fbpx

Rechazo de la demanda por despido, al no haber acreditado la actora que la demandada era sucesora de la empleadora fallecida.

Derecho (2)Partes: O. M. B. L. c/ D. G. S. s/ despido

Tribunal: Cámara del Trabajo de Mendoza

Sala/Juzgado: Cuarta

Fecha: 27-jul-2015

Cita: MJ-JU-M-94119-AR | MJJ94119

Rechazo de la demanda por despido, al no haber acreditado la actora que la demandada era sucesora de la empleadora fallecida.

Sumario:

1.-Debe rechazarse la demanda deducida, pues no surge prueba alguna que acredite que la demandada revista la calidad de derechohabiente, sucesora o continuadora de la explotación de la empleadora, y tampoco surge acreditada la prestación de tareas de la actora para la demandada, por lo no resultan operativas las presunciones previstas en los arts. 12 , 45 y 55 del CPL y arts. 23 y 55 de la LCT en su contra.

2.-La muerte del empleador solo excepcionalmente produce la extinción de la relación laboral, ya que su fallecimiento no es óbice para la continuidad de la explotación con sus causahabientes, salvo que se dé el supuesto del art. 249 de la LCT, esto es, que las condiciones personales o legales, actividad profesional y otras circunstancias del empleador hayan sido la causa determinante de la relación laboral y sin las cuales ésta no podría proseguir.

Fallo:

En la Ciudad de Mendoza a los veintisiete días del mes de julio de dos mil quince se hace presente en la Sala Unipersonal del Tribunal el Señor Juez de la Excma. Cámara Cuarta del Trabajo – Dr. FERNANDO JAIME NICOLAU, con el objeto de dictar sentencia definitiva en autos Nº 24.940, caratulados «O., M. B. L. C/ DE G., S. P / DESPIDO», de los que RESULTA:

Que a fs. 27/30 se presenta la Sra. M. B. O., por intermedio de apoderado, y promueve acción contra la Sra. S. DE G. por el cobro de $10.587,00 o lo que resulte de la prueba a rendirse, con más intereses y costas.

Relata la actora que comenzó en fecha 15/12/2005, a trabajar bajo las órdenes de la Sra. M. L. V., en la empresa de servicios de catering y viandas «Mi Estilo», comercio encargado de la elaboración de productos alimenticios.

Que las labores consistían en la preparación de sandwichs y confección de viandas, para su posterior venta, encuadrando la relación en el C.C.T. N° 130/75.

Señala que la Sra. V. falleció en fecha 23/08/2009, ocupando su lugar su hija S. L. D. G., para quién continuó sus labores hasta la fecha de despido, recibiendo órdenes e instrucciones de la misma.

Que la relación laboral no se encontró debidamente registrada, habiéndose regularizado a partir de enero de 2007 y solo por media jornada, cuando la jornada real fue completa.

Que laboró de lunes a lunes con un día de franco a la semana.

Manifiesta que el día 24/10/2009 recibió un telegrama, en donde se le expresó que ante el fallecimiento de la empleadora se le comunicaba la rescisión del contrato de trabajo, poniendo la liquidación final según art. 247 de la L.C.T.

Que rechazó el despido fundado en el la causal prevista en el art. 249 de la L.C.T., por improcedente y malicioso, refiriendo que el contrato fue continuado por la demandada desde el fallecimiento de la Sra.V. y hasta su decisión rescisoria. Por lo que consideró incausado el despido, y la emplazó a abonarle los rubros indemnizatorios.

Que la accionada respondió rechazando la existencia de continuidad laboral, y ratificando su anterior comunicación.

Que formuló reclamo por ante la Subsecretaría de Trabajo y Seguridad Social, la que fracasó.

Practica liquidación, ofrece prueba y funda en derecho.

Que a fs. 39 se declara rebelde al demandado.

A fs. 43 obra el auto de admisión de pruebas, dictando las medidas necesarias para la producción de la prueba ofrecida y se sumariza el proceso.

A fs. 77/78 obran los alegatos de la parte actora.

A fs. 80 se llaman autos para dictar sentencia.

PRIMERA CUESTION: Relación Laboral.

SEGUNDA CUESTION: Rubros reclamados.

TERCERA CUESTION: Costas.

Y CONSIDERANDO:

A LA PRIMERA CUESTION EL DR. FERNANDO J. NICOLAU DIJO:

La actora invoca en sustento de lo que reclama en autos la existencia de un vínculo de trabajo, el periodo de extensión del mismo y una categoría profesional determinada, que constituyen en la litis extremos legales cuyo peso probatorio recaen sobre él (art. 45 C.P.L.).

El Tribunal a través de otros fallos ha sentado criterio en virtud de la interpretación del silencio de la demandada en relación con estos extremos legales y en función de la normativa procesal conducente a su merituación: arts. 12, 45 y 55 del C.P.L. a los que me remito en honor a la brevedad, expresando en estos decisorios como premisa rectora que, los efectos de dicho silencio no relevan al trabajador de la carga mínima probatoria de la existencia de la relación de trabajo (arts. 22 y 23 L.C.T.) sobre la que apoya las pretensiones económicas perseguidas en la causa y articulan la competencia del Tribunal laboral.

De la prueba instrumental obrante en autos (recibos de remuneraciones, planilla de control horario), surge acreditada la relación laboral entre la actora y la Sra. M. L. V. desde el 01/01/2007.

Asimismo, del telegrama de fecha 24/10/2009 (fs.9) surge acreditada la comunicación a la trabajadora de la extinción de la relación laboral, fundada en el fallecimiento de la empleadora.

Es menester aclarar que la muerte del empleador solo excepcionalmente produce la extinción de la relación laboral, ya que su fallecimiento no es óbice para la continuidad de la explotación con sus causahabientes, salvo que se dé el supuesto del art. 249 de la L.C.T., esto es, que las condiciones personales o legales, actividad profesional y otras circunstancias del empleador hayan sido la causa determinante de la relación laboral y sin las cuales ésta no podría proseguir.

Por lo que ante la falta de prueba en contrario, el fallecimiento de la empleadora produce que su posición jurídica sea ocupada por sus sucesores, operándose una transferencia mortis causa del contrato de trabajo (art. 225 de la L.C.T.).

No obstante lo expuesto, de las constancias de autos, no surge prueba alguna que acredite que la Sra. S. DE G. revista la calidad de derechohabiente, sucesora o continuadora de la explotación de la empleadora.

Tampoco surge acreditada la prestación de tareas de la actora para la demandada, por lo no resultan operativas las presunciones previstas en los arts. 12, 45 y 55 del C.P.L. y arts. 23 y 55 de la L.C.T. en su contra.

Por todo lo expuesto, concluyo que no surge acreditado en los presentes autos la relación laboral denunciada entre la Sra. M. B. L. O. y la Sra. S. DE G., ni su condición de derechohabiente de la empleadora de la actora.

ASI VOTO.

A LA SEGUNDA CUESTION EL DR. FERNANDO J. NICOLAU DIJO:

Conforme a expuesto al tratar la Primer Cuestión de estos considerandos, no existiendo relación laboral entre las partes, se impone el rechazo de los rubros reclamados a fs. 28 vta. Y 29.

ASI VOTO.

A LA TERCERA CUESTION DR. FERNANDO J. NICOLAU DIJO:

Las costas, siguiendo el principio chiovendano de la derrota, se imponen a cargo de la actora. (arts. 31 C.P.L.y 35 y 36 C.P.C.).

ASI VOTO.

Mendoza, 27 de julio de 2.015.

Y VISTOS:

El Tribunal en Sala Unipersonal,

RESUELVE:

I.- Rechazar la demanda promovida por M. B. L. O. contra S. DE G. en todas sus partes, la que al solo eefcto del cálculo de costas se estima en la suma de $10.587,00. CON COSTAS A CARGO DE LA ACTORA.

II.- Por secretaría, practíquese regulación de honorarios y gastos causídicos.

III.- Emplazar a la actora en el término de término de DIEZ DIAS de quedar firme y ejecutoriada la presente sentencia, abonar los aportes correspondientes a Derecho Fijo, a los TREINTA DIAS la Tasa de Justicia y Aportes Ley 5059, bajo apercibimiento de ley.

IV.- Notifíquese la presente resolución a la Caja Forense, A.T.M. y Colegio de Abogados.

REGISTRESE, NOTIFIQUESE y CUMPLASE.

Dr. Fernando Jaime NICOLAU – Juez de Cámara

CONSTANCIA: Se deja constancia que el Dr. Fernando J. Nicolau hizo uso de licencia los días 22 al 30 de junio de 2015 inclusive. Mendoza, 27 de julio de 2.015.

Dra. Greta Albornoz

Secretaria Vespertina

A %d blogueros les gusta esto: