El ex cónyuge cuyos derechos como inocente no fueron dejados a salvo, no participa en los bienes gananciales que aumentaron el patrimonio del otro luego de la separación

Partes: G. A. E. c/ M. H. M. s/ liquidación de la sociedad conyugal

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil

Sala/Juzgado: D

Fecha: 6-jul-2017

Cita: MJ-JU-M-107368-AR | MJJ107368 | MJJ107368

El ex cónyuge cuyos derechos como inocente no fueron dejados a salvo, carece de derecho a participar en los bienes gananciales que aumentaron el patrimonio del otro luego de la separación.

Sumario:

1.-Decretada la separación personal de los cónyuges por causal objetiva y no habiéndose dejado a salvo los derechos del esposo inocente, éste carece de derechos para participar en los bienes gananciales que con posterioridad a la separación aumentaron el patrimonio del otro.

2.-Si el inmueble es ganancial y está probado que uno de los cónyuges lo ocupa exclusivamente desde la separación de hecho, es derecho del otro copartícipe en la indivisión postcomunitaria- como el condómino o el coheredero indiviso- el obtener una renta o canon que corresponda a su porción en la cotitularidad y que constituya una retribución por igual uso del que se ve privado.

3.-No es jurisdiccionalmente asequible ni procesalmente conducente conminar a las partes en el juicio de liquidación de sociedad conyugal a realizar una obligatoria venta, bajo precio determinado, de un individualizado y excluyente bien inmueble, todo ello con la compulsiva prevención de apremiantes plazos conminatorios cuando, en la especie, existen mecanismos legales adecuados y procedentes para dar cumplimiento con esta clase de mandas.

4.-Si bien el beneficio de litigar sin gastos tiene como finalidad permitir el acceso a la tutela jurisdiccional en los supuestos de insuficiencia de recursos económicos o de la imposibilidad de procurárselos evitando conculcar inescindibles principios que hacen al derecho de defensa en juicio, nada impide -de igual modo-enunciar que la aludida dispensa queda finiquitada cuando el requirente percibe el importe indemnizatorio reclamado y mejorando su fortuna.

Fallo:

En Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 6 días del mes de julio de dos mil diecisiete, reunidos en Acuerdo los señores jueces de la Excma. Cámara Nacional de la Apelaciones en lo Civil, Sala “D”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados “G. A. E. C/M. H. M. S/LIQUIDACIÓN DE LA SOCIEDAD CONYUGAL”, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: señores jueces de Cámara doctores Osvaldo Onofre Álvarez y Patricia Barbieri. La señora juez de Cámara doctora Ana María Brilla de Serrat no interviene por hallarse en uso de licencia.

A la cuestión propuesta el doctor Osvaldo Onofre Álvarez, dijo:

I.- Contra la sentencia obrante a fs. 268/279, se alza la parte actora, quien esboza sus quejas a fs. 318/322 y la parte demandada reconviniente que esgrime sus agravios a fs. 324/332.

Corridos los traslados de ley pertinentes, los mismos fueron evacuados a fs. 334/339 y fs. 341/343 respectivamente. Con el consentimiento del auto de fs. 355 quedaron los presentes en estado de resolver.- El decisorio de la anterior instancia : a) Hizo lugar parcialmente a la demanda y reconvención planteadas; b) Declaró y enumeró los bienes gananciales y los bienes gananciales impropios ;

c) Reconoció la existencia de un crédito de $ 1.500.000 a favor de la actora por los beneficios proporcionales devengados y no percibidos por el porcentaje correspondiente al 11% de la empresa “Fast Print S.R.L.” desde la separación de hecho y hasta el llamamiento de autos a sentencia; d) Otorgó un crédito a favor del demandado reconviniente de $ 105.500 en concepto de canon locativo aquilatado desde el reclamo hasta el llamamiento de autos por la parte proporcional del inmueble de la calle García del Río y las cocheras; e) Adjudicó en un 100% a favor de la Sra. A. E. G.el inmueble sito en la Avenida García del Río N° 2685/87 U. F. 11, C.A.B.A., los muebles que conformaran el ajuar familiar, la cochera ubicada en la planta baja (1/12) de la Unidad complementaria de Avenida García del Río N° 2685/87, CABA, el automotor Gol dominio GLO 621, y en un 100 % al Sr. H. M. M. el paquete accionario de la empresa “Fast Print SRL”, el automotor Bora dominio GVH 709 y la motocicleta marca Honda, modelo 2006, dominio CRH 694; f) Impuso las costas por su orden y las comunes por mitades y g) Reguló los honorarios de los profesionales intervinientes.- II- Preliminarmente es dable destacar que los jueces no se encuentran obligados a seguir a las partes en todos los planteamientos, ni evaluar la totalidad de los elementos probatorios agregados al expediente sino que sólo deben hacer mérito de aquéllos que crean conducentes y de las articulaciones que juzguen valederas para la resolución de la litis. (C.S.J.N. Fallos 258: 304; 262:222; 272: 225; 278:271 y 291: 390 y otros más).- Asimismo, corresponde recordar que en el terreno de la apreciación de la prueba, el juzgador puede inclinarse por lo que le merece mayor fe en concordancia con los demás elementos de mérito que puedan obrar en el expediente, siendo ello, en definitiva, una facultad privativa del magistrado.-

III.- AGRAVIOS DE LA PARTE ACTORA:

La Sra. Gómez vierte sus denuestos a fs. 318/322.- En una primera aproximación se alza por considerar errónea la tesitura adoptada por el anterior magistrado al no reconocerle a su parte el derecho a percibir las utilidades del emprendimiento “La Morita” que fueran generadas con posterioridad a la separación de hecho de la partes.

Aduce que conforme el artículo 1272, 4to.Párrafo del Código Civil, le corresponde a la accionante recibir las utilidades o ganancias del emprendimiento del demandado, por lo que requiere la modificación del fallo controvertido sobre el punto en cuestión.- En segundo término se agravia por entender equivocada la valuación de los bienes efectuada por el perito tasador a fs. 146/150, 181/185 y 200/202.- Particularmente se queja por entender incorrecta la estimación de la empresa “Fast Print SRL” y las utilidades que generó dicho comercio y el anexo sito en la calle Hipólito Yrigoyen N° 1944 donde -afirma- se realizan la mayoría de los trabajos de impresión y especiales.- Luego de ello, expone los fundamentos por los cuales considera desacertado el criterio utilizado por el anterior “iudicante” para reconocerle al demandado reconviniente el derecho a percibir un canon locativo a su favor por la habitación del inmueble donde reside con sus tres hijos; como asimismo por las cocheras gozadas por la actora por su disponibilidad directa y mediante el alquiler a terceros.

Considera que se le debe otorgar el uso de la vivienda que ocupa y de los bienes muebles existentes en la misma hasta que sus hijos sean mayores de edad y sin compensación alguna.-

Por último, vierte sus agravios por encontrarse disconforme con la imposición de costas, por lo que solicita sean asignadas a cargo del demandado vencido.- IV.- QUEJAS DEL DEMANDADO RECONVINIENTE:

El Sr. M.se queja inicialmente por el crédito de pesos un millón quinientos ($1.500.000) reconocido a favor de la accionante de autos por las ganancias proporcionales devengadas y no percibidas por el porcentaje correspondiente al 11% de “Fast Print S.R.L” desde la separación de hecho hasta el llamamiento de autos a sentencia.- Afirma que no existieron ganancias y/o dividendos gananciales no percibidos que generen un crédito a favor de la actora por dicho monto, ni utilidades que capitalizadas excedan el importe del valor actualizado de las acciones o cuotas sociales.- A los fines de brindarle sustento a sus pretensiones recursivas, rememora las conclusiones a las que arribará el perito de autos y las impugnaciones que su parte efectuara a dicho informe para luego concluir que el razonamiento utilizado por el anterior magistrado para determinar la existencia de ganancias y/o utilidades percibidas resulta erróneo e injustificado.

En virtud de ello, requiere la revocación parcial del fallo cuestionado sobre el particular, declarando la inexistencia del crédito que a favor de la actora nos ocupa por la suma de $1.500.000.- Acto seguido, manifiesta su discordancia con la partición, formación de hijuelas y liquidación, con compensaciones -que asegura- inequitativas para su parte.- En ese orden de ideas rememora que requirió -al contestar la presente acción y reconvenir – expresamente la adjudicación registral de la parte que le corresponde en el inmueble de hacerse lugar a la indivisión pedida por la actora hasta la mayoría de edad de los menores.- Se agravia, asimismo, respecto a la orden de venta en forma privada de la cochera de menor valor.

Asegura que resulta injusto que obliguen a su mandante a enajenar su cochera, que sea la actora quien lo disponga y administre su patrimonio, que no se prevea un sistema para que su parte controle la venta y que se dispongan dos destinos diferentes y contradictorios entre sí para el dinero resultante de dicha venta.- En virtud de todo ello, requiere una justa composición de los intereses conforme lo solicitado por su parte.- Luego de ello, consideraerróneo que se obligue a la actora a abonar un canon locativo respecto del inmueble y cocheras solo hasta el llamamiento de autos, no habilitando su cobro para los periodos posteriores en que dichos inmuebles se encuentren indivisos y ocupados por la demandante.- Se queja, también, de que se haya rechazado el derecho del demandado a que se le imputen a la actora el importe de dinero correspondiente a los alimentos que le pagó durante el juicio sin fundamento alguno y con el enunciado general que dice que la actora era la parte más vulnerable económicamente en la reorganización familiar.- Por último, dice agraviarse por la distribución de costas dispuesta por el Sr. Juez “a-quo” por tanto entiende que las mismas han sido generadas por los pedidos indiscriminados e ilógicos de la accionante.- En su virtud, solicita la condena en costas de la actora y/o en proporción a los éxitos obtenidos por las partes.-

V.- SOLUCIÓN:

a) Por una cuestión de orden metodológico, entiendo prudente seguir el mismo lineamiento que el anterior “iudicante” a los efectos de resolver la cuestión venida a conocimiento del tribunal.- En virtud de ello, se procederá en un primer término a realizar la calificación de los bienes en cuestión, luego la procedencia de compensaciones reciprocas y por último se tendrá en cuenta la valuación de los mismos para efectuar las respectivas hijuelas equitativamente.- Siendo así las cosas, debo destacar que no se encuentra controvertido el carácter ganancial del inmueble sito en la calle García del Río, los muebles del hogar conyugal, las dos cocheras ubicadas en el primer inmueble, los automotores “Gol” y “Bora”, la motocicleta “Honda” y el paquete accionario del 11 % de la empresa “Fast Print S.R.L.”.-

Ahora bien, en lo que hace a la procedencia del crédito reclamado por la accionante en concepto de utilidades generadas por la empresa “La Morita”, diré que entiendo ajustado a derecho el criterio utilizado por el Sr. Juez de grado para desestimar el reclamo efectuado por la Sra. G.. Ello, toda vez que decretada la separación personal de los cónyuges por causal objetiva, y no habiéndose dejado a salvo los derechos del esposo inocente, la accionante carece de derechos para participar en los bienes gananciales que con posterioridad a la separación aumentaron el patrimonio del otro.- Fíjese, además, que dicho criterio fue utilizado por el Sr. Juez de grado para rechazar la petición efectuada por el demandado reconviniente respecto de los alquileres percibidos por la actora en relación al inmueble de “Farmacia Gómez”.- En lo que hace al reclamo introducido por el Sr. M. por el cobro de cánones locativos respecto del inmueble sito en calle García del Río y las dos cocheras ubicadas en dicho sitio, adelanto que habré de confirmar la sentencia de grado en cuanto a este punto se trata.-

Adviértase que el artículo 444 del Código Civil y Comercial de la Nación establece que: “A petición de parte interesada, el juez puede establecer:una renta compensatoria por el uso del inmueble a favor del cónyuge a quien no se atribuye la vivienda.”.- Ello es a los fines de garantizar la protección efectiva del cónyuge más vulnerable en cuanto a su derecho de uso de la vivienda familiar, y de compensar la restricción al dominio del cónyuge al que no se le atribuyó la vivienda.- Nótese que la jurisprudencia mayoritaria ha establecido pacíficamente que “. el cónyuge que ocupa en forma exclusiva y excluyente un inmueble ganancial durante el periodo de indivisión postcomunitaria debe compensar al otro el valor locativo del cual se ve privado mediante la fijación de un canon proporcional a la parte de éste.”.

Si el inmueble es ganancial, y está probado que uno de los cónyuges lo ocupa exclusivamente desde la separación de hecho de las partes, es derecho del otro copartícipe en la indivisión postcomunitaria- como el condómino o el coheredero indiviso- el obtener una renta o canon que corresponda a su porción en la cotitularidad y que constituya una retribución por igual uso del que se ve privado (conf. CNCiv., Sala “F”, 29-05-2008, en autos “N.M.A. c/B.A.M s/liquidación de sociedad conyugal), CNCiv., Sala “L”, “p. de S., S.v. S., C. G., N s/fijación de valor locativo”, del 4/7/2000; CNCiv, Sala “K”, octubre 26/2007, “M.I., A.J. v. M., G.B”, Lexis n° 35012434).-

Siendo entonces así, entiendo ajustada a derecho la solución arribada por ante la anterior instancia, y dado los agravios vertidos por la parte demandada reconviniente a fs. 330/330 vta, aprecio acertado extender el canon locativo del inmueble de referencia hasta mayoría de edad de los hijos del matrimonio, o en su defecto, hasta que cese la ocupación exclusiva del inmueble por parte de la Sra.G., situación que se de con anterioridad, difiriéndose el mecanismo de pago y ajuste de dicha carga para el momento procesal oportuno; todo ello sin perjuicio que el importe que, bajo tal concepto se establezca o asigne, pueda ser considerado o computado-de conformidad entre las partescomo parte integrante del “quantum” de la cuota alimentaria que el progenitor que no tiene a su cargo el cuidado personal de los menores deberá regularmente proveer para la manutención y asistencia de estos últimos.- b)Valuación de los Bienes:

A los fines de estimar el importe de los bienes que conformaban la sociedad conyugal se debe tener en consideración la pericia efectuada por el perito tasador a fs. 146/159, 181/85 y 200/202.-

De la misma se desprende que la cuantía del inmueble sito en la calle García del Río era de $2.968,50; el de los muebles que componen dicho hogar, $148.427; el precio de las cocheras los consideró en $ 275.000 y $ 250.000; el valor locativo del departamento de García del Río fue estimado en $ 10.500 mensuales correspondiéndole a la actora abonarle al actor la cantidad de pesos 2.652,5 por mes-; el alquiler de las cocheras fue de $ 1.200 y $ 1.100 mensuales-correspondiéndole al demandado en virtud de la ganancialidad de las mismas el monto de pesos 32.200; el valor del 11% de la empresa “Fast Print SRL en $ 529.744; el costo del automóvil “Gol” en $ 72.000, el automotor “Bora” en 155.000 y por último el de la motocicleta “Honda” en $ 55.000.- Con relación a la cuantificación anual de las ganancias que representa el 11% de la empresa “Fast Print SRL” el perito la mensuró en $ 400.000 para el último año estudiado, por lo que el anterior magistrado multiplicó ese monto por siete años y medio y arribó a la conclusión que la ganancialidad de ese emprendimiento arrojó un guarismo de $ 3.000.000, reconociéndole la cantidad de pesos $ 1.500.000 a favor de laSra. G.- Ante dicha estimación, no debe perderse de vista que se alzan tanto la parte actora, por encontrarse disconforme con la valuación de la misma, como el demandado reconviniente al establecer que resulta totalmente absurdo considerar que el resultado final del ejercicio de “Fast Print S.R.L.” del año 2010 implique la real existencia de ganancias, no pudiendo presumirse tales presupuestos.- En ese orden de ideas, debo recordar preliminarmente que de la pericia contable efectuada en el expediente conexo a estos actuados N° 38.694/10 “G. A. E. y otros c/M. H. M. s/Alimentos” se concluyó que “. En los estados contables de Fast Print S.R.L. no hay cuenta particular a nombre del demandado (año 2006/2010) ni informe de distribución de utilidades.”.

Sin perjuicio de ello, el magistrado de grado adujo que “.el demandado debe percibir alguna otra remuneración que no se encuentra acreditada directamente en autos.”( v.fs. 1327 vta).- Ahora bien, en autos obra informe efectuado por especialista inventariador y tasador a fs. 146/159, 181/85 y 200/202.- A fs. 164/166 la parte actora impugnó dicho informe en base a que lo dictaminado se apoyó en presunciones y sin acreditación alguna de los reales métodos para efectuar la valuación de una empresa tales como el conocimiento de balances, activos, recursos humanos y estados contables de la misma.- La parte demandada reconoviniente, por su lado, alegó a fs.

177/177 vta.que el conocedor interviniente confundió los conceptos para dictaminar como lo hizo.- En la contestación de los puntos cuestionados, el diestro adujo que no contó con la documentación respaldatoria en algunos aspectos que tuvo en cuenta a la hora de cuantificar el valor de la empresa; como asimismo que la rentabilidad del local fue presumida según datos proporcionados a ese experimentado a raíz de una breve investigación y consulta llevada a cabo con empresas del mismo rubro.- Siendo así las cosas, resulta apropiado enfatizar que deviene desacertado tener en consideración una experticia que “presume” el valor de las acciones de una empresa de ese calibre y de las ganancias que ella generó durante el plazo cuestionado.- A los fines de una adecuada investigación sobre los puntos de pericia requeridos por la parte actora al iniciar la presente acción, la misma debió haber activado la designación de un perito contable a los efectos de estimar los valores cuestionados por el demandado reconviniente, no siendo suficientes a los fines de llegar a una solución justa para las partes “las estimaciones” efectuadas por un diestro no especializado en la materia y en base a consultas que él efectuara en ignotas empresas del mismo rubro.- A mayor abundamiento, adviértase que la accionante fue declarada negligente a fs. 192/192 vta. respecto a la prueba pericial contable ofrecida a fs. 4 vta, por lo que entiendo que la misma deberá soportar las consecuencias de su negligente obrar procesal Recuérdese que “la carga de la prueba no supone ningún derecho del adversario sino un imperativo del propio litigante, es una circunstancia de riesgo, que consiste en que quien no prueba los hechos que debe probar, pierde el pleito si de ella depende la suerte de la litis” (sic.Código Procesal Civil y Comercial de la Nación Comentado Tomo II página 163).- “En el proceso dispositivo civil, sin perjuicio de que el juez debe obtener, dentro de lo posible, la verdad en su mayor pureza, se impone la necesidad de una solución para los supuestos dudosos.tanto las partes al desplegar su actividad, cuanto el juez al momento de dictar sentencia, tienen que tener una regla que a este último le permita determinar a quién condena o absuelve, ya que no es posible absolver la instancia.no se trata sólo de reglas para el juez, sino también de reglas o normas para que las partes produzcan las pruebas de sus hechos, al impulso de su interés en demostrar la verdad de sus respectivas posiciones” (sic. Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, Anotado, Concordado y Comentado, Enrique Falcón Tomo III, Pág.145 Ed. Abeledo-Perrot).- En virtud de dichas consideraciones, propongo al acuerdo la revocación parcial de la sentencia de grado en cuanto reconoció un crédito a favor de la Sra. Garrido por el 50 % de las ganancias de “Fast Print S.R.L” durante el periodo invocado.-

c)Partición y formación de Hijuelas:

La parte demandada reconviniente se alza a fs. 328/330 por encontrarse disconforme con la partición efectuada y la respectiva constitución de hijuelas.- Previo a realizar la correspondiente formación de hijuelas – teniendo en especial consideración lo resuelto “ut supra”, debo destacar que tanto el anterior magistrado como esta Sala dio la posibilidad a las partes de llegar a un acuerdo común en cuanto a este punto se trata, no habiendo las mismas arrimado hasta el día de la fecha convenio alguno a estos actuados, sometiéndose- en consecuencia- a la decisión de este órgano jurisdiccional.- Entiendo prudente dejar aclarado -asimismo- que resulta sensato modificar el temperamento adoptado por el Sr.Juez de grado en el punto X, ap.9) de su resolutorio ; toda vez que no resulta jurisdiccionalmente asequible ni procesalmente conducente conminar a las partes a un obligatoria venta, bajo precio determinado, de un individualizado y excluyente bien inmueble; todo ello con la compulsiva prevención de apremiantes plazos conminatorios cuando, en la especie, existen mecanismos legales adecuados y procedentes para dar cumplimiento con esta clase de mandas.-

Por último, en relación a los alimentos que abonó el Sr. M. a la actora durante el juicio de divorcio, entiendo apropiada la decisión efectuada por el Sr. Juez “a-quo” en el sentido de que por motivos de equidad corresponde imputarlos sobre el alimentante, pues la Sra. Gómez fue evidentemente más vulnerable en la etapa de reestructuración familiar por la separación de los mismos.- Ahora bien, se debe distribuir entre las partes: a) El inmueble de García del Río por un valor de $ 2.968, 750.- b) Muebles de dicho inmueble por un valor de $ 148.437.- c) Cocheras por valores de $ 275.000 y $ 250.000.- d) 11% del paquete accionario de la empres a “Fast Print SRL”, cuyo valor no ha sido acreditado por medio idóneo.- e) Automóvil Gol por $ 72.000.- f) Rodado “Bora” por $ 155.000.- Además, la actora le adeuda al demandado la suma de pesos 73.500 en concepto de la parte proporcional del canon locativo del departamento en cuestión y el importe de $ 32.200 por las cocheras ubicadas en dicho inmueble, lo que arroja un total de $ 105.500.- En virtud de ello, estimo equitativo que la hijuela de la parte actora quede conformada por: el 50 % del inmueble de la calle García del Rió, la mitad del paquete accionario de “Fast Print SRL”, los bienes muebles que integraran el ajuar familiar, la cochera de menor valor y el automóvil “Gol”.- Por su parte, la hijuela del demandado quedará compuesta por:el restante 50 % del inmueble de referencia, la mitad del paquete accionario de la empresa en cuestión, el automotor “Bora”, la cochera de mayor valor y la motocicleta marca “Honda”.- Esta distribución conlleva una diferencia que benefició al demandado en $ 14.563, los que deducidos de los $ 105.500 que adeuda la actora al demandado en concepto de parte proporcional del canon locativo del inmueble desde el momento del reclamo y los $ 32.200 por las cocheras, arroja un saldo a favor del demandado de $ 90.937 que deberá abonar la accionante al Sr. M. dentro de los diez días de quedar firme el presente pronunciamiento.- d) Costas:

En lo que atañe al agravio articulado por la parte actora en orden a la imposición de costas sobrevinientes con sustento en que la misma actúa en estos obrados bajo las prerrogativas previstas por el instituto del beneficio de litigar sin gastos si bien cuadra precisar que la mentada exención tributaria tiene como finalidad permitir el acceso a la tutela jurisdiccional en los supuestos de insuficiencia de recursos económicos o de la imposibilidad de procurárselos evitando conculcar inescindibles principios que hacen al derecho de defensa en juicio conf. CNCiv, Sala F, 23.02.2012, LL 2012-D, 447-nada impide -de igual modo-enunciar que la aludida dispensa queda finiquitada cuando el requirente percibe el importe indemnizatorio reclamado y mejorando su fortuna-conf. CNCiv, Sala K, 28-02-1997, entre otros.-

Por lo demás, teniendo en cuenta la materia apelada-liquidación de la sociedad conyugal- y el resultado al que se llega, ante el vencimiento parcial y mutuo, las costas de la anterior instancia deberán ser confirmadas y las de esta alzada deben establecerse en el orden causado, conforme el artículo 71 del C.P.C.C.N.-

Por todo lo expuesto, voto para que:

1) Se modifique parcialmente la sentencia recurrida con los alcances vertidos en los considerandos respectivos.Ello, sin perjuicio de la posibilidad de las partes de arrimar acuerdo conciliatorio con antelación a quedar firme el presente pronunciamiento.-

2) Se impongan las costas de alzada por su orden atento la manera en que se resuelve (conf. art. 71 C.P.C.C.N.).- 3) Se conozca sobre los recursos interpuestos contra la regulación de honorarios de los profesionales intervinientes y determinen los correspondientes a esta instancia.- 4) Se deje constancia que la publicación de la presente sentencia se encuentra sometida lo dispuesto por el artículo 164 párrafo segundo del ritual y articulo 64 del Reglamento para la Justicia Nacional.- Así lo voto.

La señora juez de Cámara doctora Patricia Barbieri, por análogas razones a las aducidas por el señor juez de Cámara doctor Osvaldo Onofre Álvarez, votó en el mismo sentido a la cuestión propuesta.

Con lo que terminó el acto.

OSVALDO ONOFRE ÁLVAREZ

PATRICIA BARBIERI.

La señora juez de Cámara doctora Ana María Brilla de Serrat no interviene por hallarse en uso de licencia.

Este Acuerdo obra en las páginas n° n° del Libro de Acuerdos de la Sala “D”, de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil.

Buenos Aires, 6 de julio de 2017.

Por lo que resulta de la votación que instruye el Acuerdo que antecede, SE RESUELVE: 1) Modificar parcialmente la sentencia recurrida con los alcances vertidos en los considerandos respectivos.

Ello, sin perjuicio de la posibilidad de las partes de arrimar acuerdo conciliatorio con antelación a quedar firme el presente pronunciamiento; 2) imponer las costas de alzada por su orden atento la manera en que se resuelve.

De conformidad con el presente pronunciamiento y en atención a lo dispuesto por el art.279 del Código Procesal, teniendo en cuenta la naturaleza, importancia y extensión de los trabajos realizados en autos; las etapas del proceso cumplidas; el monto de los bienes de la sociedad conyugal y aquél por el cual prosperó la reconvención por cobro de cánones locativos; lo establecido por los artículos 1, 6, 7, 9, 35, 37 y 38 del arancel y ley modificatoria 24.432; la proporción que deben guardar los honorarios de los peritos con los de los letrados y la incidencia de su labor en el resultado del pleito, se adecuan los regulados a fs. 278 vta./279, fijándose los correspondientes al Dr. José Laria, letrado apoderado de la parte actora, en ($.); los de la Dra. Diana Margarita Pazos Lachiondo, letrada apoderada del demandado, en ($.); los del perito tasador, martillero Daniel Francisco Bidondo, en ($.), y los de la mediadora Dra. Alicia Norma Nostro, en ($.) (conf. art. 2°, inciso g) del Anexo III del Decreto 1467/11, modificado por Decreto 2536/15, y valor de la unidad retributiva del SINEP vigente al día de la fecha).

Por la actuación ante esta alzada, se regula el honorario Dr. José Laria en ($.), y el la Dra. Diana Margarita Pazos Lachiondo, en ($.) (art. 14 ley de arancel 21.839).

Se deja constancia que la publicación de la presente sentencia se encuentra sometida a lo dispuesto por el art. 164, 2° párrafo del Código Procesal y art. 64 del Reglamento para la Justicia Nacional.

Notifíquese por Secretaría y devuélvase. La señora juez de Cámara doctora Ana María Brilla de Serrat no interviene por hallarse en uso de licencia.

Osvaldo Onofre Álvarez

Patricia Barbieri