fbpx

#Fallos Delitos tributarios: Sobreseimiento de quienes fueron acusados por el delito de aprovechamiento indebido de subsidios por reintegros de crédito fiscal de IVA

Partes: Imputado: Baterías Argentinas S.A. y otros s/ infraccion ley 24.769 querellante: AFIP

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de San Martín

Fecha: 19-nov-2020

Cita: MJ-JU-M-129241-AR | MJJ129241 | MJJ129241

Sobreseimiento de los encartados en orden al delito de aprovechamiento indebido de subsidios por reintegros de crédito fiscal de IVA.

Sumario:

1.-Corresponde confirmar el sobreseimiento de los encartados en orden al delito de aprovechamiento indebido de subsidios por reintegros de crédito fiscal de IVA, pues las constancias no resultan suficientes para afirmar que el material que detallan las facturas observadas no hayan sido adquiridos por la firma imputada, máxime cuando el material comprado no es ajeno a la actividad que realiza la investigada, ya que el plomo constituye un elemento esencial en la producción de su negocio; tampoco se logró demostrar que los comprobantes cuestionados hubieren sido emitidos con el fin de sustentar compras que en realidad no existieron.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

2.-No existiendo constancia de que la mercadería relacionada con la tercera empresa no haya sido adquirida realmente por la firma investigada y, por ende, que se trate de un negocio ficticio con el fin de obtener un crédito fiscal indebido, entendemos que el hecho investigado no encuadra en una figura legal.

Fallo:

San Martín, 19 de noviembre de 2020.

VISTOS Y CONSIDERANDO:

I. Llegan las presentes actuaciones a conocimiento del Tribunal, en virtud del recurso de apelación interpuesto por el Fiscal de instrucción a Fs. 1048/1053 y por la querella -AFIP- a Fs. 1054/1061, contra la resolución de Fs. 1032/1040, que resolvió sobreseer a L. J. de A. M. -punto I)-, y a M. de F. M. -punto II)-, del delito de aprovechamiento indebido de subsidios por reintegros de crédito fiscal de IVA percibidos en los meses de julio a diciembre de 2007, por la suma de pesos dos millones seiscientos catorce mil seiscientos veintitrés con cuatro centavos ($2.614.623,4); y a L. C. de O. -punto III)-, por el delito de aprovechamiento indebido de subsidios por reintegro de crédito fiscal de IVA, percibidos en los meses de febrero a julio de 2008, por la suma de pesos un millón cuatrocientos ochenta mil seiscientos veintisiete con siete centavos ($1.480.627,7), de conformidad con lo establecido en el Art. 336, inc. 3 del C.P.P.N.

En la instancia, el Fiscal General desistió el recurso de su inferior jerárquico (Fs. 1073/1076), en tanto que la querella lo sostuvo (Fs. 1077), el cual fue replicado por la defensa de los imputados (Fs. 1078/83).

II. En lo que respecta a la situación procesal de L. C. de O. -punto III-, cabe destacar, que el 5 de abril de 2018, el juzgado instructor dictó su sobreseimiento por el delito descripto, por aplicación de la ley penal más benigna, la cual fue confirmada por esta Sala el 30 de mayo de 2018; rechazados que fueron los recursos de Casación y Extraordinario Federal, siendo este último, declarado inadmisible el 12 de octubre de 2018, por la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal, encontrándose a la fecha tramitando un recurso de Queja por ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación (Fs.906/08, 932/3 y 1000).

En virtud de ello, entendemos que el juez a quo debió remitirse a lo resuelto oportunamente con fecha 5 de abril de 2018, tratándose de un error material lo resuelto en el punto III) de la presente resolución, por lo tanto, el recurso de apelación interpuesto por la querella, corresponde declararlo erróneamente concedido.

Atento a lo señalado, se analizará en el caso, la situación procesal de los encartados L. José de Acevedo Mello y M. de F. M. -punto I a)-.

III. Liminarmente, cabe indicar que no se observa la arbitrariedad alegada, porque el auto de Fs. 1032/40, da suficiente cumplimiento a la regla de motivación que exigen los arts. 123, 306 y 308 del Cód. Proc. Penal de la Nación. Ello así, pues se exponen las razones fácticas y jurídicas en que se funda la decisión adoptada, de modo que el decisorio recurrido constituye una derivación razonada del derecho aplicable y, conforme a la jurisprudencia sentada por el Superior Tribunal de la Nación, se verifican los supuestos correspondientes para calificarlo como acto jurisdiccional válido (Fallos, 215:199; 285:55; 289:400; 291:220; 292:87; 292:418; 293:37; 293:190; 295:120; 297:495; 302:358; 303:834; 303:1646; 304:1698; entre muchos otros).

IV. Las presentes actuaciones tienen su génesis en la denuncia formulada por la Dirección Regional Mercedes de la Administración Federal de Ingresos Públicos contra los responsables de la contribuyente «Baterías Argentinas S.A.», por la obtención fraudulenta de beneficios fiscales o aprovechamiento indebido de subsidios por reintegros de crédito fiscal de IVA percibidos: en el año 2008, relacionados con operaciones de exportación del período comprendido en los meses de julio a diciembre de 2007, ambos inclusive, por la suma de pesos dos millones seiscientos catorce mil seiscientos veintitrés con cuatro centavos ($2.614.623,4) -punto I a)-, en los términos del Art. 3 de la ley 24.769 (Fs.3/25).

En los casos, la maniobra denunciada habría consistido en la utilización de las facturas y/o liquidaciones de compras apócrifas mediante la empresa «Delta Metalsur S.A.», que le permitió a la empresa exportadora «Baterías Argentinas S.A.», la generación de un crédito fiscal inexistente respecto al Impuesto al Valor Agregado, el cual fue declarado como vinculado a sus operaciones de exportación al solicitar al Fisco, el reintegro de dicho crédito fiscal, autorizándolo la AFIP.

Así, puesto a resolver sobre el objeto de debate, este Tribunal discrepa, con la interpretación de la querella.

En efecto, el Art. 43 de la ley 23.349 -del Impuesto al Valor Agregado-, hace referencia al régimen especial de exportadores, donde refiere que las exportaciones se encuentran exentas del pago de dicho tributo -IVA-, con la finalidad de darle una mayor competitividad a los productos que se exportan, regulándose para ello un mecanismo por el cual dicho exportador tiene la posibilidad de recuperar el crédito fiscal generado en el mercado interno, siempre que se encuentre vinculado con su operación de exportación.

Así las cosas, se encomendó una experticia al Cuerpo de Peritos Contadores de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que concluyó que los libros contables de la firma Baterías Argentinas S.A., en sus aspectos formales, son llevados de conformidad con las normas legales vigentes (Pto.

2). Asimismo, se estableció que habría cumplido las labores de auditoría de proveedores vinculados a operaciones de exportación y demás requisitos establecidos por la RG AFIP 2000, necesarias para obtener los reintegros, no surgiendo en esa instancia facturas caracterizadas como APOC -sigla con la que las bases informáticas de la AFIP refieren a documentación apócrifa- (Pto.3); que las operaciones de compra a Delta Metalsur S.A., se corresponden con las salidas de plomo en lingotes para su exportación a Brasil, no habiendo detectado irregularidades el organismo recaudador, concluyéndose que el circuito de compras y de pagos a Delta Meltalsur S.A., se encuadra dentro de las técnicas contables generalmente aceptadas (Pto. 5); de la documental arrimada surge que la firma Baterías Argentinas S.A., ha emitido cheques para la cancelación de la totalidad de las facturas de Delta Metalsur S.A., cumpliendo con las exigencias de la ley 25.345 y la RG AFIP 1547 (Fs. 551/64).

Ahora bien, las constancias obrantes en autos no resultan suficientes para afirmar que el material que detallan las facturas observadas, no hayan sido adquiridos por «Baterías Argentinas S.A.», máxime cuando el material comprado no es ajeno a la actividad que realiza la aquí investigada, ya que el plomo constituye un elemento esencial en la producción de su negocio.

Tampoco se logró demostrar que los comprobantes cuestionados hubieren sido emitidos con el fin de sustentar compras que en realidad no existieron.

Además, las sospechas de la AFIP de las irregularidades de la empresa «Delta Metalsur S.A.», no resultan suficientes para desacreditar las operaciones realizadas por «Baterías Argentinas S.A.» con dicho proveedor y cuestionar la totalidad de la facturación emitida por esa empresa, en los períodos comprendidos entre julio y diciembre de 2007, e impugnar cada uno de los créditos fiscales de IVA. Ello pues, porque no esta probado debidamente el monto de la evasión, ya que no se tiene comprobado que la totalidad de la mercadería cuyos instrumentos fueron tachados de apócrifos, no fuera adquirida realmente.

Cabe destacar, qué a la fecha de las operaciones impugnadas, la empresa «Delta MetalSur S.A.», no se encontraba incluida en la base APOC -conforme surge de Fs.429-, por lo cual, el contribuyente de autos no tenía forma de conocer la calificación que la AFIP iba a tener de ese proveedor tiempo después (11/5/2010).

Por lo expuesto, no existiendo constancia de que la mercadería relacionada con «Delta Metalsur S.A.», no haya sido adquirida realmente por la firma «Baterías Argentinas S.A.» y, por ende, que se trate de un negocio ficticio con el fin de obtener un crédito fiscal indebido, entendemos que el hecho investigado no encuadra en una figura legal.

En ese sentido, esta Alzada sostuvo que «no cuestionándose en el caso que las transacciones se han llevado a cabo, las irregularidades de las facturas emitidas por razones sociales hoy incluidas en la base Apoc, no pueden ser motivo de reclamo hacia la empresa «Cembrass S.A.». Ello así, en tanto el delito bajo análisis tiene previsto la utilización de facturas ideológicamente falsas, con el objetivo de que demuestren algo que no ha acontecido y con lo que se logró evadir un impuesto fiscal, lo cual no ha ocurrido en autos» (Sala I, Sec. Penal nro. 3, csa. 25005886/2012 «Denunciado Cembrass S.A. y otros s/evasión simple tributaria y evasión agravada tributaria», rta. 20/12/16).

Por último, cabe mencionar, la sentencia dictada por el Juzgado Contencioso Administrativo Federal nro. 5, en el Expte. 16988/2013 «Baterías Argentinas S.A. c/AFIP-DGI RES. 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26,27/13 s/DGI», en la cual, con relación a los documentos aquí cuestionados, sostuvo «Acreditada así la existencia y veracidad de las operaciones comerciales que vinculara a la empresa actora Baterías Argentinas S.A. y su proveedor Delta Metalsur S.A. y de las consecuentes exportaciones procede el reintegro del tributo pretendido por los períodos fiscales reclamados» (Fs. 1026/9).

En virtud de ello, es que lo alegado por la querella no tendrá favorable acogida, por lo cual, corresponde homologar la resolución cuestionada en autos.

Por lo expuesto, el Tribunal RESUELVE:

I. TENER POR DESISTIDO el recurso interpuesto por el Ministerio Público Fiscal.

II. CONFIRMAR los puntos I) y II) de la resolución de Fs. 1032/1040 en todo cuanto decide y fuera materia de apelación.

III. DECLARAR ERRONEAMENTE CONCEDIDO el recurso de apelación interpuesto por la querella contra el punto III) de la resolución de Fs. 1032/40.

A los fines del Artículo 110 del Reglamento para la Justicia Nacional se deja constancia de la integración de esta Sala conforme Resolución 17/2020, CFASM. REGÍSTRESE, NOTIFÍQUESE,

COMUNÍQUESE (conf. Ley 26.856 y acordada n° 24/13 , CSJN) y DEVUÉLVASE.-

C. FABIAN CUESTA

SECRETARIO DE CAMARA

ALBERTO AGUSTIN LUGONES

JUEZ DE CAMARA

MARCELO DARIO FERNANDEZ

JUEZ DE CAMARA

JUAN PABLO SALAS

JUEZ DE CAMARA

A %d blogueros les gusta esto: