente hereditario, puede surgir la enfermedad cuando la persona sufre un estado de estrés o angustia severos, teniendo en cuenta que el actor era una persona muy joven.

Los testigos también declararon que sufrió de un pre-infarto, dolencia que también puede vincularse con estados de estrés o angustia del individuo.

Queda en consecuencia acreditado el nexo causal entre el trabajo y la patología denunciada por el actor.

Aunque, no escapa al Tribunal lo dictaminado por el perito médico laboral, Dr. Riba, en cuanto a la influencia que también tuvo para generar la patología siquiátrica:la ruptura de pareja y las otras enfermedades que padeció el trabajador: pancreatitis, diabetes e infarto, resultando probablemente estas dos últimos una consecuencia del estado angustia y depresión del actor.

Entiendo que fueron factores concausales que también deben tenerse en cuenta para generar la patología siquiátrica.

Concausa.

El Superior Tribunal en los autos CUIJ: 13-00842335-5/1 (012174-11064901, caratulados «Carmona Mirtha en J. 22437 Carmona Mirtha c/Mapfre Argentina ART S.A. p/ Accidente (22437) p/ Rec.Ext. Casación», del 09-11-15, dijo que «Así, en expediente «Asociart ART S.A. en J.10.645 Castillo Claudio E. c/Asociart ART S.A. p/Ac. s/Cas.» esta Sala tiene dicho «.Con la entrada en vigencia de la ley 24.557 y -a diferencia de lo que establecía la ley 24.028- artículo 2do- podemos afirmar que ha creado las condiciones para el renacimiento de la teoría de la indiferencia de la concausa. Ahora bien, si bien la Tabla de Evaluación de Incapacidades laborales aprobada por el Decreto 659/96 parece partir de una posición diferente, atento al concepto de daño que establece, ha de tenerse en cuenta que esta última es una norma de menor jerarquía que determinaría una limitación en la reparación del daño causado por un infortunio laboral, no prevista por el legislador y en tal caso la norma en cuestión sería inconstitucional por exceso de reglamentación (Raremirez Luis Enrique «Riesgos del Trabajo» B.de F. 2da. Edición, año 2.000, pags. 49/50)- En efecto, si la ley 24.557 es un sistema que pretende obturar toda vía para el reclamo de una reparación integral de los daños derivados de un infortunio laboral, cualquier duda en la interpretación de sus normas en general, y en particular las que se refieren al resarcimiento de los perjuicios debe ser resuelta a favor del trabajador víctima del siniestro a tenor de lo dispuesto por el artículo 14 bis de la C.N.y los principios generales del derecho del trabajo (v.gr. artículo 9 LCT)».

En base a lo expuesto, la demandada debe responder por el porcentaje total de incapacidad laboral del trabajador.

PORCENTAJE DE INCAPACIDAD.

La descripción que hacen los peritos de la patología del actor, son coincidentes en que padece de RVAN GRADO III, con una incapacidad laboral del orden del 20% de la T.O. (Dec. 659/96).

Calculando los factores de ponderación: a) dificultad para realizar las tareas media: 15% del 20%, es 3%; b) amerita recalificación: 0% y factor edad: 0,46%.

Arribo a una incapacidad parcial y definitiva del orden del 23,46% de la T.O.

MONTO DE LA INDEMNIZACION.

Habiendo efectuado el actor la denuncia ante la ART, el 20-09-12, considero esta fecha como primera manifestación invalidante, en cuanto que muestra que en ese momento el actor tuvo el conocimiento cierto que su dolencia se encuentra vinculada a su trabajo y que lo incapacita para desarrollar el mismo.

Si aplicamos la fórmula prevista por el art. 14 de la LRT con las reformas introducidas por el DNU 1694/09 utilizando el IBM que informa la pericia contable, conforme los bonos de haberes acompañados, el IBM aplicable es de $5.369,75.

5.369,75 x 53 x 1,16 (65/32=2.03) x 23,46%=$135.535,78.

INCONSTITUCIONALIDADES PLANTEADAS POR EL ACTOR.

Este Tribunal, siguiendo el criterio sustentado por la S. Corte, ha ratificado y confirmado lo que ya ha expuesto en los Considerandos de otros fallos sosteniendo que «la función judicial consiste en declarar el derecho aplicable al caso concreto, interpretando adecuadamente las normas existentes, sin facultad de crear otras con el pretexto de que la solución a que se arribe, no resulte equitativa, ya que, de otro modo interferiría en la esfera de competencia del legislador» (C.N.L.T. SALA III, A.-T.1984-D-1.816). Cabría tan sólo efectuar en el «caso concreto» el control de constitucionalidad del derecho aplicable, restringiéndose el Juzgador en esta función a «descalificar las normas en las que el contenido no se adecue a los fines cuya realización persiguen o cuando consagran una manifiesta inequidad» (Sala V.-D.T. 1987-D-1655; D.T. 1984-D-1436).Si así no procediere, sería el propio Tribunal el que estaría violando los límites de su propia jurisdicción, excediendo las atribuciones de control que constitucionalmente se adopta, admite y se le acuerda y que sólo puede quedar circunscripto al tratamiento en el caso concreto, provocando una declaración de inconstitucionalidad in abstracto, a todas luces atentatorias del orden institucional dentro del estado de derecho en el cual se inscribe nuestra ley fundamental en cuanto que violaría el debido proceso y defensa en juicio (art. 18 C.N.) resguardado a través de las mismas los principios de bilateralidad y contradicción (CSJN v. fallos 324-754, etc.).

DE LOS ARTS. 1 y 2 DE LA LRT.

No hay agravio concreto, se rechaza el planteo.

DEL ART. 6 LRT.

La dolencia que padece el trabajador no está contemplada en el Listado de Enfermedades Profesionales (T.E.I.L.-Decreto 658/96 y 659/96) y sólo se indemniza cuando es consecuencia de un accidente de trabajo. Por ello es que el actor planteó en su demanda la inconstitucionalidad del art. 6 de la L.R.T.

Mi parte ha expuesto extensamente los fundamentos de la admisión de esta inconstitucionalidad en los autos nro. 33.344 carat. «Ibáñez Justo Pastor c/ Municipalidad de Las Heras»- Agosto/07) los que doy aquí por reproducidos en honor a la brevedad y en base la doctrina sentada en el precedente «Borecki Eduardo en J.» donde se consideró irrazonable e inconstitucional la prohibición de considerar no resarcibles a las enfermedades no incluidas en el listado vinculadas causal o concausalmente con el trabajo (arts. 17 y 19 y 75 inc.22 C.N.).

En base a ello, es que declaro la inconstitucionalidad del art. 6 ap.2 de la LRT y considero resarcible la dolencia antedicha.

DEL ART. 15 INC.2 AP.2 DE LA LRT.

No es aplicable al caso que nos ocupa esta norma, en cuanto que la incapacidad del actor es parcial. Se rechaza el planteo.

DEL ART. 18 DE LA LRT.

No es aplicable al caso que nos ocupa. Se rechaza.

DEL ART. 19 DE LA LRT.

No es aplicable al caso que nos ocupa. Se rechaza.

DEL ART. 39 DE LA LRT.

El actor ha efectuado su reclamo por la vía tarifada, en consecuencia no es aplicable esta norma al caso de autos.

DEL ART. 17 INC.5 DE LA LEY 26.773.

Dicha norma dispone que dicha normativa se aplica a las contingencias previstas en la LRT y sus modificatorias, cuya primera manifestación invalidante se produzca con posterioridad a la publicación en el Boletín Oficial (26-10-12).

En el fallo plenario dictado por nuestro Superior Tribunal en los autos CUIJ:13-00847437-5/1 ((012174-10964701)) caratulados «LA SEGUNDA ART S.A. EN J. 20.018 Navarro Juan Armando c/ La Segunda ART. p/ Accidente p/ Rec. Ext. de Inconst.-Casación», de fecha 14 de Mayo próximo pasado, ha fijado la siguiente doctrina obligatoria «La ley 26.773 no es aplicable a las contingencias cuya primera manifestación invalidante se produjo con anterioridad a la publicación de la norma en el Boletín Oficial, con la excepción de lo dispuesto en los incisos 1º y 7º del mismo cuerpo legal».

Ello conlleva al rechazo del planteo del actor en cuanto a la aplicación al caso de la citada normativa dada la fecha en que se produjo la contingencia.

En virtud de los fundamentos vertidos ut supra, la declaración de inconstitucionalidad de los arts. 21, 22,46 y 49 disp., adic. 3ra.se rechazan las Defensas de Falta de Legitimación Sustancial Activa y Pasiva y de Falta De Acción interpuestas por la demandada.

APLICACIÓN DEL DNU 669/19.

Adhiriéndome a los fundamentos que fueron ya vertidos por mis distinguidos colegas de Cámara, atendiendo a los principios protectorios del Derecho Laboral, de lo normado por los arts. 9 y 11 de la CT, como asimismo del principio de Progresividad y los considerandos mismos de este Decreto, estimo que éste sólo es aplicable a los siniestros que caen bajo el régimen de la ley 27.348. Ello, en razón a la modalidad de ajuste implementado por dicha normativa y que funda su dictado en la necesidad de un cambio en el procedimiento establecido en el art. 12 de la LRT.

LEGITIMACION SUSTANCIAL PASIVA DE TARJETAS CUYANAS S.A. (HOY TARJETA NARANJA S.A.).

La que fuera empleadora del actor, fue citada por la ART demandada a integrar la Litis.El actor inicia el reclamo indemnizatorio dentro del sistema tarifado de indemnización previsto por la LRT, en el cual solamente responden frente a los infortunios laborales las ART, como disponen los arts. 26 y conc. de la LRT, salvo el supuesto previsto en el art. 39 de dicho cuerpo legal, pero que no fue invocado por el trabajador que -como ya dijera- sólo ha reclamado la indemnización prevista en dicha normativa

Entonces, frente a la indemnización tarifada de autos, la única legitimada pasivamente es la ART.

Por todo lo expuesto, la demanda prospera en la suma de $135.535,78 que devengará intereses legales desde 20-09-12 y hasta su efectivo pago.

Intereses.

Respecto de la tasa de interés aplicable, atento a lo resuelto por nuestro superior Tribunal en autos nro. CUIJ 13-00844567-7/1 caratulados «GALENO ART S.A. en J. NRO. 26.349 «CRUZ PEDRO JUAN C/ MAPFRE ART S.A. P/ ACCIDENTE S/ REC. EXTR. CASACION», declaró a la Res. 414/99 de la SRN inconvencional e inconstitucional.

Siguiendo los argumentos vertidos por mi colega, Dr.Milutin en autos nro.151.501 caratulados «Zarate German Adolfo c/ Galeno ART S.A. por/Accidente», si bien el fallo del Superior Tribunal no es obligatorio al no tratarse de un fallo plenario (art. 149 del CPC) cuyos argumentos no comparte este Tribunal (salvo los del voto preopinante del Dr. Valerio), a fin de evitar un desgaste jurisdiccional innecesario, y en pos de unificar los criterios existentes entre las Cámaras del Trabajo, y evitar la prolongación de los procesos, tomo los argumentos del Dr. Adaro y Palermo declaro la inconstitucionalidad de la Res. 414/99 de la SRN y considero aplicable en este caso concreto la tasa para préstamos de libre destino a 36 meses fijada por el BNA.ASI VOTO.

A LA TERCERA CUESTION LA DRA. MARIA DEL C. NENCIOLINI DIJO:

Las costas, siguiendo el principio chiovendano de la derrota, se imponen a la AR demandadas (arts. 35 y 36 C.P.C.y T. y art. 31 C.P.L. y T.). ASI VOTO.

Mendoza, 14 de Mayo de 2.021.

Y VISTOS:

Este Tribunal en Sala Unipersonal

RESUELVE:

I.- Declarar en este caso concreto la inconstitucionalidad de la Res. 414/99 y del art. 6 de la LRT y rechazar la inconstitucionalidad de los arts. 1, 2, 15 inc. 2 ap.2, 18, 19, 39 de la LRT y art. 17 inc.5 de la ley 26773.

II- RECHAZAR LA PRESENTE DEMANDA en contra de TARJETAS CUYANA S.A., hoy TARJETA NARANJA S.A. con COSTAS A CARGO DE ASOCIART ART S.A.

III.- RECHAZAR LAS DEFENSAS DE FALTA DE LEGITIMACION SUSTANCIAL PASIVA y de FALTA DE ACCION interpuestas por ASOCIART ART S.A. y en consecuencia HACER LUGAR a la demanda instada por D. H. E. condenando a ASOCIART ART S.A. a abonar en concepto de indemnización tarifada devenida de una enfermedad profesional siquiátrica, con una incapacidad laboral parcial y definitiva del orden del 23,46% de la T.O.la suma de pesos CIENTO TREINTA Y CINCO MIL TREINTA Y CINCO con 78/100 ($135.535,78) en el plazo de CINCO DIAS a contar de la notificación de la presente, con más sus intereses legales conforme lo resuelto en la Segunda Cuestión. CON COSTAS A CARGO DE LA DEMANDADA.

IV.- Firme que sea la presente, pase al Departamento Contable para practicar liquidación y se regulen los honorarios de los letrados y peritos actuantes, debiendo tenerse presente lo dispuesto por el art. 277 de la L.C.T. a los efectos de su cálculo.

V.- Emplazar a la demandada a abonar en el plazo de CINCO DIAS los Aportes Jubilatorios Ley 5059 y Derecho Fijo colegio de Abogados y en el plazo de QUINCE DIAS la Tasa de Justicia, bajo apercibimiento de ley.

VI.- Comuníquese el presente resolutorio a la Superintendencia de Riesgos de la Nación indicando D.N.I. y/o CUIL del trabajador.

VII.- El pago dispuesto a favor del actor sin descuento alguno y el de los profesionales y peritos intervinientes, previo comprobante de libre deuda del Registro de Deudor Alimentario tramitado por la demandada en: http/www.jus.mendoza.gov.ar/deudores-alimentarios, deberá efectuarse en el término indicado en el resolutivo I, mediante la correspondiente transferencia monetaria a una cuenta a su nombre de institución bancaria oportunamente denunciada en un todo conforme lo normado por el art. 81 del CPL, art. 277LCT, art.11 ley 6879, Acordada nro. 24325 y Acordada nro. 29.825), debiendo acreditar ante el Tribunal el «libre deuda» y el cumplimiento de la transferencia ante el Tribunal en el término de 48 hs. de efectuada la misma, bajo apercibimiento de continuar el curso de los intereses del crédito correspondiente, el pgo de la Contribución Pericial Laboral cuando corresponda, Tasa de Justicia, Derecho Fijo y Aportes ley 5059 en el término de 48 hs. de efectuada la misma.

VIII.- A efectos del cumplimiento de los pagos, la parte actora y los profesionales intervinientes deberán denunciar en autos, sino lo hubieran hecho en el curso del proceso, su número de CUIT/CUIL, acompañar constancia del CBU de entidad bancaria donde poseen cuenta a su nombre emitida por la misma o extraída por cajero automático o homebanking, y el formulario de declaración jurada sobre licitud de origen de los fondos, conforme lo ordena la ley 25.246. Los profesionales intervinientes que pretenden percibir los fondos deberán acreditar con la constancia respectiva la inscripción ante los organismos recaudadores e impositivos, las conformidades profesionales y/o cesiones de honorarios y/o derechos de la totalidad de los letrados que hayan actuado por su parte.

(Matrícula letrados: 4236, 6208, 1744, 4061,4250, 7526, 10374).

CUMPLASE, NOTIFIQUESE Y REGISTRESE

Firmado:

DRA. MARIA DEL CARMEN NENCIOLINI

Juez de Cámara

A %d blogueros les gusta esto: