fbpx

#Fallos Depósito bancario: El banco no incurre en responsabilidad frente al ahorrista por haber aplicado la normativa de emergencia económica

Partes: Alessi Héctor Marcelo c/ Banco de la Nación Argentina y otros s/ daños y perjuicios

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata

Fecha: 7-oct-2021

Cita: MJ-JU-M-134920-AR | MJJ134920 | MJJ134920

El banco no incurre en responsabilidad frente al ahorrista por haber aplicado la normativa de emergencia económica.

Sumario:

1.-Corresponde rechazar la demanda indemnizatoria iniciada por un ahorrista cuyos depósitos bancarios fueron alcanzados por las normas de emergencia económica porque, con independencia de que éstas sean inconstitucionales, no se vislumbra un accionar ilegítimo por parte de la entidad financiera involucrada, cuyo obrar se ajustó a lo dispuesto por las normas jurídicas dictadas por el Estado Nacional, de conformidad con lo establecido con la Ley 21.526 de Entidades Financieras, lo cual hace que no se encuentre configurada la culpa -en los términos del art. 1724 del nuevo CCivCom.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

2.-La conducta del actor, quien oportunamente retiró los fondos depositados en la entidad demandada sin formalizar reserva de sus derechos, torna improcedente el reclamo indemnizatorio en virtud de la doctrina de los actos propios.

Fallo:

En la ciudad de Mar del Plata, a los días del mes de octubre de dos mil veintiuno, reunidos los Sres. Jueces de la Excma. Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata al análisis de estos autos caratulados: «ALESSI HECTOR MARCELO c/ BANCO NACION ARGENTINA Y OTROS Y OTROS s/ DAÑOS Y PERJUICIOS», Expediente FMP 21058065/2004, provenientes del Juzgado Federal N° 2, Secretaría N° 1 de esta ciudad. El orden de votación es el siguiente: Dr. Alejandro O. Tazza, Dr. Eduardo P. Jiménez.

El Dr. Tazza dijo:

I. Llegan los autos a esta Alzada con motivo del recurso de apelación deducido por la parte actora en oposición a la sentencia firmada el 30.11.2021, la cual:

1º) Rechaza íntegramente la demanda promovida en autos por el Sr. Alessi en contra Banco de la Nación Argentina, Banco Francés y del Poder Ejecutivo Nacional; 2º) Declara que resulta inoficioso analizar la constitucionalidad de las normas impugnadas 3º) Impone las costas del proceso a la actora vencida.

Los agravios de la parte actora cuestionan el rechazo de la demanda por cuanto indica que su parte no ha cumplido con la carga de la prueba de los hechos manifestados y no tuvo en cuenta los rubros reclamados por su parte, como «Daño patrimonial», «Lucro cesante», «Perdida por diferencia de cotización» y «Daño moral».

Sumado a ello, sostiene que su parte ofreció prueba suficiente debiendo el a quo haber permitido su producción si consideraba que con las manifestaciones de la demandada no estaban tales extremos debidamente probados. En tal sentido, refiere que la prueba informativa y la pericial contable ofrecidas por su parte fueron desestimadas por el a quo debido a que éste consideró que la información requerida constaba en el resto de la documental agregada.En segundo orden se agravia por cuanto el a quo se aparta de lo resuelto en el fallo «Massa», señala que al declarar el magistrado de grado la constitucionalidad la pesificación, debió entonces, al menos aplicar la fórmula instaurada por dicho fallo y no resolver del modo en que lo hizo, o sea, declarando constitucional la pesificación de los depósitos a plazo fijo en dólares a razón de $ 1,40 por cada unidad monetaria norteamericana. Como tercer agravio, cuestiona la imposición de costas a su parte. Al respecto sostiene que existen que excepciones a la regla general, aplicables al presente caso, y por ello solicita se impongan en el orden causado.

Corrido el traslado de ley, y encontrándose la causa en condiciones de resolver con el llamamiento de autos para dictar sentencia decretado a fs. 402, es que procedo a abocarme al conocimiento de los aspectos litigiosos tal como ha quedado trabada la litis.

II. Por una cuestión de conveniencia metodológica comenzaré por tratar el segundo agravio ya que del mismo depende la suerte de los restantes. Observo en este punto que se cuestiona la aplicabilidad de la doctrina del fallo «Massa» (CSJN) al caso de autos. Al respecto, considero traer a colación lo expuesto por el suscripto en el precedente «Peyrot Alfredo C y Otra c/ Nuevo Banco Bisel S.A.s/ Daños y Perjuicios – Infracción a la Ley 24.240», de similares características a los presente obrados.

En tal caso, donde se cuestionaba también la aplicabilidad de la doctrina «Bustos» de nuestro Máximo Tribunal sostuve que «.este Tribunal ha expresado -sin menoscabar el respeto por las decisiones del Superior- que la oscilación jurisprudencial de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en materia de constitucionalidad de las normas que regularon la emergencia económica en este país, sumado a que de la simple lectura del fallo «Bustos» se advierten distintos criterios de la mayoría a la hora de decidir la cuestión sometida a juzgamiento, permite a los magistrados inferiores decidir libremente el caso de conformidad con sus propios criterios jurídicos (cfr. «Cobo, Eduardo c/ P.E.N. y Otros s/ Amparo», sentencia registrada al T° LX F° 10.426 del libro de Sentencias de este Tribunal).

En ese marco, considero que no existen los basamentos fácticos y jurídicos necesarios para imponer a esta Cámara de Apelaciones el acatamiento de lo decidido por nuestra Corte Suprema de Justicia en el precedente en cuestión. A consecuencia de ello, considero que debe hacerse lugar al agravio planteado por la parte accionante.

Igual temperamento he de adoptar en relación a la aplicación de la doctrina del fallo «Massa» al caso de autos, ello por cuanto las cuestiones debatidas en aquel proceso distan de las del presente. En el precedente de nuestro superior no se trató -como en el presente- la cuestión referida a la constitucionalidad o no del complejo normativo de emergencia financiera, sino más bien la forma en la que las entidades financieras debían devolver los depósitos de los ahorristas. En conclusión, al no tratarse cuestiones del mismo calibre considero que no corresponde aplicar al caso subexamine la doctrina establecida por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la causa «Massa, Juan Agustín c/ P.E.N.y Otro s/ Amparo».

Acerca de la constitucionalidad de las normas de emergencia financiera éste Tribunal ha tenido ocasión de emitir pronunciamiento, declarando la inconstitucionalidad del plexo normativo conformado por el Decreto 1570/01; la Ley 25.561, el Decreto 214/02 y sus normas complementarias, en cuanto impidieron a los ahorristas y depositantes del sistema financiero disponer libremente de sus acreencias (cfr. autos «Colegio de Abogados del Departamento Judicial de Azul c/ P.E.N. s/ amparo – medida cautelar», registrada al T° XXXVI F° 7248; «Facio, Carlos Augusto c/ PEN s/ amparo», T° XXXIX F° 7891; «Cánepa de Díaz, Martha c/ PEN», registrada al T° XXXVII F° 7465; ; «Harrison, Blanca Araceli y otros c/ PEN s/ amparo», registrados al T° XLIV F° 8552 del Libro de Sentencias).

Sin perjuicio del temperamento expresado por esta Cámara de Apelaciones en lo precedentes citados, adelanto que -a mi criterio- el reclamo del actor no puede prosperar.

Es que independientemente de que las normas de emergencia económica cuya declaración de inconstitucionalidad se solicita ,fueran así declaradas, no se vislumbra en autos un accionar ilegítimo por parte de las demandadas en esta contienda. Es más, observo del análisis de las constancias de la causa y el complejo normativo en cuestión, que el accionar del Banco demandado se ajustó a lo dispuesto por las normas jurídicas dictadas por el Estado Nacional, de conformidad con lo establecido con la ley 21.526 de Entidades Financieras. Esta circunstancia hace que no se encuentre configurada en autos la culpa -en los términos del art. 1724 del nuevo Código Civil- del banco demandado, faltando así un requisito esencial para poder atribuir a las codemandadas responsabilidad por los daños sufridos por el reclamante.

Los fundamentos dados en el párrafo anterior alcanzan para desestimar la pretensión de la accionante.No obstante ello, la conducta del actor, quien oportunamente retiró los fondos depositados en la entidad demandada sin formalizar reserva de sus derechos, también torna improcedente el presente reclamo en virtud de la doctrina de los actos propios.

En conclusión, cabe precisar que si bien se descarta para el presente la aplicación de la doctrina sentada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo «Massa», se debe confirmar la decisión del a quo de rechazar la demanda -pero ello- en virtud de los argumentos antes señalados.

Respecto del planteo vertido en el primer agravio de la pieza recursiva, entiendo que en virtud de la solución propuesta respecto del fondo del asunto deviene innecesario abocarse a su tratamiento.

III. En cuanto a la imposición de costas, debe tenerse presente que debido a las características especiales de la cuestión sometida a pleito el actor apelante pudo creerse con derecho a litigar, en consecuencia, estimo que existen razones suficientes como para apartarse del principio general en lo que a ellas respecta y por lo tanto corresponde revocar la sentencia de grado debiendo imponerse las costas de ambas instancias en el orden causado (art. 68 2do. párrafo C.P.C.C.N.).

IV. Por todo lo expuesto precedentemente propongo al Acuerdo: 1) Confirmar la sentencia firmada 30.11.2020 en cuanto rechaza la acción entablada por el Sr. ALESSI contra del Banco de la Nación Argentina, Banco Francés y del Poder Ejecutivo Nacional. 2) Revocar la imposición de costas, debiendo imponerse las mismas en el orden causado en ambas instancias (Art. 68, 2do párrafo del CPCCN).

El Dr. Jiménez dijo:

Que compartiendo los fundamentos vertidos por el Dr. Tazza en el voto que antecede, y conforme además el criterio que he adoptado sobre cuestiones que guardan similitud con la presente al votar los obrado: «Mársico, Olga Beatriz c/Banco de Galicia y otro s/Daños y Perjuicios», Exp. N º FMP 41042045/2002, Protocolizada en tomo: ‘PROTOCOLO Aco. 6/14 Materias Civiles’ Clave: FMP 041042045/2002/CA001 Fecha:04/04/2016 10:26, a cuyo contenido remito, es que adhiero – en tal contexto -, al sentido de su voto. – Tal, mi pronunciamiento. – Mar del Plata, de octubre de 2021.

VISTOS:

Estos autos caratulados: «ALESSI HECTOR MARCELO c/ BANCO NACION ARGENTINA Y OTROS Y OTROS s/ DAÑOS Y PERJUICIOS», Expediente FMP 21058065/2004, provenientes del Juzgado Federal N° 2, Secretaría N° 1 de esta ciudad y lo que surge del Acuerdo que antecede; SE RESUELVE:

1) Confirmar la sentencia firmada 30.11.2020 en cuanto rechaza la acción entablada por el Sr. ALESSI contra del Banco de la Nación Argentina, Banco Francés y del Poder Ejecutivo Nacional.

2) Revocar la imposición de costas, debiendo imponerse las mismas en el orden causado respecto a ambas instancias (Art. 68, 2do párrafo del CPCCN).

REGÍSTRESE. NOTIFÍQUESE. DEVUÉLVASE.

Se deja constancia que se encuentra vacante el cargo de tercer integrante de este Tribunal (art. 109 RJN); y que en el día de la firma de esta sentencia en el Sistema Lex 100 notifiqué electrónicamente la presente a las partes con domicilio constituido.

A %d blogueros les gusta esto: