El Coronavirus: medidas tributarias para afrontar la pandemia

covid-impuestos

Autor: Vidal Quera, Gastón

Fecha: 30-mar-2020

Cita: MJ-DOC-15260-AR | MJD15260

Doctrina:

Por Gastón Vidal Quera (*)

El Coronavirus o COVD-19 es un acontecimiento extraordinario que impactó en nuestro país y en todo el mundo de una manera muy significativa. Se trata de una pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud y en nuestro país el aislamiento social ha sido declarado por decreto de necesidad y urgencia 297/2020 , debiendo la gente permanecer en sus casas, salvo las excepciones legales con plazo fijado es hasta el 31 de marzo.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

No ha ocurrido en este siglo una situación similar en la cual los ciudadanos con motivo del aislamiento decretado por el Gobierno se hayan visto imposibilitados de salir de sus casas.

En esta colaboración, se hará mención de las medidas tributarias y fiscales que ha aplicado el Gobierno, y otras que se deben implementar en forma inmediata en forma coordinada por el Estado Nacional, las Provincias, Ciudad de Buenos Aires y los municipios para afrontar esta pandemia que tiene importantes impactos en materia económica, y en la recaudación del Estado que más que nunca debe contar con recursos para afrontar una situación sin precedentes.

Las medidas tributarias deben contribuir para que, en un plazo no muy lejano esperamos se reinicie la actividad económica y la vida con la mayor normalidad posible.El Estado Nacional ha tomado de manera rápida las siguientes medidas para poder afrontar este tema:

– Se han suspendido todos los plazos administrativos de la ley de procedimiento administrativo hasta el 31 de marzo (Decreto 298/2020 ),

– Para los empleadores de actividades de salud se redujo en un 95% la alícuota de contribuciones patronales por un plazo de 90 días y también reducciones del impuesto sobre los débitos y créditos bancarios (Decreto 300/2020 )

– La AFIP extendió hasta el 30 de junio de 2020 la cantidad de planes, cuotas y tasas de interés de financiación del régimen de facilidades de pago vigente (Resolución 4683/2020) y suspendió la traba de medidas cautelares contra las Pymes hasta el 30 de abril de 2020 (Resolución General 4684/2020) y una feria fiscal con suspensión de plazos hasta el 31 de marzo (Resolución General 4682/2020)

– El pago de un Ingreso Familiar de Emergencia de $ 10.000 para trabajadores informales y monotributistas de hasta 65 años (sociales y categorías A y B) (Decreto 310/2020 ) y se anunció que también lo recibirían las trabajadoras domésticas.

– Se reducirían las tasas de interés resarcitorio y punitorio a partir del mes de abril

– El Tribunal Fiscal de la Nación decretó su feria hasta el 31 de marzo con suspensión de plazos.

Una situación excepcional y sin precedentes requiere medidas fiscales de esa índole, dentro de las cuales se sugiere implementar de inmediato, como lo han hecho otros países:

a) Estado Nacional

Monotributo: eximición por 90 días de las cuotas del componente impositivo y previsional de las categorías A y B y del «monotributo social». Prórroga de ingreso por 90 días de las restantes categorías que podrá hacerse junto con las cuotas futuras y sin intereses. Eximición del pago de autónomos para las categorías con ingresos brutos anuales hasta $ 600.000.

Contribuciones patronales:reducción a cero por el plazo de 90 días para todas las actividades.

PYMES y personas físicas en general: Suspensión del pago de los anticipos del impuesto a las ganancias y postergación del pago del IVA por 90 días que podrá hacerse vencido ese plazo sin intereses ni multas. Cualquier gasto de las empresas asociado a la contingencia sanitaria debe ser aceptado como deducible del impuesto a las ganancias. Suspensión por 90 días del inicio de ejecuciones fiscales y de medidas cautelares (ampliando el plazo ya fijado).

Resto de contribuyentes: otorgamiento de mayor flexibilidad en la presentación de declaraciones juradas (prórroga de 30 días) e ingresarla sin intereses ni multas.

b) Provincias y Ciudad Autónoma de Buenos Aires: eximición del pago por 90 días para las PYMES y las personas físicas del pago del impuesto sobre los ingresos brutos y de sellos. Suspensión de ejecuciones fiscales y medidas cautelares por ese plazo.

Prórroga del pago por idéntico plazo para el resto de los contribuyentes que deberá ser ingresado sin intereses ni multas.

c) Municipios: eximición de la tasa de seguridad e higiene por 90 días para las PYMES y las personas físicas por 90 días si sus legislaciones no lo contemplan, y para el resto de los contribuyentes permitir el ingreso pasado dicho plazo sin intereses ni multas.

Si bien el Estado precisa de recursos para afrontar una situación excepcional, en cuestiones tributarias deben hacerse esfuerzos con la finalidad de, sin desfinanciar al Estado, no se asfixie a los agentes económicos que puedan seguir con el pago de sus salarios y obligaciones y, cuando se reanude la actividad económica, el perjuicio sea el menor posible.

Las medidas fiscales en este momento deben ser aplicadas y analizadas a la mayor brevedad posible y pueden colaborar para afrontar una situación mundial inédita y sin precedentes.

———-

(*) Abogado, UBA. Carrera de Especialización en Derecho Tributario, UBA. Docente a cargo del curso de verano, curso de invierno y curso regular de Finanzas Públicas y Derecho Tributario, UBA. Docente en la carrera de posgrado de especialización en Procedimiento Tributario y Previsional, CPBA. Adjunto de Derecho tributario, cátedra O’Donnell, UCES. Matriculado en el Colegio Público de Abogados de Capital Federal, el Colegio de Abogados de San Isidro y la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín. Miembro de la Asociación Argentina de Estudios Fiscales. Escribió artículos sobre temas tributarios y constitucionales para publicaciones jurídicas. Coautor de «Régimen tributario argentino», editado por Lexis Nexis.

A %d blogueros les gusta esto: