fbpx

No corresponde la prestación por enfermedad en favor de un trabajador penitenciario, pues su patología se juzgó reversible.

DemandaPartes: L. J. E. c/ Prevención ART S.A. s/ enfermedad accidente

Tribunal: Cámara del Trabajo de Mendoza

Sala/Juzgado: Primera

Fecha: 3-jul-2015

Cita: MJ-JU-M-94026-AR | MJJ94026 | MJJ94026

Rechazo de la demanda deducida a raíz de la enfermedad mental que padece el actor por las tareas prestadas como penitenciario, por tratarse de una patología reversible.

Sumario:

1.-Debe rechazarse la demanda por incapacidad psicológica derivada de las tareas desarrolladas por el actor para el Servicio Penitenciario provincial, pues no existen motivos fundados para apartarse del informe pericial psicológico incorporado a la causa en relación al diagnóstico de la patología del actor y conclusiones, del que surge acreditado que la patología es reversible con tratamiento, es decir, el trabajador no padece una incapacidad definitiva, sino temporaria, razón por la cual no resulta indemnizable.

2.-Surge probado que la patología RVAN Grado III que diagnostica la perito de la causa es consecuencia del accidente laboral sufrido y reclamado en otro proceso, y no de las tareas desarrolladas como penitenciario, como reclama en el sub lite, lo que implica una inadmisible duplicación del reclamo indemnizatorio.

Fallo:

En la ciudad de Mendoza, a los tres días del mes de Julio del año dos mil quince, en su Sala de Acuerdos los Sres. Jueces de esta Excma. Cámara, los Dres. ELCIRA GEORGINA DE LA ROZA – Camarista – MARIA DEL CARMEN NENCIOLINI – Camarista y ALFREDO EDUARDO MILUTIN – Camarista, con el objeto de dictar sentencia definitiva en los autos N 46.258 caratulados: «L. J. E. C/PREVENCION ART S.A. P/ ENFERMEDAD ACCIDENTE», de los que

R E S U L T A:

A fs.02/88 se presenta el actor J. E. L. por medio de su representante legal e interpone demanda ordinaria contra PREVENCION ART S.A., por el reclamo sistémico de $130.393,24 o lo que en más o en menos surja de las probanzas a rendirse, con más intereses y costas.-

Denuncia que ingresó a trabajar en la penitenciaría de la provincia dependiente del Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Mendoza, el 01/06/2003, siendo su fecha de nacimiento el 07/09/1977.

Realiza una descripción de las tareas que ha realizado, de los hechos y situaciones que ha presenciado en el desarrollo de su actividad.

Destaca que la Penitenciaría de la Provincia es un lugar declarado insalubre, peligroso, ambiente hostil extremo y en el cual se encuentran dadas las condiciones permanentes de provocar serios e irreparables daños a la salud física y psíquica de las personas que trabajan en la misma.

Señala la agresividad y el ánimo de confrontación que late y en ocasiones se hace presente por parte de los internos con relación al personal penitenciario, dificultando grandemente su labor.Que este trabajo bajo gran presión, derivó en él un cansancio emocional gravísimo, índices de despersonalización, con cambios en su personalidad, que se ha tornado en un ser irascible y agresivo.

Refiere que el agente responsable de la enfermedad que padece (Burnout) es el propio trabajo en la penitenciaria, la labor penitenciaria, citando la Ley 7493, señalando la carga de trabajo, el exceso de tareas y jornada de labor.

Posteriormente hace referencia a las enfermedades profesionales y los requisitos impuestos por la normativa en el art. 6 LRT y Dcto. 1278/00.

Describe el Burnout, su estructura, origen, factores de riesgo, consecuencias; reseñando bibliografía con citas de de autores.

Señala la relación de causalidad entre las tareas desarrolladas como agente penitenciario y el burnout que lo incapacidad en un 23,4 % por padecer de NEUROSIS DE ANGUSTIA, GRADO III, conforme lo certifica el psicólogo Lic. Javier Vallejo el 10/02/2011.

Plantea la inconstitucionalidad de los arts. 8 inc.3, 21, 22, 46 y 6 inc. 2 a y b, del Dcto. 1278/00, en subsidio arts.11 ap.4 inc.b y art.15 de la LRT y del art.16 del Dcto.1694/09

Practica liquidación, ofrece prueba y funda en derecho.

Corrido traslado de la demanda y a fs.92/106 comparece la demandada PREVENCION ART S.A., consiente competencia, reconoce la celebración de un contrato de afiliación con el empleador del actor, plantea la falta de legitimación sustancial pasiva, sostiene la constitucionalidad de la normativa solicitando el rechazo del planteo por falta de agravio demostrado y refiere la falta de denuncia del siniestro, señalando que el actor nunca denunció la supuesta contingencia laboral, nunca solicitó la intervención de Prevención ART ni de la Comisión Médica .

Advierte acerca de la imposibilidad de responsabilizar a las ART en exceso del contrato suscripto con el empleador y la aplicación de los baremos de la LRT.

Contesta demanda formulando negativas generales y particulares, niega las circunstancias relativas a la prestación del débito laboral, niega que al ingreso se encontrara en excelente condición y estado de salud, niega la elación de causalidad de las patologías alegadas con la prestación de su debito laboral, que padezca afección psicológica, burnout y la incapacidad que refiere, niega la remuneración mensual denunciada, impugna y desconoce la autenticidad de la documentación, impugna liquidación y el IBM, que haya tomado conocimiento de las afecciones que reclama en Febrero de 2011.

Plantea Prescripción, sosteniendo que es improbable que haya tomado conocimiento de la supuesta afección en febrero de 2011, fecha determinada unilateralmente por la actora.

Solicita aplicación de las Leyes 24307 y 24432 y Dcto. 1813/92.

Ofrece prueba y funda en derecho.

A fs. 108 el accionante contesta el traslado del artículo 47 del CPL.

A fs.110 el Tribunal dicta auto resolviendo declarar la competencia del tribunal para intervenir en el proceso, la inconstitucionalidad de los arts. 8 inc. 3, 21, 22 y 46 de la Ley 24557 y diferir el pronunciamiento respecto de la inconstitucionalidad del art.6, 11 y 15 de la LRT para el momento de dictar sentencia.

A fs.115 se dicta el auto de admisión de pruebas y se ordena la sustanciación de las mismas.

A fs. 122 el Tribunal designa perito psicóloga para la causa, aceptando el cargo a fs. 125.

A fs. 124 luce acta de reconocimiento del Dr. Javier Vallejo.

A fs.127/131 se incorpora el informe pericial psicológico, siendo impugnado por el actor y a fs. 137/140 por la demandada; respondiendo las observaciones a fs. 140/149.

A fs. 134 se designa perito médico psiquiatra.

A fs. 165 luce informe de la SRT.

A fs. 166 la parte actora denuncia como hecho nuevo la sanción de la Ley 26773 y solicita su aplicación al caso, a fs. 170 la demandada contesta la vista y a fs. 178 luce dictamen del Sr. Fiscal de Cámara.

A fs. 194/209 corre informe de la Oficina de Coordinación de la ART.

A fs. 210 luce informe del Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos.

A fs. 218 consta informe del Director de la OSEP.

A fs. 232 por Secretaría se deja constancia del art. 55 CPL.

A fs. 236/279 se incorpora informe del Director General del Servicio Penitenciario de la Provincia de Mendoza, incluyendo Legajo del actor.

A fs.485/491 luce informe de la OSEP.

A fs. 496 el Tribunal fija fecha de Audiencia de Vista de la Causa.

A fs. 497/604 se incorpora informe del Director General del Servicio Penitenciario.

A fs. 611 se agrega copia de carátula y demanda de autos nº43993 caratulados: «L. J. E. C/LA SEGUNDA ART. SA P/ACC.» originario de la Tercera Cámara del Trabajo e iniciado el 04/11/2011, es decir tres (3) meses después que la fecha de inicio de la presente causa, planteando la demandada a fs. 623 Incidente de Hecho Nuevo.

A fs. 626 las partes solicitan la suspensión de la audiencia de vista de causa atento el planteo de Hecho Nuevo formulado por la demandada.

A fs.631 corre Auto admitiendo el Hecho Nuevo, Nueva Prueba ofrecida.

A fs.636 el Tribunal fija nueva fecha de audiencia de Vista de la Causa.

A fs.648 se celebra la audiencia de vista de causa, la demandada desiste de la absolución de posiciones del actor y las partes desiste de la totalidad de la prueba testimonial. Se agrega la prueba instrumental y se fija fecha para alegatos, incorporándose los de la parte demandada a fs. 649/658.

A fs. 659 el Tribunal llama autos para sentencia.

A fs. 660 se deja constancia del orden de estudio de la causa por parte de los Señores Camaristas del Tribunal.

De conformidad con lo establecido por el art. 160 de la Constitución de la Provincia y arts. 90 del CPC y 108 del CPL, quedan planteadas las siguientes cuestiones a resolver:

C O N S I D E R A N D O:

PRIMERA CUESTION: Existencia de la relación laboral.-

SEGUNDA CUESTION: Rubros reclamados.-

TERCERA CUESTION: Intereses y Costas.-

A LA PRIMERA CUESTION LA DRA. ELCIRA GEORGINA DE LA ROZA DIJO:

El actor invoca en apoyo de las pretensiones deducidas a través de la presente causa, la existencia de una relación de empleo público, la extensión de la misma y un rango profesional o funcional con el Gobierno de la Provincia de Mendoza; extremos legales fundantes, que recaen como peso probatorio sobre el accionante.

La relación laboral de empleo público no ha sido motivo de desconocimiento expreso, lo cual, determina la operatividad de las presunciones legales contenidas en las normas de fondo y de rito.Asimismo, se encuentra debidamente acreditada con la prueba instrumental e informativa incorporada al proceso, especialmente con los recibos de haberes acompañados, el legajo y demás documentación e información del actor agregada al proceso por la Dirección del Servicio Penitenciario de la Provincia, que resultan de un valor probatorio suficiente para tener por acreditado la existencia del vínculo laboral de empleo público habido entre el actor y la Provincia de Mendoza; que conforme surge de las constancias de la causa, se encontraba asegurada en PREVENCION ART S.A., demandada en autos; debiendo concluir que el actor se ha desempeñado como agente «personal de tropa» del servicio penitenciario provincial, prestando servicios en el Complejo III Almafuerte, a favor del Gobierno de la Provincia.

Con respecto a la fecha de ingreso del actor, cabe señalar que en base a la totalidad de la prueba instrumental incorporada a la causa, en especial recibos de haberes (fs. 4/8), surge como fecha de ingreso el 07/01/2009, pero a tenor del legajo del actor y los informes de licencias, es evidente que la fecha de ingreso del actor es anterior, existiendo reportes desde diciembre de 2006.

Por lo expuesto, de conformidad con las constancias de autos, las disposiciones contenidas en la Ley 24557 y la aceptación de la competencia del Tribunal por parte de la ART demandada, ésta resulta sujeto procesal pasivo en la presente causa, lo cual, determina la operatividad de las disposiciones y presunciones legales contenidas en las normas de fondo y de rito.

Atento a ello, las prescripciones de los arts. 2 apart.1 inc. b) y 3 de la L.R.T., dada la naturaleza del reclamo y habiéndose aceptado la competencia del Tribunal, con fundamento en el artículo 1 inc. 1 apartado h) del CPL, corresponde avocarse al tratamiento de la causa a fin de su dilucidación. ASI VOTO.-

El Dr. ALFREDO MILUTIN dijo que por sus fundamentos adhiere al voto que antecede.

A LA SEGUNDA CUESTION LA DRA.ELCIRA GEORGINA DE LA ROZA DIJO:

En esta etapa del decisorio corresponde expedirme sobre la admisión del reclamo reparatorio perseguido por el actor ante la incapacidad laborativa que denuncia del 23,4% por «NEUROSIS DE ANGUSTIA», «GRADO III», sirviendo de soporte fáctico de sus pretensiones indemnizatorias el tipo de tareas desarrolladas y las condiciones laborales en que las prestó, durante los años en que estuvo cumpliendo las mismas, que le habrían ocasionado, la incapacidad laboral que reclama.

Estos extremos resultan de imprescindible análisis en la litis, actuando como presupuestos de procedibilidad de la pretensión resarcitoria, recayendo en cabeza del accionante la carga de la prueba de las tareas y condiciones laborales en las que las desarrollaba, de la patología incapacitante, así como del nexo causal entre estas. Y sólo sobre la base de esos hechos acreditados por él, tendrán eficacia los dictámenes periciales.

Es decir que, la prueba con suficiente fuerza convictiva del hecho fáctico y sus consecuencias, constituirá la materia de análisis y decisión en esta etapa, teniendo como apoyo las consideraciones de los peritos.

La accionada al contestar demanda, rechaza que las tareas cumplidas hubieren ocasionado las dolencias que refiere, negando la relación causal entre las mismas, que padezca incapacidad y su porcentaje.

1) Las tareas y medio ambiente laboral. La existencia de la enfermedad. La incapacidad:

Según se desprende del responde, los extremos fáctico-legales respecto de los cuales versa la controversia son: la existencia y grado de la incapacidad laboral y la relación causal de la incapacidad denunciada con las tareas.

Paso a detallar la prueba producida:

La prueba instrumental: En relación al valor probatorio de la prueba instrumental acompañada al proceso por el actor y desconocida por el demandado, corresponde señalar que la simple negativa o desconocimiento sin fundamento ni ofrecimiento y producción de prueba tendiente a acreditar el extremo, no resulta suficiente para desvirtuar el peso probatorio de la instrumental u opacar su validez; de conformidad con lo dispuesto por los arts. 108 del CPL y 183 CPC.Por ello, la tengo como prueba válida incorporada al proceso.

Informativa: De la Dirección General del Servicio Penitenciario, acompañando Legajo del actor y evacuando informes requeridos. Constando que presta funciones en el Complejo Penitenciario III Almafuerte.

A fs. 314 luce certificado médico expedido por la Dra. Marianela Severino, Psiquiatra, otorgando licencia «desde el 07/01/07 hasta el 01/02/07 inclusive, por haber presentado una recaída (nueva crisis de angustia)» «Debe continuar bajo tratamiento psiquiátrico con su médico de cabecera»; a fs. 314 vta. luce certificado médico de la Dra. Fiore, correspondiente al mes de diciembre de 2006: «El paciente presenta un cuadro depresivo reactivo con crisis de angustia»; a fs. 315 constancia de junta médica otorgando reposo por 40 días a partir del 18/12/2006 «(depresión reactiva).

A fs. 448 luce en Legajo del actor, reporte de la demandada consignando «siniestro» de fecha 10/02/2011, diagnóstico «Otras reacciones al estrés grave» y «Fecha toma de conocimiento: 08/09/2011» «Fecha de rechazo 09/09/2011».

A fs.449/466 luce registro de licencias o faltas, consignando a partir del 01/01/2007 licencia psiquiátrica hasta el 01/02/2007; desde 01/03/2008 al 12/06/2008, desde el 27/04/2012; desde el 02/05/2012 al 15/07/2012; desde el 05/03/2012 hasta el 26/04/2013; desde el 01/5/2013 hasta el 26/05/2013 (fecha del informe); Accidente de Trabajo desde el 07/12/2007 al 26/12/2007; desde el 13/08/2009 al 20/07/2010; desde el 11/10/2012 al 18/10/2012.

De la OSEP, constando que el actor padece de «Diabetes Mellitus no insulinodependiente», advirtiendo que efectúa consulta médica y se le diagnostica «ansiedad», sólo en tres oportunidades (con fecha 30/04/2005, 26/02/2008 y 11/06/2012).

Valorada la prueba instrumental con la informativa rendida (en especial Legajo del actor y el respectivo informe de la Dirección General del Servicio Penitenciario), me permiten concluir que se encuentran debidamente acreditadas las tareas desarrolladas por el actor en el Complejo Penitenciario Almafuerte y en consecuencia, el ambiente hostil en que desarrollaba sus tareas.

Pericia Psicológica elaborada al 28/03/2012 (fs. 127/132, impugnación de fs. 135 y 137 por la actora y demandada respectivamente y respuesta a las observaciones a fs. 140).

La perito de la causa refiere en su informe las técnicas utilizadas: Entrevistas y Test Psicológicos, señala (fs. 130) según el baremo 659/96 de la LRT «1.-Reacciones o desorden de stress post traumático»: el actor padece «.sintomatología relacionada con los eventos relevantes ocurridos en el trabajo.» y 2.-«Reacciones Vivenciales Anormales Neuróticas: como consecuencia de accidentes de trabajo. R.V.A.N.GRADO III con manifestación fóbica. Con una incapacidad del 20% Factores de ponderacio: edad: más de 31 años (2%), tipo de actividd: las realiza con dificultad leve (0-10%), posibilidades de reubicación laboral: no amerita (0%) La negrita y subrayado me pertenece.

A fs.140/149 la Perito psicóloga responde las observaciones formuladas por las partes.

Refiere expresamente a fs. 148 vta. pto. 4. «La incapacidad es parcial y temporal al momento de la entrevista. De modo que es necesario tratamiento psiquiátrico y psicológico que revierta o modifique el estado actual, el cual aún (con posibles secuelas), su estado general es reversible» (negrita y subrayado me pertenece)

La pericia como prueba judicial debe ser una declaración de ciencia, siempre referida al caso concreto, para ser válida como prueba, debe cumplir con los requisitos que exige el art. 192 del CPC «el informe o dictamen detallará los principios científicos o prácticos, las operaciones experimentales o técnicas en las cuales se funde y las conclusiones, respecto a cada punto sometido.»

Cuando -como ocurre en el caso de autos- el peritaje aparece fundado en principios técnicos y no existe otra prueba que lo desvirtúe, la sana crítica aconseja aceptar el dictamen pues el perito actúa como auxiliar de la justicia y contribuye con su saber, ciencia y conciencia a esclarecer aquellos puntos que requieren conocimientos especiales.

Y si bien las partes impugnaron la pericia, se observa que la prueba pericial fue oportunamente ofrecida tanto por el actor como por el demandado, que el perito respondió las observaciones formuladas y por el principio de adquisición procesal la prueba fue adquirida para el proceso, por lo que la tengo como prueba válida.En conclusión, no encuentro objeciones ni motivos fundados para separarme del informe pericial psicológico incorporado a la causa en relación al diagnóstico de la patología del actor y conclusiones, del que surge acreditado que la patología del actor es REVERSIBLE con tratamiento, es decir, el actor no padece una incapacidad definitiva, sino temporaria, razón por la cual, no resulta indemnizable.

A mayor abundamiento, destaco que, cuando el perito refiere como patología RVAN Grado III y un porcentaje de incapacidad, lo hace, considerando como causa de dicha patología «accidentes de trabajo» sufridos y no, las tareas desarrolladas como reclama el actor en su demanda (ver fs. 130: 2.-«Reacciones Vivenciales Anormales Neuróticas: como consecuencia de accidentes de trabajo. R.V.A.N.GRADO III con manifestación fóbica. Con una incapacidad del 20%).

Tengo asimismo presente las constancias obrantes en la causa que surgen del Legajo del actor, relativas a las licencias, de donde surge acreditado la ocurrencia de «accidentes de trabajo» y especialmente tengo en cuenta que el actor duplica su reclamo, tal como surge acreditado con la existencia del expediente judicial Nº 43.993 originario de la Tercera Cámara del Trabajo, iniciado el 04/11/2011 (tres meses después que la presente causa: 01/08/2011), por el cual, el actor reclama la indemnización por una incapacidad de tipo psicológica/psiquiátrica total (según el Dr. Ottaviani un 71,80%), que tiene como causa un accidente laboral sufrido el 13/08/2009 (ver copia de demanda, relato de los hechos especialmente fs. 619 vta.) y especialmente la fecha del informe pericial psicológico: 28/03/2012.

Advierto asimismo que en dicha demanda (la de la Tercera Cámara) el actor considera que padece como consecuencia del mencionado accidente: RVAN Grado III (según certificado Dr. Guzzo: 30% de ILPP), siendo esta, justamente la patología que la perito de esta causa Lic.Sevilla, ha informado que padece el actor como consecuencia de «accidentes laborales», la cual informa, que es REVERSIBLE CON TRATAMIENTO, ratificándolo al contestar las observaciones.

Vale decir, que conforme las constancias de la causa, puedo concluir con total convencimiento, que la patología RVAN Grado III que diagnostica la perito de la causa Lic. Sevilla, es consecuencia del accidente laboral sufrido y reclamado en autos nº43993 de la Tercera Cámara del Trabajo; y no de las tareas desarrolladas como penitenciario, como reclama en el sub lite. Asimismo, que dicha patología, según informa la perito designada en la causa, Lic. Sevilla, es temporaria, no es definitiva, es reversible y por tanto NO ES INDEMNIZABLE. Por lo que corresponde el rechazo de la demanda.

Atento lo expuesto, dado el carácter temporario y reversible de la patología del actor y dado el rechazo de la demanda, el Planteo de Prescripción, como fuera impetrado por la demandada, deviene abstracto.

Inconstitucionalidad del art. 6 inc. 2, arts. 11 ap.4 inc.b y art.15 de la LRT, del Dcto. 1278/00 y art. 16 del Dcto. 1694/09:

Atento las conclusiones arribadas en base a la prueba rendida, en el sentido que la patología (RVAN Grado III) diagnosticada por la perito psicóloga de la causa, es reversible, no definitiva; que no reconoce como causa las tareas desarrolladas y por tanto que no corresponde hacer lugar a la indemnización reclama da en la presente demanda (justamente dado el carácter reversible de la patología), el planteo de inconstitucionalidad debe rechazarse.

En base a las conclusiones arribadas, corresponde SOBRESEER a la demandada PREVENCION ART S.A. y rechazar la demanda en todas sus partes, calculándose el monto del rechazo en la suma de $130.393,24. ASI VOTO.

El Dr. ALFREDO MILUTIN dijo que por sus fundamentos adhiere al voto que antecede.

SOBRE LA TERCERA CUESTION LA DRA. ELCIRA GEORGINA DE LA ROZA DIJO:

Respecto de los intereses legales: Atento lo normado por el art. 82 C.P.L., 90 inc. 6 del C.P.C. (art.108 C.P.L.) y artículo 622 del Código Civil, debo expedirme sobre los intereses legales.

En caso de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales regidos por ley 24557, existe normativa específica que determina la tasa de interés aplicable, Resolución de SRT Nro 414/99 (texto según Resolución de SRT Nro.287/01) donde se expresa la necesidad de establecer la tasa de devengamiento de intereses ante el pago tardío y fuera de término de las prestaciones dinerarias, disponiendo que las mismas devengarán un interés equivalente al de la tasa activa mensual que percibe el Banco de la Nación Argentina para las operaciones de descuento de documentos y calculado desde que la suma fue exigible hasta haber sido debidamente notificada la puesta a disposición de la suma al beneficiario o abonada la prestación.

Pero considero que en el caso concreto y dado el rechazo de los rubros reclamados, corresponde aplicar el Plenario «AGUIRRE HUMBERTO POR SÍ Y POR SU HIJO MENOR EN J. 146.708/39.618 AGUIRRE HUMBERTO C/OSEP P/EJEC. SENTENCIA S/ INC. CAS.», y en consecuencia, declarar la inconstitucionalidad de la Ley 7198, modificada por Ley 7358.

De lo expuesto, atendiendo a que los montos han sido calculados al sólo efecto de las costas, debe aplicarse la tasa activa cartera general nominal anual vencida a treinta días del Banco de la Nación Argentina (T.N.A.) desde la fecha de presentación de la demanda (01/08/2011), que es cuando se origina el derecho a las costas, hasta el momento del efectivo pago (art. 622 del CC y art. 82 CPL).

Las costas del proceso. La imposición de costas, encuentra su tratamiento normativo, en nuestros códigos de rito en los artículos 31 del C.P.L. y arts. 35 y 36 del C.P.C.-de aplicación supletoria en el proceso laboral en virtud de lo dispuesto por el artículo 108 del CPL.

Dichas normas consagran, como principio general, el chiovendano de la derrota, por el cual, la parte que resulta vencida en la incidencia, debe soportar las costas de la misma.

En consecuencia, y teniendo especialmente presente las constancias de la causa, es decir la conducta procesal asumida por el actor quien duplicara su reclamo sin advertir al Tribunal la existencia del expediente judicial Nº 43.993 originario de la Tercera Cámara del Trabajo, iniciado el 04/11/2011 (tres meses después que la presente causa: 01/08/2011), en el que el actor reclama la indemnización por una incapacidad psicológica total, que tiene como causa un accidente laboral sufrido el 13/08/2009; concluyo que las costas por el rechazo de la demanda deberán ser soportadas por el actor.

Asimismo, por aplicación del art. 277 de la LCT, concluyo que la responsabilidad por el pago de las costas, incluidos los honorarios de todos los profesionales intervinientes y correspondientes a esta instancia, no podrán exceder del 25% del monto de la sentencia. ASI VOTO.

El Dr. ALFREDO MILUTIN dijo que por sus fundamentos adhiere al voto que antecede.

Con lo que se da por terminado el acto, pasando a dictar sentencia, la que a continuación se inserta.

MENDOZA, 03 de Julio de 2015.

Y VISTOS: esta Sala Unipersonal de la Primera Cámara del Trabajo

R E S U E L V E:

I.-Declarar la inconstitucionalidad de la ley 7198, rechazar el planteo de inconstitucionalidad del art. 6 ap.2., 11, 15 LRT y Dcto 1278/00 y declarar abstracto el planteo de prescripción interpuesto por la demandada.

II.- RECHAZAR LA DEMANDA de indemnización por el 23,4% de incapacidad consecuencia de las tareas realizadas como penitenciario, interpuesta por el actor J. E. L. y SOBRESEER a la demandada PREVENCION A.R.T.S.A., de pagar al actor la suma de PESOS CIENTO TREINTA MIL TRESCIENTOS NOVENTA Y TRES CON 24/100 ($ 130.393,24) calculado al sólo efecto de las costas, con más los intereses legales desde el 01/08/2011 y con COSTAS A CARGO DEL ACTOR, conforme lo resuelto en la Segunda y Tercera Cuestión.

III.- Pase a Secretaría de Cámara a fin que se practique liquidación y diferir la regulación de honorarios de los profesionales intervinientes para su oportunidad en virtud de lo dispuesto por el art. 277 LCT.

IV.- Emplazar al actor para que dentro del término de DIEZ DIAS de quedar firme la presente sentencia, abone los aportes de DERECHO FIJO y LEY 5059 bajo apercibimiento de ley.

V.- Notifíquese al Gobierno de la Provincia de Mendoza (Ministerio de Gobierno Penitenciaría Provincial), a la SRT, Caja Forense, Dirección General de Rentas y Colegio de Abogados.

REGISTRESE, NOTIFIQUESE y CUMPLASE.-

DRA. ELCIRA GEORGINA DE LA ROZA

Camarista

DR. ALFREDO EDUARDO MILUTIN

Camarista

A %d blogueros les gusta esto: