El INSSJP vencido debe cargar con las costas si cubrió íntegramente los insumos necesarios para la intervención quirúrgica urgente que necesitaba el amparista para su tratamiento contra el cáncer

Partes: L. L. E. c/ PAMI s/ amparo Ley 16.986

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de La Plata

Fecha: 1-jun-2017

Cita: MJ-JU-M-105617-AR | MJJ105617 | MJJ105617

El INSSJP vencido debe cargar con las costas si cubrió íntegramente los insumos necesarios para la intervención quirúrgica urgente que necesitaba el amparista para su tratamiento contra el cáncer.

Sumario:

 

1.-Corresponde imponer al INSSJP-PAMI demandado, las costas del amparo para obtener la cobertura integral de los insumos quirúrgicos de alto costo y baja incidencia requeridos para la operación de adrenalectomía bilateral laparoscópica que debía efectuarse el actor, ya que si bien la cobertura de dicho tratamiento integral, lo hizo en cumplimiento de una cautelar de la que resultó vencido.

2.-A los fines de arribar a una retribución justa, habrá de prevalecer lo prescripto en el art. 6,incs. b) a f) , de la Ley 21.839 en cuanto a la valoración de la tarea cumplida, magnitud de la gestión,tiempo empleado, responsabilidad profesional, carácter investido, importancia económica del asunto e incidencia en el resultado obtenido.

Fallo:

En la ciudad de La Plata, a los 1 días del mes de junio del año dos mil diecisiete, reunidos en Acuerdo los señores Jueces que integran la Sala Tercera de esta Cámara Federal de Apelaciones de La Plata, toman en consideración el expediente n° FLP 26278/2015/CA2 caratulado: “”L., L. E. c/ PAMI s/Amparo Ley 16.986”, procedente del Juzgado Federal de Junín.

Practicado el pertinente sorteo el orden de votación resultó: doctores Carlos Alberto Nogueira, Carlos Alberto Vallefín y Antonio Pacilio.

El juez Nogueira dijo:

I. Sentencia y agravios.

1. La causa llega a la Alzada en virtud del recurso de apelación con simultánea expresión de agravios de fs. 188/190 vta. de la representante del INSSJP-PAMI, contra la sentencia de fs. 185/187.

2. El recurrente criticó la imposición de costas a su cargo, en tanto su mandante -en forma previa al inicio de la acción de amparo- realizó las acciones administrativas tendientes a la provisión del insumo y explicó que la demora se debió a que existieron dos trámites simplificados que quedaron desiertos por no haberse presentado oferentes. Solicitó que se revoque la imposición de costas y se fijen por su orden. Asimismo, se agravió de los honorarios regulados a favor de la abogada de la parte actora en la suma de ($.) pesos.

3. Por otra parte, a fs. 193 la letrada patrocinante de la parte actora -doctora Destefanoapeló sus honorarios por considerarlos bajos.

II. Tratamiento de los agravios.

1. La imposición de costas.

No encuentro razones para eximir de costas al recurrente quien resultó vencido en la acción de amparo. Esta circunstancia, por regla, hace que deba asumir las costas (art. 68 CPCC).

1.1.Resulta necesario precisar que a través de la acción de amparo promovida el día 24/07/15 el actor perseguía la provisión por parte de la obra social de la cobertura integral de los insumos quirúrgicos de alto costo y baja incidencia requeridos para la operación de adrenalectomía bilateral laparoscópica que debía efectuarse el 16/06/15 para el tratamiento de la dolencia que lo aqueja -tumor adrenal bilateral-, peticionando el anticipo jurisdiccional pertinente.

1.2. El juzgador mediante decisión de fecha 24/07/2015 (v. fs. 88/92) hizo lugar a la medida cautelar solicitada y ordenó al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) que suministre, inmediatamente y sin costo, a L. E. L. los insumos quirúrgicos necesarios para la cirugía de tumor adrenal, decisión que fue apelada por la obra social a fs. 158/159 y confirmada por este Tribunal a fs. 171/174 vta.

1.3. Para decidir así, se tuvo en consideración “(.) que el PAMI inició solamente el ‘trámite simplificado’ para la adquisición de la pinza de corte de coagulación (ver fs. 125/130), pero no para la compra de los trocares de 5 mm, que fueron rechazados (ver fs. 131) y que fue luego del inicio del amparo y del dictado de la medida cautelar, que PAMI realizó el trámite simplificado para la obtención de la totalidad de los insumos requeridos (ver fs. 132/133), los que finalmente fueron adjudicados a la Ortopedia Viamonte, en fecha 29 de julio de 2015 (ver fs. 148/150). Es decir, que el amparo fue promovido antes de que fuera autorizada la compra de los insumos por parte del PAMI, lo que se realizó con posterioridad al dictado de la medida cautelar. Ello justifica el inicio de una acción de amparo, frente a la imperiosa necesidad de contar con los insumos mencionados, para poder realizarse la operación indicada, para el tratamiento del cáncer que padece el actor.” 1.4.En función de lo expuesto en los párrafos que anteceden, y ponderando de manera especial la naturaleza de los derechos involucrados en este proceso, no se advierten razones que justifiquen el apartamiento del principio objetivo de la derrota (art.

68 CPCCN, de aplicación supletoria conforme el art. 17 de la ley 16.986). Es que se debe impedir, en cuanto sea posible, que la necesidad de servirse del proceso para la defensa del derecho se convierta en un daño para quien se ve constreñido a accionar o a defenderse en juicio para pedir justicia (cfr. Chiovenda, “Ensayos de Derecho Procesal Civil”, trad, de Sentis Melendo, t. II, pág. 5, citado por Sala 3, CNCivComFed, en causas 8578 del 17.11.92 y 895/06 del 04.11.08, entre muchas otras; y Sala 2, causa 6049 del 8.3.01).

En el caso, el actor debió recurrir a la vía judicial para obtener los insumos necesarios para la intervención quirúrgica urgente que necesitaba para su tratamiento contra el cáncer. En efecto, si bien la demandada los cubrió en forma integral, lo hizo en cumplimiento de la medida cautelar que así lo ordenaba.

1.5. Desde tal óptica, la vía judicial ejercida resultó determinante para el eficiente y total cumplimiento de la operación requerida y, en dicho marco, la demandada resultó vencida. Por ello, opino que debería confirmarse la imposición de costas establecida en primera instancia.

2. Los honorarios.

2.1. Respecto al recurso presentado por la doctora Destefano a fs. 193, corresponde señalar que siendo este Tribunal juez del recurso, habrá de examinar la procedencia formal de ambos no obstante su concesión.

2.1.1. En tal sentido y teniendo en cuenta el trámite impreso a la causa -amparo- cabe recordar que el art. 15, de la ley 16.986 prescribe expresamente que:

“Sólo serán apelables la sentencia definitiva (.) y el recurso deberá interponerse dentro de las 48 horas de notificada la resolución impugnada y será fundado.”.

2.1.2.Con observancia de ello, y teniendo en consideración que la sentencia de grado fue notificada a la parte actora y a su letrada el día 22/12/2016 a las 7:55 horas mediante cédula electrónica (v. sistema Lex 100), resulta que el recurso presentado el 28/12/2016 a las 11:15 horas suscripto únicamente por la letrada Destefano (v. fs. 193) excede el plazo que acuerda la normativa vigente para impugnar dicho fallo (art. 15 de la ley 16.986 y 24 del CPCC) sin que en orden al mismo quepa efectuar distinción alguna en función de los agravios que allí se esgrimen como lo hizo el juzgador respecto de la regulación de honorarios, en tanto se trata de una cuestión accesoria decidida junto con lo principal formando parte de un mismo pronunciamiento en orden al que una norma específica prevé el término para su apelación.

Ello es así, no obstante la cédula en formato papel que fuera notificada a la parte actora en el domicilio denunciado (L. L. E., v. fs. 192 y vta.) y que, respecto del contenido comunicado, no mereció reparo alguno por parte de aquella.

Consecuentemente, el recurso de apelación interpuesto a fs. 193 debe ser declarado mal concedido.

2.2. Despejado lo anterior, respecto del recurso por altos interpuesto por la demandada, cabe señalar que, a los fines de arribar a una retribución justa, habrá de prevalecer lo prescripto en el art. 6, incs. b) a f), de la ley 21.839 en cuanto a la valoración de la tarea cumplida, magnitud de la gestión, tiempo empleado, responsabilidad profesional, carácter investido, importancia económica del asunto e incidencia en el resultado obtenido (arts. 7 y 39, de la ley citada y 12, inc.f), de la ley 24.432).

Con observancia de ello, estimo que la retribución fijada por el a quo en favor del letrado de la parte actora no resulta elevada.

En consecuencia, corresponde rechazar el recurso por altos y confirmar el honorario fijado por el a quo en la suma de $ 8000, debiendo adicionarse a este monto el diez por ciento (10%) en concepto de aporte legal de la ley 23.987 y la alícuota del IVA en caso de corresponder.

Por las consideraciones anteriormente vertidas propongo al Acuerdo: 1) Confirmar la sentencia recurrida en cuanto impuso las costas a la demandada vencida; 2) Confirmar la retribución establecida en favor de la doctora María Natalia Destefano en la suma de $ 8.000, con más el diez por ciento (10%) en concepto de aporte legal de la ley 23.987 y la alícuota del IVA en caso de corresponder; 3) Sin costas de Alzada atento a la ausencia de réplica contraria.

Así lo voto.

El Juez Pacilio dijo:

Que adhiere al voto que antecede.

El juez Vallefín dijo:

I. Los antecedentes de la causa, la sentencia recurrida y los agravios se encuentran suficientemente relatados en el voto de mis colegas, al que me remito en lo pertinente.

II. Adhiero por análogas razones a la solución a la que allí se arriba en cuanto a la imposición de las costas a la demandada.

III. Disiento, en cambio, con la declaración de extemporaneidad del recurso deducido por la letrada patrocinante del actor, doctora María Natalia Destefano, contra los honorarios que le fueron regulados por considerarlos bajos.

En efecto, tal como lo sostuve en mi voto en disidencia en el expediente FLP 2711/15 “Moreno, Vanina Natalia c. OSPE c/ Amparo” (del 29/10/15), es dable considerar que el plazo de apelación acotado previsto en la ley de amparo obedece al carácter de acción rápida y a la naturaleza de los derechos afectados.Por ello, debe interpretarse de manera restrictiva y limitada al cuestionamiento de la sentencia, sin extenderse al cuestionamiento de los honorarios.

De hecho, como ha acontecido en otros casos traídos a la consideración de esta Sala, si la apelación se dirigiese contra un auto de regulación de honorarios, dictado con posterioridad a la sentencia de amparo, el plazo de cinco días establecido en el art. 244, segundo párrafo, del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación será el empleado para considerar la admisibilidad del recurso.

Siendo ello así, la apelación presentada el día 28/12/2016 a las 11:15 horas por la letrada patrocinante del actor contra la regulación de honorarios en su favor (notificada por cédula electrónica el 22/12/16 a las 7:55 horas), es temporánea.

IV. Aclarado ello y dado que el voto de mis colegas ya arribó en este punto a una solución diversa, el tratamiento del monto de los emolumentos profesionales fijados en favor de la doctora María Natalia Destefano es insustancial.

Así lo voto.

Con lo que terminó el acto firmando los señores jueces intervinientes y el Secretario autorizante.

Expte N° 26278/2015 “L.” //Plata, de junio de 2017.

Y VISTOS:

POR TANTO, en mérito a lo que resulta del Acuerdo cuya fotocopia autenticada antecede, POR MAYORÍA SE RESUELVE:

1) Confirmar la sentencia recurrida en cuanto impuso las costas a la demandada vencida; 2) Confirmar la retribución establecida en favor de la doctora María Natalia Destefano en la suma de ($.), con más el diez por ciento (10%) en concepto de aporte legal de la ley 23.987 y la alícuota del IVA en caso de corresponder; 3) Sin costas de Alzada atento a la ausencia de réplica contraria.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.