Alternativas al usufructo

Autor: Brunstein, Nelson O.

Fecha: 23-jul-2018

Cita: MJ-DOC-13619-AR | MJD13619

Doctrina:

Por Nelson O. Brunstein

La cuestión se encuentra ligada a las nuevas modalidades del Usufructo de acuerdo al Código Civil y Comercial vigente.

El artículo 2144 , al referirse a los derechos del Usufructuario dice: «Si el acreedor del Usufructuario ejecuta el derecho de usufructo, el adquirente del Usufructo debe dar garantía suficiente al nudo propietario de la conservación y restitución de los bienes».

De su texto debemos concluir que el Usufructo es ejecutable; obviamente para ser ejecutable debe ser embargable, o sea que embargado el usufructo por el acreedor del «usufructuario» y ejecutado el mismo, puede que resulte adquirente por trasmisión forzada, cualquier persona, además del acreedor ejecutante. Ese tercero que adquiere el Usufructo ejercerá el derecho en el modo y extensión que lo tenía el usufructuario ejecutado, debiendo solamente garantizar al nudo propietario que conservara y restituirá el bien, al tiempo que concluya el usufructo; o sea cuando concluya el plazo por el que fue constituido o cuando concluya la vida del usufructuario si es vitalicio. ¿Podrá el usufructuario renunciar al usufructo?, debemos pensar que trabada la litis y anotado el embargo en el registro que corresponda, ya no podrá «renunciar» el usufructuario; pero antes de ello, no hay obstáculo para que renuncie o transfiera el mismo. En consecuencia, debemos tener en cuenta, para el supuesto de transmisión del USUFRUCTO y a través del informe registral correspondiente, si no se encuentra afectado el usufructo a transmitir por EMBARGOS, porque de mediar medidas cautelares no podrá transmitirse ni renunciarse; o sea que para la transmisión o renuncia de usufructo debemos requerir un informe registral no solo sobre Inhibición del transmitente, sino sobre embargos y/o medidas cautelares que puedan afectar el Usufructo a transmitir.En consecuencia, el Registro de la Propiedad Inmueble deberá encuadrar esta situación para proveer dichos informes.

Ejecutado el USUFRUCTO, el nudo propietario podrá encontrarse con que el usufructo del bien sobre el que ejerce la nuda propiedad, le pertenece a otra persona; quizás desconocida, con quien no tiene ninguna relación o empatía, que quizás si la tuvo cuando se originó la nuda propiedad o el usufructo; si estamos ante un caso de vivienda, podrá encontrarse el nudo propietario que el inmueble pasa a ser habitado por un tercero desconocido y si se trata de un bien productivo, (por ejemplo un inmueble rural) se podrá encontrar con que el mismo es explotado por otra persona.

Como vemos, al no haber ninguna duda que el usufructo es embargable y ejecutable, la figura ya pasa a tener serios reparos para su uso, al menos para el uso que le dábamos hasta ahora, notarialmente.

Figuras alternativas al usufructo

En la medida de lo posible veremos si podemos ir abandonando el usufructo.

Hay dos figuras de escasísimo uso notarial, que en el Código aparecieron siempre como «derechos reales» de segunda categoría, de segundo orden: ellas son el «uso» y la «habitación».

Debemos hacer una somera revisión de esas figuras para ver si nos resultan útiles para reemplazar el usufructo.

Así como, de acuerdo al artículo 2129 del Código Civil y Comercial, al usufructo se lo define como: «derecho real de usar, gozar y disponer jurídicamente un bien ajeno»; al uso, en el artículo 2154 del Código Civil y Comercial se lo define como el derecho real de «usar» y «gozar» de una cosa ajena y a la habitación se la define en el artículo 2158 del Código Civil y Comercial, como el derecho real que consiste en «morar» en un inmueble ajeno construido o en parte material de él.

El uso: puede constituirse solo a persona humana (art.2154 CCC) (el usufructo también a personas jurídicas). El usuario no puede constituir derechos reales sobre la cosa recibida. El uso es ejecutable solamente por los frutos que produce, cuando excedan las necesidades del usuario y su familia; o sea es embargable el excedente de frutos necesarios para el usuario y su familia.

Habitación: solo puede constituirse a favor de persona humana (igual que el uso). No es transmisible por acto entre vivos ni mortis causa (a diferencia del uso y el usufructo). No es ejecutable por acreedores (inembargable, a diferencia del uso y el Usufructo).

Hasta aquí vemos que las mayores semejanzas se dan entre el usufructo y el uso, pudiendo diferenciar al primero del segundo a primera vista, por la facultad de constituir algunos derechos reales que tiene el primero sobre el segundo; pero si profundizamos el análisis veremos que el beneficiario del usufructo puede ser una persona humana o una persona jurídica (artículo 2152 inc. b CCivCom.); el uso solo a persona humana (art. 2154 CCivCom.); el usufructuario puede constituir determinados derechos reales sobre la cosa (art. 2142 CCivCom.); el usuario no (art. 2156 CCivCom.); dijimos que el Usufructo es embargable, en el uso solo son «embargables» los frutos que superan las necesidades del usuario y su familia (art. 2157 CCivCom.)

Hasta aquí, el uso nos sería más útil que el usufructo, porque solamente se pueden embargar, en el uso, los frutos que exceden las necesidades del usuario y su familia, pero veremos que esta condición del uso nos limita la figura, cuando se trata de inmuebles rurales.Con relación a la habitación y siempre en paralelismo con el usufructo, veremos que la habitación solo puede constituirse en favor de persona humana, igual que el uso; la habitación no es transmisible por actos entre vivos ni por causa de muerte; el habitador no puede constituir ni derechos reales ni derechos personales sobre el bien y no es ejecutable por el acreedor del habitador; hasta acá, vemos que la habitación nos está dando mejor utilidad que el usufructo y el uso.

En conclusión y al solo efecto de discernir en la actividad diaria, porque derecho real inclinarnos, podríamos diferenciar: Si lo que se trasmite es un bien casa- (casa habitación), hoy es conveniente que reservemos la habitación, ¿Por qué?; Porque la habitación es intrasmisible, no se pueden constituir derecho personales ni reales sobre la cosa y no es ejecutable por acreedores; quedaría garantizado que el uso de la misma se restringe a la persona que queremos lleguen plenamente los derechos que reservamos.

En cambio, si debo trasmitir un inmueble rural (campo explotable o en explotación), la figura de la habitación no es posible (solo MORAR), la figura del Uso (casi todos los frutos son embargables) es relativa y la figura del Usufructo, (embargable en su totalidad), también; en este caso deberíamos determinar si optamos por el uso (embargable solo los frutos que exceden los necesidades del usuario y la familia) o el usufructo (todo embargable y ejecutable). En conclusión, la figura del uso sería mas útil en este último caso, que la del usufructo, por cuanto al menos tendríamos una parte de los frutos que es inembargable; salvo que se trate de una persona jurídica, que forzosamente debemos caer en el Usufructo, por el impedimento que tiene este tipo de personas para el derecho real de uso (solo personas humanas).

———-

N. de la R.: Artículo publicado en Juris, Jurisprudencia Rosarina Online.