Competencia del fuero comercial en una acción de hábeas data, en virtud de que la actividad de las demandadas está sujeta a normas mercantiles

cotratroPartes: Rojas Norma Rosa c/ Banco Santander Río y otro s/ hábeas data (art. 43 CN.)

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal

Sala/Juzgado: I

Fecha: 14-jun-2016

Cita: MJ-JU-M-100943-AR | MJJ100943 | MJJ100943

Sumario:

1.-Corresponde atribuir la competencia a la Justicia Nacional en lo Comercial pues la presente causa emerge a raíz de un conflicto entre la actora y dos entidades bancarias, sometido a normas mercantiles; máxime teniendo en cuenta que la materia a decidir atañe a cuestiones y reclamos derivados de la actividad privada de las demandadas, con incidencia, únicamente, en la situación particular de quien formula el reclamo.

2.-La Justicia Nacional en lo Comercial resulta competente, y no la justicia federal, toda vez que no se cuestiona en autos el ejercicio del poder de policía financiera del Banco Central de la República Argentina, y las disposiciones que consagran la jurisdicción federal, -que por su naturaleza es limitada y de excepción-, deben ser interpretadas restrictivamente, descartando su aplicación analógica a situaciones que no sean expresamente contempladas en cada caso.

3.-Aun cuando el reclamante no sea comerciante, corresponde atribuirle competencia a la justicia comercial pues la calidad de entidad bancaria de la empresa accionada, estructurada bajo la forma de sociedad anónima, tipo social cuya adopción consagra su comercialidad, aun con independencia del objeto de explotación, encuadra en el ámbito mercantil.

Fallo:

Buenos Aires 14 de junio de 2016.

Y VISTO: El conflicto negativo de competencia suscitado a partir de las inhibitorias decididas por los señores jueces en lo civil y comercial federal (fs. 31), y en lo comercial (fs. 34), y que esta Cámara es llamada a resolver en razón de haber prevenido el juez de primera instancia de este fuero (art. 24, inc. 7°, del decreto 1285/58); y

CONSIDERANDO:

1. En los términos en los que ha quedado planteada la cuestión, corresponde señalar que a fin de resolver las cuestiones de competencia se debe tener en cuenta, de modo principal, la exposición de los hechos que la parte actora efectúa en su demanda, y después, en la medida en que se adecue a ellos, al derecho que se invoca como fundamento de su pretensión, pues los primeros animan al segundo y, por ello, son el único sustento de los sentidos jurídicos particulares que les fuesen atribuibles (conf. arts.4 y 5, del Código Procesal; Corte Suprema de Justicia de la Nación, Fallos 303:1453; 306:328, 856, 948, 1056; 307:505, 774 y 871; esta Sala, causas 7.122 del 14.12.93, 20.039 del 23.2.95, 4.365 del 20.6.96, 2.041 del 3.4.97, 2.324/98 del 22.10.98, 5.295/07 del 27.9.07, 12.290/07 del 27.3.08, 5.959/07 del 3.6.08, 13.178/06 del 24.6.08, 4.868/07 del 26.8.08, 5.967/08 del 28.8.08, 723/08 del 11.9.08, 882/08 del 30.9.08, 13.470/07 del 2.10.08, 10.899/07 del 7.10.08, 7.683/08 del 25.11.08, 2.055/08 del 23.12.08, 3.295/08 del 10.2.09, 8.670/08 del 7.4.09, 9.876/08 del 19.5.09, 4.423/08 del 26.5.09, 11.300/08 del 6.8.09, 2.086/09 del 11.8.09, 13.783/07 del 18.8.09, 1.310/09 del 20.8.09, 2.701/09 del 24.9.09, 680/08 del 29.10.09, 2.801/09 del 29.10.09, 5.850/09 del 15.12.09, 3.544/09 del 22.12.09, 6.896/09 del 23.2.10, 8.423/09 del 25.2.10, 12.546/06 del 13.3.10, 246/10 del 22.4.10; entre otras).

También se ha sostenido que, a tal fin, se debe indagar en la naturaleza de la pretensión, examinar su origen, así como la relación de derecho existente entre las partes (conf. CSJN, Fallos 321:2917, 322:617).

2. Desde esta perspectiva, cabe precisar que la actora inició acción de hábeas data contra los bancos SANTANDER RÍO S.A.y COMAFI FIDUCIARIO FINANCIERO SA a fin de obtener la supresión de la información -tanto actual como histórica- publicada en la base de datos de “central de deudores del sistema financiero” del Banco Central de la República Argentina (B.C.R.A.). Reclama también el daño moral que dice haber sufrido al haber sido incluida por las accionadas en el registro de deudores morosos del B.C.R.A. (conf. fs. 16 y siguientes).

3. Ello sentado, es necesario destacar, que el art. 36 de la ley 25.326 dispone que procederá la competencia federal: a) cuando se interponga en contra de archivos de datos públicos de organismos nacionales, y b) cuando los archivos de datos se encuentren interconectados en redes interjurisdiccionales, nacionales o internacionales. Lo dispuesto por la norma no constituye sino una aplicación, a la materia de protección de datos, de lo dispuesto por el artículo 116, Constitución Nacional, en cuanto dispone que será competente la justicia Federal en “las causas en que la Nación fuere parte” y en las “cuestiones de distinta vecindad” (conf.esta Sala, causas 15.743/03 del 11.5.04, 5.624/03 del 22.3.05, 3.648/07 del 13.9.07; esta Cámara, Sala 3, causas 1.191/01 del 7.6.01 y 9883/01 del 23.5.02; Sala 2, causas 10.940/01 del 2.5.02 y 3.756/03 del 1.04.04; CNCiv., Sala “L”, in re “Miknó c/ Organización Veraz SA”, del 31.3.00; Carranza Torres, “La competencia en el Hábeas Data”, en ED., 12.4.00). En este orden de ideas, habida cuenta de que la presente causa emerge a raíz de un conflicto entre la actora y dos entidades bancarias, sometido a normas mercantiles, y no encontrándose reunidos ninguno de los dos supuestos que prescribe la norma, teniendo en cuenta -además- que la materia a decidir atañe a cuestiones y reclamos derivados de la actividad privada de las demandadas, con incidencia, únicamente, en la situación particular de quien formula el reclamo, y que no se cuestiona en autos el ejercicio del poder de policía financiera del Banco Central de la República Argentina (conf. esta Sala, causas 15.743/03 del 11.5.04, 10.802/03 del 1.7.04 y 88.023/14 del 19.11.15; esta Cámara, Sala 3, causas 4.595/2001 del 30.08.01, 9883/01 del 23.5.02), y finalmente, que las disposiciones que consagran la jurisdicción federal -que por su naturaleza es limitada y de excepción- deben ser interpretadas restrictivamente, descartando su aplicación analógica a situaciones que no sean expresamente contempladas en cada caso (conf. esta Sala, causa 11.134/03 del 18.11.03; esta Cámara, Sala 2, causas 10.940/01 cit. y 5.378/01 del 5.3.02), corresponde atribuir el conocimiento de la presente causa a la Justicia Nacional en lo Comercial (conf. art. 43 bis, decreto-ley 1285/58, t.o. ley 23.637, art.10; esta Sala, causas 2.728/02 del 7.10.03, 15.743/03 del 11.5.04 y 3.648/07 del 13.9.07; esta Cámara, Sala 2, causa 5.378/01 del 5.3.02; Sala 3, causas 4.595/2001 del 30.8.01, 1.191/01 del 7.06.01, 9.883/01 del 23.5.02 y 4.434/03 del 8.7.03). Sólo a mayor abundamiento, se debe recordar que también se ha sostenido la competencia del fuero comercial para entender en la demanda de habeas data deducida contra un banco, tendiente a la rectificación de los datos referidos a la situación crediticia del accionante -que según sus dichos fueron informados erróneamente-, aun cuando éste no sea comerciante, pues la calidad de entidad bancaria de la empresa accionada, estructurada bajo la forma de sociedad anónima, tipo social cuya adopción consagra su comercialidad, aun con independencia del objeto de explotación, encuadra en el ámbito mercantil (conf. CNCom., Sala “E”, in re “Seligmann, Carlos c/ Banco Francés S.A. s/ amparo”, del 20.11.01; íd., Sala “D”, in re “Fernández Madero, Santiago c/ Banco de Galicia y Buenos Aires S.A. s/ amparo”, del 8.11.01).

Por los fundamentos expuestos, y de conformidad con lo dictaminado por el señor Fiscal General ante esta Cámara a fs. 40/41, SE RESUELVE: dirimir el conflicto de competencia suscitado y atribuir el conocimiento de las presentes actuaciones a la Justicia Nacional en lo Comercial. Regístrese, notifíquese -al Señor Fiscal General ante esta Cámara- y devuélvase.

María Susana Najurieta

Ricardo V. Guarinoni

Francisco de las Carreras