fbpx

Por no probar las injurias invocadas, no corresponde tener por legítimo el despido indirecto

Despido empleadoPartes: Aloqui Gustavo Héctor c/ Profuturo Compañía de Seguro de Retiro S.A. y otros s/ despido

Tribunal: Cámara del Trabajo de Mendoza

Sala/Juzgado: Quinta

Fecha: 7-ago-2014

Cita: MJ-JU-M-87458-AR | MJJ87458

No procede el despido indirecto en tanto la trabajadora no logró acreditar las injurias invocadas que motivaron la decisión rupturista.

Sumario:

1.-Corresponde rechazar la demanda deducida, pues del examen de las constancias y pruebas producidas no surge ningún elemento convictivo para imputar a la demandada de incumplimientos de las obligaciones laborales que por sí solos constituyen injuria de entidad suficiente para que el actor, con total orfandad probatoria, pueda justificar su actitud de considerarse en situación de despido indirecto.

2.-Cabe desestimar también la acción iniciada contra la codemandada, pues no existe prueba alguna, instrumental, despachos postales o recibos de remuneraciones, como de la que se origina del informe de la pericial contable ni de los testigos, que puedan ni siquiera inducir que el actor haya estado vinculado laboralmente con aquélla.

Fallo:

En la ciudad de Mendoza, a los siete días del mes de agosto del 2014, en la Sala Unipersonal nro.3 de la Excma. Quinta Cámara del Trabajo, el Dr. Antonio Sánchez Rey, en cumplimiento de lo dispuesto por la ley 7062, a efectos de dictar sentencia en Autos. 14.143-caratulados «ALOQUI, GUSTAVO HECTOR C/ PROFUTURO COMPAÑÍA DE SEGURO DE RETIRO S.A. Y OTS. P/ DESPIDO»,

MENDOZA, 07 de agosto del 2014.-

VISTO: El llamado de autos para dictar sentencia de fs. 367, de los que:

RESULTA:

A fs. 55/63 se presenta el señor GUSTAVO HECTOR ALOQUI, por su propio derecho, promovió demanda ordinaria en contra de PROFUTURO CIA. DE SEGUROS DE RETIRO S.A. y AFJP PRORENTA S.A. por el cobro de la suma de $ 71.441,55 intereses y costas.-

En su relato fáctico, previo, manifiesta que las demandadas son parte integrante del holding o grupo provisional denominado Emprendimiento Compartido S.A.-

Dice que ingresó a trabajar para las empresas demandadas en el mes de julio del 2000 en calidad de promotor regional para la venta de rentas vitalicias provisionales teniendo a su cargo la zona de Mendoza, San Juan y San Luis aunque solo figuraba en los libros como dependiente de Profuturo Cía de Seguros de Vida S.A.-

Por su buen rendimiento, se le agrega Neuquén.-

Para la realización de sus tareas recibió formación, entrenamiento y capacitación para las ventas de los productos cumpliendo con todas las obligaciones a su cargo, con alto nivel de productividad en ventas lo que significó que se le ampliara la zona de ventas y recibiendo por ello altos ingresos mensuales en virtud de las comisiones recibidas.-

Acusa que a mediados del año 2004, sin explicaciones, ni causas fundadas sus jefes y en su perjuicio le aplican modificaciones sustanciales en su condiciones laborales retirándole la exclusividad de las zonas de ventas a su cargo, designando otro vendedor causándole graves perjuicios económicos ya que se le redujo en un elevado porcentaje sus comisiones por ventas de su clientela.-

Denuncia que la demandada adoptaen su contra medidas de acoso, hostigamiento y persecución afectando su persona como sus tareas originándole estrés laboral, pánico, pérdida de memoria, taquicardia y presión arterial entre otros trastornos en su salud mental y física.-

Dentro de las modificaciones de las condiciones laborales impuestas por la accionada empleadora le retiran las ventas de rentas vitalicias provisionales, principal producto para lo que cual fue contratado y se lo reemplaza por la de seguros de retiro para lo cual se incorpora otro vendedor.-

Con ello le producen perjuicios respecto de los objetivos que eran de difícil cumplimiento para lo cual no estaba capacitado y menos aún con decisión de la empresa de retirar de circulación los seguros de retiro no existiendo material alguno siendo el existente obsoleto los formularios, sin publicidad necesario para la venta.-

En definitiva y previa explicación de la disminución de los objetivos, sustento de sus ganancias, se redujeron considerablemente ya que al quitársele la venta de seguros de rentas vitalicias provisionales y otorgarle solo la de seguros de retiro para mayores y ahorro y renta para menores produjo por la poca aceptación en el mercado disminución en sus ganancias con el agregado impagos los viáticos generados por las visitas a los potenciales clientes.-

Todo ello, deriva en perjuicio de las condiciones de trabajo modificadas unilateralmente por la demandada, produciéndole la enfermedad que determina el Dr. Juan C. Bacha por diagnóstico «depresión stress laboral» indicando reposo por 30 días a partir de la extensión del certificado médico de fecha 29 de marzo del 2005 luego de lo cual emplaza a la demandada denunciar la ART.-

Posterior, se producen recíprocos despachos postales entre las partes, ya que la demandada inicialmente lo intima para que se presentar ante el Dr. Croco para luego derivarlo al Dr. Emanuel Boero de Gawn SRL para luego ser atendido por el Dr. Croco ya que Boero solo era un administrativo de GANUL SRL y no Gawn SRT.-

Se le determina idéntico diagnóstico que el otorgado por el Dr.Bacha y no conforme con ello, la demandada lo intima a presentarse en el Hospital Carlos Pereyra derivándolo al Dr. Carlos Rivas alegando que no se había presentado al Dr. Croco, hecho éste que se negó.-

Finalmente concurre al hospital Carlos Pereyra donde lo atiende el Dr. Rivas que lo somete a un interrogatorio no menos de tres horas lo que denuncio y rechazo mediante telegrama.-

Por su parte, la demandada se presenta ante la Subsecretaría de Trabajo y solicita Junta Médica la que luego de su resistencia por encontrarse con tratamiento médico y no encontrarse con el alta se realiza y determina el día 09 de agosto del 2005 donde se determina que debe reincorporarse a sus tareas habituales, hecho éste que es incumplido por la demandada ya que continuó con su conducta hostil, no obstante de su parte continuó por preservar la relación laboral.-

Continuaron los emplazamientos a la demandada en la sola intención de resguardar la continuidad de la relación laboral pese a la postura de la empleadora irreconciliable quien con mala fe efectuaba los rechazos por los reclamos efectuados.-

Es así que al no efectuársele el depósito de los haberes del mes de julio del 2005 remite a la demandada telegrama emplazando término de 48.oo horas cumplimiento de dicha obligación laboral bajo apercibimiento de considerarse injuriado y despedido.-

La demandada responde mediante carta documento de fecha 09 de agosto del 2005 prometiendo pago en las próximas 72.oo horas en concepto de adelanto de haberes y que luego serán liquidados como ajuste retroactivo junto con la remuneración del mes de agosto con el descuento de lo anticipado.-

Disconforme con la respuesta, rechaza el epistolar enviado por la demandada mediante telegrama que remite el día 11 de agosto del 2005 por injuriante, malicioso y contrario a derecho emplazándolo nuevamente en 24.oo horas le depositen el total de los haberes de julio del 2005 bajo apercibimiento de considerarse injuriado y despedido por su culpa.-

El día 13 de agosto del 2005 y no habiendo recibido respuesta alguna,sin que la demandada haya cumplido con las obligaciones laborales a su cargo y afectada la intangibilidad de su remuneración según art.131 y 74 LCT., comunica que hará uso del débito laboral según art.1201 del Código Civil a partir del día 16 de agosto del 2005.-

Sin embargo, la demandada el día 16 de agosto del 2005 responde los telegramas que le remitiera, rechazándolos y con términos injuriantes alega que prefabrico situaciones para considerarme despedido.-

El día 23 de agosto del 2005 rechaza el despacho postal de la demandada y remite telegrama donde reitera lo restituyan a sus tareas habituales ya que se pretendía vendiera solo seguros de retiro para mayores y de ahorro y renta para menores como también se le abonara la remuneración en tiempo y forma y ante la negativa expresa se considera gravemente injuriado y despedi-do.-

A pesar de haberse disuelto el vínculo laboral por despido indirecto fundado en ejercicio abusivo del ius variandi y a pesar de todos los emplazamientos efectuados a la demandada empleadora, ésta nunca cumplió con las obligaciones a su cargo ni tampoco entregó recibos de haberes, constancias de aportes ni certificación alguna de los servicios necesarios para la percepción del seguro de desempleo, debiendo concurrir a Notaria Pública y formular denuncia ante SSTrSS.-

Plantea inconstitucionalidad de la ley de intereses 7198 como la del tope indemnizatorio del art. 245 de la LCT.-

Formula la liquidación, invoca el derecho y ofrece la prueba.-

A fs.122/128 contesta la demandada.-

Genéricamente no obstante considerarla específica niega todas y cada una de las afirmaciones efectuadas por el actor en la demanda a excep-ción de lo que expresamente se reconozca en el responde.-

En especial se reconoce que el actor trabajó para su representada en las fechas de ingreso y egreso que denuncia, siendo sus tareas las venta de los productos relativos a seguros, también su licencia médica y que existió entre ellos el intercambio epistolar que reseña en la demanda promovida.-

El grupo EMCO S.A.integrada por Profuturo Cía. de Seguros de Retiro S.A. en la que trabajó el actor y por Profuturo Vida S.A.-

El actor para el desarrollo de sus actividades fue capacitado e informado para la realización de las ventas de los productos de seguros de la empresa y la relación laboral estuvo regida por el CCT.264/95, NEGANDO que haya sido contratado para vender solo Rentas Vitalicias Provisionales siendo éste de una gama mayor relacionado con lo que se ofrece al mercado, SE NIEGA que no tuviere material gráfico o formularios para cumplir con su objeto ya que la ganancia de la empresa justamente se hacía sobre ello, SE NIEGA que se le hubiera indicado que solo vendiera seguros de retiro para mayores y de ahorro y retiro para menores como se NIEGA que haya realizado gestión de expedientes o reemplazos de empleados de AFJP PRORENTA S.A., que su mandante haya modificado el contrato de trabajo ni que el actor tuviera en calidad de exclusiva una zona para la venta de los seguros de la empresa como que se le haya prohibido la venta de determinados productos como tampoco reconoce que se le haya originado algún perjuicio patrimonial de naturaleza alguna, menos aún que haya existido hostigamiento, persecución o acoso que invoca y que haya padecido de stress laboral.-

Lo cierto es que el actor al comenzar sus licencias médicas incurrió en el incumplimiento de sus obligaciones laborales a su cargo lo que se le comunicó por despacho postal.-

Luego se lo cita para concurrir a consulta con el médico de la em-presa en acuerdo al art. 210 LCT.y hacerlo con un especialista en psiquiatría dada la patología que certificaba el médico tratante del actor, se diagnostica que los síntomas no están relacionados con el trabajo sino que son propios de su personalidad y ante ello se recurre ante la Subsecretaría de Trabajo para realizar Junta Médica por la discrepancia de ambos facultativos o sea el del actor y el de la empresa empleadora.-

El actor no concurre a la autoridad laboral del día 04 de julio del 2005 y la que se fija para el día 08 de agosto del 2005 dictamina que el em-pleado deberá cumplir con sus tareas habituales y efectuará nueva evaluación en tres (3) meses posteriores por lo que deberá retomar sus tareas a partir del día 16 de agosto del 2005.-

Sin embargo, con el único objetivo de provocar el distracto laboral, el actor remite a su representada el día 23 de agosto del 2005 telegrama en cuyo texto alega incumplimiento del dictamen de la SSTT. que nuestra empresa le impidió cumplir tareas habituales con imputaciones de abuso de poder, todo lo cual constituye ejercicio abusivo de ius variandi que provoca persecución y lo perjudica material como economicamente, se le quitan objetivos por ventas de seguros, no se le pagan viáticos por lo que emplaza término 48.oo horas rectifique o ratifique la conducta asumida caso contrario se considerará despedido.-

A ello, su parte mediante carta documento de fecha 26 de agosto del 2005 que envía al actor, rechaza su epistolar ut.supra indicada, por improcedente, ratifica sus anteriores despachos postales, sobretodo que fue contratado solo para ventas de los productos de PROFUTURO RETIRO en el mercado inclu-yendo los seguros para mayores, ahorro y renta de menores según acordado agosto del 2005 al regreso de su licencia por enfermedad prolongada y que le fueron notificados el día 18 de marzo del 2005 mediante medio postal por lo que se rechaza existencia de cambio de funciones o existencia de ejercicio abusivo de ius variandi ya que todo el personal afectado cumplen las tareas de ventas de PROFUTURO CIA. de SEGUROS de RETIRO S.A. y se niega además que se le haya producido perjuicio material o económico ya que los ingresos dependen de las comisiones variables que se originan de la producción no existiendo mala fe de parte nuestra.-

Luego respondió el actor en los mismo términos de su anterior tele-grama reiterando su apercibimiento de considerarse despedido y su parte le res-ponde por carta documento de fecha 06 de septiembre del 2005 ratificando sus anteriores textos y advirtiendo se abstenga de continuar prefabricando situaciones inexistentes para originar el despido indirecto.-

Pese todas las advertencias, el actor mediante telegrama de fecha 12 de septiembre del 2005 notifica el despido indirecto.-

Ante el distracto laboral provocado por el actor, su representada remite la carta documento rechazando la rescisión el contrato laboral unilateral-mente dispuesta por el actor por inexistencia de causa alguna para ello y agrega que la liquidación final como el certificado del art. 80 LCT.se encuentra a su disposición en la sede de la empresa en el plazo de ley.-

El actor, rechaza la comunicación precedente y alega que la demandada no le ha hecho efectivo el pago de los haberes y tampoco entregada la certificación de servicios motivando que la empleadora ratifica que las remuneraciones están a su disposición desde el día 22 de septiembre del 2005 y que la certificación de servicios lo estaría desde el día 28 de diciembre del 2005 ya que provenía de Buenos Aires para ser entregada debidamente certificada la que nunca fue requerida en el domicilio de la empresa razón por la cual se acompaña en la presente.-

Su parte se opone a la liquidación indemnizatoria que el actor la realiza sobre cálculos matemáticos erróneos que no se corresponden la remuneración mensual, normal y habitual del actor por lo que se impugna y se rechazan todos y cada uno de los rubros reclamados por el actor y porque además no tiene derecho alguno a las indemnizaciones por despido indirecto ya que no tiene sustento fáctico ni jurídico por lo que tampoco corresponde el pago de la multa del art. 2 de la ley 25323, tampoco el reclamo por antigüedad, preaviso, integración mes de despido como las diferencias salariales, tampoco el pago de la ley 25561 y menos aún la sanción con sustento según art. 80 LCT. por las razones expuestas precedentemente y por además no respetó el plazo de treinta (30) días de extinción de la relación laboral.-

Invoca el derecho y ofrece la prueba.-

A fs.131/135 contesta la codemandada PRORENTA S.A.-

En general rechaza todo cuanto se ha expresado en la demanda a excepción de lo que reconozca expresamente.-

Opone la excepción de la falta de acción por carecer el actor de legitimación activa para accionar contra su mandante y por ello su parte carece de legitimación pasiva para ser traída a la presente causa ya que el actor no ha sido empleado de AFJP PRORENTA S.A.-

Se reconoce que la empresa que representa conforma con la otra accionada un grupo empresario denominado EMCO pero no es menos cierto que cada una tiene su propio personal afectado debido a sus productos que comercializan.-

Y tal es la inexistencia de la relación laboral que surge de la propia documental que acompaña el actor en su demanda entre ellos los recibos de sueldos, los telegramas y cartas documentos, todos exclusivamente con PROFUTURO CIA. de SEGUROS de RETIRO S.A. por lo que expresamente impugna y rechaza todos los rubros y montos reclamados contra su mandante, se niega que se adeude suma alguna que se origina sobre una relación laboral y un despido inexistente.-

Ofrece la prueba e invoca el derecho.-

A fs. 142 se dicta el auto resolutivo de las pruebas ofrecidas por las partes.-

A fs. 199/201 se agrega la pericia contable la que impugnada por la actora fue respondida a fs. 211 y vta.-

A fs. 255 se fija la audiencia de la vista de causa la que se realiza según acta de fs. 366. La demandada desiste de las posiciones del actor. Declaran los testigos GUSTAVO FABIAN ARIAS y FERNANDO VICENTE REDENTO DUMIT. Desisten de toda prueba pendiente de producción incluida las testimonia-les faltantes. Se incorpora la totalidad de la documental. Alegan las partes y a fs. 367 se llama autos para dictar sentencia.-

CONSIDERANDO:

De conformidad con lo dispuesto en el art.69 del CPL la Sala nº 3 del Tribunal se plantea las siguientes cuestiones a resolver.-

I.- RELACION LABORAL:

La relación de trabajo subordinado, como presupuesto sustancial para la procedencia de la acción, es un hecho que proviene no controvertido en autos por la codemandada PROFUTURO CIA. SEGUROS de RETIRO S.A. en su escrito de contestación de demanda, por lo que esta confesión judicial, a tenor de lo dispuesto en los arts. 45, 46 y 55 del C.P.L., nos autorizaría a tener por acreditada la relación laboral con esta accionada, surgiendo además de la instrumental incorporada (recibos o bonos de sueldo como instrumentales postales agregadas a la causa).-

El certificado de trabajo (fs.260), la certificación servicios (fs.261/262), los despachos postales (fs.263/314) y (fs.319/354) como los recibos de remuneraciones (fs.315/318), corroboran el hecho principal de la prestación de servicios realizada por GUSTAVO HECTOR ALOQUI JORGE ISAIAS ROMERO para la codemandada PROFUTURO Cía. de SEGUROS de RETIRO S.A. no así para la codemandada AFJP PRORENTA S.A. quien ha negado el contrato de trabajo con el actor oponiendo la excepción de la falta de legitimación sustancial activa.-

Negada la existencia de vinculación laboral por parte de la codemandada AFJP PRORENTA S.A., corresponderá al accionante la demostración del cumplimiento de tareas para la misma. En tal supuesto de demostración se tornará operativa la presunción del art. 23 de la L.C.T., salvo que allí la demandada logre desactivar la misma, en función de que las circunstancias, las relaciones o las causas de tal prestación de tareas le permitieran sostener algún tipo de vinculación diferente.

En el tratado de Derecho Procesal Laboral, Tomo I, pág.271, su autor el Dr. Ramiro Podetti nos dice:»que corresponde al obrero acreditar la existencia de la relación laboral, cuando la misma ha sido negada por el demandado».-

De acuerdo a la teoría de la carga de la prueba, corresponde al actor acreditar los «hechos constitutivos de su derecho» (Chiovenda Instituciones Tomo II pág.233) entre ellos la existencia de la relación laboral con el accionado.-

La ley de contrato de trabajo caracteriza en los artículos 22 y 23 lo que debe considerarse por contrato de trabajo y por relación laboral, y al caracterizar el primero requiere que un sujeto ponga su capacidad de trabajo a disposición de otro durante un periodo de tiempo y mediante una contraprestación, y también define a la relación laboral la que se da por los mismos rasgos cualquiera sea el acto que le dé origen.-

Y es precisamente que, demostrando la demandada que no existió subordinación jurídica y económica, además de técnica, que son los elementos tipificantes del contrato de trabajo, es decir, que no estaba facultado para impartir órdenes e instrucciones sustituyendo la voluntad del trabajador, quien tiene la correlativa obligación de acatarlas y asimismo que no abonaba una contraprestación en dinero, quedaría desvirtuada la presunción del art 23 LCT.-

Relatada la forma en que queda trabada la litis, cabe meritar la prueba rendida en autos por la parte actora, sobre quien pesa la carga de este hecho constitutivo de su pretensión (art.168 inc.1 C.P.C.y 108 del C.P.L.).-

En relación al testigo GUSTAVO FABIAN ARIAS, se conocieron trabajando como compañeros en AFJP PRORENTA desde el año 2002 y hasta principios del 2003, existió un tiempo que dejó de ver al actor ya que tenía licencia psiquíatrica, conoce al actor como compañeros de trabajo en AFJP PRORENTA, trabajaron juntos desde fines del 2002 y principios del 2003, hubo un tiempo en que el testigo lo dejó de ver porque Aloqui tuvo una licencia psiquíatrica, las tareas del actor eran de vender seguros de retiros, de vida, siendo la cara visible de Profuturo, desconociendo qué tareas efectuaba para la empresa Prorenta pero dice que pudo ver que l o vapuleaban.-

De la testimonial de FERNANDO VICENTE DUMIT surge que conoce al actor en oportunidad de trabajar para Prorenta AFJP en año 2001/2002 y 2003 mientras que ALOQUI lo hacía para Profuturo desarrollando tareas del rubro seguros de vida, retiro y renta vitalicia, compartían el mismo lugar físico de ambas empresas pero con distintos objetivos, las tareas del actor eran parte de seguro, de vida, retiro y productos de renta vitalicia, tenían el mismo lugar, objetivo de una y la otra distintos objetivos; que pese tener juicio por diferencias indemnizatorias, debió declarar por decisión del Tribunal con rigurosidad, no obstante dijo que los empleados eran hostigados y perseguidos para que la producción de ventas de los productos aumentaron para finalmente decir que las remuneraciones eran variables y que habiéndose retirado en el año 2003 desconoce si el actor continuó trabajando, pero no lo volvió a ver.-

Respecto de la pericia contable y en el examen de la misma, nada puede determinar la existencia del vínculo con la codemandada AFJP PRORENTA SEGUROS S.A. ya que tanto los recibos de remuneraciones incorporados a la causa como los expedientes administrativos originados en la Subsecretaría de Trabajo traídos ad effectum videndi et probandi todos sin excepción son efectuados por el actor ALOQUI contra PROFUTURO Cía.de SEGUROS de RETIRO S.A.ninguno contra AFJP Prorenta S.A. y si a ello se le agrega la testimonial producida en el expediente 10019/05 por GUSTAVO FABIAN ARIAS y LUIS JORGE LEIVA a fs. 41 y 42, los mismos afirmaron haber trabajado para AFJP PRORENTA S.A. durante en el año 2002/2003 y ambos coincidieron que nunca observaron que la empresa haya tenido algún problema con el actor, todo lo demás que se relató en la demanda solo lo referencian por comentarios pero que ALOQUI fue contratado exclusivamente para la venta de rentas vitalicias provisionales según el testigo Arias concordante con la efectuada por el testigo Leiva quien respondió de la misma manera.-

En definitiva, no existe prueba alguna, instrumental, despachos postales o recibos de remuneraciones, como de la que se origina del informe de la pericial contable ni de los testigos, que puedan ni siquiera inducir que el actor haya estado vinculado laboralmente con la codemandada AFJP PRORENTA S.A., por lo que la demanda promovida en su contra deberá rechazarse y en consecuencia deberá hacerse lugar a la defensa de la falta de legitimación sustancial activa.-

En consecuencia, todo ello, me permite afirmar que el actor GUSTAVO HECTOR ALOQUI sólo prestó servicios en relación de dependencia para la codemandada PROFUTURO Cía. de SEGUROS DE VIDA S.A. desde el día 03 de julio del 2000 hasta que el actor se considera en situación de despido indirecto el día 12 de septiembre del 2005 según instrumento postal que se agrega a fs. 299, en la categoría de «promotor», dentro del régimen del CCT N° 264/95 y la normativa de la ley 20744, 21297 y 25877 siendo inexistente contrato de trabajo alguno en contra de AFJP PRORENTA S.A. según lo expuesto ut.supra, por lo que con esta codemandada deberá rechazarse la acción in totum.-

II.- EL DISTRACTO.RUBROS RECLAMADOS.-

De acuerdo a lo decidido en el apartado I del considerando respecto de la inexistencia de la relación laboral con la codemandada AFJP PRO-RENTA S.A., resulta innecesario el tratamiento del distracto y los rubros reclamados y se impone el rechazo en todas las partes de la demanda promovida en su contra.-

Respecto de la otra codemandada PROFUTURO Cía. de SEGURO de VIDA S.A. y con la cual el actor estuvo vinculado por un contrato de trabajo desde el 07 de julio del 2000 hasta producido el distracto el día 12 de septiembre del 2005, corresponde a este Juzgador efectuar el análisis de los reclamos que se formulan en la liquidación del escrito inicial de la demanda.-

El actor reclama el resarcimiento de los conceptos indemnizatorios que se generan del despido indirecto sin justa causa, el pago de rubros no retenibles, y las multas indemnizatorias del art. 2 de la ley 25323, ley 25561 como las que se originan del art.80 de la LCT.-

El despido indirecto: a) existencia o no de justa causa para la extin-ción de la relación laboral. El art. 242 LCT concede a las partes la facultad de denunciar el contrato fundado en justa causa en caso de inobservancia de la otra de las obligaciones resultantes del mismo que configuren injuria y que por su gravedad no consienta la prosecución de la relación laboral.-

En el presente caso es el trabajador, quien en ejercicio del «pacto comisorio» que lleva implícito el contrato, se ha colocado en situación de despido indirecto. Por lo que toca analizar la existencia o no de la injuria invocada.-

La doctrina tiene dicho: «Adviertase que el denominado despido indirecto, corresponde en sus consecuencias a un despido sin causa por parte del empleador. Pero en los hechos que lo sustentan es diametralmente opuesto, ya que aquí debe haber «causa» para la ruptura si se pretende que esta genere las indemnizaciones correspondientes al despido incausado.La justa causa alegada por el trabajador debe entonces ajustarse a las pautas del primer párrafo del art.242 LCT y su valoración hecha prudencialmente por los jueces.con sujeción a las cargas impuestas por el art.243 LCT». (Meilij Gustavo, Contrato de Trabajo, Depalma, Bs.As., l981, T.II, pg.597).

Así trabada la litis, corresponde analizar los hechos, conforme la prueba rendida, a fin de verificar con arreglo al derecho aplicable, la procedencia o no de la demanda promovida por la actora y las defensas opuestas por la de-mandada.-

El actor accionante acusa que a mediados del año 2004, sin explicaciones ni causas fundadas, sus jefes y en su perjuicio le aplican modificaciones sustanciales en su condiciones laborales retirándole la exclusividad de las zonas de ventas a su cargo, designando otro vendedor causándole graves perjuicios económicos ya que se le redujo en un elevado porcentaje sus comisiones por ventas de su clientela.-

Denuncia que la demandada adopta en su contra medidas de acoso, hostigamiento y persecución afectando su persona como sus tareas originándole estrés laboral, pánico, pérdida de memoria, taquicardia y presión arterial entre otros trastornos en su salud mental y física.-

Dentro de las modificaciones de las condiciones laborales impuestas por la accionada empleadora le retiran las ventas de rentas vitalicias provisionales, principal producto para lo que cual fue contratado y se lo reemplaza por la de seguros de retiro para lo cual se incorpora otro vendedor.-

Con ello le producen perjuicios respecto de los objetivos que eran de difícil cumplimiento para lo cual no estaba capacitado y menos aún con decisión de la empresa de retirar de circulación los seguros de retiro no existiendo material alguno siendo el existente obsoleto los formularios, sin publicidad necesario para la venta.-

En definitiva y previa explicación de la disminución de los objetivos, sustento de sus ganancias, se redujeron considerablemente ya que al quitársele la venta de seguros de rentas vitalicias provisionales y otorgarle solo la de seguros de retiro para mayores y ahorro y renta para menores produjo por la poca aceptación en el mercado disminución en sus ganancias con el agregado impagos losviáticos generados por las visitas a los potenciales clientes.-

Todo ello, deriva en perjuicio de las condiciones de trabajo modificadas unilateralmente por la demandada, produciéndole la enfermedad que determina el Dr. Juan C. Bacha por diagnóstico «depresión stress laboral» indicando reposo por 30 días a partir de la extensión del certificado médico de fecha 29 de marzo del 2005 luego de lo cual emplaza a la demandada denunciar la ART.-

Posterior, se producen recíprocos despachos postales entre las partes, mediante el envío de telegramas y cartas documentos, instrumental que se encuentra incorporada a fs. 263/313, cuyos contenidos en honor a la brevedad y economía procesal doy aquí por reproducido a excepción de la carta documento que remite el actor exclusivamente a PROFUTURO CIA. DE SEGUROS DE RETIRO S.A. que glosa a fs. 299 de fecha 12 de septiembre del 2005 y cuyo texto dice expresamente: «Ante su persistencia a la alteración unilateral, sustancial, irracional y abusiva del contrato de trabajo, gravemente injuriosa para mí, produciendo una consecuente y significativa reducción salarial y afectando mi integridad moral que me impide consentir la prosecución del vínculo laboral hago efectivo el apercibimiento efectuado y me considero gravemente injuriado y despedido por su culpa, emplázole en 48.oo horas entregue constancia de aportes y contribuciones patronales, certificación de servicios y remuneraciones, recibos de pago desde marzo del 205 a la fecha bajo apercibimiento de los arts. 132 bis y 80 L.C.T., abone indemnización por antigüedad, falta de preaviso, indemnización ley 25561, liquidación final, s.a.c. proporcional, vacaciones año 2004 y proporcional 2005, todo bajo apercibimiento de ley 20744,23523 y 25345».-

Por supuesto que el mismo es contestado por la codemandada, en el caso que fuera dirigido solo a PROFUTURO Cía. de Seguro de Retiro S.A. como único destinatario y nunca a la otra demandada AFJP PRORENTA S.A., mediante la carta documento que se agrega a fs. 264 y que dice: «Rechazo su CD N° 73694655 8 AR por falaz, improcedente y maliciosa.Ratifico anteriores en todos y cada uno de sus términos. La rescisión del contrato laboral es de su exclusiva responsabilidad por no existir causa que justifique el despido indirecto que alega. Liquidación final y certificados art. 80 LCT. en plazos de ley en sede de la empresa. Recibos de haberes le fueron entregados en cada liquidación de haberes».-

De modo que el distracto por el sistema del despido indirecto, se produjo con la comunicación enviada por el actor el día 12 de septiembre del 2005 mediante la carta documento incorporada a fs. 299 de los autos.-

Quien invoca exi stencia de injurias de su empleador y resuelve ex-tinguir el contrato de trabajo debe demostrar los hechos agraviantes que determinan esa actitud para tener derecho a las indemnizaciones que se contemplan en el art.246 de L.C.T.La injuria como causal de rescisión del contrato de trabajo tiene que darse a travez de la pruebas aportadas a la causa con perfiles netos que la hagan aparecer palpable y definida, sin tintes claros oscuros que la delineen cargada de subjetivismo, caracterizándola de personal. CATSalta, Sala 01-«Tolaba, María Cristina c/>Papelería Sarmiento S.A.s/Ord. «Sentencia, 9907041-17/05/99.-

Quien alega la existencia de injuria de su empleador y resuelve denunciar extinguiendo el contrato de trabajo, debe demostra los hechos injuriosos que determinan esa actitud para tener derecho a las indemnizaciones que se contemplan en el art.246 L.C.T.(Cámara 04 del Trabajo,Santiago del Estero en Juicio «Guerra, Edelmiro c/Asoc. Atlética Quimsa y otros s/Sueldos impagos etc. Sentencia, 10872, 08/03/2000).-

Por tanto, corresponde conforme las facultades que otorga al Juez Laboral el art. 242 LCT, valorar si tales circunstancias constituyen injuria por parte del empleador suficientemente grave como para hacer imposible la prosecución de la relación laboral.-

Previo, existieron numerosas comunicaciones postales (telegramas y cartas documentos) reciprocamente remitidas por las partes del presente proceso, las que, agregadas a fs.263/314 resulta innecesario reproducir en su texto, ya que las mismas se tienen por integradas en su contenido de manera total y convergen finalmente en la instancia del despido indirecto provocado por voluntad unilateral del actor.-

Sin embargo, de la prueba testimonial producida y que se ha referenciado en el tratamiento de la relación laboral, los testigos ARIAS y DUMIT, fueron trabajadores de AFJP PRORENTA S.A. y habiéndose retirado en el año 2003 absolutamente nada aportaron a la causa, más aún dijeron que no observaron ninguna de las imputaciones acusadas por el actor a la demandada PROFUTURO CIA. DE SEGUROS DE RETIRO S.A. agregando que solo expresaron hechos derivados de comentarios del propio actor.-

Menos aún, surge prueba alguna de la pericia contable, la que se efectúa según constancias de los autos y se formula liquidación según la formulada por el actor en la demanda.-

Del examen de las constancias y pruebas producidas, puedo aseverar sin temor a equivocarme, que no existe en la causa, ningun elemento convictivo para imputar a la codemandada PROFUTURO CIA. DE SEGUROS DE RETIRO S.A. de incumplimientos de las obligaciones laborales que por sí solos constituyen injuria de entidad suficiente para que el actor con total orfandad probatoria pueda justificar su actitud de considerarse en situación de despido indirecto.-

En consecuencia, corresponde el rechazo liso y llano de la demanda promovida debiendo desestimarse el reclamo de todos y cada uno de los rubros reclamados in totum.-

III.- INTERESES Y CONSTAS:

En cuanto a los intereses, al solo efecto de la regulación de los ho-norarios profesionales y de acuerdo a lo establecido por la Excma. Suprema Corte de Justicia de Mendoza en el fallo plenario dictado el 12/09/05 en los Autos N° 80.131 caratulados «Amaya Osvaldo Dolores en J: 11.075 Amaya Osvaldo Dolores c/ Boglioli Mario p/ Despido s/ Inc.Cas.» corresponde aplicar el interés legal equivalente a la tasa activa que informa el Banco de la Nación Argentina desde el día de interposición de la demanda.-

Las costas y honorarios profesionales serán a cargo exclusivo de la actora vencida (art.31 C.P.L. y 36 C.P.C.).-

Se pasa a dictar sentencia, la que a continuación se inserta.-

MENDOZA, 07 de agosto del 2014.-

Por lo expuesto y normas legales citadas, la Sala Nro. 3 del Tribunal,

RESUELVE:

I.- Rechazar en todas sus partes la demanda promovida por el actor GUSTAVO HÉCTOR ALOQUI contra PROFUTURO CIA. DE SEGUROS DE RETIRO S.A. y contra AFJP PRORENTA S.A. por la suma de PESOS SETENTA Y UN MIL CUATROCIENTOS CUARENTA Y UNO CON 55/100 ($71.441,55) con más los intereses legales establecidos según lo dispuesto en el considerando precedente solo al efecto de la regulación de los honorarios profesionales y desde la fecha de la interposición de la demanda.-

II.- Las costas y honorarios profesionales serán a cargo de la acto-ra vencida (art.31 del C. P. L. y art.36 del C. P. C.).-

III.- Diferir la regulación de los honorarios profesionales cuando se practique la liquidación definitiva por Contaduría de Cámara, debiendo los profesionales denunciar la categoría que revisten frente al IVA y su nro. de CUIT.-

REGISTRESE. NOTIFIQUESE y hágase saber a la Caja Forense, Administración Tributaria Mendoza y Colegio de Abogados a sus efectos. Fdo.

Dr. Antonio Sánchez Rey, Juez de Cámaras.

Dr. Antonio SANCHEZ REY – Juez de Cámara

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: