Competencia del juez del domicilio de la empresa transportista para entender en el proceso por averiguación de la mercadería transportada de origen extranjero que carece del estampillado aduanero

Partes: Sumario Averiguación Ley 22.415 s/ competencia

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de Rosario

Sala/Juzgado: A

Fecha: 29-sep-2017

Cita: MJ-JU-M-107913-AR | MJJ107913 | MJJ107913

Es competente el juez del domicilio de la empresa transportista para entender en el proceso por averiguación de la mercadería transportada de origen extranjero que carece del estampillado aduanero que acredita el legal ingreso al territorio nacional.

Sumario:

1.-Corresponde dirimir el conflicto negativo de competencia territorial suscitado en el proceso en el que se previno por el presunto delito de contrabando y encubrimiento de contrabando por receptación (art. 864 y 874 del Código Aduanero), atribuyéndosela al Juez Federal de la ciudad de Tucumán toda vez que desconociéndose al momento toda circunstancia respecto del ingreso al país de la mercadería secuestrada, surge de la causa que el camión que la transportaba provenía de la ciudad de Tucumán y que allí está la sede de la empresa transportista.

 

Fallo:

Rosario, 29 de setiembre de 2017.

Visto, en acuerdo de la Sala “A” integrada el expediente nº FRO 11510/2015/1/CA1 “Sumario Averiguación Ley 22.415 s/ Competencia”, originario del Juzgado Federal de la ciudad de Rafaela, del que resulta que:

 

Vienen los presentes para resolver el conflicto negativo de competencia territorial suscitado entre los Juzgados Federales de las ciudades de Rafaela y nº 2 de San Miguel de Tucumán.

 

El primero de ellos, que fue el que previno, encuadró el hecho en el delito de contrabando y encubrimiento de contrabando por receptación (artículos 864 y 874 del Código Aduanero), por cuanto de momento se desconoce toda circunstancia respecto del ingreso al país de la mercadería secuestrada. Apoyándose en el dictamen de la fiscalía, y teniendo en cuenta que el camión provenía de la ciudad de Tucumán, que allí está la sede de la empresa transportista “B. SRL” y que serían de esa localidad los domicilios de los supuestos impositores denunciados en las facturas, entendió que el juez con jurisdicción sobre dicho lugar es el que se halla en mejores condiciones para continuar con la investigación, considerando que sin perjuicio del lugar de la presunta comisión del ilícito, este elemento en ciertos casos debe estar subordinado a respetar fundamentalmente los principios de inmediación procesal y de defensa en juicio, que hacen a una mejor y más pronta administración, a la luz del domicilio de la empresa donde fue impuesto el envío, de los consignados por los remitentes y la posibilidad de ahondar sobre la procedencia de la mercadería (v. fs. 1/3), postura que mantuvo a fs. 8/9.

 

El juez de Tucumán rechazó la competencia atribuida con dictamen fiscal favorable. Basó su decisión en los artículos 37 y 39 del CPPN y la circunstancia que la continuidad o permanencia del delito atribuido cesó en la localidad de Rafaela, provincia de Santa Fe, (fs. 4/6).

 

La Fiscalía General dictaminó a fs.13 que debía entender el juez de Rafaela, de acuerdo al lugar donde se realizó el procedimiento, lo normado por el artículo 37 del CPPN y que dicho magistrado fue el que previno, señalando que cuando un delito se ha cometido en varias jurisdicciones corresponde determinar la justicia competente según la que resulte más conveniente desde el punto de vista de una eficaz investigación, mayor economía procesal y mejor defensa de los procesados.

 

Y considerando que:

 

1- La causa principal al que esta incidencia accede, de acuerdo a las copias remitidas se inició a raíz de que en un control público que efectuaba Gendarmería Nacional sobre la ruta Nacional nº 34 a la altura del kilómetro 219, departamento Castellanos de esta provincia, el 17 de mayo de 2015, se detectó que un camión con acoplado pertenecientes a la empresa de Transportes B.

 

SRL, dominios MEE271 y MEV738, respectivamente, procedente de la ciudad de Tucumán con destino final provincia de Buenos Aires conforme hojas de rutas nº 000931/2/3 (fs. 53/55), conducido por Víctor I. C., entre otras cosas llevaba mercadería posiblemente de origen extranjero en bultos cerrados, por lo que se dispuso su interdicción y que el vehículo continuara viaje al destino final (fs. 1).

 

La Aduana de Rafaela verificó que la mercadería era efectivamente de origen extranjero (ropas y calzados), que carecía del estampillado aduanero que acredita el legal ingreso al territorio nacional y determinó el aforo respectivo, el que superaría el monto establecido en el artículo 947 del Código Aduanero en el caso de las ocho encomiendas que detalla el juez que previno en la resolución de incompetencia de fs. 1 de autos.

 

2- En un asunto similar al que aquí se trata recientemente resuelto por la sala (acuerdo del 4 de mayo de 2017 en expediente FRO 10410/2016/1/CA1), se decidió que debía intervenir el Juzgado de Tucumán en el conflicto de competencia territorial trabado con su par de Rafaela.En dicho pronunciamiento se valoró también la existencia de este caso, pues en ambos se repetían la empresa transportista además de las modalidades de comisión de los hechos a investigar. Es por ello que, el criterio anticipado y sus fundamentos son de estricta aplicación para dirimir también este planteo.

 

En aquélla oportunidad se dijo que:

 

“Señalan Paulina A.-José Luis A. que “en los casos de contrabando en varias jurisdicciones, deben entender los jueces de cualquiera de los lugares donde se hubieran llevado a cabo actos relevantes desde el punto de vista de esa figura, debiendo determinarse la competencia entre ellos por razones de economía procesal -3/6/80, Barcazas San Nicolás y Doña Pascuala, Fallos 302-501- (“La Competencia Penal según la jurisprudencia de la Corte”, editorial Depalma, año 1996, pags. 20 y 21). Tal pauta es la que resulta aquí aplicable dado que el caso de autos se ajusta al del precedente. En efecto, si bien se desconoce el lugar por el que ingresó ilegalmente la mercadería en cuestión, de acuerdo a los datos consignados … la empresa de transportes “B. SRL”, … tiene su sede en la ciudad de San Miguel de Tucumán y … despachó desde allí la mercadería, descubriéndose la maniobra … a raíz del control de ruta que efectuaba Gendarmería Nacional en la zona norte de esta provincia. A su vez, en las facturas referidas en todos los casos se consignó que el domicilio de los remitentes es Tucumán, lo que difiere cuando se detalla la calle y altura en otro campo del documento (fs. 7/13). Por otra parte, de las constancias del principal que en copia se adjuntan a otro incidente de competencia suscitado entre los Juzgados Federales de Rafaela y Nº 2 de Tucumán (nº FRO 1150/2015/1/CA1), radicado también en esta sala, surge que otro camión de la empresa “B.SRL”, dominio MEE271 conducido por Víctor C., procedente de Tucumán con destino a Capital Federal, transportaba mercadería en similares condiciones a la de estos autos, figurando todos los remitentes con domicilio también en Tucumán, siendo interdicha el 17 de mayo de 2015 por Gendarmería Nacional, en el control vehicular que realizaba sobre la ruta nacional nº 34 a la altura del Km.

 

  1. En consecuencia, habiéndose producido los actos relevantes del hecho que se instruye en la ciudad de Tucumán, conforme lo hasta aquí expuesto, no pudiendo soslayarse, prima facie, el rol que habría cumplido la empresa de transporte, pues en ambos casos la mercadería en cuestión la llevaban unidades de “B. SRL”, a lo que cabe sumar las inconsistencias advertidas en estos obrados de la facturación por el servicio que prestó y teniendo en cuenta que en esta provincia sólo se produjo la interdicción de la mercadería, razones de economía y celeridad procesal, como también de una eficaz investigación indican que el juzgado con competencia territorial sobre aquélla jurisdicción, en principio, es el que se encuentra en mejores condiciones para instruir el suceso objeto de este sumario y disponer las pesquisas tendientes a reunir la prueba necesaria a fin de establecer sus autores y demás partícipes”.

 

Por tanto, Se Resuelve:

 

Dirimir el conflicto negativo de competencia territorial suscitado, declarando que corresponde atribuírsela al Juez Federal de la ciudad de Tucumán.

 

Insértese, hágase saber, comuníquese conforme Acordada nº 15/13 CSJN y devuélvase.- No participa del acuerdo el Dr. José Guillermo Toledo por encontrarse de licencia.-

 

FERNANDO LORENZO BARBARÁ

 

JUEZ DE CAMARA

 

JORGE SEBASTIAN GALLINO

 

JUEZ DE CAMARA SUBROGANTE

 

ANTE MI

 

ROBERTO FELIX ANGELINI

 

SECRETARIO DE CAMARA