fbpx

Rechazan el ampliamiento de una cautelar para obtener prestaciones médicas, pues se excedía a tal punto de considerarse una nueva medida cautelar.

Consejo-magistraturaPartes: C. R. C. c/ Obra Social Ase y otro s/ amparo contra actos de particulares – incidente de medida cautelar

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de Rosario

Sala/Juzgado: A

Fecha: 22-abr-2016

Cita: MJ-JU-M-99446-AR | MJJ99446

El pedido de ampliación de la medida cautelar consentida, en torno a la cobertura de prestaciones médicas, no corresponde pues excede el art. 203 del CPCCN y virtualmente implica una nueva medida cautelar.
Sumario:

1.-Corresponde rechazar el pedido de ampliación de la medida cautelar mediante la cual se solicitó la cobertura integral y efectiva todos los gastos, aranceles, derechos y honorarios profesionales que demande la intervención quirúrgica de columna de la actora, ya que la obra social no se negó a cubrir la intervención, sino que ofreció hacerlo a través de los prestadores con quien tiene convenidas esa clase de operaciones, lo cual fue rechazado por la presentante tras haber consentido la medida anteriormente.

2.-En tanto la medida contrariada tuvo el propósito expreso de resguardar los de derechos de las partes y ello fue consentido por la actora, no resulta convincente que luego se solicite la ampliación de la medida cautelar a los efectos de que la cobertura sea ilimitada, máxime cuando se excede el art. 203 del CPCCN.

Fallo:

Rosario, 22 de abril de 2016.

Visto, en acuerdo de la Sala «A» el expediente Nro. FRO 33172/2015/1 caratulado: «Incidente de Medida Cautelar en autos C., R. C. c/ Obra Social Ase y otro s/ Amparo contra actos de particulares», expediente proveniente del Juzgado Federal Nro. 2 de Rosario, del que resulta:

Vienen los autos para resolver el recurso de apelación que interpuso la actora (fs. 108) contra el auto del 10 de febrero de 2016 (fs. 107) que no hizo lugar a la ampliación de la medida cautelar que solicitó esa parte a fs. 90.- A fs. 110 la recurrente expresó agravios, que las contrarias contestaron a fs. 119 y 121.

Elevados los autos, se dispuso la intervención de esta Sala «A» y se ordenó que pasen al acuerdo para resolver (fs. 145).- Y considerando:

1. – Mediante resolución del 13/11/2015 (fs. 58) la jueza de primera instancia hizo lugar a la cautelar que había pedido R. C. C. -quien padece esclerosis severa- y ordenó que Swiss Medical S.A. y la Obra Social Acción Social de Empresarios (ASE) le cubran en forma integral y efectiva «.todos los gastos, aranceles, derechos y honorarios profesionales que demande la intervención quirúrgica denominada ATRODESIS POR VIA POSTERIOR DE COLUMNA, prescripta por los profesionales tratantes del Servicio de Ortopedia y Traumatología del Hospital Italiano de Buenos Aires [.] como así también la totalidad de la medicación e insumos requeridos para la misma y de los tratamientos pre y post quirúrgicos hasta el límite estipulado y acordado con los prestadores directos y/o contratados de las codemandadas.».- El resaltado se hizo porque como se verá seguidamente se relaciona con lo que debemos resolver en esta oportunidad y además para destacar que en ese aspecto la jueza acotó el pedido que había hecho la actora. Como explicó la magistrada, dicha solución se eligió para armonizar los derechos que asisten a ambas partes.- La Sra. C. no apeló ese decisorio -tampoco lo hicieron las codemandadas- por lo que quedó firme.Además, inmediatamente, la actora procuró que se cumpliera y así acompañó presupuesto de la intervención quirúrgica en el Hospital Italiano de Buenos Aires a la par que solicitó que se requiera a las contrarias que informen cuál era el valor económico estipulado con sus prestadores (ver fs. 69, 71, 73, 76).- Recibida esa información, el 26 de enero de este año la accionante solicitó ampliación de la medida en los términos del art. 203 del código de procedimiento civil, ya que -según esa parte- aquélla no cumpliría adecuadamente la función de garantía a que está destinada. Dicha ampliación versaba sobre el límite impuesto por la jueza y se apoyaba en que del estudio comparativo de la información brindada por Swiss Medical S.A. y los presupuestos acompañados por su parte surgía una diferencia económica notable en materia de honorarios y derechos quirúrgicos por patología compleja, que tornaría imposible el cumplimiento de la medida, ya que afirma carecer de los recursos económicos para afrontar en forma particular la diferencia del costo de la prestación.- La jueza no hizo lugar a ese planteo con el argumento de que la actora no había deducido que ahora solicita excede el marco de lo dispuesto por el art. 203 del CPCCN, decisorio que C. apeló.- 2. – La recurrente explica que en su momento no cuestionó la cautelar porque para recurrir una resolución el agravio debe ser cierto, actual y concreto, y que cuando le notificaron el auto de fs. 58 desconocía cuál era el valor económico estipulado y acordado con los prestadores directos y/o contratados de las codemandadas.- En segundo lugar, le agravia que la jueza se haya limitado a decir que la modificación excede lo dispuesto por el art. 203 del CPCCN, aunque no explica ni brinda fundamento alguno que justifique ese temperamento.Afirma que el auto carece de motivación, lo que lo convierte en arbitrario.- En tercer lugar cuestiona el rechazo del pedido de ampliación de cautelar.- En pocas palabras, considera que la solicitud es procedente porque la medida ordenada en su momento no cumple adecuadamente la función de garantía a que está destinada, a tenor de los valores informados por las codemandadas (de lo que tomó conocimiento con posterioridad). Destaca que no puede hacer frente a la diferencia del costo de la prestación en forma particular.- Recuerda que fue derivada al Hospital Italiano de Buenos Aires para ser intervenida quirúrgicamente de una Escoliosis Severa de más de 50° de desviación y que la atención por los profesionales de ese centro se hizo con cobertura de las demandadas. Agrega que Swiss Medical no niega que el Hospital Italiano sea prestador de esa prepaga sino que se limita a manifestar que no tiene pactada dicha cirugía con ese efector.- Resalta que sería lesivo plantear ahora cualquier derivación a otro servicio, porque viene siendo contenida y tratada por los profesionales de la salud de ese nosocomio, con quienes construyó y desarrolló una adecuada relación médico paciente.- 3. – Se adelanta que la solución a que arribó la a quo será confirmada.- En primer término hay que señalar que al contrario de lo que entiende la recurrente, el auto apelado, aunque escuetamente, indica las razones por las cuales no se accedió a lo que solicitaba la actora. Es decir, no resulta arbitrario ni carente de motivación.- El primer párrafo del artículo 203 del CPCCN establece que «el acreedor podrá pedir la ampliación, mejora o sustitución de la medida cautelar decretada, justificando que ésta no cumple adecuadamente la función de garantía a que está destinada».- Esa disposición encuentra su razón en una de las características principales de toda medida precautoria:su mutabilidad o variabilidad.

«Vale tener en cuenta que la carga del requirente no le exigirá acreditar cuestiones ya resueltas como la verosimilitud de su derecho o el peligro en la demora, sino que, sobre esa base, el beneficiario sólo debería demostrar la insuficiencia de la tutela otorgada en relación con la entidad de su derecho.» (Conf. CAMPS, Carlos, Tratado de las Medidas Cautelares, Tomo I, Abeledo Perrot, Buenos Aires, diciembre 2012, pág. 524).- Como vimos antes, la jueza hizo lugar a la medida que había solicitado R. C. pero limitándola con el propósito expreso de resguardar los de dmarechM de ambas , partes, resolución que la actora no apeló. laOámparícta pidió que se le cubriera en forma integral y efectiva «todos los gastos, aranceles, derechos y honorarios» que demandaba la cirugía a que tenía que someterse, y la magistrada sólo se lo reconoció «hasta el límite del valor económico estipulado y acordado con los prestadores directos y/o contratados de las codemandadas» y eso quedó consentido.- Resulta conveniente destacar que uno de los motivos que llevaron a arbitrar esa solución fue que la obra social no se negó a cubrir la intervención, sino que ofreció hacerlo a través de los prestadores con quien tiene convenidas esa clase de operaciones, concretamente el Sanatorio de los Arcos y la Maternidad Suizo Argentina, propuesta que C. no aceptó.- Ahora bien, tiempo después y como ampliación de cautelar, la actora pidió que se le cubran los mismos gastos pero «sin límite alguno vinculado al valor económico estipulado por las codemandadas.». Es decir, más allá de que pretenda encuadrarse en una modificación de la cautela originaria esa solicitud implica reeditar el planteo inicial, pese a que antes consintió la limitación dispuesta por el juzgado.- En este contexto, luce acertado lo que resolvió la magistrada, en tanto el pedido excede lo dispuesto por el art. 203 del CPCCN ya que lo que pretende C. en los hechos no se traduce en una ampliación de la medida dispuesta en su momento -como sería, vgr. variar el porcentaje que le deben cubrir las obras sociales- sino directamente en una nueva cautelar, que exige revisar los fundamentos que se dieron en aquélla oportunidad.- Por lo tanto, SE RESUELVE:

1.- Confirmar el auto del 10 de febrero de 2016 (fs. 107), en cuanto fue materia de apelación. 2.- Diferir la imposición de costas y regulación de honorarios para su oportunidad. Insértese, hágase saber, comuníquese en la forma dispuesta por Acordada Nro. 15/13 de la CSJN y oportunamente devuélvanse los autos al Juzgado de origen. No participa del Acuerdo la Dra. Eleonora Pelozzi por encontrarse en uso de licencia.- E.C-T.P

FERNANDO LORENZO BARBARÁ

JUEZ DE CAMARA

CARLOS FEDERICO CARRILLO

JUEZ DE CAMARA

A %d blogueros les gusta esto: