fbpx

Además de la millonaria multa, automotrices tendrán que enfrentar una demanda colectiva por «estafa»

automotrizUnos 500 habitantes de Tierra del Fuego quieren llevar a la Justicia a las empresas. Las acusan de cobrar los 0Km al mismo valor que el que tienen en el continente cuando en la isla el sector está exento de impuestos. Piden indemnización. El Gobierno las sancionó por prácticas anti-competitivas

Unos 500 habitantes de Tierra del Fuego se unen para presentar una demanda colectivacontra las ocho automotrices que fueron multadas por el Gobierno por prácticas anti-competitivas.

Acusan a las terminales de «estafa» porque les cobraron los 0Km al mismo valor que el que tienen en el continente pese a que en la isla el sector automotor está exento de varios impuestos y aranceles.

Se trata de unos 250 clientes de automotrices de Ushuaia y otros 250 de Río Grande representados por estudio Rauch & Aciar, que por estas horas alista una demanda colectiva para organizar las presentaciones ante la justicia provincial, informó la agencia NA.

Tras la multa de $1.060 millones impuesta por la Secretaría de Comercio a las automotrices en uso de la ley de Defensa de la Competencia, ahora los fueguinos tendrán la posibilidad de reclamar judicialmente la indemnización correspondiente.

La primera denuncia contra una automotriz por este caso fue presentada en 2008 por parte de un consumidor de la provincia de Tierra del Fuego, que denunció tanto a automotrices como a concesionarias por prácticas anti-competitivas que venían desarrollando desde 2002.

Luego se sumaron centenas de presuntos afectados por las maniobras de las empresas y se presentaron denuncias contra Fiat, Ford, General Motors, PSA (Peugeot y Citroën), Renault, Volkswagen, Toyota y Honda, todas obligadas ahora por el Gobierno a pagar la millonaria multa antes de fin de año.

La isla goza de un régimen especial fijado por la ley 19.640, que establece que los 0Km que allí se venden no pagan IVA, ni impuestos internos y tampoco los aranceles de importación, cuando los hay.

Hace siete años, un estudio jurídico fueguino comenzó a alentar a los que compraron unidades desde 2002 a hacer demandas judiciales con el argumento de que las concesionarias cobraban los mismos valores que regían en el continente y se quedaban con los montos de los impuestos que no debían cobrar.

Ahora, el estudio Rauch & Aciar prepara para comienzos de 2015 una demanda colectiva, con el fin de reclamar la diferencia cobrada en más a los que adquirieron automóviles desde el 2002 a la fecha.

Cada caso deberá analizarse respecto de la posible prescripción y diferencia en valores, que no es la misma si se trata de autos Mercosur que de importados, explicó en declaraciones a la radio fueguina Universidad el abogado Federico Rauch, representante de los perjudicados.

«Obviamente estamos muy contentos de que, después de ocho años de trabajo, finalmente hayamos encontrado un eco en el gobierno nacional», dijo el abogado que entre febrero y marzo realizará la presentación judicial colectiva.

Rauch sostuvo que el caso es «importante» como precedente y primera acción concreta para volver a retomar el camino original por el que esta provincia existe, que es el régimen de promoción económica que tiene, y que no tiene nada que ver con la promoción industrial.

Destacó que estas empresas multinacionales son «de los contribuyentes más importantes que tiene el país. Eso hace que tengan otros impuestos y múltiples relaciones con las plantas que tienen estas mismas empresas en Brasil».

«Es muy intrincado el negocio económico y fiscal que tienen estas empresas con el Estado nacional, que hace que sea muy poco probable que no terminen pagando de una u otra forma, sea a través de la multa o de impuestos, estos valores que el gobierno aplicó», evaluó el abogado.

Fuente: http://www.iprofesional.com/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: