Las tareas de limpieza son consideradas esenciales para el desarrollo de una concesionaria de vehículos

COLMA, CA - APRIL 26:  A customer looks over a Ford Fusion parked on the lot at the Serramonte Ford dealership on April 26, 2011 in Colma, California.  Benefiting from strong demand for smaller cars and pickups Ford Motor Co. beat out Wall Street's estimates by reporting its best first quarter earnings since 1998 with a reported earnings of 2.6 billion dollars.  (Photo by David Paul Morris/Getty Images)

Tribunal: Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Mendoza

Sala/Juzgado: Segunda

Fecha: 8-ago-2016

Cita: MJ-JU-M-100519-AR | MJJ100519 | MJJ100519Sumario:

1.-Cabe confirmar la condena en los términos del art. 30 LCT, pues las tareas de limpieza efectuadas por el actor fueron consideradas integrantes de la unidad técnica de la empresa usuaria, ya que no resultó concebible el funcionamiento de una concesionaria de autos sin una adecuada higiene de sus instalaciones.

2.-Si bien el objeto social de la concesionaria codemandada no es la limpieza, tal actividad no pudo escindirse de su giro normal, ni puede desconocerse que la misma integra una faceta primordial de su actividad específica, ya que el desarrollo de sus actividades requiere necesariamente de un ámbito que se mantenga limpio y ordenado, aun cuando pueda ser encomendada a terceros.

3.-Corroborado el incumplimiento de los deberes impuestos al empleador por el art. 80 de la LCT, nada obsta a que las consecuencias jurídicas deben ser extendidas a la empresa solidaria, en cuanto las mismas derivan de las obligaciones emergentes del vínculo de trabajo.

Fallo:

En la Ciudad de Mendoza, a los ocho días del mes de agosto de dos mil dieciséis, reunida la Sala Segunda de la Excelentísima Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario, tomó en consideración para dictar sentencia definitiva en la causa N° 13-01971695-8/1, caratulada: “LORCA FRANCISCO LEONARDO EN J: 25.155 “LORCA FRANCISCO LEONARDO C/ PEREZ DANIEL Y OTROS P/DESPIDO” S/ RECURSO DE CASACIÓN”.

De conformidad con lo establecido en los arts. 140 y 141 del C.P.C. y Acordada N° 5845, quedó establecido el siguiente orden de votación de la causa por parte de los Señores Ministros del Tribunal: primero Dr. MARIO DANIEL ADARO, segundo Dr. HERMAN AMILTON SALVINI y tercero Dr. OMAR ALEJANDRO PALERMO.

A N T E C E D E N T E S:

A fs. 09/15 el Sr. Francisco Leonardo Lorca interpone recurso extraordinario de casación contra la sentencia dictada a fs. 117 y siguientes en los autos N° 25.155 caratulados “Lorca Francisco Leonardo c/ Pérez Daniel y otros p/despido”, originarios de la Excma. Cámara Cuarta del Trabajo, Primera Circunscripción Judicial.

A fs. 24 se admite formalmente el recurso incoado, ordenándose correr traslado a la contraria, quien contesta a fs. 32/35.-

A fs.41/42 corre agregado el dictamen del Sr. Procurador General.

A fs. 47 se llamó al acuerdo para sentencia y se dejó constancia del orden de estudio de la causa por parte de los Señores Ministros del Tribunal.

De conformidad con lo establecido por el art. 160 de la Constitución de la Provincia, esta Sala se plantea las siguientes cuestiones a resolver:

P R I M E R A: ¿Es procedente el recurso interpuesto?

S E G U N D A: En su caso, ¿qué solución corresponde?

T E R C E R A: Pronunciamiento sobre costas.

SOBRE LA PRIMERA CUESTION EL DR. MARIO DANIEL ADARO, dijo:

I. La Sentencia de Cámara hizo lugar a la demanda incoada por el actor, Sr. Francisco Leonardo Lorca y condenó al Sr.Daniel Horacio Pérez a abonar la suma que determinó en concepto de indemnización sustitutiva del preaviso, integración del mes de despido con remuneración proporcional de julio de 2011, indemnización por antigüedad, indemnizaciones art. 2 de ley 25.323 y art. 80 L.C.T.

Además condenó en forma solidaria a la codemandada Denver S.A. en el pago de los rubros dispuestos por los arts. 232, 233 y 245 de la L.C.T., no así por las multas dispuestas en los artículos 80 de la L.C.T. y 2 de la ley 25.323, con más los intereses

Impuso las costas a cargo de las demandadas en forma solidaria y en la medida de sus vencimientos.

Para así decidir sostuvo:

1. El actor se encontró vinculado laboralmente con el Sr. Daniel Pérez desde la fecha 01/12/2007, en la categoría de empleado de limpieza (C.C.T. N° 144/90).

2. El empleador dispuso que el accionante efectuara la limpieza de las instalaciones de la concesionaria de autos Denver S.A. en forma exclusiva e ininterrumpida.-

3. El vínculo de trabajo se extinguió por el despido injustificado del actor, acaecido en fecha 07-07-2011, por lo que consideró procedente los rubros indemnizatorios dispuestos en los artículos 232, 233, 245 de la L.C.T. y las multas del art. 2 de la ley 25.323 y art. 80 L.C.T.

4. Correspondió hacer extensiva la responsabilidad del Sr. Daniel Pérez a la empresa Denver S.A. en razón de lo dispuesto por el artículo 30 de la L.C.T.

a. Las tareas de limpieza efectuadas por el actor fueron consideradas integrantes de la unidad técnica de la empresa usuaria, ya que no resultó concebible el funcionamiento de una concesionaria de autos sin una adecuada higiene de sus instalaciones.-

b. Sin perjuicio de que el objeto social de la codemandada Denver S.A.no fuera la limpieza, lo cierto es que tal actividad no pudo escindirse de su giro normal, ni desconocerse que la misma integra una faceta primordial de su actividad específica, ya que el desarrollo de sus actividades de la codemandada requiere necesariamente de un ámbito que se mantenga limpio y ordenado aún cuando pueda ser encomendada a terceros, por lo que no deja de ser una actividad habitual y específica de la ésta.

c. Las obligaciones que debía cumplir la empresa del Sr. Daniel Pérez en la concesionaria, no fueron excepcionales ni accesorias, sino que obraban como complementarias, comprendiendo una unidad técnica y de ejecución a tenor de lo dispuesto por el art. 6 de la L.C.T.

d. La empresa principal debe responder ante los empleados del contratista, no por una relación directa con él sino por haberse dispuesto expresamente en la ley.

e. Sin perjuicio de ello delimitó la responsabilidad de la solidaria a las obligaciones que emergen del contrato de trabajo y de la seguridad social, no así de las sanciones o multas que impusiere la legislación como consecuencia del incumplimiento de las obligaciones del empleador, las que dada su naturaleza, deben ser de aplicación restrictiva.

II.- Contra dicha decisión el Sr. Francisco Leonardo Lorca interpone recurso extraordinario de casación.-

1. Funda su queja en los incisos 1° y 2° del artículo 159 del C.P.C., y formula los siguientes agravios:

a. Expresa que cuando la ley laboral hace referencia a la responsabilidad solidaria corresponde recurrir a las normas del derecho civil; a tal fin propugna la aplicación de los artículos 699 y 705 del Código Civil – antigua redacción- al caso.

b. Errónea interpretación del artículo 30 L.C.T. Propugna una interpretación amplia y entiende que la solidaridad debe extenderse a todas las obligaciones emergentes de leyes laborales, inclusive las indemnizaciones del art. 80 de la L.C.T. y del art.2 de la Ley 25.323, ya que si bien son sancionatorias no por ello dejan de ser de naturaleza laboral, están previstas y reguladas por leyes laborales y tienen su causa fuente en un incumplimiento contractual laboral.-

III.- Anticipo que el recurso prosperará.

1. En primer lugar, resulta oportuno destacar que la cuestión de los presentes obrados se encuentra vinculada al planteo resuelto por esta Sala en los precedentes N° 89.349, caratulado “Andrelucci Sergio Fabián en J° 36.131 “Andrelucci S.F.C/Petrohue S.R.L. y Ots. P/Despido” S/Casación” (L.S. 383:64) y N° 97.253, caratulado: “Museri O.E. en J° 33.473 “Museri Oscar c/ Vieiro Daniel y Ots. P/Despido.” S/CAS.” ( L.S. 412:128).

2. Como reiteradamente ha resuelto la jurisprudencia, la solidaridad legal prescripta por el artículo 30 de la L.C.T., reconocida en el caso de autos entre el empleador Daniel Pérez y la concesionaria Denver S.A., tiene como fundamento garantizar el crédito del trabajador entre las personas que intervienen en el negocio. Con ese fin la legislación laboral, con fundamento en los principios protectorio (artículo 14 bis de la Constitución Nacional), justicia social y primacía de la realidad, extiende la responsabilidad a terceros por las obligaciones que fueren emergentes de la relación de trabajo, incluyendo las derivadas de su extinción y las relativas a la seguridad social.-

En el caso, el tribunal de mérito delimita la extensión de la responsabilidad solidaria de Denver S.A. a ciertos rubros, con fundamento en la naturaleza sancionatoria de las multas dispuestas por los artículos 80 de la L.C.T.y 2 de la Ley 25.323 y su consiguiente interpretación restrictiva.

3.- La multa establecida por el artículo 2 de la ley 25.323, constituye una sanción que se origina en el incumplimiento de las obligaciones que emergen de la relación de trabajo, particularmente con motivo de la extinción injustificada del vínculo y ante la omisión de pago de los rubros indemnizatorios establecidos por los arts. 232, 233 y 245 de la L.C.T. en tiempo oportuno.-

Por ello, considero que la empresa principal debe responder ante los empleados del contratista, en cuanto resultó obligada a ejercer debidamente su deber de control del acabado cumplimiento de las obligaciones por parte de este último, en el caso las originadas en el cese del contrato de trabajo; y no lo realizó estando constreñida a ello.-

4.- Por su parte el artículo 80 de la L.C.T. modificado por la Ley 25.345, en lo que aquí nos interesa, ordena la entrega de la certificación de servicios y remuneraciones, certificado de trabajo y constancias de aportes y contribuciones a la seguridad social a la época de la extinción del vínculo; lo que constituye una obligación de hacer que sólo puede ser ejecutada por el titular de la relación de trabajo, siendo el empleador el único sujeto idóneo para dar cumplimiento a la misma.

Resulta conveniente, también destacar que esta Sala ha considerado especialmente la circunstancia de que el trabajador puede consultar en forma directa en la página web de A.F.I.P. la existencia de los aportes y contribuciones (autos N° 107.287, caratulada: “Patagonia Drill Mining Services SA En J° 19.092 Gómez, Fernando Gabriel C/ Patagonia Drill Mining Services Sa P/ Certificación De Trabajo S/ Inc.Cas.” 24-02-2014), considerando innecesario la entrega de dicha documentación por parte del empleador en las oportunidades en que la finalidad de la norma se encuentra cumplida.-

No obstante las consideraciones antes expuestas, corroborado el incumplimiento de los deberes impuestos al empleador por el artículo 80 de la L.C.T., modificado por la Ley 25.345, nada obsta a que las consecuencias jurídicas deben ser extendidas a la empresa solidaria, en cuanto las mismas derivan de las obligaciones emergentes del vínculo de trabajo (conforme S.C.B.A. autos N° 91.290 “De Lorenzo Edgardo Raúl c Smits Gaidis y otros p/despido” 28-09-2011) .-

IV. Por todo lo expuesto, y si mi voto es compartido por mis distinguidos colegas de Sala, el recurso debe prosperar.

ASÍ VOTO.

Sobre la misma cuestión el Dr. OMAR ALEJANDRO PALERMO adhiere por los fundamentos al voto que antecede.

SOBRE LA SEGUNDA CUESTION EL DR. MARIO DANIEL ADARO, dijo:

V. Atento al resultado arribado en la Primera Cuestión, y lo dispuesto por el art. 154 del C.P.C., corresponde la anulación del punto II del resolutivo de la sentencia glosada a fs.117 y siguientes en los autos N° 25.155 caratulados “Lorca Francisco Leonardo c/ Pérez Daniel y otros p/despido”, originarios de la Excma. Cámara Cuarta del Trabajo, Primera Circunscripción Judicial. En consecuencia corresponde condenar en forma solidaria a Denver S.A. por la totalidad de los rubros que prospera la demanda: indemnización sustitutiva del preaviso, integración de mes de despido con remuneración proporcional de julio de 2011, indemnización por antigüedad, indemnización art. 2 de ley 25.323 y art. 80 e L.C.T.

Por ello, el dispositivo II de la sentencia quedará redactado de la siguiente manera: “II) Hacer lugar a la presente demanda, condenando a DANIEL HORACIO PEREZ y en forma SOLIDARIA a la codemandada DENVER S.A.a abonar la suma de PESOS VEINTINUEVE MIL OCHENTA Y NUEVE CON 44/100 ($29.089,44) a FRANCISCO LEONARDO LORCA, en concepto de indemnización sustitutiva del preaviso, integración de mes de despido con remuneración proporcional de julio de 2011, indemnización por antigüedad, indemnización art. 2 de ley 25.323 y art. 80 e L.C.T., con más los intereses fijados en la Segunda Cuestión, en el plazo de CINCO DIAS de quedar firme y ejecutoriada la presente sentencia, CON COSTAS A CARGO DE LAS DEMANDADAS EN FORMA SOLIDARIA.”

ASÍ VOTO.

Sobre la misma cuestión al Dr. OMAR ALEJANDRO PALERMO adhiere al voto que antecede.

SOBRE LA TERCERA CUESTION EL DR. MARIO DANIEL ADARO, dijo:

VI. Atento a lo decidido en la Primera Cuestión, las costas deben imponerse a la recurrida vencida (arts. 36 ap. I y 148 del C.P.C.).

ASI VOTO.

Sobre la misma cuestión el DR. OMAR ALEJANDRO PALERMO adhiere al voto que antecede.

Con lo que terminó el acto, procediéndose a dictar la sentencia que a continuación se inserta:

S E N T E N C I A:

Mendoza, 08 de agosto de 2016.

Y VISTOS:

Por el mérito que resulta del acuerdo precedente la Sala Segunda de la Excma. Suprema Corte de Justicia fallando en definitiva,

R E S U E L V E:

I. Hacer lugar al recurso de casación interpuesto a fs. 9/15 contra la sentencia dictada a fs. 117 y siguientes en los autos N° 25.155 caratulados “Lorca Francisco Leonardo c/ Pérez Daniel y otros p/despido”, originarios de la Excma. Cámara Cuarta del Trabajo, Primera Circunscripción Judicial. En consecuencia, el dispositivo II de la sentencia quedará redactado de la siguiente manera: “II) Hacer lugar a la presente demanda, condenando a DANIEL HORACIO PEREZ y en forma SOLIDARIA a la codemandada DENVER S.A.a abonar la suma de PESOS VEINTINUEVE MIL OCHENTA Y NUEVE CON 44/100 ($29.089,44) a FRANCISCO LEONARDO LORCA, en concepto de indemnización sustitutiva del preaviso, integración de mes de despido con remuneración proporcional de julio de 2011, indemnización por antigüedad, indemnización art. 2 de ley 25.323 y art. 80 e L.C.T., con más los intereses fijados en la Segunda Cuestión, en el plazo de CINCO DIAS de quedar firme y ejecutoriada la presente sentencia, CON COSTAS A CARGO DE LAS DEMANDADAS EN FORMA SOLIDARIA.”

II. Imponer las costas a la recurrida vencida (arts. 36.I y 148 del C.P.C.).

III. Diferir la regulación de honorarios para su oportunidad.-

NOTIFÍQUESE.

DR. MARIO DANIEL ADARO

Ministro

DR. OMAR ALEJANDRO PALERMO

Ministro

CONSTANCIA: Se deja constancia que la presente resolución, no es suscripta por el Dr. Herman A. Salvini por encontrarse en uso de licencia (art. 88 apart. III del C.P.C.). Secretaría, 08 de agosto de 2016.