fbpx

Se acredita el ánimo del trabajador para su despido indirecto ante un problema familiar derivado del descuento de cuota alimentaria

cuota-alimentariaPartes: P., M. D. c/ Massalin Particulares S.A. s/ ordinario despido

Tribunal: Cámara del Trabajo de Córdoba

Sala/Juzgado: Décima

Fecha: 25-mar-2013

Cita: MJ-JU-M-78173-AR | MJJ78173 | MJJ78173

Surge acreditada una verdadera trama orquestada por el trabajador para derivar en su despido indirecto, sin causa que lo justificara, pues ha quedado probado que existía un ánimo del reclamante de dejar de pertenecer a la empresa empleadora debido a su problema familiar, derivado de los descuentos por cuota alimentaria.

Sumario:

1.-Debe rechazarse la demanda incoada, pues el accionante no estaba habilitado jurídicamente para considerare en situación de despido indirecto, ya que no existía injuria alguna que impidiera la prosecución de la relación laboral, advirtiendo además que resulta apresurada, extemporánea por prematura y violatoria del principio de buena fe su actitud, siendo que se trataba de un trabajador que ostentaba más de diez años de antigüedad en la empresa, que nunca la empleadora intentó, en la situación que se presentaba, disolver el contrato de trabajo y, por el contrario, priorizando la continuidad del mismo, siempre contestó las intimaciones del reclamante trabajador y puso a su disposición su voluntad de proseguir con el mismo.

2.-Más allá del entrecruzamiento telegráfico de ambas partes, se revela en el caso también una verdadera trama orquestada por el trabajador para derivar en su despido indirecto, sin causa que lo justificara, pues ha quedado probado que existía un ánimo del reclamante de dejar de pertenecer a la empresa empleadora debido a su problema familiar, derivado de los descuentos por cuota alimentaria.

3.-No existía injuria grave que impidiera la continuidad de la relación laboral, ya que la accionada, ante el pedido de licencia sin goce de sueldos accedió a la misma, por error depositó haberes del mes de enero de 2011 mientras estaba de licencia sin goce de haberes, le comunicó y puso a disposición del actor los gastos para que se trasladara a control médico y, pese a ello, el actor, en una actitud de absoluto desprecio de la continuidad de su contrato de trabajo procedió a considerarse en situación de despido indirecto.

4.-El actor prematuramente procedió a comunicar el despido indirecto por falta de pago del mes de abril de 2011, que no estaba en discusión por cuanto la patronal, pese a haber abonado por error el mes de enero de 2011, le indicó que iban a ser depositados en su cuenta sueldo, como efectivamente ocurrió.-

Fallo:

En la ciudad de Córdoba, a los veinticinco días del mes de marzo de dos mil trece, siendo día y hora designado a los fines de la lectura de la sentencia, en estos autos caratulados: «P., M. D. C/ MASSALIN PARTICULARES S.A. – ORDINARIO DESPIDO» EXPTE. 182547/37, se constituye en audiencia oral y pública el Tribunal Unipersonal de la Sala Décima del Trabajo integrado por el Dr. Daniel H. Brain, de los que resulta que:

1) a fs. 1/6, el Sr. M. D. P., D.N.I. Nº xx.xxx.xxx, inicia demanda laboral en contra de la razón social Massalin Particulares S.A., con domicilio en Platón Nº 2792 de esta ciudad, persiguiendo el cobro de los rubros y montos detallados en la planilla adjunta a la presente. Dice que ingresó a trabajar en relación de dependencia económico jurídica y laboral para la demandada con fecha 07 de diciembre de 1.999 realizando tareas como Merchandiser en la zona establecida en la Provincia de Córdoba, teniendo como base operativa el centro de distribución de calle Platón N° 2792. Recuerda que la relación se desarrolló con normalidad, hasta que el día 05 de abril de 2011 intentó entregar a la accionada un certificado médico y ésta se negó a recibirlo, razón por la cual remitió CD 069225175 notificando el contenido de dicho certificado médico en los siguientes términos: «Atento a vuestra negativa a recepcionar certificado médico transcribo el mismo expedido por la Dra. Natalia A. Rocha, médica psiquiatra… certifico que en el día de la fecha valoré al Sr. P. … presenta un cuadro de CIE 10 F. 41.2 trastorno mixto ansioso depresivo por lo que se le indica inhabilitación laboral por 30 días … 05/04/2011 …».-

Indica que con fecha 16 de abril de 2011 recibió CD por la que la demandada lo citó a revisión médica en el consultorio de calle Alem 466 3° subsuelo, capital bajo apercibimiento de inasistencias injustificadas.Afirma que como dicha citación no se hizo con la debida anticipación y sin poner los medios económicos para asistir al mismo, mediante CD 064792320 comunicó su imposibilidad de asistir el día 18 de abril de 2011 e intimó a la demandada a fin de que se abstenga de considerar las inasistencias como injustificadas atento haber cumplido por su parte con los procedimientos establecidos en la LCT. Expresa que recibió como respuesta una CD mediante la cual la demandada lo citó a un nuevo control médico para el día 16 de mayo en el domicilio de Av. Alem 466 3° subsuelo y pone en su conocimiento que a su entender la transcripción del certificado médico no es suficiente a los fines de justificar las ausencias por enfermedad.-

Que con fecha 04 de mayo de 2011 rechazó dicha misiva en relación a la justificación de las ausencias por enfermedad e intimó al pago de los salarios del mes de abril de 2011 que se encontraban impagos bajo apercibimiento de darse por despedido por exclusiva culpa patronal. Recuerda que con fecha 05 de mayo presentó ante la demandada certificado médico expedido por la Dra. Natalia Rocca el que le indicaba inhabilitación laboral por 30 días, y que fuera recibido por el Sr. Bazán. Afirma que ante la falta de respuesta a su intimación y la falta de pago de los haberes es que con fecha 13 de mayo de 2011 hizo efectivos los apercibimientos y se colocó en situación de despido por exclusiva responsabilidad de la patronal, emplazando además, al pago de las indemnizaciones de ley y a la entrega de la documentación prevista en el art. 80 LCT. Funda su pretensión en lo dispuesto por los arts.208, 209 , 210 , 245 , 232, 233 concordantes y correlativos de la LCT, ley 25.323 . Denuncia que a los fines de los cálculos indemnizatorios debe tomarse como mejor remuneración mensual normal y habitual la suma de pesos ocho mil seiscientos sesenta y tres con cuarenta centavos ($8.663,40) y que las asignaciones no remunerativas deben computarse a los efectos de calcular la MRMNH, art. 103 de la LCT. Subsidiariamente solicita se declare la inconstitucionalidad del tope del art. 245 LCT. Cita doctrina y jurisprudencia.-

2) A fs. 41 obra el acta de la audiencia de conciliación donde las partes no se avienen.- El actor se ratificó de la demanda, solicitando se haga lugar a la misma con más sus intereses y costas; y la demandada dijo que por las razones de hecho y de derecho que expresa en el memorial que acompaña, solicita el rechazo de la demanda con costas, opone defensa de falta de acción, excepción de plus petición y hace reserva del Caso Federal. En ese acto entrega en original certificación de servicios y remuneraciones (formulario ANSES PS 6.2) Certificación de afectación de haberes (formulario ANSES PS 6.1), certificado de trabajo propiamente dicho y certificado de ingresos de aportes y contribuciones, documentación que es recibida por el actor y cuya copia obra agregada en autos. Niega todos y cada uno de los hechos y derechos invocados por el actor, salvo aquellos que no sean objeto de expreso reconocimiento en el responde. Niega que con fecha 05 de abril de 2011 el actor intentara entregar un certificado médico.Reconoce como cierto que con fecha 13 de abril de 2011 remitió al actor CD N° 17581811 por medio de la cual lo cita a control médico para el día 18 de abril; que recibió el TCL N° 78203985 de fecha 18-04-2011 remitido por el actor y al que respondió mediante CD N° 19689568 5 y 19689566 3 ambas de fecha 28-04-2011 con igual texto, citando al actor a un control médico para el día 16 de mayo a las 11.00 hs a cuyo fin se le expresaba que debía contactarse con el Sr. Fernando Rencoret para coordinar los aspectos del viaje a la ciudad Autónoma de Buenos Aires. Reconoce el intercambio epistolar habido entre las partes. Niega que el actor con fecha 05 de mayo presentara certificado médico alguno y que el mismo fuera recibido por el Sr. Bazán. Reitera la negativa respecto a que el telegrama de fecha 04 de mayo de 2011 remitido por el actor no fuera respondido por su parte, razón por la cual el despido indirecto en el que se coloca el actor carece de fundamento. Niega en particular, por no constarle, que el actor estuviera afectado en alguna oportunidad por enfermedad y/o patología psiquiátrica; que lo hubiera dejado sin ingresos y sin obra social; la base de cálculo propuesta como MRMNH; que deban computarse en la misma «asignaciones no remunerativas» por no cumplir los requisitos establecidos por el art. 103 de la LCT; que sea procedente la declaración de inconstitucionalidad del art. 245 LCT; finalmente niega adeudarle al trabajador todos los rubros y montos reclamados.

Impugna la liquidación practicada por improcedente. Manifiesta que el actor cumplió servicios en Massalin Particulares desde el día 07-12-1999 hasta que en el mes de mayo de 2011 en que se consideró infundadamente despedido en forma indirecta. Refiere que sobre el sueldo de actor desde el mes de noviembre de 2009 pesaba una retención del 40% decretado en autos «P. M. D.y otro- homologación» tramitado ante el Juzgado de Familia de Cuarta Nominación de esta ciudad. Expresa que el actor con fecha 31 de diciembre de 2010 solicitó una licencia sin goce de haberes a partir del 01 de enero de 2011 y hasta el 01 de mayo de 2011 a los fines de, según lo manifestado por el mismo «solucionar cuestiones que se encuentran ligadas a su ámbito personal». Que dicha licencia le fue concedida aunque por un error material e involuntario se le depositó en su cuenta el sueldo del mes de enero de 2011. Afirma que mediante carta documento de fecha 26-04-2011 se le informó al actor de dicha situación y se le hizo saber que se le efectuaría el correspondiente descuento de haberes una vez que se reintegre a sus tareas, lo que no aconteció ya que el actor no se reintegró y luego se consideró despedido en forma indirecta. Sostiene que finalizada la licencia aludida el actor se reincorporó a sus tareas habituales y solicitó que a partir del mes de abril de 2011 se le otorgara una nueva licencia sin goce de haberes aduciendo que aún no había terminado de resolver sus cuestiones personales y que la misma no le fue concedida. Subraya que esta negativa fue lo que motivó al actor a idear su despido indirecto. Recuerda que desde el día 01 de abril de 2011 el actor dejó de concurrir a prestar tareas razón por la cual el día 05 de mismo mes lo intimó mediante CD N° 090866330 para que se presente a trabajar y justifique sus inasistencias, bajo apercibimiento de considerarlo incurso en abandono de trabajo.

Refiere que con fecha 05-04-2011 recibió un telegrama remitido por el actor en el que éste menciona una supuesta negativa de su parte a recepcionar el certificado médico.Manifiesta que respondió dichas misivas mediante CD N° 17581811 9 y 17581810 5 ambas con igual texto y de fechas 13/04/2011 sosteniendo no haberse negado a recibir el certificado médico y solicitando expresamente al actor el envío del mismo, a más de citarlo expresamente a control médico para el día 18 de abril de 2011. Reseña que el accionante con fecha 18-04-2011 le remitió CD indicando que la citación a control médico en la ciudad de Buenos Aires sin la suficiente antelación y sin poner medios económicos a tal fin. Que respondió dicha misiva mediante dos CD ambas con igual texto de fecha 28-04-2011 mediante las cuales manifiesta que el Sr. P. nunca envió por vía postal o fax certificado médico alguno y además se lo citó a un control médico para el día 16 de mayo de 2011 a las 11.00 hs. Que luego de dicha comunicación el actor le remitió nuevo telegrama de fecha 04 de mayo de 2011 mediante el cual expresa que al no habérsele abonado los salarios del mes de abril de 2011, intima a su pago y aclara que viajará a Buenos Aires a los fines de control médico con fecha 16 de mayo en la medida que pongan los fondos necesarios a su disposición.

Agrega que con fecha 12-05-11 remitió nuevas cartas documentos ratificando las comunicaciones anteriores y haciendo conocer que depositará en su cuenta sueldo el haber del mes de abril junto con los descuentos pertinentes, ratica fecha y hora del control médico y reserva de pasaje aéreo de ida y vuelta en Aerolíneas Argentinas. Describe que luego de modo sorpresivo el actor le remite telegrama con fecha 13-05-11 aduciendo que su parte no le respondió el telegrama que enviara con 04-05-11 por lo que se considera en situación de despido indirecto e intima al pago de las indemnizaciones respectivas.Añade que dicha misiva es respondida con fecha 17-05-11 rechazando el despido adoptado por el actor, aclarando que el telegrama de fecha 04-05-11 fue contestado, que la liquidación final sin las indemnizaciones se depositará en su cuenta sueldo y que los certificados del art. 80 LCT se encuentran a su disposición en la sede de la empresa de la ciudad de Córdoba. Enfatiza en relación a la causal de despido indirecto adoptado por el actor que determina que el mismo carece de sustento fáctico y legal. Impugna la procedencia del reclamo sobre los conceptos no remunerativos, de la indemnización prevista por el art. 2 de la ley 25.323 y del planteo de inconstitucionalidad del tope previsto en el 2° párrafo del art. 245 LCT. Cita doctrina y jurisprudencia. Subsidiariamente y para el supuesto de que se hiciera lugar a la demanda en todo o en parte deja opuesta excepción de plus petición inexcusable con expresa imposición de costas. Formula reserva de Casación y del Caso Federal.-

3) Abierta la causa a prueba, la ofrece la actora a fs. 67 consistente en: Confesional, instrumental, Documental, exhibición, reconocimiento, presuncional y Testimonial; y la demandada a fs. 117/120 consistente en: Confesional, Documental, Testimonial, reconocimiento; pericial caligráfica en subsidio, informativa en subsidio, pericial contable -oficio ley 22.172- pericial contable subsidiaria, pericial psiquiátrica y/o médica subsidiaria, informativa y presuncional. Diligenciadas las pertinentes ante el Juzgado de Conciliación se elevan los autos a esta instancia donde tiene lugar la audiencia de vista de la causa a fs. 316 y 329, quedando los mismos en estado de dictar sentencia.-

El Tribunal se planteó la siguiente y ÚNICA CUESTIÓN A RESOLVER: ADEUDA LA DEMANDADA LOS RUBROS RECLAMADOS POR EL ACTOR Y, EN SU CASO, QUÉ RESOLUCIÓN CORRESPONDE DICTAR?.-

A LA ÚNICA CUESTIÓN PLANTEADA EL DR. DANIEL H.BRAIN, DIJO:

I.- En función de los términos en que ha quedado trabada la litis y la relación jurídica procesal asumida por cada parte, advierto que no se encuentra controvertida la fecha de ingreso, egreso, categoría, remuneraciones y jornada de trabajo y que la cuestión a dilucidar radica en determinar si efectivamente la empleadora cometió injuria laboral, en los términos del art. 242 de la L.C.T., que habilitaron al actor a considerarse en situación de despido indirecto, ya que el actor sostiene que debió recurrir a esa medida extrema, atento al desconocimiento de la patronal de su licencia por enfermedad y la falta de pago de haberes, hechos estos que han sido negados por la accionada, considerando que el despido indirecto en que se colocó el actor fue ilegítimo.- Sobre esta plataforma fáctica analizaré la prueba colectada, a fin de verificar cómo acontecieron en realidad los hechos, a saber:

1) A fs. 128 queda incorporada el acta de audiencia por la cual la demandada reconoce la recepción de los telegramas colacionados reservados en secretaría, como prueba documental del actor, TCL Nros. 799511161 (CD 069225175) de fecha 5 de abril de 2011, 78203985 (CD 064792320) del 18 de abril de 2011; 78203989 (CD 069202648) de fecha 4 de mayo de 2011 y 79951176 (CD 197157531) del 13 de mayo de 2011, al igual que reconoce como auténticos los diez recibos de haberes pertenecientes al actor y expedidos por la accionada.-

2) A fs. 128 vta. consta en acta de audiencia la exhibición por parte de la demandada de los recibos de sueldos del actor desde marzo de 2009 a febrero de 2011, no exhibiendo el legajo personal, planilla de horarios y descansos y libro especial del art. 52 de la L.C.T., aduciendo que los mismos se encuentran centralizados en Buenos Aires; la parte actora solicita la aplicación de los apercibimientos de ley, por la falta de exhibición de dicha documentación laboral obligatoria.-

3) A fs.129, se incorpora el acta de audiencia por la cual el actor reconoce como auténticos los veinticuatro recibos de haberes; una nota de fecha 30 de diciembre de 201º, remitida por el actor a la demandada por la que solicita licencia son goce de sueldos por el término de tres meses; una nota de fecha 30 de diciembre de 2010 por la cual la accionada le comunica al actor la aceptación de la licencia sin goce de haberes; reconoce la recepción de la carta documento Nº CD 175818105 del 13 de abril de 2011, la carta documento Nº 196892401 del 26 de abril de 2011; la CD Nº 196895685 del 28 de abril de 2011; la CD Nº 140649794 del 12 de mayo de 2011 y la CD Nº 182989309 del 13 de junio de 2011, que le fueron remitidas por la demandada al actor, desconociendo el resto de las cartas documentos.- Reconoce la emisión de los TCL Nros. 79951161 del 5 de abril de 2011, 78203985 de fecha 18 de abril de 2011, 78203989 del 4 de mayo de 2011 y 79951176 de fecha 13 de mayo de 2011.- 4) A fs. 152/157 se agrega la respuesta a la Informativa librada a la Administración Federal de Ingresos Públicos (A.F.I.P.), por la que se informa sobre las constancias de inscripción ante ese organismo Fiscal de la demandada y de los actos, con los aportes y contribuciones efectuados.-

5) A fs. 162/170, obra la respuesta de Correo Argentino, informando que los telegramas colacionados 79951161 (CD Nº 069225175, fs. 164) del 5 de abril de 2011 fue recepcionada el día 11 de abril de 2011; 78203985 (CD Nº 064792320, fs. 165) del 18 de abril de 2011 fue recibida el día 21 de abril de 2011; 78203989 (CD Nº 069202648, fs. 166) del 4 de mayo de 2011 fue recepcionada el día 9 de mayo de 2011; que la CD Nº 140649785 del 12 de mayo de 2011 (fs.167) salió de distribución el día 14 de mayo de 2011, siendo devuelta por el agente distribuidor con la observación «Se Mudó», devuelta al remitente y que la CD Nº 140649794 de fecha 12 de mayo de 2011 (fs. 168), fue recepcionada el día 19 de mayo de 2011, adjuntando copias certificadas de dichas piezas postales.-

6) A fs. 175/231 se adjunta la respuesta a la Informativa librada al Ministerio de Trabajo, Empleo y seguridad Social de la nación, por la que se acompaña copia del C.C.T. Nº 542/08 y las escalas salariales del sector.-

7) A fs. 233/263 se agrega la pericia contable efectuada en la provincia de Buenos Aires, ante el Juzgado del Trabajo Nº de Morón, donde si informa que la demandada cuenta con autorización para registrar las remuneraciones de sus empleados, a través de un sistema de microfichas; que el experto ha tenido a la vista la Disposición Nº 636/07 de la Dirección de Inspección Laboral del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, emitida el día 17 de junio de 2007, firmada por el Sr. Enrique Catani, Director de Inspección Laboral. Que ha verificado el Libro Balances, Libro Inventario y que en relación a ellos son llevados en legal forma, no poseen tachaduras, enmiendas ni espacios en blanco y se encuentran correctamente foliados y rubricados. Que de la consulta de los Libros, surge que el actor ingresó a trabajar para la demandada el día 7 de diciembre de 1999 en la categoría nómina general Buenos Aires grado 8; acompañando a fs. 256/258 los haberes percibos por el actor en el periodo abril de 2009 a mayo de 2011; también surge del detalle de fs. 256 y fs.258, que desde el mes de noviembre de 2009 el actor registra embargo por alimentos, en las sumas consignadas en ese detalle, hasta el mes de enero de 2011 inclusive; sin haberes desde el mes de febrero de 2011 hasta abril de 2011 y con haberes desde el mes de mayo de 2011, con una retención por embargo por alimentos de pesos doce mil quinientos sesenta y dos con veintinueve centavos ($ 12.562,29) retenido por la demandada.- Agrega el perito contador que de la documentación puesta a su disposición, surge que la forma de pago de Massalin Particulares S.A., de las remuneraciones del actor era el depósito bancario en la cuenta habilitada en el HSBC Bank Nº 5563296396.- Señala que la mejor remuneración mensual, normal y habitual percibida por el actor en el último año de la relación laboral fue la del mes de noviembre de 2010 por la suma de $ 8.011,40; que el tope máximo al mes de mayo de 2011 es de $ 8.011,40; informando también sobre los conceptos y montos abonados por la demandada en la liquidación final del mes de mayo de 2011, los que fueron depositados en la cuenta mencionada, por los conceptos descriptos a fs. 258 a los que me remito brevitatis causae.-

8) A fs. 275, mediante proveído de fecha 6 de agosto de 2012, se tiene por no producida las informativas dirigidas a la Dra. Natalia Roca ofrecida por la actora y al Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires ofrecida por la demandada y se elevan las presentes actuaciones a esta Sala.-

Avocado el suscripto, en la audiencia de vista de la causa se recepcionaron las siguientes declaraciones testimoniales, a saber: FERNANDO RAMÓN RENCORET: D.N.I. N°21.899.653, empleado de Massalin Particulares S.A.desde el año 1996, quien dijo que el dicente está en el área de ventas y ha sido compañero de trabajo del actor; el actor ingresó a trabajar allí en el año 1999 y él hacía la tarea de Merchandiser; lo hizo hasta fines de 2010, cuando pidió una licencia por un tema personal, un tema de un embargo de sueldo, quería resolver un problema personal; el dicente trabaja en Córdoba, con el actor trabajaban juntos, ya que formaba parte del equipo. El actor, antes de pedir la licencia sin goce de sueldos habló con el dicente, ya que lo supervisaba y le pidió la posibilidad de desvincularse de la compañía porque lo que cobraba en la compañía era poco por el embargo y después de la conversación que tuvieron le pidió la licencia sin goce de sueldos, desde enero de 2011 por tres meses, esa conversación la transmitió el dicente al supervisor de Buenos Aires que se llama Rodolfo Greco. El Sr. Greco le comentó al dicente que era una situación personal del actor, le pidió al dicente que hablara con el actor y que lo evaluara. Después de esa licencia el actor no volvió a trabajar; luego pidió la extensión de una licencia y la empresa no le aceptó, entonces el actor pidió una carpeta médica psiquiátrica; eso lo sabe porque se lo manifestó a la empresa vía notificación, por telegrama. Después de eso hubo un cruce de notificaciones con la empresa y después no lo volvió a ver.- El actor le comentó que tenía un embargo en el sueldo por una cuota alimentaria, supuestamente estaba mal hecho el cálculo, se tomaba por el sueldo bruto y el importe de descuento era importante.

Lo único que le comentaron fue que el actor trabajó en un lavadero de autos mientras estuvo de licencia, pero eso no lo corroboró, fue comentarios de compañeros de trabajo.- En todo el tiempo que el actor trabajó no conoce que haya tenido carpetas médica.Destaca que ante un pedido de licencia médica psiquiatra, o cualquier otra prolongada, la evalúa el departamento médico que está en Buenos Aires y la compañía responde si es necesario o no la solicitud del empleado; si la empresa quiere efectuar un control médico, se traslada al trabajar a Buenos Aires donde hay un comité de personal médico para tales fines y ese traslado está a costa de la misma empresa, eso es lo habitual para estos casos.- En la empresa desde que trabaja el dicente jamás tuvo problemas con sus haberes ni le han depositado mal los haberes, los sueldos siempre se depositan en la caja de ahorros personal del trabajador. Normalmente la empresa liquida los sueldos el último día hábil del mes, en el caso del actor es el último día hábil del mes en curso.- El dicente recuerda que tuvo que coordinar el viaje del actor a Buenos Aires a raíz de esta licencia psiquiátrica, cree que en el mes de mayo de 2011, le pidieron que viajara el actor para que fuera a revisación, entonces el dicente hizo las gestiones para que estuviera habilitado el pasaje en avión, consiguió la fecha y hora y se la transmitió telefónicamente al actor y él le dijo que tomaba nota y quedó en confirmarle y después de eso no volvieron a hablar. Sabe que no viajó por comentarios que le hizo al dicente el Departamento Médico; ignora por qué no viajó.-

El actor estaba en medio de un proceso de divorcio, le comentó que la abogada del actor había hecho mal el tema del descuento de los haberes por la cuota alimentaria, eso se lo dijo el actor al dicente.- Sabe que en algún momento se hizo presente en la empresa en el lugar de trabajo sito en Platón 2792, barrio Los Paraísos, que fue la oficial de justicia o la policía, cree que por una denuncia que le había hecho su ex mujer, pero todo lo sabe por comentarios, nada le consta.Este hecho personal impactó en el ánimo del actor, no estaba motivado; el dicente no le sugirió que sacara carpeta médica.- Desconoce por qué no le pagaron el sueldo de abril de 2011 al actor, pero sabe que cuando sacó carpeta médica lo mismo por error se le pagó el sueldo de enero de 2011 que se paga en febrero de 2011, eso se lo comentó la gente de RRHH.- No recuerda cuándo gozó el actor las vacaciones de 2010, el dicente se tomó las vacaciones del año 2010, cree que a partir de la primera quincena de febrero de 2011.- Los pasajes que el dicente gestionó deben ser de una semana antes, pero los sacó para el mismo día que debía hacerse la entrevista y regresar a la tarde, casi seguro era así, a última hora era el regreso.-

CARLOS VALENTÍN GAUNA: D.N.I. N° 16.744.523, empleado de la firma Massalin Particulares S.A. desde 10 de octubre de 1995, trabaja actualmente como Merchandiser, indicó que el dicente trabajó en algunas oportunidades con el actor, que hacían la misma tarea, iban a la ciudad de Córdoba o al interior de la ciudad de Córdoba; no sabe hasta qué fecha trabajó el actor en la empresa, sabe que dejó de trabajar, por dichos de el actor se tomó una licencia sin goce de sueldos, no sabe por qué se desvincula o lo desvincula. El actor le comentó que pedía la licencia sin goce de sueldos porque tenía problemas familiares, se estaba por separar o estaba separado, tenía algunos conflictos. Pedía la licencia sin goce de sueldos porque estaba enojado con el mal arreglo que hizo con su ex mujer por la mensualidad que tenía que pasarle.El actor se tomó la licencia sin goce de sueldos y después no lo volvió a ver.- El dicente ha tenido carpeta médica y cuando ello sucedió comunicó la enfermedad mediante el certificado médico entregado a la compañía en Córdoba y ellos lo remitían a Buenos Aires; le entregaba los estudios y venía gente de Buenos Aires y le han revisado esos estudios; jamás tuvo problemas con la empresa por este motivo. Los sueldos lo abonan el último día hábil del mes en curso, se lo depositan en una cuenta bancaria, jamás tuvo problemas de sueldo, jamás se atrasaron; tampoco tuvo problemas sobre mala liquidación del sueldo. El dicente fue supervisado primero por el Sr. Jorge Nievas y actualmente, desde el año 1999 o 2000 está el Sr. Rencoret.-

La licencia sin goce de sueldos que tuvo el actor fue de tres meses, fue, cree que a principios del año 2011. En ese periodo que estuvo con licencia sin goce el actor estaba trabajando o iba a adquirir un lavadero de autos, como sustento de lo que no percibía haberes de la compañía; eso lo sabe porque el dicente lo vio personalmente, ese lavadero estaba en calle Goicoechea, en Villa Allende, cerca de la estación de servicios YPF, en la rotonda, pegado a la estación de servicios, estaba ayudando a los chicos que lavaban, por la actitud era como encargado o dueño, supervisaba las tareas que realizaban los que lavaban los autos. El dicente lo vio en varias oportunidades porque el actor lo invitaba e iba a visitarlo. Después que finalizó la licencia no lo vio más al actor, pero lo vio trabajando en el lavadero una o dos veces más, lo vio en la calle y en el lavadero.-

El actor le dijo que ese lavadero lo iba a adquirir o lo adquirió, no sabe si efectivamente eso sucedió, fue todo por comentarios del actor. El actor jamás tuvo licencia médica por problemas psiquiátricos mientras trabajó en la empresa.El dicente no notó ningún cambio en su actividad laboral, pese al problema personal de su divorcio, al menos que el dicente recuerde. El dicente lo ha ayudado económicamente al actor prestándole dinero en alguna oportunidad, siempre le devolvió el dinero prestado.- No conoce de ningún hecho policial relacionado con el actor. Sabe que el actor estaba enojado con su ex esposa.-

EDMUNDO ENRIQUE SCHMAL: D.N.I. N° 28.427.895, empleado de Massalin Particulares desde principios del año 2010, como promotor de ventas, dijo que el actor le debe dinero porque le prestó dinero, no se los devolvió, era un dinero insignificante, no era importante; fue compañero de trabajo con el actor, no sabe por qué dejó de trabajar el actor en la empresa; sabe que trabajó hasta a principios del 2010 o 2011, no lo recuerda. Sabe que había pedido una licencia, fue por comentarios de otras personas.- Antes de desvincularse de la empresa tuvo esa licencia sin goce de sueldos por tres meses. En esos tres meses el actor trabajó en un lavadero de autos y eso lo sabe porque dos veces o tres veces fue al lavadero que está en Villa Allende, cerca de la estación YPF, al lado de la estación, en la entrada de la rotonda y allí lo vio en el mostrador de la oficina del lavadero; el dicente sabía que estaba ahí y como tenía contacto con el actor lo fue a visitar.Sabe que pidió la licencia sin goce de haberes por un conflicto familiar que tenía, era por un problema con su esposa pero no sabe los detalles.- Escuchó comentarios que en la oficina de la empresa había ido la policía, pero ignora los motivos.- Estas son en síntesis las declaraciones testimoniales rendidas en la causa.-

II.- Relevada toda la prueba producida, ha quedado acreditado con claridad meridiana que el actor ingresó a prestar servicios para la demandada el día 7 de diciembre de 1999, encontrándose registrado laboralmente en las funciones de Merchandiser, Grado B, conforme surge de los recibos de haberes reservados en secretaría y de la pericia contable.- También se acredita que desde el mes de noviembre de 2009 el actor registra embargo por alimentos, en las sumas consignadas en detalle por el perito contador (fs. 256 y fs. 258), hasta el mes de enero de 2011 inclusive; sin haberes desde el mes de febrero de 2011 hasta abril de 2011 y con haberes desde el mes de mayo de 2011, con una retención por embargo por alimentos de pesos doce mil quinientos sesenta y dos con veintinueve centavos ($ 12.562,29) retenido por la demandada.- Además que los haberes del reclamante y su forma de pago era mediante el depósito bancario en la cuenta habilitada en el HSBC Bank Nº 5563296396.- Hasta allí se verifica que la relación laboral se desarrollaba por sus cauces normales hasta que el día 30 de diciembre de 2010, el accionante solicita una licencia sin goce de haberes desde el 1 de enero de 2011 hasta el día 31 de marzo de 2011, la que es concedida por la empleadora el mismo día de su presentación, tal como ha sido reconocido por el actor en audiencia de reconocimiento de ambas notas, de fs.129.-

Con posterioridad a dicha licencia sin goce de haberes, surge del TCL Nº 79951176 de fecha 13 de mayo de 2011, que el actor se colocó en situación de despido indirecto, atribuyendo injuria laboral grave imputable a la patronal.- Ahora bien, para determinar si le asistía razón al reclamante a ser acreedor de los rubros señalados en su demanda, a los fines de una adecuada ponderación de las causales esgrimidas por éste y cumpliendo con el requisito del art. 327(ref:LEG9749.3 27) del C.P.C.C. y el art. 155 de la Constitución Provincial, debo examinar en primer lugar los argumentos invocados en el telegrama de despido indirecto comunicado por el accionante y verificar si se han probado los extremos señalados en el mismo, para luego realizar el correspondiente examen de valor que el principio de equidad me otorga a fin de concluir si, en el supuesto de acreditadas las causales, las mismas resultan pertinentes o no para producir la extinción del contrato de trabajo, con invocación de justa causa. Debo señalar que el art. 242 del RCT establece: «Una de las partes podrá hacer denuncia del contrato de trabajo en caso de inobservancia por parte de la otra de las obligaciones resultantes del mismo que configuren injuria y que, por su gravedad, no consienta la prosecución de la relación. La valoración deberá ser hecha prudencialmente por los jueces, teniendo en consideración el carácter de las relaciones que resulta de un contrato de trabajo, según lo dispuesto en la presente ley, y las modalidades y circunstancias personales en cada caso».-

A su vez, el art. 243 señala: «El despido por justa causa dispuesto por el empleador como la denuncia del contrato de trabajo fundada en justa causa que hiciera el trabajador, deberán comunicarse por escrito, con expresión suficientemente clara de los motivos en que se funda la ruptura del contrato.Ante la demanda que promoviere la parte interesada, no se admitirá la modificación de la causal de despido consignada en las comunicaciones antes referidas».- Ambas normas indican que, para que sea procedente el despido directo dispuesto por el empleador o el despido indirecto fundado en justa causa que hiciere el trabajador, como en este caso, deben existir un elemento objetivo, que es el incumplimiento contractual del empleador, un elemento subjetivo, que es la decisión del accionante de producir la extinción de la relación laboral, el quiebre del principio de continuidad consagrado en el art. 10 del RCT y un nexo entre ambos referido a que, como consecuencia de ese incumplimiento se haya generado una injuria grave que por su gravedad impida la continuidad del vínculo.

A su vez, la comunicación de la decisión debe ser hecha por escrito, con expresión suficientemente clara de los motivos en que se funda la ruptura del contrato. Así entonces, corresponde que deba verificar si esos requisitos han quedado acreditados en la causa: De las misivas intercambiadas por las partes, también reconocidas en cuanto a su emisión y recepción en audiencias de fs. 128 y 129, surgen luego de la licencia sin goce de sueldo, los siguientes hechos:

a) que el día 5 de abril de 2011 el actor le remitió a la demandada el TCL Nº 79951161 (CD 069225175) que textualmente señala: «Sres. Massalin Particulares S.A., atento a vuestra negativa a recepcionar certificado médico transcribo el mismo expedido por la Dra. Natalia A. Rocha, médica psiquiatra Mat. 2773814: «Certifico que en el día de la fecha valoré al Sr. P. M. D., DNI .xx.xxx.xxx quien al examen presenta un cuadro de CIE 10 F 41.2 Trastorno mixto Ansioso depresivo, por lo que se le indica inhabilitación laboral por 30 días y trastorno específico (Psicoterapéutico y psicofarmacológico). Se extiende el presente a pedido del interesado y para ser presentado en la empresa Massalin Particulares S.A.Cba 05/04/2011″. El mismo se encuentra a vuestra disposición en mi domicili0 sito en calle Puerto Argentino 2172, Va. Allende. Adicionalmente se encuentra a vuestra disposición informe médico completo de patología y tratamiento sugerido. Córdoba, de abril de 2011».-

b) Que en respuesta al mismo, la accionada le remitió al actor la carta documento Nº CD 17581810 5 de fecha 13 de abril de 2011, rechazando su misiva, indicando lo siguiente: «En respuesta a su telegrama TCL Nº 79951161, negamos que esta firma se hubiere negado a recepcionar un certificado médico, el cual a la fecha solicitamos nos envíen en forma fehaciente. Sin perjuicio de lo expuesto y en virtud de lo expuesto en su misiva, queda formalmente citado (art. 210 LCT) a presentarse a revisión médica el día lunes 18 de abril, a las 11 hs. en el consultorio sito en Alem 466 3º subsuelo, Capital Federal, bajo apercibimiento de inasistencias injustificadas. Queda Ud. debidamente notificado».-

c) Que el día 18 de abril de 2011, el actor contestó ese emplazamiento, mediante TCL Nº 78203985 (CD 064792320) señalando lo siguiente: «Sres. Massalin Particulares S.A., acuso recibo de CD 175818105 Correo Argentino, fechada 13 de abril de 2011 y recibida de mi parte el día 16 de abril de 2011 y en contestación a la misma digo: 1) El certificado médico ha sido transcripto en forma integral en mi anterior telegrama y de manera fehaciente. 2) Ud. Me ha citado a un control médico en la Ciudad Autónoma de Bs. As, sin la debida anticipación y sin poner a mi disposición los medios económicos para asistir al mismo, razón por la cual me es imposible asistir el día lunes 18 de abril de 2011 a las 11 hs. al consultorio sito en Alem 466, 3º subsuelo Capital Federal. Ratifico que me encuentro a vuestra disposición para someterme a los controles médicos que establezca la empresa en el marco del Art. 210 LCT.Para lo cual deberán notificarme a mi domicilio con la debida anticipación y poniendo a mi disposición los medios económicos necesarios para poder asistir si el control fuera en la capital Federal como el que me informaran tardíamente. Por último lo intimo para que se abstenga de hacer efectivo el apercibimiento de considerar las inasistencias como injustificadas atento haber cumplimentado de mi parte con los procedimientos establecidos en la LCT y que dicha conducta de su parte sería una violación del principio de buena fe, un ejercicio abusivo de sus facultades de control y dirección. Al respecto recuerdo el carácter alimentario de los salarios y que sobre el mismo se deben realizar los descuentos de Cuota Alimentaria de acuerdo a orden judicial y en beneficio de mi hijo menor de edad. Córdoba, 18 de abril de 2011».-

d) El día 26 de abril de 2011, la accionada le notificó al actor mediante carta documento Nº CD 19689240 1, que por un error administrativo se le habían depositado sus haberes del mes de enero de 2011 pese a que estaba con licencia sin goce de haberes, señalando textualmente: «Notificamos que, según constan en nuestros registros de liquidación de haberes, se procedió por error administrativo a abonarle a usted los haberes correspondientes al mes de enero de corriente cuando mediaba acuerdo de partes de computar como licencia sin goce de sueldo, el periodo comprendido entre el 01 de enero y el 31 de marzo de 2011. Informamos a usted que el correspondiente descuento de haberes no realizado con fecha de paga mensual Enero 2011, se procederá a efectuar una vez que se reintegre a sus tareas».-

e) El día 28 de abril de 2011 la accionada le remitió al trabajador la carta documento Nº CD 19689568 5, rechazando el TCL Nº 78203985 del 18 de abril de 2011, comunicando nueva fecha para la revisión médica del actor, indicando lo siguiente: «Rechazamos todos los términos de su telegrama TCL Nº 78203985 por improcedentes. En tal sentido destacamos:1) La transcripción que efectúa del certificado médico no es suficiente a los efectos de justificar ausencia por enfermedad, toda vez que ha omitido acompañar los certificados respectivos, ni ha esbozado intención al respecto, remitiéndolo por vía postal o fax. 2) Asimismo y en virtud de lo expuesto en su misiva y de la buena fe que obra esta parte, queda formalmente citado (art. 210 LCT) a presentarse a revisión médica ante el Dr. Miguel Bloise y su equipo el día 16 de mayo de 2011 a las 11:00 AM, en el consultorio sito en Av. Leandro N. Alem 466 3er subsuelo Capital Federal, con las constancias médicas en su poder, bajo apercibimiento de inasistencias injustificadas. A tal fin deberá contactarse con Fernando Rencoret, quien coordinará los detalles de su viaje, cuyos gastos correrán por cuenta de esta Compañía, por lo demás negamos cualquier violación al principio de buena fe y cualquier ejercicio abusivo de facultades de control y dirección, intimando a que cumpla con sus obligaciones y se abstenga de efectuar menciones de baja estofa, como la referencia que realiza al embargo que sufre en sus haberes por cuota alimentaria. Queda Ud. Debidamente notificado».-

f) El actor contestó dicha misiva el día 4 de mayo de 2011, mediante TCL Nº 78203989 (CD 069202648) rechazando lo manifestado por la empleadora, comunicando que asistirá a la revisión médica e intimando al pago de los haberes del mes de abril de 2011, bajo apercibimiento de considerarse en despido indirecto, en estos términos: «Sres. Massalin Particulares S.A., acuso recibo de CD 196895685 Correo Argentino, fechada 28 de abril de 2011 y en contestación de la misma digo: 1) Que rechazo en todos sus términos por improcedente, falaz y malicioso lo expuesto en el apartado 1) de vuestra carta. El certificado médico ha sido transcripto en forma integral en mi anterior telegrama y de manera fehaciente, razón por la cual mi enfermedad se encuentra jurídicamente notificada y amparada por las leyes laborales. Tan es así que Ud.me cita para ejercer su facultad de control de la enfermedad por mi denunciada. Al respecto y atento que los salarios del mes de abril de 2011 no me han sido abonados INTIMO por 48 hs. al pago de los mismos bajo apercibimiento de darme por despedido por su exclusiva culpa y de exigir su pago por vía judicial.- 2) Sobre vuestra citación a control le comunico que asistiré a la misma, siempre y cuando se pongan a mi disposición los fondos necesarios para concurrir a Bs. As. Sobre el particular pongo en vuestro conocimiento que el día de la fecha me puse en contacto con el Sr. Fernando Rencoret (tal cual Uds. me indicaron) quien me manifestó que desconocía totalmente el tema. Por ello solicito comuniquen al Sr. Rencoret sobre lo dispuesto p or Uds. para poder concurrir al control médico patronal. Quedan Uds. Debidamente notificados».-

g) Ante esa intimación de pago de haberes del mes de abril de 2011, la accionada le contestó al actor por carta documento Nº CD 140649794, fechada el día 12 de mayo de 2011 diciendo: Rechazamos todos los términos de su telegrama TCL Nº 78203989 por improcedentes, ratificando en todo su contenido nuestras anteriores misivas. Respecto de los salarios de abril, los mismos se encontrarán depositados en su cuenta sueldo con los descuentos pertinentes. Asimismo, ratificamos que queda formalmente citado (art. 210 LCT) a presentarse a revisión médica ante el Dr. Miguel Bloise o el Dr. Ricardo Álvarez el día 16/06/2011 a las 11:00 AM, en el consultorio sito en Av. Leandro N. Alem 466, 3º subsuelo, ciudad de Buenos Aires, con las constancias médicas en su poder, bajo apercibimiento de inasistencias injustificadas. A tal informamos que cuenta con una reserva en un vuelo de Aerolíneas Argentinas para el día 16 de mayo, cuyos datos se transcriben a continuación (…). Asimismo deberá contactarse con Fernando Rencoret quien coordinará los detalles de su viaje, cuyos gastos correrán por cuenta de esta compañía.Por lo demás, negamos que sea procedente el apercibimiento que formula y que Ud. tenga derecho a considerarse despedido. Queda Ud. Debidamente notificado».- h) Finalmente, el actor le comunicó a la demandada el despido indirecto, mediante TCL Nº 799511176 (CD 19115753 1) fechado el día 13 de mayo de 2011, y que textualmente dice: «A mérito de vuestra falta de respuesta al TCL 78203989 (CD 069202648) de fecha 04 de mayo de 2011, hago efectivo el apercibimiento allí expresado por lo que me considero despedido por su exclusiva culpa. Intimo además para que en plazo de 48 hs. de recibida la presente me abone el salario del mes de abril de 2011, liquidación final, indemnizaciones de ley y me haga entrega de la documental prescripta en el art. 80 LCT; todo ello bajo apercibimiento de iniciar las acciones legales correspondientes. Queda Ud. Debidamente notificado».-

i) La accionada, mediante carta documento Nº CD 182989309, del 13 de junio de 2011, le comunicó al actor la liquidación final y puesta a disposición de las certificaciones del art. 80 de la L.C.T., en estos términos: Comunicamos a Ud. que en virtud de la extinción de la relación laboral que Ud. provocó bajo su exclusiva culpa y responsabilidad, esta firma procederá a depositar en su cuenta sueldo Nº 0556329639 del banco HSBC, el importe de la liquidación final no indemnizatoria, la cual se encuentra a su disposición a partir de la fecha. Finalmente ratificamos que los certificados Art. 80 LCT estarán a disposición en sede de la empresa sita en Platón 2792 Córdoba, en los términos de la ley, de lunes a viernes en el horario de 10 a 16 horas. Queda Ud. debidamente notificado».-

Expuestos y transcriptos los hechos, tal como surge de las distintas y profusas misivas intercambiadas entre las partes, advierto que el actor no se encontraba legitimado ni fáctica ni jurídicamente para producir el despido indirecto en la manera en que lo hizo y doy razones:de la prueba documental reseñada ha quedado acreditado que desde el 1 de enero de 2011 y hasta el 31 de marzo de 2011, el actor gozó de una licencia sin goce de haberes que el mismo había solicitado a su empleador, la que fue concedida inmediatamente al ser requerida. Con posterioridad a dicha licencia y con fecha 5 de abril de 2011 el actor le comunicó a la empleadora que se encontraba enfermo, señalando que contaba con un certificado médico en su poder y que supuestamente la empresa se había negado a recibir, tal como surge del TCL de fecha 5 de abril transcripto supra. Pero la accionada, lejos de intimar al actor a que se reintegrara a trabajar, en uso de las facultades conferidas por el art. 210 de la L.C.T., le comunicó al trabajador que debía trasladarse a la ciudad de Buenos Aires al control médico, acompañando en dicha oportunidad las certificaciones médicas que avalaran su enfermedad. Si bien por la proximidad de la notificación con la cita médica no le permitía al actor trasladarse a Buenos Aires, la demandada comunicó nueva fecha para tales fines.Pero en el ínterin el actor, con fecha 4 de mayo de 2011, cuando aún no había vencido el plazo legal para que la patronal depositara sus haberes del mes de abril de 2011, la intimó al pago de los mismos, en abierta violación al principio de buena fe de la relación laboral, máxime cuando la propia demandada le había notificado previamente, el día 26 de abril de 2011, que por un error administrativo se le habían depositado los haberes del mes de enero de 2011, pese a que no correspondía por estar en uso de licencia sin goce de sueldos.

Vale decir entonces que evidentemente no existía un perjuicio económico hacia el accionante ni injuria alguna, sobre todo cuando, en la emergencia, el propio trabajador había acusado una dolencia que no había justificado ante la empleadora por ningún medio, limitándose tan solo a notificar un supuesto certificado médico que le otorgaba reposo por treinta días, certificación que tampoco justificó ni acreditó en la especie (ver proveído de fecha 6 de agosto de 2012, fs. 275) ni acompañó prueba documental y testimonial alguna que avalara la enfermedad que denunciaba. Pero más allá de ello, el quid de la cuestión radica en que el actor produce el despido indirecto el día 13 de mayo de 2011 aduciendo falta de contestación de su anterior misiva, pese a que la patronal la contestó como lo venía haciendo con todos los requerimientos del actor, y la falta de pago de los haberes del mes de abril de 2011, pese a que se le habían depositado por error los haberes del mes de enero de 2011.No existía injuria grave que impidiera la continuidad de la relación laboral, ya que la accionada, ante el pedido de licencia sin goce de sueldos accedió a la misma, por error depositó haberes del mes de enero de 2011 mientras estaba de licencia sin goce de haberes, le comunicó y puso a disposición del actor los gastos para que se trasladara a control médico y, pese a ello, el actor, en una actitud de absoluto desprecio de la continuidad de su contrato de trabajo procedió a considerarse en situación de despido indirecto. Pero más allá del entrecruzamiento telegráfico de ambas partes, se revela en el sub – lite también una verdadera trama orquestada por el trabajador para derivar en su despido indirecto, sin causa que lo justificara, pues ha quedado probado que existía un ánimo del reclamante de dejar de pertenecer a la empresa empleadora debido a su problema familiar, derivado de los descuentos por cuota alimentaria.

En efecto, los testigos cuyos testimonios fueron transcriptos supra, dieron cuenta de esa situación, siendo relevante y dirimente lo sostenido por el testigo Fernando Rencoret, quien le comunicó al actor que estaba todo preparado y coordinado su viaje a Buenos Aires para efectuarse el control médico.El actor no sólo que no asistió sino que prematuramente procedió a comunicar el despido indirecto por falta de pago del mes de abril de 2011, que reitero, no estaba en discusión por cuanto la patronal, pese a haber abonado por error el mes de enero de 2011, le indicó que iban a ser depositados en su cuenta sueldo del Banco HSBC, como efectivamente ocurrió.- Entiendo que con las circunstancias fácticas verificadas, el accionante no estaba habilitado jurídicamente para considerare en situación de despido indirecto, ya que no existía injuria alguna que impidiera la prosecución de la relación laboral, advirtiendo además que resulta apresurada, extemporánea por prematura y violatoria del principio de buena fe su actitud, sobre todo teniendo en consideración que se trataba de un trabajador que ostentaba más de diez años de antigüedad en la empresa, que nunca la empleadora intentó, en la situación que se presentaba, disolver el contrato de trabajo y, por el contrario, priorizando la continuidad del mismo, siempre contestó las intimaciones del reclamante trabajador y puso a su disposición su voluntad de proseguir con el mismo, no advirtiendo quien vota, por parte de la patronal, ninguna conducta injuriosa hacia el trabajador, pues no hubo daño patrimonial por la falta de pago en tiempo del mes de abril de 2011, ya que el actor había percibido -aunque sea por un error administrativo de la demandada- el correspondiente al mes de enero de 2011. Tampoco existía a la fecha de intimación al pago, violación por parte de la demandada, ya que el actor intimó el día 4 de mayo de 2011 pese a que la demandada lo debía depositar en su cuenta sueldo el cuarto día hábil de vencido el periodo de pago, o sea, el día 5 de mayo de 2011 y sin embargo, aduciendo falta de contestación de su intimación extemporánea por prematura, produjo el despido indirecto.En consecuencia, al verificarse en la especie que el actor no se encontraba legitimado para producir el despido indirecto de la forma en que lo hizo, ya que no existió incumplimiento contractual alguno por parte de la demandada que lo habilitara para esa medida extrema, corresponderá desestimarse el reclamo de pago de los rubros indemnizatorios previstos en los arts. 232, 233 y 245 de la L.C.T. y los que sean consecuencia directa de ellos, esto es, indemnización art. 2 Ley 25.323, al igual que los rubros reclamados por liquidación final, o sea, haberes meses de abril de 2011, proporcional mayo de 2011, sueldo anual complementario proporcional, primer semestre año 2011 y vacaciones proporcionales año 2011, los que según pericia contable fueron depositados en la cuenta sueldo del actor.-

También deberá desestimarse el reclamo de la indemnización del art. 80 de la L.C.T., por cuanto el actor no ha acreditado la exigencia formal de intimar a la entrega de las certificaciones de servicios y de remuneraciones en el plazo de treinta días de extinguido el vínculo, conforme lo prescribe el art. 3 del D ecreto 146/01. Sin perjuicio de ello, también consta que la demandada hizo entrega de los mismos en la audiencia de conciliación (fs. 41) cumpliéndose así con la teleología de la norma que es la obligación de hacer entrega de los certificados, castigando solamente la conducta reticente y renuente del empleador, que sin causa que lo justifique no entregara estos documentos, circunstancia que no aconteció en el sub – lite.- Por todas las consideraciones fácticas y jurídicas expuestas corresponderá entonces rechazar la demanda interpuesta por el actor en todas sus partes.-

IV.- Las costas se imponen por el orden causado, ya que, pese a lo resuelto, el actor, atento a las características de la relación y las circunstancias que derivaron en el despido indirecto, pudo tener motivos valederos para accionar de la manera en que lo hizo.- (art.28 Ley 7987).- A los fines de la regulación de honorarios de los letrados intervinientes, el monto reclamado deberá ser adicionado, desde la fecha de demanda (24 de mayo de 2011) con el interés de la tasa pasiva promedio nominal mensual que resulta de la encuesta que realiza el Banco Central de la República Argentina, incrementada en un dos por ciento mensual (2%), todo conforme lo dispuesto por la ley 23.928 y sus decretos reglamentarios 529/91 (art. 8) y 941/91 (art. 10), los que se mantienen vigentes luego de la sanción de la ley 25.561 y los fundamentos dados por esta Sala en los autos: «Allende Emiliano H. c/ Transporte Automotores 20 de Junio S.R.L. Demanda» (sentencia de fecha 11 de noviembre de 1991) y confirmado por el Tribunal Superior de Justicia en autos: «Juárez Guillermo c/ Cor Acero S.A. y otro – Demanda – Recurso de Casación» (Sentencia del T.S.J. N° 93 de fecha 15 de octubre de 1992) y «FARIAS C/ MUNICIPALIDAD DE CORDOBA – DEMANDA – Sentencia de fecha 2 de noviembre de 1994» a los que me remito brevitatis causae y que deberán ser considerados como parte integrante de esta Sentencia, y a los fines de mantener incólume su contenido habida cuenta de la situación financiera que se vive en la actualidad y que evidencia un incremento en los índices inflacionarios proyectados a partir del año 2006 con relación a los anteriores, lo que lleva en definitiva a adoptar los intereses establecidos en el caso «HERNANDEZ JUAN CARLOS C/ MATRICERIA AUSTRAL S.A. – DEMANDA – REC. DE CASACION» (Sentencia del T.S.J.39 de fecha 25-6-2.002) a partir del primer día del año 2006, pretendiendo con ello esta Sala que integro ajustarse a la nueva realidad económica con el objeto de evitar que el deudor obtenga un enriquecimiento indebido por no cumplir en tiempo con su obligación y que el acreedor resulte perjudicado con la morosidad del primero, teniendo además presente que las tasas bancarias son sólo tasas de referencia.-

Por lo demás la fijación de la tasa de interés no causa estado y si las circunstancias varían de modo notable, podrán ser modificadas, aún en etapas posteriores al dictado de la Sentencia, tal cual se ha expresado en otros antecedentes, sin que ello afecte el derecho de defensa de las partes, ni la cosa juzgada.- La regulación de los honorarios de los letrados intervinientes, se difiere para el momento en que exista base líquida y actualizada para ello y será practicada conforme arts. 27 , 36 , 39 y 97 de la Ley 9459.- Así voto, señalando que he analizado toda la prueba producida en la causa, mencionando únicamente aquella que ha sido considerada dirimente para el resultado de la cuestión conforme lo previsto por el art. 327 del C. de P. C.-

Por las razones fácticas y jurídicas expuestas, el Tribunal RESUELVE:

I) Rechazar totalmente la demanda interpuesta por el actor Sr. M. D. P., D.N.I. Nº 24.709.186, en contra de la razón social Massalin Particulares S.A., en cuanto pretendía que se le abonaran los rubros Indemnización por antigüedad (art. 245 L.C.T.); indemnización sustitutiva de preaviso (art. 232 L.C.T.); Integración del mes de despido (art. 233 L.C.T.); Indemnización art. 2 Ley 25.323; Indemnización art. 80 L.C.T.; haberes mes de abril de 2011, proporcionales mayo de 2011, Sueldo Anual Complementario proporcional, primer semestre año 2011 y vacaciones proporcionales año 2011.-

II) Imponer las costas por el orden causado (art. 28 Ley 7987).-

III) Diferir la regulación de los honorarios de los letrados intervinientes, para cuando exista base económica firme, líquida y actualizada para ello y deberán ser practicados de conformidad a lo previsto en los arts. 27, 36, 39 y 97 de la Ley 9459.-

IV) Oportunamente cumpliméntese la ley 8404 y la tasa de justicia.-

V) Protocolícese y hágase saber.-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: