Resultó desproporcionado el despido del actor por el solo hecho de haber insultado a un superior

despido22Partes: Gonzalez Hector Jose c/ El Cacique S.A. s/ despido

Tribunal: Cámara del Trabajo de Mendoza

Fecha: 17-oct-2016

Cita: MJ-JU-M-101913-AR | MJJ101913

Sumario:
1.-No se ajustó a derecho el despido causado del actor, pues si bien el insulto que efectuó sin duda afecta las normas de convivencia que deben imperar en todo ambiente de trabajo, ello no es motivo suficiente para dejarlo sin su fuente de trabajo, ya que este tipo de falta habría requerido un correctivo previo para resultar suficiente, en tanto la injuria alegada y probada requiere proporcionalidad con la medida consecuente.

Fallo:

En la Ciudad de Mendoza, a los 17 de Octubre de 2016, se hace presente en la Sala Unipersonal de esta Excma. CUARTA CAMARA DEL TRABAJO – PRIMERA CIRCUNSCRIPCION DE MENDOZA, la Sra. Juez Dra. Marinés Babugia, con el objeto de dictar sentencia definitiva en en el expediente con CUIJ N° 13-00846067-6((010404-28615)), caratulado GONZALEZ, HECTOR JOSE C/ EL CACIQUE S.A., de cuyas constancias

R E S U L T A:

Resulta.

I- Que a fs. 11/15 se presenta el Señor Héctor González mediante apoderado e interpone demanda ordinaria contra EL CACIQUE SA. Por la suma de $ 112688,99 con más sus intereses legales, en el entendimiento de que ha sido despedido sin justa causa.

Relata que trabajó para la demandada ejerciendo como chofer de colectivos, categoría profesional ” Chofer sin guarda” , según CCT 62/89, laborando en jornadas rotativas desde hora 14 hasta la hora 2:30 y desde la hora 6:45 hasta la hora 14, desde el día 1/03/2005al 2/08/2011.

La relación laboral estuvo registrada con normalidad hasta que en Julio de 2009 el actor sufrió una parálisis facial mientras conducía cumpliendo sus funciones.

Después en 2010 sufrió un nuevo accidente laboral como consecuencia de un robo durante el recorrido iniciando juicio por accidente contra Consolidar ART SA ( Expte N° 25585).

Relata que a partir de allí comenzó a recibir un trato distinto , tal es así que el día 25/07/2011 se le negó el cambio de franco por parte del responsable de la playa como consecuencia de la supuesta falta la demandada de manera arbitraria despidió al actor mediante CD N° 171367484, niega tal causal mediante despacho telegráfico y después solicita las indemnizaciones de ley .

El actor entiende que para el supuesto de haber existido tal falta no reviste la gravedad suficiente para configurar despido . Refiere que no tiene antecedentes de mala conducta y sólo una suspensión. Practica liquidación . Funda en jurisprudencia y doctrina. Peticiona.

II- A fs.88 contesta demanda El Cacique SA quien niega de manera genérica y particular los hechos invocados en la demanda y relata como hechos verdaderos los siguientes :

El Cacique SA es concesionario de un servicio público de pasajeros y a los fines de cumplir tal servicio cuenta con un procedimientos especial para diagramar los turnos de trabajao los que se dividen en mañana , tarde y noche . Asimismo cada conductor según el CCT N° 62/89 art. 10 goza de 6 días francos al mes , durante todos los meses del año y el otorgamiento de francos es diagramado y exhibido en lugar visible. Relata que el encargado de playa (Señor Peña ) previo haberle los choferes informado los días franco eleva al Señor Vega para su correspondiente autorización y este entre los días 1 y 20 de cada mes expone las planillas de recorridos y francos de cada mes.

Habiendo pasado mediados de Julio, el actor se dirigió al Sr. Peña con la intención de solicitarle el otorgamiento de su licencia para el día 27 de Julio de 2011, pese a la falta de anticipación en su pedido , la misma le fue autorizada por el Sr. Claudio Vega., sin embargo este el día 25/07/2011 antes de iniciar su recorrido habitual, el actor se presentó de mala manera y solicitó le cambiaran el franco para el día 26 de Julio por un error, Peña le explicó que resultaba imposible , ante ello el Sr. González procedió a insultar, agraviar y denigrar al Sr. José Peña , con términos irreproducibles, el hecho fue presenciado por Daniel Di Cesare.

Entiende que tal hecho era suficiente para despedir a González con causa, sin embargo decidió investigar la conducta anterior y observó que el actor poseía 30 partes disciplinarios y 172 inasistencias por enfermedad, razón por la cual decide despedirlo con causa. Relata los antecedentes de la empresa y las infracciones disciplinarias del actor. . Rechaza la liquidación . Ofrece prueba. Funda . Peticiona.

III-A fs.108 glosa el auto de admisión de pruebas.

De fs. 142 a 147 glosa pericial contable. La que es observada por actora y demandada. Siendo contestadas las observaciones a fs. 169/170.

A fs. 182 glosa acta de audiencia de vista de causa habiendo prestado declaración testimonial los Sres. Juan Antonio Cataldo , José Manuel Peña y Antonio Di Cesare.

A fs. 183 son llamados los autos para dictar sentencia en sala Unipersonal de la Dra. Marinés Babugia.

CONSIDERANDO:

PRIMERA CUESTIÓN: Existencia de relación Laboral. Contrato de Trabajo

SEGUNDA CUESTIÓN: Rubros reclamados. Interés aplicable

TERCERA CUESTIÓN: Costas

A LA PRIMERA CUESTIÓN LA DRA. MARINES BABUGIA DIJO:

I) Competencia: que a los efectos de determinar la competencia del Tribunal no es objeto de controversia la existencia de un contrato de trabajo entre las partes (instrumentales, fs. 2/9), y ha sido expresamente reconocida en el punto en la contestación de demanda . Así, la existencia de un contrato de trabajo determina la competencia del Tribunal (art. 1.1.a CPL), constituido al efecto en Sala Unipersonal de acuerdo a lo establecido por el art. 1.2.c del CPL, y consentido por las partes.

ASI VOTO

A LA SEGUNDA CUESTIÓN LA DRA. MARINES BABUGIA DIJO:

Pretensión perseguida: en cuanto a la relación sucinta de los hechos controvertidos (art. 69 CPL) el accionante pretende se le abone indemnización por la suma de $ 112688,99 por despido directo sin causa , preaviso SAC e integración del mes de despido, Diferencia SAC proporcional, diferecnias salariales y multa del art. 2 de la Ley 25323. Entiende que el despido con causa invocado por la demandada es desproporcionado y no reviste la gravedad suficiente para romper el vínculo laboral.

A su turno la demandada expresa no adeudarle suma alguna por entender que despidió con causa al actor según CD N°171367484 de fecha 29/07/2011, la cual reza : ” Atento a que en fecha 25 de Julio de 2011, momento en el cual Ud se dirigió al Sr.José Peña, quien se desempeña como Responsable Playero del Grupo N° 08, a los fines de solicitarle licencia para el día 27 de Julio de 2011, ante el error por Ud. invocado en la fecha solicitada, pretendió sea modificada la misma para el día 26 de Julio de 2011 y que ante la negativa por imposibilidad de otorgarla por parte de su superior. Ud procedió a insultarlo y agraviarlo con términos irreproducibles en este instrumento, delante de testigos. Es por ello consideramos su actitud y comportamiento como contractualmente ilícito y objetivamente grave, con la magnitud injuriosa suficiente para considerarlo despedido por su exclusiva culpa, en los términos del art. 242 de la LCT. Liquidación final a su disposición. Queda Ud. debidamente notificado. Mendoza, Maipú 29 de Julio de 2011″

Este suceso relatado vagamente en cuanto al insulto o agravio que habría perpetrado el actor al Sr. José Peña, habría sido el detonante para poner fin el vínculo laboral, en tal misiva no se han invocado antecedentes anteriores por tanto y por el principio de invariabilidad de la causa los antecedentes traídos a colación en el contesta no tienen injerencia, debiendo evaluarse concretamente si la causal invocada reviste la suficiente gravedad como para colocar en situación de despido con causa al trabajador.

Resultan de gran utilidad en este estadio las declaraciones testimoniales producidas en la audiencia de vista de causa:

Testigo Juan Antonio Cataldo, expresó que era compañero de trabajo estaba en mantenimiento y el actor era chofer. Expresa que el actor sufrió una parálisis y después tuvo otro accidente en una mano porque lo asaltaron y el mismo lo llevó al Hospital aproximadamente en el año 2011, refiere que el sistema de franco era diagramado en planillas y si necesitaba cambiar el franco se podía hacer solicitándolo dos días antes como mínimo. Relata que entró a trabajar la mañana de la discusión aproximadamente a las 6:30 hs de la mañana, y se desarrolló en el control la discusión que fue por el tema franco . Agrega que no escuchó que el actor insultase a Peña, escuchó tono de voz, la discusión fue porque quería cambiar el franco para sacarse el carnet y no se lo querían dar. Agrega que estaba también el Sr. Dicesare .

Testigo José Manuel Peña, en la actualidad sigue trabajando para el cacique SA en el área de Control, revela que hacía tareas de control, largar los coches hace firmas de planillas y designa coche y a el le piden los francos y después el lo eleva al diagramador, les dan una planilla del 1 al 15 de cada mes. Los choferes se anotan los francos que quieren pedirse. Se les puede cambiar siempre y cuando lo pidan 3 o 4 días antes de acuerdo a la disponibilidad de la empresa. El cambio de franco depende si es para trámites urgentes ( pedido de carnet) . En lo atinente al conflicto con González expresó que este pide a fin de mes un cambio de franco porque hacia visar su carnet. En el año 2011 se pedía turno de visado. Informó el franco de González para un día y al otro día en la mañana González le dice ” la concha de tu madre chupa.” ese no era el día . Fue el Sr. González quien se equivocó en pedir la fecha y me termina insultando . No es habitual este tipo de trato para con nosotros. Allí estaba Di Cesare y nadie más estaba con el. Cuando me insulta lo comunico al Superior y no le dimos el cambio porque fue sobre la hora. No recuerda la fecha del incidente.”

El testigo es tachado por la actora por enemistad y por ser empleado lo cual le daría parcialidad a su testimonio, la tacha es resistida por la demandada.La tacha se desestima en razón que de las declaraciones del testigo no surgen contradicciones o formulaciones ilógicas que permitan detectar parcialidad.

Testigo Antonio Di Cesare:

Relata que en le 2011 era responsable del grupo 7. Se diagrama mensualmente a los conductores y las unidades. Se les da la posibilidad al conductor que un mes antes piden los francos y de acuerdo a eso se diagrama el mes posterior. Consta en una planilla , después se publican y todo el mundo ve cuando tiene su franco .

Expresa que presenció el incidente perpetrado por González quien insultó a Peña “la c oncha de tu madre, ch.” ese no era el franco. Lo único que vi fue ese día particular a fin de mes . Describe que no es habitual ese tipo de tratos, no se puede recibir “una puteada”, no es normal. Creo que reaccionó así porque se equivocó en el día que pidió y se molesta. No recuerdo que hubiese habido otra persona , no firman donde estamos nosotros firman en el taller que está al fondo y los de mantenimiento también por el único ingreso que hay.

No recuerda que hubiesen echado otra persona por insultar. El insulto fue muy despectivo y agresivo. Peña tenía que actuar para el cambio de francos según la disponibilidad de la empresa.

Completado el panorama probatorio con las testimoniales debe merituarse la gravedad de la injuria, con los testimonios del Señor Peña y Di Cesare tengo por acreditado que el Señor González se dirigió de manera inapropiada al Sr.José Peña, quien era responsable de la playa y de informar los francos para su diagramación, sin perjuicio de ello entiendo que tal situación no configura gravedad suficiente para justificar un despido con causa y eximir a la empleadora del pago de la indemnización correspondiente.

Bien pudo la empleadora antes de decidir finiquitar el vínculo hacer uso de otro tipo de sanciones como lo es el apercibimiento o la suspensión.

Así la demandada relata en su contesta que ante el informe del Señor Peña y tras considerar antecedentes de gravedad según su unilateral criterio ( 30 partes disciplinarios) entre los que destaco la infracción colocada al actor por “no asistir a un desayuno de la presidencia de la empresa” ( ello es tomado como falta de respeto) del 26/03/2008 , y también los partes señalan otros antecedentes como llegar tarde, colisionar a otras unidades en la playa, bajarse a comprar al kiosco.

Llama la atención que a estos partes (tardanzas y colisiones en la playa) no le siguió una sanción por ejemplo de suspensión y también llama la atención el hecho de que expresamente la empresa reconozca en su responde ( ver fs. 90 vta ), que tuvo en cuenta para despedirlo tales antecedentes y “172 inasistencias por enfermedad”, es decir suma el estado de enfermedad del trabajador como una razón más para romper el vínculo laboral. Expresamente dice: ” A ello se le sumaba las 172 inasistencias por enfermedad. Razón por la cual , en fecha 29/07/2011 la empresa envió CD anoticiando el despido justificado por el Sr. González” .

Memoro el viejo adagio “a confesión de parte relevo de prueba.”

Tal conducta empresaria, “tener en cuenta la enfermedad para despedir”, colisiona con máximos principios de igualdad (art. 16 de la CN) y protectorio ( art. 14 bis de la CN).

Sin perjuicio de ello y como he expresado por el principio de la invariabilidad de la causa (art.243 de la LCT) si tales antecedentes (partes), relevándome -por no resistir análisis -el tener en cuenta las faltas del trabajador enfermo para despedir- tuvieron entidad como para decidir la ruptura debieron ser citados en la misiva y no traídos a posteriori.

Si bien, la demandada argumenta que por tratarse de un servicio público deben diagramarse los francos de los choferes, no es un dato menor que el actor solicitaba el cambio de franco ( sea por un error imputable al el o no) porque necesitaba su carnet de conducir, lógicamente para los choferes de unidades es una herramienta de trabajo ineludible, por tanto no compatibiliza según la política pregonada por la empresa ( ver el contesta demanda) que los trabajadores usen sus días libres ” francos” para realizar trámites necesarios para el desempeño de sus tareas.

Cabe recordar el concepto de franco compensatorio consagrado en el art. 204 de la LCT y ss que prohibe la ocupación del trabajador desde las trece horas del día sábado y si así fuera el trabajador gozará de un descanso compensatorio y en especial lo que determina el art. 207 de la LCT : ” Cuando el trabajador prestare servicios en los días y horas mencionados en el art. 204 de la LCT , medie o no autorización, sea por disposición del empleador o por cualquiera de las circunstancias previstas en el art. 203 , o por estar comprendido en las excepciones que con carácter permanente o transitorio dicten, y se omitiere el otorgamiento de descanso compensatorio en tiempo y forma , el trabajador podrá hacer uso de ese derecho a partir del primer día hábil de la semana subsiguiente, previa comunicación formal de ello efectuada con una anticipación no menor de veinticuatro horas. El empleador en tal caso estará obligado a abonar el salario habitual con el ciento por ciento del recargo.”

Por tanto y a los fines de no desnaturalizar el fundamento de descanso, de higiene y salubridad en el trabajo, tales francos compensatorios son en efecto para la libre disposición del trabajador y como dice la ley puede hacer uso de ese franco con 24 hs. de anticipación.

Obra al margen de la ley la demandada al imponer que tales francos sean utilizados para renovar el carnet de conducir, el cual, dado la categoría del trabajador, resulta ser una herramienta esencial de trabajo.

El insulto que efectuó el trabajador sin duda afecta las normas de convivencia que deben imperar en todo ambiente de trabajo, pero ello no es motivo suficiente para dejarlo sin su fuente de trabajo.

Se acomoda al razonamiento expuesto la siguiente jurisprudencia : ” El hecho de que el actor haya faltado el respeto en forma verbal a un superior, no reviste entidad suficiente como para decidir el despido. Este tipo de falta habría requerido un correctivo previo para resultar suficiente. Es que la injuria alegada y probada requiere proporcionalidad con la medida consecuente. ( arts. 242 LCT y 386 CPCCN). Esto encuentra sustento en que debe existir entre las faltas o incumplimientos demostrados por el empleador y la sanción aplicar proporcionalidad debiéndose proceder siempre con un criterio gradualista privilegiándose el principio de continuidad de la relación de trabajo. (Sala VII, 28/6/2005, ” Caceres, Cristian Mariano v Kimberly Clark Argentina S.A.”).

Conforme a lo expuesto el despido que configuró la demandada se torna desproporcionado y en consecuencia incausado siendo el trabajador acreedor a las indemnizaciones de ley, habiendo fenecido la relación laboral el día 2/08/2011 fecha en que entró la voluntad rupturista en la esfera de conocimiento del trabajador . ( ver fs. 67)

Indemnización por antigüedad art.245 de la LCT tomando como MRNH, la suma consignada en la pericia contable $5350,88 x7 períodos= 37456,16.

Integración mes de despido $ 4994,15, más SAC $ 416,18.

Vacaciones proporcionales 2011 2646,90 más SAC $ 220,58.

Indemnización sustitutiva de preaviso $ 10701,76 , más SAC $ 891,81.

Procede según anexo de pericia contable las diferencias salariales por acuerdos no abonados $ 15672, estando en cabeza de la empleadora demostrar su pago, cuestión que no ha logrado.

También procede el art. 2 de la Ley 25323, en razón de que el trabajador habiendo emplazado a la empleadora ( ver fs. 73) fue obligado a litigar para cobrar sus acreencias por la suma de $ 27230,03.

Procede la indemnización en la suma de $ 100129,04, con más los intereses desde la fecha del distracto 2/08/2011.

II- Intereses: Conforme el art. 82 del C.P.L. y art.90 inc. 6 del C.P.C., corresponde determinar los intereses a aplicar al capital de condena.La doctrina emanada de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza en el fallo plenario “Aguirre” (SCJM, plenario, 28/05/2009, autos 93.319), declaró la inconstitucionalidad de la Ley 7.198, y estableció la tasa activa cartera general nominal anual vencida a treinta días del Banco de la Nación Argentina (T.N.A.).Allí, además, el tercer resolutivo estableció “Los jueces tienen la obligación de verificar si en cada caso en concreto la tasa activa que ordenen aplicar resulta razonable y conlleva un resarcimiento legítimo y justo”.Bien se resolvió que el resarcimiento debido por responsabilidad contractual o extracontractual comprende, además del capital, los intereses correspondientes, porque éstos integran la indemnización, la que no estaría completa o no sería plena si no se pagase una renta por el tiempo de la indisponibilidad del capital. Los intereses son los frutos civiles de aquél (art. 2424, Cód. Civil) y, como tales, son de carácter accesorio (art. 2330, Cód.Civil). El interés es la renta del capital o la remuneración que percibe el acreedor por la indisponibilidad temporaria del capital. Una indemnización sin interés no está completa y, por lo tanto, no satisface el derecho constitucional del damnificado a una indemnización justa (art. 19 de la Constitución Nacional) (Cám. Apel. Trab. Trelew, Sala A, 27-05-09, “M., M. B c. L. ART SA” del voto de López Mesa, ED, 8/1/10, p. 2; y 11/1/10, p. 1).Retomando el fallo plenario “Aguirre”, el voto de la doctora Aída Kemelmajer de Carlucci señala “Por lo tanto, el plenario cubre, entre otras, las obligaciones de origen contractual sin previsión sobre tasa de interés; las nacidas de la responsabilidad extracontractual (por ej., daños y perjuicios derivados de accidentes de tránsito), algunos casos de daños derivados del incumplimiento o cumplimiento contractual o estatutario (por ej., mala praxis profesional, contrato de transporte de personas y mercaderías, responsabilidad societaria, etc.); algunas de fuente legal (alimentos), etc.”.”Está claro que muchos de esos créditos exigen una protección especial; así, por ej., la reparación correspondiente al daño producido por la mora en la satisfacción del crédito por alimentos nunca podría ser menor al valor que esos alimentos cubren más una tasa suficientemente reparadora”.Siguiendo la línea argumental de la excelsa profesora, ninguna duda cabe en que estamos ante un supuesto de créditos que exigen una protección especial, pues nos encontramos ante un crédito de naturaleza alimentaria que goza de protección especial.El plenario “Aguirre” prevé “Para verificar si se han vulnerado los principios que surgen del sis tema jurídico, el juez podrá tener en cuenta no sólo los índices emanados de los organismos públicos oficiales, sino de otras instituciones confiables (asociaciones de consumidores, facultades de economía de universidades públicas y privadas, etc.) en apreciación de la realidad económica” (voto de la doctora Aída Kemelmajer de Carlucci).

Así, habiendo consultado el índice de salarios y de preciosal consumidor que publica el INDEC (www.indec.gov; sección economía), como el publicado por la Universidad Nacional del Litoral (www.unl.edu.ar), y el publicado por la Universidad Torcuato Di Tella en su Centro de Investigación en Finanzas (www.utdt.edu), los mismos arrojan valores que dan cuenta que se torna necesario adoptar la tasa de interés nominal que el Banco Nación aplica para operaciones de préstamos para libre destino hasta 60 meses, pues resulta la única que satisface el derecho constitucional del damnificado a una indemnización justa impidiendo que su acreencia disminuya por el tiempo que ha transcurrido desde su privación, por debajo de dicha tasa el crédito se licua favoreciendo a deudores remisos, aumentando la litigiosidad, y por sobre toda las cosas volviendo a la indemnización del trabajador un monto insuficiente.En este sentido, la tasa elegida no es otra que la resuelta a partir del 21 de mayo de 2014 mediante Acta 2601 por la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo.Y que como bien se resolvió “.de lo contrario se omitiría conjurar el riesgo de la utilización de una tasa de interés que resulta ajena a las posibilidades de endeudamiento del acreedor que debe proveer a un crédito de carácter alimentario. Por tanto, a partir del dictado de la sentencia de origen corresponde aplicar la tasa de interés establecida por acta CNAT 2601” (CNAT, sala 5, 12-11-2014, “Banega, Roberto G. y otro c. Provincia Aseguradora de Riesgos del Trabajo SA y otro s/ accidente acción civil”; La Ley Online:AR/JUR/66973/2014). En el mismo sentido se resolvió, en voto que comparto, que “Los índices oficiales revelan un notorio incremento en el costo de vida (superados ampliamente por otras entidades que relevan los mismo datos) y esta circunstancia, que se trasluce asimismo en las negociaciones salariales, impone a los jueces el deber de revisar esta cuestión, por resultar inequitativo mantener la tasa de interés cuyo sentido es el de compensar la mora y penar la demora en el pago de créditos laborales”Aplicar la nueva tasa, a partir de su vigencia, simplemente implica mantener la obligación originaria corregida tan sólo en la expresión nominal, permitiéndole conservar el sentido con el que fue fijada en la sentencia. De otro modo los acreedores laborales verían notoriamente reducidos sus créditos, afectándose directamente su derecho de propiedad” (CNAT, sala 8, 12-02-2015, “Barraza, Gabriel Orlando c. QBE ART S.A. s/ accidente – ley especial”, La Ley Online AR/JUR/698/2015). En conclusión, tratándose de un crédito alimentario susceptible de protección especial corresponde utilizar la tasa de interés nominal que el Banco Nación Argentina aplica para operaciones de préstamos para libre destino hasta 60 meses (art. 622, Cód. Civil), desde que los créditos fueron exigibles y hasta su efectivo pago.

ASI VOTO

A LA TERCERA CUESTIÓN LA DRA MARINES BABUGIA DIJO:

Las costas, en consideración a la procedencia de los distintos planteos efectuados por la actora, se imponen a cargo de la demandada vencida (arts. 31 del CPL).

ASI VOTO

Con lo que se dio por terminado el acto, pasándose a dictar la sentencia que a continuación se inserta.

Mendoza, 17 de Octubre de 2016

Y VISTOS: el Tribunal en Sala Unipersonal

RESUELVE:

1) Hacer lugar a la demanda promovida por GONZALEZ, HECTOR JOSE y en consecuencia se condena a la demandada EL CACIQUE S.A. a que le pague la suma de PESOS CIEN MIL CIENTO VEINTINUEVE CON 04/100 ( $ 100129,04), con más los intereses dispuestos conforme a la Segunda Cuestión, en el plazo de CINCO días de quedar firme y ejecutoriada la presente Sentencia.

2) Imponer las costas a la demandada vencida, conforme a la Tercera Cuestión.

3) Remítase a Contaduria de Cámaras para el cálculo de intereses y la determinación de los gastos causídicos.

4) Emplazar a la condenada para que en el término de DIEZ DIAS, de determinados los gastos causídicos, abone tasa de justicia, el aporte de la ley 5.059 y cumpla con lo dispuesto por el art. 96.g de la ley 4976.

5) Notifíquese la presente resolución a la Caja Forense, Dirección General de Rentas y Colegio de Abogados.

REGISTRESE, NOTIFIQUESE y CUMPLASE.

Notifíquese.

MDB

Firmado:

DRA. MARINES DOLORES BABUGIA

Camarista