A propósito de la reglamentación de la Ley 27.306 (Dificultades Específicas del Aprendizaje)

Autor: Suárez, Enrique L.

Fecha: 8-jun-2018

Cita: MJ-DOC-13577-AR | MJD13577

Sumario:

Presentación. II. Algunas cuestiones preliminares. III. La normativa nacional. IV. Reglamentación de la Ley 27.306.

Doctrina:

Por Enrique Luis Suárez (*)

I. PRESENTACIÓN

Recientemente, se ha reglamentado a través del Decr. 289 del 9 de abril de 2018 (BO: 10/4/2018) la Ley 27.306 , por la que se declaró de interés nacional el abordaje integral e interdisciplinario de los sujetos que presentan Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA).

En función de ello, nos ha parecido de interés reflexionar junto con el lector sobre la naturaleza e importancia de la cuestión bajo comentario, así como también apreciar los alcances del referido texto legal y su reglamentación.

II. ALGUNAS CUESTIONES PRELIMINARES

El concepto referido a las «Dificultades Específicas del Aprendizaje» (1) es una denominación específica que se refiere a un grupo de trastornos que se manifiestan como dificultades significativas en la adquisición de la lectura (de reconocimiento y de comprensión), de escritura (de grafía y composición) y de matemáticas (de cálculo y de solución de problemas). Pueden darse a lo largo de la vida, si bien mayoritariamente se presentan antes de la adolescencia.

Estos trastornos son intrínsecos al alumno, debidos a una alteración o disfunción neurológica que provoca retrasos en procesos directamente implicados en el aprendizaje.

También se señala que se refieren a dificultades en las áreas del aprendizaje primarias, correspondientes a la lectura, escritura y cálculo. Se relaciona con dificultades en procesos cognitivos (atención, memoria, percepción) y lingüísticos. Se considera que su origen puede estar relacionado con una disfunción del Sistema Nervioso Central.

Secundariamente, se ven afectadas diversas áreas curriculares (ciencias sociales, segundo idioma, etcétera).

Como puede apreciarse, la vida escolar acompañada de estas dificultades, puede potenciar problemas de personalidad, ansiedad y sociabilidad que afectan a la calidad de vida de la persona.

Se considera entonces que la persona presenta Necesidades Específicas de Apoyo Educativo por «Dificultades Específicas de Aprendizaje» (DEA) cuando muestra alguna perturbación en uno o más de los procesos psicológicos básicos implicados en el empleo del lenguaje hablado o escrito.Estas alteraciones pueden aparecer como anomalías al escuchar, hablar, pensar, leer, escribir o al realizar cálculos aritméticos.

A los fines de poder comprender sus diversas especies, cabe advertir que, a los fines de su clasificación, en el DSM-IV (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) (2), con Códigos CIE-10 (3), se distinguen como Trastornos del Aprendizaje (4), el Trastorno de la lectura (F81.0) (5), Trastorno del cálculo (F81.2) (6), Trastorno de la expresión escrita (F81.8) (7) y el Trastorno del aprendizaje no especificado (F81.9) (8).

En la nueva versión (DSM-V) (9), se consigna al Trastorno Específico de Aprendizaje como la dificultad en el aprendizaje y en la utilización de las aptitudes académicas, pudiéndose traducir el Trastorno específicamente en las siguientes características:

a. dificultades en la lectura (precisión en la lectura de palabras, velocidad o fluidez de la lectura, y comprensión de la misma).

Aquí «dislexia» es un término alternativo utilizado para referirse a un patrón de dificultades del aprendizaje que se caracteriza por problemas con el reconocimiento de palabras en forma precisa o fluida, deletrear mal y poca capacidad ortográfica.

b. dificultad en la expresión escrita (corrección ortográfica, corrección gramatical y de la puntuación, claridad u organización de la expresión escrita) (10).

c.con dificultad matemática (sentido de los números, memorización de operaciones aritméticas, cálculo correcto o fluido, razonamiento matemático correcto).

«Discalculia» es aquí un término alternativo utilizado para referirse a un patrón de dificultades que se caracteriza por problemas de procesamiento de la información numérica, aprendizaje de operaciones aritméticas y cálculo correcto o fluido.

Estas características mencionadas supra respecto del DSM V, son necesarias para diagnosticar dificultades de aprendizaje, identificando las mismas en los procesos de aprendizaje (11).

Salas (12) señala al respecto que la dislexia es un trastorno de aprendizaje, de origen neurobiológico y un porcentaje de fracasos escolares están relacionados directa o indirectamente con la dislexia.

La misma consiste principalmente en presentar dificultades específicas y persistentes a la hora de leer y de escribir, existiendo también dificultades en otras áreas como pueden ser: la comprensión lectora, la atención, la baja memoria a corto plazo, dificultades para integrar las nociones de espacio y tiempo (días de la semana, meses del año, gestión del tiempo), diferenciar entre derecha e izquierda, letra en ocasiones ilegible, todo ello a pesar de tener una inteligencia normal o por encima de la media y a pesar de haber tenido una escolarización adecuada.

Debe tenerse muy presente que no existen dos casos idénticos y que también existen diferentes grados, por lo que no debemos comparar, ya que pueden darse muchas diferencias entre los síntomas de un caso con otro.

La dislexia (13) suele venir acompañada de diferentes trastornos asociados. Los más comunes son:TDAH, Trastorno de Coordinación (Dispraxia), Discalculia y Trastornos emocionales (14).

Debe tenerse muy presente que, con la detección y el diagnóstico pertinentes, deben realizarse varias actividades en favor de la estimulación y progreso de la persona implicada, mediante los siguientes aspectos:

– la realización de un proceso de reeducación que pretende estimular diferentes procesos implicados para mejorar sus habilidades lectoras, escritoras y de cálculo, potenciando no solamente estas áreas, sino también procesos básicos como la atención, percepción y memoria.

– el apoyo a la familia en este proceso es importantísimo. Su papel es clave para poder conseguir: apoyar y generalizar estrategias aprendidas; establecer rutinas y horarios de estudio en casa; un apoyo adecuado y adaptado a los deberes; mejorar la comunicación e interacción padres-hijo en tiempos de estudio; y controlar dificultades del estado de ánimo y dinámicas en casa que puedan estimularlos.

– otro aspecto de la intervención es apoyarse en adaptaciones metodológicas, dirigidas a apoyar al alumno en la dinámica de clase, los deberes y exámenes. Le facilitarán al alumno en el ámbito escolar conseguir los objetivos académicos como sus iguales, reforzando sus puntos fuertes y atenuar las dificultades con las que estos chicos han de lidiar día a día en clase, en momentos de examen y frente a sus compañeros.

Algunos ejemplos de dichos apoyos pueden ser: ofrecer más tiempos, reducir la tarea, enviar tareas específicas para el objetivo a estimular, dar material sintetizado antes de la explicación, permitir el uso de correctores ortográficos, tablas de multiplicar, buscar ejemplos claros, etcétera (15).

III. LA NORMATIVA NACIONAL

1.El proyecto que originó el posterior texto legal, es el S-1680-15 (16), el cual culmina con la sanción de la Ley 27.306 (17), recientemente reglamentada por el Decr.289/18.

El objetivo perseguido por la iniciativa es garantizar y hacer efectivo el derecho a la educación de niñas, niños, adolescentes y adultos que presenten Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA), el cual puede tener con implicaciones significativas, leves, moderadas o graves en el ámbito escolar. La dificultad es intrínseca a la persona, debido a su base neurobiológica.

El proyecto, en sus fundamentos (18), consigna que la falta de un diagnóstico adecuado trae aparejada una serie de consecuencias para las personas con DEA, entre ellas la incomprensión de los que le rodean (padres, profesores y compañeros); la sensación de fracaso a pesar del esfuerzo que hacen; la falta de reconocimiento de este esfuerzo; y todo esto lleva a menudo a estos niños a sufrir ansiedad, depresión, síntomas psicosomáticos y trastornos de conducta.

Se produce así un daño a la autoestima de los chicos, que se sienten menos inteligentes y son etiquetados, muchas veces, por sus docentes y aun por sus propios padres, que desconocen la verdadera causa del problema. No se alcanza a dimensionar la sensación de fracaso, y la magnitud del esfuerzo que realizan, el cual no es percibido adecuadamente.

Focalizando la cuestión en el ámbito escolar, pero sin olvidar que el abordaje de la problemática debe ser integral e interdisciplinario (19), se sostiene que la Ley 26.206 (Ley de Educación Nacional) garantiza la inclusión educativa a través de políticas universales y de estrategias pedagógicas y de asignación de recursos que otorguen prioridad a los sectores más desfavorecidos de la sociedad, constituyendo ello uno de los fines y objetivos de la política educativa nacional (art. 11, inc. E. de la Ley 26.206).

Ello debe implicar, con carácter general, atender las situaciones que producen obstáculos para el acceso de los alumnos al sistema educativo, su permanencia, su tránsito y su egreso.Se trata de interpelar las prácticas y sentidos instalados que generan estigmatización, que rotulan y etiquetan a los niños, niñas, adolescentes y adultos y terminan en la vulneración de su derecho a la educación, el cual es garantizado por la Ley 26.206 en los arts. 4 , 6 , 7 y 8 , entre otros (20).

Por sobre todo, se busca la inclusión en los programas escolares normales y no, como ocurre con cierta frecuencia, que quienes ostentan esta condición, sean víctimas de exclusión y / o de fracaso escolar.

Hay que recordar que el art. 20, inc. i , de la Ley 26.206 establece que será objetivo de la educación inicial lo siguiente: «Prevenir y atender necesidades especiales y dificultades de aprendizaje». Pero no profundiza ni da herramientas concretas.

En la visión del entonces proyecto, esto no se satisface de ningún modo con admitir a quienes tienen este trastorno en aula junto con sus compañeros, para dejarlos luego librados a su suerte, para que se arreglen como puedan.

Deben implementarse una serie de disposiciones concretas destinadas a ayudarlo a adquirir los mecanismos de base del aprendizaje en todas sus facetas en las etapas iniciales del aprendizaje, y en acompañar después con medidas de apoyo y compensatorias para que prosiga sus estudios, a pesar de las dificultades que puedan persistir en el proceso (21).

Esto no debe interpretarse como el otorgamiento de una ventaja, sino como apoyos, medidas de acción positiva entendidas como apoyos a los estudiantes comprendidos en la temática, con el objeto de ponerlos en igualdad de condiciones y de garantizar así el acceso debido al derecho a la educación, de modo de poder atender inclusivamente, las situaciones que producen obstáculos para el acceso de los alumnos al sistema educativo, su permanencia, tránsito y egreso.

Desde ese punto de vista, la adaptación curricular contempla la adopción de una serie de iniciativas que ya hemos explicitado supra, al final de punto II del presente (22).

Siendo un trastorno que atraviesa la sociedad toda sin distinción de edades, sexo, clase social o situaciones ambientales, resulta imperioso adoptar las medidas necesarias para obtener un diagnóstico adecuado lo más temprano posible, para un mejor acompañamiento e intervención sobre el trastorno de la persona.

En resumen, la parte más importante de esta iniciativa radica en la detección temprana de las necesidades educativas de estos alumnos, la capacitación docente, la adaptación curricular y la atención integral e interdisciplinaria de estos alumnos en el aula (23).

2.Entrando ya al texto de la ley sancionada, cabe mencionar en primer término que ella tiene como objetivo prioritario garantizar el derecho a la educación de los niños, niñas, adolescentes y adultos que presenten Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA) (art. 1), lo que se refleja en forma clara tanto en los fundamentos como en el tratamiento dado por el legislador al texto de la iniciativa.

Para ello, por el art. 2, se declara de interés nacional el abordaje integral e interdisciplinario de los sujetos que presentan Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA), como la formación profesional en su detección temprana, diagnóstico y tratamiento.

También se hace lo propio con la difusión de la temática y con el acceso a las prestaciones necesarias para permitir el adecuado desarrollo de la persona.

Para un logro más efectivo de lo propuesto en la ley, se considera importante definir el concepto de las Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA), lo cual se realiza en el art.3 del texto de la normativa.

En ese orden de ideas, se considera a las DEA como las alteraciones de base neurobiológica, que afectan a los procesos cognitivos relacionados con el lenguaje, la lectura, la escritura y / o el cálculo matemático, con implicaciones significativas, leves, moderadas o graves en el ámbito escolar, con lo cual quedan comprendidas la dislexia, la disgrafía y la discalculia dentro de las dificultades de aprendizaje alcanzadas por las regulaciones bajo trato.

3.Como en todas las normativas que tienen por objeto primordial reconocer un derecho esencial para el desarrollo de la persona, lo que requiere instrumentar políticas públicas a través de acciones concretas comprendidas en planificaciones, programas, etc., la determinación de la autoridad de aplicación de la norma y sus funciones es sumamente importante.

La cuestión en la Ley 27.306 es tratada por sus arts. 4 , 5 , 6 y 8 . En primer lugar, cabe señalar que la autoridad de aplicación será determinada por el Poder Ejecutivo nacional (art. 4).

A.Ella tendrá las siguientes acciones a su cargo (cf. art. 5):

a. Establecer procedimientos y medios adecuados para la detección temprana de las necesidades educativas de los sujetos que presentaren dificultades específicas de aprendizaje.

b. Establecer un sistema de capacitación docente para la detección temprana, prevención y adaptación curricular para la asistencia de los alumnos disléxicos o con otras dificultades de aprendizaje, de manera de brindar una cobertura integral en atención a las necesidades y requerimientos de cada caso en particular.

c. Coordinar con las autoridades sanitarias y educativas de las provincias que adhieran a la presente y, en su caso, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, campañas de concientización sobre Dislexia y Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA) (24).

d.Planificar la formación del recurso humano en las prácticas de detección temprana, diagnóstico y tratamiento.

De esta forma, la detección temprana de las necesidades educativas, la adaptación curricular para la asistencia de los alumnos con DEA, la concientización, la planificación de la capacitación en la detección, diagnóstico y tratamiento, son acciones que revisten una importancia superlativa para el legislador, en función de los objetivos de la norma (25).

B.La autoridad de aplicación debe elaborar la adaptación curricular antes citada, de modo de poder garantizar en cada caso el acceso al currículum común, en el caso de existir DEA, para lo que deben tenerse en cuenta las siguientes consideraciones orientativas:

a. Dar prioridad a la oralidad, tanto en la enseñanza de contenidos como en las evaluaciones.

b. Otorgar mayor cantidad de tiempo para la realización de tareas y / o evaluaciones.

c. Asegurar que se han entendido las consignas.

d. Evitar las exposiciones innecesarias en cuanto a la realización de lecturas en voz alta frente a sus compañeros.

e. Evitar copiados extensos y / o dictados cuando esta actividad incida sobre alumnos con situaciones asociadas a la disgrafía.

f. Facilitar el uso de ordenadores, calculadoras y tablas.

g. Reconocer la necesidad de ajustar los procesos de evaluación a las singularidades de cada sujeto.

h. Asumirse, todo el equipo docente institucional, como promotores de los derechos de niños, niñas, adolescentes y adultos, siendo que las contextualizaciones no implican otorgar ventajas en ellos frente a sus compañeros, sino ponerlos en igualdad de condiciones frente al derecho a la educación.

Como se ve, tanto en la breve caracterización trazada en el punto II del presente, como de los conceptos manifestados en el análisis y tratativas del entonces proyecto de ley, se desprendían las orientaciones enunciadas explícitamente en el art. 6 (26), enfatizando en el inc.h que dichas orientaciones no responden a otorgar ventaja alguna, sino a ponerlos en una situación equitativa, en igualdad de condiciones a fin de poder acceder a la educación como derecho humano fundamental.

C.En ese mismo sentido, el art. 7 estipula que el Consejo Federal de Educación (27) tendrá la función de colaborador permanente para el cumplimiento de los objetivos fijados en la presente ley, como así también la de establecer un sistema federal de coordinación interjurisdiccional, para la implementación de políticas activas con el fin de hacer efectivo el derecho a la educación de niños, niñas, adolescentes y adultos que presentan Dislexia y Dificultades Específicas del Aprendizaje.

Con respecto a las acciones que deben llevarse a cabo en materia educativa, se tiene en cuenta la armonización de lo actuado en el marco interjurisdiccional y con una visión federal, buscando la coordinación permanente de las acciones que se van a llevar a la práctica en resguardo de los derechos de las personas con DEA, con políticas activas que impulsen la asistencia fijada como objetivo en materia educativa en la presente norma, buscando siempre privilegiar, mediante acciones directas, la igualdad de posibilidades y la equidad en vistas al desarrollo pleno de cada persona.

Como puede verse, al Consejo Federal de Educación se le asigna un rol trascendente en la cuestión educativa: articular e implementar federalmente políticas activas (28).

D.En los puntos B. y C. hemos visto las obligaciones existentes para la autoridad de aplicación y el Consejo Federal de Educación en materia educativa. En el art. 8, podemos apreciar las vinculadas con la salud.

De este modo, expresamente, se establece que aquella deberá impulsar, a través del Consejo Federal de Salud (29), las siguientes acciones (cf. art. 7):

a. La implementación progresiva y uniforme en las diferentes jurisdicciones de un abordaje integral e interdisciplinario de Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA).

b. Establecer los procedimientos de detección temprana y diagnóstico de las Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA).

c.Determinar las prestaciones necesarias para el abordaje integral e interdisciplinario en los sujetos que presentan Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA), que se actualizarán toda vez que el avance de la ciencia lo amerite.

Queda claro de este modo lo referido a los ámbitos temáticos y los ejes que se determinan para la atención de las principales dificultades vinculadas a garantizar el desarrollo humano a través del concreto ejercicio de los derechos fundamentales de las personas con DEA: el contexto de la educación y la salud.

Es de suma importancia que las acciones en materia de salud -y según nuestra opinión, también las vinculadas con los apoyos educativos) se organicen para su implementación en todas las jurisdicciones, en aras de la equidad en beneficio de todos los habitantes. Es que el abordaje integral y multidisciplinario efectivamente debe implementarse de manera igualitaria y uniforme en todas las jurisdicciones.

Asimismo, debe buscar la uniformidad y el acuerdo en la determinación y estructura de los protocolos de tratamiento.

E.Finalmente, a fin de asegurar el acceso a las prestaciones necesarias en materia de salud, el art. 9 prevé que las prestaciones comprendidas en los incs. b y c del art.8 quedan incorporadas de pleno derecho al Programa Médico Obligatorio (PMO) (30).

Por ende, quedan comprendidos en el PMO los procedimientos de detección temprana y diagnóstico, y las prestaciones que sean necesarias para el abordaje integral e interdisciplinario de las personas con DEA.

A tal efecto, serán los agentes de salud comprendidos en la Ley 23.660 y en la Ley 23.661 ; las organizaciones de seguridad social; las entidades de medicina prepaga; la obra social del Poder Judicial, de las universidades nacionales, personal civil y militar de las Fuerzas Armadas, de Seguridad, de Policía Federal Argentina; la Dirección de Ayuda Social para el Personal del Congreso de la Nación y los agentes de salud que brinden servicios médicoasistenciales, independientemente de la figura jurídica que tuvieren, quienes tendrán a su cargo, con carácter obligatorio, las prestaciones necesarias para la detección temprana, diagnóstico y tratamiento de las Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA).

F.Una consideración con una mirada global que puede hacerse sobre las consecuencias de la implementación de la ley, con sentido favorable, es que se gesta una búsqueda de apoyos e interacciones entre los padres, docentes y profesionales actuantes donde, a causa del abordaje integral e interdisciplinario, en función del diagnóstico, determinación de apoyos e implementación de los mismos por el personal docente, y el compromiso de los propios educandos y sus familias, se comienza a dar una mirada inclusiva de la escuela, que recepciona los cambios y avances que se dan en el marco de la sociedad actual.

Una mirada comunitaria y solidaria tiene por objeto la búsqueda del progreso y bienestar de aquellas personas con DEA, quienes de esta manera podrán encarar de mejor manera el proceso de aprendizaje y desarrollo de capacidades personales.

En ese sentido, lo importante (respetando las competencias propias de cada área) es que todos en el área de educación y salud tendrán que saber qué es la dislexia y las demás dificultades en el aprendizaje, y una vez que un chico tengael diagnóstico, en el colegio se tendrán que hacer las adaptaciones de acceso y forma de los contenidos obligatoriamente (31).

Como la ley también se ocupa de la formación docente para reconocer estos trastornos en el aula y poder intervenir a tiempo para facilitar el proceso de aprendizaje, ello facilitará el diálogo entre educadores y profesionales, en pos de una mejor calidad de vida para las familias y sus hijos.

Las DEA no diferencian entre niveles de ingresos o educación. Son un conjunto de trastornos que generan dificultades para leer, escribir o hablar, principalmente. Esto afecta el aprendizaje y, en virtud de ello, la ley establece mandatos y distribuciones de funciones que facilitarán el diálogo interdisciplinario y la cobertura por el PMO, haciendo más accesibles los diagnósticos y tratamientos necesarios (32), y el diálogo entre los educadores (quienes deberán establecer las adaptaciones de la currícula más convenientes para el caso) y los profesionales, quienes implementarán los tratamientos a fin de allanar las dificultades para aprender, todo ello en interacción constante con las familias.

IV. REGLAMENTACIÓN DE LA LEY 27.306

Como ya hemos visto, la ley se concretó a través del Decr. 289/18. La norma en sus considerandos -entre otras puntualizaciones-, además de puntualizar los principales objetivos planteados con la sanción y promulgación de la Ley 27.306, recuerda que es decisión del Gobierno nacional promover medidas que aseguren la implementación federal de políticas activas que garanticen las condiciones necesarias para el ejercicio pleno del derecho a la educación de todos los niños, niñas, adolescentes y adultos (33).

A su vez, por el art. 2 del Decr. 289/18 se dispone que el Ministerio de Educación será la autoridad de aplicación de la Ley 27.306.

Además de que quedan a su cargo todas las mandas determinadas en la Ley 27.306, en virtud de la reglamentación de la norma aprobada por el Anexo I de dicho decreto:

– Con respecto al ejercicio de las acciones del art.5, puestas a cargo de la autoridad de aplicación, el referido Ministerio de Educación deberá promover los Convenios de Colaboración necesarios con el Ministerio de Salud y con los organismos e instituciones públicas y privadas de las distintas jurisdicciones para el desarrollo de estrategias que permitan garantizar el cumplimiento de las funciones prescriptas por la ley que se reglamenta.

– Sobre las adaptaciones curriculares que debe elaborar la autoridad de aplicación designada, y las consideraciones orientativas para garantizar el acceso al curriculum común, en el caso de Dificultades Específicas del Aprendizaje (art. 6), la Autoridad de Aplicación debe crear un Consejo Consultivo de carácter federal, en el que se encuentren representados centros académicos y expertos de reconocida trayectoria y experiencia en la materia, siendo honorario el desempeño de ellos.

El Consejo podrá ser requerido para las siguientes cuestiones:

1. Proponer acciones o instrumentos que mejoren y fortalezcan el desarrollo de las políticas públicas en la materia.

2. Proporcionar e impulsar propuestas que tiendan a mejorar y facilitar la articulación territorial.

– Para las acciones que debe impulsar la Autoridad de Aplicación a través del Consejo Federal de Salud, por el art. 8, la reglamentación dispone que aquellas se efectuarán mediante un esquema de trabajo que los actores institucionales correspondientes se comprometen a diagramar en un plazo razonable; y que contendrá tanto los procedimientos como las prestaciones necesarias, respetando los criterios de la medicina basada en la evidencia, eficacia, eficiencia, costo – efectividad y los estándares internacionales en la materia.

En conclusión, se persigue garantizar «el abordaje integral e interdisciplinario» de las personas que presentan DEA, estructurando el modo de efectivizar tanto la cobertura de salud como las adaptaciones curriculares y la formación docente, previstas todas en la Ley 27.306.

Puede decirse entonces, que los principales objetivos que se ven facilitados por la presente reglamentación son los siguientes:la articulación de los sectores de Salud y Educación, la posibilidad de brindar las prestaciones suficientes para las familias y sus hijos en los tratamientos por DEA (34), la capacitación de los docentes para conocer y poder alertar a la familia sobre algunas circunstancias que ayudan a la detección precoz, para la derivación pertinente a los fines de realizar el diagnóstico, si así correspondiere, y para elaborar las adaptaciones necesarias de la currícula.

Además, se genera una relación de confianza para poder encarar trabajo en conjunto entre la familia y la escuela, y a su vez con los profesionales intervinientes. Todo ello resulta clave para los intereses del afectado (35).

Por todo ello, creemos que la reglamentación significa un avance no solo en la consolidación de la normativa, sino también en su implementación práctica, de modo de garantizar con mayor eficacia los derechos del colectivo afectado.

Obviamente, la evaluación de los resultados y del estado de situación en el futuro, evidenciará si se han puesto en práctica los lineamientos determinados por el legislador para tutelar los derechos de los beneficiarios de la normativa analizada, y si ha existido en efecto una planificación y estrategia gubernamental a nivel local y nacional para implementar las propuestas, diagramas y herramientas previstas; todo ello, acompañado del necesario suministro de recursos presupuestarios y conformación de recursos profesionales para llevar adelante una tarea tan valiosa.

———-

(1) Puede consultarse ROMERO PÉREZ, Juan F., y LAVIGNE CERVÁN, Rocío: Dificultades en el Aprendizaje: Unificación de Criterios Diagnósticos, vol. 1, p.39 y ss, Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, España, disponible en https://www.uma.es/media/files/LIBRO_I.pdf.

(2) Disponible en http://www.mdp.edu.ar/psicologia/psico/cendoc/archivos/Dsm-IV.Castellano.1995.pdf.

El DSM (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) es el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (American Psychiatric Association, APA) y contiene descripciones, síntomas y otros criterios para diagnosticar trastornos.

Estos criterios de diagnóstico proporcionan un lenguaje común entre los distintos profesionales (psiquiatras, psicólogos clínicos e investigadores de las ciencias de la salud) que se dedica a la psicopatología, estableciendo claramente los criterios que los definen y ayudando a asegurar que el diagnóstico sea preciso y consistente.

En general, el DSM es el sistema de clasificación de trastornos mentales con mayor aceptación, tanto para el diagnóstico clínico como para la investigación y la docencia.

Ver Fundación Cantabria Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad (Fundación CADAH), Qué es el DSM, en https://www.fundacioncadah.org.

(3) Es la Clasificación Internacional de Enfermedades, 10.ª versión, correspondiente a la versión en castellano o español de la versión en inglés ICD, siglas de International Statistical Classification of Diseases and Related Health Problems y determina la clasificación y codificación de las enfermedades y una amplia variedad de signos, síntomas, hallazgos anormales, denuncias, circunstancias sociales y causas externas de daños y / o enfermedad. Véase http://www.who.int/classifications/icd/en/.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el uso de este sistema internacional.

(4) Se diagnostican trastornos del aprendizaje cuando el rendimiento del individuo en lectura, cálculo o expresión escrita es sustancialmente inferior al esperado por edad, escolarización y nivel de inteligencia, según indican pruebas normalizadas administradas individualmente. Los problemas de aprendizaje interfieren significativamente el rendimiento académico o las actividades de la vida cotidiana que requieren lectura, cálculo o escritura.Los trastornos del aprendizaje pueden persistir a lo largo de la vida adulta. Pueden asociarse a desmoralización, baja autoestima y déficit en habilidades sociales.

La tasa de abandonos escolares de niños o adolescentes con trastornos del aprendizaje suele ser significativa. Los adultos con trastornos del aprendizaje pueden sufrir dificultades significativas sea en el empleo, o en su adaptación social.

Se sabe que algunos retrasos del desarrollo del lenguaje ocurren en asociación con trastornos del aprendizaje (particularmente trastorno de la lectura), aunque tales retrasos pueden no ser suficientemente graves para establecer un diagnóstico independiente de trastorno de la comunicación. Los trastornos del aprendizaje también pueden asociarse a una mayor tasa de trastorno del desarrollo de la coordinación.

(5) La característica esencial del trastorno de la lectura es un rendimiento en lectura (esto es, precisión, velocidad o comprensión de la lectura evaluadas mediante pruebas normalizadas administradas individualmente) que se sitúa sustancialmente por debajo del esperado en función de la edad cronológica del coeficiente de inteligencia y de la escolaridad propia de la edad del individuo.

En los sujetos con trastorno de la lectura (también denominado «dislexia»), la lectura oral se caracteriza por distorsiones, sustituciones u omisiones; tanto la lectura oral como la silenciosa se caracterizan por lentitud y errores en la comprensión.

(6) La característica esencial del trastorno del cálculo es una capacidad aritmética (medida mediante pruebas normalizadas de cálculo o razonamiento matemático administradas individualmente) que se sitúa sustancialmente por debajo de la esperada en individuos de edad cronológica, coeficiente de inteligencia y escolaridad acordes con la edad.

(7) La característica esencial del trastorno de la expresión escrita es una habilidad para la escritura (evaluada mediante pruebas normalizadas administradas individualmente o por evaluación funcional de la habilidad para escribir) que se sitúa sustancialmente por debajo de la esperada, dada la edad cronológica del individuo, dado su coeficiente de inteligencia y dada la escolaridad propia de su edad.

Generalmente se observa una combinación de deficiencias en la capacidad del individuo para componer textosescritos, lo que se manifiesta por errores gramaticales o de puntuación en la elaboración de frases, una organización pobre de los párrafos, errores múltiples de ortografía y una grafía excesivamente deficitaria.

(8) Esta categoría incluye trastornos del aprendizaje que no cumplen los criterios de cualquier trastorno del aprendizaje específico. La misma puede referirse a deficiencias observadas en las tres áreas (lectura, cálculo, expresión escrita) que interfieran significativamente el rendimiento académico aun cuando el rendimiento en las pruebas que evalúan cada una de estas habilidades individuales no se sitúe sustancialmente por debajo del esperado dada la edad cronológica de la persona, dado su coeficiente de inteligencia evaluada y dada la enseñanza propia de su edad.

(9) Disponible en http://www.bibliopsi.org/docs/DSM%20V.pdf.

(10) Aquí se habla también de disgrafía. El alumnado con «Dificultades Específicas de Aprendizaje en escritura o disgrafía» es aquel que manifiesta un desfase curricular en el área o materia de Lengua Castellana y Literatura y, específicamente en los contenidos relacionados con la escritura.

Esta limitación es específica en las áreas y materias curriculares que demandan de manera prioritaria el uso de los procesos de escritura.

Ver «Consideraciones sobre el alumnado que presenta DEA», disponible en http://www.gobiernodecanarias.org/educacion/web/servicios/necesidades_apoyo_educativo/otras_neae/dificultades
aprendizaje/que_es.

(11) El proceso de identificación debe iniciarse con el alumnado detectado después de haber sido sometido a programas de mejora, tanto en lectura como en escritura o cálculo, sin alcanzar la competencia curricular propia de su edad. Ver bibliografía señalada en nota 10.

(12) SALAS, Araceli: «Dislexia, mucho más que tener dificultades para leer y escribir», disponible en http://padresymadres.org/dislexiamuchomasquetenerdificultadesparaleeryescribir.

(13) La dislexia es una de las dificultades específicas del aprendizaje (DEA) más frecuentes, que afecta aproximadamente al 10% de la población escolar. Es importante señalar que no está relacionada con el nivel de inteligencia, y tiene un fuerte componente genético.Con frecuencia, se asocia a disgrafía o discalculia. En la dislexia, el principal síntoma es no leer al nivel esperado.

Para empezar a leer, todos tenemos que aprender cómo cada sonido (fonema) está representado en una letra (grafema). Una vez lograda esa correspondencia, podremos empezar a unir las letras en sílabas y finalmente en palabras. Si esta capacidad de conectar letra y sonido no se desarrolla de la manera adecuada, el aprendizaje de la lectura y la escritura tomará más tiempo de lo habitual, y en consecuencia, llevará a una decodificación o deletreo lento. Este desfase se mantendrá en el tiempo generando déficits en la velocidad, la precisión y / o en la comprensión de lo leído.

Estas dificultades afectan no solamente la vida escolar del niño, sino que repercuten en su autoestima al observar una disparidad entre su esfuerzo y los logros obtenidos, generando un impacto negativo en su desarrollo emocional.

Es indispensable que el diagnóstico se realice tempranamente con un equipo multidisciplinario que contemple tanto los aspectos cognitivos como los emocionales. Existen pruebas específicas para evaluar el desempeño académico y atencional.

Una vez realizado el diagnóstico, hay mucho para hacer. En primer lugar, iniciar un tratamiento psicopedagógico específico e individual. A nivel escolar, resulta crítica la ayuda que se puede proporcionar a través de adaptaciones en el modo de enseñar y de evaluar.

Ello permite a los chicos poder enfocarse en sus fortalezas, dándoles tiempo para realizar actividades deportivas, artísticas o recreativas muchas veces deseadas, pero pospuestas.

Ver PANIGHINI, Silvia: Tomar las riendas de la dislexia», en Diario Perfil del 3/2/18, disponible en http://www.perfil.com.

(14) Ver nota 12.

(15) Véase: CASTRO, Andrea: Dificultades Específicas del aprendizaje, publicada el 21/8/2014, disponible en http://unidadfocus.com/dificultades-especificas-del-aprendizaje.

(16) Proyecto de la senadora María Laura Leguizamón, ingresado en la H.Cámara de Senadores de la Nación el 18/5/15 (DAE 84/2015). Luego de su análisis en las Comisiones de Trabajo y Previsión Social, Educación y Cultura, y Salud, fue aprobado en recinto en sesión del 7/10/2015.

Luego del giro pertinente a la H. Cámara de Diputados, y previo tratamiento de diversos proyectos originados en ella (Ver Orden del Día 747 del 18/10/2016), luego de un debate en las Comisiones de Educación, de Acción Social y Salud Pública, y de Presupuesto y Hacienda, con disidencias parciales y totales al Dictamen de Mayoría, se sanciona el texto de la norma de marras en sesión del 19/10/2016.

Véase al respecto http://www.diputados.gob.ar y http://www.senado.gov.ar.

(17) Sancionada el 19/10/2016, promulgada por Decr. 1148 del 3/11/2016 y publicada en el BO del 4/11/2016.

(18) Véanse los Fundamentos del Proyecto S-1680-15 en http://www.senado.gov.ar/parlamentario/comisiones/verExp/1680.15/S/PL.

(19) En la inserción solicitada por la Senadora Leguizamón, autora del proyecto, en la sesión del 7/10/15, se explicita que esa iniciativa iniciativa se apoya en dos pilares: «1. Garantizar y hacer efectivo el derecho a la educación y 2.) Asegurar en el ámbito de la salud las coberturas necesarias a través del PMO».

Desde esta visión, debe tenerse en cuenta que el Poder Legislativo viene realizando diversas y múltiples regulaciones para lograr la inclusión, con énfasis en el efectivo acceso a derechos vinculados a la salud y a la educación de quienes experimentan una mirada discapacitante por parte de la cultura social.

Por ello se habla de «Abordaje Integral».

Para la autora de la iniciativa, en el ámbito escolar el principio rector es la educación inclusiva.El propósito del proyecto en materia educativa se basa en la detección temprana, capacitación docente, adaptación curricular, y la difusión.

En lo que concierne en particular al pilar vinculado al ámbito de la salud, el proyecto de ley, promueve la cobertura de todas las prestaciones necesarias para el abordaje integral e interdisciplinario en los sujetos que presenten dislexia y /o dificultades de aprendizaje, ya que las mismas estarán incluidas en el Programa Médico Obligatorio (PMO).

Ver H. Cámara de Senadores de la Nación, Período 133, 9.ª Reunión, 8.ª Sesión ordinaria del 7 de octubre de 2015, pp. 101-102.

(20) Art. 4: «El Estado nacional, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tienen la responsabilidad principal e indelegable de proveer una educación integral, permanente y de calidad para todos/as los / las habitantes de la nación, garantizando la igualdad, gratuidad y equidad en el ejercicio de este derecho, con la participación de las organizaciones sociales y las familias».

Art. 6: «El Estado garantiza el ejercicio del derecho constitucional de enseñar y aprender. Son responsables de las acciones educativas el Estado nacional, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en los términos fijados por el artículo 4 de esta ley; los municipios, las confesiones religiosas reconocidas oficialmente y las organizaciones de la sociedad; y la familia, como agente natural y primario».

Art. 7: «El Estado garantiza el acceso de todos/as los/as ciudadanos/as a la información y al conocimiento como instrumentos centrales de la participación en un proceso de desarrollo con crecimiento económico y justicia social».

Art. 8: «La educación brindará las oportunidades necesarias para desarrollar y fortalecer la formación integ ral de las personas a lo largo de toda la vida y promover en cada educando/a la capacidad de definir su proyecto de vida, basado en los valores de libertad, paz, solidaridad, igualdad, respeto a la diversidad, justicia, responsabilidad y bien común.

(21) En oportunidad de la discusión del proyecto, en el recinto en la H.Cámara de Diputados, se expresó que el sistema educativo no ofrece suficientes respuestas ni instrumentos efectivos e integradores para hacer frente a esta problemática desde el aula. Muchas veces, los docentes no disponen de las herramientas pedagógicas ni de diagnóstico para enfrentar esta situación.

(22) Véase asimismo la nota 15.

(23) También puede sostenerse que las medidas más importantes a implementar a través de la ley serían las siguientes: capacitar al cuerpo docente para que pueda detectar los indicios de las dificultades del aprendizaje, realizar adecuaciones para que los alumnos puedan sostener su continuidad pedagógica y desplegar todo su potencial, fortalecer estas acciones en todo el país a través de un sistema federal de coordinación impulsado desde el Consejo Federal de Educación y regular la cobertura de los tratamientos por intermedio de la incorporación del Programa Médico Obligatorio.

(24) Si bien no hay un artículo específico que invite a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a adherirse a la presente ley, conforme la materia federal y tratándose de materias como educación y salud, conforme lo establecido por el art. 121 de la Constitución Nacional, en este inciso se denota en forma explícita la necesidad de que las provincias adhieran a la misma.

(25) Algunas intervenciones parlamentarias en disidencia en oportunidad del tratamiento del proyecto en la H. Cámara de Diputados, dan cuenta de que, a su entender, se pretende otorgar competencias a los docentes de nuestras escuelas en la detección de los síntomas de lo que luego podría ser clasificado como una enfermedad.Ello es un riesgo, porque deja abierto un ámbito propicio para que los laboratorios intenten hacer tareas de sensibilización en las escuelas.

Existiría un riesgo al incluir el tratamiento en los planes médicos, pues podría abrirse la posibilidad de medicar este tipo de problemáticas que no son enfermedades.

Al margen de ello, debe preverse la cobertura para aquellos que no pueden acceder a una obra social o a una empresa de medicina prepaga, para que puedan obtener las prestaciones que se establezcan a través del Subsistema Público de Salud.

En este enfoque, se considera que el docente a cargo de la escuela requiere un acompañamiento del Estado con equipos multidisciplinarios y capacitación, pero no se le puede delegar la responsabilidad de detectar los síntomas.

Debe ser el Sistema de Salud, a través de sus distintos Subsistemas, y el Sistema Escolar apoyado por aquel, quienes deben acompañar a las familias y a los niños que sufren esta situación.

Ver Diario de Sesiones, 17.a Reunión -16.a sesión del 19/10/2016, punto 19, del Orden del Día, intervenciones de los Diputados Volnovich, Luana; Tentor, Héctor Olindo y Alegre, Gilberto Oscar.

(26) Es importante tener en cuenta que, más allá de que cada caso requiere un tratamiento y la adopción de las medidas necesarias específicas conforme su naturaleza, en todos los casos la adaptación curricular deberá tener en cuenta los criterios generales establecidos en el art. 6 de la ley.

(27) Por el art. 116 de la Ley 26.206 se crea el Consejo Federal de Educación, el cual se estructura como un organismo interjurisdiccional, de carácter permanente, como ámbito de concertación, acuerdo y coordinación de la política educativa nacional, asegurando la unidad y articulación del Sistema Educativo Nacional.Estará presidido por el Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología e integrado por las autoridades responsables de la conducción educativa de cada jurisdicción y tres (3) representantes del Consejo de Universidades, según lo establecido en la Ley 24.521 .

(28) El art. 80 de la Ley 26.206 preceptúa que las políticas de promoción de la igualdad educativa deberán asegurar las condiciones necesarias para la inclusión, el reconocimiento, la integración y el logro educativo de todos/as los / las niños/as, jóvenes y adultos en todos los niveles y modalidades, principalmente los obligatorios. El Estado deberá asignar los recursos presupuestarios con el objeto de garantizar la igualdad de oportunidades y resultados educativos para los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

(29) El Consejo Federal de Salud, creado por la Ley 22.373, está integrado por los funcionarios que ejerzan la autoridad de Salud Pública de más alto nivel en el orden nacional, en el de cada provincia y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El mismo debe preferentemente dedicarse a lo siguiente:

a. La aprobación de los problemas de salud comunes a todo el país, de las de cada provincia y de cada región en particular.

b. La determinación de las causas de tales problemas.

c. El análisis de las acciones desarrolladas y la revisión de las concepciones a que respondieran, para establecer la conveniencia de ratificarlas o modificarlas.

d. La especificación de postulados básicos, capaces de caracterizar una política sectorial estable de alcance nacional y la recomendación de los cursos de acción, aconsejables para su instrumentación.

e.La compatibilización global de las tareas inherentes a la diagramación y ejecución de los programas asistidos, conducidos por la autoridad sanitaria nacional y la de cada jurisdicción a fin de lograr coincidencias en los criterios operativos, en la aplicación de los recursos disponibles y en la selección de métodos de evaluación, estimulando la regionalización y / o zonificación de los servicios.

f. contribuir al desarrollo de un Sistema Federal de Salud

(30) De la lectura del Debate Parlamentario en la H. Cámara de Diputados, se advierte que, a través de la cobertura dispuesta en el Programa Médico Obligatorio, a cargo de los agentes de salud, se pretende subsanar las trabas interpuestas por el sector de la salud para que los alumnos con DEA puedan acceder a un tratamiento adecuado; en muchos casos se exige contar con un Certificado Único de Discapacidad para acceder a la cobertura médica a la que nos referimos.

Por la vía del PMO, acreditando la detección y el diagnóstico, pueden solicitarse las prestaciones que sean necesarias, sin tener que demostrar una eventual condición de discapacidad.

De allí la necesidad de definir claramente tanto la naturaleza de los Trastornos de Aprendizaje en el artículo 3, como cuáles son las adaptaciones curriculares, haciendo hincapié en la capacitación docente pertinente y en la determinación de las prestaciones necesarias.

Véase el Diario de Sesiones, 17.a Reunión -16.a Sesión del 19/10/2016, punto 19, del Orden del Día, intervención del Diputado Wisky, Sergio Javier.

(31) Ver «Aprobaron la ley que protege a los chicos con dislexia», en La Nación, del 21 de octubre de 2016, http://www.lanacion.com.

(32) Ver «Ley de Dislexia: cómo beneficia a quienes padecen este trastorno», en Diario Perfil, Sección Sociedad, Salud, disponible en http://www.perfil.com/sociedad.En la nota, se hace hincapié en que, con la ley, las personas con DEA no deberán presentar más Certificado de Discapacidad para que les den cobertura total de su tratamiento, por lo que quienes necesiten tratamiento médico, como por ejemplo asistencia psicopedagógica, sesiones de fonoaudiología o terapia ocupacional no tendrán límite de sesiones.

Se afirma que, a partir de esta reglamentación, quienes necesiten tratamiento médico (por ejemplo, psicopedagoga, fonoaudióloga, terapia ocupacional) no tendrán límite de sesiones (normalmente las prepagas cubren una determinada cantidad por año). Las personas con dislexia o alguna otra DEA no deberán presentar más certificado de discapacidad -como se exigía en algunas situaciones- para que les den cobertura total de su tratamiento. «Estos chicos no necesitan certificado de discapacidad, tampoco maestra integradora. Simplemente necesitan la formación del docente para que puedan hacerles las adaptaciones que correspondan».

Véase MEDINA, Rosario:Se reglamentó la ley de dislexia, que garantiza el tratamiento y las adaptaciones escolares», en Diario Clarín, del 10 de abril de2018, http://www.clarin.com.

Hasta el dictado de la normativa bajo trato, la jurisprudencia mostraba el acceso a las prestaciones necesarias en cuadros complejos, donde alguna especie de DEA integraba dichos cuadros (CFedSalta, 7/4/2011, Fabersani, Ana Irma (en representación de su hija E.J.) c. Instituto de la Obra Social del Ejército (IOSE), LLNOA2011 (mayo), 422, Cita Online: AR/JUR/9797/2011; Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca, 4/02/2014, S. E. c/ Mutual Federada 25 de Junio Soc. de Prot. Rec. y otro sobre amparo ley 16986, MJ-JU-M-84955-AR) o en situaciones donde el menor había obtenido Certificado de Discapacidad por la presente temática (Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal., Sala II, 17/4/2015, «C. R. P. Y OTRO c/ OSIM s/ Amparo de Salud; Cámara Federal de Apelaciones de La Plata, Sala I, 6/12/2016, M. G. I.y otro c/ OSDE s/ Ley de discapacidad», disponible en http://ar.microjuris.com/home.jsp).

Cabría entonces interpretar que, a partir del dictado de la normativa «sub examine», donde se contempla a la dislexia como una dificultad o trastorno y no como una discapacidad, las obras sociales y las empresas de medicina prepaga deberían cubrir la detección, diagnóstico y tratamiento sin necesidad de tener que obtener el Certificado de Discapacidad, quedando habilitadas, ante la eventual negativa de los referidos prestadores, las vías de tutela pertinente en sede administrativa y / o judicial para la obtención de las prestaciones necesarias para la atención y superación de las Dificultades Específicas del Aprendizaje.

(33) Ver considerando 11(REF:leg92527.11 ) del Decr. 289/18.

(34) Abarcando los Hospitales Públicos para la atención de la población de menores ingresos, cuyos profesionales también deberán ser capacitados en los aspectos ya reseñados.

(35) MEDINA, Rosario: «Se reglamentó la ley de dislexia, que garantiza el tratamiento y las adaptaciones escolares», en Diario Clarín del 10 de abril de 2018, http://www.clarin.com.

(*) Abogado. Magíster en Doctrina Social de la Iglesia, Universidad Pontificia de Salamanca (Campus Madrid). Posgrado en Gestión y Control de Políticas Públicas, FLACSO (sede Argentina). Posgrado en Organizaciones de la Sociedad Civil, FLACSO (sede Argentina). Docente invitado de grado y posgrado, UBA y Universidad Maimónides. Autor de obras sobre temas de su especialidad.