Ley de Mercado de Capitales: cambios impositivos traban una reforma vía decretos

Con el proyecto de Ley de Mercado de Capitales absolutamente trabado en la Cámara de Diputados, el Ministerio de Finanzas y la Comisión Nacional de Valores (CNV) estudian otros caminos para llevar adelante cambios en el mercado local.

“El Ministerio de Finanzas está escribiendo un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para replicar lo más posible la Ley y, así, no dilatar el marco normativo hasta 2018. El riesgo es que varias de las modificaciones se refieren a temas tributarios, que no pueden salir por esa vía”, comentó un ejecutivo del mercado.

En tanto, el subsecretario de Asuntos Legales y Regulatorios del Ministerio de Finanzas, Eugenio Bruno, y el Secretario de Servicios Financieros, Leandro Cuccioli, están trabajando en la redacción con representantes del mercado al tiempo que evalúan si conviene o no correr el riesgo.

Una de las reformas tributarias a la Ley de Mercado de Capitales vigente -impulsada y aprobada en 2012 por el gobierno kirchnerista- habría sido fundamental para el desarrollo de los fondos comunes cerrados del blanqueo, ya que eliminaba la doble imposición tributaria, que afecta tanto al fondo como al inversor. Por la demora, estos instrumentos solo recaudaron u$s290 millones, cuando las proyecciones iniciales eran de u$s120.000 millones.

En relación al Impuesto a las Ganancias, otras tres reformas siguen esperando. En primer lugar, se buscaba ampliar el monto que pueden desgravar del impuesto quienes aportan a un seguro de retiro, un reclamo histórico del sector asegurador.

En segundo término, el proyecto de Ley planteaba que las Pymes que emitieran factura electrónica pudieran usar el IVA como adelanto de Impuesto a las Ganancias. Finalmente, también se apuntaba a que quienes invirtieran en la oferta pública inicial de una compañía no pagara dicho gravamen.

Una última cuestión que podría entrar o no en un eventual DNU sería lo que se conoce en la jerga como netting: “Cuando se operan derivados, quedan dos posiciones (una de compra y otra de venta). Desde el punto de vista económico estás cubierto. Pero si se produce una quiebra no podés usar uno contra el otro: estás obligado a pagar aunque tengas el derecho a comprar. Deberían tomar solamente el resultado neto. Esto podría considerarse como una modificación a la Ley de Quiebra, o bien, como una cuestión tributaria”, explicó un especialista en mercados a El Cronista.

Mientras tanto, en la CNV empiezan a instrumentar algunos cambios mediante resoluciones generales. “El martes próximo vamos a firmar la resolución sobre la Obligación Negociable (ON) avalada simple. Básicamente, se trata de transformar al emisor de cheques propios avalados (que son como 4000) en un emisor de obligaciones negociables a largo plazo. Es un proceso muy moderno, sencillo y 100% digital, para que sea federal”, anunció ayer el titular del organismo, Marcos Ayerra, en el marco del IV Congreso Argentino en Mercado de Capitales organizado por la Universidad del CEMA y la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Un camino similar recorrerá la autorización a la banca privada, que podrá operar bajo la figura del “asesor global de inversiones”, y que saldrá en las próximas semanas por resolución general. Los Agentes de Bolsa esperan que estos nuevos participantes ingresen al mercado para operar en asociación con ellos y no por su cuenta, ya que, si lo hicieran de manera independiente “matarían al mercado local”, según advierten.

Fuente: Iprofesional.