Solidaridad del tercero citado para hacer frente a la deuda reclamada por la empresa de seguridad ante la falta de pago de sus servicios

Pesos argPartes: Bataan Seguridad S.R.L. c/ Centro Gallego Buenos Aires MTU. CULT. A. SOCIAL s/ incidente de apelación

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial

Sala/Juzgado: F

Fecha: 9-sep-2014

Cita: MJ-JU-M-89117-AR | MJJ89117 | MJJ89117

Se hace lugar a la pretensión de la empresa de seguridad actora quien solicitó se cite a un tercero como solidariamente responsable junto con la concursada con el fin de obtener el cobro de la deuda reclamada.

Sumario:

1.-Todo conflicto de intereses que motiva el quehacer jurisdiccional se evidencia con la pretensión de un sujeto -individual o plural- que es resistida por otro. Sin embargo, también puede acontecer que las relaciones jurídicas que vinculan a las partes originarias de un pleito, se concatenen con otras relaciones jurídicas coexistentes y vinculadas con la causa u objeto de aquella, viabilizándose entonces la intervención de personas distintas del actor y demandado que concurren al proceso para hacer valer sus derechos o intereses propios.

2.-El fundamento de la intervención procesal de los terceros estriba en la conveniencia de extender los efectos de la cosa juzgada a todos quienes puedan resultar alcanzados por una determinada relación jurídica sustancial, sea por razones de conexidad, continencia, afinidad o simple accesoriedad.

3.-La intervención procesal de los terceros es una institución de carácter restrictivo, en tanto comporta una alteración de la normalidad del juicio. Por lo tanto, procederá en aquellos supuestos en los que exista realmente un interés jurídico o legítimo que proteger, pues, en principio la litis se traba con las partes de la relación jurídica sustancial y sólo cabe incorporar a ella a quienes acrediten ese interés legítimo que pueda verse eventualmente afectado por la decisión que recaiga en el juicio de que se trate o alcanzarle en sus proyecciones. N.R.: Sumarios elaborados por Ricardo A. Nissen.

Fallo:

Buenos Aires, 9 de septiembre de 2014

Vistos:

1. Apeló la demandada la resolución que en copia obra a fs. 89/91 mediante la cual el Sr. Juez de Grado desestimó la pretensión de citar como tercero a la «Fundación Galicia Saúde».

Los agravios de fs. 95/97 fueron contestados a fs. 99/104.

2. Todo conflicto de intereses que motiva el quehacer jurisdiccional se evidencia con la pretensión de un sujeto -individual o plural- que s resistida por otro. Sin embargo, también puede acontecer que las relaciones jurídicas que vinculan a las partes originarias de un pleito, se concatenen con otras relaciones jurídicas coexistentes y vinculadas con la causa u objeto de aquella, viabilizándose entonces la intervención de personas distintas del actor y demandado que concurren al proceso para hacer valer sus derechos o intereses propios.

El fundamento de la intervención procesal de los terceros estriba en la conveniencia de extender los efectos de la cosa juzgada a todos quienes puedan resultar alcanzados por una determinada relación jurídica sustancial, sea por razones de conexidad, continencia, afinidad o simple accesoriedad.

Más allá de esta particularidad, también debe destacarse que es una institución de carácter restrictivo, en tanto comporta una alteración de la normalidad del juicio. Por lo tanto, procederá en aquellos supuestos en los que exista realmente un interés jurídico o legítimo que proteger, pues, en principio la litis se traba con las partes de la relación jurídica sustancial y sólo cabe incorporar a ella a quienes acrediten ese interés legítimo que pueda verse eventualmente afectado por la decisión que recaiga en el juicio de que se trate o alcanzarle en sus proyecciones.

Sentadas tales precisiones conceptuales, debe ponerse de resalto que de los hechos que conforman la demanda como aquellos que hacen a la contestación del reclamo, puede advertirse que la citación pretendida resulta necesaria.En efecto, si bien la mención de la accionante en su escrito inaugural podría inferirse que lo hace al solo efecto de determinar el monto que reclama, en virtud de haber percibido dentro del trámite del concurso preventivo de Fundación Galicia Saude el 50% del crédito que ostentaría en calidad de prestadora del servicio de seguridad, no cabe descartar ab initio el vínculo que se sostiene y la interrelación entre los involucrados.

Ello teniendo en cuenta que la pretensión que formula a la aquí accionada lo es en razón de la solidaridad que invoca entre la «Fundación» y el «Centro Gallego»; solidaridad que justifica la citación requerida.

No obstante ello, destácase que sin perjuicio de que en su agravio alude a que la actora pretendería a través de la promoción de esta acción violentar un convenio homologado judicialmente en el trámite del concurso preventivo de la «Fundación» y en función de ello sostiene que debería también intervenir el «síndico» de aquel trámite universal, tal extremo no aparece, en esta instancia al menos, como necesario. El alcance de la citación se limita a la persona de la concursada.

3. En razón de lo expuesto, se resuelve: admitir el recurso de apelación y revocar el decisorio atacado. Con costas.

Notifíquese.

Cumplido, requiérese a la Mesa General de Entradas devolver los autos a esta Sala para hacer saber la presente decisión a la Dirección de Comunicación Pública de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (conf. Ley n° 26.856, art. 4 Ac. n° 15/13 y Ac. n° 24/13). Verificada la publicación pertinente, devuélvase a la instancia de grado.

Rafael F. Barreiro

Alejandra N. Tevez

Juan Manuel Ojea Quintana

Silvina D. M. Vanoli

Prosecretaria de Cámara

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: