fbpx

#Fallos Discriminación laboral: Indemnizan a un docente que fue víctima de una trato discriminatorio en razón de su orientación sexual

Partes: B. R. J. c/ Instituto Privado Emanuel y otro s/ Acciones laborales de trámite ordinario

Tribunal: Juzgado Civil Y Comercial de Oberá

Sala / Juzgado / Circunscripción / Nominación: I

Fecha: 2 de junio de 2022

Colección: Fallos

Cita: MJ-JU-M-139157-AR||MJJ139157

Voces: DOCENTES – MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO – DISCRIMINACIÓN – DESPIDO – DAÑO MORAL

Procedencia de una indemnización a favor un docente que fue víctima de una trato discriminatorio en razón de su orientación sexual. Cuadro de rubros indemnizatorios.

 

 

 

 

 

 

 

 

Sumario:
1.-La correlación temporal entre la decisión del actor de contraer matrimonio, seguido de su inmediata desvinculación de la institución, permite establecer, al menos indiciariamente, una relación de causa-efecto entre esos hechos, creándose así una apariencia o sospecha de que el cese de la dependencia laboral pueda ser una represalia de la empleadora motivada por la decisión del actor de casarse con una persona de su mismo sexo y que ello tomara estado público.

2.-La demandada no diligenció prueba alguna a fin de demostrar que el cese de la relación laboral hubiera tenido causas reales absolutamente extrañas al matrimonio del actor con alguien del mismo sexo, de manera tal que puedan explicar objetiva, razonable y proporcionadamente por sí mismas la decisión extintiva, eliminando toda sospecha de que aquélla ocultó la lesión de los derechos fundamentales del trabajador, por ende que el despido dispuesto no tuvo como causa la orientación sexual del mismo.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

3.-La demandada no logró probar los hechos expuestos en su contestación de demanda, y que giran en torno a que fue el mismo trabajador quien propició la desvinculación preocupado porque su orientación sexual no condecía o armonizaba con el ideario de la institución y que el mismo ha obrado de mala fe cuando hizo consignar en el acuerdo de desvinculación que la misma era por ‘por el hecho de que la sexualidad del profesor no concuerda con el ideario de la Institución’.

Fallo:
N.R: Se advierte que este fallo no se encuentra firme.

Oberá- Misiones 02 de Junio de 2022.-

AUTOS Y VISTOS:

El «EXPTE. N.º 116452/2018 B. R. J. C/ INSTITUTO PRIVADO EMANUEL Y OTRO/A S/ ACCIONES LABORALES DE TRÁMITE ORDINARIO» Y;

RESULTANDO:

A fs. 34/35 de autos, se presenta por intermedio de apoderados el Sr. B. R. J., DNI Nº ., quien promueve demanda laboral contra el Instituto Privado Emanuel –CUIT (.)- y/o contra el Sr. F. I. C. DNI Nº (.), por las sumas y rubros que dice se determinará en sentencia, con más, intereses, gastos, costos y costas.- Manifiesta el accionante, que es docente y que en el año 2012 concurre con su curriculum a una entrevista con el Rector del Instituto demandado, el Sr. D. D. P. y es así que el 18 de febrero de 2012, se lo designa profesor de química correspondiente al cuarto año del nivel secundario.- Menciona que trabajó todo ese año sin ningún tipo de inconvenientes y refiere que en varias ocasiones se le reconoció su buen desempeño, y es por eso que al año siguiente le ofrecen las horas de la asignatura proyecto de investigación e intervención socio-comunitaria, correspondiente al quinto año.- ice que a medida que transcurría el tiempo, su desempeño y participación iban creciendo, lo que quedó demostrado por la cantidad de proyectos socio comunitarios que se llevaron a cabo junto a los alumnos durante ese año 2013, como ser: Charlas en conjunto con la dirección de tránsito de la Municipalidad de Oberá sobre educación vial; amoblamiento de la biblioteca de la escuela 12 del B° Yerbal Viejo de Oberá; campañas gráficas sobre diferentes problemáticas sociales como ser embarazo adolescente, violencia de género, enfermedades de transmisión sexual, etc.- Por otra parte, también resalta que la buena relación con los alumnos y demás docentes generó su participación en actividades extras de la institución, como campamentos, jornadas con los padres, etc. La relación con los padres de los alumnos de la Institución siempre fue armoniosa.

Dice además, que esta buena relación con la institución cambió radicalmente a fines del mes de septiembre cuando el accionante le comunicó al rector del establecimiento educacional -Prof. D. P.- que el 14 de octubre iba a contraer matrimonio con su pareja, una persona del mismo género, momento en el cual el directivo toma conocimiento de que se trataba de un matrimonio igualitario, que el Sr. D. P. lo felicita y le manifiesta los mejores deseos y le dice que le informará dicha circunstancia al representante legal de la institución y pastor, Sr. F. I. C.-

Que así continuó trabajando una semana más sin ningún problema hasta que fue citado por el Sr. I. C., quien le comunicó que se procedería a desvincularlo de la institución ello dado que su orientación sexual no se condice con el ideario del Instituto, expresándole también que era una lástima que no haya recurrido a él antes porque podría haberle ayudado ya que conocía un montón de personas que se habían curado de su homosexualidad y que hoy en día seguían con una vida normal.- Refiere que en la misma reunión también se le pidió que averigüe el monto de la indemnización que le correspondería por sus cinco años de antigüedad en el colegio y se le aclaró que no era una causa discriminatoria porque era él quien había decidido casarse con otro hombre y ello no se ajustaba al ideario del Instituto.-

Que unos días después, en una próxima reunión, el Sr. I., le muestra un acuerdo de desvinculación ya preparado para que firme, donde se establecía el monto de indemnización por antigüedad y el pago en tres cuotas. Ante este hecho, lo único que solicitó agregar al acuerdo fue el motivo de la desvinculación, sosteniendo que ello obedeció a su preocupación futura en lo laboral, dado que, por desvincularse de una institución educativa unos días antes de que culmine el ciclo lectivo, le resultaría difícil de justificar en sus futuras búsquedas laborales, a lo cual se accedió y se agregó al convenio la frase «la sexualidad del profesor no coincide con el ideario institucional» y, a partir de ese momento no se le permitió volver a la institución para despedirse de sus colegas y alumnos.-

Expresa que hasta ese momento y mirando hacia el futuro aceptó el acuerdo, convencido de que la aclaración de que su desvinculación se debía a su orientación sexual, no le impediría postularse a otros cargos docentes en otras instituciones, dado que no se debía su desvinculación a su rol o desempeño docente, sino pura y exclusivamente a su orientación sexual.-

Refiere que en la fecha que le correspondía cobrar el segundo pago que acordara para su desvinculación le solicitaron que concurra con la copia de dicho acuerdo, que ya firmara el 03/10/2016, y el representante legal de la Institución le propuso suscribir otro acuerdo donde no figuraba el motivo de la desvinculación, a cambio le ofrecía el pago de las dos cuotas pendientes juntas, también se le pidió devuelva la copia del acuerdo suscripto originariamente, a lo que se negó al darse cuenta que estaba atravesando por una situación de violencia, sintiendo un gran dolor por la manipulación a la cual estaba siendo sometido. Que se negó a firmar ese nuevo acuerdo, ese día se le abonó solo que figuraba como segundo pago.-

Que denunció por ante el Instituto Nacional contra la Discriminación -INADI- y describe que la respuesta fue la de negar la situación a la par que se intentó justificar el despido en base a lo que las autoridades entendían una falta de adecuación del docente a los idearios del Instituto educativo, cuestión nunca esbozada, hasta el momento que se tomó conocimiento de su orientación sexual. Las actuaciones por ante el INADI concluyeron con el siguiente dictamen: «Por los motivos expuestos, considero que en el presente caso se ha acreditado la existencia de una conducta discriminatoria, encuadrable en los términos de la ley N.º 23.592, normas concordantes y complementarias precedentemente citadas» Reclama daño moral, por la suma de $300.000 fundamentando ello en razón a que el trato discriminatorio en razón de su orientación sexual que determinó su desvinculación con la Institución educativa lo afectó en su fuero interno, con pérdida de autoestima, dignidad y respeto por su persona. Menciona los tratados y normas internacionales y que resulta aplicable la ley 23.592. que la carga probatoria se impone al empleador en los casos en que se alega discriminación, sin embargo no implica desconocer el principio contenido en el art. 96 del CPL ni lo específicamente dispuesto en la ley 23592. Cita jurisprudencias.- Ofrece pruebas, funda en derecho y peticiona expresamente indemnización por diferencia de haberes y daño moral.

A fs. 45 y vta., se tiene por interpuesta demanda laboral, se corre traslado de la acción y de las documentales adjuntadas, siendo contestada por la parte demandada a través de la presentación que fuera agregada a fs. 75/84, planteando en primer término excepción de prescripción de la acción laboral de las presentes actuaciones. Asimismo, solicitó un resarcimiento del actor como reparación del daño al buen nombre de la institución y a sus directivos, consistente en especial en una disculpa pública además de una indemnización que se establezca en función de su buen criterio.-

Expuso luego las negativas genéricas y específicas, los hechos reconocidos y luego manifestar lo que a su entender es la verdad de los hechos.

Expresa que el escrito de demanda está basado en supuestos hechos acaecidos hace mas de tres años, con falacias y inconsistencias con la única finalidad de obtener algún beneficio económico, que no demuestran que haya existido o que exista algún daño hacia el actor.- Reconoce que el actor laboró para el establecimiento de gestión privada como docente en el nivel secundario y que cumplió adecuadamente con su labor hasta el momento en que decidió no continuar su tarea a partir de un elaborado plan para obtener fondos inapropiadamente a través de la difamación de la institución y la iglesia que le dieron cabida, cobijó y fue aceptado plenamente sin ningún tipo de cuestionamiento.-

Transcribe textos para sostener su postura acerca de que el actor es una persona que procedió a auto-excluirse (confr. fs. 77 vta./78) los cuales se tienen por reproducidos.-

Que luego de destacar el grado de aceptación y no discriminación hacia el accionante, expresa que una semana después de haber comunicado que contraería matrimonio, fue felicitado por los directivos de la institución, lo cual seguramente podría haber significado un duro golpe para sus previsiones, tal como se indica en párrafos anteriores.-

Manifiesta que no solo el director D. P., felicitó al actor, sino que también se comunicó al pastor y al representante legal F.I., y a los demás integrantes del equipo de conducción, quienes manifestaron su beneplácito y en ningún momento se indicó alguna muestra de discriminación o actitud diferente hacia el docente.-

Que sin embargo, una semana después de haber comunicado que se casaría, de haber sido felicitado, el actor le manifestó al representante legal su preocupación por una supuesta conflictividad entre el vinculo matrimonial y el ideario institucional. Que se dejó claro que no existía contradicciones o contraposiciones entre las conductas privadas protegidas especialmente por el art. 19 de la CN y la aplicación del ideario institucional.-

Refiere que el ideario institucional es un instrumento legal, redactado por la institución y aprobado por las autoridades educativas provinciales, resaltando que el referido ideario es una consecuencia necesaria de la efectiva vigencia de los principios de libertad y pluralidad en el sistema educativo. De modo que si no se reconociera el derecho del titular de una institución educativa de dotar a este de un determinado contenido ideológico, perdería el sentido el principio de pluralidad educativa y de libertad de empresa que consagra la Constitución Nacional, ratificada también por leyes nacionales. Que no se puede vincular una decisión privada positiva en la vida de una persona como es el matrimonio, con el ideario que se aplica exclusiva a los actos públicos en su relación con la organización escolar y que creer o hacer creer que las autoridades del Instituto Emanuel desconocen esta realidad es un fallido e imprudente acto de ataque a las elementales normas de organización de los establecimientos.- Refiere que el actor creó un estado de conflictividad fuera de la institución a partir de un hecho exclusivamente interno y que debió encontrar el cause dentro del colegio ya que de haber sido así hoy el actor estaría casado y trabajando en la institución.

Dice que ante el estado de difamación impulsado por el actor, pese a que seguía perteneciendo a la institución, se decide llegar a un acuerdo de desvinculación para encauzar las relaciones evitándose mayores daños a la institución, proponiéndose el pago de una indemnización sin manifestación de causa de manera de allanar cualquier dificultad, sin embargo el actor expresando una supuesta preocupación por su futuro pide que se agregue la frase «la sexualidad del profesor no coincide con el ideario institucional» a lo que se accede creyendo en la buena fe del accionante.

Afirma que el acuerdo fue pagado totalmente, no adeudándose a la fecha suma alguna, impugna la liquidación por daño moral, como así también la pretendida en concepto de diferencia salarial, por los argumentos que esgrime los cuales se tienen por reproducidos en su totalidad, ofrece pruebas, funda en derecho y peticiona.-

A fs. 85, se tiene por contestada en término la demandada y de la misma se corre traslado al actor en los términos del art. 83 del CPL, obrando cédula debidamente diligenciada a fs. 88 y vta., luciendo a fs. 90, la contestación del traslado donde la accionante expresa que ratifica todos los términos de demanda.-

A fs.91, se señala día y hora de audiencia de conciliación en los términos del art. 85 del CPL, la se lleva a cabo sin que las partes arriben a acuerdo alguno, en consecuencia, se decreta la apertura de la causa a pruebas. A fs. 115/158, obran agregadas las pruebas de la parte actora y a fs. 160/163, las correspondientes a la parte demandada.-

Vencido el término probatorio se agregan las pruebas producidas por ambas partes y seguidamente se procede a la clausura del período probatorio y se corre traslado a las partes para alegar por seis días comunes, se agrega el alegato de la parte actora a fs. 169/174 y no habiendo presentado alegato la demandada, a fs.177, se decreta autos para sentencia y; CONSIDERANDO:

I.- Previo a proceder al análisis de la causa traída a resolución, la que necesariamente implicará el análisis de los hechos y la valoración de la prueba producida conforme los principios de comunidad y adquisición de la prueba, corresponde precisar que tal labor será llevada a cabo conforme lo dispuesto por el art. 101 del CPL, esto es conforme a las reglas de la sana critica y valorando únicamente las pruebas producidas esenciales y decisivas para el fallo de la causa. Ello, en uso de las facultades conferidas por la citada norma.- En tal sentido la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha dicho que: «En efecto, los jueces no están obligados a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan solo aquellas que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso». CSJN, Fallos: 283:304; 265:301, 272:225.-

Ingresando al análisis de la causa traída a resolver, se puede afirmar que en el presente juicio no resulta un hecho controvertido que entre el actor y la parte demandada existió una relación de dependencia laboral en virtud de la cual el Sr. B. R. J., prestó servicios en calidad de docente en el Instituto Privado «Emanuel» desde el 18 de febrero de 2012 (confr. Resolución de designación de fs. 8) y que dicha relación laboral finalizó en fecha 03 de octubre del año 2016, como consecuencia de la suscripción de un acuerdo de desvinculación obrante a fs. 7, donde se acordara el pago de una suma de dinero que a la fecha se halla totalmente abonada.- Resultan en cambio hechos controvertidos, que la desvinculación se haya debido a que la orientación sexual de Sr. B. resultó determinante para el cese de la dependencia laboral con la institución, luego de que le comunicara a las autoridades del Instituto Emanuel que contraería nupcias con su pareja del mismo sexo -matrimonio igualitario- y ellos decidieran que no podía continuar laborando dado que tal actitud va en contra del ideario de la institución educativa- Esta denuncia es rotundamente negada por la parte demandada al afirmar que no se ajusta a la realidad de los hechos, sosteniendo por el contrario que la desvinculación con base en discriminación por su orientación sexual, fue una maniobra pergeñada por el actor para victimizarse a través de una conducta autodiscriminatoria y así desacreditar al Instituto y a sus autoridades, a la vez que persigue un beneficio económico como el pretendido a través de la promoción de la presente acción con el objeto de percibir las indemnizaciones dinerarias por diferencias de haberes y daño moral que demanda, pretensiones a las cuales se opone.- La parte demandada al tiempo de contestar la acción instaurada en su contra interpuso como excepción de previo y especial pronunciamiento la de prescripción de la acción instaurada en su contra, dicho tratamiento fue rechazado oportunamente -confr. fs.97- dado que la excepción interpuesta no es de las que conforme la ley procesal -art.81 CPL- pueda resolverse con carácter previo debiéndose abordar en consecuencia al tiempo de dictar sentencia, de manera tal que obedeciendo a un orden lógico de los planteos impone a la judicatura tratar en primer término la excepción de prescripción aludida.- La excepción de prescripción de una acción legal y en especial la planteada contra la promovida por un trabajador debe ser introducida con clara expresión del tiempo a partir del cual comienza el curso de la prescripción, como así también cuándo el plazo prescriptivo debe tenerse por cumplido.- Ninguno de estos extremos se observa en el planteo introducido por la parte demandada, resultando claramente insuficientes para tener por cierto el curso de la prescripción ( art. 256 LCT), expresiones genéricas como las vertidas por el demandado al momento de introducir el planteo – como que han transcurrido más de dos años- no pueden tenerse en cuenta para fulminar una acción y debe rechazarse.- Ingresando a dilucidar el primer punto de la cuestión controvertida, esto es, determinar si en el presente caso se ha producido una situación de discriminación en el ámbito laboral motivado por la orientación sexual del trabajador, debe esclarecerse entonces cuándo se configura dicha situación.

El art. 1 de la Ley N° 23.592 reza: «Quien arbitrariamente impida, obstruya, restrinja o de algún modo menoscabe el pleno ejercicio sobre bases igualitarias de los derechos y garantías fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional, será obligado, a pedido del damnificado, a dejar sin efecto el acto discriminatorio o cesar en su realización y a reparar el daño moral y material ocasionados.» «A los efectos del presente artículo se considerarán particularmente los actos u omisiones discriminatorios determinados por motivos tales como raza, religión, nacionalidad, ideología, opinión política o gremial, sexo, posición económica, condición social o caracteres físicos.» La CSJN, analizando los términos de la regla anteriormente transcripta dijo:»La ley 23.592 contempla las acciones discriminatorias basadas en la ponderación negativa de conductas, hábitos, sentimientos o creencias, estado de salud, apariencia física, condiciones o características personales o formas familiares, que integran la esfera íntima y autónoma de la persona que trabaja y que, por tal razón, se encuentran reservadas a su fuero personal y deben quedar inmunes a la injerencia arbitraria del Estado y de los particulares, de modo que estos aspectos inherentes a la vida íntima del trabajador no pueden, prima facie, acarrear consecuencias jurídicas en la relación de empleo.» -Del dictamen de la Procuración General al que la Corte remite- Recurso de hecho deducido por la actora en la causa Caminos, Graciela Edith c/ Colegio e Instituto Nuestra Señora de Loreto s/ despido SENTENCIA del 10 DE JUNIO DE 2021 Y en la misma causa la Corte también dijo: «La regla interpretativa para establecer si en un caso existe trato discriminatorio no consiste en la realización de un examen comparativo referencial, sino en establecer si el trato cuestionado tiene una justificación objetiva y razonable; ello implica evaluar si ese trato persigue fines legítimos y si es un medio adecuado para alcanzar los fines perseguidos» «La conducta del empleador que de algún modo restringe derechos del trabajador y que resulta motivada en aspectos de su vida privada, como la elección de una pareja, que no guardan relación con las obligaciones emergentes del contrato de trabajo, puede configurar un trato discriminatorio comprendido en el artículo 1 de la ley 23.592, extremo que el tribunal tiene la obligación de analizar cuidadosamente en el caso.

En base a tales consideraciones cabe analizar los hechos de la causa 1) el actor se desempeñó para la demandada en calidad de docente.

2) La orientación sexual del demandante, fue conocida por las autoridades del establecimiento cuando les comunicó que había decidido contraer matrimonio con otra persona del mismo sexo.3) Contemporáneamente a estos hechos actor y demandado suscriben un acuerdo de desvinculación en los términos que fueran considerados ya ut- supra.-

La correlación temporal entre la decisión del actor de contraer matrimonio, seguido de su inmediata desvinculación de la institución, permite establecer, al menos indiciariamente, una relación de causa-efecto entre esos hechos, creándose así una apariencia o sospecha de que el ce se de la dependencia laboral pueda ser una represalia de la empleadora motivada por la decisión del actor de casarse con una persona de su mismo sexo y que ello tomara estado público.-

Frente a la creación de dicho panorama discriminatorio, se valora la total orfandad probatoria por parte de la demandada, es decir no diligenció prueba alguna a fin de demostrar que el cese de la relación laboral hubiera tenido causas reales absolutamente extrañas a la mencionada represalia, de manera tal que puedan explicar objetiva, razonable y proporcionadamente por sí mismas la decisión extintiva, eliminando toda sospecha de que aquélla ocultó la lesión de los derechos fundamentales del trabajador, por ende que el despido dispuesto no tuvo como causa la orientación sexual del mismo.- Específicamente, la demandada no logró probar los hechos expuestos en su contestación de demanda, y que giran en torno a que fue el mismo trabajador quien propició la desvinculación preocupado porque su orientación sexual no condecía o armonizaba con el ideario de la institución y que el mismo ha obrado de mala fe cuando hizo consignar en el acuerdo de desvinculación que la misma era por «por el hecho de que la sexualidad de el profesor no concuerda con el ideario de la Institución» «La existencia de discriminación en casos de matrimonio entre personas del mismo sexo puede ser declarada como una prueba indiciaria toda vez que si bien el matrimonio igualitario está regulado legalmente, aún no cuenta con la aceptación unánime de la sociedad, y su resistencia puede generar discriminación y hostigamiento». MJ-JU-M-79327-AR | MJJ79327 | MJJ79327.-De lo expuesto cabe concluir de conformidad a lo dispuesto por el art. 89 del CPL que el accionante ha sido víctima de una trato discriminatorio en razón de su orientación sexual, cabe entonces analizar si corresponde reconocer el daño moral objeto de la presente acción.- La misma Ley N° 23.592 habilita la reparación del daño moral a pedido de la victima, generado por el acto discriminatorio.- En este punto resulta de cita obligada la causa Pellicori donde la CSJN desarrolló una serie de pautas a seguir en aquellas causas que existieren actos presuntamente discriminatorios. «En los procesos civiles relativos a la ley 23.592, en los que se controvierte la existencia de un motivo discriminatorio en el acto en juego, resultará suficiente, para la parte que afirma dicho motivo, con la acreditación de hechos que, prima facie evaluados, resulten idóneos para inducir su existencia, caso en el cual corresponderá al demandado a quien se reprocha la comisión del trato impugnado, la prueba de que éste tuvo como causa un motivo objetivo y razonable ajeno a toda discriminación, y la evaluación de uno y otro extremo, es cometido propio de los jueces de la causa, a ser cumplido de conformidad con las reglas de la sana crítica.» Fallos: 334:1387 En este orden, considero que debe prosperar la Indemnización por Daño Moral incoado, de conformidad con lo normado por los artículos 1716, 1717, y 1741 tercer párrafo del Código Civil y Comercial de la Nación, aún con total prescindencia del contrato de trabajo que le ha servido de contexto, fijando el monto de la indemnización en la suma de PESOS TRESCIENTOS MIL ($ 300.000).-

El accionante peticiona el reconocimiento de diferencias de haberes, en cuanto a este rubro pretendido se advierte que el actor no fundamenta adecuadamente su solicitud al menos indicando los períodos, montos y cálculos a partir de los cuales pueda inferirse tales diferencias (fs.44), lo que trasunta una conducta que impide el ejercicio del derecho de defensa de su contraparte y por añadidura la posibilidad del debido contralor jurisdiccional de su petición, razón por la cual no corresponde hacer lugar a lo peticionado y se rechaza la acción en ese punto.- Reiteradamente se sostiene que: «Todo reclamo de diferencias salariales requiere, como punto de partida y de modo indispensable pautas mínimas suficientes para que el sentenciante pueda pronunciarse sobre la validez del pedido, exigencia insoslayable aún para el supuesto de que no se exhiban los libros y registraciones laborales del empleador porque la presunción iuris tantum a favor de las afirmaciones del trabajador (artículo 55 LCT) como la inversión del onus probandi sobre el monto y cobro de las remuneraciones no operan cuando dichos montos sólo son objeto de reclamo global ( CNAT Sala I, 26/12/05, SD 83.323, «Romero, Nora L. c/ Siembra AFJP S.A.» En razón del resultado final del presente juicio y por aplicación del principio objetivo de la derrota, juzgo razonable imponer las costas del proceso en su totalidad a la parte demandada perdidosa. (arts. 167 CPL) Resulta importante aclarar que la presente demanda prospera contra el Instituto Emanuel y en consecuencia se rechaza la acción contra el representante del establecimiento educativo Sr. F. I. C., dado que la relación de dependencia del actor lo era con la institución educativa.-

En cuanto a la tasa de interés a aplicar, siguiendo la doctrina del fallo Samudio, el monto liquidado en concepto del rubro Daño Moral por el que prospera la demanda devengara desde que es debido y hasta quedar firme la presente, el interés mensual Tasa Activa que abona el Banco de la Nación Argentina para su operaciones de préstamos. A partir de allí, esto es de quedar firme y en caso de mora, corresponde aplicar el art. 770 inc. c) del Código Civil y Comercial.- En cumplimiento a lo dispuesto en el art. 164 inc.8, de la Ley XII – Nº 27 por aplicación supletoria (conf. art. 228 CPL), corresponde regular los honorarios de los profesionales intervinientes en autos.- A tales fines y en aplicación de lo establecido en los arts. 8, 9, 11, 13, 14, 19 inc «a» y 22 inc «b» y 23 inc. «a» de la Ley XII Nº 4 (antes ley 607), corresponde regular de los profesionales intervinientes, tomando como base arancelaria la suma por la que prospera la demanda.

Asi pues, corresponde regular los honorarios de los Dres. LEONARDO SOMOZA y MARÍA FLORENCIA DONNERSTAG, en un (%) de la base arancelaria actualizada, con mas el (%) sobre dicha suma por su participación en doble carácter (art. 8),en conjunto y proporción de ley.-

A los Dres. GUILLERMO EDUARDO GERMÁN HASSEL y JAVIER MILLAN BARREDO, en su calidad de letrados patrocinantes de la parte demandada el 19 % de la base arancelaria actualizada, con mas el 35% sobre dicha suma por su participación en doble carácter (art. 8), en conjunto y proporción de ley.– Teniendo presente que los profesionales al momento de percibir los honorarios, deberán declarar su condición impositiva ante AFIP, a la suma regulada deber adicionarse el 21% en el caso que correspondiere y supeditado a la acreditación de su condición impositiva. El pago del mencionado porcentaje será a cargo de las condenadas en costas.- Los honorarios profesionales deberán ser notificados por los apoderados al domicilio real de sus respectivos poderdantes, por cédula.- Por lo expuesto, lo dispuesto por la ley 20744;Ley 23.592; Ley XIII Nº 2; Ley XII Nº 4 DJM, doctrina y jurisprudencia citadas:

Por las consideraciones efectuadas, arts. citados y arts.164 y 168 Ley XIII Nº 2 el DJM.

FALLO:

I.- HACIENDO LUGAR PARCIALMENTE a la demanda interpuesta por el Sr. B. R. J., titular del DNI Nº . contra Instituto Privado Emanuel –CUIT 30-54939441-5- Costas a la demandada.-

II.-Condenar a la demandada INSTITUTO PRIVADO EMANUEL a abonar al Sr. B. R.J., titular del DNI Nº . la suma de PESOS TRESCIENTOS MIL ($ 300.000), en concepto de DAÑO MORAL, en el término de Diez días (10) de quedar firme la presente y devengara desde que es debido y hasta quedar firme la presente, el interés mensual Tasa Activa que abona el Banco de la Nación Argentina para su operaciones de préstamos. A partir de allí, esto es de quedar firme y en caso de mora, corresponde aplicar el art. 770 inc. c) del Código Civil y Comercial.-

III.- RECHAZAR la acción contra contra el Sr. F. I. C.-

IV.- REGULAR los honorarios de los Dres. LEONARDO SOMOZA y MARÍA FLORENCIA DONNERSTAG, en un (%) de la base arancelaria actualizada, con mas el (%) sobre dicha suma por su participación en doble carácter (art. 8),en conjunto y proporción de ley .-

V.- REGULAR los Honorarios profesionales de los Dres. GUILLERMO EDUARDO GERMÁN HASSEL y JAVIER MILLAN BARREDO, en su calidad de letrados patrocinantes de la parte demandada el (%) de la base arancelaria actualizada, con mas el (%) sobre dicha suma por su participación en doble carácter (art. 8), en conjunto y proporción de ley.–

VI.- Teniendo presente que los profesionales al momento de percibir los honorarios, deberán declarar su condición impositiva ante AFIP, a la suma regulada deber adicionarse el 21% en el caso que correspondiere y supeditado a la acreditación de su condición impositiva.

El pago del mencionado porcentaje será a cargo de las condenadas en costas.-

VII.- Los honorarios profesionales deberán ser notificados a las partes personalmente o por cédula al domicilio real.-

VIII.- Diferir para su oportunidad la liquidación de la Tasa de Justicia que pudiere corresponder.- COPIESE, REGISTRESE Y NOTIFIQUESE personalmente o por cédula a las partes y al Sr. Fiscal en su despacho.-

CASSONI Ricardo Alfredo

A %d blogueros les gusta esto: