La demora en el pago de los honorarios de las facultativas, no debe afectar la continuidad de los tratamientos de la amparista

Partes: Incidente de medida cautelar de C. L. S. c/ Obra Social de la Unión del Personal Civil de la Nación en autos C. L. S. c/ Obra Social de la Unión del Personal Civil de la Nación s/ sumarísimo de salud

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal

Sala/Juzgado: III

Fecha: 7-jun-2018

Cita: MJ-JU-M-112226-AR | MJJ112226 | MJJ112226

Dado que las facultativas tratantes de una menor con discapacidad informaron la demora en el pago de sus honorarios, corresponde ordenar a la obra social arbitrar los medios necesarios para garantizar la continuidad de los tratamientos, sin trasladar ninguna molestia a la amparista.

Sumario:

1.-Corresponde confirmar la sentencia que ordenó a la obra social demandada a que en el plazo de cuarenta y ocho (48) arbitre los medios necesarios para garantizar la continuidad de los tratamientos indicados a la hija discapacitada de los actores (kinesiología, terapia ocupacional, psicología infantil, maestra integradora en el jardín de infantes y fonoaudiología), hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo en la sentencia definitiva, ya que si bien las facultativas tratantes de la menor informaron demora en los pagos de sus honorarios de entre cuatro y cinco meses los pagos requeridos y la fijación del plazo para pagar las facturas futuras importan el análisis de obligaciones contractuales que requieren ser discutidas en el marco de un proceso de conocimiento con mayor debate y prueba.

Fallo:

Buenos Aires, 7 de junio de 2018.

VISTO: el recurso de apelación interpuesto a fojas 105 – concedido con efecto devolutivo a fojas 106 -, fundado a fojas 112/115 vuelta y oído el señor Defensor Oficial a fojas 121, cuyo traslado fue contestado a fojas 129/130, contra el pronunciamiento de fojas 102/104; Y CONSIDERANDO:

I. Los padres de L.S.C. promovieron el presente juicio sumarísimo contra la Obra Social de la Unión del Personal Civil de la Nación a fin de obtener en tiempo y forma la cobertura integral de todas las prestaciones básicas y específicas que su hija discapacitada requiera (fojas 53, punto II, 1). Asimismo, solicitaron el dictado de una medida cautelar consistente en que, por un lado la emplazada abone inmediatamente a los profesionales tratantes de la menor los honorarios que les adeuda y, por otro en que se establezca preventivamente el plazo dentro del cual aquella deberá pagarle a los prestadores (fojas 55 vuelta, punto V.-).

Planteada así la cuestión, el señor Juez de primera instancia desestimó la precautoria en los términos en que había sido solicitada, pues entendió que los pagos requeridos y la fijación del plazo para pagar las facturas futuras importaban el análisis de obligaciones contractuales que requerían ser discutidas en el marco de un proceso de conocimiento con mayor debate y prueba (fojas 103, último párrafo). Sin embargo, y ante la posibilidad concreta de que se interrumpiera el tratamiento de la niña conforme a la denuncia de 95/101, dictó una medida precautoria con sustento en el artículo 204 del Código de forma (fojas 103 vuelta, párrafo segundo).

En consecuencia, ordenó a la demandada a que en el plazo de cuarenta y ocho (48) arbitre los medios necesarios para garantizar la continuidad de los tratamientos indicados a la niña L.S.C.(kinesiología, terapia ocupacional, psicología infantil, maestra integradora en el jardín de infantes y fonoaudiología), hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo en la sentencia definitiva.

Contra esta decisión de fojas 102/104 la parte actora interpuso la apelación de fojas 105.

II. La recurrente alega que no alcanza con disponer que se otorguen determinadas prestaciones, sino que es necesario que efectivamente se brinden. Afirma que “.la prestación se termina de cumplir cuando la obra social abona al médico/psicólogo/maestro sus honorarios y/o sueldos, en un tiempo y forma prudencial y razonable” (fojas 113 in fine/113 vuelta). En este sentido, agrega que el debate de autos más que un diferendo contractual o pecuniario atañe a la garantía y protección de los derechos a la salud y educación de la menor (fojas 114 vuelta).

III. En estas particulares circunstancias, se advierte que la queja en estudio remite a la cobertura integral decidida en la cautelar firme de fojas 102/104 y a su cumplimiento (en este sentido, ver que el costo del tratamiento no fue recurrido por la accionada).

En efecto, lo cierto es que las facultativas tratantes de la menor informaron demora en los pagos de sus honorarios de entre cuatro y cinco meses a fojas 149, 150, 151/152, 153/154, 155/156 y 157/158. Ello así, la actitud de la demandada podría comprometer las prestaciones de salud reconocidas en la medida cautelar firme de fojas 102/104, por lo que corresponde atender el agravio de los progenitores de la niña.

Por consiguiente, la obra social accionada deberá arbitrar los medios necesarios para el adecuado cumplimiento de su obligación, sin trasladar ninguna molestia a la amparista en virtud de la trascendencia de los derechos involucrados.

Por ello, SE RESUELVE: confirmar la decisión apelada y disponer que la demandada arbitre los medios necesarios para cumplir sin demora alguna con la cobertura del tratamiento médico – asistencial ordenada en la resolución firme de fojas 102/104. Las costas se imponen en el orden causado (artículos 68, segundo párrafo, del Código Procesal).

La doctora Graciela Medina no suscribe la presente por hallarse en uso de licencia (artículo 109 del RPJN).

Regístrese, notifíquese a las partes y al señor Defensor Oficial en su público despacho, publíquese y devuélvase.

Ricardo Gustavo Recondo

Guillermo Alberto Antelo