Aclaraciones sobre las tan mencionadas sociedades «off shore». A propósito de los «Panamá Papers»

paraiso-fiscalFecha: 13-abr-2016

Cita: MJ-MJN-92169-AR

Por Silvina A. Martínez (*)

¿Qué es una off shore?

Es una empresa constituida en un país para actuar en otro exclusivamente. Tiene prohibido el desarrollo de sus actividades en el país de origen. Las sociedades off shore son entes ideales, generalmente de propiedad anónima, cuyo propósito es una actuación exclusivamente extraterritorial. Están creadas para actuar en cualquier lugar del planeta, menos en el propio país de su creación, donde lo tienen prohibido o su actividad es sumamente restringida.

¿Es legal?

No es ilícito constituir una off shore. Aunque pueden utilizarse como herramienta para la elusión de obligaciones tributarias, las derivadas del régimen sucesorio, deberes de asistencia familiar, división de la sociedad conyugal, responsabilidad ante los acreedores y toda clase de simulación y fraude a derechos de terceros.

¿Es fácil crear una off shore?

Muy fácil. Muchos intermediarios ofrecen sus servicios en internet para realizar los trámites necesarios. Generalmente, los países que admiten la creación de sociedades off shore se caracterizan por la falta de regulaciones y supervisión respecto de las personas jurídicas; y la existencia de trabas para conocer a los verdaderos dueños de estas empresas. Estas empresas se caracterizan por el secreto en relación con sus verdaderos dueños. Estas sociedades muchas veces no tienen ninguna actividad comercial ni industrial, no requieren de autorizaciones estatales específicas, no contratan personal y consisten exclusivamente en un domicilio o un buzón postal, que tienen como único propósito -la mayoría de las veces- ocultar la identidad de las personas jurídicas o físicas que efectivamente toman las decisiones y llevan adelante la actividad comercial, así como la de quienes son los reales propietarios del capital. Otras veces son meros instrumentos financieros para acotar la responsabilidad de los reales propietarios.

¿Cuánto cuesta?

En general el costo varía. En Panamá se paga una tasa anual de 300 dólares aproximadamente para mantenerla. Algo similar ocurre en Bahamas. Y al comienzo los gastos pueden ser mayores.

¿Para qué se utilizan?

Estas sociedades pueden tener actividad en cualquier parte del mundo y dedicarse a cualquier cosa. El objeto es muy amplio. No es necesaria la reunión de socios ni empleados, puede ser accionista de cualquier sociedad en cualquier parte del mundo. Muchas empresas multinacionales tienen filiales off shore. Durante muchísimos años esto ha sido admitido, cuando no fomentado, y también tolerado por casi todos los países. Sin embargo, a partir de los cambios que se han producido en el mundo, y las advertencias lanzadas por los organismos internacionales -especialmente desde la Organización de Cooperación para el Desarrollo Económico (OCDE) y, particularmente, a partir de la creación del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI)-, la visión que se tenía de esta operatoria ha ido mutando a la condena de ellas. Es actual la preocupación de los gobiernos de todo el mundo en relación con las sociedades off shore y, en tal sentido, se incorporan medidas destinadas a la recuperación de parte de los ingresos fiscales perdidos por el uso habitual de paraísos fiscales o bien para facilitar el intercambio de información y la identificación del beneficiario final.

———

(*) Abogada, UBA. Programa de Profundización en la Problemática de la Empresa, Universidad Austral. Programa de Formación de Magistrados, Escuela Judicial del Consejo de la Magistratura (en curso). Especialización en Mediación Empresaria, Escuela de Mediación del CPACF. Asesora letrada en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación. Exdirectora del Registro Nacional de Sociedades de la Inspección General de Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Autora de publicaciones sobre temas de su especialidad.

A %d blogueros les gusta esto: