Obligan a obra social a cubrir el tratamiento de radioterapia a un paciente oncológico.

1366209501825Partes: A. J. R. c/ Obra Social de la Unión Personal Civil de la Nación s/ prestaciones medicas – inc. de medida cautelar

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de San Martín

Sala/Juzgado: II

Fecha: 23-feb-2016

Cita: MJ-JU-M-98172-AR | MJJ98172 | MJJ98172

Obligación de la obra social de brindar cautelarmente la cobertura del tratamiento de radioterapia de intensidad modulada para tratar al paciente oncológico según lo indicado por el médico tratante.

Sumario:

1.-Corresponde confirmar la sentencia que hizo lugar a la medida cautelar solicitada por la que se ordenó a la obra social demandada a autorizar en forma urgente e inmediata el tratamiento de radioterapia de intensidad modulada -IMRT- conforme lo prescripto por el médico tratante, en tanto no importa una decisión definitiva sobre la pretensión concreta del demandante y lleva ínsita una evaluación del peligro de permanencia en la situación actual a fin de habilitar una resolución que concilie según el grado razonable de probabilidad, los intereses del reclamante y la garantía defensiva del demandado.

2.-Encontrándose en juego valores tales como la preservación de la salud y de la vida misma, el derecho invocado por el peticionante aparece verosímil a primera vista y la medida ordenada como el medio idóneo para su resguardo provisional a fin de evitar de un modo razonable el peligro de un perjuicio irreparable toda vez que, frente a las específicas indicaciones del médico del amparista, la recurrente no aportó al legajo ningún otro elemento de juicio objetivo, científico e idóneo que autorice al Tribunal a disponer una solución distinta, según la sana crítica.

Fallo:

San Martín, 23 de febrero de 2016.-

VISTOS Y CONSIDERANDO:

Vienen estos autos a conocimiento del Tribunal, en virtud del recurso de apelación interpuesto y fundado por la demandada, contra la resolución de fs. 23/25vta. que hace lugar a la medida cautelar solicitada. El traslado fue contestado [cfr. fs. 34/36vta., 43/43vta., 45/46; arts. 198 y 250, CPCC].

En la especie, la concreta pretensión cautelar es que la demandada «autorice en forma urgente e inmediata el tratamiento de radioterapia de intensidad modulada -IMRT- conforme lo prescripto por el médic[o] tratante» [cfr. fs.20vta.]. Para su procedencia los jueces deben examinar los hechos según el estándar de la certeza suficiente o en rango de seria verosimilitud. Además, no importa una decisión definitiva sobre la pretensión concreta del demandante y lleva ínsita una evaluación del peligro de permanencia en la situación actual a fin de habilitar una resolución que concilie según el grado razonable de probabilidad, los intereses del reclamante y la garantía defensiva del demandado [doct. Fallos, 306:2060, 320:1633, entre otros].

Sobre esas bases, a primera vista, del legajo surgirían acreditados los siguientes hechos esenciales y decisivos para este miniproceso, a saber. En primer lugar, el sr. J. R. A., de 60 años, es afiliado de la Obra Social Unión Personal de la Unión del Personal Civil de la Nación [n. 006463 13 00 3, plan 0009; cfr. copias credencial y DNI, fs. 1 y 4]. En segundo lugar, el informe histopalotológico de 5 de junio de 2015 [punción biopsia prostática] diagnostica «adenocarcinoma prostático Store de Gleason 4 + 3 = 7» [cfr. fs. 7]. En tercer lugar, el médico tratante, Dr. Federico O. Alberti [MP 52534, Jefe de la Unidad de Urología del Hospital Zonal General de Agudos Prof. Dr.Ramón Carrillo], el 7 de octubre de 2015, prescribe «IMRT (Radioterapia de Intensidad Modulada» por «adenocarcinoma de próstata [.] que toma el 10% de base derecha, 40% de lóbulo medio derecho y pico de próstata [.]Estadificación T3c N0 M0» y, el 23 de octubre de 2015, reitera la solicitud de «IMRT para to. del Ca. de próstata [.] y no 3D ya que no es el mismo resultado y las complicaciones son nulas contra todas las de 3D» [cfr. fs. 10, 11/12 y 13/13vta.].

En cuarto lugar, el 25 de noviembre de 2015, la demandada desaprueba la práctica solicitada [IMRT] porque «no se encuentra contemplada en el plan médico asistencial de la obra social» e informa que a través de sus prestadores «brinda la cobertura de radioterapia tridimensional» [cfr. fs. 15]. En anteúltimo lugar, el 14 de diciembre de 2015, el predicho Dr. Alberti, en la esfera de su especialidad médica y responsabilidad profesional, señala que «desde hace 3 años no se utiliza en el mundo como 1er tratamiento radiante la 3D ya que las complicaciones de Rectitis y Cistitis actínicas ni se parecen a las que puede provocar (nunca las vi) la IMRT»; que «el tiempo pasado luego del diagnóstico y dada la edad del paciente, es básico para el éxito del tratamiento», y que el enfermo «está sin tratamiento» [cfr. fs. 17/17vta.]. Finalmente, el 4 de enero de 2016, la accionada autoriza la práctica de IMRT [cfr. fs. 33 y 36vta.].

Así las personas y las cosas, ante valores tales como la preservación de la salud y de la vida misma, el derecho invocado por el peticionante aparece verosímil a primera vista y la medida ordenada como el medio idóneo para su resguardo provisional a fin de evitar de un modo razonable el peligro de un perjuicio irreparable [doct. arts. 14 bis, 43, 75, 19), regla 1 y 22), Const. Nacional; art. 12, Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; arts. 4 y 5, Pacto de San José de Costa Rica; art.6, 1), Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; art. 25, 1), Declaración Universal de Derechos Humanos; arts. 4, 1), 5, 1) y 25, Convención Americana sobre Derechos Humanos]. Ello así, toda vez que, frente a las específicas indicaciones del médico del amparista [ante la gravedad de la patología padecida no controvertida por la accionada (adenocarcinoma de próstata Score de Gleason 4 + 3 = 7) y la prescripción de Radioterapia de Intensidad Modulada (IMRT)], la recurrente no aportó al legajo ningún otro elemento de juicio objetivo, científico e idóneo que autorice al Tribunal a disponer una solución distinta, según la sana crítica [arts. 163, 5), 377, 386, CPCC].

Por lo tanto, encontrándose configurados en la especie los presupuestos de verosimilitud del derecho y peligro en la demora del art. 230 del código procesal, corresponde rechazar los agravios de la accionada y confirmar la medida cautelar ordenada [doct. CSJN, Fallos, 319:1277, 320:1633].

Por lo expuesto, y oído el Ministerio Público Fiscal ante esta instancia, el Tribunal RESUELVE:

1 ) CONFIRMAR la resolución de fs.23/25vta. en cuanto es materia de apelación y agravios.

2°) COSTAS de Alzada a la accionada vencida [arts. 68, 69, 163, 6), CPCC; art. 17, ley 16.986]. REGÍSTRESE, NOTIFÍQUESE, PUBLÍQUESE [LEY 26.856 Y ACORDADA CSJN 24/2013] Y DEVUÉLVASE.

Previo, anticípese vía correo electrónico y fórmese legajo por Secretaría con las piezas pertinentes a sus efectos.-

Fecha de firma: 23/02/2016

MARIANA ANDREA GARCIA

PROSECRETARIA DE CAMARA

DANIEL MARIO RUDI

JUEZ DE CAMARA

HUGO DANIEL GURRUCHAGA

JUEZ DE CAMARA

ALBERTO AGUSTIN LUGONES

JUEZ DE CAMARA

A %d blogueros les gusta esto: