Acción de repetición por la obra social contra la ART por las prestaciones brindadas al trabajador a raíz del accidente laboral padecido

Partes: Obra Social del Personal de la Industria Lechera c/ Prevención ART Sociedad Anónima s/ ordinario

Tribunal: Cámara de Apelación en lo Civil, Comercial y Laboral de Rafaela

Sala/Juzgado: 5ta circ.

Fecha: 14-dic-2017

Cita: MJ-JU-M-110083-AR | MJJ110083 | MJJ110083

Procedencia de la acción de repetición deducida por la obra social contra la ART por las prestaciones brindadas al trabajador a raíz del accidente laboral padecido.

Sumario:

1.-Corresponde confirmar la sentencia que hizo lugar a la acción de repetición deducida por la obra social contra la ART, pues las prestaciones reclamadas estuvieron vinculadas con la lesión laboral que padeció el trabajador, en tanto la aseguradora no aportó prueba alguna tendiente a desvirtuar dicho extremo y demostrar que se trataría de una enfermedad inculpable.

2.-La pretensión de la obra social dirigida a repetir su pago contra la ART encuentra suficiente sustento legal en el art. 768, 3º , CCiv., pues los desembolsos efectuados que desinteresaron al trabajador no extinguieron la deuda del responsable del pago, la aseguradora, ya que lo contrario importaría un supuesto de enriquecimiento sin causa.

Fallo:

En la ciudad de Rafaela, a los 14 días del mes de diciembre del año dos mil diecisiete, se reúnen en Acuerdo Ordinario los Señores Jueces de la Cámara de Apelación en lo Civil, Comercial y Laboral de la Quinta Circunscripción Judicial, Dres. Lorenzo J. M. Macagno, Beatriz A. Abele y Alejandro A. Román, para resolver el recurso de apelación interpuesto por la parte demandada, contra la sentencia dictada por el Señor Juez de Primera Instancia de Distrito en lo Civil y Comercial de la Segunda Nominación de esta ciudad, en los autos caratulados: “Expte. N° 66 -Año 2016-

“O.S.P.I.L” – OBRA SOCIAL DEL PERSONAL DE LA INDUSTRIA LECHERA – c/ “PREVENCIÓN A.R.T. S.A.” s/ ORDINARIO”

Dispuesto el orden de votación, en coincidencia con el estudio de la causa resulta: primero, Dr. Lorenzo J. M. Macagno; segunda, Dra. Beatriz A. Abele; tercero, Dr. Alejandro A. Román.

Acto seguido el Tribunal se plantea las siguientes cuestiones:

1era.: ¿Es justa la sentencia apelada?

2da.: ¿Qué pronunciamiento corresponde emitir?

A la primera cuestión, el Dr. Lorenzo J. M. Macagno dijo:

OSPIL promovió demanda ordinaria contra Prevención ART S.A. (en adelante “la ART”) para obtener el reintegro de las sumas abonadas como consecuencia del infortunio laboral acaecido al Sr.José Carlos Andrada, el 21/07/2010, en la planta que la firma “Sucesores de Alfredo Williner S.A.”, asegurada por la citada ART, posee en Bella Italia, cuando cumpliendo su jornada de trabajo, como consecuencia de una brusca rotación de su rodilla derecha, sufrió una grave lesión en esa articulación, diagnosticada como “signos de marcada distención del ligamento cruzado anterior, derrame articular y tendinosis del tendón rotuliano”. Efectuada la denuncia ante la ART y luego del tratamiento de kinesiología y dos infiltraciones, el 03/11/10 el médico le extendió el alta médica sin incapacidad y sin recalificación laboral, y ante la persistencia de los dolores canalizó su atención a través de su obra social, recibiendo los tratamiento que detalla, cuyo costo, asumido por ésta, motivó la intimación de fecha 17/05/12 formulada por la actora a la ART por el importe de $ 19.788,68, más sus intereses, que no fue respondido y de allí el reclamo judicial iniciado (demanda, fs. 91/96).

A esa pretensión se opuso el demandado, solicitando el rechazo de la demanda, en razón de que el Sr. Andrada no sufrió un infortunio laboral, sino que padeció una enfermedad inculpable no cubierta por la Ley de Riesgos del Trabajo, por lo que nada adeuda al actor. Afirmó que la ART se limitó a otorgar las primeras prestaciones hasta determinar cuál era la patología sufrida por el trabajador (responde, fs. 108).

La sentencia de primera instancia hizo lugar a la demanda y condenó a Prevención ART S.A. a pagar al actor la suma de $ 19.788,68, más sus intereses desde el 17/05/12 hasta su efectivo pago, con costas. Para decidirlo así consideró que la prueba producida en la causa corrobora los extremos expuestos en la demanda: el informe de la Clínica “Diez de Septiembre” en su informe de fs. 136/182 da cuenta de la existencia de una internación el 24/02/11 (fs.153) para efectuar el procedimiento quirúrgico de artroscopia simple de rodilla efectuado por el médico Dr. Marcelo Cantón (ver fs. 158/159); las sesiones de “F.K.T.” prescriptas según las documentales de fs. 131, 167, 168,174,175,181, 182, y obran en Secretaría 16 órdenes de práctica donde se prescriben “F.K.T.”; la intervención quirúrgica del 27/09/11, también negada por el accionado, consta en el resumen de internaciones de fs. 150 y surge del informe de hospitalización de fs. 169 (ver también fs. 171/172); las sesiones de psicoterapia constan documentadas en la factura Nº 219 del 12/10/11, auditada por la Obra Social y abonada por ésta conforme la orden de práctica del 05/10/11 (reservadas en Secretaría), corroborada por el testimonio de José Carlos Andrada (fs. 185, 186). En virtud de este bagaje probatoria la sentencia consideró probado que las prestaciones aquí reclamadas estuvieron vinculadas con la lesión laboral que padeció Andrada el 21/07/10 -hecho reconocido por ambas partes- y lo corrobora el testimonio de éste (fs. 186 y 361) en tanto la ART no aportó prueba alguna tendiente a desvirtuar dicho extremo y demostrar que se trataría de una enfermedad inculpable, pasividad que sella la suerte de este pleito. Es así como la pretensión de la Obra Social dirigida a repetir su pago contra la ART encuentra suficiente sustento legal en el art. 768, 3º, Cód. Civil, pues los desembolsos efectuados que desinteresaron a Andrada no extinguieron la deuda del responsable del pago, la ART, ya que lo contrario importaría un supuesto de enriquecimiento sin causa (art. 2306, C.Civ. y normas pertinentes de la ley 24.557, por lo que en función de los arts. 505, 508, 616, 622, siguientes y concordantes del Cód.Civil), dispuso acoger la demanda por la suma reclamada ($ 19.788,68) más sus intereses según la tasa activa del Banco de la Nación Argentina en operaciones de descuento de documentos a treinta días, sin capitalizaciones parciales, desde la fecha de la intimación formulada por el demandante (17/05/12) hasta su efectivo pago, con costas (sentencia de primera instancia, fs. 379/383).

Contra ella apeló la ART (fs. 384) y al mantener su recurso se agravió, en síntesis, alegando que el juez soslayó el procedimiento indicado por la LRT y omitido por Andrada, acerca del reclamo, en caso de disconformidad, ante la Comisión Médica, lo que conlleva la pérdida de los beneficios y prestaciones que le pueden llegar a corresponder; y reitera que las lesiones de Andrada no son contingencias cubiertas o por las que deba responder la ART, señalando que la inexistencia de obligación de su parte obsta para franquear un supuesto de subrogación, ya que la única obligada al pago era la Obra Social. Cuestionó por último la tasa de interés por considerar que implica un enriquecimiento financiero y solicitó la revocación de fallo, con costas (expresión de agravios, fs. 396/397). Sus agravios fueron respondidos a fs. 401/403.

Más allá de que la expresión de agravios no cumplió con la exigencia del art. 365 C.P.C., desde que soslayó el principal argumento de la sentencia al no demostrar que la lesión sufrida por el trabajador no constituyó un infortunio laboral sino una enfermedad inculpable -omisión que sella la suerte del recurso, máxime ante el completo análisis probatorio efectuado en la sentencia -, se advierte que la cuestión que plantea acerca del incumplimiento por parte de Andrada al procedimiento establecido en la LRT mediante el reclamo ante la Comisión Médica no fue introducida en la litis (ver responde, fs. 108) lo que obsta para su tratamiento en esta alzada (art.246, C.P.C.C.).

En cuanto a la tasa de interés, conforme al criterio de esta Cámara, corresponde aplicar desde la fecha indicada en la sentencia (17/05/12) hasta el 30/06/15 la tasa del 22% anual, y en adelante, la tasa activa de Banco de la Nación Argentina en operaciones de descuento de documentos a treinta días, sin capitalizaciones parciales, hasta su efectivo pago (conf. este Tribunal en “Rocchia Miguel Ángel c/ “Mapfre Argentina Seguros S.A.”, 27/09/16, L. de Res. T. Nº 27,Res. Nº 253/16)

A esta primera cuestión, la Dra. Beatriz A. Abele dijo que hacia suyos los conceptos y conclusiones a que arribara el Juez de Cámara preopinante y por lo tanto, votó en el mismo sentido.

A la misma cuestión, el Dr. Alejandro A. Román dijo que, atento a la existencia de dos votos concordantes, se abstiene de emitir opinión (art. 26, Ley 10.160).

A la segunda cuestión, el Dr. Lorenzo J. M. Macagno dijo:

Atento al resultado obtenido al tratar la cuestión anterior, corresponde: Rechazar el recurso de apelación y confirmar la sentencia impugnada, con la salvedad hecha respecto de la tasa de interés, con costas al vencido. Los honorarios de la Alzada serán el cincuenta por ciento (50 %) de los que se regulen en Primera Instancia.

A la misma cuestión, la Dra. Beatriz A. Abele dijo que la resolución que corresponde adoptar era la propuesta por el Juez de Cámara Dr. Lorenzo J. M. Macagno, y en ese sentido emitió su voto.

A esta misma cuestión, el Dr. Alejandro A. Román dijo que, atento a la existencia de dos votos concordantes, se abstiene de emitir opinión (art. 26, Ley 10.160).

Por las consideraciones del Acuerdo que antecede la CAMARA DE APELACION CIVIL, COMERCIAL Y LABORAL, con la abstención del Dr. Alejandro A. Román (art. 26, Ley 10.160),

RESUELVE: 1) Rechazar el recurso de apelación y confirmar la sentencia impugnada, con la salvedad hecha respecto de la tasa de interés, con costas al vencido. 2) Los honorarios de la Alzada serán el cincuenta por ciento (50 %) de los que se regulen en Primera Instancia.

Insértese el original, agréguese el duplicado, hágase saber y bajen.

Concluido el Acuerdo, firmaron los Jueces de Cámara por ante mí, doy fe.

SIGUEN LAS FIRMAS.

Juez de Cámara

Lorenzo J. M. Macagno

Juez de Cámara

Beatriz A. Abele

Alejandro A. Román

Juez de Cámara

SE ABSTIENE

Héctor R. Albrecht

Secretario