fbpx

Atento el cambio de medicación prescripto por el médico tratante, se deja sin efecto la medida cautelar decretada.

MEDICINAPartes: F. H. M. c/ OSPEDYC s/ amparo Ley 16.986

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de La Plata

Sala/Juzgado: II

Fecha: 21-oct-2014

Cita: MJ-JU-M-90024-AR | MJJ90024 | MJJ90024

Se deja sin efecto la medida cautelar decretada atento el cambio de medicación prescripto por el médico tratante.

Sumario:

1.-Corresponde dejar sin efecto la medida cautelar concedida por el juzgado originario atento la misma ha perdido virtualidad, en virtud del cambio en el requerimiento del médico tratante en relación al medicamento prescripto para la afección del amparista, al haber sido reemplazada dicha prescripción -por el mismo profesional- por el medicamento suministrado actualmente al paciente.

Fallo:

La Plata, 21 de octubre de 2014.

Y VISTOS: este expte. Nº 31874/2014, caratulado: «F., H. M. c/ OSPEDYC s/ amparo ley 16.986», proveniente del Juzgado Federal de Primera Instancia º 2 de La Plata, Secretaría Civil nº 5; Y CONSIDERANDO:

I- Llegan estos autos al Tribunal en virtud del recurso de apelación deducido en subsidio a fs. 80/87 por la demandada, contra la resolución de fs.

34/35, adoptada por el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial nº 8 de La Plata, por la cual se hizo lugar a la medida cautelar solicitada por el amparista, ordenando a la obra social que provea al actor la cantidad necesaria de Cimaher (Nimotuzumab) -o su equivalente en dinero-, dentro del plazo de 48 hs.

II- Los agravios del apelante se dirigieron a sostener la ausencia de los requisitos necesarios para el otorgamiento de la medida cautelar pedida por el accionante.

En ese sentido, expresó el recurrente que el medicamento cuya cobertura se ordenó no se encuentra aprobado por la ANMAT para tratar el tipo de tumor que padece el actor; que no se acompañó a los autos la documentación médica que respalda el tratamiento que se ha venido haciendo con cobertura integral de la obra social y los avances satisfactorios que tuvo el paciente según los informes del médico tratante; que no existe apoyatura legal ni médica que justifique la cobertura del Cimaher (Nimotuzumab); todo lo cual indujo a error al a quo.

III- Cabe señalar que la presente acción de amparo fue promovida por H. M. F. contra la Obra Social del Personal de Entidades Deportivas y Civiles, a fin de que se le provea el medicamento Cimaher (Nimotuzumab) que fue prescripto por su médico tratante, Dr.Samuel Arroyo Dávila.

Sostuvo el actor que padece de un tumor de cuello localmente avanzado, realizando un tratamiento de quimioterapia ambulatorio a cargo de su médico personal, quien trabaja para la obra social demandada; que para la tercera etapa del tratamiento, le prescribió el mencionado medicamento, cuya cobertura le fue denegada por OSPEDYC.

El Juez a cargo del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial nº 8 del Departamento Judicial La Plata, otorgó la medida cautelar solicitada por el amparista, y luego se declaró incompetente (fs. 37/38).

IV- A fs. 136/137, la demandada denunció como hecho nuevo la circunstancia de que el médico tratante prescribió, con posterioridad al otorgamiento de la medida cautelar, una indicación de medicamento -para el mismo diagnóstico- que resulta coincidente con la prescripción sugerida por todos los especialistas consultados por OSPEDYC, medicamento que le fue entregado a cargo y costo de dicha obra social. Por tal razón, solicitó que se declare abstracta la medida otorgada y se deje sin efecto.

Luego de concretarse la audiencia de fs. 141/142, se decidió dar traslado al actor de lo expresado por la demandada y fijar una nueva audiencia.

Obra a fs. 144 y vta. la contestación efectuada por el accionante, por la que expuso que, ante la urgencia del tratamiento derivado de su grave cuadro de salud y frente a la morosidad de la obra social, el médico tratante no cambió caprichosamente la indicación del medicamento indicado oportunamente, sino que lo hizo por cuanto resultaría más perjudicial no continuar con dicho tratamiento.

V- Ahora bien, en el curso de la nueva audiencia (cuya acta obra a fs. 158 vta.), ante la manifestación del médico particular del actor que mostró la Disposición nº 2404/11 de la ANMAT según la cual el medicamento Cimaher se halla indicado para pacientes con tumores epiteliales de cabeza y cuello en estado avanzado, el Dr. Alejandro Luis Turek, médico consultor de la obra social demandada, sostuvo que, frente a dos tipos genéricos de carcinomas, glandulares y epiteliales, hay medicaciones específicas.Agregó que la afección que padece el accionante es de tipo glandular, y la citada disposición de la ANMAT sólo admite la medicación para carcinomas de tipo epitelial, no estando aprobada tal medicación para aquéllos de tipo glandular, máxime, en el caso, en que el paciente tuvo previamente respuesta positiva al medicamento basado en platino, siendo su toxicidad mínima.

Según resulta del acta de la aludida audiencia, «…el Dr.

Arroyo Dávila manifestó que a partir de aquellas consideraciones rectificaba su indicación entendiendo que la medicación correcta es la de cisplatino suministrada actualmente al paciente. También dijo que el tratamiento que el actor ya empezó debe terminar con la misma medicación…». A ello agregó al ser preguntado, que si se retrotrajera al momento de la primera prescripción indicaría el cisplatino.

VI- En esas condiciones, corresponde precisar que resulta inoficioso el tratamiento del recurso traído al conocimiento del Tribunal, ello en virtud del cambio en el requerimiento del médico tratante en relación al medicamento prescripto para la afección del amparista.

En efecto, la necesidad de que se provea al paciente la medicaciónCimaher indicada primeramente por el Dr. Samuel Arroyo Dávila (requerimiento éste en el que se sustentó el otorgamiento de la medida cautelar) no existe en este momento, al haber sido reemplazada dicha prescripción -por el mismo profesional- por el medicamento basado en platino, tal como surge del curso de la mencionada audiencia.

En consecuencia, la medida cautelar concedida por el juzgado originario ha perdido virtualidad, y en consecuencia, cabe que sea dejada sin efecto.

Por ello, SE RESUELVE: Dejar sin efecto la medida cautelar otorgada en autos con el alcance que antecede. Costas de alzada por su orden, atento la ausencia de sustanciación (art. 68, 2º parte, CPCCN).

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fecha de firma: 21/10/2014

Firmado por:

LAURA AMALIA BENAVIDES

SECRETARIO DE CAMARA

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: