En una rendición de cuentas intentada contra el ex cónyuge, se resolvió que la acción tiene por objeto las utilidades/dividendos distribuidos y no lo que le corresponde por su parte en el patrimonio social, en consonancia con lo normado por el Código Civil y Comercial.

embargo-inmublePartes: P. G. E. c/ F. C. O. s/ incidente de rendición de cuentas

Tribunal: Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Junín

Fecha: 12-nov-2015

Cita: MJ-JU-M-96046-AR | MJJ96046 | MJJ96046

En una rendición de cuentas intentada contra el ex cónyuge, se resolvió que la acción tiene por objeto las utilidades/dividendos distribuidos y no lo que le corresponde por su parte en el patrimonio social, en consonancia con lo normado por el Código Civil y Comercial.

Sumario:

1.-Corresponde modificar la sentencia que en una rendición de cuentas intentada contra el ex cónyuge respecto de una participación accionaria de carácter ganancial ordenó al demandado entregar a la actora el 50% de la columna Participación resultados si no constituyen utilidades distribuidas, pues la vía intentada no tiene por objeto reconocer y liquidar lo que le corresponde a aquella por su parte accionaria en el capital o patrimonio social, ya que ello es materia propia del proceso de liquidación conyugal en trámite entre las partes (arts. 1272 , 1299 , 1313 , 1315 CCiv. de Vélez; arts. 465 , 485 , 496 , 498 , 860, inc. b y cc. CCivCom.).

2.-Tratándose de los retiros por honorarios como director percibidos por el ex cónyuge, los que serán propios o gananciales según el momento en el que fue realizado el trabajo (art. 1272, inc.5, CCiv. de Vélez; art. 465, inc. d, CCC), corresponde computar en la rendición de cuentas intentada por la esposa la suma total del ejercicio que es íntegramente ganancial y, por los restantes períodos, la cantidad retirada por encima del 5% de lo informado como resultado del ejercicio, pues no habiendo existido distribución de dividendos, el monto máximo de esa remuneración no podía superar el porcentaje mencionado.

Fallo:

JUNIN, a los 12 días del mes de Noviembre del año dos mil quince, reunidos en Acuerdo Ordinario los Señores Jueces de la Excma. Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Junín Doctores RICARDO MANUEL CASTRO DURAN y JUAN JOSE GUARDIOLA en causa Nº 5898-2008 caratulada: “P. G. E. C/ F. C. O. S/ INCIDENTE DE RENDICION DE CUENTAS”, a fin de dictar sentencia, en el siguiente orden de votación, Doctores: Guardiola, Castro Durán.-

La Cámara planteó las siguientes cuestiones:

1a.- ¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

2a.- ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?

A LA PRIMERA CUESTION, el Sr. Juez Dr. Guardiola dijo:

I.- En la sentencia dictada a fs. 494/496, la Sra. Jueza de Primera Instancia Dra. Laura Morando hizo lugar a la demanda que por rendición de cuentas promoviera G. E. P. contra C. O. F. por la administración que hiciera a partir de la disolución de la sociedad conyugal operada el 9/9/2005 de la empresa de Transportes Don Francisco y de la sociedad anónima dedicada a la explotación agrícola Don Francisco Agropecuaria SA, y teniendo por cumplida la primera etapa del proceso respectivo, esto es la obligación de rendirlas (art. 649 CPCC), aprueba según expresa las practicadas por la perito contadora María Cristina Barberis según informe final de fs. 434/453, ordenando el pago del 50% de las sumas que consigna con más intereses y costas a la demandada.

En lo que particularmente interesa en orden a los recursos deducidos, la sentenciante nada ordenó entregar por el ejercicio 2010 de la empresa de transporte al considerar que arrojó pérdida (-$241.686,54) y no utilidad; y los importes totales de la SA – por los que ordena entregar la mitad- corresponden a la suma de las columnas “Honorarios Director C. O. F.” y ” Participación de Resultados C. O. F. 50% ( del resultado del ejercicio)”, del cuadro de fs. 453 y vta.

II.- Apelaron ambas partes( fs. 501 y 502).

El Dr.Peretti en representación de la actora, circunscribe su agravio al beneficio obtenido por la empresa de transportes en el año 2010, solicitando se compute ejercicio con saldo positivo teniendo en cuenta la declaración en Impuesto a las ganancias de ese período fiscal que según el demandado fue de $ 34.023,75. Señala no obstante que la suma consignada se presenta como irrelevante si no hubiera sido apelada la sentencia por la contraparte ( fs. 504/505).

Por su parte el demandado con el patrocinio de los Dres. Galan y Dentella en su memorial de fs. 506/507, manifiesta que la rendición de cuentas presentada en relación a la empresa de transporte por los años 2005/2007 es de contenido similar al obtenido por la perito contadora, en tanto por los años 2008 a 2010 por razones a él ajenas su determinación quedó a cargo de la perito, lo que debe ser tomado en cuenta para la imposición de costas. Su crítica central hace foco en lo decidido respecto de Don Francisco Agropecuaria SA. Apunta a que no hubo distribución de dividendos o utilidades pasando a formar parte del patrimonio de la sociedad por lo que es una cuestión ajena a la rendición de cuentas y propia de la división de la sociedad conyugal. Asimismo señala que los honorarios fueron establecidos en forma unánime en asambleas y que sólo los honorarios como director del ejercicio cerrado en julio de 2005 revisten el carácter de ganancial, ya que todos los demás son posteriores a la disolución de la sociedad conyugal.

Ejerció su derecho a réplica únicamente la parte actora a fs. 509/511 resistiendo la impugnación y llegadas las actuaciones a este tribunal se está en condiciones de resolver (arts. 246 y 270 del CPCC)

III.- En esa tarea, lejos de ver que la crítica está desierta por insuficiente fundamentación como pretendió en su responde la actora (art.260 CPCC), adelanto le asiste parcialmente la razón al demandado en su concreta impugnación ya que la rendición de cuentas del ex cónyuge en lo que se refiere a una sociedad anónima en la que tiene una participación accionaría de carácter ganancial tiene por objeto utilidades/ dividendos distribuidos -y eventualmente honorarios percibidos que revistieren aquel carácter- y no es la vía para obtener se reconozca y liquide lo que le corresponde por su parte accionaría en el capital o patrimonio social ya que ello es materia propia del proceso de liquidación conyugal en trámite entre las partes (arts.1272, 1299, 1313, 1315 CC de Vélez 465, 485, 496, 498, 860 in. b y conc. CCC; Vidal Taquini Carlos H. Régimen de bienes en el matrimonio Astrea 3a ed. p. 217/221). Claro está ello al margen de sí el proceder de no haber distribuido las ganancias ha sido legitimo desde el punto de vista societario, toda vez que como ha señalado Nissen (Reflexiones sobre los mal llamados “resultados no asignados” del patrimonio neto en Primeras Jornadas Nacionales de Derecho Contable. Hacia la construcción de un derecho contable en la Argentina ( ed. 2008) p. 172) esa práctica contable pretende superar los requisitos previstos por la ley para la constitución de reservas libres o facultativas.

Ello así no se justifica la adición de la columna “Participación resultados” de los distintos ejercicios informado pericialmente para establecer el 50% que debe entregársele a la actora como partícipe de la sociedad conyugal disuelta, en tanto no constituyen utilidades distribuidas (arts. 64,68 y 224 LS).

Distinta ha de ser la suerte que ha de correr la impugnación del demandado en lo que hace a retiros por honorarios como director. Acierta al señalar que el producido de ese trabajo es propio o ganancial según el momento en el que fue realizado, por lo que en principio los generados a partir del ejercicio 2006 no deben ser coparticipados (arts.1272 inc. 5 CC de Vélez , 465 inc.d CCC; Sambrizzi Eduardo Régimen de bienes en el matrimonio To. I , La Ley p. 235). Soslaya sin embargo que no habiendo existido precisamente distribución de dividendos a los accionistas, el monto máximo de dicha remuneración conforme dispone el art. 261 LS no puede superar el 5% de las ganancias de cada ejercicio (ver Verón Alberto V. Sociedades Comerciales To. 4 Astrea p. 108 y ss; Nissen Ricardo A. Ley de Sociedades Comerciales Astrea To. 3 p. 144 y ss; Roitman Horacio Ley de Sociedades Comerciales To. IV La Ley p. 398 y ss ” Si no hay distribución de utilidades el máximo a percibir es el 5% de éstas. esta norma es aplicable en caso de que existan ganancias distribuibles”)

Así las cosas y según lo informado por la perito contadora a fs. 453 y vta. debe computarse íntegramente la suma de $ 45000 correspondiente a honorarios por el ejercicio 2005 (íntegramente ganancial) y por los restantes períodos incorporarse la cantidad retirada por encima del 5% de lo informado como resultado del ejercicio. Cabe aclarar que lo percibido correspondiente al ejercicio 2009 no serán los $ 95.000 allí indicados (tomados de la DDJJ Ganancias 2009) sino $ 100.000 conforme balance fs. 465.

En consecuencia, le corresponden al demandado como bien propio ( 5%) las siguientes sumas: $ 11.501 ejercicio 2006; $ 13.575 ejercicio 2007; $ 13945 ejercicio 2008; nada por el ejercicio 2009 al resultar negativo y no existir utilidades distribuibles (ver fs. 485 – $ 120.911,90); $ 16.070 por ejercicio 2010; $ 33.828 por ejercicio 2011; $ 12.147 por ejercicio 2012 y $ 11.197 por ejercicio 2013.

Detraídos dichos importes de lo retirado tenemos: por ejercicio 2006: $ 33.499; por ejercicio 2007: $ 36.425; por ejercicio 2008: $ 36.055; por ejercicio 2009: los $ 100.000 íntegros; por ejercicio 2010: $ 73.930; por ejercicio 2011: $ 66.172; por ejercicio 2012: $ 47.853 y por ejercicio 2013:$ 21.303.

El 50% de dichas sumas, a las que se debe adicionar los $ 45.000 del ejercicio 2005, es lo que deberá entregar – con los intereses fijados desde los respectivos resultados- el demandado a la reclamante en lo referido a la S.A, en este proceso; en tanto que el patrimonio societario deberá ser computado en lo vinculado a su participación accionaria a los fines de la liquidación de la sociedad conyugal.

IV.- Pasando al único aspecto de los ingresos provenientes de la explotación personal de la empresa de transportes, esto es el resultado negativo del año 2010, entiendo que el agravio actoral es de recibo.

Conforme surge del anexo de fs. 439 la información suministrada ha sido parcial (ver explicaciones de la Cdora. Barbieri de fs. 452 y vta.). De la declaración jurada por ganancias ante la AFIP ( ver fs. 220) resulta la suma consignada ( $ 34.023,75 ). Finalmente la liquidación practicada por la actora a fs. 397 -independientemente de su oportunidad y procedencia-, a la que se le dio traslado, expresamente la incluía; y al evacuar el mismo la contraria ( ver fs. 415/6) ninguna observación sobre el punto planteó pese a ocuparse en rebatir otros puntos.

Ante ello, el silencio guardado por el demandado recursivamente y lo dispuesto por el art. 652 CPCC, propongo se incorpore ese importe por el ejercicio 2010 en las sumas cuyo 50% debe abonar.

V.- Por último, atinente a las costas de primera instancia, es de señalar que no basta un allanamiento a la obligación de rendirlas y ni siquiera practicarlas para enervar la calidad de vencido en los términos del art. 68 CPCC, si con su accionar no solo ocasionó la promoción del juicio sino que además al suministrarlas lejos de dar todas las explicaciones y referencias que sean necesarias para dar a conocer los procedimientos y resultados de la gestión (Cám. Nac. Com., Sala A, 18-VI-1973, “La Ley”, v. 153, pág. 418, 30.898, Sala B, 17-IV-1974, “La Ley”, v. 155, pág. 437, Der., v.55, pág. 469, Cám. Nac. Civ., Sala D, “Jurisprudencia Argentina”, 1992, v. III, síntesis, citados por Morello, Augusto Mario; Sosa, Gualberto; Berizonce, Roberto O., “Códigos Procesales en lo Civil y Comercial de la Provincia de Buenos Aires y de la Nación”, Ed. Librería Editora Platense, AbeledoPerrot, 2ª ed., 1999, Bs. As., t. VII-A, pág. 467; Formaro Juan Juicio por rendición de cuentas Hammurabi p. 220 y ss ), no prestó la colaboración necesaria a la perito designada en cuanto al aporte de la documentación necesaria. Por tal razón no advierto mérito suficiente para modificarlas, independientemente de que el resultado de las mismas fuese más próximo en relación a quien no contaba con información necesaria para la justificación de las partidas.

Respecto a las de Alzada, en cambio, entiendo que el éxito obtenido en las respectivas pretensiones justifica distribuirlas en el orden causado (art. 71 del CPCC). Arribo a tal conclusión y no a una imposición mayor a la actora, toda vez que lo decidido en relación a la sociedad anónima se fundamenta en no ser éste el ámbito de debate para arribar a los importes que se ordenaron distribuir en la instancia de origen.

ASI LO VOTO.-

El Señor Juez Dr. Castro Durán, aduciendo análogas razones dio su voto en igual sentido.-

A LA SEGUNDA CUESTION, el Sr. Juez Dr. Guardiola dijo:

Atento el resultado arribado al tratar la cuestión anterior, preceptos legales citados y en cuanto ha sido materia de recurso -artículos 168 de la Constitución Provincial y 272 del CPCC-, Corresponde:

I- MODIFICAR la sentencia apelada 1) incluyendo entre las sumas totales por la Empresa de transporte la cantidad de $ 34.023,75 por el año 2010 y 2) en todos los importes correspondientes a Don Francisco Agropecuaria SA por los que se consignan a continuación: ejercicio año 2005 $ 45.000; ejercicio año 2006: $ 33.499; por ejercicio año 2007: $ 36.425; por ejercicio año 2008: $ 36.055; por ejercicio año 2009:$ 100.000; por ejercicio año 2010: $ 73.930; por ejercicio año 2011: $ 66.172; por ejercicio año 2012: $ 47.853 y por ejercicio año 2013: $ 21.303. Será sobre ellos que se calculará el 50% que debe abonar el demandado con más los intereses fijados. Las costas de Alzada se imponen en el orden causado (art. 71 del CPCC).

II- Difiérese la regulación de honorarios profesionales para su oportunidad (arts. 31 y 51 de la ley 8904).

ASI LO VOTO.-

El Señor Juez Dr. Castro Durán, aduciendo análogas razones dio su voto en igual sentido.-

Con lo que se dio por finalizado el presente acuerdo que firman los Señores Jueces por ante mí: FDO. DRES. JUAN JOSE GUARDIOLA Y RICARDO MANUEL CASTRO DURAN, ANTE MI, DRA. MARIA V. ZUZA, (Secretaria).-

JUNIN, (Bs. As.), 12 de Noviembre de 2015.

AUTOS Y VISTO:

Por los fundamentos consignados en el acuerdo que antecede, preceptos legales citados y en cuanto ha sido materia de recurso -artículos 168 de la Constitución Provincial y 272 del C.P.C.C.-, se resuelve:

I- MODIFICAR la sentencia apelada 1) incluyendo entre las sumas totales por la Empresa de transporte la cantidad de $ 34.023,75 por el año 2010 y 2) en todos los importes correspondientes a Don Francisco Agropecuaria SA por los que se consignan a continuación: ejercicio año 2005 $ 45.000; ejercicio año 2006: $ 33.499; por ejercicio año 2007: $ 36.425; por ejercicio año 2008: $ 36.055; por ejercicio año 2009: $ 100.000; por ejercicio año 2010: $ 73.930; por ejercicio año 2011: $ 66.172; por ejercicio año 2012: $ 47.853 y por ejercicio año 2013: $ 21.303. Será sobre ellos que se calculará el 50% que debe abonar el demandado con más los intereses fijados. Las costas de Alzada se imponen en el orden causado (art. 71 del CPCC).

II- Difiérese la regulación de honorarios profesionales para su oportunidad (arts. 31 y 51 de la ley 8904).

Regístrese, notifíquese y oportunamente remítanse los autos al Juzgado de Origen.-