fbpx

La influencia del Impuesto al Cheque para los empleados y los monotributistas.

ImpuestosFecha: 12-feb-2016

Cita: MJ-MJN-91206-AR

Por José L. Ceteri (*)

El Impuesto sobre los débitos y créditos bancarios (Ley 25.413 ) no es inocuo para los trabajadores y los monotributistas. Hay beneficios que se encuentran vigentes y que ayudan a reducir la carga tributaria que produce este impuesto, tanto para los empleados como para los que se encuentran adheridos al Régimen Simplificado.

El Decreto 380 del año 2001, reglamentario del vulgarmente conocido como «Impuesto al Cheque», establece en el art. 10 que se encuentran exentos los débitos y créditos efectuados en la cuenta bancaria de los empleados en relación de dependencia, jubilados o pensionados correspondientes a sus haberes, hasta el monto mensual acreditado en la cuenta bancaria del beneficiario, limitado únicamente al importe de dichos ingresos.

De esta manera, cuando el empleador acredita el sueldo en la cuenta de los empleados no se aplica el Impuesto a los créditos bancarios. En cambio, el empleador tiene que pagar Impuesto por el débito en su cuenta corriente en el momento de transferir los fondos de la nómina salarial.

Igual tratamiento de exención tendría el empleado si el en momento de la desvinculación laboral el empleador le entregara un cheque, producto de la liquidación laboral, para que lo deposite luego en su cuenta sueldo. O sea, la exención no se limitaría únicamente a la transferencia bancaria de los fondos, sino al concepto del pago, en este caso, al momento en que se deposita o cobra el cheque.

En los casos que el empleado deposite en su caja de ahorro otros fondos, que no provengan de los sueldos, tendrá la retención por los movimientos de los débitos y créditos bancarios. Lo mismo sucede si cuenta con una cuenta corriente. El 34% del impuesto aplicado por los depósitos que exceden los sueldos podrá descontarse anualmente, como pago a cuenta, del total del Impuesto a las Ganancias retenido en el año. Esta deducción tiene que ser informada en el programa «SIRADIG» que completa el empleado, antes del 31 de enero de cada año para el cierre del Impuesto a las Ganancias.

Los pequeños contribuyentes, adheridos al Régimen Simplificado, que no tributan el Impuesto a las Ganancias, por realizar otra actividad (por ejemplo, la de relación de dependencia) pagan la tasa reducida del Impuesto sobre los débitos y créditos bancarios. En lugar el abonar por cada movimiento bancario el 0,6%, se les retiene el 0,25%. Para lograr ese beneficio tienen que presentar en la entidad bancaria donde está radicada la cuenta, una nota siguiendo el siguiente modelo, que se encuentra como anexo en la Resolución General 2111 de la AFIP:

Modelo de nota:

Señores Banco…

De mi mayor consideración:

Declaro bajo juramento que (nombre y apellido), Clave única de Identificación Tributaria (C.U.I.T.), se encuentra exento/a del impuesto a las ganancias y tiene exenta o no alcanzada por el impuesto al valor agregado la totalidad de las operaciones que realiza, por lo que cuenta con el beneficio de reducción de alícuota en el impuesto sobre los débitos y créditos en cuentas bancarias y otras operatorias, conforme a lo previsto en el primer párrafo del artículo 7º del Anexo del Decreto Nº 380/01 y sus modificatorios.

Por la presente y bajo mi exclusiva responsabilidad me comprometo a comunicar dentro de las CUARENTA Y OCHO (48) horas de ocurrida, cualquier modificación que pueda producirse respecto de la información señalada.

Me doy por notificado que esta declaración jurada queda en poder de la entidad financiera para ser puesta a disposición de la Administración Federal de Ingresos Públicos en caso de requerirla dicho organismo.

Asimismo, afirmo que los datos consignados en la presente nota, son correctos y completos y que esta declaración se ha confeccionado sin omitir ni falsear dato alguno que deba contener, siendo fiel expresión de la verdad.

Lugar y fecha,

Firma y aclaración

Justificación teórica:

En referencia a la Ley 25.413, cabe hacerse la siguiente pregunta: ¿qué es el Impuesto al Cheque? En la teoría impositiva los impuestos se clasifican en:

a. los que gravan el patrimonio (ejemplo: Bienes Personales);

b. los que gravan la renta (por ejemplo: el Impuesto a las Ganancias) y

c. los que alcanzan al consumo (como el Impuesto al Valor Agregado).

Dentro de esa clasificación teórica: ¿en dónde se incluye el Impuesto al Cheque? Parece que en ninguna de ellas, porque no posee fundamento teórico. Entonces ¿qué tipo de tributo es? Se concluye que, en teoría, no tendría que ser un impuesto sino un mero indicador que a través de los movimientos bancarios le permite al Estado observar la capacidad contributiva que puede tener una persona física o jurídica, y usarlo para anticipar impuestos. Este indicador o anticipo, entonces, debería permitirse descontar totalmente luego en los impuestos que sí tienen sustento teórico legal justificado. Pero, finalmente solo se permite recuperar el 34% de lo cobrado de impuesto por los depósitos y el resto pasa a tener características de impuesto autónomo. Actualmente, aporta aproximadamente el 11% del total de la recaudación tributaria del país, por lo que parece difícil pensar que se pueda eliminar, a pesar de que en el momento de su creación (2001) fuera definido como transitorio.

—————

(*) Contador Público Nacional, UBA. Periodista Económico, UBA. Docente universitario, UBA y UNLP. Autor de obras relacionadas con temas tributarios.

A %d blogueros les gusta esto: