Sedentarismo en el trabajo y el estilo de vida del trabajador. Importancia de la ergonomía de la persona y la medicina del trabajo en la detección temprana de la diabetes

Autor: Fernández, Gabriel O.

Fecha: 15-dic-2017

Cita: MJ-DOC-12332-AR | MJD12332
Sumario:

I. Introducción. II. Desarrollo del tema. III. Normas de Atención Médica en Diabetes. IV. Conclusión. V. Bibliografía.

Doctrina:

Por Gabriel O. Fernández (*)

I. INTRODUCCIÓN

Existe una relación entre el puesto de trabajo y el estilo de vida del trabajador que determina la posibilidad de aumento de tener diabetes. De allí la gran importancia de hacer, como marca la legislación vigente, los cinco exámenes de ley. Ellos son: el examen médico preocupacional, el examen médico periódico, el de cambio de tareas, el de ausencias prolongadas y el de egreso cuando el trabajador se desvincula de la empresa. A esto se le debe agregar las capacitaciones para cambiar hábitos del trabajador que sean favorables para su salud. El sedentarismo es una conducta modificable. Las medidas de ergonomía que el servicio de medicina del trabajo implemente en cada puesto de trabajo deben basarse en la historia clínica del trabajador.

II. DESARROLLO DEL TEMA

La diabetes es una enfermedad crónica compleja que requiere atención médica continua. El objetivo del presente este trabajo es evaluar la correlación entre el tiempo total que el individuo permanece sentado y su propensión a presentar diabetes y síndrome metabólico. El efecto de la obesidad y la falta de ejercicio físico en dicha asociación son marcados y esto hay que tenerlo en cuenta. Los efectos nocivos de permanecer sentado por mucho tiempo producen aumento de azúcar en sangre, denominada «glucemia».

Se denomina la resistencia a la glucosa cuando esa sustancia no cumple su función celular. La diabetes es el aumento de azúcar en la sangre. Dicho padecimiento se encuentra asociado con otros hábitos como la ingesta de alimentos poco saludables y la falta de ejercicio físico. Los puestos de trabajo sedentarios son objetos de estudio en la salud ocupacional actual. El sedentarismo es una conducta modificable. En este sentido, el médico del trabajo facilita la detección temprana de la diabetes en atención primaria de salud. La conducta sedentaria que implica permanecer sentado durante intervalos extensos en sus trabajos puede determinar un aumento en la propensión a experimentar diabetes, cuadro de HTA entre otros.Normalmente cuando comemos, ingerimos nutrientes, vitaminas, minerales y azúcar; esto es bueno porque lo necesitamos para nuestra actividad cerebral. Si no comemos, los niveles de azúcar caen, y esto genera hipoglucemias severas. Y muchas veces, el azúcar se acumula transformándose en grasa que se deposita en diferentes partes del cuerpo. Si no nos movemos, esa energía no es gastada y se acumula en grasa. Por eso, decimos en este sentido que el análisis de las consecuencias de dicha conducta sedentaria en el organismo es complejo. El estar sentado por mucho tiempo es un factor a tener en cuenta. Muchas veces los puestos de trabajo no ayudan a la salud. De allí la importancia de la ergonomía en el departamento de medicina del trabajo de las empresas para diseñar y modificar cada puesto de trabajo. En un estudio de Nord-Trøndelag Health Study (HUNT), se evaluaron los datos de dos estudios -HUNT y HUNT2- realizados entre 1995 y 1997, y otro -HUNT3- entre 2006 y 2008.

La evaluación de los participantes del mismo sexo y similar nivel cultural y edad, pudo determinar que permanecer sentado durante un tiempo diario promedio mayor a 8 horas se correlacionaba con un aumento del 17% en la propensión a experimentar DBT, respecto de los individuos cuyo tiempo diario promedio era menor a 4 horas. Se ha demostrado una correlación positiva entre la incidencia de DBT2, y el tiempo de inactividad hace que incrementen las complicaciones de esta enfermedad.

III. NORMAS DE ATENCIÓN MÉDICA EN DIABETES

Las «Normas de Atención Médica en Diabetes», de la Asociación Americana de Diabetes (ADA), tienen como objetivo proporcionar a los médicos, pacientes, investigadores, contribuyentes y otras personas interesadas los componentes del cuidado de la diabetes, los objetivos del tratamiento y las herramientas para evaluar la calidad de la atención. La salud pública debe proponer estrategias multifactoriales de reducción del riesgo más allá del control glucémico.La educación y el apoyo de la autogestión de los pacientes son fundamentales para prevenir complicaciones agudas y reducir el riesgo de complicaciones a largo plazo. Existe una evidencia significativa que apoya una gama de intervenciones preventivas de educación para la salud y logra mejorar los resultados de la diabetes. Las recomendaciones de las Normas de Atención no pretenden excluir el juicio clínico y deben aplicarse en el contexto de una excelente atención clínica, con ajustes para las preferencias individuales, comorbilidades y otros factores del paciente.

Las recomendaciones incluyen la detección, el diagnóstico y las acciones terapéuticas que se sabe o se cree que afectan favorablemente los resultados de la salud de los pacientes con diabetes. Muchas de estas intervenciones también han demostrado ser rentables. El comité de ADA que realiza las guías y normas de atención médica en diabetes se publican en enero de cada año. El comité está compuesto por médicos, educadores en diabetes, dietistas matriculados y especialistas en salud pública. La Asociación Americana de Diabetes ADA se esfuerza por mejorar y actualizar las Normas de Atención para asegurar que los médicos, los planes de salud y los encargados de formular políticas puedan seguir confiando en ellos como las guías más autorizadas y actuales para el cuidado de la diabetes. Las normas son claves para mejorar la salud de la población trabajadora. Para obtener resultados, la atención de la diabetes debe ser individualizada para cada paciente. De allí, la gran importancia de los exámenes médicos a todos los trabajadores para su prevención a tiempo antes de que aparezcan las complicaciones. La Asociación Americana de Diabetes (ADA) destaca la importancia de la atención centrada en el paciente. La atención centrada en el paciente se define como la atención que muestra respeto y sensibilidad por las necesidades, preferencias, valores y religiosidad de cada uno de los pacientes, garantizando que los valores del paciente guíen las decisiones clínicas.«La prescripción de pausas activas en todos aquellos puestos de trabajo sedentarios son medidas de ergonomía que deben ser prescriptas por el servicio médico de cada empresa». Los diabéticos deben asumir un papel activo en su atención y aun en los lugares de trabajo.

El paciente, la familia, el médico y el equipo asistencial deben formular un plan de tratamiento que incluye el manejo del estilo de vida. «El manejo del estilo de vida y la asistencia psicosocial son las piedras angulares del tratamiento de un trabajador diabético».

Los programas intensivos de modificación del estilo de vida han mostrado ser muy eficaces con una reducción del riesgo de 58% después de 3 años. Los pacientes deben recibir servicios de atención preventiva. Los consejos de asesoramiento para dejar de fumar, incentivar las caminatas, las pausas activas y la actividad física. Siempre debe intervenir el médico del trabajo. Además, se debe tener en cuenta la Res. 905/15 de la SRT para capacitar a todos los trabajadores en la mejora de su salud. No solo basados en la prevención, sino en la promoción de la salud. De acuerdo con las observaciones realizadas, se puede determinar que las personas que realizan ejercicios físicos de baja intensidad de duración inferior a 3 h semanales se encuentran afectadas en forma significativa por las horas que transcurren sentadas. Existen antecedentes que establecen que la conducta sedentaria que implica permanecer sentados frente al televisor provoca un mayor efecto en la prevalencia de DBT2. Aunque el factor de la susceptibilidad individual de cada trabajador influye en la diabetes, el diseño ergonómico de los puestos de trabajo, las horas de trabajo, el tipo de trabajo que demanda muchas horas sentados son causas de enfermedades profesionales. El estar 2 (dos) horas diarias sentados frente a la televisión, viendo mensajes en celulares o en pantallas de computadoras en los puestos de trabajo corresponde a un 20% de incremento en la probabilidad de no manejar correctamente el azúcar en la sangre.Es decir, incide notablemente en la diabetes tipo dos, que es aquella que comienza en edad joven o en edad adulta. Se puede transpolar la totalidad de horas diarias que el individuo permanece sentado por diferentes razones (por trabajo, en el ámbito del hogar o en su vehículo), y no es posible establecer dicha correlación.

Por el aumento en el tiempo en que el individuo permanece sentado trabajando, en su vehículo o viendo televisión, se incrementa la epidemia de lo que se denomina «síndrome metabólico». Este cuadro se acompaña de hipertensión arterial, obesidad, diabetes y aumentos de colesterol y triglicéridos en sangre.

El organismo no los utiliza, no los metaboliza, los usa inadecuadamente y el organismo trabaja mal. La realización de actividad física no competitiva, la caminata, puede contrarrestar el incremento de la propensión a experimentar diabetes (DBT) y síndrome metabólico. No obstante, se desconoce la magnitud de la influencia de la obesidad y la ausencia de actividad física en la asociación antes mencionada. Según lo exigido por la Ley 19.587 , al momento de incorporar personal, toda empresa debe realizar un examen preocupacional que asegure que el postulante reúne las condiciones psicofísicas que su trabajo requerirá.

El Decr. 1338 , de fecha 25 de noviembre de 1996, establece que la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) será la encargada de determinar los exámenes médicos que las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART) o los empleadores deberán realizar a los trabajadores.

En el año 1997, la Superintendencia de Riesgos del Trabajo promulgó la Res. 43/97 , dando marco a la obligatoriedad y a las exigencias sobre los exámenes médicos de salud y actualizando lo versado en la Ley de 19.587 de Higiene y Seguridad en el Trabajo. El examen preocupacio nal permite determinar con precisión el estado de salud del trabajador, pudiendo así orientarlo hacia tareas que no le sean perjudiciales, de acuerdo con sus aptitudes.

IV.CONCLUSIÓN

Aparte de cumplir con los exámenes médicos citados anteriormente que indican la realización de la glucemia junto a un examen clínico adecuado para el puesto de trabajo, si al evaluar ese puesto se constata que es un puesto de trabajo sedentario se debe cumplir con la reglamentación. Como el sedentarismo es una conducta modificable, hay que cumplir la Res. 905/15 sobre las incumbencias que tiene el servicio de medicina del trabajo, se debe capacitar y actuar en estos cambios de hábitos. Asimismo, modificar ergonómicamente (como lo indica la Res. SRT 886/15 del Protocolo de Ergonomía) el puesto de trabajo si es sedentario para evitar los juicios que vendrían si no se cumplen estas reglamentaciones. Las medidas de ergonomía que el servicio de medicina del trabajo implemente en cada puesto de trabajo deben basarse en la historia clínica del trabajador. El médico del trabajo en su calidad de ergónomo debe actuar en los cambios en el estilo de vida de sus trabajadores.

V. BIBLIOGRAFÍA

– FERNÁNDEZ, Gabriel O.: «Ergonomía y condiciones y medio ambiente de trabajo. La prevención en “medicina del trabajo” como factor integrador», en MJ-DOC-10619-AR | MJD10619(ref: MJD10619).

– American Diabetes Association, disponible en http://www.diabetes.org/clinicaldiabetes.

– JODI KRALL: Análisis de estrategias para facilitar la intensificación del tratamiento de la diabetes en atención primaria.

– Decr. 1338 , del 25 de noviembre de 1996. Superintendencia de Riesgos del Trabajo.

– Res. 43/97 , de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo.

– Res. SRT 886/15 , Protocolo de Ergonomía.

– Diabetes Care 2017;40 (Suppl. 1):S1-S2.

– Edición argentina de Clinical Diabetes. «Información práctica para cuidados primarios Número 2», 2017.

– FERNÁNDEZ, Gabriel O.: «La promoción de la salud como política pública para su implementación en el ámbito laboral». Cita: MJ-DOC-5179-AR | MJD5179 . Fecha: 7/2/2010.

———-

(*) Médico MN 68854. Doctrinario de Microjuris. Médico de Clarín. Secretario General de la Sociedad Argentina de Medicina del Trabajo (AMA). Presidente de la Asociación Argentina de Seguridad Privada. Vicepresidente de la Asociación Cristiana de la Salud internacional (AMA). Exjefe de Trabajos prácticos del Departamento de Salud Ocupacional de la Cátedra de Salud Pública, Titular «Prof. Dr. Vicente Mazzafero», de la Facultad de Medicina de la UBA. Docente de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo y Ergonomía. Especialista en Salud Pública. Especialista en Medicina del trabajo. Especialista en Higiene y Seguridad en el Trabajo. Especialista en Medicina Aeronáutica y Espacial. Jurado de recertificación del CRAMA. Miembro activo de la Asociación de Recursos Humanos de Argentina. Miembro de la Aeroespace Medical Association. Secretario de la Sociedad Argentina de Medicina Aeroespacial (2007-2010).