Inaplicabilidad del art. 30 LCT ya que las tareas del actor no son esenciales a la explotación del casino concesionante.

casinoPartes: Villarreal José Enrique c/ Rossotti Néstor M. y Dalla Costa Luciana S.H. y otros s/ ordinario – despido

Tribunal: Cámara del Trabajo de Córdoba

Sala/Juzgado: Décima

Fecha: 2-nov-2012

Cita: MJ-JU-M-76120-AR | MJJ76120 | MJJ76120

Inaplicabilidad del art. 30 LCT., porque las tareas de playero que desarrollaba el actor en el establecimiento gastronómico concesionario no son esenciales a la explotación del casino concesionante.

 

Sumario:

1.-Corresponde rechazar la demanda contra la Lotería de Córdoba Sociedad del Estado, pues ésta se dedica -en el casino de autos- a la explotación de juegos de azar, objeto que no está determinado por el servicio de confitería que, mediante concesión, se despliega en el lugar y en el que prestaba tareas de playero el actor, ya que suprimido éste no se verían alterados los fines y propósitos de la co-accionada; ello, ya que la explotación gastronómica no es propia de la Lotería.

2.-La CSJN censuró una interpretación lata del art. 30 LCT., que extienda desmesuradamente su ámbito de aplicación a la cesión de tareas diferentes a la actividad normal y específica propia del establecimiento, de modo que las directivas de la regulación, en su justa medida, no avalan que se deba responder por las relaciones laborales de todos aquéllos con quienes se conciertan vínculos que hacen a la cadena de comercialización o producción de los bienes o servicios que se elaboren, más aún frente a la gran variedad de contratos que se generan en las relaciones interempresariales y el vasto campo comercial que así se manifiesta.

3.-El actor ha logrado acreditar la prestación de tareas, lo cual conforme art. 23 LCT. determina la activación de la presunción de la existencia de la vinculación laboral, por lo que corresponderá a la empleadora la demostración de algún tipo de vinculación que desactive la misma; la invocada por la accionada -contrato verbal de locación de la playa de estacionamiento- no ha sido demostrada, por el contrato los testimonios rendidos dan cuenta que el actor emitía tickets a nombre de la demandada, lo que carecería de sentido si tuviera autonomía que surgiría de tal vínculo contractual civil.

4.-La negativa a la existencia del vínculo dependiente, probado luego éste, más las diferencias salariales y la falta de registro adecuada, tanto en forma autónoma como conjunta, son causas idóneas para habilitar la extinción del contrato de trabajo por parte del dependiente con derecho indemnizatorio pleno, de conformidad con lo prescripto por los arts. 232 , 233 y 245 de la LCT.

Fallo:

En la ciudad de Córdoba, a los dos días del mes de noviembre de dos mil doce, siendo día y hora designado a los fines de la lectura de la sentencia, en estos autos caratulados: «VILLARREAL JOSE ENRIQUE C/ ROSSOTTI NESTOR M. Y DALLA COSTA LUCIANA S.H. Y OTROS – ORDINARIO DESPIDO» EXPTE. 165719/37, se constituye en audiencia oral y pública el Tribunal Unipersonal de la Sala Décima del Trabajo integrado por el Dr. Carlos A. Toselli y de los que resulta que a fs. 1/5 el Sr. JOSE ENRIQUE VILLARREAL inicia formal demanda en contra de la firma ROSSOTTI NESTOR M. y DALLA COSTA LUCIANA S.H., como empleadora principal, domiciliada en Av. San Martín Nº 4980, de la localidad de Río Ceballos, y deberá ser citada también en el domicilio ubicado en calle Juan B. Justo Nº 893, de la localidad de Jesús María, ambos de esta provincia de Córdoba; y en contra del CASINO DE RIO CEBALLOS, con domicilio en Av. San Martín Nº 4980, de esa localidad y de la LOTERIA DE CORDOBA S.E., con domicilio en calle 27 de Abril Nº 185, de la ciudad de Córdoba, como deudoras solidarias conforme a las previsiones de los arts. 29 y 29 bis o por los arts. 30 y 31 todos ellos de la LCT, procurando el cobro de la suma de $ 102.323,43 por los rubros y montos que especifica en la planilla que adjunta, con más intereses y costas, o lo que en definitiva resulte de la prueba a rendirse en autos, todo conforme a las razones de hecho y de derecho que expone. Relata que ingresó a trabajar a las órdenes de la demandada ROSSOTTI NÉSTOR M.y DALLA COSTA LUCIANA S.H., bajo relación de dependencia económica y jurídica a partir del mes de diciembre de 2007, cumpliendo tareas como portero de coche (playero) en la playa de estacionamiento del Bar-Confitería del Casino de Río Ceballos, al servicio exclusivo de éste, cumpliendo una jornada de labor de viernes a martes, que se extendía en el horario de 21:00 a 07:00 hs., con una remuneración promedio mensual que ascendía a la suma de Setecientos ($700,00), inferior a lo establecido por la escala salarial vigente para la categoría que contempla sus tareas. Que desde el inicio de la relación laboral no estuvo registrado y nunca se le entregó copia de los recibos de haberes. Que el día 01 de septiembre de 2010, ante la negativa patronal a regularizar su situación laboral, remite TCL Nº CD096737815, denunciando los extremos de la relación habida e intimando formal y fehacientemente a ROSSOTTI NÉSTOR M. y DALLA COSTA LUCIANA S.H., a los fines que procediera a registrar el vínculo de trabajo en los términos del art. 8 de la ley 24.013, bajo los apercibimientos previstos por los arts. 11 y 15 de esa ley. Que emplazó al demandado a que abonara diferencias de haberes por todo el período trabajado, aguinaldos impagos y horas extras laboradas y no abonadas, debiendo manifestar de forma inequívoca sus intenciones de regularizar el vinculo, todo ello en un plazo perentorio e improrrogable de dos días hábiles. Que así también cursó TCL Nº CD096737846 AR, de igual tenor, a la AFIP. Que, el emplazamiento cursado a su empleador, fue notificado con fecha 01-09-10 al Casino de Río Ceballos y a la Lotería de Córdoba S.E., atento la responsabilidad solidaria de ambos, a través de TCL Nº CD096737832 y TCL Nº CD096737863, respectivamente. Que como consecuencia de los reclamos cursados no le permiten el acceso al puesto de trabajo.Que con fecha 04 de Septiembre del 2010, remite TCL Nº CD064103095, por medio del cual denunció los hechos, y a tenor del impedimento patronal a permitir continuar desarrollando tareas de labor, es que emplaza a fin que se aclarare su situación laboral, formulando el apercibimiento de considerar extinguido el vínculo por exclusiva culpa y responsabilidad de la empleadora, a más de ratificar el emplazamiento a los fines que manifieste expresamente la intención de regularizar la relación laboral en los términos de la ley 24013. Que también fue notificado con fecha 04-09-10 al Casino de Río Ceballos y a la Lotería de Córdoba S.E., atento la responsabilidad solidaria de los mismos, a través de TCL Nº CD064103100 y TCL Nº CD064103113, respectivamente. Que la demandada principal responde los emplazamientos formulados, cursando CD Nº 974153785, fechada el 06-09-10, por medio de la cual niega la existencia de la relación laboral sostenida entre las partes, desconociendo maliciosa y temerariamente los extremos denunciados. Que ante la postura asumida por la demandada, con fecha 13-09-10, remite TCL Nº 064105091 a través del cual rechaza en todos y cada uno de los términos y ratifica el texto y contenido de sus anteriores misivas, remitidas con fecha 01 y 04 de Septiembre de 2010 y atento el desconocimiento y negativa a regularizar el vínculo, hace efectivos los apercibimiento y a partir de la fecha señalada precedentemente se considera en situación de despido indirecto por exclusiva causa y culpa de la patronal, emplazando e intimando a la misma para que en un plazo perentorio e improrrogable de dos días hábiles abonara los haberes adeudados, indemnizaciones propias del despido incausado, vacaciones adeudadas, aguinaldo adeudados y SAC proporcional, vacaciones prop., diferencias de haberes por periodo de prescripción, con más las sanciones establecidas por los arts. 8, 11 y 15 de la LNE 24.013, todo bajo el apercibimiento estatuido por el art. 2 de la Ley 25.323.Que dicho distracto también es puesto en conocimiento del Casino de Río Ceballos y de la Lotería de Córdoba S.E. a través de TCL Nº CD064105088 y TCL Nº CD064105074, respectivamente. Que la codemandada solidaria, Lotería de Córdoba S.E., remite CD Nº 108055759, rechazando el contenido de los colacionados, aduciendo la ausencia de responsabilidad de dicha parte. Que frente a ello remite TCL Nº CD127339400, en los siguientes términos: «RATIFICO en todos y cada uno de sus términos notificaciones cursadas a Uds. a través de TCL Nº CD096737792 de fecha 01/9/2010, TCL Nº CD064103113 de fecha 04/9/2010 y TCL Nº CD064105074 de Septiembre de 2010, todos debidamente recepcionada por Uds. Ahora bien con relación a vuestra Carta Documento Nº 108055759, …niego y rechazo en todos y cada uno de sus términos el contenido vertido en la misma, por improcedente, falaz, malicioso, contrario a derecho y extemporáneo. En particular, niego y rechazo que Uds. desconozcan y o no les conste la relación laboral denunciada en mis colacionados con Rossotti Néstor M. y Dalla Costa Luciana S.H. Niego y rechazo que la situación puesta de manifiesto a través de los colacionados remitidos por mí, no sean de vuestra incumbencia. Niego y rechazo que los hechos denunciados como las intimaciones y/o emplazamientos dirigidos a mis empleadores, no sean extensivos a vuestra firma en su carácter de responsable solidario -art. 30 de la LCT-. Niego y rechazo que no se den las condiciones fácticas previstas en el art. 30 de la LCT, que configura la responsabilidad solidaria de vuestra empresa en la relación laboral no registrada denunciada en mis colacionados, debiendo Uds. exigir a sus contratistas o subcontratistas el adecuado cumplimiento de las normas relativas al trabajo y los organismos de seguridad social. Niego y rechazo que mis reclamos sean irrazonables, como así también niego y rechazo que Uds.puedan exhortarme para que me abstenga a continuar con el legítimo reclamo de mis derechos laborales menoscabados, menos aún bajo sanción de iniciar algún tipo de acción judicial en mi contra, por un supuesto actuar malicioso, cuando son Uds. los que permiten y consienten que los concesionarios de trabajos o servicios correspondientes a la actividad normal y específica propia del establecimiento cuya explotación les pertenece, tengan a su personal como trabajo no registrado o en negro, generándose con ello los reclamos laborales correspondientes en pos de resguardar lo que por derecho me corresponde…». (SIC) Que la demandada se limita a sostener la postura arbitraria adoptada, remitiendo CD Nº 974156101, negando la existencia del vínculo, no abonando los créditos alimentarios adeudados y reclamados. Que con fecha 17 de Septiembre de 2010, remite TCL Nº CD064105423, a través del cual rechaza en todos y cada uno de sus términos. Asimismo ratifica el texto y contenido de los telegramas remitidos, emplazando e intimándolo una vez más a que procediera abonar los créditos alimentarios adeudados. Que dicho emplazamiento también es puesto en conocimiento del Casino de Río Ceballos y de la Lotería de Córdoba S.E., con fecha 17/9/10 a través de TCL Nº CD064105410 y TCL Nº CD064105445, respectivamente. Que, siendo la actividad de ROSSOTTI NÉSTOR M. Y DALLA COSTA LUCIANA S. H. parte de la gestión normal y específica del CASINO DE RIO CEBALLOS y de la LOTERIA DE CORDOBA S.E., ambas firmas resultan solidariamente responsables respecto de mi reclamo, conforme a las previsiones de los arts. 29 y 29 bis o por los arts. 30 y 31 todos ellos de la LCT. Cita jurisprudencia. Reclama la entrega de certificación y cese de servicios, el pago de las indemnizaciones establecidas por el art. 45 de la ley 25.345. Hace reserva del Caso Federal. A fs. 26 obra el acta de la audiencia de conciliación donde las partes no se avienen.El actor se ratificó de la demanda interpuesta en contra de las demandadas ROSSOTTI NESTOR M. Y DALLA COSTA LUCIANA SOCIEDAD DE HECHO, solicitando se haga lugar a la misma con intereses y costas. Que en relación a lo manifestado por los apoderados de la codemandada LOTERIA DE LA PROVINCIA DE CORDOBA SOCIEDAD DEL ESTADO es que ratifica la demanda en todas su partes, solicitando se haga lugar a la misma con interés y costas en contra de ésta, en virtud de ejercer la administración y superintendencia de todos los casinos que no poseen personería jurídica, razón por la cual el CASINO DE RIO CEBALLOS no pueden ser sujeto pasivo de la presente demanda tornándose abstracta la pretensión ejercida por esta parte en contra del CASINO DE RIO CEBALLOS propiamente dicho. La demandada ROSSOTTI NESTOR M. Y DALLA COSTA LUCIANA SOCIEDAD DE HECHO, dijo que por las razones de hecho y derecho que expresa en el memorial que acompaña, solicita el rechazo de la demanda con costas. Interpone defensa de Falta de acción y pluspetición. Concedida la palabra a la demandada LOTERIA DE LA PROVINCIA DE CORDOBA SOCIEDAD DEL ESTADO, dijo que por las razones de hecho y derecho que expresa en el memorial que acompaña, solicita el rechazo de la demanda, con costas. Interpone defensa de Falta de acción e incompetencia para ser tratadas como de fondo de la cuestión. Hace reserva del Caso Federal. Manifiesta que Lotería de la Provincia de Córdoba a partir de creación y conforme lo dispone la ley 5944 y 8665 ejerce la superintendencia y administración de todos los casinos de la Provincia de Córdoba haciéndose saber que CASINO DE RIO CEBALLOS no posee personería jurídica y su nombre se refiere con el que la ley 5944 designa a las «salas de entretenimientos y juegos» de la Provincia de Córdoba.- En su memorial de fs.19/20 los demandados NESTOR ROSSOTTI Y LUCIANA DELLA COSTA, niegan todos los hechos y derechos invocados por el actor en su escrito de demanda, a excepción de aquellos que sean objeto de un expreso reconocimiento. Niegan que el actor haya desempeñado tareas bajo relación de dependencia económica y jurídica a partir del mes de diciembre de 2007. Niegan que cumpliera una jornada de lunes a domingo con un franco por semana en el horario de 21,00 a 07,00 hs. y que se le abonara una remuneración promedio de pesos setecientos ($700). Niegan que se haya desempeñado como trabajador no registrado. Niegan que se le adeude suma alguna de dinero al actor, en particular por los rubros y montos indicados en la demanda. Afirman que a principios del año 2010, el actor les pidió permiso para poder explotar el lugar que existía detrás del casino como playa de estacionamiento, por el cual él cobraría un canon, conjuntamente con el Sr. José Raúl Farías y a esta parte les abonaría una suma fija por día, por lo que se convino un contrato de locación verbal por el cual el actor cobraba en la playa de estacionamiento del Casino de Río Ceballos a los propietarios de los automotores por el cuidado del mismo, siendo el único responsable, abonándoles un canon por utilización del predio. Que esta tarea la realizaba en forma esporádica sin cumplir horarios ni recibir directiva de esta parte. Que tampoco se le abonaba suma alguna. Que en ninguna oportunidad se le dio controles para el cobro o les rindió cuenta ya que esta parte cobraba un fijo por la utilización del lugar. Oponen excepción de falta de acción, atento que el actor pretende encuadrar a una relación del derecho civil, contrato de locación, en una relación laboral. Asimismo interponen excepción de plus petición. En su memorial de fs.21/25, la demandada LOTERIA DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA SOCIEDAD DEL ESTADO, niega todos y cada uno de los hechos y el derecho invocado por el actor, como así también la autenticidad de la documentación que hubiera sido acompañada, salvo que fuera objeto de un expreso reconocimiento. Niega categóricamente adeudar suma alguna de dinero al demandante por ningún concepto. Articula excepción de falta de acción, para ser tratada como defensa de fondo. Que el actor nunca ha sido empleado de esa parte. Que asimismo, no ha existido, ni existe elemento jurídico-fáctico que haga nacer la «solidaridad» que pretende el actor entre esta parte y la firma «Rossotti Néstor M. y Dalla Costa Luciana S.H.». Que, no fue Lotería quien fijó las supuestas condiciones de trabajo, ni controló las supuestas labores, ni abonó las supuestas remuneraciones que relata el actor en su demanda. Que las tareas que relata el demandante no se condicen con el objeto social de esa Sociedad del Estado (regida por la Ley 8665), ni con su naturaleza jurídica (Ley 20.705). Que tampoco guardan vinculación alguna con la actividad que se realiza en el Casino de Río Ceballos. Que de su libelo introductivo se desprende que la cesión ha operado sobre actividades de carácter accesorio y concurrente, que no hacen al objeto social ni impiden a ésta cumplir con sus fines legalmente estatuidos, razón por la cual no corresponde la pretendida extensión de responsabilidad. Que esa parte resulta extraña a todas las vicisitudes que dice el actor haber trasuntado en su relación laboral. Que tal como se desprende de la cláusula sexta del contrato de concesión celebrado por su representada con la firma demandada ROSSOTTI NESTOR M.Y DALLA COSTA LUCIANA S.H., resulta ser esta última la encargada de proveer personal de su exclusiva dependencia, siendo a su total y exclusivo cargo y costo la contratación de los mismos, como así también el cumplimiento de todas las obligaciones laborales, sociales, previsionales, ART, y demás prestaciones relacionadas a su personal, quedando entendido que el personal de la concesionaria no tendrá relación de dependencia alguna con la concedente (Lotería de la Provincia de Córdoba S.E.). Rechaza y niega las supuestas obligaciones y responsabilidades que el actor le endilga a esa parte. Niega que Lotería de la Provincia de Córdoba S.E. adeude suma dineraria alguna al actor por ningún concepto. Niega que el demandante haya ingresado a trabajar en el mes de diciembre de 2007, que no lo hizo ni en la fecha indicada en la demanda, ni en ninguna otra, por lo menos a las órdenes de esa parte. Niega que el actor haya realizado las tareas descriptas en su demanda; desconoce qué tareas pudo haber efectuado toda vez que esa Sociedad del Estado no ha tenido vinculación alguna, ni trato con el actor. Niega los días y horarios en que dice el actor haber trabajado. Que aún cuando el actor hubiera trabajado para la empresa demandada, nada puede reclamarle a esa parte por no darse el caso de la supuesta solidaridad. Impugna planilla. Opone excepción de Incompetencia del Tribunal, para ser resuelta en la sentencia que en definitiva se dicte en autos (art. 6º, in fine , de la Ley 7987). Que si el actor se considera dependiente de los Casinos Provinciales (más precisamente del de Río Ceballos), tal como lo ha patentizado en su demanda, hacemos notar al Juzgador que la relación de empleo público de los agentes de las Salas de Juegos de la Provincia de Córdoba se rige por las prescripciones de la Ley Provincial Nº 5944. Hace reserva de Caso Federal. Abierta la causa a prueba la ofrecen la parte actora a fs.97/100, los demandados ROSSOTTI NESTOR M y DALLA COSTA LUCIANA S.H a fs. 74 y la demandada LOTERIA DE LA PROVINCIA DE CORDOBA S.E, a fs. 72/73 y 75, a los que el Tribunal se remite. Diligenciadas las correspondientes ante el Juzgado de Conciliación se elevan los autos a esta instancia donde tiene lugar la audiencia de la vista de la causa, de conformidad a lo que dan cuenta las actas de fs. 245, y 262, quedando los mismos en estado de dictar sentencia.-

El Tribunal se planteó la siguiente y UNICA CUESTION A RESOLVER: RESULTAN PROCEDENTES LOS RECLAMOS DEL ACCIONANTE CONFORME SU PLANILLA DE FS. 1?.-

A LA UNICA CUESTION PLANTEADA EL DR. CARLOS A. TOSELLI, DIJO: Conforme los términos reseñados en la relación de causa, el actor demanda en forma directa a quien sostiene que era su empleador y en forma solidaria a la Lotería de la Provincia de Córdoba S.E., en los términos del art. 30 de la LCT y como concedente de las Salas de Juego de la Provincia de Córdoba. La demandada directa niega la existencia del vínculo laboral, aduce que existió un contrato civil con el demandante por el cual éste les alquilaba la playa de estacionamiento del casino, mediante el pago de una suma fija por día que regenteaba la playa. La co-demandada niega la posible existencia de solidaridad sobre la base del contrato de concesión y la inaplicabilidad de la LCT a los agentes públicos como serían los empleados propios de la accionada regidos por la ley 5944. Estos son los términos litigiosos a los que habré de ceñirme para no vulnerar el principio de congruencia que rige el contradictorio en todo proceso judicial. Como los aspectos puntualizados involucran cuestiones fácticas transcribiré en primer término lo acontecido durante la audiencia de la vista de la causa. En dicha ocasión se recepcionó la absolución de posiciones del actor quien, conforme pliego acompañado por la LOTERIA DE LA PROVINCIA DE CORDOBA S.E.dijo que era cierto que ingresó a trabajar en relación de dependencia en la firma ROSSOTTI NESTOR M. Y DALLA COSTA LUCIANA SOCIEDAD DE HECHO en el mes de diciembre de 2007 (primera posición), que era cierto que cumplía tareas como playero en el estacionamiento del Bar-Confitería que explotaban los Sres. Néstor Rossotti y Luciana Dalla Costa, (segunda posición), que era cierto que la empresa ROSSOTTI NESTOR M. Y DALLA COSTA LUCIANA SOCIEDAD DE HECHO controlaba y vigilaba sus tareas, (tercera posición) y que era cierto que la empresa ROSSOTTI NESTOR M. Y DALLA COSTA LUCIANA SOCIEDAD DE HECHO le abonaba los haberes por la prestación de tareas de playero del estacionamiento (cuarta posición). Asimismo dijo que era cierto que además de las tareas efectivizadas para ROSSOTTI NESTOR M. Y DALLA COSTA LUCIANA SOCIEDAD DE HECHO, ha cumplido distintas tareas en otros ámbitos. Que trabajó en otros lugares (quinta posición). Niega en la sexta posición que hubiera sido nombrado mediante Decreto del Poder Ejecutivo Provincial como empleado de Casinos Provinciales bajo el régimen de la Ley Nº 5944, pero aclara que trabajó para el casino. Niega asimismo a la séptima posición que poseyera tarjeta magnética para registrar su ingreso y egreso a prestar servicios en la Sala de Entretenimiento del Casino de Río Ceballos, aclara que los anotaban en el libro de guardia.- Acto seguido procede a absolver posiciones el actor conforme pliego acompañado por el demandado principal, negando en la primera posición que él fijara la tarifa que se cobraba en el estacionamiento del Casino d e Río Ceballos, admitiendo en la segunda posición que era cierto que el Casino de Río Ceballos entre los años 2007 al 2010 cerrara a las 4 de la mañana. Reconoció que era cierto que su retribución era mayor los días viernes que los demás días de la semana (tercera posición). Reconoció como cierto que el bar del casino de Río Ceballos era atendido personalmente por los Sres.Rossotti y Dalla Costa, aclarando que también había un montón de empleados. A la séptima posición dijo que era cierto que los días miércoles y jueves el casino del Río de Ceballos permanecía abierto al público, aclarando que el casino estaba abierto todos los días. A la novena posición dijo que era cierto que su retribución se la abonaban los Sres. Rossotti y Dalla Costa. A la décima primera posición dijo que era cierto que cobraba en base a talonarios de recibos que le proporcionaban los demandados Sres. Rossotti y Dalla Costa y que le rendía diariamente a los Sres. Rossotti y Dalla Costa la recaudación de la playa (décimo segunda posición). Siendo negadas las restantes posiciones. Las otras confesionales ofrecidas fueron renunciadas y se recibieron las declaraciones testimoniales. Así el Sr. ANTONIO GABRIEL AGUILERA, dijo conocer a las partes y que tuvo vinculación laboral con los demandados. Que fue empleado de Rossotti y Dalla Costa, en el bar del casino, en el año 2006 y por dos años. Que eran vecinos con el actor, quien trabajó en la playa, que comenzó en los meses que los demandados toman la concesión, trabajaba en el estacionamiento, en la playa. Que en el 2006 cambió la concesión. Dijo que él antes trabajó para otra concesionaria, Escribano, en esa concesionaria tenía recibo de sueldos, estaba registrado, pero que con los demandados no estuvo registrado. Que no lo registraron durante el período que él estuvo, que hubo cartas documento por ese tema. Que había aproximadamente 10 empleados entre bar y estacionamiento. Dijo no saber si estaban en blanco. Que cuando ingresaba a trabajar, había un guardia con un libro de actas, que registraba quien entraba y salía a todo lo que era casino, bar y estacionamiento y tercerizados, que había empresa de limpieza, seguridad, y confitería (bar). Que cuando entró la demandada en concesión ya estaba la empresa de seguridad por lo que dijo no creer que la haya contratado el demandado.Que la actividad del Bar y estacionamiento era independiente, que no tenían vinculación con la lotería, que ellos tenían un encargado del bar. Que el casino tiene capacidad de 300 personas, que el bar lo usaba un 50 o 60% y que inclusive estaban los empleados del casino que consumían, tomaban. Que en la playa había mucha rotación de autos, tenía una capacidad de 40 o 50 autos, y se cobraba una tarifa fija por toda la estadía en el casino. Que el dicente tenía horarios rotativos, había veces que salía a las 7 de la madrugada o a las 4 de la mañana, y cuando salía lo veía al actor, y cuando necesitaban en el bar cambio lo pedían en el estacionamiento y allí lo veía también. Que el libro de guardia lo preveía la Lotería o la misma empresa de Seguridad. Que quien estaba en la guardia no era empleado de los demandados. Que los tickets para cobrar en la playa los proveía el demandado, así como ellos también fijaban el precio. Que junto al actor trabajó José Farías, que generalmente estaba de 21 hs. hasta la 6 de la mañana o hasta que terminara el movimiento de casino, que por ahí se iba uno de los dos y quedaba uno solo trabajando. Que el libro de guardia lo manejaba el guardia de la empresa de seguridad, registraba los movimientos y también consignaban si había rotura de muebles, si se prendían luces, a que hora se apagaban, todo figuraba en el libro de Novedades. Que vigilaba el ingreso y salida de toda la gente que ingresaba al casino. Que el horario de casino que tenía la Lotería era de 5 de la tarde a las 3 de la mañana, los días de semana y hasta las 4 de la mañana los fines de semana y feriados.La concesionaria de máquinas, CET cerraba alrededor de las 6:45 o 7 de la mañana, es decir que cuando cerraba la parte del casino seguía abierto la sección de máquinas por lo que el casino seguía abierto. Acto seguido presta declaración el Sr. JOSE LUIS MOLINA: que dijo trabajar en la construcción y señaló que iba al casino como cliente, jugaba en las máquinas, y lo veía al actor, el iba caminando, pasaba por la playa y allí lo veía al actor. Que iba alrededor de las 21 hs. hasta las 24 hs. que el actor seguía trabajando allí cuando salía, que lo vio acomodando los autos. Que cuando ingresaba había guardia de seguridad pero nunca le tomaron los datos. Dijo no saber si tenía otro trabajo el actor, que lo vio allá solamente. Que el dicente iba los viernes y los sábados. Estas son en síntesis y en lo esencial las declaraciones testimoniales arrimadas al proceso.- El actor ha logrado acreditar la prestación de tareas, lo cual conforme art. 23 de la LCT determina la activación de la presunción de la existencia de la vinculación laboral. En consecuencia corresponderá a la demandada la demostración de algún tipo de vinculación que desactive la misma. La invocada por la accionada -contrato verbal de locación de la playa de estacionamiento- no ha sido demostrada, por el contrato los testimonios rendidos dan cuenta que el actor emitía tickets a nombre de la demandada, lo que carecería de sentido si tuviera autonomía que surgiría de tal vínculo contractual civil.- En atención a ello admitida la existencia de relación laboral corresponde el análisis de los diversos rubros peticionados en la planilla de autos. Así tenemos: 1. Diferencia de Haberes desde Noviembre de 2.008 a Julio de 2.010 inclusive y Haberes adeudados de Agosto y Setiembre de 2.010 hasta el momento del distracto:El actor reclama por este rubro los montos detallados en la planilla de fs. 1, sosteniendo haber percibido una suma fija de $ 700, sosteniendo que dicho monto no se ajustaba a las escalas convencionales.- La planilla cumple los requisitos exigidos por la jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia de detallar mes a mes lo que debió haber percibido, lo cobrado y la diferencia de ambos montos, dando la justificación legal de su pretensión.- De igual manera peticiona el pago del mes de agosto de 2.010 en forma íntegra y los haberes del mes de setiembre de 2.010 hasta el momento en que efectiviza el despido indirecto. La accionada en atención a su postura procesal de negativa a la existencia del vínculo laboral nada ha acompañado que justifique pago alguno.- En atención a ello, habrá de estarse a los valores de diferencias mensuales y de haberes completos y proporcionales consignados en dicha planilla, ya que la accionada no ha demostrado su incorrección y la jornada de trabajo probada en el proceso es la denunciada por el actor en su libelo introductorio.- En tales condiciones el reclamo deviene procedente y así lo dispongo por lo cuantía determinada en la planilla de autos.- 2. Incrementos no remunerativos adeudados: En este caso se reclaman los correspondientes a los meses de Junio de 2.009 a Setiembre de 2.010. Al igual que en el caso anterior, no existiendo documentación que justifique su pago, lo cual le corresponde a los accionados de conformidad a lo prescripto por el art. 39 de la ley 7987, corresponde se haga lugar a lo peticionado por la cuantía de la planilla de autos.- 3. Aguinaldos y Vacaciones Adeudados y no gozadas: Con respecto al primero de los ítems, se reclaman los correspondientes al segundo semestre del año 2.008, 1er y 2do semestre del año 2.009, 1er semestre del año 2.010 completo y 2do semestre proporcional. El reclamo es procedente en su integralidad, ya que de conformidad a lo prescripto por los arts.121 y 122 la demandada tiene obligación de abonar el sueldo anual complementario en los meses de junio y diciembre de conformidad al esquema de proporción semestral fijado por la norma en análisis y de conformidad en su cuantía a lo dispuesto por la ley 23.041 y su decreto reglamentario. Con relación a la proporcionalidad correspondiente al semestre en que se extingue el vínculo ello tiene su basamento legal en lo dispuesto por el art. 123 de la L.C.T. y la cuantía reclamada es consecuente con la fecha en que se produce la extinción indirecta del vínculo.- Referido a las vacaciones no gozadas de los años 2.008 y 2.009 las mismas devienen improcedentes en atención a lo dispuesto por el art. 157 de la LCT en cuanto a la fecha de goce y a lo prescripto por el art. 162 de la LCT en cuanto a la prohibición de su compensación monetaria. Respecto de la del año 2.010, en atención a lo dispuesto por el art. 156 de la LCT ella es procedente y debió haber sido cancelada por la demandada con la liquidación final, cualquiera que hubiera sido el motivo determinante de la extinción. No habiéndose demostrado su pago corresponde hacer lugar a lo peticionado por la cuantía que surge de la planilla de fs. 1 vta. cuya legitimidad no ha merecido cuestionamiento por los accionados.- 4. Indemnizaciones por despido, por omisión de preaviso e integración del mes de despido: La procedencia de las mismas está dada por el hecho de que la negativa a la existencia del vínculo dependiente, probado luego éste, más las diferencias salariales y la falta de registración adecuada, tanto en forma autónoma como conjunta, son causas idóneas para habilitar la extinción del contrato de trabajo por parte del dependiente con derecho indemnizatorio pleno, de conformidad con lo prescripto por los arts.232, 233 y 245 de la L.C.T.- En cuanto a la cuantía de dichos rubros será por la reclamada en la planilla, ante la corrección de su monto a las normas legales aplicables al caso.- Respecto de la justificación en derecho de la integración del mes de despido, no habiendo coincidido el distracto con el último día del mes, corresponde se abonen los haberes faltantes del mes de s etiembre de 2.010, mes en que operó el mismo, conforme lo peticionado.- 5. Indemnizaciones de la ley 24.013: Como ya señalara supra el actor no se encontraba registrado, lo que motivó su primigenia intimación a esos fines aportando sus datos personales, razón por lo cual se tornan procedentes ambas indemnizaciones, la del 8 ya que ella es la consecuencia de la ausencia absoluta de registración y se agrega que el accionante remitió copia de dicha comunicación a la A.F.I.P. (ver telegrama de fs. 77, cuyo original obra reservado en Secretaría) y con relación a la del art. 15 dicha ausencia de registración es una de las causales que motivaron el conflicto que culmina con el despido indirecto del accionante.- Los montos que prosperan son los de la planilla, la que se adecua a las disposiciones legales en vigencia.- También por imperio del art. 17 de la ley 24.013 se deberá remitir copia de la presente Sentencia a la Administración Federal de Ingresos Públicos a los fines previstos en dicho artículo.- 6. Indemnización del art. 2 de la ley 25.323:Dicha norma exige para su procedencia la adecuada intimación del trabajador al pago de la liquidación final, por el término de 2 días y bajo el apercibimiento previsto en dicha normativa.- La parte actora ha acompañado tal constancia, ya que de conformidad a la documentación reservada en Secretaría en el intercambio epistolar con fecha 13 de setiembre de 2.010 el actor al efectivizar su despido indirecto intima el pago de la liquidación final, incluyendo las indemnizaciones derivadas de su extinción incausada por exclusiva culpa y responsabilidad patronal bajo los apercibimientos de reclamar la sanción por mora prevista por el art. 2 de la ley 25.323. En consecuencia habiéndose configurado la hipótesis legal para su procedencia admito lo peticionado por este sentido que es equivalente al 50% de la indemnización por antigüedad, omisión de preaviso e integración del mes de despido. El monto consignado en la planilla de autos es el correcto por el que se admite el reclamo por la cuantía que allí figura.- 7. Indemnización del art. 80 de la ley 25.345 (texto conforme art. 45 de la ley 25.345): El decreto reglamentario de dicha norma (146/01) estableció que para la procedencia de la mentada indemnización la intimación debía ser efectuada vencidos los treinta días corridos de la extinción del vínculo.- Conforme surge de la documentación reservada en Secretaría el actor intimó en el mismo momento en que hizo efectiva su decisión de extinguir el vínculo de manera indirecta (telegrama de fecha 13 de setiembre de 2.010).- Ello hubiera determinado normalmente el rechazo de la pretensión. Sin embargo el Tribunal Superior de Justicia morigeró los alcances de dicha disposición al señalar: «(la actora).cuestiona el argumento del a quo que desestimó la indemnización del art.80 de la ley N° 25.345 por no haber efectuado la intimación en los términos del decreto N° 146/01 (vencidos los 30 días corridos de la extinción del vínculo). Considera que la sanción es procedente pues la actora la cursó fehacientemente al momento de finiquitar el contrato por lo que entiende, que la demandada contaba con 32 días a partir del distracto para confeccionarlos y entregarlos y no cumplió. Agrega que los daños ocasionados por la falta de entrega están cubiertos por la indemnización del art. 45 ib. que sustituyen a la que se otorga por la imposibilidad de percibir las prestaciones por desempleo. Cita jurisprudencia. 4. El Tribunal de Mérito condenó a la demandada a otorgar el certificado de servicios, remuneraciones y cese según LCT. Más desestimó la sanción allí prevista porque la intimación fue realizada en el telegrama mediante el que la actora extinguió el vínculo. 5. Del relato de los hechos que se efectúa en el pronunciamiento (fs.238 vta./239) surge que la actora da por finalizado el contrato con fecha 01/11/04, oportunidad en la que intima el pago de diferentes conceptos y además la entrega de las certificaciones de la ley bajo apercibimiento del art. 45 de la ley 25.345. Y aún no respetado el plazo de treinta días que el decreto reglamentario brinda al empleador para cumplir con aquella obligación legal, la renuencia patronal que es lo que da sentido a la sanción se verifica. Es así porque la notificación logró su cometido y la accionada no acompañó las constancias pertinentes en ninguna oportunidad procesal. Luego, el rechazo de esta multa deviene sin sustento (véase Sentencias de ésta Sala, Nros. 66 y 83/08, «Cordier Jorge Luis c/ Emergencia Medica Integral S.A. – Ordinario – Despido – Recurso de Casación» 15469/37 y «Oliva Juan Clemente c/ Artusín S.A. y otro – Ordinario – Despido – Recurso Directo» (16412/37), respectivamente, entre otras» (T.S. de Justicia de Córdoba, Autos:»ARAUJO ALBRECHT ALEJANDRA CRISTINA C/ VANIN S.R.L. – VANIN S.A. -ORDINARIO – DESPIDO – RECURSOS DE CASACIÓN» (31146/37) – Sentencia 40 de fecha 12 de mayo de 2.009). En atención a ello se manda a pagar por este concepto el equivalente de tres sueldos del trabajador conforme al detalle especificado supra.- En consecuencia admito la pretensión por la cuantía reclamada la que se ajusta a derecho.- 8. Solidaridad de la Lotería de Córdoba Sociedad del Estado: Más allá de la opinión personal del suscripto respecto de que las actividades accesorias como el Bar y el Estacionamiento del Casino de Río Ceballos son absolutamente necesarias para su funcionamiento y que existen normas contractuales que los ligan de manera expresa con el concesionario, que ameritarían la solidaridad pretendida, todo lo cual fue señalado de manera precisa en el voto del suscripto en autos: «CASTELLANO MARCELO DARIO C/ SCRIBANO JOSE LUIS Y OTRO – ORDINARIO DESPIDO» EXPTE. 50792/37 (Sentencia de fecha 14 de octubre de 2.008) con basamento entre otros aspectos en el principio de progresividad al que ha adherido en diversos pronunciamientos la Corte Suprema de Justicia de la Nación, lo real y lo concreto es que el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba casó dicha sentencia señalando que: «3. La Sentencia asienta en el contrato de concesión y en la actividad desarrollada por la demandada. Y para decidir en el sentido apuntado, el a quo parcializó los términos del negocio jurídico celebrado (fs. 67/69), Vgr. omitió que el concesionario asumió «proveer personal de su exclusiva dependencia en cantidad e idoneidad acorde al servicio a prestar, estando a su total y exclusivo cargo y costo la contratación de los mismos, como así también el cumplimiento de todas las obligaciones laborales.» y «las responsabilidades patronales.en forma exclusiva y excluyente», obligándose a notificar tales circunstancias a los empleados que contratare (ver cláusula sexta). Por su parte la gerencia del casino se reservó la facultad de realizar invitaciones de tipo gastronómicas sin obligación de utilizar los servicios del concesionario, pudiendo contratar los de otras empresas (cláusula decimotercera). También soslayó que el control de la actividad por el concedente es un elemento esencial de la figura contractual elegida y que ello no significa subordinación jurídica, ya que el concesionario es autónomo (la prestación del servicio es a su nombre, por su cuenta y a su riesgo). El análisis así efectuado resulta indicativo de la envergadura de la explotación accesoria. Nótese que la confitería puede ser utilizada por clientes que no van al casino. Es que la ley se refiere a la fragmentación de la producción de bienes o servicios que conforman la actividad normal y específica del establecimiento, es decir la habitual y permanente. Lo expresado vuelve necesario comparar las actividades de ambas demandadas. En este cometido, surge que, ha quedado firme en autos que la «Lotería de la Provincia de Córdoba – Sociedad del Estado» se dedica -en el casino de Río Ceballos- a la explotación de juegos de azar. Dicho objeto no está determinado por el servicio de confitería que, mediante concesión, se despliega en el lugar, ya que suprimido éste no se verían alterados los fines y propósitos de la co-accionada. La explotación gastronómica no es propia de la Lotería. La confrontación de las labores desplegadas por las dos debilita la postura del Juzgador, que finalmente carece de respaldo jurídico. Además, tampoco se verifica en el presente la unidad técnica referenciada en el art. 6 ib. Luego, es oportuno recordar los lineamientos de la CSJN en la materia. Censuró una interpretación lata del art. 30 LCT, que extienda desmesuradamente su ámbito de aplicación a la cesión de tareas diferentes a la actividad normal y específica propia del establecimiento.Las directivas de la regulación, en su justa medida, no avalan que se deba responder por las relaciones laborales de todos aquéllos con quienes se conciertan vínculos que hacen a la cadena de comercialización o producción de los bienes o servicios que se elaboren, más aún frente a la gran variedad de contratos que se generan en las relaciones interempresariales y el vasto campo comercial que así se manifiesta. La solidaridad alcanza a los establecimientos que no realizan por sí su actividad propia, normal y específica, en todo o en parte, sino que la encargan a otra u otros. Ello debe determinarse en cada caso atendiendo al tipo de vinculación y a la asunción de riesgos. La atribución de responsabilidad no fue establecida por la ley sin más requisito que la sola noción de que algunas actividades resulten coadyuvantes o necesarias para el desenvolvimiento laboral. Si tanta amplitud fuera admitida, caería en letra muerta no sólo el texto legal sino la posibilidad cierta de que más empresas asuman los riesgos propios del desarrollo económico (in re «Rodríguez.c/ Embotelladora.», del 15-04-93, y «Luna.c/ Agencia Marítima Rigel.», del 02-07-93). 4. Debe pues admitirse el recurso y casar la sentencia en cuanto fue motivo del mismo. Entrando al fondo del asunto, art. 104 CPT, y por las razones expuestas, rechazar la demanda deducida contra Lotería de la Provincia de Córdoba – Sociedad del Estado» (T.S.J., Sentencia Nº 54 de fecha 16 de junio de 2.009, autos: «CASTELLANO MARCELO DARIO C/ SCRIBANO JOSE LUIS Y OTRO – ORDINARIO – DESPIDO – RECURSO DE CASACION» – Expte. 50792/37). La identidad de identidad fáctica incluso tratándose del mismo centro de juego, hace que el suscripto deba acatar dicho pronunciamiento, más allá de no compartirlo, ya que después del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en autos: «Benítez Horacio Osvaldo c/ Plataforma Cero S.A.y otros» (Sentencia de fecha 22 de diciembre de 2.009) nuestro máximo Tribunal ha señalado que la interpretación y aplicación del art. 30 de la LCT es materia de derecho común correspondiendo su juzgamiento a los jueces de la causa, ya que carece de cuestión federal para habilitar la instancia extraordinaria, lo que conforma un supuesto de doctrina vigente, sin perspectiva de su modificación por la actual integración del máximo tribunal provincial.- En atención a ello rechazo la demanda contra la Lotería de Córdoba Sociedad del Estado, con costas por su orden (art. 28 ley 7987) por los argumentos señalados precedentemente.- Con relación a los rubros que prosperan las costas serán a cargo de los demandados condenados.- La suma definitiva de condena que resulte deberá ser adicionada con intereses, desde que cada suma es debida y hasta su efectivo pago conforme la tasa pasiva promedio nominal mensual que resulta de la encuesta que realiza el Banco Central de la República Argentina, incrementada en un dos por ciento mensual (2%), todo conforme lo dispuesto por la ley 23.928 y sus decretos reglamentarios 529/91 (art. 8 ) y 941/91 (art. 10 ), los que se mantienen vigentes luego de la sanción de la ley 25.561 y los fundamentos dados por esta Sala en los autos: «Allende Emiliano H. c/ Transporte Automotores 20 de Junio S.R.L. Demanda» (sentencia de fecha 11 de noviembre de 1991) y confirmado por el Tribunal Superior de Justicia en autos: «Juárez Guillermo c/ Cor Acero S.A. y otro – Demanda – Recurso de Casación» (Sentencia del T.S.J.N° 93 de fecha 15 de octubre de 1992) y «FARIAS C/ MUNICIPALIDAD DE CORDOBA – DEMANDA – Sentencia de fecha 2 de noviembre de 1994» a los que me remito brevitatis causae y que deberán ser considerados como parte integrante de esta Sentencia, y a los fines de mantener incólume su contenido habida cuenta de la situación financiera que se vive en la actualidad y que evidencia un incremento en los índices inflacionarios proyectados con relación a los anteriores, lo que lleva en definitiva a adoptar los intereses establecidos en el caso «HERNANDEZ JUAN CARLOS C/ MATRICERIA AUSTRAL S.A. – DEMANDA – REC. DE CASACION» (Sentencia del T.S.J. 39 de fecha 25-6-2.002) a partir del primer día del año 2.006, pretendiendo con ello esta Sala que integro ajustarse a la nueva realidad económica con el objeto de evitar que el deudor obtenga un enriquecimiento indebido por no cumplir en tiempo con su obligación y que el acreedor resulte perjudicado con la morosidad del primero, teniendo además presente que las tasas bancarias son sólo tasas de referencia.- Por lo demás la fijación de la tasa de interés no causa estado y si las circunstancias varían de modo notable, podrán ser modificadas, aún en etapas posteriores al dictado de la Sentencia, tal cual se ha expresado en otros antecedentes, sin que ello afecte el derecho de defensa de las partes, ni la cosa juzgada.- Se difiere para cuando exista base económica líquida y actualizada la regulación de los honorarios de los letrados y peritos intervinientes, debiendo realizarse la misma conforme a los arts. 27 , 36 , 39 , 97 , 125 y concordantes de la Ley 9.459 y 47 de la ley 8226.- Así voto señalando que he analizado toda la prueba producida en la causa, mencionando únicamente aquella que ha sido considerada dirimente para el resultado de la cuestión conforme lo previsto por el art.327 del C. de P. C.-

Por las razones fácticas y jurídicas expuestas, el Tribunal RESUELVE: I) Rechazar en todas sus partes la demanda interpuesta por el actor Sr. JOSE ENRIQUE VILLARREAL en contra de la co-demandada LOTERÍA DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA, SOCIEDAD DEL ESTADO, con costas por su orden (art. 28 ley 7987).- II) Rechazar parcialmente la demanda incoada por el Sr. JOSE ENRIQUE VILLARREAL en cuanto pretendía que la demandada ROSSOTTI NESTOR MARIO Y DALLA COSTA LUCIANA VANINA SOCIEDAD DE HECHO le abonaran la indemnización correspondiente a vacaciones no gozadas del año 2.008 y 2.009.- III) Hacer lugar parcialmente a la demanda y en consecuencia condenar a la demandada ROSSOTTI NESTOR MARIO Y DALLA COSTA LUCIANA VANINA SOCIEDAD DE HECHO como titular de la concesión de la Confitería y Playa de Estacionamiento que funcionaba en el Casino de Río Ceballos, a abonarle al actor Sr. JOSE ENRIQUE VILLARREAL, la suma de dinero que resulte, a determinarse en la etapa previa de ejecución de la sentencia conforme art. 812 y siguientes del C. de P. C. y art. 84 de la ley 7987 y en concepto de: a) Diferencias de Haberes por el período Noviembre de 2.008 a Julio de 2.010 inclusive; b) Haberes adeudados del mes de Agosto de 2.010 y 13 días de Setiembre de 2.010; c) Incrementos no remunerativos adeudados desde Junio de 2.009 a setiembre de 2.010 inclusive; d) Integración del mes de despido; e) S.A.C. 2do semestre del año 2.008, 1er y 2do semestre del año 2.009, 1er semestre del año 2.010 y segundo semestre proporcional del año 2.010; f) Vacaciones Proporcionales año 2.010; g) Indemnización por antigüedad; h) Indemnización por omisión de preaviso, i) Indemnización de los arts. 8 y 15 de la ley 24.013, j) Indemnización del art.80 de la LCT e i) Indemnización del art. 2 de la ley 25.323.- Todos los rubros que prosperan lo son por los montos determinados en la única cuestión planteada, de acuerdo a las pautas fácticas y legales dadas en dicha cuestión, de conformidad a lo prescripto por los arts. 52 , 55, 57 , 80, 103 , 121, 122, 123 , 138, 140 , 142 , 150 , 155, 156, 157 , 162 , 231, 232, 233 , 242 , 245 y normas concordantes de la L.C.T, arts. 7, 8, 11 y 15 de la ley 24.013, art. 2 de la ley 25.323 y art. 39 de la ley 7987. Al monto que resulte deberá adicionársele los intereses establecidos en dicha oportunidad y deberán ser abonadas las sumas correspondientes por los condenados dentro del término de diez días siguientes de notificados del auto aprobatorio de la liquidación a practicarse, bajo apercibimiento de ejecución forzosa.- IV) Remitir copia de la presente Sentencia a la Administración Federal de Ingresos Públicos de conformidad a lo prescripto por el art. 17 de la ley 24.013 y a sus efectos.- V) Costas a cargo de los demandados condenados, (art. 28 ley 7987) conforme al criterio del vencimiento objetivo, exclusivamente sobre la base del monto que prospera, difiriendo la regulación de honorarios de los Dres. Mario Federico Citto, Sergio Castro Moravenik, Oscar Alberto Brusasca, Fernando L. León y Sandra Cecilia Cavallero para cuando exista base económica líquida y actualizada para ello y se regularán de acuerdo a lo dispuesto por los arts. 27, 36, 39, 97 y 125 de la ley 9459.- VI) Oportunamente cumpliméntese la ley 8404 y la Tasa de Justicia.- VII) Protocolícese y hágase saber.-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: