fbpx

Certificado de trabajo: el reclamo ante el SECLO y la notificación de interposición de demanda no cumplen con lo exigido por el art.80 LCT

CotratroPartes: Cabral Velázquez Severiana c/ Gran Elite S.R.L y otro s/ despido

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo

Sala/Juzgado: VI

Fecha: 16-jul-2014

Cita: MJ-JU-M-88307-AR | MJJ88307 | MJJ88307

Ni el reclamo ante el SECLO ni la notificación de la interposición de la demanda constituyen el requerimiento fehaciente para la entrega de las certificaciones que exige el art. 80 LCT.

Sumario:

1.-Debe mantenerse el rechazo de la indemnización prevista en el art. 80 de la LCT, ya que no se cumplen los presupuestos fácticos para su procedencia, pues ni el reclamo ante el SECLO ni la notificación de la interposición de la demanda constituyen el requerimiento fehaciente para la entrega de las certificaciones que exige la referida norma legal para la admisión de la indemnización que establece.

2.-Cabe confirmar el rechazo de la indemnización de daños y perjuicios por imposibilidad de acceder a la prestación por desempleo, pues la trabajadora no invocó haber iniciado el trámite respectivo dentro del plazo previsto en el art. 115 de la ley de empleo; y en ese sentido no especifica de qué constancias se desprendería la circunstancia de haber gestionado el referido beneficio y que el mismo le hubiese sido denegado, provocándole el perjuicio cuya reparación reclama.

Fallo:

Buenos Aires, 16 de JULIO de 2014.-

En la Ciudad de Buenos Aires reunidos los integrantes de la Sala VI a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicando el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

EL DOCTOR JUAN CARLOS FERNANDEZ MADRID DIJO:

La sentencia de primera instancia que hizo lugar al reclamo viene apelada por ambas partes a tenor de los memoriales de fs. 295/297 y de fs. 299/307 que merecieron respectivas réplicas.

Asimismo, a fs. 298 la representación letrada de la parte actora se queja porque estima reducidos los honorarios fijados a su favor.

Trataré en primer término el recurso deducido por la accionada Gran Elite SRL que cuestiona que el Sr. Juez «a quo» haya tenido por acreditado que Cabral prestó servicios de maestranza en distintos locales comerciales a las órdenes de Liliana Rita Guerra desde diciembre de 2007 y también a favor de la sociedad Gran Elite SRL, y en consecuencia de ello encuadró el vínculo con ambas codemandadas en las disposiciones de la Ley de Contrato de Trabajo. Al respecto la accionada manifiesta que no se valoró correctamente la prueba testimonial rendida.

Considero que las manifestaciones vertidas al respecto, en la presentación que trato, no logran refutar los fundamentos dados por sentenciante para decidir como lo hizo.

La recurrente intenta restar valor probatorio al testigo Insfran (fs. 181), Fariña (fs. 178) y Talavera Arguello (fs. 185) con los mismos motivos expuestos en el escrito de impugnación y sin sumar nada al respecto y, en definitiva, el magistrado de grado ha tenido en cuenta aquellas consideraciones al momento de resolver la litis.

Coincido con la valoración de las declaraciones testimoniales efectuada por el sentenciante, en cuanto a que de las mismas surge demostrado que Cabral prestaba servicios personales a favor de Liliana Rita Guerra y en las distintas sociedades.

Y no encuentro que las declaraciones analizadas en autos resulten contradictorias entre sí como se alega.En ese sentido, los testigos referidos más arriba son coincidentes en precisar que la actora prestaba tareas en la calle Constitución y los distintos establecimientos de las calle Pavon y Pichincha.

La queja en cuanto cuestiona la jornada y la remuneración tenida en cuenta por el sentenciante de grado también debe desestimarse.

Digo ello ya que incumple con lo dispuesto en el art. 116 de la LO, en cuanto al contenido de la expresión de agravios; limitándose solo a sostener de manera dogmática que la suma reconocida no se encuentra avalada por prueba objetiva, pero no se hace cargo de los argumentos dados en cuanto a que se adoptó tal base salarial teniendo en cuenta que la accionada quedó incursa en la presunción del art. 55 de la LCT sin revertir tal situación con prueba en contrario.

La apelación interpuesta por la parte actora que cuestiona que no se haya hecho lugar a la indemnización prevista en el art. 80 de la LCT será desestimada.

Ello así puesto que no se cumplen los presupuestos fácticos para su procedencia, ya que contrariamente a lo que sostiene el apelante, que ni el reclamo ante el SECLO, ni la notificación de la interposición de la demanda, constituyen el requerimiento fehaciente para la entrega de las certificaciones, que exige la referida norma legal para la admisión de la indemnización que establece.

No serán receptados los agravios vertidos en relación con el rechazo de la indemnización de daños y perjuicios por imposibilidad de acceder a la prestación por desempleo.

Al respecto señalo que el apelante no se hace cargo de lo expuesto en cuanto a que la trabajadora no invocó haber iniciado el trámite respectivo dentro del plazo previsto en el art.115 de la ley de empleo; y en ese sentido no especifica de qué constancias de autos se desprendería la circunstancia de haber gestionado el referido beneficio y que el mismo le hubiese sido denegado provocándole el perjuicio cuya reparación reclama.

Cabe hacer lugar a la queja respecto del monto por el que prosperó la «indemnización sustitutiva de preaviso y su SAC correspondiente», y el rubro «vacaciones proporcionales 2010 y SAC», ya que teniendo en cuenta la antigüedad reconocida y la remuneración corresponde diferir a condena la suma de $6.675,08 y $2.269,48 respectivamente.

El cuestionamiento respecto de las «vacaciones gozadas y no prescriptas» debe ser desatendido, en tanto lo argumentado al respecto no fue oportunamente planteado en el momento de la traba de la litis, por lo que de conformidad con el art. 277 CPCCN no corresponde su tratamiento.

Serán admitidas las quejas respecto de los montos por los que prosperó la indemnización prevista en el art. 15 de la ley de empleo y el incremento indemnizatorio del art. 2 de la ley 25.323, toda vez los cálculos arrojan un total de $59.562,33 y $29.781,16, respectivamente, ello así teniendo en cuenta la adición de los conceptos que integran cada una las indemnizaciones referidas.

Los montos objetos de condena en una y otra instancia llevarán los intereses establecidos en el Acta 2601 del 21/5/14 de esta Cámara.

La imposición de costas decidida en origen propongo sea confirmada en tanto se ajusta a derecho de conformidad con el principio general sentado por el art. 68 del CPCCN que las impone al perdidoso en la contienda, y no encuentro mérito alguno para apartarme del mismo.

Las regulaciones de honorarios cuestionadas propicio sean confirmadas toda vez que resultan razonables en atención al mérito y extensión de las tareas realizadas y pautas arancelarias de aplicación (art. 38 LO; arts.6, 7, 9, 19, 37 y 39 de la ley 21.839 y decreto ley 16.638/57).

En atención a como ha sido resuelta la cuestión corresponde imponer las costas de alzada a cargo de las demandadas vencidas (art. 68 CPCCN), a cuyo efecto estimo los honorarios de los letrados intervinientes en esta instancia en el 25%, respectivamente, de lo que les corresponde percibir por su labor en la etapa anterior (art. 14 de la ley arancelaria).

LA DOCTORA GRACIELA L. CRAIG DIJO:

Que adhiero al voto que antecede.

Por lo que resulta del acuerdo que antecede (art. 125 de la ley 18.345) el Tribunal RESUELVE: I) Modificar el fallo apelado, estableciendo como nuevo monto de condena la suma de $308.628,09, monto que llevará los los intereses establecidos en el Acta 2601 del 21/5/14 de esta Cámara, desde que cada suma es debida y hasta su efectivo pago. II) Confirmar en lo restante que decide. III) Imponer las costas de alzada a cargo de las demandadas vencidas. IV) Regular los honorarios de los letrados intervinientes en esta instancia en el 25%, respectivamente, de lo que les corresponde percibir por su labor en la etapa anterior.

Oportunamente, cúmplase con lo dispuesto en el art. 1º de la ley 26.856 y con la Acordada de la CSJN Nº 15/2013.

Regístrese, notifíquese y vuelvan.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: