fbpx

El otorgamiento de las prestaciones por parte de la ART no implica la aceptación de la denuncia efectuada por el trabajador

accidente-trabajoPartes: Cabeza Laura Beatriz c/ Mapfre Argentina A.R.T. S.A. s/ accidente de trabajo

Tribunal: Cámara del Trabajo de Mendoza

Sala/Juzgado: Cuarta

Fecha: 29-jul-2016

Cita: MJ-JU-M-99842-AR | MJJ99842
Sumario:

1.-Debe rechazarse la demanda por accidente deducida, pues no surge acreditado el suceso laboral al cual se le atribuye la causalidad de una determinada limitación o padecimiento en la integridad psicofísica de la trabajadora, no existiendo constancia probatoria respecto de su acaecimiento, forma o lugar, entre otros.

2.-Dada la obligatoriedad de proporcionar las prestaciones en forma inmediata a partir de la denuncia y sin esperar a la aceptación de la pretensión, es razonable interpretar que el hecho de otorgar las prestaciones no implica la aceptación de la denuncia.

Fallo:

En la Ciudad de Mendoza, a los 29 días de Julio de 2016, se hace presente en la Sala Unipersonal de esta Excma. CUARTA CAMARA DEL TRABAJO – PRIMERA CIRCUNSCRIPCION DE MENDOZA, el Sr. Juez Dr. LEANDRO FRETES VINDEL ESPECHE, con el objeto de dictar sentencia definitiva en el expediente con CUIJ N° 13-00845965-1((010404-28446)), caratulado CABEZA, LAURA BEATRIZ C/ MAPFRE ARGENTINA A.R.T. S.A., de cuyas constancias

R E S U L T A:

1) Que a fs. 15/20 se presenta LAURA BEATRIZ CABEZA e interpone formal demanda contra MAPFRE ARGENTINA ART SA, por la suma de $106.064,40 en concepto de indemnización sistémica con más los intereses legales y costas.

Relata que desarrollaba sus tareas en el Hospital Privado SA, desde el 21 de diciembre de 2012, como enfermera, con una jornada semanal de 48 horas.

Que realizaba la higiene y movilización de pacientes, lo que le requería hacer fuerza con las manos y brazos, también efectuaba la alimentación, armado de camas, traslado de sábanas en tachos de hasta 20 kg.

Refiere que el día 29 de enero de 2013, a las 22:30 horas, estaba movilizando una paciente en la cama, cuando el paciente queda atrapado sobre su mano izquierda, por lo que realiza un tirón hacia afuera con la intención de desprender su mano aprisionada, lo que le provoca un fuerte dolor en la muñeca.

Expresa que realizó la denuncia ante la ART, la que le realizó un examen radiológico y por resonancia magnética, de lo que resulta un pinzamiento radiocarpiano, con cambio edematoso a nivel del hueso. Le indicaron fisioterapia y en febrero le otorgaron el alta médica.

Manifiesta que como consecuencia del accidente presenta color en el miembro superior izquierdo con mayor relevancia en antebrazo y zona de la muñeca (articulación carpiana), impotencia funcional, pérdida de fuerza y parestesia en miembro superior izquierdo. Agrega que ello se encuentra contemplado en la ley de riesgos del trabajo, por lo cual reclama una incapacidad del 12%.

Justifica la competencia del Tribunal.Plantea la inconstitucionalidad de los arts. 6, 8, 21 y 22 LRT. Plantea la vigencia y aplicación de la ley 26773. Formula liquidación. Funda en Derecho. Ofrece Pruebas. Peticiona la condena.

2) A fs. 30/48 comparece MAPFRE ARGENTINA ART SA., por intermedio de su apoderado, y contesta demanda solicitando el rechazo con costas. Reconoce la existencia de un contrato de afiliación respecto de Hospitales Privados de Mendoza SA. Con vigencia desde el 01/05/2011. Interpone excepción de falta de acción por el incumplimiento del trámite administrativo previo de carácter obligatorio, al cual funda en el art. 21 de la LRT, añade la improcedencia del procedimiento judicial incoado. Formula negativa general y particular. Impugna la liquidación. Desconoce la documental acompañada, en especial el informe médico de parte. Rechaza el pedido de intereses. Manifiesta la improcedencia de la aplicación retroactiva de la ley 26773, en cuanto la fecha del accidente data del 28/08/2012, fecha a la cual no se encontraba vigente la norma. Contesta los planteos de inconstitucionalidad de la LRT. Solicita aplicación de la ley 24.307 y 24.432. Funda en derecho y ofrece prueba. Peticiona el rechazo de la demanda.

A fs. 51 se contesta el traslado del art. 47 del CPL.

A fs. 53 obra Dictamen de Fiscal de Cámaras.

3) A fs. 57 glosa auto de sustanciación. Se declara la inconstitucionalidad de los arts. 21, 22 y 46 de le ley 24557.

A fs. 71/73 obra pericia médica que otorga una incapacidad del 10%.

A fs. 86/77 obra pericial contable.

A fs. 94 se efectúa la audiencia de vista de causa.

A fs. 95/97 alega la parte actora.

A fs. 100/101 formula sus alegatos la demandada.

A fs. 102 se llaman autos para dictar sentencia.

A fs. 103 se realiza consulta SRT, acordada 25.601 SCJM.

Y CONSIDERANDO:

PRIMERA CUESTION: Relación Aseguramiento. Competencia

SEGUNDA CUESTION: Pretensión esgrimida

TERCERA CUESTION: Costas

A LA PRIMERA CUESTION EL DR.LEANDRO FRETES VINDEL ESPECHE DIJO:

La existencia de una relación de aseguramiento surge probada en los obrados, pues la trabajadora Laura Beatriz Cabeza se encontraba asegurada ante MAPFRE ARGENTINA ART SA (constancias atención en MAPFRE ART, fs. 4/6, 8; contestación demanda, fs. 30). Son hechos no controvertidos en autos y surgen demostrados con la prueba incorporada y señalada. En consecuencia corresponde tener por acreditados los extremos precedentemente reseñados. Conforme a ello corresponde entender en la presente en sala unipersonal conforme al art. 1.2.c del CPL.

ASÍ VOTO.

A LA SEGUNDA CUESTION EL DR. FRETES VINDEL ESPECHE DIJO:

1) Pretensión esgrimida:

En cuanto a la relación sucinta de los hechos controvertidos (art. 69.e, CPL), tenemos que la actora deduce acción reparatoria dentro del marco de la ley 24.557 en virtud de los daños que dice padecer como consecuencia directa de haber sufrido un accidente en ocasión de encontrarse trabajando para su empleador. Expresa que la aseguradora demandada reconoció el accidente, le brindó atención médica. Que se realizó una consulta de la cual surge que padece una incapacidad laborativa del 12%.

Por su parte, MAPFRE ART SA (hoy Galeno ART SA, fs. 100) contesta demanda negando en forma general y especial los dichos expuestos por el accionante, manifiesta haber otorgado las prestaciones médicas al trabajador hasta su alta sin incapacidad, expresa la inexistencia de lesión secuelar al accidente de trabajo, como inexistencia de prueba de la incapacidad reclamada.

Planteada en esos términos la cuestión, corresponde determinar qué presupuestos fácticos jurídicos han sido probados, aclarando que en principio carga con la prueba de sus dichos quien trae su pretensión para consideración del Tribunal (art. 45 y 55 in fine CPL). En este sentido, importa recordar a Rosenberg, quien enseña que cada parte soporta la carga de la prueba sobre la existencia de todos los presupuestos (aun los negativos) de las normas sin cuya aplicación no puede tener éxito la pretensión procesal.De modo tal que, aun en la actuación oficiosa, la parte no queda liberada de la carga de probar y sobre ella recae la negligencia al respecto (citado por Falcón, Enrique M., Tratado de Derecho Procesal Laboral, Rubinzal Culzoni, Santa Fe, 2012, t. 1, p. 695).

En primer término, respecto de la controversia sobre la existencia de un accidente padecido por la trabajadora en ocasión de cumplir labores para su empleador, pues la aseguradora negó su existencia (conteste de demanda, fs. 31 vta.), debo decir que solamente se ha incorporado la denuncia del accidente, el alta médica, el pedido de autorización de prestaciones médicas por parte de Mapfre Argentina ART y el informe de atención médica inicial de la ART (fs. 4/6 y 13). De ello, la aseguradora remitió misiva expresando el uso de la facultad del art. 6 del dcto. 717/96, suspendiendo el plazo para expedirse por la aceptación, e informando que brindaría las prestaciones obligatorias sin que ello se considere -como reza el texto legal- aceptación del infortunio (fs. 3). Luego otorgó el alta médica refiriendo sin incapacidad y naturaleza de la afección de tipo inculpable (fs. 5).

En cuanto a los efectos de la denuncia, importante doctrina señala que dada la obligatoriedad de proporcionar las prestaciones en forma inmediata a partir de la denuncia y sin esperar a la aceptación de la pretensión, es razonable interpretar que el hecho de otorgar las prestaciones no implica la aceptación de la denuncia y así lo dispone el último párrafo del art. 6 del decreto 717/96 (Maza, Miguel Ángel, Cruz Devoto Gabriela S. y Segura Juan Martín, Comentarios sobre el Régimen de Riesgos del Trabajo, Errepar, Buenos Aires, 2013, p. 316).

Así las cosas, no tengo prueba alguna respecto de la existencia de haber padecido la trabajadora un accidente de trabajo, esto es «.un acontecimiento súbito y violento ocurrido por el hecho o en ocasión del trabajo.» (art.6, LRT), o mejor definido como un suceso eventual, total o parcialmente externo o un conjunto de sucesos más o menos concatenados que alteran la integridad psicofísica del individuo y que guardan una vinculación con el trabajo que desempeña (Maza, Miguel Ángel, Cruz Devoto Gabriela S. y Segura Juan Martín, Comentarios sobre el Régimen de Riesgos del Trabajo, p. 107).

Agrego que el informe pericial médico (fs. 71/72) en nada cambia el análisis. Al respecto, la doctrina y jurisprudencia es clara en cuanto no es el galeno el sujeto llamado a decidir si entre las incapacidades que porta el accionante y las tareas cumplidas existe relación causal (CNAT, sala V, 17-09-13, «Borgo c. MC Distribuidora S.A»; sala I, 25-06-04, «Porcelo c. Organización Hotelera Hoy S.A», DJ 2004-3, 985; sala II, 21-07-08, «Rodríguez c. ART Interacción S.A», DJ 28/01/09, p. 978), correspondiendo la labor al juez de la causa (ver Pawlowski de Pose, Amanda Lucía, «Los problemas probatorios en el ámbito de los siniestros laborales», DT 2014 junio, 1647).

Pero además agrego que lo escueto del informe médico obsta a considerarlo como acto pericial serio. Pues atribuye el «.leve pinzamiento de radio carpiano pequeñas erosiones corticales a nivel del hueso semilunar, piramidal y pisiforme de aspecto degenerativo.» (del informe de RMI de la ART) al denunciado accidente de trabajo, sin acompañar estudio médico alguno y sin expresar las razones médicas que lo justifiquen.

Es así que no tengo por acreditado el suceso laboral al cual se le atribuye la causalidad de una determinada limitación o padecimiento en la integridad psicofísica de la trabajadora. No existe constancia probatoria respecto de su acaecimiento, forma, lugar, entre otros. Ante ello tampoco puede atribuirse la causa a lo no probado.

En los obrados ha existido una clara orfandad probatoria que obsta a considerar la pretensión que esboza la trabajadora.

Por lo tanto, conforme a lo expuesto, corresponde rechazar la demanda instaurada por la Sra.Laura Beatriz Cabeza contra Galeno ART SA (ex Mapfre Arge ntina ART SA, fs. 100) en todos sus términos.

ASI VOTO

A LA TERCERA CUESTION EL DR. LEANDRO FRETES VINDEL ESPECHE DIJO:

Las costas del proceso, siguiendo el principio chiovendano de la derrota en juicio, se imponen las costas por su orden, pues entiendo la trabajadora actuó de buena fe, existiendo una razón probable, que no fue debidamente acreditada (arts. 31 CPL). El valor del litigio se determina en $106.064.

Advierto que no corresponde regular los honorarios profesionales al Dr. Mario R. Oliver pues su pericia no fue considerada como actuación procesal válida.

ASI VOTO

Con lo que se dio por terminado el acto, pasándose a dictar la Sentencia que a continuación se inserta.

Mendoza, 29 de Julio de 2016.

Y VISTOS: El acuerdo arribado, el Tribunal en Sala Unipersonal

RESUELVE:

1) Rechazar la demanda deducida por la Sra. LAURA BEATRIZ CABEZA contra GALENO ART SA (absorbente de Mapfre ART SA) en todos sus términos.

2) Imponer las costas en el orden causado, conforme a la Tercera Cuestión.

3) Practíquese por Secretaría del Tribunal la regulación de honorarios, excepto, por las razones expuestas, los del perito médico.

4) Emplazar a las condenadas en costas para que en el término de DIEZ DIAS abonen en su respectiva proporción el aporte de la Ley 5059 por la suma de $2.122; la tasa de justicia por la suma de $3.182; y cumplan con lo dispuesto por el art. 96.g de la ley 4976 por la suma de $160.

5) Notifíquese la presente resolución a la Caja Forense, Dirección General de Rentas, Colegio de Abogados y Superintendencia de Riesgos del Trabajo.

REGISTRESE, NOTIFIQUESE, CUMPLASE.

Dr. Leandro Fretes Vindel Espeche

Camarista

A %d blogueros les gusta esto: