fbpx

Multa a automotriz por cambiar aseguradora que figuraba en la solicitud de adhesión a plan de ahorro

se-aprob-un-incremento-del-5-en-salariosPartes: Volkswagen S.A. de Ahorro para fines determinados c/ DNCI s/ recurso directo ley 24.240 – art. 45

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal

Sala/Juzgado: V

Fecha: 20-ago-2014

Cita: MJ-JU-M-88223-AR | MJJ88223 | MJJ88223

Multan a empresa que, de forma unilateral y sin previo aviso, cambió la aseguradora que originariamente figuraba en la solicitud de adhesión al plan de ahorro para la adquisición de un vehículo suscripto por la actora.

Sumario:

1.-Corresponde confirmar la resolución de la DNCI que impuso la sanción de multa a la empresa recurrente, toda vez que ésta misma reconoce no haber informado al titular del Plan de Ahorro de un automóvil la modificación de la compañía de seguro que originariamente se había indicado, en infracción al art. 4º de la Ley nro. 24.240, por lo que se encuentra configurada la conducta reprochada.

2.-En el art. 4 de la Ley nro. 24.240 se establece la obligación de (…) suministrar al consumidor en forma cierta, clara y detallada todo lo relacionado con las características esenciales de los bienes y servicios que provee, y las condiciones de su comercialización. ; por su parte, en los arts 3 y 37, segundo párr. , de la mencionada Ley de Defensa del Consumidor, se prevé el principio in dubio pro consumidor en la interpretación del contrato, precepto que exige que en caso de duda las cláusulas cuestionadas sean entendidas en el sentido que ofrezca la adecuada protección a los intereses de los usuarios y consumidores. 3. La Ley nro. 24.240, sus modificatorias y reglamentarias encuentran su fundamento de validez en el art. 42 de la CN., que asegura a los consumidores y usuarios de bienes y servicios el derecho a una información adecuada y veraz, entre otros aspectos que hacen a la relación de consumo.

4.-En el caso, la recurrente no cumplió con el deber de suministrar la información cierta, clara y detallada, en los términos del art. 4º de la Ley nro. 24.240, en la medida en que, con posterioridad a la suscripción del contrato y en virtud de la modificación de la compañía aseguradora efectuada por la parte actora, la contratante del seguro desconocía, principalmente, si se mantenían las condiciones que originariamente había pactado.

5.-No resulta válido el argumento expuesto por el recurrente en el sentido de que el consumidor podía consultar la información necesaria en la página oficial de la accionada y en sus centros de atención telefónica gratuitos, porque, en la práctica, ello exigiría que aquél constatara continuamente si se ha producido el mantenimiento o la modificación de las condiciones originariamente pactadas; en la especie, equivale a exigirle al interesado que durante los 6 años que llevaba de vigencia el contrato ingresara periódicamente a la página web de la empresa sancionada o se comunicara telefónicamente con ella para conocer si hubo algún cambio en el contrato.

6.-La infracción analizada, reviste carácter formal y su sola verificación hace nacer por sí la responsabilidad del infractor, por lo que no se requiere un daño concreto, sino simplemente el incumplimiento de una obligación formal, el que se ha producido en el presente caso.

8.-En lo concerniente al quantum de la multa aplicada, corresponde destacar que la determinación y graduación de la misma es resorte primario de la autoridad administrativa, principio que solo cede ante una manifiesta arbitrariedad, y en el caso, la sanción no resulta desproporcionada en relación a la falta cometida toda vez que se tuvo en cuenta el perjuicio causado para el consumidor, la posición en el mercado del infractor, y que del informe de antecedentes agregado resulta que la recurrente ya registra una infracción a la Ley 24.240 (art. 49 de la Ley nro. 24.240).

Fallo:

Buenos Aires, 20 de agosto de 2014.-

VISTOS Y CONSIDERANDO:

I.- Que, mediante la Disposición Nº 342 del 18 de diciembre de 2013, el Director Nacional de Comercio Interior impuso a la firma VOLKSWAGEN S.A. DE AHORRO PARA FINES DETERMINADOS una multa de pesos cincuenta mil ($50.000) por infracción al artículo 4º de la ley nro. 24.240, de Defensa del Consumidor (cfr. fs. 89/95). Como fundamento, señaló que la empresa imputada no había cumplido con el deber de informar al consumidor en forma cierta, clara y detallada lo relacionado con las características esenciales de los bienes y servicios provistos al consumidor, en los términos del artículo 4º de la ley nro. 24.240; en la medida en que, de forma unilateral y sin previo aviso había cambiado la empresa aseguradora que originariamente figuraba en la Solicitud de adhesión al Plan de Ahorro para la adquisición de un vehículo suscripto por la interesada, que en consecuencia formuló la respectiva denuncia. En este sentido, destacó que de las constancias de autos resultaba que la firma sumariada había omitido informarle a la titular del Plan de Ahorro, durante la vigencia del contrato celebrado entre las partes, cuál era la nueva compañía de seguros responsable de emitir la póliza del seguro de vida establecida en las condiciones generales del contrato. Por las razones expuestas, concluyó que se encontraba acreditada la infracción al artículo 4º de la ley nro. 24.240. En cuanto a la graduación de la multa, tomó en consideración el informe del Registro de Antecedentes agregado al expediente, la actividad desarrollada por la sociedad infractora, la posición de ella en el mercado, los perjuicios resultantes de la infracción para el consumidor, los intereses comprometidos y la naturaleza ejemplar y disuasiva que resulta propia de la medida sancionatoria.

II.- Que, contra tal disposición a fs. 99/108 la empresa interesada interpuso recurso de apelación en los términos del artículo 45 de la ley nro.24.240, replicado por el Estado Nacional-Ministerio de Economía y Finanzas Públicas- a fs. 132/147. En cuanto aquí importa, la recurrente invoca la inexistencia de la infracción por la que fue sancionada, con fundamento en que desde el momento de la suscripción del Plan de Ahorro le suministró a la consumidora toda la información necesaria sobre las condiciones y características del contrato respectivo; en particular, le indicó cuál era la razón social de la «compañía aseguradora vigente al momento de la contratación» (cfr. fs. 103 y 104). Señala que oportunamente le fueron exhibidas las Condiciones Generales del contrato, y le fue explicada la operatoria y el modo de realizar la adjudicación y entrega del vehículo en cuestión; y que la interesada «. suscribió el contrato en cuestión en prueba de su conformidad» (fs. 103). En particular, manifiesta que al momento de la contratación del plan de ahorro, el 30 de octubre de 2004, su parte le informó a la denunciante, mediante el anexo «INFORMACION EXTRACTADA DEL SEGURO DE VIDA», que la compañía de seguros a cargo de emitir la póliza del seguro de vida era Paraná Seguros S.A.; y manifiesta que «luego de varios años», su parte dejó de operar con dicha compañía y pasó a asegurar a los adherentes a los planes de ahorro en la Compañía Aseguradora Federal Argentina S.A. (cfr. fs. 104). Por otra parte, sostiene que «la contratación del seguro de vida es accesorio al contrato de ahorro previo y no hace al carácter esencial del plan de ahorro», pues «tan sólo es una obligación impuesta [a la Sociedad Administradora] en base a la normativa vigente»; razón por la cual, «el adherente debió haber solicitado información a mi representada acerca de la compañía aseguradora y de la póliza oportunamente contratada» (cfr. fs.103vta.). En consecuencia, entiende que no existió incumplimiento de su parte del deber de informar las características esenciales del contrato de ahorro previo; pues «el hecho que se informe o no la compañía aseguradora de turno no hace a la cuestión y no es un tema relevante.sino que todos los adherentes posean efectivamente una cobertura por riesgo de vida» (cfr. fs. 104). Agrega que el adherente, con anterioridad a la suscripción del contrato, el 30 de octubre de 2004, contaba con la posibilidad de acceder a toda la información relativa a las condiciones del Plan de Ahorro en cuestión, ingresando a la página web oficial de Volkswagen y en sus centros de atención telefónica gratuitos. Asimismo, manifiesta que en la oportunidad en que le fue requerida dicha información, recién en la etapa administrativa y con posterioridad al fallecimiento del causante el 21 de octubre de 2010, su parte brindó todos los datos relativos al seguro de vida contratado en resguardo de sus intereses.

Por último, cuestiona que en la resolución que impugna la autoridad administrativa se haya limitado a transcribir las pautas tenidas en cuenta para graduar la sanción que se le impuso, sin brindar ningún fundamento al respecto. Manifiesta que el monto de la multa impuesta deviene arbitrario y desproporcionado, por cuanto esa autoridad no expuso la motivación ni tuvo en cuenta los criterios de graduación de las sanciones que establece el artículo 49 de la ley nro. 24.240. En definitiva, se agravia de la notable desproporción que a su entender existe entre la conducta que se le reprocha y la sanción que se le aplica. A fs. 123 dictaminó el Sr. Fiscal General Subrogante sobre la admisibilidad formal del recurso.

III.- Que, en primer lugar, cabe señalar que en el artículo 4 de la ley nro.24.240 se establece la obligación de «(.) suministrar al consumidor en forma cierta, clara y detallada todo lo relacionado con las características esenciales de los bienes y servicios que provee, y las condiciones de su comercialización.». Por su parte, en los artículos 3 y 37, segundo párrafo, de la mencionada Ley de Defensa del Consumidor, se prevé el principio «in dubio pro consumidor» en la interpretación del contrato, precepto que exige que en caso de duda las cláusulas cuestionadas sean entendidas en el sentido que ofrezca la adecuada protección a los intereses de los usuarios y consumidores (cfr. esta Sala in re «Citibank N.A.», Causa Nº 21.422/97, del 03 de marzo de 1998; Sala II en la causa «Directv Argentina SA c/DNCI Disp. Nº 414/11 (Expte.S01:391180/09), sentencia del 7 de junio de 2012; entre muchos otros). La ley nro. 24.240, sus modificatorias y reglamentarias encuentran su fundamento de validez en el artículo 42 de la Constitución Nacional, que asegura a los consumidores y usuarios de bienes y servicios el derecho a una información adecuada y veraz, entre otros aspectos que hacen a la relación de consumo. La finalidad que persigue este deber de información a favor del consumidor es permitir que el consentimiento que presta al contratar por un producto o servicio haya sido informado reflexivamente, teniendo en cuenta que en ese momento la posición jurídica del proveedor es claramente privilegiada respecto de la del consumidor por su conocimiento respecto de la materia objeto del contrato. Asimismo, dicho deber de información, además de proteger el consentimiento del consumidor, también recae sobre las características esenciales de la ejecución del contrato, es decir que, al adquirir el producto o contratar el servicio, el consumidor o usuario debe ser informado sobre sus riesgos y variaciones (cfr. «Defensa del consumidor y usuario», Farina, Juan M., Astrea, 2004, págs.151/152).

En la especie, cabe destacar que la empresa sancionada negó la vigencia del seguro de vida, con fundamento en el hecho de que al momento del fallecimiento del titular, es decir, el 21 de octubre de 2010 se hallaba una cuota impaga, que recién fue cancelada el día 30 de dicho mes y año. Al respecto la recurrente se limita a afirmar que con anterioridad a la suscripción del contrato la adherente fue informada y pudo acceder a toda la información relativa al Plan de Ahorro en cuestión (cfr. fs. 103/vta.); sin embargo, la sanción impuesta se sustenta en la modificación de la empresa aseguradora introducida por la parte actora con posterioridad a la celebración de dicho contrato, es decir, mientras se encontraba en plena vigencia y cumplimiento. En otras palabras, la empresa sostiene que al momento de la suscripción del contrato informó debidamente, mediante el anexo «INFORMACION EXTRACTADA DE LA POLIZA DE SEGURO DE VIDA» agregado a fs. 73vts. de estas actuaciones, que Paraná Seguros era la compañía de seguros vigente a ese momento, así como las condiciones fundamentales del seguro de vida, pero no controvierte lo afirmado por la autoridad administrativa en el sentido de que no le hizo saber al titular del Plan de Ahorro que con posterioridad a ese momento cambió la compañía de seguros. En tales condiciones, los agravios formulados por la firma sancionada, en tales términos, deben ser desestimados.

IV.- Que, por otra parte, la recurrente reconoce que con posterioridad a la celebración del contrato que vinculaba a las partes, aunque sin precisar en qué año, modificó unilateralmente la compañía aseguradora correspondiente al seguro de vida, sin haberle notificado de dicho cambio al adherente beneficiario de la indemnización correspondiente. Al respecto, cabe señalar que en el artículo 11 de las Condiciones Generales estipuladas en la Solicitud de Adhesión agregada en copia a fs.69/71, se estableció que «El Adherente deberá contratar un seguro de vida colectivo en la Compañía de Seguros indicada por la Sociedad Administradora». De manera que, la obligación de contratar el seguro está impuesta sobre el adherente, y así resulta del anexo «INFORMACION EXTRACTADA DE LA POLIZA DE SEGURO DE VIDA», agregado a fs. 73vta; por lo que resulta relevante que aquél tenga conocimiento efectivo de cuál es la empresa aseguradora que lo ampara y las condiciones de cobertura, en tanto es el beneficiario de la póliza. En efecto, en el particular, al momento de la suscripción del Plan de Ah orro en cuestión se le hizo saber al adherente de dicho plan cuál sería la empresa aseguradora, las condiciones de la cobertura de esa compañía de seguros y declaró aceptar las normas establecidas en la póliza nro. 2895 emitida por Paraná Seguros, que se transcribieron en el mismo acto (cfr. fs. 73 vta.); sin embargo, con posterioridad y unilateralmente, la parte actora modificó la compañía de seguros sin notificarle a la contratante el cambio efectuado en la póliza de la que era beneficiaria, ni las nuevas condiciones en ella establecidas. En consecuencia, la recurrente no cumplió con el deber de suministrar la información cierta, clara y detallada, en los términos del artículo 4º de la ley nro. 24.240, en la medida en que, con posterioridad a la suscripción del contrato y en virtud de la modificación de la compañía aseguradora efectuada por la parte actora, la contratante del seguro desconocía, principalmente, si se mantenían las condiciones que originariamente había pactado; como ser, por ejemplo, si en la nueva compañía y póliza se preveía como causal de terminación de la cobertura individual la circunstancia indicada en el extracto de la póliza, es decir, «cuando el adherente se halle en mora por más de 6 (seis) cuotas mensuales» (cfr. fs. 73vta.), o bien, si la cobertura caduca por el hecho de existir una sola cuota en mora (cfr.artículo 11 de las Condiciones Generales, a fs. 70vta.; en el que se establece que «no podrá ser beneficiario de la indemnización aquel Adherente o Adjudicatario que no se encuentre al día con el pago de sus obligaciones»). Tampoco resulta válido el argumento expuesto por el recurrente en el sentido de que el consumidor podía consultar la información necesaria en la página oficial de Volkswagen y en sus centros de atención telefónica gratuitos, porque, en la práctica, ello exigiría que aquél constatara continuamente si se ha producido el mantenimiento o la modificación de las condiciones originariamente pactadas. En la especie, equivale a exigirle al interesado que durante los 6 años que llevaba de vigencia el contrato ingresara periódicamente a la página web de la empresa sancionada o se comunicara telefónicamente con ella para conocer si hubo algún cambio en el contrato. Por lo demás, resulta necesario destacar que la infracción analizada en autos, reviste carácter formal y su sola verificación hace nacer por sí la responsabilidad del infractor, por lo que no se requiere un daño concreto, sino simplemente el incumplimiento de una obligación formal, el que se ha producido en el presente caso (cfr. esta Sala «José Saporana y Hnos. c. Secretaría de Comercio e Inversiones», sentencia del 25/06/97, «Banco Itaú Buen Ayre S.A. -RDI c. DNCI», del 06/02/07, entre otros). En tales condiciones, toda vez que la recurrente reconoce no haber informado al titular del Plan de Ahorro la modificación de la compañía de seguro que originariamente se había indicado, en infracción al artículo 4º de la ley nro. 24.240, se encuentra configurada la conducta reprochada a la parte actora en la disposición apelada. V.- Que, en lo concerniente al quantum de la multa aplicada, corresponde destacar que en numerosas oportunidades se ha señalado que la determinación y graduación de la misma es resorte primario de la autoridad administrativa, principio que solo cede ante una manifiesta arbitrariedad (conf.esta Sala in re: «Musso, Walter c/ Prefectura Naval Argentina», sentencia del 27/05/97). En efecto, la sanción no resulta desproporcionada en relación a la falta cometida toda vez que se tuvo en cuenta el perjuicio causado para el consumidor, la posición en el mercado del infractor, y que del informe de antecedentes agregado a fs. 86 resulta que la recurrente ya registra una infracción a la ley 24.240 (artículo 49 de la ley nro. 24.240); de manera que no existe mérito suficiente para modificar la sanción impuesta. Por todo lo expuesto, SE RESUELVE: 1) Desestimar el recurso directo deducido por la firma Volkswagen S.A. De Ahorro Para Fines Determinados; y, en consecuencia, confirmar la resolución recurrida. 2) Imponer las costas a la vencida, por aplicación del principio objetivo de la derrota que rige en la materia (art. 68 del C.P.C.C.N.). 3) Regular los honorarios del Dr. Manuel Ignacio Sandoval en su carácter de representante del Estado Nacional – Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, en la suma de ($.); y de los letrados patrocinantes de esa misma parte, Dr. Sebastián D. Alanis y Dra. Julia Luz Borzone, en la suma de ($.), en conjunto (arts. 6, 7, 9, 19 y ccdtes. de la ley 21.839, modificada por la ley 24.432). Regístrese, notifíquese y devuélvanse. Se deja constancia de que el Dr. Guillermo F. Treacy no suscribe la presente por hallarse en uso de licencia.-

Jorge Federico Alemany

Pablo Gallegos Fedriani

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: