Competencia en la causa seguida por la denuncia de utilización de boletas electorales falsas

boleta-unicaPartes: Di Natale Mirian Nora s/ denuncia

Tribunal: Corte Suprema de Justicia de la Nación

Fecha: 1-nov-2016

Cita: MJ-JU-M-101777-AR | MJJ101777 | MJJ101777

Sumario:1.-Es competente el fuero federal para entender en la causa seguida por la denuncia respecto de la utilización de boletas electorales falsas en tanto que, por tratarse de una elección de carácter simultánea y unificada, donde las boletas del sufragio que se habrían falsificado tendrían que haber sido oficializadas por la Justicia Electoral Nacional -de acuerdo a lo dispuesto por el art. 3° , de la Ley 15.262- por lo que que su puesta en circulación entre distintas personas, a más de su utilización en algunas mesas de un distrito, no permiten descartar que la cuestión ventilada pueda haber contribuido a la afectación del normal desempeño del Poder Judicial de la Nación, y de la fe que merecen los documentos que emite, además del estorbo de las elecciones nacionales, en tanto que, más allá de la índole local de los cargos electivos agregados en la lista apócrifa, lo cierto es que se pretendía reemplazar a otra que, previamente, había sido legalmente aprobada (del dictamen del Procurador Fiscal al que la Corte remite)

Fallo:

Procuración General de la Nación

La presente contienda negativa de competencia finalmente planteada entre el Juzgado Federal n° 1 de la Plata, con competencia electoral, y el Juzgado de Garantías n° 3 del departamento judicial de Quilmes, provincia de Buenos Aires, tuvo lugar en esta causa instruida con motivo de la denuncia formulada por Réctor Rugo S. , a través de la cual, imputa a Miriam N ora D N , haber repartido en distintas casas que habría visitado, boletas en las que figuraba como candidata a Concejal por la agrupación “Nuevo Encuentro”, que resultarían falsas.

Además, dice que otras habrían aparecido en algunas mesas del distrito de Florencio Varela, con motivo de las elecciones simultáneas, internas y abiertas que se celebraron en 2013, a raíz de lo cual, se produjeron pequeños incidentes (ver fojas 1 y 17).

En una primera oportunidad, el juzgado de garantías declinó su competencia a favor de la justicia federal, atento que era el órgano indicado para conocer en materia electoral y, porque además, a raíz de los sucesos denunciados, se habían afectado intereses nacionales (fojas 9/10).

El magistrado federal electoral subrogante de La Plata, por su parte, declinó su intervención a favor de la Junta Electoral de la provincia de Buenos Aires la que, finalmente, no aceptó esa asignación por considerar que resultaba una estructura orgánica ajena a la órbita del Poder Judicial (fojas 32/33).

Devueltas las actuaciones, el Juez nacional declinó nuevamente su competencia a favor de la justicia provincial de Quilmes, con fundamento en que no se había verificado ninguna hipótesis delictiva prevista en el Código Nacional Electoral, ni estorbado los comicios, en tanto la boleta encabezada por la imputada, no había sido aprobada en esa sede judicial (fojas 41).

Ésta, por su parte, insistió en su criterio primigenio al entender que, no obstante tratarse de boletas de candidatos a cargos locales, se configuraba un accionar delictivo que atentaba contra el normal desarrollo de los comicios en el marco de elecciones simultáneas y que, por ende, debía conocer el fuero de excepción. Por ello, tuvo por trabada la contienda, y elevó el incidente a conocimiento de V.E. (fojas 46/48).

Por vía de principio, la intervención del fuero federal en las provincias es de excepción y, por ende, se encuentra circunscripta a las causas que expresamente le atribuyen las leyes que fijan su competencia, las cuales son de interpretación restrictiva (Fallos: 319:218; 308, 769; 321:207 ; 322:589 ; 323: 3289 ; 326: 4530 ; 327: 3515 y 327: 5487).

Sin embargo pienso que, en este caso, asiste razón al juez de garantías en tanto que, por tratarse de una elección de carácter simultánea y unificada, donde las boletas del sufragio que se habrían falsificado tendrían que haber sido oficializadas por la Justicia Electoral Nacional -de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 3°, de la ley 15.262- pienso que su puesta en circulación entre distintas personas, a más de su utilización en algunas mesas de un distrito -tal como se desprende de las manifestaciones del denunciante -fojas 17- no controvertidas en la causa (Fallos: 308:213; 317:223 y 323:867 ), no permiten descartar que la cuestión ventilada pueda haber contribuido a la afectación del normal desempeño del Poder Judicial de la Nación, y de la fe que merecen los documentos que emite, además del estorbo de las elecciones nacionales en el sentido establecido en Fallos: 313: 474 y 327: 5166 en tanto que, más allá de la índole local de los cargos electivos agregados en la lista apócrifa, lo cierto es que se pretendía reemplazar a otra que, previamente, había sido legalmente aprobada (vid.fojas 3, 4, 36 Y 37, respectivamente ).

Frente a ello, opino que, sin perjuicio de la calificación legal que en definitiva se adopte, corresponde al Juzgado Federal n° 1 de La Plata, provincia de Buenos Aires, continuar conociendo en estas actuaciones.

Buenos Aires, 7 de junio de 2016.

ES COPIA

EDUARDO EZEQUIEL CASAL

Corte Suprema de Justicia de la Nación

Buenos Aires 1 de noviembre de 2016

Autos y Vistos; Considerando:

Que la cuestión suscitada ha sido objeto de adecuado tratamiento en el dictamen del señor Procurador Fiscal, a cuyas consideraciones y conclusión se remite por razones de brevedad.

Por ello, se declara la competencia del Juzgado Federal n° 1 de La Plata, Provincia de Buenos Aires, al que se remitirán los autos. Hágase saber al Juzgado de Garantías n° 3 del Departamento Judicial de Quilmes, Provincia de Buenos Aires.

ELENA I.HIGHTON de NOLASCO – JUAN CARLOS MAQUEDA – RICARDO LUIS LORENZETTI