fbpx

Destacado fallo de la CSJN. Aportes voluntarios a las AFJP

                                                                            Autor: Binstein, Gabriel

CSJNFecha: 5-mar-2015

Cita: MJ-DOC-7095-AR | MJD7095

Sumario:

I. El tema. II. Las reflexiones.

Doctrina:

Por Gabriel Binstein (*)

La Corte Suprema de Justicia en la causa «Villarreal, Mario c/ ANSES» dictó la inconstitucionalidad del art. 6 de la Ley 26.425 y ordenó a la ANSES devolver a una persona ya jubilada los aportes voluntarios efectuados a la AFJP. Una vez más, el Alto Tribunal marca criterios que suman a lo jurídico la equidad para resolver una compleja situación y a este comentarista no se le escapa la trascendencia. Veamos la cuestión.

I. EL TEMA

El reclamo se originó ante la falta de reconocimiento por parte del Estado de los derechos derivados de las imposiciones voluntarias o depósitos convenidos, en su momento, aportes en exceso de los obligatorios según la Ley 24.241 . Con la reforma legal que eliminó el sistema de AFJP, los ahorros se transfirieron a la ANSES. El problema radica en que el organismo nunca terminó la reglamentación, ni puso en operatividad el sistema para que el titular recuperara esos ahorros. La Corte Suprema entendió que ante esa omisión normativa, que afectaba derechos constitucionales, no quedaba otro camino que ordenar la devolución de los recursos retenidos; en definitiva, se hace eco de la demora del Poder Ejecutivo en reglamentar el art. 6 de la Ley 24.425.

Cabe enfatizar que la situación deparaba una gran incertidumbre que resultaba lesiva de los derechos de los ciudadanos implicados en estos casos. Por otra parte, se abre el interrogante de si el Tribunal Supremo actuará en igual sentido con relación a los que no están jubilados aún.

Cabe precisar que, en la normativa que traspasó los fondos a la ANSES, se indicaba que los titulares de aportes voluntarios o convenidos en exceso de los obligatorios debían optar entre la ANSES o una administradora reconvertida para la gestión del fondo y que al momento de la jubilación el monto en cuestión sería considerado para mejorar su haber previsional. A todas luces, ello no ocurrió, con el natural demerito de los derechos de los titulares.

II.LAS REFLEXIONES

La CS deja pendiente de resolución (polémica en la primera y segunda instancia) la forma o método para actualizar el valor del ahorro en cuestión. Este comentarista tiene en este aspecto una visión muy crítica por la omisión, habida cuenta de que ello implica una postergación en el tiempo y la prolongación de un litigio de por sí extenso. No se puede obviar la edad de los eventuales actores y la inseguridad jurídica sobre el monto que finalmente deberá ser devuelto a el o los reclamantes.

Esto nos lleva a pensar respecto la naturaleza de los aportes voluntarios y cuál sería el método para precisar el monto, al tiempo de la terminación de las actuaciones. Pareciera, en cuanto a lo primero, la figura de una propiedad fiduciaria de los bienes y de sustentarse tal hipótesis merecería un estudio específico por las especiales características de esta y su complejidad.

En cuanto a lo segundo, es muy opinable. En efecto, alguna corriente sostiene una actualización según la tasa pasiva promedio de rendimiento de caja de ahorro e imposiciones a plazo fijo. Es cuestionable en tanto es un rinde que a ojo de buen cubero como este comentarista, resulta muy inferior a la inflación acumulada desde el año 2009 y/o al producido de las inversiones de los recursos previsionales.

Tal vez debiera advertirse que según la Resolución 290 de la ANSES, se aplicaría el índice de la movilidad de las jubilaciones que excede a esa tasa pasiva. También se puntualiza que, a todo evento, el organismo podría ser obligado en base a la naturaleza jurídica de los ahorros o aportes voluntarios a devolver en la misma especie (acciones, títulos, etc.) y si no los tuviera, en dinero que surgiría de una valuación de la cartera. Todo ello implica debate y sobre todo tiempo. De ahí que la CS pudo haber dictado «in totum» un fallo y resolver la cuestión. Ello no disminuye la importancia de la decisión y su trascendencia.

————

(*) Abogado (Diploma de Honor), UBA. Posgrado en Asesoría Legal de Empresas. Profesor consulto, UBA y UNLM. Asesor Académico del Consejo de la Magistratura de la Provincia de Buenos Aires. Ha dictado cursos, seminarios y conferencias en Argentina, Estados Unidos, Cuba, Brasil, Uruguay y Chile. Autor de libros y de un centenar de artículos en diarios y en revistas especializadas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: